Lo Mejor de 2011: DC y el reboot que vivimos peligrosamente

Por
38
1026

Tras nuestro post dedicado a lo mejor que nos ofreció Marvel Comics durante el pasado año, toca ponerse ahora con su distinguida competencia con el que puede ser uno de los años más trascendentales en la historia (y por partida doble) de DC Comics. La cosa empezó bien fuerte en nuestro país con el inicio de El Día Más Brillante mientras Grant Morrison se disponía a finalizar el segundo acto de su etapa el frente de las andaduras del Hombre Murciélago. Geoff Johns y el escocés se convirtieron en los principales timoneles de la editorial y entre las series que operaban bajo la estela de Batman y las que lo hacían a merced del evento surgido de las páginas de Green Lantern estaban practicamente todos los títulos de la editorial. Para hacer de este gobierno de dos un triunvirato, la editorial se haría con los servicios del aclamado Joseph Michael Straczynski como fichaje estrella con el que relanzar a Superman y Wonder Woman. Así fue como tras la conclusión de la saga de Nuevo Krypton y la etapa de Gail Simone al frente de las aventuras de la princesa amazona, el guionista de Babylon 5 revolucionaría a ambos personajes embarcando al Hombre de Acero en una caminata para reencontrarse con el hombre de a pie mientras rebooteaba la continuidad de Diana. La apuesta no dio sin embargo los resultados deseables y entre la tibia acogida del fandom y el desinterés del guionista ambos relanzamientos cayeron en agua de borrajas. Sin embargo, no todo fue negativo y entre el trabajo de Jeff Lemire en Superboy y el de Paul Cornell en Action Comics la franquicia del hombre de acero se las ingenió para sorprendernos.

En Batman, Morrison traería de vuelta a Bruce Wayne enfrascándolo en una gira mundial con la que pondría en marcha Batman Incorporated. Habiéndole hecho los “coros” desde su llegada a la franquicia, Paul Dini pondría fin a su macrohistoria de Silencio comenzando a saltar de un título a otro mientras al incombustible Tony Daniel y un Bryan Q. Miller que seguía deleitándonos con su Batgirl se sumarían nuevos talentos para aportar sangre fresca a la franquicia. Scott Snyder se convertía así en el nuevo guionista de Detective Comics mientras preparaba Puertas de Gotham junto a Kyle Higgins y David Finch nos ofrecería su lúgubre visión de El Señor de la Noche en Batman: El Caballero Oscuro. Peter Calloway en Sirenas de Gotham o David Hine con su Azrael se convirtieron en otros de los habituales de la franquicia mientras series como Batman y Robin comenzaban a hacer gala de una inestabilidad bastante patente con sus continuos bailes de equipos creativos.

La franquicia de Green Lantern se masificaba con la incorporación de Tony Beddard a los guiones de Green Lantern Corps mientras Tomasi se llevaba a Guy Gardner a Emerald Warriors y los efectos de La Noche más Oscura explotaban en un aluvión de nuevos títulos. J.T. Krul relanzaba a Green Arrow con su propio bosque de Sherwood mientras Gail Simone recuperaba a las Aves de Presa con Halcón y Paloma como miembros estelares y Eric Wallace reinventaba a los Titanes como un grupo de mercenarios al servicio de Deathstroke. Cada vez más presente en la editorial, Judd Winick se repartía entre las aventuras de Power Girl en sus propia serie y las que tenía junto a una JLI de nuevo reunida en Justice League: Generación Perdida. James Robinson seguía haciéndose cargo de la primera alineación de la Justice League y Marc Guggenheim de Justice Society of America mientras series tan disfrutables como los Secret Six de la Simone sobrevivían como buenamente podían. Pero si algo caracterizó este perído fue el regreso masivo de personajes como el Detective Marciano, Aquaman o Max Lord mientras quitaban de en medio a personajes con implicaciones de legado generacional como el joven Capitán Boomerang o Magog.

Flash volvía a ser Barry Allen y desde su serie, Johns gestaría Flashpoint dando como resultado uno de los resultados de los que más se ha hablado a lo largo del años: El Nuevo Universo de DC. Trastocando la continuidad de su universo de forma irreparable, Dan Didio y sus secuaces consumarían una reestructuración completa de su línea de comics desde un nuevo número uno dando como resultado un enorme aumento en las ventas que todavía estamos viviendo. Pero en España tampoco se quedaba atrás la cosa y tras un año deleitándonos con la reedición de material tan sabroso como el Starman de James Robinson (sin duda el recopilatorio del año) Planeta Comics se despedía de los derechos de la editorial dejándola en manos de El Catálogo del Comic. Con el fin de la etapa editorial de los primeros para dar paso a una nueva era a cargo de ECC terminábamos uno 2011 de transición que significo el final de muchas cosas y el inicio de otras tantas.



BATGIRL
GUIÓN: BRYAN Q. MILLER
DIBUJO: PERE PEREZ

Hace unos días, con motivo del regreso de Barbara Gordon a las mallas que llevaba cuando todavía era una saltarina quinceañera, uno de nuestros parroquianos habituales matizaba como la falta de un relevo generacional sólido ha sido uno de los desencadenantes de este efecto rebote que ha provocado este Back to the Basics. Aunque es posible que no le falte razón (no en vano, mientras quen con robin el legado se cimentó con una exitosa serie que permitió que Tim Drake hiciera olvidar a Dick y Jason, la presencia de las Batgirls raramente han estado presentes con la suficiente regularidad) me resultó divertido pensar como cuando Cassandra Caín retomó el manto del personaje muchos pusieron el grito en el cielo argumentando que aquella muchacha letal y casi autista no hacía justicia al recuerdo de Barbara. Probablemente fueran los mismos (o no) que cuando DC anunció que la jovial pero no menos curtida Stephanie Brown (alias Spoiler) iba a convertirse en la nueva Batgirl protestaron porque habían aprendido a apreciar a Cassandra y esta les parecía una estupenda Batgirl dadas sus diferencias con la original (por lo que no les hacía ninguna gracia que otro personaje que ya tenía su propia ideosincracia viniera a quitarle el puesto para enviarla al limbo). No faltando los comentarios poco halagüeños respecto a la razón de ser de esta nueva colección, la ironía del destino querría que muchos de los que criticamos en su día a la serie cuando apenas había arrancado nos sintieramos entristecidos cuando DC anunció su cancelación para devolver a Barbara Gordon a su antigua identidad. Y es que aunque no empezó más que como una serie “simpática” que resultaba un tanto fuera de lugar entre el tono oscuro predominante en la franquicia, Stephanie terminaría ganandose un lugar entre nosotros gracias al desparpajo y la frescura con el que hacía de chica murciélago. No faltando los que la comparan con la televisiva Verónica Mars, entre Miller y Pere Perez nos brindaron una de las series juveniles más disfrutables y divertidas del año.

