V de Vigilantes: Un héroe se construye (Parte I)

Por
30
1285

“Un héroe no nace, se construye”, supongo que muchos os acordaréis de esta frase que fue una de las promocionales de la primera película sobre el hombre de hierro que se estrenaba hace casi justo dos años (el 30 de abril de 2008). Ahora tenemos recién estrenada la segunda parte y es el momento perfecto para recordar a Tony Stark y su armadura roja y dorada.


El lunes pude ver la segunda película y debo decir que me entretuvo y me gustó a partes iguales (ya realizaré una crítica personal más extensa próximamente). Aunque ahora las expectativas eran enormes (y se han cumplido satisfactoriamente, en parte), no lo fueron tanto en aquel primer momento, cuando Jon Favreau, Robert Downey Jr., Gywneth Paltrow, Jeff Bridges y compañía nos ofrecían una de las mejores adaptaciones de las viñetas a la pantalla grande realizadas hasta la fecha.


Desde el principio, desde ese minuto cero de Iron Man se percibe el tono que iba a tener la película, un tono socarrón, atractivo, activo, desenfadado y profundamente respetuoso con el material original de los tebeos. Robert Downey Junior quizá no sea un “hombre de hierro” pero, desde luego, es Tony Stark. Borda su papel, ha nacido para interpretar a este millonario e inteligente playboy del universo Marvel. Es capaz de captar todos los matices que tiene el personaje (y que Favreau conoce a la perfección).

Algunos fans se pudieron quejar entonces porque Tony no aparece todo el rato “enlatado” en su armadura roja y dorada, pero sí una cosa quedaba clara ya en esa primera entrega es que Iron Man no era sólo la máquina, sino también el hombre.


Esta semana, en cambio, no dedicaré este espacio, este “V de Vigilantes”, al hombre dentro de la armadura, sino a la propia creación, al propio “traje” del vengador rojo y dorado, que ha sufrido modificaciones y cambios a lo largo del tiempo (lógicamente adaptándose a las diferentes épocas y las evoluciones tecnológicas).


Este tema estará formado por dos entradas combinadas, una esta semana y otra la siguiente, en las que haré un mirada retrospectiva por las diferentes armaduras de Iron Man. Hoy aparecerán por aquí las diferentes versiones principales de la armadura clásica, mientras que la semana próxima revisaremos otras armaduras relacionadas con Iron Man (como el Hulkbuster, el Thorbuster, Máquina de Guerra, Iron Spider o Iron Patriot). Comencemos por el principio.


“No es el hombre, es la máquina”

En la Edad Media todos los caballeros iban a la guerra fuertemente armados. Protegían sus cuerpos con poderosos y pesadas armaduras metálicas. Cuando la maldad y la guerra se extiende por todos los confines del planeta, hacen falta nuevas órdenes de caballería que defiendan a los inocentes y que se rijan por los antiguos ideales. Hablemos de sus armaduras.


La primera vez que el hombre de hierro aparece en una historieta es en 1963, en el mítico número #39 de Tales of Suspense; más tarde compartiría cabecera, bajo el mismo título, con el Capitán América, que se convertiría en su mejor amigo hasta la cercana Civil War (acaecida el año pasado y que derrumbó los cimientos del universo Marvel). Los dos ejemplifican los ideales de honor y valentía que deben regir a todo caballero. Mientras que Tony Stark (Iron Man) llevaba una armadura, Steve Rogers (Capitán América) acudía a la batalla con su inseparable escudo.

La armadura de Iron Man ha sufrido a lo largo de estos 45 años cambios sustanciales, tanto de diseño externo como de prestaciones. Inicialmente concebida como soporte vital, cuando Stark solventó sus problemas de corazón, el traje de hierro ha pasado a cumplir, sólo, la función de potenciar sus capacidades.


El modelo original (llamado Mark I), tal como aparece en el mencionado número 39, es una armadura muy rudimentaria. Su realización se llevó a cabo con los materiales que, en aquel momento, Tony tenía a mano. Era de un color metálico bastante simple y daba la sensación de androide. A los ojos de los lectores no resultaba muy agradable, aunque tampoco se pretendía eso en una época en la que la editorial publicaba, mayoritariamente, tebeos sobre monstruos.


Stark sería una especie de Robinson Crusoe, un hombre que se ha construido a sí mismo, un moderno Prometeo que ha luchado contra la adversidad y que armado con su inteligencia e ingenio es capaz de enfrentarse a los problemas que van surgiendo. Su verdadero poder reside en su intelecto, aunque se manifiesta en su armadura.

