Superman vs. Wonder Woman

Por
41
2814
 

Edición original: All new collectors’ edition C-54.
Edición nacional/ España: Álbum Superman nº 4 (Bruguera, 1980).
Guión: Gerry Conway.
Dibujo: José Luis García López.
Entintado: Dan Adkins.
Color: Jerry Serpe.
Formato: Álbum.
Precio: 150 pts.

 

En cuanto género, el cómic de superhéroes puede ser vehículo adecuado para un variado ramillete de historias, como año a año nos ha ido demostrando. No obstante, su simbología y querencia por los conflictos físicos y la espectacularidad manifiesta lo vuelven especialmente indicado para los relatos de acción fantástica. Es, por así decir, su hábitat natural. Y es, por norma general, lo que nos encontraremos. Y aunque el conflicto acostumbra a producirse entre el bien y el mal, en su más paradigmática esencia, tampoco es rara una variación que lleva a los héroes a enfrentarse entre ellos por una discrepancia, bien sea ideológica o, lo más común, un malentendido auspiciado por un villano en la sombra. Ni que decir tiene que, respondiendo a los parámetros más honorables, esos héroes conciliarán sus diferencias para frustrar el malvado plan y darle al villano la del pulpo.

Superman vs. Wonder Woman, publicado en All new collectors’ edition C-54 (1978), es, junto al Superman vs. Spider-Man, al Superman vs. Muhammad Ali o al Batman vs. Hulk, un ejemplo excelso de este subtipo de “héroe contra héroe”. Los cuatro ejemplos citados apuestan por el gran formato para hacer justicia a estos “choques de titanes” y acaso es por lo que son recordados: por la espectacularidad de sus páginas, específicamente diseñadas para satisfacer a los seguidores de cada uno de los protagonistas.

La historia

Junio de 1942. Tras salvar un portaaviones norteamericano del ataque de unos kamikazes robóticos, Superman es llamado al Departamento de Guerra, donde será informado de la amenaza que se cierne sobre el Proyecto Manhattan (como todo el mundo sabe, responsable de la creación de la bomba atómica). Paralelamente, Wonder Woman (quien, en su identidad civil de Diana Prince, trabaja en el ejército) desarticula una célula terrorista nazi operando frente a la Casa Blanca. Detrás de estos desconcertantes sucesos está una entente germano japonesa dirigida por el Baron Blitzkrieg (palabra alemana que significa “guerra relámpago”), cuyo diabólico plan es cambiar el curso de la guerra gracias al robo de la energía nuclear.

El escritor Gerry Conway, recordado por la muerte de Gwen Stacy, recoge esa neurosis por el espionaje y el sabotaje en suelo norteamericano recurrente en las novelas pulp y en los tebeos de superhéroes durante la II Guerra Mundial (aquí es inevitable recordar el nacimiento del Capitán América en 1941). El supervillano es un habitual de la JSA, uno de esos matones con fuerza incrementada gracias a los execrables experimentos nazis y con una armadura amarilla que, al uso del Dr. Muerte, oculta sus deformaciones físicas y le permite volar. El ambiente patriótico que destilan sus páginas no parece el más adecuado para finales de los 70, su fecha de publicación, cuando en los cines se proyectaban películas como El cazador (M. Cimino, 1978) o Apocalypse Now (F.F. Coppola, 1979), pero mimetiza perfectamente la exaltación característica del periodo que reproduce, acercándose más al espíritu de los tebeos de entonces que a la realidad revisada.



