V de Vigilantes: El cómic en las Bibliotecas (I)

Por
25
680

“Tradicionalmente las bibliotecas han visto en el cómic un género menor o que bien servía como introducción al libro o como entretenimiento sencillo y poco más. Esta tendencia ha cambiado en los últimos años y cada vez hay más bibliotecas que disponen de colecciones importantes de cómics”. Así comenzaban Silvia Fernández Fernández y Pedro A. Bravo, de la Biblioteca Central Tecla Sala, un artículo de investigación sobre la materia, titulado “Cómic, lectura y bibliotecas. La Biblioteca Central Tecla Sala de L’Hospitalet”.

En él, hablan de cómo se gestó la idea de la “comictecla”, así como el desarrollo posterior y los proyectos asociados. En las conclusiones apuntan algo muy interesante: “Hasta ahora las bibliotecas públicas en general no se han caracterizado mucho por disponer de colecciones de comics completas, ni cuantitativamente ni cualitativamente. Aún así y en los últimos años se ha impulsado la adquisición de este tipo de publicación. Debemos incidir en el valor del cómic como medio de comunicación al mismo nivel de otros, como la narrativa o el cine, que gozan desde siempre de un prestigio fuera de duda“.

Al igual que en esta biblioteca, otras muchas han comenzado a añadir “comictecas” a sus servicios de préstamo, además de preparar varias iniciativas, de la más diversa índole, para fomentar la lectura entre los usuarios (tanto la lectura de tebeos propiamente dichos, como de libros, en papel o electrónicos).

Una de ellas tiene un protagonista muy particular y se realiza en la Biblioteca Provincial de Huelva: Biblos, Superhéroe de Biblioteca. “Confiamos en que nuevas aventuras de este simpático personaje encumbren a las bibliotecas públicas en el universo imaginativo de los amantes del Cómic en nuestro país. Desde la Biblioteca Provincial de Huelva estamos fervientemente convencidos de que la relación entre cómics, amantes del género y bibliotecas, es una alianza estratégica que debemos cultivar”, asegura Antonio Agustín Gómez Gómez, Director Biblioteca Pública del Estado – Biblioteca Provincial de Huelva, en la introducción, del primer número del cómic de este personaje.

Quien también está convencido de esta unión de fuerzas, manifiestada esta vez en forma de un tebeo realizado por los hermanos Macías, es Luis Alberto de Cuenca. En el prólogo que firma en el primer número, asegura que este tebeo “cumple a la perfección con su cometido de difundir la misión que la sociedad ha encomendado a las bibliotecas públicas, pero es, además, una obra de arte por sí mismo, y como tal ya forma parte de la historia del cómic español de última hora”.


Biblos, el héroe de la función, posee superfuerza, supervelocidad y vuela (además, conoce todos los libros de la biblioteca). Antes era el vigilante nocturno del lugar, pero en una ocasión le cayó encima una estantería con libros y su cuerpo y su mente se transformaron. Le acompañan La Chica Surferbook (que tiene un libro mágico volador) y Marcapáginas, sus dos sidekick. Juntos deberán enfrentarse al malvado Doctor Errata, quien a liberado a muchos de los más icónicos personajes de la literatura, que campan ahora a sus anchas por la biblioteca. Nuestros héroes deberán devolverlos a sus libros.

La historia es sencilla, consiguiendo así llegar a un público mayor (de niños a jóvenes). Además, en estas páginas, los autores aprovechan, además, para hacer un recorrido por la Biblioteca de Huelva, de manera inteligente, incluyéndolo en la trama.

Para conocer un poco más esta idea reconvertida en tebeo, entrevistamos a los Hermanos Macías. Ellos son también, al igual que su Biblos, superhéroes de biblioteca.

ZN entrevista a… los Hermanos Macías


Diego Matos (Zona Negativa). En la portada de este primer número de Biblos,Superhéroe de Biblioteca, pone “Guión y dibujos: Hermanos Macías”. Para los que no os conozcan, ¿quiénes sois los hermanos Macías?, ¿qué relación tenéis con el mundo del cómic?

Gerardo Macías. Lo primero, darte las gracias a ti y a todo el equipo de Zona Negativa por esta entrevista, y sobre todo por ese estupendo trabajo informativo que ofrecéis día a día.