WEDNESDAYS COMICS
GUIÓN: VARIOS GUIONISTAS
DIBUJO: VARIOS ARTISTAS

Una de las ventajas del carácter icónico de la mayoría de los personajes de DC Comics es la facilidad que brindan para reinventarlos libremente sin necesidad de continuidad ni de mirar más allá de la historia que les ocupa. Da igual si aterrizó en Kansas o en Rusia, si llevaba los calzoncillos por fuera o por dentro o si lleva una doble vida como Clark Kent, John Milton, Robert Reynold, Ethan Crane o Juan López. Superman siempre será Superman, y cualquier persona en cualquier parte del mundo podrá reconocerlo. Buscando recuperar ese carácter atemporal presente en las tiras de prensa dominicales que incluían los periodicos mucho antes de que se inventase el formato comic book, DC Comics lanzaría este maxiserie de 12 números en la que en cada página podemos ver reinventados a los grandes mitos de la editorial por algunos de lo más grandes autores del medio. Congregando a nombres como Mike Allred, John Kubert, James Robinson, Amanda Conner, Kurt Busiek, Paul Pope, Dave Gibbons o Lee Bermejo entre otros muchos más, Wednesday comics es una pequeña joya con la que poder disfrutar de toda la esencia de una editorial que no tardará en acercarse a su primer centenar de vida y que atesora a algunos de los más inmortales iconos del género superheroíco que se hayan creado nunca. Da igual si eres un fiel seguidor de DC Comics, si llevas años sin leer nada suyo o si no has leído nunca un comic. Wednesday Comics es una de esas obras que será válidad por siempre y para siempre y desde las que revivir una y otra vez las aventuras de los mitos que nos acompañaron en nuestra juventud.

SUPERBOY
GUIÓN: JEFF LEMIRE
DIBUJO: PIER NICOLA GALLO

Pese a las enormes posibilidades que brinda, el entorno de Smallville ha estado por lo general infrautilizado en las aventuras del Hombre de Acero más allá de como un refugio familiar al que Superman pudiera acudir cada vez que hiciera frente a una de sus numerosas crisis. Sí, se que muchos diréis que ahí estuvo la serie de televisión protagonizada por Tom Welling, pero antes de iniciar una discusión sobre que determinados gustos es mejor no ir diciéndolos por ahí en voz alta dejémoslo en que el Superboy de Jeff Lemire fue en apenas once números todo lo que la serie de televisión pudo ser y no fue. Aprovechando el regreso de Conner Kent para trasladarlo a este pequeño pueblo ficticio del estado de Kansas, Lemire consigue potenciar todo ese sabor de la sal de la tierra haciendo de sus prados repletos de tallos de heno dorado, sus alpacas y tractores y los graneros junto a familiares hogares con ese porche donde nunca falta un butacón y la limonada para dar forma a un paraje placido y sugerente que nos invita a perdernos como si de una película de Terrence Malick se tratase. Pero no exageremos con las referencias pues el Superboy es ante todo un imaginativo comic que extrae lo mejor de su entorno para llenarlo de secretos ancestrales y peligros que brotan de la tierra en el que un sano joven con grande superpoderes pasea por los interminables campos junto a su perro mientras se enfrenta a lo extraño con la placidez y tranquilidad que otorgan las largas tardes y el madrugar para caminar hasta esa escuela en el puebblo al otro lado de la colina. Naves espaciales construidas con los restos de silos y molinos, cascos de motocicleta con transistores para controlar a plagas de ranas, venenosas femmes farales que emergen con la cosecha, pintorescos héroes venidos del futuro… Superboy nos reencuentra con unos tiempos en los que la vida era mucho más sensilla y nuestra imaginación la principal arma para hacer de cada rincón un lugar mágico y especial hasta que el final del día marcase el final de nuestra aventura.

GREEN LANTERN
GUIÓN: GEOFF JOHNS
DIBUJO: DOUG MAHNKE

Resulta en cierto punto inquietante la vertiginosa velocidad con la que fagocitamos a los autores del medio y como estos pueden pasar de la gloria a los abismos en el momento que comentan el más mínimo tropiezo. Hace unos años Geoff Johns se convirtió en el niño mimado de la industria del comic gracias a los lectores que reivindicaban su trabajo en colecciones como Flash, la JSA, Hawkman o los Vengadores. Entraras en la página de internet que entrases todo eran maravillas acerca de lo bueno que era y que si todavía no lo seguías no podías imaginar lo que te estabas perdiendo. Esto situación se vería acrecentada cuando nos hiciera vibrar hasta el extasis (o algo así) con la que todavía hoy es considerada una de las obras cumbres de su carrera: Green Lantern Renacimiento. Reviviendo los últimos restos de su mitología con una trama con cierto deje a Star Wars y considerada por muchos como una suerte de justicia poética contra una de las peores tropelías de los noventa, Johns rescató de entre los muertos a Hal Jordan haciéndolo brillar con toda la intensidad de su anillo esmeralda para convertirlo en uno de los principales pesos pesados de la editorial. Daba igual si Jordan era un patán con el mismo interés personal que una lechuga espacial y que con ello se echaran por tierra 10 años de legado. El tipo calzado en su uniforme tenía una imagen icónica del carajo y Johns se las ingenió para aportar a su serie de un irresistible brío con el que daría forma a una poderosa mitología propia que nos conduciría a su segundo must have del personaje del anillo: La Guerra de los Sinestro Corps. Sin embargo, tras aquel festival de épica cósmica Johns comenzó a dedicarse a los detalles y muchos comenzaron a darse cuenta de que Hal no solo era un plomo de tío sino que el sacrosanto valedor de la continuidad se saltaba a la torera lo que le venía en gana. Las voces de críticas comenzaron a alzarse hasta que con La Noche Más Oscura se convirtieran en esputos de Red Lantern que vomitaban contra el festival de colorines en el que ha convertido durante este año a la colección. Sin embargo, aquí estamos nosotros para romper una lanza a su favor argumentando que ni antes es que fuese el nuevo Alan Moore ni ahora la undecima plaga que azota el comic. Johns es lo que ha sido siempre, un tipo competente y clásicote con unos valores muy presentes con una gran capacidad para llenar de vida las franquicias que toca. Con sus más y sus menos, la suma global de su trabajo en esta cabecera sigue conformando una etapa llena de energía y conceptos lúcidos que provablemente se revalorice con el paso de los años dado a lo que mejora leída del tirón. Solo por todos estos detalles y los magníficos equipos creativos que suelen acompañarle, Green Lantern merece entrar en nuestro top.