Estructuralmente, pocas variaciones pueden señalarse respecto al modelo esperado en estos casos. La editorial, que fue la primera en crear un universo compartido por supertipos en los años ’40, había empezado desarrollando un formato que consistía en el reparto más o menos equitativo de las páginas entre los protagonistas de la cabecera, como puede comprobarse en All-Star Comics, cuna de la Justice Society of America. Este modelo llegó básicamente intacto hasta los años 60, ya convertido en rutinario. Equipos de la competencia como Los 4 fantásticos o Los Vengadores trajeron nuevos usos a las relaciones entre los personajes, volviéndolas más fluidas, sin que cada héroe necesitase en cada cómic demostrar su valía simétricamente al resto de sus compañeros. La ruptura no fue radical, empero, como demuestra el Amazing Spider-Man annual#1, donde la batalla contra los Seis Siniestros sigue, más o menos, la costumbre mencionada (splash-page incluida para cada uno de los villanos), pero poco a poco fue permeando y a mediados de los 60 DC ya contaba, por ejemplo, con la Doom Patrol, cuyo esquema de actuación era virtualmente idéntico al de la primera familia de Marvel en contraposición a los héroes de la casa reunidos en la Justice League. En los primeros ’70, series como Green Lantern/Green Arrow dinamitaron el concepto de team-up y, gracias a ello, cabeceras como DC presents o The brave and the bold se hicieron más dinámicas. Sin embargo, el modelo original, aunque cada vez más arrinconado en las publicaciones habituales, demostró de nuevo su éxito en el primer cruce entre las dos grandes compañías, limando egos y contentando a los fans con el Superman vs. Spiderman (1976).

Escrito por el mismo Conway e ilustrado por Ross Andru, el plot resultó un hábil encaje de bolillos entre ambos personajes (y sus circunstancias), confiando a menudo en soluciones simétricas tanto argumentales como de distribución de página. El relato quedaba repartido en tres prólogos y cuatro capítulos, abiertos cada uno con una doble splash-page, y un epílogo de una página. Es este mismo molde, reconvertido a seis capítulos y un epílogo, el que, dos años después, recupera el escritor, tan sólo eliminando algunas de las servidumbres del anterior proyecto, como las páginas dedicadas a resumir las trayectorias de héroes y villanos, así como las viñetas precisas para establecer el statu quo. Para la lucha entre ambos iconos deceítas, Conway juzga innecesaria introducción alguna, lo que reduce la historia hasta las 72 páginas más cubiertas y, cerrando el círculo, la vuelve aún más similar en forma y espíritu a los originales que homenajea. Sin llegar a crear un nuevo estándar, la fórmula vuelve a funcionar, como demuestra que, desde entonces, la época se aborde de forma similar, dossier de Roosvelt incluido (p.e.: Captain America#255).

El dibujo

El gran José Luis García López es el encargado de convertir la débil excusa argumental en una pieza memorable. Todo lo que se insista en el prodigioso talento de este artista es poco. Su habilidad le permite cualquier encuadre, que se vuelve natural en sus lápices. Hay planchas de una enorme dificultad técnica, como la splash-page doble de las páginas 26 y 27, que se emplea, en un auténtico derroche, en un sorprendente plano de situación. La narración visual es tan clara, la perspectiva tan cuidada, que la lectura del álbum te arrastra con ese efecto cinematográfico que atribuimos a cómics modernos como The Ultimates, sin necesidad de imitar el scope en viñetas ni renunciar a recursos del cómic como paneles de recuerdos entremezclados, personajes saliendo del recuadro o dejando fluir la acción sin constreñirse a sus calles, etc. Cada página está concebida de manera distinta, sin que ello entorpezca la lectura ni desconcierte al ojo. Incluso requisitos previos como las splash-page de presentación de cada capítulo evitan caer en la monotonía.



A pesar del gran formato, es infrecuente que una página contenga más de cinco o seis viñetas, lo que permite al dibujante lucirse con su extraordinario conocimiento anatómico, así como retratando a personajes del mundo real como Albert Eistein. Destacan también los primeros planos de los rostros, con ese dramatismo que sólo saben imprimir los grandes del género como John Buscema o Gil Kane. Sin embargo, las tintas de Dan Adkins, siendo correctas, opacan un tanto su trazo. Dick Giordano lo entendió mejor en el especial Batman vs. Hulk, de similares virtudes artísticas y acabado más certero.

