Tormenta. La jinete de los vientos cabalga sola. 1ª parte

Por
24
712

Ladrona, diosa, mutante, líder, reina consorte, profesora son algunas de las definiciones que podríamos aplicar a Tormenta. Una de las heroínas más importantes del Universo Marvel e integrante de los grupos más importantes de la editorial. Hasta ahora, que la Casa de las Ideas ha decidido dejar de lado todas sus numerosas obligaciones y centrarse en ella. Para ello le ha otorgado una nueva serie regular, con Greg Pak a los guiones y Víctor Ibáñez a los lápices. En esta cabecera veremos a la Jinete de los Vientos expandir su buen hacer por el mundo, especialmente en África, continente al que se siente muy ligada. Ha llegado la hora para que Tormenta cabalgue los vientos por ella misma. Y es que el sueño de Charles Xavier bien merece el esfuerzo.

Debido a la gran cantidad de material con el que se ha trabajado, se ha estimado dividir la trayectoria del personaje en dos partes. En esta primera entrada seremos testigos del origen y del desarrollo de Tormenta en la larga etapa de Chris Claremont. Se deja para la segunda todo el desarrollo posterior a la salida del patriarca mutante a finales de 1991 hasta la actualidad.

La Segunda Génesis Mutante

Año 1975. Después de algunos años sin material, nos encontramos con un especial de los X Men. De la icónica portada vemos salir un grupo de personajes, la mayoría nuevos y algún conocido, ante la asustada mirada de los integrantes de la patrulla original. Con ese detalle Gil Kane, autor de la portada (aunque con aportaciones de Dave Cockrum), ya marcaba la senda que nos íbamos a encontrar: los mutantes originales, aquellos chicos que estudiaban con Xavier ya no están; hay que prepararse para la segunda generación. Entre ese nuevo grupo de hombres X destaca una única mujer, sobrevolando el firme paso de sus compañeros. Es Ororo Munroe, más conocida como Tormenta. La historia del cómic, conocida hasta la saciedad, es que el Profesor va reclutando un grupo de mutantes por todo el mundo porque necesita un nuevo equipo para salvar a sus cinco alumnos originales, secuestrados por la isla mutante Krakoa. Se dirige hasta Kenia en pos de una mujer a la que los habitantes del lugar califican como diosa. En una tierra desértica y escasa de agua, esta diosa es capaz de elevarse sobre los vientos y controlar el clima. Xavier le hace saber que es una mutante, como él, y que puede hacer mucho bien al mundo, si acepta unirse a su proyecto. Tormenta siente que es un hombre de bien y accede a acompañarlo. El final es bien sabido también: Coloso, Rondador Nocturno, Lobezno, Banshee, Fuego Solar, Ave de Trueno, Tormenta y Cíclope (único de los originales que consiguió abandonar la isla) salvan al resto de mutantes y conforman la nueva Patrulla X. De aquí en adelante fue crecer y de forma imparable, además.

La Segunda Génesis al completo
La Segunda Génesis al completo

 

Para llegar hasta este punto el concepto mutante tuvo que pasar su pequeña travesía en el desierto. La cabecera ya fue probada en los años 60 y, pese a un último intento a cargo de Roy Thomas y Neal Adams, tuvo que ser cancelada por escasas ventas. Eso no quiere decir que no hubiera intereses en ella. Len Wein, a los guiones, y Dave Cockrum, a los lápices, fueron los encargados de dar forma a la nueva cabecera cuando se aprobó el proyecto de volver con los mutantes. El dibujante tenía en ese momento gran cantidad de material y bocetos acerca de nuevos personajes. Tormenta fue el resultado de fusionar varios de esos personajes desechados de otra colección (Legión de Superhéroes en DC cómics). Más concretamente tres:

–         Tiphoon: un héroe capaz de controlar el trueno y la lluvia

–         Quetzal: una joven con alas en los brazos

–         Gata Negra ( no confundir con Felicia Hardy): una adolescente que adquiere la forma de gato a su antojo

De la amalgama de estos tres personajes, Cockrum dio forma a Ororo, mezclando los poderes, apariencia física y atuendo de todos ellos. Hasta aquí el diseño, pero estaba claro que nuestra Jinete de los Vientos necesitaba un guionista capaz para sacarle todo el jugo posible. La mutante capaz de controlar todos los elementos que competen al clima tendría en Chris Claremont a su mejor valedor y durante los dieciséis años que estuvo al frente de la franquicia siempre la tuvo en cuenta como una de sus más destacadas actrices en el drama que estaba desarrollando. Tormenta es uno de los mutantes principales, su importancia ha sido prominente, siendo líder de la patrulla durante una buena temporada. Y su relevancia no se ciñe sólo al entorno X. El Universo Marvel en general la tiene entre sus más preciados integrantes. Es de los pocos personajes (por no decir el único) que han pertenecido a los tres grupos más importantes de la editorial: Vengadores, 4 Fantásticos y X Men. Un personaje fascinante con una historia a su altura.

Memorias de África

La primera aparición de Tormenta es en el citado Giant Size de 1975, cortesía de Len Wein y Dave Cockrum. Vemos a un personaje ya formado. Sus primeras viñetas no pueden generar más expectación: una preciosa belleza de ébano, semidesnuda, con una larga cabellera plateada y unos grandes ojos azules. Sus poderes, casi divinos, no dejan de impactar en el lector. Ororo Munroe, nombre de pila de nuestra protagonista, acompañará a EEUU al profesor, pero siempre llevará África en su corazón. El influjo del continente, salvaje e indómito, tendrá mucho que ver con el carácter de la jinete de los vientos.

En un principio, la idea de Wein era jugar con ese posible origen divino que nos presentaron en el Giant Size. Esto es rápidamente desechado cuando coge las riendas de la serie Chris Claremont. Este guionista siempre ha destacado por hacer buenos personajes femeninos, y Tormenta no será una excepción. Nos irá formando la juventud y adolescencia conforme va avanzando la cabecera, en pequeñas dosis. Los primeros recuerdos de Ororo los tenemos en X men#102 y nos trasladan nada más y nada menos que al Harlem neoyorkino. Una joven pareja compuesta por un fotógrafo americano, David Munroe, y una princesa keniata, N’Dare, abandonan su hasta ahora hogar en Nueva York para trasladarse a El Cairo, donde el fotógrafo ha conseguido un empleo. Con ellos, un pequeño bebe de cabellos plateados. Desgraciadamente, pocos años después de su llegada, se produce una guerra civil en el país y los enfrentamientos están a la orden del día. Un avión militar sin control impacta en el hogar de los Munroe, provocando que Ororo quede enterrada bajo montones de escombro y, sobre todo, la muerte de sus progenitores. En una práctica que Claremont hizo muy común, tenemos los Classic X Men donde se profundizaba en esas historias. En el número 10, el patriarca mutante ampliaba este origen. Sabemos entonces que la pareja debe abandonar Nueva York por el odio racial. N’Dare es una princesa y no está acostumbrada al rechazo social. No quiere que la pequeña sufra lo mismo. Insta a su marido a que acepte una oferta de trabajo en El Cairo. Con la funestas consecuencias antes expuestas. De este episodio le vendrá a nuestra protagonista su claustrofobia, una lucha con la que tendrá que bregar toda su vida.

