Tex: El regreso de la Mano Roja

Por
0
418
 


Edición original: Bonelli Comics – 1986
Edición España: Aleta Ediciones – 2012
Guión: Claudio Nizzi
Dibujo: Jesús Blasco
Entintado: Jesús Blasco
Portada: Aurelio Galleppini
Precio: 15,95 euros (tomo en tapa dura de 208 páginas)

 

Cuando las películas del oeste / vaqueros e indios entraron en crisis como género en su país de origen, fue la vieja Europa y más concretamente el cine italiano el que llegó al rescate. De la mano de cineastas como Sergio Leone o Sergio Corbucci, el western vivió un inesperado renacer que coincidía con su lento pero inexorable crepúsculo en Estados Unidos. No era la primera vez que otro país intentaba explotaba un género tan popular, arrimándolo a su sardina (ahí está el chilaquile western de la productiva y prolífica industria fílmica mejicana) pero sería el spaguetti western itálico el que se llevaría el gato el agua a la hora de crear un sub-género cuya influencia habría de sentirse hondamente a nivel de forma y de fondo, conformando una nueva forma de hacer películas del oeste. Esta influencia de un género genuinamente americano (esta vez sí) también se dejaría sentir en el mundo del cómic y como muestra tenemos al teniente Blueberry, a Durango y al personaje del que hoy toca hablar: Tex Willer.

Tex Willer o, simplemente, Tex es un personaje destacado del fumetto o cómic italiano. Creado en 1948 por los autores Gian Luigi Bonelli y Aurelio Galleppini, su popularidad trascendió rápidamente las fronteras del país transalpino para extenderse por toda Europa y por Sudamérica (especialmente en Brasil). Italia acaba de salir de una guerra mundial y de un cuarto de siglo de dictadura fascista. El país está en proceso de reconstrucción y bajo el control de las fuerzas aliadas de ocupación. De allende los mares llega la influencia cultural inherente al entretenimiento y las películas del oeste se convierten en un género de consumo masivo en los cines. Sus creadores conciben a Tex como un personaje que engloba los valores positivos de los héroes de un mundo que en esos días está fuertemente idealizado. Willer tiene algo de Gary Cooper, de John Wayne y de otros actores de buena planta que alguna vez se montaron a un caballo y cabalgaron hacia la puesta de sol. Un hombre de unos cuarenta y tantos años que ha vivido algunos de los hitos de la historia estadounidense: la guerra de secesión, la conquista del oeste, el proceso de sojuzgamiento de los indios… En unos tiempos y en un mundo en los que llegar a la cuarentena no era tan común como ahora, Tex es perro viejo que ha luchado como soldado en una guerra civil, vivido entre los navajos (en unos tiempos en los que cualquier piel roja era etiquetado automáticamente como “malo” en la inmensa mayoría de las películas del oeste) y desarrollado su función como agente de la ley de una forma cuando menos heterodoxa. Junto a su camarada el veterano Kit Carson, su hijo (de Willer) Kit y su hermano de sangre Tiger Jack, vivirá todo tipo de aventuras encuadradas y encuadrables en los relatos arquetípicos del salvaje oeste.

En El regreso de la mano roja el guionista Claudio Nizzi –uno de los sucesores de Bonelli- tiene ocasión de tratar un elemento menos conocido de la historia de Estados Unidos: la agencia de detectives Pinkerton. Fundada por un inmigrante escocés pocos años antes del inicio de la guerra civil, desarrollaron una función de eficacia cuestionable intentando contrarrestar el espionaje confederado y se hicieron tristemente célebres contribuyendo a la represión de los movimientos obreros en el seno de la Unión (algo de lo que da buena cuenta el periodista John Reed en la recopilación de sus crónicas, Reds). Aquí tenemos un ejemplo de las funciones cotidianas de la agencia como empresa de investigación privada. La tradicional trama de agentes de la ley y bandidos se ve complementada por una de corte detectivesco en la que Willer y Carson deben reconstruir las investigaciones de un agente encubierto que les llevan al reencuentro con una organización criminal de su pasado: la Mano Roja.

Uno de los principales atractivos de este tomo es la presencia de Jesús Blasco. El legendario dibujante español, miembro de una familia de ilustradores igualmente ilustres, brindaría en esta historia aquí recopilada el inicio de una de sus últimas aventuras artísticas. Seis fueron las historias de Tex que dibujó, viendo la última la luz en 1994, el año anterior a su fallecimiento. Aquí demuestra una vez más su versatilidad para adaptarse a las exigencias del encargo, en unos tiempos en los que la documentación previa a la ejecución eran bastante más complicadas. Un pequeño detalle del grandísimo talento de un autor que merece constante reivindicación.

Portadas de Aurelio Galleppini "Galep"
Trilogía de portadas de la edición original de 1986

  Edición original: Bonelli Comics – 1986 Edición España: Aleta Ediciones - 2012 Guión: Claudio Nizzi Dibujo: Jesús Blasco Entintado: Jesús Blasco Portada: Aurelio Galleppini Precio: 15,95 euros (tomo en tapa dura de 208 páginas)   Cuando las películas del oeste / vaqueros e indios entraron en crisis como género…

Review Overview

Guión
Dibujo
Interés

Vosotros puntuáis: Be the first one !

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame