Mundo Independiente: Quantum & Woody must die #1

Por
1
474
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.
 
QWMD_001_VARIANT_CHRISTMAS

Edición original: Valiant Entertainment.
Guión: James Asmus.
Dibujo: Steve Lieber.
Color: Dave McCraig.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: 3,99 $.

 

Quantum y Woody fueron un curioso dúo de superhéroes creados por Christopher Priest (el guionista anteriormente conocido como James C. Owlsley) y Mark Bright para Acclaim comics en los años noventa. Ésta era en realidad la editorial conocida anteriormente como Valiant, comprada y renombrada por la empresa de videojuegos Acclaim entertainment para hacerse con sus propiedades intelectuales y así usarlas en sus productos. Y de paso tener así una filial comiquera. El caso es que además de continuar editando X-O Manowar, Shadowman y demás, Acclaim lanzó en 1997 una serie con estos dos personajes como protagonistas, y aunque su éxito no fue espectacular, consiguió calar en la memoria de los aficionados y llamar la atención de Joe Quesada y Jimmy Palmiotti lo suficiente como para encargarle a Priest los guiones de Pantera Negra cuando un tiempo después se articuló la línea Marvel Knights. Incluso la cabecera del gobernante de Wakanda y la de Quantum y Woody tuvieron una especie de metalinguistico crossover entre editoriales no oficial, merced al hecho de tener al mismo escriba en ambas. Lo cierto es que el tono tampoco era muy distinto entre las dos, recordando un tanto la solemnidad de T’Challa a la del afroamericano Quantum, y la picaresca de Woody a la perspectiva humorística que Everet K Ross imprimía en la colección de la pantera (todo ello, eso sí, muchísimo más ácido y pasado de vueltas incluso), circunstancia que se parodiaba en dicho cruce.

Con los años Acclaim quebró, su marca de videojuegos fue resucitada por otros dueños, y hace un par de años algo parecido le pasó a la sección que tenían dedicada al mundo del cómic: Valiant había renacido. En el transcurso, habían perdido algunos personajes que tenían licenciados de otras editoriales (Doctor Solar, Magnus Robot Fighter o Turok), pero tenían los suficientes como para iniciar un relanzamiento de su línea editorial y universo ficticio. Y así surgieron nuevas versiones que comenzaban sus historias de cero de títulos como X-O Manowar, Archer & Armstrong, Eternal Warrior o Harbinger. El relativo éxito ha acompañado a estos relanzamientos, y la cosa no ha parado de crecer, aunque de forma razonable, con títulos como Ivar Timewalker, The Valiant, o los próximos Imperium, Divinity o Ninjak, dando lugar tebeos de una media de calidad bastante alta. Y por suerte para nosotros los lectores, entre los personajes relanzados se decidió incluir a Quantum y Woody, nacidos en Acclaim, pero parte de las propiedades de Valiant.

QWMD_001_VARIANT_ZDARSKY

Como en el resto de las colecciones de la resurgida editorial, los cambios no fueron enormemente radicales con respecto a la anterior encarnación, aunque se partiese de cero en un reboot en toda regla: se estableció que los protagonistas en lugar de amigos de la infancia eran hermanastros, los trajes han variado un poco…pero lo importante y realmente apreciable de los comics de Quantum y Woody de los años noventa, aquella actitud irreverente que milagrosamente conseguía combinarse con tramas netamente superheroicas sin chirriar, se ha mantenido. De ese modo, aunque no teníamos a Priest escribiendo a sus personajes, lo cierto es que James Asmus ha sabido ser un dignísimo sucesor en los guiones, y ha conseguido que este trabajo haya sido nominado en múltiples categorías a los premios Harvey del año pasado. Su colección constó de 12 episodios más un número cero, y ahora podemos volver a disfrutar de las andanzas de esta singular pareja (“¡no somos una pareja!”) en esta miniserie de cuatro entregas. En medio se ha hecho un curioso experimento con otra serie limitada llamada Q2: The return of Quantum and Woody, en la que Christopher Priest y Mark Bright volvían sobre los envejecidos personajes originales que crearon hace casi veinte años contándonos que fue de sus vidas en su antigua cronología.