La nostalgia

Esta historia fue publicada en España por Bruguera como cuarto número de la serie de álbumes de gran tamaño protagonizados por el Hombre de Acero. A pesar de los desmanes de la editorial, los álbumes dedicados a Superman y a Batman siguen siendo recordados con cariño por quienes los leímos en su día, sobre todo por el formato, inhabitual para estos cómics y, sin embargo, de tan agradable lectura. En este caso, los editores se estrujaron las meninges para meter el original de 72 páginas en las 64 obligatorias, así que, ni cortos ni perezosos, sólo respetaron una de las seis splash page dobles que abren los capítulos. En cuatro de ellas suprimieron una de las páginas y en la quinta hicieron una nueva composición con un dibujo que, evidentemente, rompe la trabajada perspectiva de García López. También eliminaron la primera página, donde se ve el dossier que indica que el relato es contado. Curiosamente, la reducción de tamaño (de un 20%, aproximadamente) redunda en su beneficio, al volver más cómoda la lectura y no representar merma significativa en el disfrute de las ilustraciones.

Urge reedición en condiciones, sin duda, a ser posible con el resto del material que el maestro García López dibujó para Superman en cualquiera de sus cabeceras.

41 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Elvis
Elvis
Lector
21 enero, 2013 10:19

Joder que alegron de reseña ! Tengo el comic de Brugera y Jose Luis Garcia Lopez se sale a los lapices, pero el color de Brugera deja bastante qie desear a ver si los de ECC se animan y sacan una edicion en condiciones !  

Mr. X
Mr. X
Lector
21 enero, 2013 10:29

 El Sr Agrafojo sigue descubriéndonos cómics que no conocemos, pero que inmediatamente nos apatece degustar 😉

Lemmytico
Lemmytico
Lector
21 enero, 2013 10:38

Como dibujaba García López, madre mía.

Raúl Silvestre
21 enero, 2013 10:38

 Otra reseña-joyita, Javier!

Lo de García López es de juzgado de guardia. Cada día estoy más convencido que fue el mejor dibujante que haya pasado por DC.

Raúl Silvestre
21 enero, 2013 10:43

 Por cierto, en abril DC publica un recopilatorio de historias de Superman dibujadas por el maestro García López. Ya os digo que cae fijo!

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
21 enero, 2013 13:17

Yo no sé si será la nostalgia, pero este me parece un pedazo de tebeo de Superhéroes, con un enfrentamiento de dos titanes espectacular y por momentos dramático (el ver como dos amigos, y casi algo más, se sacuden mutuamente y con rabia por diferencias ideológicas a mí por lo menos me produce cierta impresión).

Sin embargo, el famoso Spiderman vs Superman, más o menos de la misma época releido ahora me parece una auténtica castaña.

Sputnik
Sputnik
Lector
21 enero, 2013 13:50

No sabía yo de la existencia de esto y he estado echándole un ojo vía internet. Qué páginas, por ROB!, qué composición. Ojalá se reedite, porque en ese caso me lo pillo. Aunque me juego las pelotas a que, si lo hacen, recolorearán el tebeo con uno de esos colores fotochoperos tan anacrónicos, como se hace siempre con el material clásico. En mi opinión te cargas buena parte del interés de leer material «añejo» si haces cosas como esto, creando un híbrido entre ayer y hoy. Es como recolorear pelis en b/n. O añadirle bailes en cgi al Retorno del Jedi.

Brian al que llaman Brian
Brian al que llaman Brian
Lector
21 enero, 2013 14:27

Tengo la suerte de tener (no en muy buen estado, la verdad) este comic y el de Batman vs Hulk, y digo yo, ¿qué tiene Neal Adams que no tenga García López…? Ah, sí, el reconocimiento… Pues tan merecido sería para uno como para otro.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
21 enero, 2013 14:57

 A mí Ross Andru nunca me ha hecho mucho tilín, pero de todas formas lo que no me gusta es la historia. No sé, igual es que no he sabido ponerla en su contexto, pero me pareció muy muy simplona, con robot gigante malvado incluido. Y Spiderman no sé qué pinta en esa historia, básicamente para que la gente le vea compartir viñeta con el Super y flipe, porque su aportación a la historia es totalmente nula, lo podría haber resuelto todo solito sin problemas el kriptoniano.

Animal Man
Animal Man
Lector
21 enero, 2013 15:05

 La semana pasada en un post sobre Superman hablaba de que estaba releyendo cómics antiguos de Bruguera de Superman y Batman que daban cien mil vueltas a todo lo que se publica ahora de super héroes. Éste era uno de ellos. 🙂

flashpoint
flashpoint
Lector
21 enero, 2013 15:21

 JOSE LUIS GRACÍA LOPEZ ES EL MÁS GRANDE DIBUJANTE DE DC!!!

No cabe duda, ni para discutirlo, cuando García-López apareció en DC haciendo uno que otro dibujos para la serie de Jonah Hex, luego en Tarzán y finalmente en Superman, el artista y aunque ustedes no lo crean inspiró el trabajo de Neil Adamas, algo que el mismo reconoció.

Es más el gran Moebius, invidiaba a García.López o pregúntele al editor Andrew Helfer:

Un día estaba sentado en mi oficina en DC (Helfer) cuando asomó por la puerta y se quedó observando un punto en la pared de detrás de mí, justo por encima de mi cabeza. A pesar de que nadie nos había presentado, sabía de quien se trataba por su rostro inconfundible. Era Jean Giraud, Moebius, i estaba mirando fijamente un dibujo de Wonder Woman hecho por José Luís García López.

Sin reparar en mí, avanzó paso a paso hasta meterse detrás de mi mesa, justo delante del dibujo. Se bajo las gafas para ver mejor el dibujo y al cabo de un momento se giró hacía mí.

– ¿Este García López – pregunto con un fuerte acento francés – usa modelos, verdad?
– No – respondí sonriendo.
– ¡Hijo de perra! – susurró Moebius

No necesitaba decir nada más. Yo ya sabía que ese era el más grande cumplido que un artista puede hacer de otro.

Es más DC tenía tanto miedo que el dibujante se fuera a la competencia que en 1978 le hicieron un contrato donde asumió el puesto de Artista Encargado del Merchandising, es por esa razón que todas las artes de los personajes de DC que se promocionaron hasta principios de 1992 eran las gráficas de García-López. Desde poleras, mochilas, o hasta la versión de muñecos de acción como los Super Powers, donde los comics que traían en su interior en su mayoría estaban efectuados por el autor, luego tuvimos una dispareja mezcla con las versiones de Jurgens.

El problema lo tuvo con la llegada de DIDIOT, quién por miedo a una demanda no le caducó el contrato, sino que lo sacó de su puesto para que Jim Lee se hiciera cargo de la imagen propagandística, pero lo puso a hacer series para justificar el sueldo.

Así aparecieron un par de números en Hawkman; Justice League Clasificada con las tintas de Klaus Janson que le mató su dibujo; el Batman clasificado, y El Regreso de Donna Troy.

DC sabe que no lo puede perder porque es un Ícono de la compañía, y que por sus manos y talento ha efectuado grandes trabajos, pero que lamentablemente no consiguió el éxito que otros autores de la época lograron.

  

 

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
21 enero, 2013 15:55

¿Por qué coño Marvel nunca ha intentado fichar a García Lopez?

Snake
Snake
Lector
21 enero, 2013 16:05

 «Es más DC tenía tanto miedo que el dibujante se fuera a la competencia que en 1978 le hicieron un contrato donde asumió el puesto de Artista Encargado del Merchandising, es por esa razón que todas las artes de los personajes de DC que se promocionaron hasta principios de 1992 eran las gráficas de García-López. Desde poleras, mochilas, o hasta la versión de muñecos de acción como los Super Powers, donde los comics que traían en su interior en su mayoría estaban efectuados por el autor, luego tuvimos una dispareja mezcla con las versiones de Jurgens.»

Me ha encantado esto que has comentado flashpoint. Y digo eso porque para mí García López es un dibujante con mayúsculas y uno de los grandes a la hora de «mostrar» a DC al mundo. Sobre todo por la explicación que has dado antes. 

