Valiant: Grapas de Medusa y USA #10

Regresamos a la sección de las grapas que Medusa publica sobre Valiant Comics, pero con un añadido, reseñamos también The Visitor, la última novedad USA de la editorial.

Por
2
774

Llevábamos unos meses, desde septiembre, sin volver a esta sección y tras 10 ediciones en poco más de un año no nos queda más remedio que echar el cierre y agradecer a vosotros, lectores y lectoras, vuestras visitas y participación, siempre muy agradable. Nononono, un momento, ¿qué ha pasado?, pues sí, pensaba cerrar esta sección, el mes pasado finalizaba X-O Manowar, este mes Medusa ha adelantado el final de Bloodshot Espíritu Renacido, siendo la serie de Amanda la única grapa que les queda y me preguntaba: ¿Volverá la grapa a Medusa?, no lo parecía a corto plazo, teniendo en cuenta que desde Medusa tardaban poco en traer las series, apenas 2 o 3 meses, y Psi-lords iba ya por el número 7, Bloodshot por el 4, antes de empezar Rai había que sacar Fallen World… y ¡sorpresa!, en febrero volverán a contar con cuatro series en grapa al mes, precisamente las antes mencionadas, así que seguiremos por esta sección. Solo queda ver la cadencia, pero continuaremos por aquí hablando de las grapas según cierren arcos o se estrenen, por lo que volvemos en febrero. Personalmente me alegra mantener esto no solo por lo que pueda escribir sino también como vía de comunicación en los comentarios. Pero hay algo más.

Repasemos un poco el estado general:

Dentro del formato en tomo rústica de Valiant, ya han salido en Estados Unidos o están a punto de salir los tomos de KI-6: Killers, Doctora Mirage y Fallen World, este anunciado para febrero, que serán los que veremos publicados por aquí los próximos meses, además de las miniseries anunciadas de Quantum and Woody, The Visitor y Doctor Tomorrow, que nos acabarán llegando en ese mismo formato, con lo que hay tomo para rato, suponemos que seguirán, más o menos, a rústica por mes.

Para concluir y ya completando toda la información sobre Valiant en España digamos que a Medusa le quedan tan solo seis tomos en formato de lujo para tener todo Valiant publicado por ellos, cinco de los cuáles contienen material inédito en España. Estos seis son el segundos de Bloodshot, para febrero y coincidiendo con el estreno de la película, Harbinger, Archer & Armstrong, Quantum y Woody, más el tercero y el cuarto de X-O Manowar.

¿Y qué novedades nos vienen desde el otro lado del charco? Pues que ya en marzo veremos la nueva serie de X-O Manowar, anunciada y retrasada desde hace tiempo pero enmarcada en una nueva época para la editorial: “Year of the hero”, pero antes tenemos en enero la nueva serie de Quantum y Woody y en febrero la de Doctor Tomorrow. Así que, en lugar de cerrar la sección, la vamos a hacer un poco más grande. A partir de ahora incluiremos una minireseña de los números 1 que hayan salido en USA esos meses. ¡Sin spoilers! por supuesto, la cual encontraréis al final de esta entrada. Empecemos:

X-O Manowar nº 19 al 26 y fin

La última vez que habíamos hablado de esta colección nos habíamos quedado en su número 18, ahora toca enfrentarnos al final de la etapa de Matt Kindt, una etapa que consiguió hacer lo impensable, igualar lo que había logrado el anterior autor Robert Venditti, una de las mejores historias del subgénero de superhéroes de la actualidad, haciendo que X-O Manowar sea una de las dos mejores series longevas del momento (ahí está Invencible y nada más). Entre los dos volúmenes, la colección alcanza los 76 números (obviando especiales y eventos del mismo nivel) y ¿de cuántas series se puede decir algo así? de pocas, en este siglo de casi ninguna.

Para cerrar esta historia Matt Kindt utiliza los ocho últimos números para contar dos arcos argumentales, mitad para cada uno, que sigue la historia de Aric de Dacia de nuevo en la Tierra, buscando su lugar tras su aventura en el planeta Gorin y su participación en las Harbinger Wars II. En la primera historia, titulada Agente, el guionista toma una decisión curiosa, regresar a personajes de Unity y Eternity. Sus primeras historias para Valiant fueron junto a Venditti en un cruce entre X-O Manowar y Unity, serie que estrenaba el propio Kindt y que escribiría hasta el final de la misma, lo cual a su vez era el primer contacto con Aric, con lo que este personaje le ha acompañado en toda su andadura por la editorial. Aquí vemos a la Coronel Capshaw, enlace de Unity y de X-O Manowar con el estado, que busca a Aric para ayudarle con un artefacto extraño que apareció en el desierto australiano, ¿qué había aparecido antes allí?, el ser conocido como Divinity, ¿quién aparece ahora?, Atom-13 y El Cartógrafo, el primero salido de Eternity y el segundo de Divinity.