Marco Macías. En cuanto a tu primera pregunta, nos presento: los Hermanos Macías somos Gerardo (1971), Marco (1973) y Ciro (1974).

Ciro Macías. Somos periodistas y andaluces, de Huelva capital, aunque nos fuimos a realizar nuestros estudios universitarios a Madrid. Además de creadores de cómics, nuestro trabajo gira en torno a los medios de comunicación. Ya desde pequeñitos nos entró el gusanillo como lectores y dibujantes de cómic. Nos solemos definir como colectivo artístico y familiar.

GM. Como lectores, llevamos en el mundo del cómic toda la vida. Y ya desde el colegio, nuestros compañeros y profesores nos conocían a los tres hermanos Macías como dibujantes.

MM. En 1994 comenzó nuestra actividad en fanzines de Huelva, primero en Camaleón Cómics y luego Muchocomi, editado por la Asociación Cultural Seis Viñetas y premiado en Expocómic de Madrid en 2004.

GM. Seis Viñetas fue premiada además en Imaginamálaga 2010 por la labor de difusión del cómic en Andalucía.

CM. En estos dos fanzines comenzó a fraguarse nuestro actual método de trabajo de autoría colectiva. Después lo aplicamos a diversos campos como dibujos animados, televisión, teatro, publicidad, cortometrajes, prensa, ilustración, carteles, multimedia, etc… Aunque somos más conocidos como autores de cómics.

GM. Generalmente hemos apostado por los cómics educativos, dándoles una personalidad propia en su presentación para alejarlos de una larga enumeración de servicios y crear unos cómics divertidos y de calidad. Nuestro reto es hacer los textos fáciles, accesibles.

MM. Entre nuestras obras en cómic están La Constitución Española para niños, Estatuto de Autonomía de Canarias para niños, La historia de Lucena en cómic, y un informativo juvenil ilustrado que bajo el título de Noticias frescas para jóvenes se emitió durante cuatro temporadas en el programa Planta Baja de Canal Sur Televisión.


CM. ¡Además de la serie de álbumes titulada Biblos, Superhéroe de Biblioteca, claro!

MM. A parte de nuestra faceta como creadores de cómic, colaboramos y llevamos a cabo muchas iniciativas culturales que giran en torno a la promoción de la lectura a través de los tebeos.

GM. En la actualidad coordino el Salón Internacional del Cómic de Huelva, que organiza anualmente y sin ánimo de lucro la Asociación Cultural Seis Viñetas, en el que se realiza una gran labor de difusión del cómic y de animación a la lectura con muy poquito presupuesto.

CM. En 2012 se celebrará la sexta edición del Salón del Cómic de Huelva. Es una modesta aportación al mundo del cómic, acercando la cultura a los ciudadanos…

MM. Aprovechamos para dar las gracias a todos los que hacen realidad el Salón del Cómic de Huelva, al que la web Tophunted coloca en el noveno lugar del ranking de los mejores Salones, Jornadas y Ferias de Cómic y del Manga de España.

CM. Los hermanos Macías presentamos además, el programa Días de Cómics en Uniradio, la radio de la Universidad de Huelva… ¡vamos ya por la segunda temporada!

ZN. Decidnos, ¿de dónde surge la idea para crear este cómic de Biblos?

GM. En conversaciones con Antonio Gómez, director de la Biblioteca Pública Provincial de Huelva, surgió la idea de usar el lenguaje icónico del cómic para atraer nuevos usuarios a las Bibliotecas, especialmente a los más jóvenes.

MM. Dado el auge cinematográfico de los superhéroes, enseguida se planteó una parodia de este tipo de personaje.

CM. En un principio en la Biblioteca de Huelva estaban interesados en el tópico: que el personaje fuese una mujer, una bibliotecaria vieja con moño.

GM. A nosotros no nos resultaba atractivo dotar a un personaje así con un alter ego superheroico, entre otras cosas para no acercarnos demasiado al papel de superheroína bibliotecaria que tenía Batgirl en la teleserie de Adam West de los años 60.

