Los cómics de Star Trek de principio a fin

Por
13
7681

Comienza la música.

Kirk al habla: “El espacio: la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar Enterprise, en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos, al descubrimiento de nuevas vidas y nuevas civilizaciones, hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar”.

star trek tos s1 sd dvd box set title capture

Logo de Star Trek. “Creado por Gene Roddenberry”, reza el subtítulo.

El Enterprise se cruza por la pantalla mostrando los créditos. Protagonizado por William Shatner. También protagonizado por Leonard Nimoy como Sr. Spock y DeForest Kelley como Dr. McCoy.

Fundido a negro.

Se abre un plano con el puente de mando del Enterprise. Kirk se encuentra con su apretado jersey dorado firmando unos documentos que una azafata le ha llevado. Todos se encuentran en sus puestos.

Sulu: Capitán, veo hay un objeto desconocido en frente de nosotros.

mr-sulu

La pantalla de la nave muestra una figura naranja, parecida a un diamante, que da vueltas en frente del Enterprise.

Kirk: ¿Señor Spock?

Spock, que acaba de observar por el visor científico en su lado del puente levanta la cabeza y arquea una ceja.

Spock_2267

Spock: No se corresponde con nada que hayamos visto nunca.

Kirk: Señor Sulu, cambie de rumbo e intente esquivar el objeto.

Al mover el Enterprise hacia la izquierda y de repente el objeto cambia de color al gris. Luego, una repentina masa de humo se forma en torno al objeto y aparece una nave espacial muy similar al Enterprise, pero con los motores de color rojizo.

Chekov: ¡Una nave acaba de aparecer en su lugar!

the-story-of-star-trek-part-three8

Kirk se levanta de la silla.

Uhura: No recibo ninguna transmisión señor.

Uhura

Spock: Adoptan posición de combate.

Kirk: Alerta roja. Preparar los phasers. Sr. Scott, intente darnos máxima potencia.

Scott suena por el intercomunicador.

Scott: ¡Algo ha interferido en los motores Señor! ¡Nos estamos quedando sin potencia!

scotty

Antes de poder hacer ningún movimiento. La nave enemiga lanza un rayo potente que hace temblar los cimientos del Enterprise. Todos se desmayan.

Kirk se despierta tumbado en una cama. Está dentor d euna cueva y una enfermera con un uniforme de hace al menos 3 siglos está curando a un enfermo justo en frente del capitán. A su lado Spock permanece insconciente. Al otro, lo mismo el Dr. McCoy, su fiel amigo Bones. Kirk intenta moverse pero tiene las manos atadas. Al observar movimiento, la enfermera se da la vuelta y da la voz de alarma.

Enfermera: ¡El paciente se ha levantado!

Llegan dos guardias por la puerta y se acercan al capitán.

Guardia: Debemos de llevarlo ante el Comandante Himmler.

La cara de Kirk se envuelve en un gesto de terror: es conocedor férreo de la historia y ese nombre no augura nada bueno.

Kirk: ¡Soltarme!

Dicho y hecho. Los Guardias le sueltan y le pegan dos fuertes puñetazos en el estómago que le dejan insconciente. Se lo llevan, arrastrándole sus rodillas contra el suelo mientras Spock y McCoy aún yacen inconscientes…

Esta pequeña introducción, que acaba de salir de mi imaginación Trekkie, podría ser sin duda un capítulo de manual de Star Trek, La Serie Original. A buen seguro, todo aficionado a la serie le habrá puesto voces, sonidos y colores a este capítulo imaginario pues Star Trek se ha cimentado siempre sobre una base sólida que se ha mantenido a lo largo de los años y que la ha establecido como una de las series más exitosas de todos los tiempos. Es, usando el lenguaje publicitario, el inconfundible aroma Trek. Sin embargo, es posible que entre tanto auge comercial de Star Wars y otras franquicias más actuales y tanta mercadotecnia explosiva de grandes estudios y grandes empresas, los aficionados de Star Trek nos hayamos ido diluyendo y observando con tristeza como las estanterías de cómics se encuentran repletas de cómics sobre Star Wars en ediciones preciosistas mientras que hacemos malabares para conseguir algún que otro cómic sobre Star Trek que pueda llenarnos el mono interior de aventuras espaciales. No ha sido siempre así. Esa ausencia de cómics que ahora el aficionado puede llegar a encontrarse en la estantería de la tienda no siempre ha sido tal, y la viñeta de Star Trek ha sido siempre una constante en el cómic americano, llegando a pasar por las grandes editoriales –tanto Marvel como DC han publicado cómics de Star Trek– e incluso a tener historias contadas por los más grandes del medio –entre sus nombres se pueden encontrar guionistas como John Byrne o Marv Wolfman–. ¿Qué ofrece en la actualidad Star Trek por medio de las viñetas? Poca cosa si lo comparamos con otros universos, sí, aunque es cierto que el reinicio cinematográfico de la mano de J.J Abrams ha dado sus frutos y podemos seguir leyendo todos los meses algunas aventuras desde el lado independiente. ¿Qué ofreció en su momento Star Trek? Una variedad de tebeos de calidad que a buen seguro poca gente conoce y, por ende, tiene la posibilidad de disfrutar. ¿Qué ofrecerá en el futuro Star Trek? No lo sabemos, pero si podemos –y queremos– conjeturar que la nave Enterprise seguirá surcando las estrellas de una forma u otra.