Después de este incidente, tuvo que apañárselas sola. Una niña en las difíciles callejuelas de El Cairo. Allí fue reclutada por Achmed El Gibar, un anciano ladrón que le enseño todos los trucos para la supervivencia, entre ellos los delictivos. Con él se mantuvo hasta los 12 años, siguiendo sus órdenes y forjándose un nombre como ladrona. En ese momento partió en busca del hogar de su madre. En ese periodo de tiempo tuvo la oportunidad de conocer al Profesor X, aunque ella todavía no sabía la importancia que iba a tener en su vida. Un Charles Xavier joven fue víctima de las habilidades de la pequeña Ororo. El profesor la reconoció enseguida como una mutante, sólo que el ataque del Rey Sombra, un mutante psíquico rival de Xavier, permitió escapar a la hábil ladrona ( Uncanny X Men#117). Scott Lobdell volvería sobre este episodio y nos daría su peculiar versión en Uncanny X Men#305.

Siguiendo con sus historias de formación, encontramos el siguiente episodio en Marvel Team up #100, donde formará equipo con Pantera Negra. Este personaje será fundamental en el devenir de nuestra Jinete de los Vientos. A cargo del entonces equipo creativo de X Men, Chris Claremont y John Byrne, nos presenta una historia actual, con Pantera como miembro de los Vengadores y Tormenta de la Patrulla X, además de un episodio de juventud ( lo que daban de sí veinte páginas de antaño), que es el que nos interesa. Somos testigo del viaje de Ororo a través de África cuando de repente observa una escena de lucha. Un joven africano es atacado por un grupo de hombres, capitaneados por un tal De Ruyter el Toro, y Tormenta le ayuda a derrotarlos. Sabemos que es T’Challa, príncipe heredero de Wakanda. Y también nos cuentan que hicieron parte del viaje juntos, con lo que forjaron lazos de amistad.

Ororo y T'Challa. Todo empezó en África
Ororo y T’Challa. Todo empezó en África

Este primer encuentro entre Ororo y T’Challa fue reformulado años después en el segundo volumen dedicado a Storm ( del primero hablaremos más adelante, cuando hagamos referencia a los años 90). Erick Jerome Dickey y David Yardin ahondaron en esta relación de dos chicos en plena fase adolecente. Esta historia se planteó como paso previo a un acontecimiento importante para la vida de ambos personajes. Nos encontramos en Sudáfrica. Volvemos a tener a Ororo en sus años mozos, haciendo lo que mejor se le daba entonces, robar. Ya se habían manifestado sus poderes, pero quedaba lejos de tenerlos controlados . Allí forma parte de un grupo de ladrones liderado por alguien que se hace llamar así mismo “el Maestro”. Éste tiene una hija que sufre fuertes celos hacia Ororo ya que su padre la aprecia de forma muy especial, al ser consciente de que es algo más que una simple ladrona. En una de sus escaramuzas habituales, unos cuantos de estos pícaros ,con nuestra Tormenta al frente, roban a un grupo de mercenarios americanos. Estos no se iban a dejar intimidar por unos ladronzuelos por lo que van tras ellos. Ororo manifiesta su poderes con tal mala suerte que el líder de los mercenarios reconoce a la amazona de los vientos. Es el hermano de aquel De Ruyter, apodado el Toro, del que tuvimos noticias en Marvel Team Up#100. Comienza entonces la búsqueda de Tormenta por parte de los malhechores. Y por supuesto, el Toro es avisado por su hermano y pronto se unirá a la cacería. Pero la aparición de los poderes de Tormenta también llamó la atención de un joven wakanda que se encontraba en las inmediaciones. T’Challa consigue salvar a Ororo y se reencuentran después de un tiempo separados. La química entre ambos personajes es brutal; todo discurre hacia el descubrimiento del amor y del despertar sexual . De Ruyter y su grupo no van a dejar tranquilos a los muchachos. Tras mucho sufrimiento, consiguen vencer a Toro y sus secuaces, gracias a que Tormenta logra controlar sus poderes. Comienza así un viaje por África de la feliz pareja, que sería truncado al descubrir el futuro Pantera Negra al asesino de su padre, Klaw. Todo esto se nos contó en Black Panther vol. 4#14.Ororo acepta que el deber es más importante y separan sus caminos. Ella vuelve a dirigir sus pasos hacia el Serengeti, donde sería bien recibida y, gracias a sus poderes, considerada una diosa.

Portada de la serie regular Storm
Portada de la serie regular Storm

Antes de su encuentro con Charles Xavier, John Byrne, haciendo un ejercicio de retrocontinuidad (estamos a finales de 1999) en su serie X Men. The Hidden Years, nos deja otra estampa de la joven Tormenta. Esta colección trataba la vida y milagros de los cinco originales desde X Men#66 (fin de la primeria serie) hasta el relanzamiento de 1975. El canadiense se cuidó de utilizar todos los elementos definitorios de los primeros mutantes, con sus villanos y secundarios, amén de un encuentro con los 4 Fantásticos. Lo importante para nosotros se encuentra en el final del número 4 de la serie. Tras un enfrentamiento con Magneto, Bestia, Cíclope y Jean Grey consiguen escapar de las garras del amo del magnetismo atados a unos globos gigantes. Éstos se dispersan llevando a los tres miembros de la Patrulla a África. Nuestra sorpresa es ver aparecer a Ororo, a cuyos pies se encuentra un maltrecho Hank McCoy. El siguiente episodio, llamado pomposamente “El nacimiento de una diosa”, nos muestra ya a Tormenta, identificada por su gente como algo divino, interactuando con la Bestia. Jean y Scott están en las cercanías. Este último cae en las garras de un mutante llamado Diluvio, cuyo poder era moldear el entorno a su conveniencia. Este negro albino, que la vida había tratado tan mal, se dispone a vengarse del mundo que lo ha rechazado. Tormenta se unirá a los hombres X para derrotar a este enemigo. Este curioso episodio apócrifo deja varias preguntas sin respuesta, ya que tanto Jean como Hank debieron recordar a Ororo la primera vez que la vieron formando parte de los X Men, cosa que el dibujante sabía que no ocurrió. ¿Y Cíclope? Scott Summers se pasa tres episodios fuera de combate, así que es lógico que él no la recordara, aunque Tormenta sí debió hacerlo. Bueno, simplemente digamos que es obra de Byrne y al bueno de John se lo perdonamos casi todo.

Así que ya tenemos a Ororo, ejerciendo de Amazona de los Vientos en Kenia, preparada para recibir la visita del Profesor X y la invitación para formar parte de su equipo. El camino de superheroina comienza para nuestra protagonista.