CM. Al vernos trabajar, pronto decidieron darnos total libertad creativa, para que pudiésemos crear nuestros propios personajes, que diera pie a un mismo universo, unos personajes bajo la firma de los hermanos Macías, Por lo cual estamos muy agradecidos.

MM. Aún sin tener claro si el protagonista iba a ser masculino o femenino, los tres hermanos nos pusimos a bautizar al personaje. Por tanto, debía tener un nombre neutro y además no queríamos usar las palabras “man”, “capitán” ni “súper”.


CM. Después de barajar otras posibilidades, nos decantamos por bautizarlo Biblos, como la antigua ciudad fenicia que fue uno de los principales productores de papiro del mundo. Del nombre de esta ciudad proceden las palabras “libro”, “biblioteca” y sus derivados.

GM. Efectivamente, Biblos es un nombre que vale igual para un hombre o una mujer, suena bastante épico, y además el detalle etimológico le encantó al personal de la Biblioteca de Huelva, que desde el principio se volcaron entusiasmados con el proyecto.

MM. Posteriormente diseñamos el uniforme, similar al que se puede ver finalmente en los cómics, y tratamos de nuevo la posibilidad de que el protagonista fuese femenino, pero no quedaba del todo bien.

GM. Faltaba algo para que la idea fuese redonda: Leles y Óscar surgieron porque mis hermanos y yo pensamos que era mejor que el protagonista tuviese interlocutores, que actuaran dándose el contrapunto entre ellos, y de paso, en ocasiones, un toque cómico.

CM. Las habilidades de Óscar y Leles (o sea, el libro volador y el manejo del catálogo online) las teníamos en principio previstas para aglutinarlas todas en Biblos, ya que en la Biblioteca de Huelva preferían un superhéroe, no un supergrupo.

MM. El protagonismo coral hace más ágil, divertida y comprensible la historieta, que de esta forma no se queda solamente en una simple enumeración de servicios bibliotecarios sin que ocurra nada más.

CM. Este último detalle es importante porque si el objetivo es buscar nuevos usuarios para las bibliotecas públicas no se les puede ofrecer un tostón institucional.

ZN. ¿Cuál ha sido el proceso creativo para realizar este cómic?, ¿Quién de vosotros tuvo la idea; quién hilvanó el argumento; quién pensó en el guión; quién escribió los diálogos; quién creó a los personajes; quién decidió la puesta en página; quién hizo los dibujos, realizó el entintado y el color…?

GM. La pregunta del millón (risas)… Como ya comentamos antes, la mayoría de nuestra obra la firmamos en colectivo, ya que la convivencia dio como resultado una forma de trabajar en equipo y de entender el arte que surgió de la hermandad, el diálogo y el contraste de ideas.

MM. Tres cabezas y seis manos trabajando en una misma creación artística abren mucho el abanico de ideas y estilos, y además las ya no tan nuevas tecnologías dan bastante facilidad para llevar a cabo todo esto.

CM. Hacemos todos un poco de todo, y que preferimos dar una imagen de firma o de marca colectiva, siempre de una forma familiar y modesta, pero al estilo de los equipos creativos de Walt Disney, Hergé, Raf, los hermanos Moro o los hermanos Fresno.

ZN. ¿Biblos, Superhéroe de Biblioteca funcionaría igual en cualquier biblioteca pública de cualquier punto de España?

GM. Biblos ha sido concebido para todos los usuarios de bibliotecas públicas, no sólo de España, sino del mundo. Para que cualquier usuario de cualquier biblioteca pública pueda familiarizarse con su biblioteca y su funcionamiento.

CM. De momento sólo se ha editado desde la Junta de Andalucía, a propuesta de la Biblioteca de Huelva, pero el éxito en otras Bibliotecas Públicas ya lo hemos podido comprobar, no sólo en el resto de España sino también en el extranjero.


MM. Sólo hay que asomarse por internet para ver la aceptación que tiene el personaje entre los bibliotecarios españoles y también en los países de habla hispana.

CM. Biblos es protagonista de un motion comic que fue seleccionado para representar a España en el Congreso Internacional sobre Bibliotecas celebrado en marzo de 2009 en la ciudad alemana de Leipzig.