Divinity fue una serie bastante personal de Matt Kindt para Valiant, un personaje nuevo aunque basado en uno de la antigua encarnación de la editorial, Solar. Sobre Divinity Kindt y Trevor Hairsine hacían una trilogía, absolutamente recomendable, que acababa en un último tomo más, titulado Eternity, donde también presentaba a Atom-13, otro personaje nuevo también basado ligeramente en uno antiguo: Magnus, Robot fighter. De esta forma el guionista utiliza estos cuatro números de X-O Manowar para cerrar una trama que había quedado algo colgada en Eternity sobre sus personajes secundarios, a la vez que da un apunte final sobre la relación entre Aric y el Capshaw. Ahora, con perspectiva, ya notamos que Matt Kindt se está despidiendo de la colección y de la editorial, ¿será algo temporal?, nunca se sabe, pero lo cierto es que Kindt sigue dejando algún cabo suelto perfecto para seguir adelante. Para este arco el dibujante es Juan José Ryp, que da el arte al que nos tiene acostumbrados, un autor que siempre crea obras por encima de la media.

Llegamos al final, bajo el título Héroe y con el dibujante que iniciara esta etapa, Tomas Giorello, y no es el único que vuelve, también tenemos a los cazarecompensas que atacaron el planeta Gorin y ahora, en venganza por lo allí ocurrido, van a por nuestro protagonista, lo debilitan, hacen que su armadura empiece a fallar, pero no llegan solos, tras ellos aparece Schon, la amante de Aric en aquel planeta, dispuesta a ayudarle. Para esta última historia los autores nos presentan tres números de pura acción, un no parar de disfrute armamentístico y de luchas cuerpo a cuerpo que pretende dar más fuerza a unos personajes que habían llamado la atención dentro de su historia y que no habían desarrollado demasiado. Pero, aun con el mismo título, se reservan un último número que hace la vez de epílogo, en él Kindt hace que las tramas creadas en personajes secundarios de aquí y de Unity tomen un cariz más importante a nivel galáctico, vuelva o no Kindt a Valiant lo que está claro es que ha querido dejar huella más allá de sus guiones y la editorial se lo ha permitido. En su despedida dejan a Aric como un héroe, por fin lo vemos salvando gente sin más motivación que hacerlo, y lo ponen en una situación bastante cómoda para los siguientes autores. Pero de ello hablaremos en unos pocos meses, esperemos que para bien.

Bloodshot Espíritu Renacido nº1 al 8

Si el pasado mes de noviembre asistíamos al final de X-O Manowar, este mes desde Medusa se han apresurado a sacar los dos últimos números de la miniserie Bloodshot Espíritu Renacido, para poder salir en febrero con la nueva serie de Bloodshot por Tim Seeley y Brett Booth, motivados por el estreno de la película de Vin Diesel. La que aquí tratamos era una miniserie de 8 números de autores variados. Comenzaba con una premisa escrita por Zac Thompson y Lonie Nadler, autores de series como The Dregs, Cable o La era de Hombre-X, pero que desarrollaba Kevin Grevioux (actor y guionista de televisión) aunque los últimos números caen en manos de Eliot Rahal, que ya trabajó en Valiant con las series de Quantum + Woody! y Ninjak contra el universo Valiant, y lo cierto es que, aunque la serie dista de ser “mala”, estos cambios no le hacen un gran favor, menos después de venir de una etapa tan asombrosa como fue la de Jeff Lemire en el personaje. Se nota que esta serie es un relleno para prepararnos para la siguiente, con la que Valiant hace una fuerte apuesta.

Si ya hay cambios en los guionistas lo de los dibujantes va un poco más allá, empezamos con Ken Lashley, que se ocupa de los tres primeros números, Harvey Tolibao lo sustituye en el cuarto para seguir con John K. Snider III que hace lo propio con el quinto y el octavo, mientras que del sexto y séptimo es Rags Morales el que se ocupa. Esto lastra aun más la narración, para más inri hay por medio páginas de otros artistas, que por separado pueden resultar interesantes pero no queda muy bien en conjunto. En resumen, si buscamos unos sucesores para la etapa de Lemire, aquí no están.

