Fábulas: 1001 Noches de Nieve

Por
10
1496
 

Edición original: 1001 Nights of Snowfall
Edición España: dic. 2007; Planeta DeAgostini.
Guión: Bill Willingham.
Arte: VV.AA.
Portada: James Jean.
Rotulista: Todd Klein.
Formato y precio: 12,95 € (Cartoné, 144 p.)

 

Post de referencia. Fábulas: La otra vida de los cuentos.

Al mismo tiempo que su comienzo, este mes nos llega la máxima novedad del mundo de Fábulas: el tomo 1001 Noches de Nieve, que preferentemente debe ser leído justo después del último tomo publicado por Planeta en nuestro país [Las mil y una noches (y sus días)], si bien no contiene spoilers mayores y puede ojearse incluso antes de empezar la serie. Publicado en USA en 2006, este tomo rompe con la estructura general de la obra, constituyendo un especial a base de historias autoconclusivas cada una dibujada por un autor. Entre el plantel de los mismos podemos encontrar a dibujantes de la talla de Charles Vess, Brian Bolland, John Bolton, Michael Wm. Kaluta, James Jean, Tara McPherson, Derek Kirk Kim, Esao Andrews, Mark Buckingham, Mark Wheatley o Jill Thompson.

Bueno… ¿y de qué va? La historia se sitúa cronológicamente antes del comienzo de la serie, cuando Blancanieves ejerce de embajadora en el país de las Fábulas Orientales. Allí se encontrará con un Sultán que tiene por costumbre desposar a una virgen cada noche para ejecutarla al amanecer, destino que penderá sobre nuestra heroína. Sin embargo, anticipándose a la Sherezade de Las Mil y Una Noches (que hace un cameo hacia el final del tomo), Blancanieves procederá a contar un cuento cada noche a su captor, al que mantendrá en vilo lo suficiente como para prorrogar su existencia hasta el siguiente ocaso. Así una y otra vez; y para cada cuento, un dibujante distinto plasmando su idea de un mundo de fantasía, formalmente infantil pero temáticamente adulto.

El referente más claro podría ser el Noches Eternas de Gaiman. De hecho, al principio así lo parece. Pero pronto nos daremos cuenta que el genio de Willingham ha concebido el especial como si fuera una precuela en todos los sentidos, explorando en cada historia el origen de uno de los protagonistas principales de la serie (y como ha mencionado en varias entrevistas, sentando las bases para acontecimientos por venir). Tal es así que, a día de hoy, sólo queda por contar la historia de cómo Blancanieves y su hermana escaparon de las garras del Adversario. Esperemos que se saque de la manga otro especial parecido para narrarlo porque éste es sencillamente una delicia.

La gestación

La escritura de las historias que componen el volumen llevó a Willingham cerca de dos o tres años, lo cual exasperó a los editores, que no podían empezar a buscar dibujantes hasta tenerlas listas. Algunos de estos dibujantes fueron propuestos por el guionista (Charles Vess, M. Buckingham), otros por Shelly Bond (la editora de la serie) y finalmente otros fueron incluidos tras hacer una especie de reclutamiento en una convención de San Diego. En palabras de Willingham: “queríamos una mezcla de los grandes autores con los que yo siempre había querido trabajar y de recién llegados que resultara en una colección de diferentes estilos y aspectos”. Como curiosidad decir que James Jean, habitual portadista de la serie regular, se empeñó en hacer una historia a toda costa.

Cabe destacar que la mayor parte de las historias no estaban pensadas para un dibujante en particular, excepto casos muy particulares como los de sus colaboradores habituales: “Sabíamos que James Jean quería hacer una de las historias interiores, así como Mark Buckingham, de modo que algunas de estas historias fueron diseñadas para los artistas que teníamos en mente, especialmente la de Buckingham –le gusta dibujar animales, así que ideé una especificamente hecha a la medida de su fuerte–. Pero con la mayor parte, las historias fueron escritas sin saber específicamente quién iba a dibujarlas. Con Charles Vess por ejemplo, escribí el texto pensando en él para dibujarlo, sin saber si podríamos conseguirlo; pero lo escribí con ese maravilloso estilo de ilustración que él realiza en la mente. Fuimos muy afortunados al tenerlo entre nosotros, pero su agenda no le permitió hacerlo en solitario, por lo que él mismo sugirió a Michael Kaluta, lo que fue una maravillosa sugerencia.”.