GM. Biblos también estuvo en el V Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas organizado por el Ministerio de Cultura, que se celebró en Gijón en noviembre de 2010.

MM. Más recientemente, en septiembre de 2011, Biblos estuvo además en el Encuentro “Maneras de leer” que se celebró en Madrid.

CM. Los destinatarios de este evento fueron profesores de etapas no universitarias, bibliotecarios, mediadores y agentes de promoción de la lectura.

ZN. ¿Para que este cómic llegara a más público creéis que es necesario que la biblioteca en cuestión tuviera una “Cómicteca”?

GM. Hombre, no ya para que les llegue Biblos, sino en general, es recomendable que las Bibliotecas Públicas tengan una sección de cómics, no sólo para niños, sino también para adultos.

CM. Afortunadamente muchas bibliotecas públicas españolas, tienen ya secciones de cómics. En concreto, la de la Biblioteca de Huelva es muy completa en este aspecto.

MM. Sin duda, es bueno que el cómic tenga una presencia importante en el espacio cultural por excelencia que son las Bibliotecas Públicas.

CM. Hay otra iniciativa de las Bibliotecas Públicas muy atractiva para los usuarios: los clubes de lectura. Los hay para niños, adultos, jóvenes, sobre literatura escrita en otros idiomas…

GM. Nosotros también somos monitores del Club de Lectura de Cómic y Novela Gráfica de la Biblioteca Pública Provincial de Huelva, donde un grupo de personas adultas nos reunimos cada quince días para debatir un cómic que hemos leído con anterioridad.

ZN. La acción de este tebeo se desarrolla en una biblioteca, ¿ese lugar, así como las salas y los servicios, se corresponde con alguna biblioteca real?

MM. Biblos ha sido concebido para todas los usuarios bibliotecas, no sólo de España, sino del mundo, como comentábamos. Para que cualquier usuario de cualquier biblioteca pública pueda familiarizarse con su biblioteca y su funcionamiento.

GM. El edificio está inspirado con algunas licencias en el de la Biblioteca Pública Provincial de Huelva y su entorno: por afecto, porque es el que más conocemos y porque para eso se ha impulsado desde allí este proyecto.

CM. Tengo entendido que las instalaciones de la Biblioteca de Huelva están entre las más modernas de España. En cuanto a los servicios que ofrecen, todas las Bibliotecas Públicas españolas son similares, y además se coordinan entre ellas cuando es necesario.

GM. Los servicios bibliotecarios son universales y por eso pretendemos que los cómics de Biblos sean universales también.

ZN. Y los personajes, Samuel, el alter ego de Biblos, Leles y Óscar, ¿están inspirados en personas reales?

MM. Óscar y Leles son amalgama de diversas personas, de ellas toman sus nombres, el físico, el carácter, la forma de vestir… Sin embargo siempre hemos puesto por delante el resultado de conjunto de la obra, sin caer en el mero guiño autobiográfico. Es decir, primero dotamos a los personajes de unas características base y luego miramos en nuestro entorno si hay alguien que responde a lo que pretendemos reflejar.

CM. Por ejemplo, para Óscar se planteó un nombre corto de una o dos sílabas, rápido de pronunciar y corto para escribir. En cuanto al look, algo juvenil genérico y no demasiado perecedero y un corte de pelo y complexión física acorde con el conjunto. Después te fijas en tu entorno. En diversas formas de vestir y te quedas de uno: con la sudadera y camiseta, pero descartas la palestina; de otro: grandes deportivas y pantalón vaquero de tiro bajo; y por último, lo pasamos a peluquería y le damos un despuntado corte de pelo. Todo acompañado con una complexión física acorde con el conjunto y personalidad predefinida. Posteriormente, barajamos multitud de nombres hasta llegar a Óscar, nos gustaba ya que los enormes ojos redondos daban pie a que su nombre comenzara por la letra “O”.

GM. De Biblos nos han dicho por ahí que se parece a ti, pero ni ha sido intencionado ni hemos tenido la ocasión de comprobarlo… (risas). Podría parecerse a cualquiera.


ZN. Ahora que hablamos del protagonista, me recuerda poderosamente, quizá por sus gafas, a un héroe que aparece en un cómic de la serie de televisión de los Simpson: un héroe llamado Bíclope, ¿es algo que habéis hecho de forma consciente o ha sido casualidad?