Tormenta y Chris Claremont: un matrimonio bien avenido

La influencia del guionista inglés en el desarrollo de Tormenta es indudable. Sin su maestría para confeccionar personajes femeninos, nuestra jinete hubiera tenido un historia bien distinta. Durante dieciséis años rigió los destinos de prácticamente todo lo que concernía a los mutantes y Ororo siempre estuvo ahí, haciéndola evolucionar, enfrentándola a sus más profundos temores, dando como resultado un personaje tridimensional, que cautivó a todos aquellos lectores que se engancharon a la Patrulla X.

Como comprenderán, glosar una trayectoria individual dentro de una colección coral como es X Men es una tarea harto difícil. Y si añadimos su larga duración la convierte en titánica. Aprovechando que los compañeros están haciendo un gran trabajo de recopilación de la primera estancia de Claremont en las colecciones mutantes, repasamos por encima la trayectoria de Ororo durante este tiempo, remitiendo a los correspondientes artículos para ampliar información

–         Etapa Cockrum: todo comenzó con el Giant Size de 1975. Charles Xavier recluta a un grupo de mutantes para salvar a sus antiguos alumnos. Ororo se embarca en este viaje para luchar con la isla Krakoa, haciendo equipo primero con Coloso, antes de juntarse con el resto del equipo y salvar la papeleta. Este episodio y los número 94-95, que los enfrentan a Nefaria, están basados en tratamientos de Len Wein. Cockrum es el dibujante que da forma a la Segunda Génesis. Tras el enfrentamiento con el Conde y la muerte de Ave de Trueno, Claremont toma la batuta y ya no la abandonará. Estamos en el momento de ensamblaje del equipo. Lo que hace que la dinámica que predomine sea la de grupo. Tormenta, junto a sus compañeros, se posiciona en primera fila para luchar contra Kierrok el Maldito. Aquí ya vemos algunos recuerdos de su niñez, con la clara intención del guionista de separarla de su origen divino. Entra en acción Eric el Rojo, que luego conectará con la trama Shi’ar. Asociado a Kaos y Polaris, dominados por su influjo, atacan a los hombres X. Tormenta, en concreto, se enfrenta Lorna Dane y, junto a Jean Grey, consiguen derrotar a sus enemigos. Regreso de los Centinelas, cortesía de Steven Lang, y enfrentamiento entre los cinco originales y la Segunda Génesis. Rápidamente, descubrimos que la patrulla original son robots construidos por el mismo Lang. La vuelta a la Tierra, después de la lucha contra el cerebro tras los Centinelas, conlleva el sacrifico de Jean Grey. Ororo está ahí para dar aliento en los últimos momentos y asiste a la resurrección de Jean como el Fénix.

Después de esto, visita al castillo Cassidy en Escocia para enfrentarse a Black Tom Cassidy y al Juggernaut. Aquí es presa de su claustrofobia; mientras que sus compañeros luchan con Cain Marko, ella es incapaz de reaccionar y se deja derrotar por sus propios miedos. Recuerda su niñez y la terrible tragedia que fue perder a sus padres. Y recuerda estar bajo montañas de escombros. La patrulla consigue reponerse y vencer a ambos villanos solo para caer en manos de su más temido rival. Magneto vuelve a entrar en escena y con sus poderes en su más alto nivel. Cíclope se apercibe que detrás del ataque de Magnus y del castillo Cassidy está Eric el Rojo. Este personaje seguirá atormentando a los X Men al engañar a un antiguo heraldo de Galactus, el Señor del Fuego. Lo envía a luchar con Jean Grey a su piso, donde también tenemos al Profesor Xavier. En ese momento se materializa, como por arte de magia, la princesa Lilandra, con la que Xavier había entablado contacto mental y se le aparecía en visiones. Descubrimos entonces las verdaderas intenciones de Eric el Rojo: secuestrar a la princesa y llevarla de vuelta a donde pertenece, el espacio Shi’ar. El grueso de la Patrulla X, entre los que se encuentra Ororo, van al Mundo Trono Shi’ar para rescatar a la alienígena. D’Ken, Majestor del imperio, es el hermano de Lilandra y no va dejar que unos terrestres se la lleven. Está empeñado en dominar el poder del cristal M’Kraan, sin darse cuenta de las peligrosas consecuencias que puede desatar. Para evitar la intromisión de los hombres X cuenta con una Guardia Imperial, a las órdenes de un pretor conocido como Gladiador. Se origina una cruenta batalla entre ambas formaciones y la patrulla obtendrá una ayuda inesperada de un grupo de piratas espaciales conocidos como los Saqueadores Estelares, cuyo líder, el llamado Corsario, es el padre de Scott Summers.

–         Etapa Byrne: a medias de la crisis del cristal M’Krann, Cockrum abandona la colección para ser sustituido por John Byrne. El nuevo dibujante se amolda rápidamente a las exigencias de la serie, convirtiendo muchas de estas historias en clásicos del noveno arte. Termina la aventura en la galaxia Shi’ar, con Fénix como elemento clave, a la que ayudan Ororo y Corsario, y la Patrulla X vuelve a casa. Un enfrentamiento con un antiguo colega de Lobezno, Arma Alpha (que luego será conocido como Vindicador) y un ataque de un tal Halcón de Guerra a la misma mansión X suponen las primeras aventuras del nuevo tándem creativo. Para subir el listón con los hombres X convertidos en atracciones de circo (Tormenta como diosa de los elementos), obra y gracia de Mesmero, y el regreso de Magneto. La lucha con el amo del magnetismo provocará que gran parte del equipo sea dado por muerto. Sólo Fénix y la Bestia, con la patrulla desde el asunto del circo, regresan a Nueva York. La mayoría de los hombres X dan con sus huesos en Tierra Salvaje. Byrne dibujó una impresionante Ororo, con unos harapos muy favorecedores, y Claremont saco su lado más salvaje y natural, sumergiéndola en las aguas de Tierra Salvaje. Sólo que no contaba con Sauron, antiguo enemigo de la patrulla original, que ataca a la amazona de los vientos. Después de derrotar a Sauron, Ka-zar, señor de estas tierras, les pide ayuda para acabar con la hechicera Zaladane y su lacayo Garrok. Tormenta intenta evitar la muerte de Garrok, que se precipita a un profundo abismo, pero es incapaz debido a sus miedos. Al salir a la superficie, se separa deliberadamente de sus compañeros. Un perfecto retrato psicológico del personaje en muy pocas viñetas. La salida de la Tierra Salvaje por mar les hace entrar en una terrible tormenta, cosa que Ororo lucha por controlar para llevar a sus amigos a buen puerto. Acaban en Japón, donde se reencuentran con un antiguo miembro, Fuego Solar. Aparte de encontrarse con viejos conocidos, se enfrentan a la amenaza de Moses Magnum. Este episodio concluye en Nochebuena, lo que hace que Claremont nos traiga una típica estampa navideña. Tenemos la sensación de que la Patrulla X es una familia, con Ororo, enfundada en un clásico kimono japonés, repartiendo besos y parabienes a sus afortunados compañeros. La siguiente parada de nuestro viajero grupo es Canadá, lugar de procedencia de Lobezno. Vindicador y Alpha Flight tienen la firme intención de que Logan vuelva al servicio canadiense de inteligencia. Tormenta saca a relucir todos sus poderes elementales cuando ella y sus amigos son atacados en un centro comercial. En el enfrentamiento de rigor entre los dos grupos, Ororo se enfrenta a Ave de Nieve y Shaman. Finalmente, la crisis se soluciona y consiguen retornar a su hogar.