Un acercamiento a Star Trek

Star Trek es la visión de Gene Roddenberry. La visión de un hombre triste con el mundo pero optimista a la vez, que observó un futuro utópico donde las guerras y las enfermedades están completamente extintas en la tierra y donde el ser humano se dedica pacíficamente a explorar el espacio y contactar con nuevas razas y nuevas civilizaciones. Un universo donde el ser humano ha fundado una Federación de Planetas que da cobijo a miles de razas a lo largo y ancho de las estrellas. Era, por lo tanto, un sueño claro y conciso, una visión de realidad clarificadora, sonriente y optimista, que iba más allá de todo límite –no hay que obviar que hace 70 años estábamos matándonos entre todos nosotros y hace 300, ni te cuento–, que aunaba la exploración espacial con las aventuras clásicas y que se forjaba en torno a unos personajes tan peculiares como lo podían ser un sabiondo de orejas puntiagudas llamado Spock y un orgulloso Capitán conocedor de la historia y amplificador viviente de miradas lujuriosas en bellas mujeres.

Esa visión terminó convertida en una serie que comenzó a emitirse en el año 1966 tras un episodio piloto fallido y la continua insistencia del bueno de Roddenberry hacia directivos escépticos y que terminaría cancelada apenas 3 años después tras un descenso imperativo de las audiencias. Unas audiencias que no estaban preparadas para una serie que estaba más cercana a la fecha que representaba que a su fecha de emisión–entre otras muchas innovaciones, en Star Trek se pudo ver el primer beso interracial de la historia de la Televisión–. Sin embargo, a pesar de la cancelación, Star Trek encendió la llama del gusto a las aventuras espaciales que comenzó a recaer en los paladares de miles de aficionados a lo largo del globo, de modo que al poco tiempo los estudios de Paramount comenzaron a recibir cartas y cartas –una especie de plataforma online prehistórica para pedir cosas, como apunte a los más jóvenes– pidiendo una resurrección de la serie y las retransmisiones sindicadas en otros canales y países comenzaban a generar nuevos fans a centenares, traduciéndose finalmente en convenciones a la que asistían miles de personas disfrazadas de aquellos personajes que habían pasado sin pena ni gloria en un primer momento por la televisión en abierto americana. El éxito fue tal, que Star Trek volvería como serie animada –a pesar del éxito los empresarios seguían temerosos de un nuevo fracaso y una serie de animación requería una inversión menor– con las voces de los actores originales (quienes cobrarían un buen dinero por ello) y la serie, de dudosa calidad para la época –aunque en los últimos tiempos se está reivindicando como serie de culto, llegando a entrar de nuevo en el canon oficial de la serie de la que fue excluida en un inicio– terminaría cancelándose con una temporada en su espalda. Star Trek, por lo tanto, quedaría sepultada en continúas repeticiones y diferentes pulsos entre gente embutida en trajes, mientras los fans no decaían y seguían mandando cartas, acudiendo sin descanso a convenciones y hablando de las aventuras del capitán Kirk como si hubieran participado en ellas.