EL DÍA MÁS BRILLANTE
GUIÓN: GEOFF JOHNS Y PETER J. TOMASI
DIBUJO: IVAN REIS

Pero más allá de servirle para consolidar la hegemonía de Green Lantern sobre el Universo DC, La Noche Más Oscura fue la plataforma que usó Geoff Johns para echarle el guante sobre todos aquellos grandes iconos de la editorial que habían sido perdidos en manos de la aciaga muerte. En otras palabras, El Día Brillante es la versión magnificada de una especialidad en la que se había titulado el guionista desde su llegada a DC: Revivir a héroes de la Silver Age y reivindicarlos como el verdadero rostro de la editorial. Mucho se puede discutir sobre si el llevar tan lejos esta tendencia fue algo acertado o condenar a la editorial a vivir anclada a un pasado que se niega a dejarla avanzar y probablemente nunca llegaríamos a un acuerdo. Cierto es que algunos de los personajes que trajo de vuelta (lease Barry Allen, el Zoom original o Max Lord) habían sido tan superados que revivirlos resultaba una frivolidad tan molesta como innecesaria (no hablemos ya del Capitán Boomerang). Pero, diablos, gente como Aquaman, El Marciano Comehombres o el Firestorm clásico merecían mejor destino que el que les tocó sufrir. Pudiendo interpretarse que sus obras reivindicadoras ligadas a Hawkman, Green Lantern y Flash no fueron sino un adelanto de esta maxiserie, los 24 números que conforma El Día Más Brillante son el acercamiento más ambicioso que nos haya ofrecido el guionista de una temática que ha terminado por convertirse en una constante en su bibliografía. Solo por su magnitud, por lo que ha supuesto para el Universo DC y la contagiosa implicación con la que Johns desarrolla la historia (apostando más por el intimismo que por la acción superheroica) merece entrar en nuestra lista.

BATMAN INCORPORATED
GUIÓN: GRANT MORRISON
DIBUJO: YANICK PAQUETTE

Siempre tan polémico como radical, Grant Morrison parece empeñado en llevar al límite la naturaleza de Batman como detective arquetípico romántico que lucha contra extravagantes crimenes en ese vodevilesco escenario repleto de máscaras que es la ciudad de Gotham y, por prolongación, todo su mundo. Recuperando todo el legado anterior a la primera crisis y sin renunciar a los extremos conceptos metafísicos de ciencia ficción que pueblan el Universo DC, tras embarcarlo en una odisea a través del tiempo para enfrentarse al misterio de su propio origen, ahora le toca hacer frente a una compleja trama inernacional que como una tela de araña arrastra a la fatalidad a todo aquellos que se adentran en sus dominios. Multirreferencial, críptica e indescifrable, Batman Incorporated traslada la cruzada de Batman a lo largo del ancho mundo poniendo a prueba nuestras capacidades deductivas en un maquiavélico juego de ajedrez en el que mientras más cerca creamos estar de la respueta, menos idea tendremos del alcance de la misma. Reclutándo a los jugadores para hacer frente a la sinuosa amenaza de Leviathan, el hombre murciélago se adentra en una imposible partida de cluedo cuyo guión parece escrito por una Agatha Christie atormentada por los psicotrópicos y la esquizofrenia y en el que sus propias capacidades deductivas pueden terminar siendo el arma que acabe con su propia vida.

DETECTIVE COMICS
GUIÓN: SCOTT SNYDER
DIBUJO: FRANCESCO FRANCAVILLA Y JOCK

Resulta curioso como, justo por encima del Batman de Morrison se encuentre en nuestro ranking la etapa del Hombre Murciélago que ha servido como asidero para aquellos a los que se le habían atrancado los alambicadas paranoias conceptuales del escocés. Llegado desde la línea Vértigo tras ganarse el respaldo de la crítica con American Vampire, Scott Snyder aterrizaría en Detective Comics para encargarse de narrar las aventuras de Dick Grayson en Gotham mientras Morrison se llevaba a Bruce Wayne en su gira internacional. Con una contagiosa pasión por la arquitectura, Snyder vuelve a hacer de la tortuosa ciudad hogar del Hombre Murciélago un escenario vivo en el que bajo la sombra de una noche perpetua medra el crimen y los callejones y suburvios se inunda de crimenes sin resolver. En otras palabras, el guionista ha tenido el acierto de recuperar el “Detective” que reza el título siendo su etapa una la exaltación absoluta de la idea que tenemos todos cuando pensamos en el personaje sin ser por ello una etapa del montón. Con una constante presencia del Comisario Gordon, Snyder nos ofrece un magnífico retrato de la relación entre él y Batman haciendo de este último un enigmático cruzado contra el crimen siempre al acecho de delincuentes y maleantes. Con un enfoque sobrio en el que apenas hay enmascarados más allá de la acechante presencia del caballero oscuro, la serie ha terminado erigiéndose como la propuesta perfecta para aquellos que buscan un acercamiento cercano al noir o el cine de David Fincher. Para todos los que disfrutaríais con un Batman cinematográfico a medio camino entre el Burton y el de Nolan, que crecisteis con Batman The Animated Series de Paul Dini y Bruce Timm o que añoráis la etapa de Greg Rucka al frente de Detective Comics esta sin duda es una etapa imprescindible.

¿Cuál ha sido la mejor serie de DC anterior al reboot durante 2011?

  • Detective Comics de Scott Snyder y Francesco Francavilla (32%, 120 Votes)
  • Green Lantern de Geoff Johns y Doug Mankhe (19%, 72 Votes)
  • Batman Incorporated de Grant Morrison (19%, 72 Votes)
  • Batgirl de Bryan Q. Miller y Pere Perez (8%, 31 Votes)
  • El Día más Brillante de Geoff Johns y Peter J. Tomasi (8%, 31 Votes)
  • Wednesday Comics de Varios Artistas (6%, 22 Votes)
  • Otra (¿Cual?) (4%, 16 Votes)
  • Superboy de Jeff Lemire y Pier Gallo (4%, 15 Votes)

Total Voters: 379

Cargando ... Cargando ...