Es cierto que Miller, Byrne, Pérez, Adams y otros autores han puesto su pequeño (gran) granito de arena en la editorial y en sus personajes, pero es ver un Batman, Superman o Wonder Woman (entre otros superhéroes) e identificar a DC de una manera un tanto especial. Aunque eso igual sólo me pasa a mí, que conste. 

Curiosamente hace bien poco compré una camiseta en una tienda de ropa (digo eso para descartar Previews, tiendas especializadas o internet como forma de comprar merchandising comiquero) y aparecían multitud de personajes de DC. ¿Su dibujante? Pues no podía ser otro que García López. 

Ocioso
Ocioso
Lector
21 enero, 2013 16:11

Si Robin lleva a ver esa imagen de Superman saliendo por la ventana se cambia de mentor. Que cerdada de pose, señor.

Odinson70
Lector
21 enero, 2013 17:59

Gran artículo.
Gran artista.
Me apunto a la reedición de material de este dibujante…

P.D.: Yo tengo el album de Bruguera ¡¡ y tú no !!.

http://25.media.tumblr.com/tumblr_mb7iaanhkj1ryqizyo1_1280.jpg

Khonshu
Khonshu
Lector
21 enero, 2013 19:59

 Ese bocadillo de pensamiento de Superman con esa cara de furia («Incluso si es una mujer, nadie me trata de esa manera. ¡Y quiero decir Nadie!») antes de soltarle tremendo hostión a la Wondie… Sólo digamos que hoy en día habría que hacerlo con un poco más de tacto, ya que podría interpretarse de una manera políticamente incorrecta. Y total, por un farolazo de nada, se ve que le picó el orgullo. 

Spirit
Spirit
Lector
21 enero, 2013 20:47

Gran artículo, pardiez. Me encanta esta serie de artículos sobre material clásico (que no antiguo) a los que desde aquí animo a que salgan de tanto en tanto.

Personalmente, nunca he entendido como no ha sido prioridad ni de Planeta ni de ECC (no digamos ya Norma) el rescatar este tipo de joyas. No sólo es de justicia hacerlo, si no que vista la avalancha de onmigold, gods y demás clásicos de la acera de enfrente estoy convencido de que tienen su público.

Jose Luis García López es un maestro y en cada trabajo lo demuestra. De hecho, la imagen dibujada que a mí me viene a la cabeza de SUPERMAN Y BATMAN es la icónica que él creó, y mira que ha llovido y han venido versiones de todo tipo y condición.

No me encuentro entre los afortunados que leyeron este tebeo o lo han tenido jamás. Sí que creo haber disfrutado con la mayoría de obras del amigo García-López publicadas en España, que no son pocas (tampoco tiene una producción tan grande); TWILIGHT, DEADMAN, CINDER AND ASHE, BATMAN, BATMAN VS HULK, BATMAN CONFIDENCIAL, JLA CLASIFICADO (con unas horribles tintas de Klaus Janson, no sé a quien se le ocurre mezclar la finura de Jose Luis con esos garabatos)…obras que (salvo la última) merecen una reseña aparte. Y, por cierto, las tintas de Kevin Nowlan le sientan de maravilla en el BATMAN CONFIDENCIA y el especial aquel de fusión MARVEL VS DC con el DR. STRANGE FATE.

También abogo por un post sobre las chapuzas mil que hizo Bruguera sobre sus publicaciones. No entiendo cómo se puede ser tan inútil, la verdad. Sin dudarlo, creo que es la peor editorial que ha publicado cómics en España (que ya es decir). No  sólo por el color, (horrible), ni la rotulación, (horrible), ni la carencia de títulos de crédito (incomprensible) ni la descordinación numérica (inexplicable) si no por todo en su conjunto. Veo en los créditos «Directora: Anna María Palé» y no me explico como esta señora fue luego agente de artistas (como Ibáñez) y directora de otras publicaciones. Por cierto; leí no sé dónde que con la quiebra de Bruguera les dejó a deber una pasta a todas las editoriales norteamericanas (Marvel, DC) con las que trabajaban…