Respecto a las dos o tres historias de relleno en el tomo, Willingham se explica así: “Encontraréis un par de historias realmente cortas en el libro, y son las que añadimos cuando le echamos un vistazo y nos dimos cuenta de que habíamos metido una historia larga tras otra. Queríamos romper un poco esa dinámica y entonces añadimos unas cuantas después”.

En todo caso, para el guionista fue una auténtica sorpresa el resultado final:“Cualquier guionista, especialmente uno como yo que ocasionalmente también dibuja, tendrá una imagen en su mente acerca del aspecto que tendrá su trabajo al final. Esta es la primera vez en que he trabajado con otros artistas y el resultado final, en cada caso, supera ampliamente mis expectativas. […] Ellos han ido más allá de sí mismos […] Han trascendido sus propias habilidades y su talento en este libro”.

Las historias

A continuación haremos un repaso general por cada una de las historias que se relatan en este tomo, su protagonista y su dibujante.

Una mujer de lo más problemática (pg. 7-22, 55, 85 136-140). Es el hilo conductor de la historia en sí; es decir, las aventuras de Blancanieves llegando a la tierra de las Fábulas Orientales y el desarrollo de los acontecimientos una vez allí. Está dibujada a cuatro manos por Charles Vess y Michael Wm. Kaluta y no es un cómic propiamente dicho, sino un cuento ilustrado al estilo clásico (texto y dibujos por separado) como puede verse por ejemplo en Stardust.

Lecciones de esgrima (pg. 23-54). Dibujada por John Bolton, con un estilo muy cercano a la pintura que a veces vira al hiperrealismo. Esto tal vez contribuya a crear un dibujo estático, pero unido a la sabia elección de encuadres y expresiones tiende a potenciar cierto carácter onírico en el relato. Destacan los colores planos y nítidos, que proporcionan una imagen muy plástica. Y lo lamento, pero si queréis saber de qué va esta historia tendréis que mirar el spoiler.

Aviso de Spoiler

¿De qué va la primera de las historias? Bueno, la trama es curiosa: una princesa recién casada le pide a su esposo, también príncipe, que le enseñe lecciones de esgrima, al tiempo que se van sucediendo una serie de asesinatos que ponen en peligro las relaciones comerciales y la paz de este reino con los enanos, mineros y habitantes del subsuelo. Nada sospechoso hasta el final, cuando caemos en la cuenta de que los enanos asesinados son 7 y la princesa nos es mucho más familiar de lo que parece.

Las Tartas de Navidad (pg. 56-63). Dibujada por un Mark Buckingham que huye del estilo al que nos tiene acostumbrados en la serie regular. Por un lado el dibujo en sí es más abocetado y, por otro, el color gana en luminosidad y recuerda a la acuarela y el lápiz (potenciando así la imagen de “libro de cuentos”). Aquí se nos cuenta el origen de las fábulas animales (leones, ciervos, etc.), con especial mención para el ambiguo zorro Reynard (visto en Rebelión en la granja).

A vista de rana (pg. 64-71). Dibujada por James Jean, portadista habitual de la serie, esta historia narra el trágico origen de Papamoscas. Jean desarrolla un estilo preciosista basado en la línea de trazo grueso –atención a las ondulaciones– y un color a modo de filtro en escala de grises (con toques de blanco y negro) y verdes, que consigue transmitir la sensación de flashback. Sencillamente genial; diría que es mi historia favorita pero todas son maravillosas. Eso sí: la dureza y la melancolía que aparecen tras leerla pueden dejarle a uno hecho polvo.

El enclenque (pg. 72-84). Dibujada por Mark Wheatley mediante un estilo que combina un trazo grueso, esquemático e irregular con una paleta voluntariamente limitada en la que destacan los colores sucios. Conocemos ¡¡por fin!! la historia del nacimiento y juventud del Lobo Feroz: cómo era el más débil de su camada y, con espíritu de superación e individualismo, acabó por convertirse en el más poderoso de sus hermanos tras masacrar a inocentes y ejércitos enteros.

Amor de madre (pg. 86-88). Dibujada por Derek Kirk Kim. Historia corta que presenta un personaje que –espero que no me falle la memoria– es inédito y no se ha visto en la serie regular. Casi totalmente de relleno.