Hay otras cuantas que se han quedado a las puertas de encontrar sitio entre nuestras elegidas como pueden ser los Secret Six de Gail Simone o los Green Lantern Corps. Pero este no podría ser un post de DC completo si no hablaramos más ampliamente sobre el fenómeno que prendió fuego a las redes a mediados de 2011. Rumoreándose desde antes de que nos abandonase el frío, a mediados de Primavera DC Comics anunció que en Septiembre llevaría acabo uno de los proyectos más titánicos arriesgados de su historia: El relanzamiento simultáneo de todos sus títulos presentando un nuevo universo que combinaba elementos del antiguo con reinvenciones completas de otros personajes. Borrando del mapa el legado de grandes etapas clásicas, el sueño húmedo de Dan Didio tuvo a Geoff Johns y Jim Lee como principales arquitectos sin que pudiera evitar sentirse la mano de un Bob Harras que también andaba por ahí. Durante los meses en los que se gesto el reboot los equipos creativos iban y venían mientras nos llegaban tantas noticias como las que se desmentían al final del día. Rectificando sobre la marcha conforme soplaban los vientos, cuando el temido reboot llegó nos encontramos con 52 nuevas colecciones que fusionaban DC, Vértigo y Wildstorm en un único universo. Grandes nombres como Geoff Johns y Morrison (arrinconado en su parcela personal, como siempre) seguían ahí mientras ganaban peso gente como Scott Snyder, Jeff Lemire, Judd Winick, J.T. Krul o Tony Daniel. Los dibujantes metidos a guionistas fueron otras de las constante mientras asistíamos al regreso de nombres tan olvidados que solo con nombrarlos podrían despertar a las grandes bestias: Rob Liefeld, Scott Lobdell, Dan Jurgens y Keith Giffen regresaban a la actualidad repartiéndose entre todos una serie de colecciones entre las que seguían primando Batman y los Green Lantern. Justice League se convertía en el nuevo caballo ganador mientras otros productos más alejados de los grandes iconos llegaban para ampliar el espectro de los productos de la editorial. Iniciado el reboot, Action Comics, Batman, Wonder Woman, Animal Man,La Cosa del Pantano, Batwoman, Demon Knights y Stormwatch parecían las más prometedoras. Pasados cinco meses, ese orden ha cambiado un tanto, aunque no demasiado:



THE FLASH
GUIÓN: FRANCIS MANAPUL
DIBUJO: FRANCIS MANAPUL Y STEVE BUCCELATTO

Tras haberno hecho descubrir el cielo con las etapas de Mark Waid y Geoff Johns, el hombre vivo más rápido de la Tierra lleva unos cuantos años dando tumbos en una espiral de decisiones editoriales cuando menos cuestionables en la que cuando uno piensa que ya ha tocado fondo siempre consiguen sorprendernos de la peor de las formas. Primero fue la extraña decisión de sacrificar a Wally para que Bart creciera bruscamente para convertirse en el nuevo Flash. Una vuelta de tuerca tan incomprensible como arriesgada, pero con la que -teniendo en cuenta lo bien que les salió la jugada de sustituir a Barry por Wally- podrían haber logrado dar un gigantesco paso hacia delante para dar vida al Flash del nuevo milenio. Cayendo en saco roto, todo ese potencial como viajero y manipulador del tiempo de Bart se iría al traste por unos guionistas empeñados en convertirlo en la enésima copia de sus predecesores, por lo que viendo como todo el crédito cosechado durante etapas anteriores comenzaba a agotarse, DC optaría por quitarlo de en medio de la forma más cruel posible para que Waid recuperase a Wally y su familia. Aquel fue el primero de una serie de pasos en retroceso al que seguirían la resurrección de Barry Allen, el regreso de Johns y, en última instancia, volver devolver a Barry a su jovial soltería. Resumiendo, que actualmene volvemos a encontrarnos en la situación en la que se encontraba el personaje hace 60 años y que como continúe la tendencia pronto tendremos a Jay Garrick como nuevo Flash. Pero pese a que todo esto puede ser juzgado como un handicup importante a la hora de darle una oportunidad a esta serie, sería injusto culpar a Manapul y Buccelato de los crimenes de sus predecesores. Y más cuando entre los dos consiguen lo que ni con relevos generacionales, absurdos back to the basic y otras ideas de bombero se había podido lograr: Ofrecernos un Flash fresco y lleno de una energía contagiosa en el que con historia sencillas ponen a prueba las habilidades del personaje mientras ellos ponen a prueba sus capacidades como dibujantes. Y en ambos casos estamos ante auténticos todoterreno que nos ofrecen un viaje para ponerse el cinturón y dejarse llevar.

ACTION COMICS
GUIÓN: GRANT MORRISON
DIBUJO: RAG MORALES

A nadie se le escapa que tras ese pronunciado bache que ha sido el brusco cambio de universo el arranque de la etapa de Grant Morrison en Action Comics ha sido un tanto irregular y no menos caótica. Pero parafraseando a uno de mis compañeros, su nuevo acercamiento al mito del hombre de acero sigue destacando entre otros de los muchos títulos de este relanzamiento al ser un comic escrito con el corazón. Y es que por complicadas que estén las cosas o por diferente que sea su punto de vista con respecto a los patrones que le dan su trabajo, el escocés parece incapaz de traicionarse a si mismo. Con un enfoque actual que comparte ciertos detalles con la versión definitiva de cierto arácnido y mucho de las inquietudes de la más beligerante juventud actual, Morrison nos presenta a un héroe cercano que todavía esta haciéndose a sí mismo mientras lucha con tejanos y camiseta contra los corruptos y desalmados que oprimen desde sus atalayas al hombre de apie. O en otras palabras, el Hombre de Acero baja de las alturas para sumarse a la causa de sus conciudadanos para volver a erigirse como aquel defensor de los inocentes y azote de las injusticias de sus comienzos embarcándolo en una lucha que, tal y como están las cosas, se antoja más necesaria que nunca. Se le podrá achacar defectos como lo precipitado de su trama o que los rasgos todavía por definir. Pero solo por los ideales y el entusiasmo que transmite, el Action Comics de Morrison contiene más del espíritu del Último Hijo de Krypton que muchos de sus predecesores en el anterior volumen de la colección.

LA COSA DEL PANTANO
GUIÓN: SCOTT SNYDER
DIBUJO: YANICK PAQUETTE

Volvemos a hablar de Scott Snyder (y no será la última vez que lo hagamos) con esta otra serie nacida a consecuencia del reboot y cuyas raíces (y nunca mejor dicho) se adentran en El Día Más Brillante y profundizan hasta uno de los más míticos trabajos de Alan Moore. Sin miedo al desafío, Snyder se adentra en el territorio del maestro mostrando un gran respeto a su trabajo sin que esto implique cohibirse a la hora de hacer y deshacer a su criterio. El resultado es una deliciosa obra que recupera toda la mitología de la Cosa del Pantano y todos aquellos ideales naturalistas y trascendentales que la rodeaban ofreciéndola con bríos renovados para el lector del siglo XXI. Y lo más curioso es que en los cinco números que llevamos ni siquiera ha aparecido la Cosa del Pantano (al menos en su acepción clásica) y nadie parece quejarse al respecto. ¿Por qué? Porque usando su antigua relación con el verde, Snyder crea una compleja trama en torno a Alec Holland en el que este se ve incansablemente atormentado por un pasado que se niega a dejarle marchar mientras misteriosas fuerzas trabajan a su alrededor. Con un Yanick Paquette a los lápices ofreciéndonos un festival art nouveau de terror repleto de líneas claras, composiciones de página aguerridas y una imaginación deasatada para dar vida imágenes aterradoramente bellas acompañamos al antiguo “anfitrión” de la Cosa del Pantano para desentramar un pavoroso misterio que parece que pone en juego a las más antiquísimas fuerzas vitales de la Tierra.