GM. Supongo que te refieres al superhéroe basado en Milhouse que salía en un episodio de Los Simpson. La verdad es que no nos hemos inspirado en él, hemos buscado a Bíclope en internet para saber a qué te referías. Milhouse es un personaje entrañable, pero, aunque tiene gafas va en otra línea bien distinta. Existe la leyenda de que Milhouse está basado en Paul Pfeiffer, el mejor amigo de Kevin Arnold de la teleserie Aquellos maravillosos años, serie que creció con nosotros y de la que guardamos buenos recuerdos.

MM. Lo de ponerle gafas a Biblos fue porque se asocia gráficamente a la lectura. Personajes con gafas hay cientos, así como también hay miles de tipos de gafas en las ópticas. Buscábamos un tipo de gafas muy concreto para que al mismo tiempo de darle ese toque intelectual sirviera para darle al personaje un carácter despistado que le da comicidad. Al final nos decantamos por la simplicidad de las gafas de pasta redondas.

CM. Estéticamente al ser devoradores de cómics, a la hora de diseñar cualquier personaje tenemos siempre en cuenta multitud de referencias de las viñetas, no sólo de superhéroes, sino todo el cómic franco-belga, manga, o la historieta española, pasando por las clásicas Joyas Literarias Juveniles, fanzines o incluso alguna pequeña pincelada de cómics Underground. Siempre, por supuesto, a modo de documentación y llevándolos al estilo que deseamos para el cómic en concreto, para que Biblos sea único.

MM. Además de cómic, buscamos referencias en la literatura, la pintura, el cine y en todas las artes en general, y por supuesto, buscamos referencias también en el entorno que nos rodea.

ZN. El logo del pecho de Biblos es una “b” y en cuanto a los colores, el héroe viste en tonos verdes, ¿sus colores y su uniforme tienen algún significado?

MM. Bueno, nosotros estamos en Andalucía, el verde y el blanco son nuestros colores… y el verde es el color de la esperanza, en este caso un poco de esperanza para las bibliotecas públicas y para la cultura en estos tiempos difíciles.

CM. Pero además en Leles predomina el rojo y en Óscar el azul. Si te fijas son los tres colores primarios del modelo de color RGB: verde (Biblos), rojo (Leles) y azul (Óscar). Esto es algo que se ha hecho deliberadamente, para diferenciar los tres personajes.

GM. En cuanto al logo del pecho de Biblos… Parafraseando al Capitán América de los Ultimates: ¿no habrás pensado que esa letra “b” es de Francia? (más risas)


ZN. Marcapáginas es una suerte de sidekick del superhéroe, ¿veremos su evolución en futuras entregas?

MM. Óscar y Leles tienen una función similar a la de Rick Jones en Marvel: son sidekicks sin superpoderes que buscan principalmente la identificación con el lector.

CM. No olvidemos que nuestro lector mayoritario es el usuario potencial de las Bibliotecas Públicas, por eso Leles representa al usuario en general y Óscar hace hincapié en la oferta menos conocida para alguien ajeno a las Bibliotecas Públicas: cómics, cine, teleseries…

GM. Leles es una chica normal que gracias a su correcto uso de las bibliotecas, se encuentra con el regalo de surcar los cielos al estilo de Silver Surfer o Aladino sobre un objeto sobrenatural, que en este caso es Lomo, el Libro Volador.

CM. La relación entre Leles y el Libro Volador tiene un cierto toque mitológico: ella es la elegida, igual que sólo puede levantar Mjolnir quien es digno del poder de Thor y sólo puede sacar la espada Excalibur de la roca el propio rey Arturo.

MM. Óscar tiene intención de entrenar hasta conseguir sus superpoderes y lograr que alguien le llame Marcapáginas. Ya se verá lo que el futuro les depara a todos ellos…

ZN. El archienemigo del protagonista es el Doctor Errata, ¿en qué otros personajes os basasteis para crearlo? (al verlo pienso un poco en Rumpelstiltskin, por ejemplo).