Sin embargo el cómic consigue ser entretenido, probablemente entre lo peor que hay de Valiant, pero se salva por dar acción y mostrarnos un pedacito del origen del personaje. Se trata de una serie que va al pasado y recuerda un poco a la primera colección de Bloodshot en la actual Valiant, pero, sin ser una mala lectura, no es muy recomendable y aporta poco a nuestra estantería. Como no continúa la historia allí donde Lemire la dejó, sino que va al inicio, podemos prescindir de ella, pero si nos apetece ver a la máquina de matar en plena acción puede hacernos pasar un rato divertido.

La historia juega con lo que es real y lo que sucede dentro de la mente de Bloodshot, lo que vemos es algo que ya sucedía al principio de la primera serie de Bloodshot, cuya reseña podéis encontrar aquí, diversos científicos metiendo recuerdos falsos en su cabeza para poder utilizarlo en diferentes misiones. Así al principio nos encontramos con la vida de Angelo Mortalli, en referencia a la identidad del Bloodshot de los 90, luego la de Vernon Krieg y así seguimos mientras que el hilo argumental lo llevan algunos de los científicos del Proyecto Espíritu Renacido, hasta que creen dar con el implante adecuado y lo sueltan en una misión, dando como resultado que Bloodshot se escapa. Ahí entran los HARD Corps, el equipo que conocemos como anti-psiots, la fuerza de choque del PER y poco a poco va tomando forma. Es aquí, hacia la mitad de la serie, donde la trama mejora, justo donde entra Eliot Rahal a escribir la serie, primero con Grevioux y luego solo, e introducen al personaje de Ray Garrison, la que se supuso durante un tiempo que era la verdadera identidad de Bloodshot.

La serie está bien trabajada e insertada como pasado del personaje con multitud de referencias, pero tiene tres problemas, no cuenta nada nuevo, es algo plana y predecible, y viene después de una etapa como la de Lemire, que resultó asombrosa, una de las mejores obras del autor, que no es poco, y las comparaciones son inevitables. El final no nos enlaza con la primera serie del personaje, pero llena algunos huecos, lo suficiente como para que no necesitemos saber más entre ambas, en ese sentido cumple su objetivo, pero se queda como un producto entretenido muy por debajo de la calidad media de la editorial.

Livewire nº 5 al 8

Este mismo mes finalizó el segundo arco argumental de Livewire, con la guionista Vita Ayala narrando la vida de Amanda McKee ahora que es considerada una terrorista por gran parte de los gobiernos del mundo, tras los sucesos de las Harbinger Wars 2. Pero el principal cambio con respecto al anterior tomo viene en el dibujo, si antes teníamos a Raúl Allen y Patricia Martín ahora entra Kano, es decir, con estos hacen ocho números de una calidad indiscutible por algunos de los mejores artistas de la editorial… ¡y del cómic actual!. Siempre ha sentido una gran admiración por el trabajo de Kano, me parece uno de los mejores narradores de la actualidad, su dibujo es fresco, tiene mucha capacidad para jugar con las páginas y una gran capacidad para meter al lector dentro del cómic. Es uno de mis artistas favoritos del momento así que, desde un punto de vista totalmente subjetivo, solo puedo decir que estos cómics merecen la pena ya solo por mirar los dibujos.

Pero detrás hay una historia y la parte del guión viene por otra artista que también está llamando mucho la atención durante este año. Vita Ayala ha realizado trabajos muy buenos para Black Mask (The Wilds) o Marvel (Prisionero-X) y aquí se consigue hacer con un personaje nada fácil, Livewire tiene su historia en Valiant y, a pesar de no protagonizar ninguna serie, sí que tuvo papeles importantes, primero en Harbinger por Joshua Dysart, luego en Unity, donde se encontró con el autor que más la había desarrollado en la editorial, que prácticamente la modeló, Matt Kindt, el cual la escribió en el evento antes mencionado, pero antes de eso se ocupó de ella Daniel Kibblesmith en la magnífica Secret Weapons. Todos ellos la trataron siempre en un entorno predeterminado y compartiendo aventuras con otros héroes de Valiant, nunca enfocando su propia historia sino metiéndose en la de los demás, de ahí que la losa cualitativa que pesa sobre Ayala en esta serie es considerable. Sin embargo ya en el primer arco demostraba estar a la altura, dando una de las series más interesantes de la Valiant actual. Con dibujantes como los que aquí trabajan no podía ser menos.