Star-Trek1

El punto de inflexión hacia esta situación de relativa calma se produciría en 1977, con el estreno de Star Wars y con unos ojos iluminados en los despachos de los ejecutivos de la Paramount. Al ver las posibilidades cinematográficas de la franquicia, los tímidos preparativos de una continuación de la serie que llevaba años dando vueltas –que luego resultaron no ser tan tímidos, con grandes decorados preparados y numerosos guiones escritos– se convirtieron rápidamente en los preparativos de una película que vería la luz dos años después de todo aquello. Mostraban así las pantallas de los cines la primera película de Star Trek, que fue un éxito moderado pero firme y que permitiría a Star Trek florecer de nuevo y asentarse como una rentable franquicia que ha seguido hasta nuestros días:

Películas de Star TrekStar_Trek_The_Motion_Picture_posterstar_trek_06_the_undiscovered_country_1_dvdbash
Películas de Star Trek

· Seis películas protagonizadas por la tripulación de La Serie Original: Star Trek: La Película (Robert Wise, 1979), Star Trek II: La ira de Khan (Nicholas Meyer, 1982), Star Trek III: En busca de Spock (Leonard Nimoy, 1984), Star Trek IV: Misión Salvar La Tierra (Leonard Nimoy, 1986), Star Trek V: La última frontera (William Shatner, 1989) y Star Trek VI: Aquel país desconocido (Nicholas Meyer, 1991).

Star Trek: The Next Generation
Star Trek: The Next Generation

· Star Trek La Nueva Generación (1987-1994): Iniciada en 1987, nos ponía al frente de la tripulación del Enterprise 100 años después de las aventuras originales. Así, durante 7 temporadas veríamos Capitán Jean Luc Picard y compañía exploraban de nuevo el espacio en un ambiente bastante cambiado, donde las tensiones comienzan a aflorar en el seno de la pacífica Federación de Planetas y los Klingon son aliados de la misma.

· 4 películas protagonizadas por la tripulación de La Nueva Generación: Star Trek: La próxima generación (David Carson, 1994), Star Trek: Primer Contacto (Jonathan Frakes, 1996), Star Trek: Insurrección (Jonathan Frakes, 1998) y Star Trek: Némesis (Stuart Baird, 2002).

Star Trek Deep Space 9
Star Trek Deep Space 9

· Star Trek Espacio Profundo 9 (1993-1999): Para muchos la mejor serie Trek, para algunos una violación del utópico sueño de Gene Roddenbery. La oscuridad se adueñaba del universo y la exploración quedaba en un segundo plano –de hecho, la serie se ambientaba en una estación espacial– en pos de las tramas sucias y escabrosas de los Ferengi, las traiciones en la Federación, los juegos manipuladores de los Cardassianos, las tensiones con los Klingon y múltiples guerras que acechan el espacio y ponen en peligro la pacífica vida de la Federación.

Star Trek Voyager
Star Trek Voyager

· Star Trek Voyager (1995-2001): Como complemento a la oscuridad y la falta de exploración de EP9, Voyager abrazaba los orígenes de sus padres y ponía como protagonista a una nave estancada en la otra esquina de la galaxia obligada a explorar razas y civilizaciones completamente desconocidas con la misión de regresar a casa. La nave Voyager –cuya capitana era una mujer por primera vez en la historia de la franquicia¬– nos ponía lejos del Enterprise y ampliaba el universo como nunca antes se había hecho.

Star Trek Enterprise
Star Trek Enterprise

· Star Trek Enterprise (2001-2005): El primer gran fracaso tras años de bonanza –apenas duró 4 temporadas frente las 7 temporadas de las series anteriores– y el abrazo de la franquicia a los efectos digitales. Se trata de una precuela, 100 años antes de La Serie Original, donde se cuenta el origen de la Federación y la llegada de los Vulcanos a la tierra.

Star Trek de J.J. Abrams
Star Trek de J.J. Abrams

· Dos películas “reiniciando” la franquicia con la tripulación original viviendo en un universo paralelo: Star Trek (J.J Abrams, 2009) y Star Trek En la oscuridad (J.J. Abrams, 2013).