WONDER WOMAN
GUIÓN: BRIAN AZZARELLO
DIBUJO: CLIFF CHIANG

Cuando DC fusionó su universo central con Wildstorm y Vértigo como resultado del final del evento Flashpoint, la mayoría pensamos que la intención era crear un nuevo Universo que reuniera las mejores virtudes de los tres. Sin embargo, aunque de Wildstorme se ha visto mucho y en grandes cantidades tampoco puede decirse que el espíritu de Vértigo este muy presente más allá de las series tradicionalmente ligadas a esta línea o cierto empeño de un puñado de genios gráficos empeñados en convertir sus series en verdaderas obras de arte. Sin embargo, hay excepciones tan honrosas como la serie que nos ocupa. Y es que desde su llegada al título, Brian Azzarello ha conseguido hacer de la serie en la que se narran las aventuras de la princesa amazona un producto estimulante que extrae lo mejor de productos como Increíble Hércules o Greek Street superando con creces a todos sus precedentes. Desde los humildes condados que dan cobijo a la despectivamente denominada white trash del medio oeste norteamericano a los conciertos de rock en el soho londinense o el ensangrentado corazón de África, Azzarello recupera toda la pasión y virulencia de la mitología griega para dar forma a una guerrillera historia con ciertos tintes bíblicos en la que su mala leche y su contundencia a la hora de narrar historias repletas de testosterona destilada rezuman por los cuatro costados. Con un magnífico Cliff Chiang para darle a la serie toda la fuerza y la expresividad que necesita, con apenas cinco números la serie ya esta antojándose como una de las más prometedoras etapas del personaje desde que George Pérez abandonase su colección.

BATWOMAN
GUIÓN: J.H. WILLIAMS III y W. HADEN BLACKMAN
DIBUJO: J.H. WILLIAMS III

Si lo conocías por su trabajo en Promethea, probablemente ya sabías que J.H. Williams es un dibujante destinado a hacer historia. Si lo conociste en la saga de La Isla del Doctor Mayhew del Batman de Morrison lo más seguro es que te dieras cuenta de que se le daba francamente bien dibujar a Batman y su familia. Y si lo descubriste en el Detective Comic de Rucka, no te quedaría otro remedio que conocer el extasis en forma de comic con la combinación perfecta entre personaje, historia y autor. Con su regreso al batverso junto a la intrepida Kate Kane y ese mundo paranormal de fantasmas y conspiraciones de espionaje militar que la rodean no hacia falta decir que esta serie iba a ser una cita ineludible. Y lo cierto es que Williams cumple y lo hace con notable demostrando no solo que a los lápices su composiciones pictóricas y su narrativa están al alcance de muy pocos, sino que además le tiene el pulso cogido al personaje y que aprendió francamente bien de su predecesor. Con la ayuda de Blackman (es demasiado obvio para ser un pseudónimo) a los guiones, Batwoman consigue hacer de su protagonista una de las superheroínas más carismáticas e interesantes del panorama actual.

ANIMAL MAN
GUIÓN: JEFF LEMIRE
DIBUJO: TRAVEL FOREMAN

Animal Man es uno de esos superhéroes minoritarios de los tantos como dispone DC Comics cuyo nombre siempre estará ligado a esos revolucionarios proyectos mediante los cuales se levantaría la línea Vértigo. De cosechar elogios en el seno de este sello llegaba un Jeff Lemire que, si seguisteis su trabajo en Sweet Tooth, probablemente cuando anunciaron que iba a sacar una serie protagonizada por el bueno de Buddy Baker inmediatamente pensasteis que DC había encontrado otra fórmula ganadora. Por una serie de factores, Animal Man es una rareza dentro del mundo de los superhéroe incluso si hablamos en los terminos de una editorial que tiene bizarradas como la Doom Patrol. En primer lugar hay que decir que tiene unas habilidades poco espectaculares a la hora de llenar portadas y con cierto aroma a naftalina que recuerdan más a la magia chamánica de aquellos tiempos en los que toavía éramos cazadores-recolectores que a cualquier icóno superheroico que podamos encontrar entre el merchandaising de la editorial. En segundo, se trata de un tipo que hace de superhéroe con la misma rutina que se pone el mono de trabajo el fontanero de tu barrio (además, su identidad ni siquiera es secreta pese a llevar un disfraz pintoresco y todo el pueblo sabe donde vive por si le tienen que llamar para que les eche una mano en algo). Además, se trata de un héroe casado y con hijos, cosa que hoy en día parece más un handicup que otra cosa. Pero lo más importante es que despide cierta sensación onírica a duermevela (como una suerte de sueño tan real que uno nunca llega a tener la consciencia de que esta soñando) que hacen de él una propuesta tan diferente que resulta francamente estimulante siempre que se sepa usársele con cabeza. Pudiendo inclurise dentro de estas pocas elegidas, la serie de Lemire nos sumerge en un mundo que aunque mantiene ciertos rasgos del comic de superhéroes esta mucho más cerca del thriller sobrenatural de terror que en ser la enésima versión de Superman. Con elementos deudores de la etapa de Jamie Delano, el guionista compone una trama angustiosa y adictiva en la que nos vemos arrastrados sin remedio a la continua lucha de su protagonista por mantener a salvo su frágil mundo de las insondables maquinaciones de las fuerzas metafísicas que le rodean. Pero nada de esto sería lo mismo si no fuera por el extraordinario trabajo de un Travel Foreman al que han dado alas para dotar a la serie de una atmósfera magnética que nos atrapa como una trampa atrapamoscas entre la intimidad de las victorias cotidianas de Buddy Baker y el repulsivo (y a la vez extrañamente hermoso) horror de los peligros a los que hace frente.