Ataque del rey Sombra en una mítica portada de John Byrne
Ataque del rey Sombra en una mítica portada de Dave Cockrum

A estas alturas, el tándem Claremont-Byrne le ha cogido el pulso a la colección. Estamos ante momentos decisivos de su andadura conjunta. A pesar del nivel de las amenazas, siempre hay momentos cotidianos, que permiten definir la personalidad de los personajes. En uno de ellos, vemos a Tormenta volver al lugar donde nació, muy distinto a lo que era en tiempos de sus padres. Gente de baja estofa pasea a sus anchas por el Harlem neoyorkino. Es testigo de la degradación humana, la delincuencia y la droga. Luke Cage y Misty Knight aparecen para ayudarla en una refriega con jóvenes delincuentes. L a conversación entre Ororo y Power Man es bastante descorazonadora: pueden salvar al mundo de supervillanos, pero no de la propia humanidad. Entra en escena Arcade y su Mundo Asesino. La amazona de los vientos es encerrada en un tanque de agua y tiene que utilizar todos sus recursos para escapar. Coincide con Cíclope y con Coloso, solo que este último se ha convertido en Proletario, atacando a sus antiguos compañeros. Las palabras de sus amigos devuelven la razón a Piotr Rasputin. Acaban con Arcade y comienza una nueva trama con Arkon de protagonista. Este gobernante de una dimensión paralela ya había aparecido en Los Vengadores. Vuelve a nuestra Tierra en busca de ayuda y se dirige a la Mansión X con un objetivo claro: llevarse a Ororo a su mundo. La razón es que su fuente de energía, los anillos que circulan su planeta, se están agotando. Thor, el Dios del Trueno, fue capaz de recargarlos. Ahora nuestra mutante debe hacer lo mismo para conseguir la supervivencia de toda la gente que habita el reino de Arkon. Acto seguido, la saga de Proteo, el hijo mutante de Moira Mactaggert, capaz de drenar la energía vital de los cuerpos a los que posee. Mente Maestra comienza a trastocar la mente de Jean Grey. Y aparece en escena un nuevo miembro de la Patrulla X. Su nombre es Kitty Pride, una joven de apenas trece años, cuyo poder es modificar la densidad de su cuerpo para entrar en fase. El Profesor acude con parte del grupo para que acepte unirse a ellos, pero será una tierna conversación con Tormenta la que decida su incorporación al equipo. Emma Frost también está interesada en Kitty y ataca al grupo, secuestrando a varios (incluida Ororo). La otra parte de los Hombres X estaban conociendo a Dazzler (corramos un tupido velo). Kitty será fundamental, ya que avisa a toda la patrulla disponible para enfrentarse a la Reina Blanca.

El ritmo a partir de ahora se torna frenético, empezando por la saga del Club del Fuego Infernal. Aquí Tormenta es derrotada y capturada por Sebastian Shaw, líder de este selecto club, mientras que, con artificios, Mente Maestra convierte a Jean Grey en la Reina Negra. Esto no va a acabar nada bien, ya que Jean termina convirtiéndose en Fénix Oscura. No hay mucho más que añadir sobre un tema del que se han vertido ríos de tinta. La Saga de Fénix Oscura es parte fundamental en la historia del los cómics. Sólo decir que Ororo intenta ayudar a su amiga, tanto cuando se encuentra poseída, como cuando es llamada a juicio por los Shi’ar. Desgraciadamente, nadie puede a ayudar a Jean por lo que su muerte es un duro golpe para sus amigos, y especialmente para Scott, que abandona la formación. La Amazona de los Vientos asume entonces el liderazgo de la Patrulla X. Seguimos siendo testigos de la estrecha amistad entre la nueva recluta, Kitty Pride, y Tormenta. Vemos que es Ororo la que primero le da un nombre clave, Espíritu (afortunadamente, olvidado para los restos). Además de presentarle a Stevie Hunter, una profesora de baile que será una secundaria habitual en X Men y en los Nuevos Mutantes. Y continuamos con palabras mayores, hablando de “Días del Futuro Pasado”, una historia sobre un futuro distópico donde los mutantes son cazados por Centinelas. Un grupo de supervivientes, entre los que se encuentra una madura Ororo, envía la conciencia de Kitty al pasado para impedir un acontecimiento que pondrá en marcha todo el proceso: el asesinato del senador Kelly. Los autores materiales van a ser la nueva Hermandad de Mutantes Diabólicos, liderados por Mística. La lucha se libra tanto en el presente como en el futuro. La Tormenta madura muere a manos de un Centinela, pero en el presente logran evitar el asesinato del senador, con lo que consiguen salvar el porvenir. La etapa de Byrne termina con un episodio dedicado a Kitty, pero en el que Tormenta tiene su parte de importancia. En X Men#143 vemos a Ororo luchar con unos demonios llamados N’Garai. La jinete de los vientos lucha con todo lo que tiene para destruir un monolito, fuente de poder para estos demonios. Al final lo consigue, pero uno de ellos escapa y se dirige a la Mansión de Xavier donde una Kitty solitaria tendrá que hacer frente al demonio. Las últimas páginas del número dejan constancia de la complicidad entre ambas.