Así pues, no cabe ninguna duda del éxito de la franquicia a la que, como no, un extenso universo expandido le ha acompañado siempre y el cual a día de hoy goza de una salud bastante buena, con una copiosa colección de productos a sus espaldas. Evidentemente no es una salud de hierro forjado, como se podría decir de la eterna rival-no-se-sabe-muy-bien-por-qué Star Wars, pero sí puede lucir con orgullo el emblema de ser la franquicia de Ciencia ficción pura más grande del mundo y de la historia y sobre la cual se asientan historias épicas y de todos los tintes que trascienden todo género. Quién iba a decir, por ejemplo, que es Peter David el autor más destacado de este universo expandido, en donde ha participado en más de 40 novelas y cuya saga New Frontier –que cuenta con 24 libros– es posiblemente la saga más reconocida fuera del canon oficial que conforman los medios audiovisuales, contando con sus propias naves, personajes y universo propio, como si de una serie más se tratase. Como no, los cómics también destacan y cuentan con un gran hueco en este Universo Expandido y han supuesto una gran forma de ampliar lo visto en todas las series y películas. Grandes autores y editoriales que han dado lo mejor de sí –en ocasiones– para ofrecer productos de todas las calidades y sabores. Buceemos un poco en este vasto universo de la viñeta espacial.

I. Gold Key Publishing

Al poco de comenzar la serie de televisión, en 1966, Western Publishing, un conglomerado de editoriales que se dedicaban a publicar todo tipo de productos en papel, adquiría los derechos de la misma para comenzar a publicar historietas basadas en sus personajes. Era, posiblemente, un salto a ciegas sobre una piscina en la que no se sabía la cantidad de agua, pues lo arriesgado de la propuesta televisiva, unida a que eran unos personajes totalmente novedosos y fuera de todo lo visto anteriormente, hacía que la publicación de cómics no tuviera ni un ápice de seguridad en torno a las posibles ventas. Ese riesgo se tradujo en la publicación de apenas 61 cómics en 12 años que la franquicia permaneció como propiedad de Western Publishing.

Star-Trek-Gold-Key-1

Así, de forma aperiódica, el sello Gold Key publicaría estos 61 cómics que, lejos de contar las aventuras de la serie de televisión trasladadas a la viñeta, la serie de cómics se atrevía a narrar historias paralelas a la serie, donde la tónica general eran episodios más apabullantes que en la televisión, con claros límites de presupuesto. Sus 9 primeros números cuentan con fotografías de la serie en portada mientras que el resto ya cuentan con dibujos. De entre todos los autores destacaría un primerizo Len Wein, que llegaría a escribir hasta 6 números y el dibujante Alberto Giolitti, que dibujaría más de la mitad de los cómics.

Cada cómic contaba una historia, bien en una parte o bien en dos partes diferenciadas, a modo de interludio publicitario. La calidad de las historias flutuaba pero todas mantenían la esencia de la serie en su estado mas puro. Así, en The Planet of No Return (Star Trek, The Original Series #1) unas esporas de un planeta verde desconocido invaden el Enterprise cuando Kirk y compañía acuden a investigar el planeta, unas bestias invisibles se hacen con el control del Enterprise y dejan inconsciente a gran parte de la tripulación por los tubos de ventilación en The Brain Shockers (Star Trek, The Original Series #11) o vemos algunos personajes secundarios de la serie como el divertido Mudd en Operation Con Game (Star Trek, The Original Series #61) donde Kirk y Spock abordan una nave Klingon creyendo que McCoy ha sido secuestrado por sus férreos enemigos cuando en realidad ha sido Mudd el perpetrador.

Páginas interiores de The Planet of No Return
Páginas interiores de The Planet of No Return

Titan Books reeditó en 2006 esta etapa en tomos de tapa blanda, dejándola incompleta antes de sacar los dos últimos tomos y por lo tanto dejando a los aficionados sin poder re-descubrir los números 44 en delante de la serie. En la actualidad IDW se encuentra recopilando esta etapa en unos preciosos tomos de tapa dura con el color remasterizado y nuevas portadas exclusivas. Star Trek: Gold Key Archives se llama la colección y momento están disponibles los Volúmenes 1 y 2, que recopilan los números del 1 al 12, y en febrero del próximo año estará disponible el tercer volumen que seguirá completando esta imprescindible reedición.