La Mark II es la evolución inmediata de la primera y viene motivada por el rechazo inicial de los ciudadanos al verle vestido con la primera versión, parecía más un villano que un héroe. Por ello, decide pintarla de dorado. Desde entonces se le conocería como The Golden Avenger. En esta época debutan los héroes más poderosos de la tierra, Los Vengadores, con Thor, Hulk, El Hombre Hormiga, La Avispa y el propio hombre de hierro.


El modelo más popular es el Mark III, mucho más estilizado y con la incorporación del color rojo al conjunto. Es el más conocido de la etapa clásica del personaje como vengador. Su primera aparición data de 1963, en Tales of Suspense #48. Tony decide crear una armadura más ligera, práctica y maniobrable.


La siguiente armadura en importancia es la llamada Mark V, una de las más recordadas, la armadura clásica. Fue un modelo que se mantuvo durante 200 números de su colección. Aunque aparentemente es similar a la Mark III, esta armadura contiene los mejores sistemas para enfrentarse al crimen. Las siguientes, VI y VII, son pequeños retoques de ésta.


Durante la época de las Armors Wars, Tony se tuvo que enfrentar a todo villano de Marvel que poseía una armadura cibernética. Pero no lo hizo enfundado en su armadura clásica, sino que utilizó una en la que el color dorado dejaba paso al plateado. Con esta armadura, la Mark XII, se le llamó Centurión Plateado. Con ella se enfrentará a Obadiah Stane y su Iron Monger en el año 1985.


Tras la guerra de las armaduras (que en EE.UU se llamó Stark Wars, para jugar con la fonética…) la Mark XII quedó destruida y Stark rediseña su nuevo modelo basándose en la clásica, con sus colores rojo y dorado incluidos. La Mark XIV incorpora mayor potencia de fuego y autonomía. Debuta con ella en 1987 y se la conoce popularmente como el modelo “neo-clásico”. Hasta la Mark XXII, todas son pequeñas variaciones.


La Mark XXII es la que se diseñó para dar al personaje de Iron Man un nuevo estilo en los años noventa durante el experimento Heroes Reborn. En aquel entonces el mundo del cómic estaba en crisis y Marvel en particular decidió resetear su universo. Todos sus héroes fueron dados por muertos y terminaron existiendo en un universo de bolsillo creado por el hijo de Reed Richards y Sue Storm, de los Cuatro Fantásticos. La variación que tenía esta nueva armadura eran unos innovadores propulsores colocados en la espalda de Stark, con ello se buscaba dotar al personaje de un look más moderno y desenfadado. Esta armadura se conoce como la “Prometheum Armor”.


Al regresar Iron Man al universo Marvel habitual en la etapa de Heroes Return, un año después de Heroes Reborn, se realiza un rediseño más. Tomando como base el casco del Mark III de los años sesenta como inspiración aparece esta armadura, Mark XXIII, que es conocida popularmente como la “retro-armadura”. En los siguientes años, a pesar de las ligeras modificaciones y puesta a punto realizadas por Stark, este modelo sobrevivirá más o menos inalterado hasta la armadura Extremis.


La Mark XXIV surge en la etapa de Warren Ellis, en 2006, y es la que se conoce como “armadura Extremis”, diseñada por Adi Granov (quien también ha participado en los diseños de las armaduras cinematográficas). Esta armadura consiste en un virus nanotecnológico que infectó a Stark y lo convirtió en una especie de cyborg permitiéndole fusionar la armadura a su cuerpo. Es la armadura más evolucionada tecnológicamente hablando, hasta la fecha. Gracias a ella el bueno de Tony tiene un factor curativo y mejores habilidades físicas. Es la armadura que se tomó como base estética para la que hemos podido ver en el cine, siendo una de las versiones más poderosas y más atractivas del personaje. Mantiene muchas de las características clásicas, así como los colores rojo y dorado.