–         Segunda etapa Cockrum: el dibujante original de la Segunda Génesis retorna a la colección que le hizo grande con fuerzas renovadas y dispuesto a dejar su sello, al igual que lo hizo un inconmensurable John Byrne. En X Men#145, Tormenta y Stevie Hunter disfrutan de una agradable velada en el teatro cuando aparece la Señorita Locke. Por si alguien no la reconoce, es la ayudante de Arcade, el de Mundo Asesino. Resulta que éste se encuentra preso del Doctor Muerte, así que su ayudante ha raptado a varios seres queridos de los mutantes, forzando a Ororo a que rescate al villano de las manos del monarca de Latveria. Tormenta utiliza sus talentos para intentar engatusar a Muerte, pero el truco no sale bien, cayendo en la cuenta que Arcade y el doctor son aliados. Es transformada en cromo orgánico. Aunque inmóvil, es consciente de lo que pasa a su alrededor. Cuando pueda liberarse, dejara escapar toda su furia, adquiriendo un aspecto temible, de auténtica diosa. De nuevo en casa, algunas amigas (Kitty, Tormenta, Jessica Drew a.k.a Spiderwoman y Stevie Hunter) acuden a una actuación de la estrella disco Dazzler cuando son interrumpidas por un mutante llamado Calibán. Tendremos noticias de este personaje más adelante. El Profesor X está preocupado por lo que pueda estar tramando Magneto. Encomienda a su patrulla buscarlo en su antigua base, en Tierra Salvaje. Lo que allí encontrarán será a Garrok, aquel que Tormenta pensaba que había dejado morir, convertido en algo mucho más peligroso. De regreso a la base, la aeronave de nuestros mutantes sufre un fallo que les hace caer en una isla, donde todos pierden sus poderes inmediatamente. Allí encuentran a Cíclope y les comunica que Magneto está en la isla. Ororo llega entrar en sus dependencias, pero el amo del magnetismo se da cuenta a tiempo y consigue repeler a la Jinete de los Vientos. Magnus tenía una maquina que anulaba los poderes. Kitty, al pasar en fase, consigue dejarla sin funcionar. Magneto enfurece y ataca a la pequeña del grupo, para darse cuenta enseguida de su error. Tormenta acude a salvar a Kitty pero se da cuenta que Magnus está roto; su sueño ha fracasado. De seguido, un anual con los 4 Fantásticos, los Baadon (una raza alienígena) y Arkon. La química entre Ororo y el gobernante se desata al final del número. Este anual fue dibujado por Brent Anderson.

En la misma época, pero cambiando de colección, tenemos una saga desarrollada en Marvel Fanfare. Nos vamos con la Patrulla X y Spiderman a Tierra Salvaje. A cargo de Claremont y Michael Golden, vuelven a este territorio inhóspito donde NiñoListo había tomado el control de los mutados que en su día creara Magneto. Sauron y Ka-zar, habituales del terreno, también tendrán sus momentos de gloria. NiñoListo se encapricha de nuestra Ororo, aunque no sabe lo que puede llegar a hacer cuando desata todo su poder.

Retorno a la cabecera madre, con un curioso episodio. Kitty es obligada por sus padres a abandonar la escuela de Xavier y marchar a la de Emma Frost. Tormenta, como su más cercana amiga, le acompaña hasta la Academia Massachusetts. Descubrimos que la Reina Blanca ha aprovechado para intercambiar su mente con la Amazona de los Vientos. Toda la patrulla tendrá que ayudar para que esta situación no se prolongue. El enfrentamiento entre Ororo y Emma termina con una Tormenta furiosa, a la que tiene que detener Lobezno para que no cruce una peligrosa línea. Un poco de relax con un episodio de clara marca Cockrum, con un cuento de piratas y fantasía, donde Tormenta asume el rol de genio de lámpara maravillosa. Volvemos con algo de mayor entidad. Cíclope, de nuevo con el grupo, y Ororo trabajan en la sala de peligro. Son los dos únicos ocupantes de la mansión. Hablan del liderazgo, que es más natural para Scott, mientras que Tormenta lo aceptó sin tenerlo muy claro. En ese momento ven estrellarse una nave espacial. Resulta ser Corsario y Scott se da cuenta de que es algo más que un pirata. Ororo es testigo de la historia del comandante Summers y le da apoyo moral a su compañero. La vuelta de Corsario y sus saqueadores, los Shi’ar y los temas espaciales tienen mucho que ver con el bueno de Dave. Toca luchar con Ave de Muerte, hermana de Lilandra, y presentarnos una nueva raza que tendrá una importancia capital durante un buen puñado de números, el Nido. Antes una visita al Pentágono por parte de Lobezno, Carol Danvers y Tormenta, para encontrarse a Pícara y a Mística infiltradas. Y para ir subiendo la temperatura, un enfrentamiento con el Conde Drácula. Ororo, que como sabemos genera pasiones a su paso, fue el objetivo del legendario vampiro. Este episodio fue dibujado por Bill Sienkiewickz.

Y llegamos a la historia que define a la hermana de Coloso, Illyana. Ésta, que era un personaje secundario al ser la hermana pequeña de Piotr, convivía con la patrulla. Un extraño demonio conocido como Belasco la rapta para llevarla a su territorio, el Limbo, donde pretende convertirla en su heredera. Coloso y sus amigos consiguen recuperar a Illyana. Pero cuál es su sorpresa al ver que la niña que se fue ha retornado como adolescente. Claremont tardó un par de años en explicar que fue exactamente lo que pasó en ese aparente breve lapso de tiempo. Para narrar el paso de Magik por el territorio de Belasco se puso en marcha una mini serie donde nos contaban los siete años que Illyana pasó en el Limbo. Allí había contrapartidas de la patrulla, en lucha contra el malvado demonio. Ororo es la principal, ya que ha sido su rival desde tiempo inmemorial. Ahora, ya anciana, intenta que la pequeña se aleje de la influencia de Belasco, además de darle conocimientos acerca de lo fundamental de la magia.

Otro de esos proyectos, que coincide cronológicamente con esta época, es la primera novela gráfica sobre la Patrulla X “Dios ama, el hombre mata” A cargo de Claremont y Brent Anderson. Esta obra es un alegato contra la intolerancia y el fanatismo, con los mutantes puestos en el punto de mira. Ororo forma parte del grupo que se enfrenta a las maquinaciones del reverendo William Stryker. Toda una pequeña joya del género superheroico en general, y de los mutantes en particular.

Volvemos a la etapa Cockrum, donde se desarrolla la trama del Nido; esta temible raza alienígena es capaz de inocular sus huevos en los huéspedes, convirtiéndose éstos en miembros de la colmena. Cockrum abandona la colección, en mitad de la saga del Nido (Uncanny X Men#164), con el nacimiento de Binaria como despedida final.

–         Etapa Paul Smith: este dibujante se ve forzado a acometer la continuación del trabajo de Cockrum, aportando su estilo particular. Como ya hemos dicho, la raza del Nido es capaz de infectar a cualquier ser vivo para aumentar su población. La patrulla no será una excepción. Tormenta se debate en un dilema moral acerca de su huésped particular. Al final, Ororo y sus compañeros de deshacen de sus incomodas “cargas”, para luego ayudar a los Acanti en ese mismo menester. Un último embrión de reina se encuentra en el cuerpo de Xavier, provocando un incidente en la mansión con la Patrulla X y los Nuevos Mutantes.

En Uncanny X Men#169 comienza una trama que definirá en gran manera a la Jinete de los Vientos. Ángel, uno de los integrantes de la patrulla original, es raptado por un grupo de mutantes hasta ahora nunca vistos. Los poderes generados por el gen x siempre se habían tratado desde la óptica de ser un regalo de la naturaleza, a pesar del “odiados y temidos”. Pero existe un pequeño grupo de inadaptados cuyos poderes les han hecho encerrarse en su propio mundo. Son los Morlocks, que viven en los túneles subterráneos de Nueva York y han raptado al Ángel. Tormenta tendrá un papel fundamental en la historia, ya que a ella le toca enfrentarse en combate singular con la líder de los Morlocks, Calisto. Ororo, sin posibilidad de usar sus poderes, hace gala de su experiencia callejera y derrota a Calisto. A partir de entonces será nombrada líder de los Morlocks, papel que asumirá de buen grado.