En el anterior arco Amanda se enfrentaba a temas de su pasado en la fundación Harbinger, mientras lidiaba con su condición de fugitiva. Ahora aparece una nueva organización, el Programa de Seguridad y Educación Psiot, que, tomando una vez más como referencia (algo retorcida) de los mutantes de Marvel, presentan una escuela donde los padres de los psiots activados por Peter Stancheck, en las Harbinger Wars 2, los llevan para ser educados en sus poderes, autorizados por el gobierno y con la intención de convertirlos en útiles para la sociedad, pero su concepto de “útil” será curioso y es ahí donde entra Livewire. Los autores proponen una historia en la que la información se nos da con cuentagotas, haciendo partícipe al lector sobre dónde debe posicionarse, palabras como “secta” o “niños soldado” salen de la boca de Amanda pero la organización solo parece querer ayudar a gente sin familia o recursos. Está todo narrado con calma, hay un buen equilibrio entre acción y pensamiento, se tarda algo en ver los puntos oscuros, la parte de los personajes se alterna con imágenes de televisión o de redes sociales que nos muestran la manipulación mediática, pero también los muchos puntos de vista y con ello consiguen que este arco sea considerablemente mejor que el anterior.

RESEÑA U.S.A.: The Visitor nº 1

La semana pasada Valiant estrenaba una nueva miniserie titulada The Visitor, la cual se compone de 6 números, es decir, aquí llegará en tomo. The Visitor era un personaje de 1995 en la Valiant original, creado por Bob Layton y Bernard Chang, que primero se enfrentaba a los héroes para acabar ayudándolos. Su identidad era muy importante y resultó ser un personaje bien conocido en la editorial, evidentemente en este primer número no lo revelan y, al igual que ha ocurrido con otras series de la editorial, seguro que esta nueva versión será alguien diferente, no obstante aquí no lo desvelaremos por si alguna persona quiere volver a esos años noventa y disfrutar con el misterio.

Lo que aquí nos encontramos es un primer número con un toque bastante clásico, un cómic de acción con muchas explosiones pero que nos ofrece un misterio lo suficientemente atractivo como para dejarnos con ganas de más. El protagonismo se mueve entre los directivos de Cornell Tech, empresa atacada por nuestro visitante, y una policía que sigue la pista de lo que, para sus jefes, parecía un ataque terrorista. Mientras que el visitante se mueve en las sombras, aquí ya se ve la gran diferencia con el personaje de los noventa, mientras que el otro era algo más cercano al estilo de Superman, este visitante se asemeja más a un héroe callejero, no se ven poderes pero sí algo de armamento y gadgets variados.

Como guionista debuta en la editorial una figura muy importante, Paul Levitz, un hombre que entró en DC en los setenta y apenas salió de allí, llegando a ser presidente ejecutivo de la misma. Y se nota que aquí hay un regusto clásico, el guión, aun con tópicos, resulta atractivo y dinámico, haciendo que la historia acabe por ser más interesante de lo que podía parecer en un principio. Eso sí, de momento no encaja con nada del universo Valiant, aparenta ser autónoma, pero eso lo veremos más adelante. Pero si algo me ha sorprendido de este número es el dibujo, MJ Kim es una artista con un toque manga que me encajó bastante bien en la serie de Faith, pero no sabía si su estilo encajaría en una serie de este tipo, estaba totalmente equivocado, MJ Kim mejora mucho en comparación con su trabajo anterior para la editorial, llegando a tener páginas muy interesantes, precisamente aquellas en las que hay acción.

Conclusión, el número está bastante bien, narra poco para poder llegar a una correcta valoración y parece tirar de tópicos, pero de momento resulta muy entretenido.

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Igor Álvarez MuñizVictor Vt Recent comment authors
Recientes Antiguos
Victor Vt
Lector
Victor Vt

Gracias Igor por no abandonar la sección, los que seguimos valiant lo agradecemos.
Por otra parte, para mi también fue una sorpresa las novedades de medusa para 2020, no esperaba tanto en grapa, y lo agradezco, es un formato que me gusta y desde medusa lo hacen genial, tenemos grapa, rústica y deluxe, que más se puede pedir.
Espero con ansia todas y cada una de las nuevas series y ojala que tengan todo el apoyo posible para que lo sigan haciendo igual de bien que hasta ahora.
Feliz 2020 comiquero a todos