BATMAN
GUIÓN: SCOTT SNYDER
DIBUJO: GREG CAPULLO

Y si ya decíamos en la entrada de Detective Comics que Scott Snyder había mostrado aptitudes más que suficientes para convertirse en el heredero de Grant Morrison como nuevo timonel de la franquicia del murciélago, sobra decir que cuando DC Comics se vio en dicha tesitura tuvo el buen ojo de promocionarlo inmediatamente a la nueva serie capital de Batman. Aunque el número uno marca el inicio de un nuevo comienzo completamente accesible para nuevos lectores, Snyder tiene el buen gusto de nutrir su historia con elementos que ha estado introduciendo sutilmente desde que llegara a la franquicia y miles de detalles herederos de la mitología del personaje. Sin el handicup de operar de corista y con las riendas de la bestia, su nueva serie es por tanto un caballo ganador que luce las virtudes de su anterior etapa elevadas a la enésima potencia. Con el dinamismo de Capullo para que el recuerdo de los mejores años de Batman sea todavía más patente, con la introducción de la trama de La Corte de los Buhos, la serie desprende un delicioso aroma a novela de misterio victoriana que nos atrapa sin remedio en las aventuras del personaje.



Y estas son nuestras seleccionadas como lo más relevante que nos ha dado a lo largo de 2011 DC Comics. Se nos quedan fuera de la lista otros que no han entrado por los pelos como Stormwatch de Paul Cornell, Aquaman de Geoff Johns, el All Star Western de Jimmy Palmiotti o la Justice League Dark de Peter Milligan. Pero eso ya es misión vuestra decidir si la lista hace justicia a la producción de este año o hay otros títulos que deberían haber aparecido en lugar de estos. A lo largo de la semana volveremos con un nuevo post dedicado a los sellos independientes de las dos grandes editoriales: Vértigo, Icon y otras líneas afines. Y tras este, comic independiente americano.

¿Cuál ha sido la mejor serie del Nuevo Universo DC?

  • Batman de Scott Snyder y Greg Capullo (43%, 144 Votes)
  • Animal Man de Jeff Lemire y Travis Foreman (19%, 62 Votes)
  • Batwoman de J.H. Williams III (11%, 37 Votes)
  • Action Comics de Grant Morrison y Rag Morales (8%, 28 Votes)
  • Wonder Woman de Brian Azzarello y Cliff Chiang (6%, 20 Votes)
  • La Cosa del Pantano de Scott Snyder y Yanick Paquette (5%, 18 Votes)
  • Otra (¿Cual?) (5%, 17 Votes)
  • The Flash de Francis Manapul y Brian Buccelato (3%, 9 Votes)

Total Voters: 335

Cargando ... Cargando ...
38 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Tetsujin
Tetsujin
Lector
17 enero, 2012 23:26

“Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem…”

¿Qué intentáis decirnos? ¿Es alguna clave? ¿O tiene menos sentido que considerar el tostón sin sentido de Brightest Day uno de los mejores tebeos del año? 😉

x_vjack
x_vjack
Lector
17 enero, 2012 23:28

Batman siempre va a ser lo mejor de DC y de cualquier otra editorial.

Sierra
Lector
17 enero, 2012 23:31

Ese párrafo da miedo.

backlash
backlash
Lector
17 enero, 2012 23:32

“El resultado es una deliciosa obra que recupera toda la mitología del Hombre Cosa” Ejem…ese personaje es de Marvel y no de DC, aunque reconozco que exceptuando la etapa de Moore y Wrighston me gusta mas la version de Marvel guionizada por Gerber toda una oda al mas extraño surrealismo y comic psicologico

Daniel Gavilán
17 enero, 2012 23:33

Solo eran nuestros rezos diarios al todopoderoso Cthulhu, Tetsujin

Pd: Corregido 😉

EDITO: Corregido también lo del verde, Blacklash. Pon a un marvelita a escribir un texto del “Hombre del Pantano” y es lo que resulta.

Armin Tamzarian
Autor
17 enero, 2012 23:44

Por desgracia la mayor parte del material que he leído este año de DC han sido reediciones.

De lo editado por primera vez en este 2011 en España lo mejor para mí ha sido Joe the Barbarian (mi cómic favorito del año) una pequeña joya de Morrison y Murphy y el segundo tomo de American Vampire de Scott Snyder, ambos de Vertigo. Luego me gustó mucho Batman & Robin y El Retorno de Bruce Wayne también de Morrison. También Dos Caras Año Uno y me dejó un buen sabor de boca Asilo Arkham: Locura de Sam Keith, que por su dibujo feista creía que me iba a desgradar y luego me fascinó esa historia envolvente y lewiscarroliana sobre una celadora echando el turno de noche en el famoso sanatorio de Gotham. También Batman Arkham City escrito por Paul Dini mi guionista favorito del personaje en la actualidad, ya veremos cuando empiece con la etapa de Scott Snyder si cambio de opinión.

De reediciones que haya leído por primera vez me agradaron mucho tanto el Batman de Norm Breyfogle como Batman: Ciudad Rota de Azzarello y Risso y su tono noir (aunque lo de la obsesion con los dientes de Killer Croc no sabía como tomármelo) y me encantó El Asco de Morrison, que es una obra que condensa toda su manera de entender el mundo del cómic alejado de la ortodoxia superheróica. Añado también todo el Hellblazer de Delano.

Ya de reediciones que conocía previamente me quedo con Batman Silencio y los tomos del Batman de Morrison.

PD: Del reboot no he catado nada, como bien comenté ayer.

Tetsujin
Tetsujin
Lector
18 enero, 2012 0:40

@Armin Cierto, el Joe the Barbarian llevaba un tiempo detrás y la verdad es que estaba bastante bien. Y este año he leído por primera el Starman de Robinson (si, tengo lagunas importantes) y la verdad es que es alucinante. Offtopiqueando un poco, es una lástima que el reboot DC se cargue una seña de identidad tan importante como es el sentido de legado que transmiten muchos de sus tebeos.

Y mira que estuve a punto de no pillarlo, no es fácil para mi colocar esos seis tochazos. Estoy a un paso de cambiar mi cama por estanterías.

heguy
18 enero, 2012 0:43

ke buen post… pues voii a echarle una hojead a WEDNESDAYS COMICS ke se ve ke es una muy buena serie a pesar de ke casi todos sabemos los origenes de los principales heroes de DC… como sea le dare una leida
y de NEW 52 no leo ninguna de las mencionadas ya ke nunka me ah gustado las series regulares de SUPERMAN por ke simplemente odio el personaje
ultimamente eh visto ke la serie de BATWOMAN esta teniendo muy buenas criticas tanto ke muchos criticos la señalan como la mejor del NEW 52 asi ke esaa si la voy a leer en cuanto pueda… por ke si algo si se es ke goza de un exelente dibujo
Ami Me parecio ke otra serie buena a la ke nadie presta atencion es I. VAMPIRE ke poco a poco mpieza a agarrar nivel.
y espero ke este año pinte mejor paorama para DC con respecto a la creacion de EARTH 2 y el regreso de mi favorita POWERGIRL

el yamper
el yamper
18 enero, 2012 1:55

Conozco a cierto Señor que pudo haber votado 5 veces por El Dia Mas Brillante. Pero no quiero suponer nada

Sobre el Batman de los 52, creo que tanta sobreexplotacion batimaniaca ha temriando por hastiarme, proque ahora mismo yo diria que Animal Man es lo mejor que ha traido el reboot.