Calisto-Ororo. Pelea de gatas.
Calisto-Ororo. Pelea de gatas.

Gran evento a la vista. Logan invita a la patrulla, nada más y nada menos, que a su boda con Mariko, a la que conocimos en “Lobezno: Honor”. El grueso del equipo llega a Japón, entablando buena relación Ororo con Yukio, antigua amiga del canadiense. Ambas se enfrentan a Víbora. En Uncanny X Men#173 se produce un cambio de look y de actitud en Tormenta. Adquiere su ya legendaria cresta y moderniza su vestuario. Además, su actitud adquiere un tono más agresivo. Kitty Pride no aceptará de buen grado estos cambios tan drásticos y se producirá una separación entre las dos amigas.

–         Etapa John Romita Jr: la salida de Paul Smith trajo a la franquicia mutante al pequeño de los Romita, que venía de participar en una etapa mítica en Iron Man y completar un gran trabajo en Spiderman. El paso no fue fácil, ya que las exigencias de la oficina X y de los aficionados a los mutantes no eran las mismas que en otras series. Claremont ayudó al dibujante en todo lo que pudo, dándole rienda suelta para que desarrollara todas sus capacidades narrativas. Su estilo comienza a depurarse, para llegar a su techo en el Daredevil de Ann Nocenti. No cabe duda que la llegada de Romita supuso un giro hacia historias más oscuras de la patrulla. Para empezar hay que arreglar la relación entre Kitty y Ororo. En Uncanny X Men#180 se produce una conversación necesaria para aclarar los sentimientos que hay entre ambos personajes. Una de las situaciones más complicadas a las que se ha enfrentado Ororo fue la pérdida de sus poderes. Todo comienza con Pícara, desde hace un tiempo miembro de los hombres X, que vive atormentada por los recuerdos de Carol Danvers. Tormenta le ofrece sus poderes, dejando a Pícara con una sensación de poder infinito. Por otro lado, el antiguo enlace del gobierno con los Vengadores, Henry Gyrich está dispuesto a demostrar que Pícara es un peligro. Lleva consigo un artefacto capaz de arrebatar los poderes a cualquiera que sea blanco de sus rayos. Tormenta se interpone entre Pícara y el disparo, perdiendo sus poderes inmediatamente. Ororo se traslada a Dallas, con Forja, un mutante cuya capacidad es la construcción de artefactos, sin saber que fue el inventor de la pistola que le ha dado tantos quebraderos de cabeza. No estará con él mucho tiempo ya que cuando Ororo descubra que fue Forja el creador del arma neutralizadora, abandonará rápidamente Dallas. Su próximo destino es El Cairo. Allí los Nuevos Mutantes sufren los ataques de su antigua compañera Karma, ahora convertida en un monstruo despiadado y un poco excedido de peso. Tormenta se asocia con Warlock, Danielle Moonstar e Illyana para luchar contra Karma. En realidad estaba poseída por el Rey Sombra, al que acaban derrotando los bebés X al unísono.

La jinete de los vientos tuvo una participación destacada en las llamadas “Guerras Asgardianas”, un conjunto de especiales donde el denominador común es el enfrentamiento entre mutantes y dioses nórdicos. Loki llegó a convencer a Tormenta para que se convirtiera en la nueva Diosa del Trueno, en sustitución de Thor. Las imágenes de Ororo como diosa asgardiana son impresionantes, cortesía de un gran Arthur Adams.

Nuestra protagonista pasa varios episodios fuera de la circulación, para volver junto al resto de los hombres X en el Uncanny X Men#200, comienzo del juicio de Magneto. Erik Leshnerr tenía la firme intención de redimir sus pecados, pero primero tuvo que pasar por su famoso juicio. Aquí Charles Xavier le cede el testigo para que se convierta en un guía para los mutantes, mientras él abandona el planeta junto a Lilandra. En el siguiente episodio somos testigos de otro momento álgido con el duelo entre Cíclope y Tormenta. Los dos habían cubierto ese puesto con eficiencia y ninguno de ellos estaba dispuesto a dar su brazo a torcer. Una jinete sin poderes fue capaz de derrotar a Scott Summers, recuperando su liderazgo en el grupo.

La “Masacre Mutante” fue la matanza por parte de los Merodeadores, organizados por Mr. Siniestro, de los llamados Morlocks. Tormenta, por su pasado con este grupo, se vio involucrada, al igual que el resto de la Patrulla X. Ororo tuvo un enfrentamiento con el llamado Crimson Comando, un grupo de veteranos mutantes formados en la II Guerra Mundial, que confundieron a la Amazona de los Vientos con una criminal.

Algunas de las consecuencias de la “Masacre Mutante” la pudimos ver un especial a cargo de Claremont y John Bogdanove. Conocida como Fantastic Four Vs x Men, es una serie limitada donde los mutantes necesitan la ayuda de la primera familia, tras los incidentes con los Merodeadores. Los fantásticos (Hulka incluida) tienen sus propios problemas internos. Además, el hecho de que Magneto forme parte del equipo no les tranquiliza. Tormenta, ante la negativa inicial de Reed Richards para ayudar a Kitty, acepta el ofrecimiento del Doctor Muerte. Y se meterán en la boca del lobo. Afortunadamente, fantásticos y mutantes acabarán colaborando para solucionar la amenaza del tiránico doctor. Acto seguido, y siguiendo el mismo modelo Vs., tenemos otra serie limitada con Vengadores y X Men. A cuentas del juicio no resuelto de Magneto, los héroes más poderosos del planeta tendrán la misión de llevar a juico al amo del magnetismo. Sólo que no serán los únicos, los Súper Soldados soviéticos también tienen el mismo objetivo. A cargo de Roger Stern y Marc Silvestri, este último se convertirá a la postre en el dibujante oficial de la serie.

–         Etapa Marc Silvestri- Jim Lee: o lo que es lo mismo, parte de la generación Image. Estos dibujantes tenían ideas rompedoras acerca de las posibilidades del cómic. Juntos crearían una nueva compañía que le haría sombra tanto a Marvel como a DC. Curioso que gran parte de ellos estuvieran relacionados con los mutantes.

Claremont comienza a complicar la cabecera, dando lugar a argumentos intrincados, que serán la tónica general hasta su salida. Tormenta se verá involucrada con un hechicero chamán conocido como Naze, personalidad bajo la que se encuentra un demonio místico muy importante para el devenir de los hombres X. Es manipulada para que pase una temporada en una tierra alternativa con Forja, que conseguirá retornarle sus poderes, además de comenzar un romance. El personaje conocido Naze se revelará como una entidad ancestral, Adversario, dispuesta materializarse en nuestra realidad. Toda la patrulla tendrá que sacrificarse para detener a este demonio, ante los ojos del mundo. Roma, una hechicera de OtroMundo y rival de Adversario, trae de vuelta a la vida a los X Men, concediéndoles la habilidad de no ser detectados y acceso a Lugar Peligroso, un artefacto arcano que cambiará la vida de muchos mutantes. A ojos del mundo están muertos, pero el equipo se establece en Australia, antigua base de los Cosechadores. Un mutante conocido como Pórtico será su puerta de entrada y salida para sus misiones.