Ryan Meinerding y Matt Fraction han sido los encargados de diseñar la siguiente gran armadura de este vengador de hierro. Esta nueva versión del “traje” viene de la mano de la nueva película, aprovechando el tirón que siempre aporta el cine. Para llamar la atención de los lectores han preparado esta nueva armadura para “estrenarla” en el Invencible Iron Man #25, que ha sido el número americano de abril. Las diferencias son claras y continúan en la línea de los anteriores cambios en la armadura. El propio Fraction explicaba en Marvel.com de dónde habían sacado la inspiración: “La inspiración del nuevo diseño provino de pensar en un Iron Man más elegante, más ligero y delgado”; y continúa: “Si la tecnología es cada vez más pequeña y más ligera, era claro pensar que Iron Man debería hacer lo mismo, debería ser más ergonómico y más aerodinámico. Nosotros buscábamos algo que fuera elegante y brillante al igual que uno de esos coches deportivos que Tony Stark codicia. Me gusta mucho como ha quedado. Sentimos que es el siguiente paso evolutivo en el diseño del hombre de hierro”.


Seguramente sea el siguiente paso en ese camino de diseño, pero desde luego no será el último. Tony Stark siempre se ha distinguido por adaptar y rediseñar su armadura a lo largo de su colección y en función de los diferentes entornos, situaciones o villanos a los que se tenía que adecuar para hacer frente. Siguiendo esta premisa han poblado las viñetas del cómic protagonizado por el hombre de hierro (y también las páginas de “Los Vengadores”) muchas armaduras características, de ellas y de las otras armaduras diseñadas por Tony (y por los autores, guionistas y dibujantes, por supuesto) hablaremos largo y tendido la semana próxima. Ya sabéis que un héroe no sólo nace, sino que también se construye.


Nos leemos.

30 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Héctor
5 mayo, 2010 8:37

a mí me gustaba la Silver Centurion, aunque eso sí, por contraste con las otras

la armadura clásica era estupenda… en muchos aspectos, no se ha mejorado gráficamente –parecía más un “disfraz” que una armadura (por lo ceñida, y estilizada), pero cada vez que Tony abría su maletín y aparecía la armadura por piezas… bueno, era impagable ^^

desde luego, las mejor diseñadas son la Extremis y Mark III (en la película), donde se ve el excelente trabajo de Adi Granov –muy bien entendido el toque “mecha” y el superheroico

…la última, podría ser una buena armadura para ocasiones especiales, pero no me avaba de convencer para verla contínuamente: se han perdido las hombreras, hay demasiadas lucecitas, y han entremezclado mucho las piezas rojas y amarillas –de todas formas, quizá termine acostumbrándome, es cuestión de verla funcionar ^_^

postdata: madremía, qué buena es Iron Man 2

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
5 mayo, 2010 9:22

De la nueva se ve su razón de ser en el #25 de Invincible Iron Man, que por otro lado no acaba de convencerme en cuanto al camino que toma para el personaje.

Mi armadura favorita sería la clásica, pero le tengo mucho cariño a la armadura “modular”, por esas fechas me reenganchaba a los cómics ;). Creo que en el artículo deberían aparecer ésta y la telepresencia, y alguna mención de pasada a la armadura de “Tin Man” (o Camión Man,jeje) y la “Heroes Reborn sin tubos de escape” XD

JL
JL
Lector
5 mayo, 2010 9:40

Silver Centurion molaba porque Ironman parecia más “cachas” XD

La nueva me gusta, tiene una pinta mas estilizada y futurista a los tiempos que corren. Y me recuerda mucho a la estetica de la saga ZOE http://www.creativeuncut.com/gallery-06/zoe2-dingo-egret2.html de Kojima

RAMIUS
RAMIUS
5 mayo, 2010 10:00

Gran artículo, felicidades. Que ganas de leer la segunda parte relativa a las “otras” armaduras de la factoría Stark; desde Máquina de Guerra a la que diseñó para el Capitán América o Spiderman.

waspym
waspym
5 mayo, 2010 10:16

entre centurion escarlata y la neo-clasica falta una, la que aparece en el dibujo de “armorer”. ademas como insinuas en algunas, cada una va ligada a un estado de stark, por ejemplo con la neoclasica estaba paralitico….tambien podias mencionar cuando el mandarin le corta con su rrayo los dos piquitos de la frente mark III, o cunado llevaba natriz en la mascara!!!
muy buen articulo!!!!!!!!!!!!

Goku_Junior
Lector
5 mayo, 2010 10:43

Gran articulo, la verdad es que solo conocía las dos últimas versiones y las dos primeras (unas por actuales y las otras por miticas). El detalle de ir modernizandose con los años es algo que más de un superheroe debería apuntarse. Otros han cambiado de disfraz pero siempre vuelven al antiguo.

¿Soy el único a quien le gustó el traje de Iron Spider?

John Space
John Space
5 mayo, 2010 10:48

Ha llamado Philip K. Dick. Quiere saber si Stark todavía es humano (aunque muchos lo dudamos).