CM. Bueno, el duende Rumpelstilskin yo diría más bien que es la inspiración de Mr. Mxyzptlk, el de los cómics de Superman, por lo del reto de pronunciar su nombre.

GM. Pero sí, el Doctor Errata está inspirado en los duendes, en los duendes de la imprenta… y en próximas entregas veremos algún pequeño guiño a los duendes de los cuentos populares, y también al duende antagonista de cierto arácnido humano.

MM. Además, veremos cómo… ¡¡bueno, esto mejor me lo callo de momento!!

ZN. En esta historieta, los protagonistas deben enfrentarse a personajes extraídos de obras literarias, entre los que se aprecia a Sherlock Holmes o al Minotauro. Os propongo un juego, ¿seríais capaces de detallar todos los personajes literarios que aparecen y juntarlos con sus obras y con sus autores?

CM. Uf, qué difícil… Pero aceptamos el reto, esperemos que no se nos escape ninguno…

MM. Para comenzar decir que esos personajes que aparecen a modo de reseña en el cómic se muestran desde el respeto y la admiración y como muestra representativa de algunas obras que se pueden encontrar en la literatura universal juvenil y, por supuesto, en las bibliotecas.

GM. El primero es un pequeño guiño que hemos hecho a Héroes de Papel, de Luis Alberto de Cuenca, aunque no aparece ningún personaje de este libro en el cómic.

MM. Aprovechamos para agradecer a Luis Alberto su prólogo para el primer cómic de Biblos. Se da la circunstancia de que él inauguró la Biblioteca de Huelva cuando era Secretario de Estado de Cultura.

CM. Continuamos con el reto: Don Quijote, de Miguel de Cervantes; monstruo de Frankenstein, de Mary Shelley; dinosaurio de Viaje al centro de la tierra, de Julio Verne; gorila de Los crímenes de la calle Morgue, de Edgar Allan Poe…

GM. Los naipes de Alicia en el País de la Maravillas de Lewis Carroll; los compañeros de Dorita en El maravilloso mago de Oz, de Lyman Frank Baum; Las aventuras de Pinocho, de Carlo Collodi; los bomberos de Fahrenheit 451, de Ray Bradbury.

MM. John Silver El Largo, de La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson; Robin Hood, de Ivanhoe, por Walter Scott; Gollum, de El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien; Drácula de Bram Stoker; El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, de R. L. Stevenson.

CM. Las sorprendentes aventuras del Barón Münchhausen, de Rudolf Erich Raspe; Viaje al Oeste, anónimo chino; Capitán Ahab, de Moby Dick, por Herman Melville; Minotauro de la Biblioteca mitológica de Apolodoro.


GM. Sherlock Holmes de Estudio en escarlata por Sir Arthur Conan Doyle; Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez; Los tres cerditos, fábula de autor anónimo.

MM. El Genio de Las mil y una noches, recopilación de cuentos árabes anónimos del Oriente Medio medieval; Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas padre; Ignatius J. Reilly, de La conjura de los necios por John Kennedy Toole.

CM. Para finalizar el reto que propones, hacemos una mención especial para la edición de 1570 de la Lógica de Aristóteles, que realmente es el libro más antiguo de la Biblioteca Provincial de Huelva.

ZN. Son muchos, pero por fortuna entre las páginas de los libros residen otros tantos, ¿podríais avanzarnos si en próximos números aparecerán más personajes?, ¿o el Bibliogrupo se enfrentará a otro tipo de retos?

GM. En las próximas entregas aparecerán más personajes literarios, pero también habrá otro tipo de amenazas para el Bibliogrupo, nuevos villanos y nuevos aliados… pero de momento no vamos a decir más (serían spoilers…).

ZN. ¿Cuándo llegará el próximo número?
MM. La segunda entrega de Biblos, Superhéroe de Biblioteca se presentará en los primeros meses de este año 2012 que acabamos de estrenar. Para más adelante está prevista una tercera entrega que forma trilogía con las dos primeras… ¡y esperamos que haya muchas más entregas!

ZN. Y, ¿cómo se pueden conseguir?