Continuamos con una saga que nos trae de vuelat al Nido como protagonista y un nuevo evento conocido como Inferno. Los manejos en el inframundo hacen que los demonios caminen por las calles de Nueva York. La Patrulla X y todos los equipos mutantes disponibles se unen para evitar la debacle. Entre ellos X Factor, donde se habían juntado los cinco miembros originales. Ororo se llevó una gran sorpresa al descubrir la vuelta de Jean Grey.

La vorágine en que se hallaba inmersa la colección cada vez se complicaba más para Silvestri. Bob Harras, editor de la Oficina-X, decidió que la serie aparecería en verano de 1989 de forma quincenal. Imposible para el bueno de Marc, que ya entonces empezaba a acumular retrasos. Su sucesor, Jim Lee, probó su rapidez para un episodio como sustituto (Uncanny X Men#248) y fue emplazado a dibujar la siguiente gran macro-historia, “Actos de venganza”. Con la Patrulla X separada, nuestra Tormenta había sido dada por muerta. Un cyborg conocido como Nanny la raptó e hizo creer a sus compañeros que había muerto en combate. Lo que en realidad había ocurrido es que la había convertido en una niña sin recuerdos. Ororo, niña de nuevo, se dedico a robar y a malvivir cuando se encontró con otro ladrón, Gambito. Huyendo del peligroso Rey Sombra, se encontraría con este personaje que le ayudaría en su cometido de sobrevivir. Volvería a su aspecto normal para “Proyecto Extermino”, donde Cameron Hodge y los magistrados de Genosha planean un ataque a gran escala contra los mutantes.

Una última saga espacial con los Shi’ar y un nuevo enfrentamiento con el Rey Sombra marcan los últimos coletazos de Claremont en los mutantes. Signo claro de agotamiento, había tenido enfrentamientos con el editor de la línea, Bob Harras. Éste favorecía claramente al dibujante estrella, hasta el punto de crear otra cabecera, X Men a secas, para su lucimiento. Claremont pone el argumento de los tres primeros episodios, un repetido y trillado enfrentamiento con Magneto y sus Acólitos, y abandona el barco. Poco tiempo después lo haría Lee para crear junto a más dibujantes salidos de Marvel la editorial Image.

Proyecto Exterminio. Últimos pasos de Claremont en los mutantes
Proyecto Exterminio. Últimos pasos de Claremont en los mutantes
Evolución del personaje

Incontables aventuras y peripecias no fueron obstáculo para que el patriarca mutante fuera dotando de una personalidad cambiante a nuestra Jinete de los Vientos. Haciendo un pequeño experimento interdisciplinar, vamos a analizar al personaje con respecto a la historia de la mujer en esos años. Hablamos de la mujer americana claro, porque la evolución del género femenino en el S.XX ha sido bastante dispar. Y para ello nos vamos a servir del usado, aunque no por ello menos valido, recurso del estereotipo:

–         La chica del grupo: para ser justos con Claremont, esta sería la idea del personaje que tenían pensada Wein y Cockrum. Quizás inspirada en el primer rol que tuvo la primera fémina X, Jean Grey .Foco de enfrentamientos entre los demás miembros para conseguir sus favores. Ella, solicita, se dejaría querer .Como hemos visto antes, idea rápidamente descartada. En realidad esta imagen quedaría desfasada ya en plenos años setenta. El feminismo se había implantado en la sociedad americana, por lo menos en las ciudades más desarrolladas.

–         Mujer independiente: Ororo es una persona hecha a sí misma. Huérfana desde joven, ha tomado sus propias decisiones y ha marcado su propio camino en la vida. Como ya hemos dicho, el feminismo como movimiento toma impulso en la década de los sesenta y está plenamente asentado en los setenta. La mujer deja de depender del hombre económicamente, ya que se produce una masiva incorporación de las mismas al trabajo asalariado. Tormenta siempre se ha preciado ser desinhibida. No pocas veces la hemos visto prácticamente desnuda, haciendo gala de su sensualidad. La libertad sexual de la mujer se vio potenciada por la introducción de la píldora anticonceptiva que permitió tener control sobre la maternidad.

–         Líder y triunfadora: los años ochenta fueron los años de la imagen del éxito. Proliferan los llamados “yuppies” y películas como Wall Street o Armas de Mujer, nos muestran los entresijos de esta nueva clase ricos y ejecutivos. Esta última en concreto, nos presenta ya a mujeres en los más altos puestos directivos. Ororo no triunfa en lo económico, pero sí que se puede extrapolar ese éxito a su ascenso en la Patrulla X. Tormenta se convierte en líder, primero por azar, pero luego por derecho propio al vencer a Cíclope. Scott Summers había sido el designado por Xavier para dirigir los destinos de sus alumnos, hasta que Ororo se cruza en su camino. Una mujer dirigiendo los destinos de la más importante franquicia de la editorial. No debe parecer extraño ya que los ochenta son años donde destacan importantes mujeres políticas, siendo el caso más paradigmático el de Margaret Thatcher, que rigió el destino de los ingleses durante toda la década.

–         Tormenta Punk: uno de los cambios más recordados de la Amazona del Viento fue cuando adoptó la estética punk. Los años ochenta fueron años complicados para la juventud. Una vuelta a la dependencia económica paternal y el retroceso de lo contra-cultural dio lugar al llamado tiempo de las tribus para los jóvenes de la época, es decir, la crisis del individuo en la sociedad de masas. Estos grupos se basan en reafirmar las fronteras estéticas, con una jerarquía interna y una clara oposición frente al exterior, buscando siempre un contrario. El Punk es uno de estos movimientos. Hunde sus raíces en los años setenta y junto una estética ecléctica ( crestas, prendas de cuero, suciedad, correas sadomaso…)añadieron una retórica de la autodestrucción, una actitud anti intelectual y un desencanto vital ( “no hay futuro”) . El movimiento punk se extendió como la pólvora en los barrios obreros británicos.

Continuara…

24
Déjanos un comentario

Please Login to comment
24 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
19 Comment authors
abcdefDarquezMorlockTruvorthe Kajun Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Daniel Gavilán
Autor

Marvel debería tener una clausula por la que únicamente Claremont y a quien él le diera permiso pudieran guionizar al personaje. Luego lo leo con más detenimiento Arturo. Aunque me da que cuando salga la segunda parte va a ser un poco como haber visto El Imperio Contraataca para seguir con El Ataque de los Clones

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Joder señor Porras; y habré sido yo capaz de llevarte la contraria en algún debato o trifulca que hayamos tenido. A sus pies y a los de su señora, anonado me deja.