 

molon labe
molon labe
Lector
21 enero, 2013 20:57

 La verdad es que se mereceria un tomete (o dos) de grandes autores, yo me he leido mas o menos lo que pone Spirit mas algunos numeros cojonudos de los Titanes que poco tienen que envidiarle a los de Perez, pero vamos, una fenomenal reseña ( una mas Javier) para un magnifico e incomprensiblemente olvidado artista.

molon labe
molon labe
Lector
21 enero, 2013 21:32

 Atari Force, que no se nos olvide Atari Force, otro para la reedicion, es que hay material de sobra para que esta gente nos haga felices.

molon labe
molon labe
Lector
21 enero, 2013 21:41

 ¡¡Malditos derechos!!

the drummer
the drummer
Lector
21 enero, 2013 21:50

enhorabuena a javier por todos los artículos que nos estás regalando; no comento en todos pero no por ello dejo de leer todo lo que publicas con sumo interés, tremendo fichaje que ha hecho la zn (espero que tu ‘contrato’ cuente con una elevada cláusula de rescisión).

y si, señores de ECC, pongánse las pilas y editen este tipo de joyitas de la historia del comic; éxito de ventas asegurado.

molon labe
molon labe
Lector
21 enero, 2013 21:53

 Pues no pensaba que estaba tan chungo con Atari Force, pues nada guardare mis numeros de Zinco como oro en paño, porque visto lo visto. Una pena porque es una serie que no esta nada mal.

Animal Man
Animal Man
Lector
21 enero, 2013 22:04

 Y también publicó Zinco de García López unos números de Deadman, bajo la cabecera «Universo DC» que eran una delicia.

molon labe
molon labe
Lector
21 enero, 2013 22:12

 Cierto Animal Man, concretamente el 14-15 y ya que he ido a mirarlo a la estanteria y los tengo fuera voy a aprovechar y me los releo que hace bastante que no les echaba un ojo, es lo bueno de ZN que te busca plan aunque no lo tengas. Hala!! a leer y disfrutar…

molon labe
molon labe
Lector
21 enero, 2013 22:38

 HA-HA-HA Agrafojo lo sabe…

Ocioso
Ocioso
Lector
21 enero, 2013 22:39

Podió, ¿no vais a nombrar su colaboración en Wednesday comics, hace dos días como quien dice?

Sputnik
Sputnik
Lector
21 enero, 2013 22:52

 «Podió, ¿no vais a nombrar su colaboración en Wednesday comics, hace dos días como quien dice?»

Ya te digo, haciendo los Metal Men (con un color que, en fin… :D).

TON-EL
TON-EL
Lector
22 enero, 2013 0:11

Como coleccionista de Superman, este tebeo fue uno de los primeros ejemplares que compré en el rastro de Madrid, hace muchos años y debo decir que el trabajo de  García López su trazo limpio y elegante me impacto de sobremanera aunque en ese momento no sabia como se llamaba, con el paso de los años pude disfrutar en nuestro país de otros trabajos suyos sobre todo a partir de la etapa de Ediciones Zinco, sin embargo sus historias de Superman lamentablemente nunca han sido editadas adecuadamente en nuestro país, si exceptuamos  algún Novaro de la Serie Agüila que incluye alguno de sus trabajos. Recientemente en el Previews vi que DC va a sacar una recopilación de todas sus historias de Superman, y lo tengo pedido, (no pude resistirme), me imagino que ECC se animará y lo editará en España o por lo menos debería

Zarius
Zarius
Lector
22 enero, 2013 8:34

 García Lopez merece mucho más reconocimiento en esa editorial. Su Batman es casi tan icónico como el de Davis o el de Adams. En mi opinión.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
22 enero, 2013 9:09

Que buena reseña, Javier, como de costumbre. Lo tuyo sí que es arqueología y no lo de Indiana Jones.

Y que un pedazo de dibujante como García López sea hoy día prácticamente un desconocido es algo que clama al cielo.