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
5 mayo, 2010 10:50

“¿Soy el único a quien le gustó el traje de Iron Spider?”
Nope, pero yo siempre he sido mas del traje negro, ademas, no termine de entender lo de las 3 patitas que salian de la espalda, normalmente las arañas normales pierden una pata (cuando no mas) por aparearse…

Ocioso
Ocioso
Lector
5 mayo, 2010 11:14

Goku_Junior ha dicho:¿Soy el único a quien le gustó el traje de Iron Spider?

Sí.

Armaduras feas las ha tenido a montones. Para mí la peor es la plateada de los 80, con esas hombreras tan…ochentas. La de la nariz también era horripilante y duró una buena temporada. El modelo neoclásico, con cuernos saliendo del foco que lleva en el pecho (¿pa qué?) es un avance del barroquismo hortera que imperó en los 90, con macarradas como la Prometeum (¿Tiene piernas o un manojo de cables?)
La armadura Extremis quizas sea la mejor hasta el momento: sencilla, con la distorsión mínima de la anatomía, y una textura que apetece acariciarla.
Pero claro, como lo bueno no podía durar demasiado, vuelve la complicación innecesaria y las lucecitas, no se si por la evidente deriva que está tomando la editorial a los modos de los 90, o porque un juguete que necesita pilas para iluminar esa verbena se puede vender mas caro.

marc
marc
Lector
5 mayo, 2010 11:33

¿en serio hay un villano llamado Iron Monger? ¿en serio?
lástima que no tengamos un “Padre de Familia” hecho en españa. porqué ese nombre tiene tela…

_Carmen_
_Carmen_
5 mayo, 2010 11:59

Muy buen articulo Diego, me imagino que en la segunda parte de este incluiras las otras armaduras que hizo pero que uso poco (ya que las necesitaba para un momento especifico) como la espia, la espacial de la guerra Kree-Skrull,etc 

Creo que la ultima armadura (la que tiene tantas luces) es para ayudar a Stark, porque no esta al 100 por 100, para que me entendais, con extremis Star se convirtio en un ordenador con el Windows 7 (mucho antes de que sacaran al mercado ese programa) y ahora su programa a cambiado y tiene el Windows 3.0 (es decir, sabe crear armaduras, tiene los recuerdos que puso ahi, pero no los fue actualizando y si antes estaba un paso adelante, ahora esta 2 atras y gracias a la nueva armadura vuelve a estar un paso adelante).

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
5 mayo, 2010 12:05

Si pretendias hablar de calidades Carmen, al mentar a windows en cualquier variante has fallado estrepitosamente.

waspym
waspym
5 mayo, 2010 12:39

y no olvideis los panines cohete de la clasica!

Darkwatcher
Darkwatcher
5 mayo, 2010 12:57

Una de mis favoritas es la “armadura espía” con tintes clásicos. Wow! I love it!

Gran artículo, Diego.

Un saludos a todos.

Radar
Radar
Lector
5 mayo, 2010 13:36

Buen artículo. PEro la imagen del modelo Centurion Escarlata está horriblemente pixelada. No se puede cambiar? Porque mucho criticar a las editoriales pero… 😛

Mi favorita es la clásica, con los patines cohete y los frisbees a los lados. De las posteriores, me gustan las últimas variantes minimalistas. PAra mí, menos es más.

jorgenexo
jorgenexo
5 mayo, 2010 14:15

Últimamente se le está viendo algo con la clásica, ¿no? Me decanto por la clásica de calle. Pero siempre he tenido un problema con el personaje: me gusta Iron Man “estéticamente”, pero no me gusta Tony Stark ni lo que aporta a su alter ego armorizado. Siempre me ha dado la impresión de que cualquier otro individuo habría sido más digno de portar la armadura.
Es como si Abin Sur le hubiera entregado el anillo del poder y la batería a Steve Jobs (¿o a lo mejor ya se lo han dado?) o algún “genio” del pelo.

zape
Lector
5 mayo, 2010 14:50

¿Y Arno Stark?, ¿qué, eh? Por cierto que el último número de aquel Hombe Máquina es una de las mayores obras maestra que jamás haya visto/leido (tanto por su descomunal potencia gráfica como por su riqueza conceptual) y el tebeo en general lamentablemente olvidado y de una calidad sobresaliente.