Antoine
Lector
Antoine

(otro) impresionante artículo señor Porras, de los de ponerse de pie y aplaudir.

Ahora una predada mía: ¿ha explicado algún guionista, tirando de chorriciencia, claro, como es que una mutación en los genes de Ororo da lugar a que controle el clima?

jorgenexo
Lector
jorgenexo

como es que una mutación en los genes de Ororo da lugar a que controle el clima

Conexión entre la electricidad neuronal y las pautas climáticas mediante , hombre. No es tan raro, a mí me pasa, pero al revés: en cuanto cambia el tiempo, me jode la espalda.

Antoine
Lector
Antoine

“Conexión entre la electricidad neuronal y las pautas climáticas mediante , hombre. No es tan raro, a mí me pasa, pero al revés: en cuanto cambia el tiempo, me jode la espalda”

¿Ves? algo como eso me valdría, pero no sé si algún guionista lo ha explicado.

Deke Rivers
Lector
Deke Rivers

Normalmente este tipo de caralladas se explicaban en las fichas de los personajes. Consulta en el Marvel handbook para ver si dicen algo.

Louontherocks
Lector
Louontherocks

Este artículo me lo leo después de la siesta porque tengo un agujero del tamaño de um crater en cuanto a la vida de Tormenta, me daba la sensación de que Marvel la había abandonado y ya le daba igual lo que le pasara.

Tronak el Karbaro
Lector
Tronak el Karbaro

Si nos vamos a poner científicos con los poderes de un tebeo de superhéroes, apaga y vámonos.

billyboy
Lector
billyboy

Osea que ahora T’Challa fue el que desvirgo a Ororo?,naaaa para mi siempre sera Forja,y en el momento en el que Ororo era mas rebelde,con lo que tiene un plus,para mi la Ororo primigenia era demasiado candida para hacer guarradas si al final la recontinudad esta de Marvel le hace que se acostase con 70 antes de ingresar en la patrulla.

Por cierto ¿no tenia tambien un trauma por matar una persona que intento violarla?,creo que algo de asi recuerdo,que lo apuñalo.

Fañez
Lector
Fañez

Nota para el articulista: la portada del 117 de Uncanny X-Men es de Cockrum, no de Byrne

Spirit
Lector
Spirit

Impresionante artículo, por el cual felicito al Sr. Porras.

Iba a decir que a mí Ororo siempre me ha puesto de un cachondo que te cagas, pero está tan currado el post que me da cosa…

Jesús Lara
Lector
Jesús Lara

Que años aquellos majestuosa Tormenta y en general todos los personajes estaban que se salían tratados de manera magistral

Ocioso
Lector
Ocioso

Spirit: Iba a decir que a mí Ororo siempre me ha puesto de un cachondo que te cagas, pero está tan currado el post que me da cosa…

Yo me la he pelao leyéndolo. Que mejor homenaje.

Terrific Lines
Lector
Terrific Lines

Pedazo de artículo, pero tiene un error importante: lo de la relación de Tormenta con Black Panther. ERROR. ERROR. ERROR y ERROR.

Ese cromo de Tormenta echándose a los brazos de T’challa… Pero en qué #$%& estaban pensando!!!

Ocioso
Lector
Ocioso

Terrific Lines: Ese cromo de Tormenta echándose a los brazos de T’challa… Pero en qué #$%& estaban pensando!

La lógica es la siguiente: como los dos son negros tienen que enrollarse.

Terrific Lines
Lector
Terrific Lines

Para mi la única lógica válida es que la idea surgió de una conversación que empezaba con un “A que no hay cojones…”

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Otro artículo curradísimo, Sr. Porras.

Y qué gran personaje el de Ororo Munroe. Y cómo está de desaprovechado desde hace tiempo.

Y aunque durante la larga etapa de Claremont Tormenta ha protagonizado un buen número de grandes momentos yo tengo debilidad por los dos números dibujados por Barry Windsor-Smith. (aquellos de “érase una mujer que podía volar”)

the Kajun
Lector
the Kajun

Genial articulo! a la altura del personajazo que es tormenta.

Buen ejercicio contextualizandola con el estatus quo de la mujer occidental, nunca me quedó claro si arriesgaban o iban con la moda en ese aspecto (mujer lider, cresta…). sea como fuere enamorado de esta señora para siempre.

Truvor
Lector
Truvor

Otro friki enamorado de Ororo, presente! Menuda señora, oigan.
Y también recuerdo con mucho cariño aquellos números de Ororo con Forja que dibujo Windsor-Smith. Y eso que este señor es un maestro, pero ha dibujado siempre… unas miradas un poco… raras no?
En fin, sr Porras, puede seguir removiendo viejos recuerdos, lo hace fenomenal.

Morlock
Lector
Morlock

Hacerla líder en sustitución de cíclope, volverla punk y que la amemos (más), que pierda sus poderes y siga siendo un personaje fundamental, que la separe del grupo en un viaje iniciático y sobre todo esos dos maravillosos episodios de “Muerte viva” de Barry Windsor-Smith… ¡Que vuelva Claremont o cualquiera que sepa hacer algo con ella, please!
¡Ay, ´Roro, cuánto te echo de menos!

Darquez
Lector
Darquez

Genial Artículo.
Posiblemente el personaje femenino más potente que haya tenido Marvel, y en eso Claremont era un hacha. y no por ser mujer sino por tener la misma calidad que otros superheroes sin caer en ser un personaje florero.

Con ganas de leer las siguientes partes y el repaso de como la han tratado otros autores, que aun son unos cuantos pero no tedos han estado a la altura.

abcdef
Lector
abcdef

Si hay una vìctima clara en el hecho de que Claremont saliese de los xmen, esa es tormenta… Junto con Kitty y Lobezno, fue una de las 3 piedras angulares en las que se sustentò la etapa Claremont post Byrne. La mejor lìder que ha tenido el equipo, incluso cuando no tenìa poderes! Su mejor època sin duda. Si despuès de ¨muerte viva¨ se atrevieron a emparejarla con pantera negra! Vamos a ver sres guionistas y editores… lo de tormenta y pantera negra es un team up! ya saben, una excusa para contar una historia en la que dos personajes marvel que a priori no tiene nada que ver, coincidan… pero para que una pareja funcione y sea creible, no es suficiente con que los dos sean de la misma raza (el tema de las parejas interaciales y/o homsexuales otra cosa que Claremont dejo superadìsima en los 80), para empezar hay que escribir un buen tebeo, y lo siento, pero las historias de pantera negra y tormenta estàn muy lejos de serlo. uff, lo dicho, relean muerte viva.

No quiero acabar, sin recomendar a las personas les guste Tormenta y que no hayan leìdo xmen forever, que le den una oportunidad… que sì, que es un Claremont en decadencia, pero su tormenta villana es de lo mejor que he leìdo en los comics Marvel ultimamente.