Impagable la anécdota de Moebius. No la conocía, pero tampoco me extraña. En los extras de su Silver Surfer el bueno de Giraud dice que siempre admiró a los coloristas de superhéroes por lo que eran capaces de hacer a pesar de la paleta de colores tan limitada con la que trabajaban.

Y aquí va otro voto para la reedición del material de García López.

piscolabi
piscolabi
Lector
22 enero, 2013 20:40

 Mítico García Lopez!.

A poco que su producción hubiera sido un pelín mas extensa, y por extensa me refiero a que hubiera cuajado en una etapa larga de un pesonaje o grupo, el que fuera, y le hubiera tocado algún guionista/as competentes de verdad…..vamos, como hizo Perez, que coño!….

Estaríamos hablando de un icono, cuando la realidad es que, a salvo de momentos puntuales como este post, casi nadie lo menciona cuando se habla de los Perez, Byrne, Adams y algún otro de su generación.

Una pena.

piscolabi
piscolabi
Lector
22 enero, 2013 20:41

 Mítico García Lopez!.

A poco que su producción hubiera sido un pelín mas extensa, y por extensa me refiero a que hubiera cuajado en una etapa larga de un personaje o grupo, el que fuera, y le hubiera tocado algún guionista/as competentes de verdad…..vamos, como hizo Perez, que coño!….

Estaríamos hablando de un icono, cuando la realidad es que, a salvo de momentos puntuales como este post, casi nadie lo menciona cuando se habla de los Perez, Byrne, Adams y algún otro de su generación.

Una pena.

AlexCruz
Lector
25 enero, 2013 9:45

 Jose Luis Garcia Lopez es uno de los grandes maestros de maestros del Comic USA, su trabajo influencio a otros grandes dibujantes en su anatomia y el dinamismo de hacer la composicion, anatomia, ambientacion, perpeectiva y secuencia de los paneles de sus viñetas… Desde un Frank Miller, George Perez, John Byrne, hasta un John Bogdanove, un Jerry Orway, Norm Breyfogle y ni se diga un Dan Jurgens que haciendo una mala copia de su estilo se ha ganado la vida los ultimos 25 años.

Pero su obra en comics es poca, dispersa y muy pobre con guiones intracedentes la verdad. A mi gusto ese contrato de exclusividad para que Garcia Lopez realice los dibujos del merchandising de los personajes DC le hizo mucho mal. Lo aplatano, el propio Garcia Lopez para desencanto de muchos ha dicho que desde los 90s ya no le llama la atencion el dibujar un comic. Si Garcia Lopez no hubiera llevado una buena vida con ese contrato de exclusividad de los dibujos del merchandising de los supeheros DC, quizas lo hubieramos visto dibujando con una carrera de trabajos mas solida como la de George Perez atraves de las ultimas decadas.

El dibujo de Jose Luis Garcia Lopez en las playeras DC es tan singular que cuando entraron hace dos años las playeras DC con el dibujo de Jim Lee la verdad no me llamaron la atencion, afortunadamente el distribuidor volvio a sacar otro lote de playeras DC con el dibujo del mitico Jose Luis Garcia Lopez…

Creo que el unico que podria llegarle al dibujo de Don Jose Luis Garcia Lopez es el Brasileño Ivan Reis que es el mejor dibujante que he visto en los ultimos 20 años. De hecho ahora que sustituye a Jim Lee en el nuevo reboot de la JLA no pierde calidad el comic y el dibujo de Ivan Reis se ve mejor… Ivan Reis se deboro el estilo de Neil Adams, Alan Davis y Garcia Lopez, con algo de Norm Breyfogle y George Perez y se ve absolutamente genial… Ivan Reis es tan bueno en sus layouts que no necesita entintador, solo se comvierten sus perfectos lapices a negro y listo, un efecto lapices convertidos a negro mejor que los layouts de John Cassaday o Ethan Van Raises… Si Ivan Reis viviera en el renacimiento Italiano, estaria pintando las cupulas de la capilla sixtina en lugar de Miguel Angel… Solo Ivan Reis podria sustiruir a un Jose Luis Garcia Lopez en el dibujo del merchandising de los personajes DC.