CM. Es un producto destinado a atraer público a las Bibliotecas: se ha entregado ejemplares a los usuarios que han superado un cierto número de préstamos, al público asistente a charlas en los IES y Bibliotecas Municipales sobre el funcionamiento de las Bibliotecas Públicas… en fin, iniciativas para incentivar al usuario.

GM. También hay ejemplares en préstamo en muchas Bibliotecas Públicas de España, y los Clubes de Lectura de la Biblioteca Pública Provincial de Huelva tienen un lote disponible para los clubes de lectura de las Bibliotecas Públicas de toda España.

MM. En su momento también hubo ejemplares para la prensa, y para diversas personalidades del ámbito de la literatura, las bibliotecas y el cómic.

CM. Al ser un cómic de bibliotecas públicas, en principio no se trata de una obra con intención de venta al público. Todavía es posible hacerse con algún ejemplar aunque no tan fácilmente como cuando estaba recién salido del horno.

GM. No hace falta decir en los mismos ámbitos se podrán conseguir las siguientes entregas de Biblos.

MM. Antes de despedirnos reiteramos agradecimiento por la entrevista. Enhorabuena de nuevo por vuestra labor informativa y un saludo a los lectores de Zona Negativa.

ZN. Muchas gracias a vosotros, a los tres, por vuestra labor, por vuestra atención y por vuestras amables respuestas.

Comentario

Comenzamos así esta nueva línea en la que intentaremos abordar las diferentes iniciativas que, como Biblos, dinamizan las bibliotecas acercándolas al mundo del cómic. Como siempre, al igual que en el apartado de “Bibliografía especializada”, os animo a compartir con lo demás vuestras experiencias con cómics y bibliotecas, al mismo tiempo que comentarnos qué tipo de “comictecas” tenéis por vuestras zonas, con la idea de poder crear un mapa de servicios relacionados con el noveno arte en las bibliotecas españolas.

Ya en 2007, en el 25º Salón del cómic de Barcelona se celebró una mesa redonda para tratar este tema de “Bibliotecas públicas y cómic”. En la introducción se argumentaba: “La biblioteca pública es una institución centenaria en el sentido de ‘poseer experiencia’, y altamente valorada por los ciudadanos y ciudadanas del s. XXI. El cómic es un lenguaje centenario, un medio de expresión vigente, dinámico, apto para los procesos de aprendizaje, fantástico para divertirse. ¿Lo intentamos?”. Y se referían a intentar aunar lo uno con lo otro de forma satisfactoria. Parece que estamos más cerca de conseguirlo.

Nos leemos.

25
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
25 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
12 Comment authors
TiegelAlex CruzJosé Vicentezapesherifmet Recent comment authors
Recientes Antiguos
Gerardo
Lector

Disculpado quedas!!

Gerardo
Lector

Por cierto, muchas gracias por la entrevista!!!

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

 Algo que hecho en falta es la falta de series en una biblioteca. En la de mi instituto solo hay 1 serie de comics, Ultimate Fantastic Four y solo tienen hasta la segunda saga de Millar. Me gustaría que media biblioteca, cualquiera, estuviera dedicada a series de comics, tanto independiente como de superhéroes.

the drummer
Lector
the drummer

dicho sea sin ánimo de ofender, pero las pintacas de estos tres son de libro: bien podrían ser compañeros de ‘chuck’ en el compramás o aparecer, como clientes de la tienda de comics, en ‘the big bang theory’.
un saludo y me disculpo con los aludidos por el comentario, repito que no tiene ánimo de ofender.

Gerardo
Lector

No te preocupes, si no ofende quien quiere sino quien puede. Disculpas aceptadas

Gerardo
Lector

En cuanto a la pregunta sobre las comictecas: la Biblioteca Pública de Huelva tiene un amplio surtido de cómics, incluso colecciones completas. Hay cómics en la sección de adultos, y también en la sección infantil y juvenil. Está muy bien, muy completo.

Ocioso
Lector
Ocioso

Yo no voy nunca a bibliotecas, me parece como de pobres.