En Quantum & Woody must die, centrándonos ya en ella, se mantiene una de las marcas características de Priest, diviendose la narrativa en pequeños episodios cada uno con su título. Además se usan referencias culturales como simbología en los bocadillos sacada de la aplicación WhatsApp, o alusiones a la serie televisiva The Wire. Y se ha tenido el gran acierto de contar con el trabajo de Steve Lieber, recién salido de Superior Foes of Spider-man, para quien dado este precedente no podía haber serie más adecuada que la de los dos iconoclastas hermanastros. No se trata de que Lieber sea un gran artista, sino de que es temáticamente muy adecuado, sumergiéndonos en una atmosfera muy similar a la que disfrutábamos en la colección de Bumerang y compañía, a la que, claro, los guiones de Asmus acompañan tanto como los que ilustraba para Nick Spencer, dando la sensación de que estamos ante colecciones hermanas.

QWMD_001_COVER_HAWTHORNE

Quantum y Woody se encuentran llevando una carrera de superhéroes de alquiler. Todo parece irles bien: ganan dinero, los medios de comunicación y las fuerzas del orden incomprensiblemente les adoran a pesar de los destrozos que el par de patosos dejan a su paso cada vez que actúan…incluso han empezado a no discutir entre ellos, como satisfechos le cuentan a un asesor, un consejero que han contratado como si de un matrimonio en crisis se tratase.

Pero algo muy extraño está pasando, y vemos cómo sorprendentemente varias personas tienen la capacidad de sumergirles en trance hipnótico con unas palabras, dejándoles susceptibles a pequeñas ordenes que van moldeando sus vidas. Además, una sociedad secreta de gente que ha sufrido de algún modo por las acciones de estos dos inconscientes, se hace con los servicios del último criminal al que los hermanastros de poderes cuánticos han destrozado la vida con sus poco cuidadosas actuaciones. La misión está clara: Quantum y Woody deben morir.

QWMD_001_006

Estamos, como ya nos tenía acostumbrados Asmus en su anteriores incursiones con los personajes, ante una lectura muy divertida, inteligente, llena de acción, irreverente y políticamente incorrecta con una interesante trama de fondo. Lieber por su parte está algo mejor que en su trabajo para Marvel, con un trazo algo menos tosco quizá, cosa que es de agradecer.

El resultado final es un cómic fresco de leer, lleno de acción, entretenido y con momentos impagables, totalmente continuista con la trayectoria que los personajes han llevado durante estos casi veinte años y muy especialmente con su ultima etapa. Sus seguidores habituales no se llevarán sorpresas, solo el mismo disfrute genuino que ya conocen, y los recién llegados tienen un punto de entrada perfecto para conocer a los personajes sin necesidad de saberse su obra y milagros anteriores. Y para colmo, una trama intrigante y adictiva. Ahora, a esperar impacientemente el segundo número.

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.   Edición original: Valiant Entertainment. Guión: James Asmus. Dibujo: Steve Lieber. Color: Dave McCraig. Formato: Grapa, 32…

Review Overview

Guion - 8.5
Dibujo - 6.5
Interés - 8

7.7

Vosotros puntuáis: 7.4 ( 1 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Carlos padilla
Carlos padilla
Lector
2 febrero, 2015 14:49

ojalá las ventas respondan en España en la nueva andadura de valíant de manos de aleta porque esta y muchas otras merecen una oportunidad.vamos si llegan ahí estaré .más difícil veo llegar a ver el material con la pareja creativa original pero por soñar que no quede porque priest es un valioso guionista que por desgracia ha caído bastante en el olvido y creo que su pantera negra era un tebeo divertido muy bien escrito aunque quizás pelín demasiado sofisticado para ser comercial, amén que el personaje nunca fue un super ventas claro .quizás con su próxima irrupción cinematográfica podamos ver esta serie completa aquí, forum llego hasta el 16 solo si no recuerdo mal… Y los que quieran pasar un rato de sano cachondeo que no se pierdan su etapa en masacre que ha editado panini hace poco