Daniel
Daniel
5 mayo, 2010 16:12

Buenazo el articulo. Comence a leer Iron en la etapa de Warren Ellis y ya sabran que me gusta mas el diseño de Adi Granov (La aramdura debe verse asi y no ceñido al cuerpo donde se vean los musculos de los brazos).
El nuevo diseño  me va a tomar tiempo aceptarlo, peroasi  es la tecnologia.
Otra cosa: La imagen que sale del Extemis, esta mal. Esa es una armadura anterior.
Por todo lo demas esta excelente. Espero la segunda parte.

Avenger_Fan
Avenger_Fan
5 mayo, 2010 16:52

La ultima muy bien diseñada en plan ultramoderna, muy ligera y ceñida y tal… para que luego venga JRJR y parezca un tanque cuadrado!!

Avenger_Fan
Avenger_Fan
5 mayo, 2010 17:00

Pues si que la recuerdo. La primera hecha por ordenador!

El virus extremis cambio a Stark. Modificó su cerebro primero (más rápido procesando y conectado directamente con la tecnologia, etc…)  y luego el resto del cuerpo (regeneración, velocidad…), SÍ, pero también hizo que la mayor parte de los circuitos integrados de su armadura se alojaran dentro de su cuerpo haciendo la armadura mas facil de encajar dentro del maletín.

John Space
John Space
5 mayo, 2010 17:43

también hizo que la mayor parte de los circuitos integrados de su armadura se alojaran dentro de su cuerpo
Por eso aludía yo a Dick.

Sputnik
Sputnik
Lector
5 mayo, 2010 18:11

Ilustrativo artículo. No sabía en qué orden colocar todas esas armaduras cronológicamente, ni cuáles me faltaban 😀
Sería curioso hacer lo propio con los batmóbiles. Qué de coches tuvo Batman…
Y volviendo con Iron Man, a mí siempre me gustó mas el diseño retro de la Mark I y II. Raro que es uno.

Grijaldo
Grijaldo
Lector
5 mayo, 2010 19:15

Muy bueno el artículo,pero dado que soy un poco toca-pelotas con mi personaje favorito voy a hacer unas aclaraciones.

Entre la Mark III y la Mark V está logicamente la Mark IV,que era una muy similar a la V pero con remaches en la frente.
Luego está el hecho de que la “centurion  escarlata” es la Mrk VI,no Mark XII,y todo esto lo saco del Official Handbook of the Marvel Universe,vamos que no me lo invento.

Y creo que te has dejado un par que son importantes sobre todo por las etapas en las que apareció,como son la Mark VII o “armadura transformer” que fué la que usó cuando se quedó paralítico o por ejemplo,la “armadura modular” que en mi opinion si no es la mas bonita de las que ha llevado,se queda muy cerca del top 1,aparte de que rompió con el diseño establecido y marca la etapa de su muerte fingida y el nacimiento de War Machine.

Por lo demás,espero el segundo artículo con ganas.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
5 mayo, 2010 19:39

¿No hay un error de traducción en lo de Centurión Escarlata? Esa es una de las versiones alternativas de Kang, si no me equivoco, la armadura debería llamarse Centurión Plateado.

Aprovecho para comentar mi impresión de que con cada armadura, lejos de volverse más poderoso parece que se va haciendo menos, ahora le meten montones de cacharritos high tech, sensores, conexiones por satélite, etc etc, pero lo que es poder crudo ha decrecido. No hay más que ver que con la extremis, la que se suponía que era la polla, todo quisqui le arrancaba el casco como si nada, cosa que nunca le pasó con la clásica, con la que tumbó a Hulk…

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
5 mayo, 2010 19:44

Ah, y también hay un error en las imagenes, la foto de la armadura neoclásica no es tal, has puesto una imagen de la armadura de la etapa de Busiek, la de Heroes Return.

Dultyx
Dultyx
5 mayo, 2010 20:24

-La de Extremis esta de las mas modernas y las mas estilizadas
-La armadura modular es la que aparecia en los cruces entre Street Fighter y Marvel, asi que tambien le tengo cariño
-La proto-armadura de Heroes Reborn me molaba mucho
-Esta ultima es la caña
-La armadura retro de los 80, esta tiene que estar, es la que mas le ha durado a Iron Man, incluso aguanto al cambio de poseedor

Estas son mis favoritas

Radar
Radar
Lector
6 mayo, 2010 10:01

GEnial, gracias 🙂

Koyo7eman
Koyo7eman
11 mayo, 2010 21:50

muy bueno e interesante, se espera con ansias la 2da parte que esta que mola