Reverend Dust
Lector

Pues yo me estoy leyendo los NEW X-MEN de Morrison/Quitely porque los tengo en la biblioteca de debajo de casa. Y después toca EL INMORTAL PUÑO DE HIERRO. Cuando vuelva a Barcelona allí me esperan 😛

Gerardo
Lector

Ocioso, yo tengo una biblioteca particular bastante grande, pero hay servicios que sólo se pueden ofertar desde las Bibliotecas Públicas y a mí me sirven. Me figuro que tú tendrás una biblioteca privada en condiciones también cuando haces esa afirmación, al menos tendrás lo que para ti es suficiente. Pero habrá también quien necesite más y no se lo pueda permitir… ¿Eso es ser pobre? Quizás, pero para eso están las Bibliotecas Públicas, que ofrecen gratuitamente préstamos de literatura, cómics, música, películas, periódicos, revistas… todo ello sin necesidad de piratear.

Juan Luis Daza
Autor

Todavía hay gente que no le coge el punto al humor de Ocioso.

Ocioso, tres palabras: “recetas de cocina”.

Reverend Dust
Lector

…y si a pesar de que sea de coña os sentís ofendidos por algún comentario sobre su longevísima edad.

EJEMPLO: “El nick te lo pusiste porque es sinónimo de “jubilado”, ¿verdad?”

Mañana otro seminario: “Lord Deu, ¿troll con ínfulas o bromista incomprendido?”

Reverend Dust
Lector

P.D. No, no se ha entendido lo que he escrito porque acabo de volver de una sidrería y es tarde y eso:
“[…] si os sentís ofendidos por algún comentario [de OCIOSO, hacedle uno] sobre su longevísima edad.”

sherifmet
Lector
sherifmet

Ociosos , el nick te lo pusiste porque es sinónimo de “jubilado”, ¿verdad?”

zape
Lector

No dejéis lo gijoneses de pasaros por la biblioteca Jovellanos. La sección de tebeos merece mucho, mucho la pena.Pese a los pobres y a los jubilados, una molestia menor.

Jose Vicente
Lector
Jose Vicente

Tengo un ejemplar de “Biblos” y me parece muy curioso.

En cuanto a cómics en las bibliotecas públicas hay que tener en cuenta que, por ejemplo, en Francia las editoriales de cómics son muy pujantes y salen grandes tiradas de los títulos porque hay una política de compras masivas por parte de las bibiotecas públicas.

Si en España pasase lo mismo veríamos como crecería el mercado del cómic… 🙂

AlexCruz
Lector

Es un buen personaje clicheteado para comics didacticos y exposiciones educativas en convenciones… Un poco mas de trabajo y tienen un buen personaje para hacer parodias comicas, me lo imagino en un estilo de animacion estilo Bob Esponja.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

 Yo lo que quiero es que una biblioteca tenga 3 secciones de comics con un amplio surtido: sección de novelas gráficas, sección de comic superheroico (Marvel y DC) y sección de comic independiente. A mi me vale, pero es un sueño.

Gerardo
Lector

Tampoco es tan difícil, en las Bibliotecas Públicas ya hay material catalogado por paises de procedencia, es cuestión de tiempo que con el cómic pase igual.

the drummer
Lector
the drummer

zape ha comentado: No dejéis lo gijoneses de pasaros por la biblioteca Jovellanos. La sección de tebeos merece mucho, mucho la pena…
gracias zape; hace mil años que no me dejo caer por allí; procederé a desempolvar el carnet y me pasaré a echar un ojo.

Tiegel
Lector
Tiegel

No vayáis a la biblioteca de Gijón! Está llena de pobres y jubilados y seguro que os lleváis lo que esté yo leyendo, malditos @$&%&

the drummer
Lector
the drummer

coño! pero tú también eres de estas tierras? no sabía; vigilaré en busca de un tío de trescientos kilos y barriga peluda llena de migas de galletas…

Juan Luis Daza
Autor

“procederé a desempolvar el carnet y me pasaré a echar un ojo.”

Cómo nos gusta la farlopa, ay, viciosillos.

Pd: Pero si está todo Gijón aquí metido, sois una plaga, cabrones.

the drummer
Lector
the drummer

maldito armin…; no, si la culpa es mía, que te lo dejo a huevo

Tiegel
Lector
Tiegel

vigilaré en busca de un tío de trescientos kilos y barriga peluda llena de migas de galletas…
 
Y calvo! No nos olvidemos de la calvicie!