Diáspora 1 y 2 (pg. 89-97; 112-116). Dibujada por Tara McPherson, que despliega un buen hacer impresionante basado en un diseño estilizado, expresiones simples pero efectivas y una paleta de colores fríos a base de tintas planas. El resultado es un estilo entre gótico y adolescente con gran frescura. El cuento en cuestión nos narra la historia de cómo Blancanieves y su hermana Rosa Roja se encontraban huyendo de las Tierras Natales cuando dieron con la cabaña de Frau Totenkinder. Al contar esta última su historia desde pequeña, el dibujante cambia ofreciéndonos un interludio entre las dos partes del cuento.

La Historia de la Bruja (pg. 98-111). Dibujada por Esao Andrews no por casualidad, pues su labor contrasta con el trabajo de McPherson y a la vez resulta complementario al mismo. El diseño de las figuras es muy estilizado, pero la paleta de colores gana complejidad haciéndose además totalmente cálida y saturada (no en vano entre los trabajos del ilustrador se encuentra el diseño de figuras para tablas de skateboard). Y aunque muchos críticos resaltan cierto componente grotesco en sus trabajos, es igualmente clara la influencia de los grandes paisajistas renacentistas. Por cierto, la historia es la más atractiva intelectualmente hablando: la variedad de historias conocidas en las que ha estado implicada la bruja es impresionante. Y eso que pocos sabíamos quién era hasta La marcha de los soldados de madera. Por otra parte, la narración contribuye a resaltar aún más los paralelismos entre Fábulas y Wicked, Memorias de una bruja mala de Gregory Maguire, una puesta al día en clave adulta y sociopolítica del mundo de El Maravilloso Mago de Oz, con gran éxito en USA (y que conozco gracias al inestimable apunte uno de mis lectores, Cannonball).

Lo que deseas (pg. 117-118). Dibujada por Brian Bolland. Otra historia de relleno que presenta un personaje inédito, en este caso una sirena. Demasiado corta como para analizarla. Curiosidad: el personaje de Mersey Dotes proviene de una canción popular que, creo recordar, era cantada por Leland Palmer en el noveno episodio de Twin Peaks (primero de la segunda temporada); la canción dice así: OH! mersey dotes and dosey dotes and little lambs eat ivy

Un reparto justo (pg. 119-135). Dibujada por Jill Thompson. La historia del Rey Cole y su encuentro con gran parte de los animales de la granja (como los tres ositos o los tres ratones ciegos) es, en una palabra, DE-LI-CIO-SA. Constituye además, prácticamente, la única historia para niños de todo el libro y el estilo infantil de Thompson, colorista y desenfadado así lo corrobora.

Para saber más

Entrevistas a Willingham en Newsarama y en Comic Book Resources a propósito de la obra.

Excelente artículo de mi compañero Sergio Robla para Zona Negativa y otro aún mejor de Mar para Entrecomics, ambos a propósito de la edición en USA del tomo.

Última actualización de este artículo: 23 de enero de 2010

10 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Talphin
Lector
7 diciembre, 2007 12:21

Ayer me lo leí y me ha encantado. Algunos dibujantes hacen un trabajo espectacular (John Bolton y Tara McPherson especialmente).

fletcher
7 diciembre, 2007 14:01

Yo me lo pille hace ya tiempo via AMAZON…me encanto y ha hecho que me enganche a Fabulas cosa mala…otra serie mas…uff

Fletcher!!

Juanjo Palacios
7 diciembre, 2007 15:56

Gran repaso del mejor cómic que sale a la venta este mes.

Mar
Mar
7 diciembre, 2007 18:57

Hola!!

La verdad es que es una manera de meterte en el mundillo de las Fábulas si no las conoces, y si es que sí, te acerca mucho más a los personajes y a por qué actúan según como en determinadas ocasiones…

Besitos

P.d. Muchas gracias!! ;-D

el cuñao de Rocky
el cuñao de Rocky
9 diciembre, 2007 10:36

Si esta historia se puede leer sin necesidad de conocer las otras historias de fábulas me lo voy a comprar porque esta colección me la han recomendado mucho y siempre tiene buenas críticas.
A ver si consigo los anteriores tomos tambien.
Gracias por la información.

Phantomas
Phantomas
Lector
10 diciembre, 2007 10:38

Leido el fin de semana…

Personalmente me quedo con el dibujo de James Jean, porque además tenía ganas de verle en algo más que las portadas.

Y en cuanto a historias, la más interesante es la de Frau Totenkinder, porque además de ser la que combina más cuentos tradicionales, sugiere posibles puntos de desencuentro (o de alianza) entre ciertas fábulas para el futuro…

Eso sí, a pesar de ser una lectura amena y entretenida, estoy impaciente por leer más de la serie principal, que la historia está de lo más interesante