Sobre Las sagas anteriores, igual que mi fanatimos por Morrison me hace considerar Batman Incorporated como lo mejorcito antes de la caida, pero igual creo que la idea de Wednesday Comics es mucho mas fresca y util para, jajajajajajaja, acercar el comic a nuevos clientes

I, Spyder
I, Spyder
18 enero, 2012 2:46

Para un servidor, la mejor serie de este nuevo universo DC es Shade. Si bien la serie de James Robinson no se encuentra dentro del “selecto” grupo de las 52, el autor esboza a uno de los personajes más carismáticos con los que cuenta la editorial.
Ya dentro del grupo de las 52 destacaría el Batman de Snyder así como la Wonder Woman de Azzarello, que para mi sorpresa me está resultando sobradamente satisfactoria, quizás en gran medida a los lápices de Chiang. Con Action Comics completaríamos a la Trinidad DC, pero ocurre que estos últimos números me están desconcertando aunque sé que con Morrison uno debe esperar siempre a ver leer la historia consumada.
Luego seguirían Batwoman y Flash, más que nada por su apartado gráfico. Por su ARTE, en mayúsculas bien merecidas. Que no tanto por el guión.
Con La Cosa del Pantano, aún reconociendo que Snyder pueda estar realizando un buen trabajo, me supone un enorme esfuerzo olvidar el trabajo de Moore y aceptar los nuevos cánones que pretenden establecerse al personaje. Pero esto, por supuesto, es algo subjetivo.
En cuando a Animal Man, considero que es quizá la serie más sobrevalorada de este relanzamiento. Lemire le debe mucho a Delano y si a los lectores no les resultara tan sencillo olvidar el pasado de sus personajes se lo reprocharían.
Y luego las grandes decepciones. Cornell me ha decepcionado mucho. Yo, que considero su Wisdom y su MI13 una de mis publicaciones Marvel favoritas, esperaba algo más de él, pero tanto Demon Knights como, sobretodo, Stormwatch, me han decepcionado profundamente.
Y el Frankenstein de Lemire, otra pequeña decepción. Le tenía ganas, porque el personaje es uno de los que me son más sugerentes de este relanzamiento, pero no ha podido ser. Quizá lo que pueda haberle perjudicado en este caso ha sido el apartado gráfico y que el guión no compensaba lo suficiente.
Creo que ya está, el resto de colecciones van de lo normalito a lo aborrecible, y no vale la pena mentarlas. Pero que no se diga, si hiciera una criba similar con Marvel, probablemente destacaría el mismo número de colecciones, la diferencia es que las de DC responden en su mayoría a una ambiciosa iniciativa editorial y como aficionado disgusta que no ya que no sean capaces de cumplir las  expectativas, sino que en muchos casos parezcan nada interesados en hacerlo, como ha ocurrido con la delirante decisión de dejar a Liefeld al cargo de tres series que languidecen en el mercado, como si pretendieran defenestrarlas del todo  

Chongastic
Chongastic
Lector
18 enero, 2012 4:50

Nada para Suicide Squad? La serie es la hostia!
Entretenida de principio a fin.

el yamper
el yamper
18 enero, 2012 7:09

Puede que Suicide Squad sea entretenida, pero joer, Secret Six era los siguiente a cojonudo. Creo qyo que estan esperando el tiron de la peli de Batman para traer de vuelta a nuestro querido Bane. O si no, que traigan de nuevo a Adamn West enfundado en su traje de Catman

el nota
el nota
Lector
18 enero, 2012 9:13

hmmmm no veo ninguna mencion de hawk & dove . . .

Clavos
Clavos
18 enero, 2012 12:35

Yo mantendría el top 7 post-reboot quitando Flash y Action Comics y metiendo Stormwatch y Birds of Prey…

donniedarko
donniedarko
18 enero, 2012 12:53

Una duda: el material publicado de Scott Snyder frente a la cabecera de Batman está todo ello publicado ya en España?
Y el tomo de ECC de este mes se puede leer sin haber leído nada de Snyder anteriormente o sigue con alguna serie ya iniciada en España?
Gracias!

Espaiderman
Espaiderman
Lector
18 enero, 2012 14:40

 “Snyder no ofrece un retrato´´. Pensé que era nos ofrece, pero bueno.
 Para mí, lo mejor del reboot son las dos de Snyder mencionadas y Animal Man, maravillosos trabajos que espero que te hagan decir: “quien necesita el universo original si tienes estas series tan frescas?´´.

Figa Tendra
Figa Tendra
18 enero, 2012 14:53

Pues sin Secret Six ni Power Girl me he quedado sin saber a que votar.
Del nuevo univershop he votado al Action Comics, porque si te abstraes un poco es bastante disfrutable (aunque todo ese rollo de lucha obrera y tal, apenas se esboza) y suele sorprenderme, mientras que en otras como Swamp Thing no hacen mas que recordarte que son un collage (bastante hortera a ratos, con la Abigail/Lorenzo Lamas) de la etapa Moore.
Animal Man se me ha quedado en el corte, pero esta pecando demasiado de previsible, para eso prefiero Batgirl.

Martin
Martin
Lector
18 enero, 2012 17:08

Me resulta increíble como se destaca a Morrison todo el tiempo, a pesar de la basura que haga. Es gracioso ver en el artículo que durante toda la justificación de por qué es una de las mejores series se diga “a pesar de…” “” aunque su serie sea caótica” ” serie irregular”… pero A PESAR DE TODO  siempre a Morrison lo perdonamos. Si este Action Comics lo hubiese escrito otro autor, seguramente lo estarían destrozando por todos los foros, incendiándolo por poner a Superman en camiseta y jeans, con esa capita ridícula, y convertirlo en un vengador urbano.
 
Con respecto a lo demás, creo que Animal Man es mejor que el Batman de Synder ( que es muy bueno, porsupuesto)
 
Saludos!

Omar Little
Omar Little
Lector
18 enero, 2012 17:56

Que vuelvan los Secret Six de Simone. A ver si ECC publica los números que Planeta dejó inéditos.

Tawney
Tawney
18 enero, 2012 19:39

“[…]con apenas cinco números la serie ya esta antojándose como una de las más prometedoras etapas del personaje desde que Marv Wolfman abandonase su colección. ”

Ein? Que estapa de Marv Wolfman de Wonder Woman es esa? Porque ahora mismo recuerdo bastantes épocas interesantes, como la de Perez, Jimenez, Heinberg, y hasta Simone (que ni de broma es tan mala como muchos hacen creer) pero de Wolfman no recuerdo nada de nada.

Y ya puestos a reivindicar, también lo hago del dia mas brillante, que desde luego no era una genialidad, pero si tenia puntos muy buenos.

Es más, como posteo poco, voy a liarme la manta a la cabeza y voy a reivindicar otra incomprendida de ¿2008?: Countdown.

Si, admitamoslo, la historia era un mojón del tamaño de Galactus, pero madre mia, los dos últimos tomos de la historia, contando el “origen” de la tierra de Kamandi me parecieron absolutamente apoteosicos.

Galaktus
Galaktus
18 enero, 2012 19:45

Que raro, ¡¿Dónde está Lord Deu?! xD
 
Pese a todos los lios de continuidad, le daré una oportunidad al reboot. Mi interes por DC era nulo antes del reboot, ahora me interesan unas cuantas series. Por no hablar de otras anteriores al reboot como Batgirl. Así pues, buscaré en mi tienda de cómics habitual algunos de los cómics aquí expuestos. Aunque de momento, parece que en un futuro próximo habrá más comics DC que Marvel en mi lista de compras. Y os lo dice un marvelita de toda la vida.
 

Lord deu
Lord deu
18 enero, 2012 20:53

“Que raro, ¡¿Dónde está Lord Deu?! xD”

Estoy por aca, es que he tenido mucho trabajo….

Armin Tamzarian
Autor
18 enero, 2012 21:36

Pues venga, opina de lo mejor de DC en el 2011, que hay buen material, que no se diga que sólo te pasas por aquí para poner a los de Marvel como degenerados.

Lord deu
Lord deu
18 enero, 2012 21:49

En los temas de Marvel ya ni me aparezco, ya que el medico me prohibio seguir leyendo MArvel, por que me estaban sacando ulcera.
Aunque aun leo X-factor a escondidas.

Armin Tamzarian
Autor
18 enero, 2012 21:59

Pues dile a tu médico que se pase por aquí y hable de lo que más le ha gustado de DC, que no se corte.

obnose
obnose
Lector
18 enero, 2012 22:24

I, Vampire me parece una de las mejores series del reboot. Quizás no entre las siete primeras (sigo todas ellas, menos Flash), pero para mí una de las gratas sorpresas.

Lo que echo más en falta en las nuevas 52, ahora que la JSA está de vuelta (que de todos modos en el pre-reboot estaba bastante perdida; espero que Robinson haga un buen trabajo ahí) es la dimensión cósmica de DC. Aunque tuvo un bajón a mitad de la colección (sí estuvo bien el último arco), REBELS me gustó mucho.

De lo mejor de 2011 en el pre-reboot, quitaría Green Lantern (que sin ser malo, creo que el primer arco del reboot ha mejorado respecto a la guerra de los green lantern) e incluiría a los Secret Six. Los añoro.

molon labe
molon labe
Lector
18 enero, 2012 22:29

Coincido con algun compañero de mas arriba, lo mejor que he leido este año anterior al reboot… Starman, y posterior…Starman tambien.

sherifmet
sherifmet
Lector
18 enero, 2012 23:21

bueno , entonces ya te voy avisando que en un tema hay un deceita que empezo a insultarnos… y encima lo diho todo en mayusculas!!
despues no digas que los marvelitas somos los unicos que insultamos , XD

para mi , lo mejor del reboot esta entre el batman de snyder (muy bueno) , el action comics de morrison (muy bueno , aunque pierde puntos por contar oootra vez como explota krypton) , justice league dark , animal man (muuuy buena) , swamp thing (esta tambien muy buena) , batwoman (diooooos , que buenos dibujoooos) , wonder woman y flash.

Daniel Gavilán
19 enero, 2012 11:27

Corregida tanto la falta de la “s” como lo de Marv Wolfman (fallo mío por culpa de una asosiación de ideas errónea: Wonder Woman – George Perez – Teen Titans – Marve Wolfman…)

Capitan John Paul Jones
Capitan John Paul Jones
19 enero, 2012 12:54

De el pre-reboot me quedo con REBELS y Secret Six, y desde el reboot Batman

Alex Cruz
Alex Cruz
Lector
19 enero, 2012 13:42

La verdad la gente si extrañaba a la Batgirl, tiene muy buenos comics antes de que la dejaran paralitica por mas de 20 años. Lastima que su reitroduccion fue tan brusca y forzada…

Era ridiculo tenerla en una silla de ruedas si en ese universo Batman volvio a caminar despues de que le rompieran su columna vertebral y mas con toda la tecnologia de universo DC.

I, Spyder
I, Spyder
19 enero, 2012 14:13

Lamento confesar que no conozco ninguno de esos buenos cómics de Barbara como Batgirl antes de ser Oráculo a los que te refieres, Álex, por tanto agradecería que me los citaras para poder echarles un vistazo.
Y yo también anhelo que Lord Deu pueda compartir con nosotros su parecer sobre lo mejor de DC, que si no ya vendrá alguien que nos dirá que el compañero ni tan siquiera se ha leído las colecciones del relanzamiento…
 

sherifmet
sherifmet
Lector
19 enero, 2012 17:06

Lord Deu ni tan siquiera se ha leido las colecciones del relanzamiento!!

Ocioso
Ocioso
Lector
19 enero, 2012 17:13

No necesita leerlas. Él sabe que son 52 obrones maestrones.

el yamper
el yamper
19 enero, 2012 17:43

Martin
ha comentado el 18 enero, 2012 a las 17:08h

“pero A PESAR DE TODO siempre a Morrison lo perdonamos. Si este Action Comics lo hubiese escrito otro autor, seguramente lo estarían destrozando por todos los foros, incendiándolo por poner a Superman en camiseta y jeans, con esa capita ridícula, y convertirlo en un vengador urbano.”

Ya lo dije, la cosa con Morrison va mas alla de gustos: Es fanatismo. Despues de El Asco o Los Invisibles, por mi que traiga a Siniestro de vuelta como Green Lantern… a no, espera, que esa payasada ya lo hizo otro.

sherifmet
sherifmet
Lector
19 enero, 2012 17:46

a mi me gustan mas el del ’74 y el del ’06.

sherifmet
sherifmet
Lector
19 enero, 2012 17:47

ahhh , me equivoque de post!! 😛

Espaiderman
Espaiderman
Lector
20 enero, 2012 14:47

 El problema de los grandes guionistas es el siguiente: les dejan hacer lo que les de la gana. Si no, mirad unas cuantas series de Marvel o DC, sobre todo las de autores de renombre. Luego me decís.