II. Marvel Comics – Primera etapa

star-trek-5-cover

Star Trek lanzaba su primera película en 1979 y todo parecía indicar que la fiebre Trek invadiría el mundo del mismo modo que se extendía la de Star Wars. Marvel Comics decide entonces apostar por Star Trek y adquiere los derechos de la misma. Con la película en las salas y gozando de un buen éxito de taquilla y críticas, el primer paso de Marvel Cómics fue el lógico: la adaptación de la película en cómics, una práctica que hoy en día seguimos viendo en las grandes franquicias americanas. Marv Wolfman sería el encargado de trasladar al cómic el guión de Harold Livingston y Dave Cockrum el encargado de dibujarlo con las tintas de un reconocido Klaus Janson. Un éxito moderado pero fiable dio luz verde a la creación de una serie regular donde los primeros tres números contenían esa misma adaptación al cómic y cuyos números siguientes segurían contando las aventuras de la tripulación original.

Se dejaban, eso sí, de lado los uniformes-pijama de la serie y se apostaba por un claro giro hacia la acción más cinematográfica dentro del clásico esquema televisivo: invasión de la nave, visita a un planeta desconocido o encuentro con un ser de increíble poder que maneja todo a su antojo. Las ventas fueron desastrosas, hasta tal punto de cancelar la serie sin remedio en el año 1982 tras el número 18, aunque esta etapa es considerada de culto por muchos Trekkies que vieron como un sueño el poder ver al equipo de Star Trek vivir las aventuras de la tripulación del Enterprise con grandes dosis de acción y efectos especiales dentro del marco de la serie de televisión. Martin Pasko escribió gran parte de esta etapa donde sin embargo destacan grandes personalidades en la historia del cómic de superhéroes como el mencionado Marv Wolfman, que narraría en The Haunting of Thallus! (Star Trek, The Original Series Marvel #4) los peligros de la Federación frente a los Klingon; Tom deFalco, que se inclinaría por el clásico salvar a una población a punto de extinguirse en Tomorrow of Yesterday (Star Trek, The Original Series Marvel #7); Mike W. Barr siguiendo los pasos de Tom deFalco en The Long Night’s Dawn (Star Trek The Original Series Marvel #17) o J.M DeMatteis, quien se dejaría ver en el último número para contar una interesante historia donde Kirk y Spock se ven transportados a un objeto del tamaño de 30 tierras donde viven miles de millones de individuos en su interior.

La influencia de la primera película es evidente en la primera serie de Marvel
La influencia de la primera película es evidente en la primera serie de Marvel

Esta etapa se encuentra recopilada en su totalidad en dos imprescindibles tomos Omnibus publicados por IDW en 2009 en tapa blanda y fáciles de conseguir. Por un lado, los cómics #4-18, que cuentan las aventuras inéditas, se encuentran íntegras en el Star Trek Omnibus Volume 1 mientras que los primeros 3 números, con la adaptación de la película, se encuentra en el Star Trek Omnibus Volume 2, donde además se recopilan las adaptaciones de todas las películas, firmadas por autores como Peter David o Mike W. Barr en otras etapas y editoriales.

III. DC Comics

En 1982 , a la par que la cancelación de los tebeos de Marvel sobre la franquicia se estrenaba en los cines la maravillosa Star Trek II: The Wrath of Khan, para muchos la mejor película que se ha hecho sobre Star Trek. La taquilla volvió a responder, los críticos se rindieron a la película y la Trekmanía resurgía con fuerza, con convenciones aquí y allá, lo que reforzaba la idea de que la franquicia estaba lejos de estar muerta. Dos años después del estreno de la película, DC Comics adquiría los derechos de la franquicia, lo que se traduciría en una buena relación comercial pues la editorial publicó hasta el año 1995 más de 80 números regulares, varios anuales, adaptaciones de las películas y varias miniseries y números especiales.

Espectacular Splash Page de Tom Sutton
Espectacular Splash Page de Tom Sutton

DC comenzaría fuerte su andanza en Star Trek. Con Marv Wolfman como editor y el guionista Mike W. Barr a la cabeza –que llegaría a escribir los 16 primeros números de esta nueva serie regular– , con el apoyo del dibujante Tom Sutton, responsable de prácticamente toda esta primera etapa en DC, la serie de cómics tomaba el final de la película para continuar la trama de la guerra con los Klingon, contando en un arco de cuatro números (era la primera vez que algo así ocurría en los cómics de Star Trek) los hechos ocurridos tras la misma. Con Spock ausente, la tripulación se vería por primera vez incrementada de forma externa a la serie con personajes de nueva creación. William Bearclaw y Nancy Bryce tendrían un gran protagonismo, siendo ambos hijos respectivamente del Capitán y del Oficial Científico del USS Galiant, con gran protagonismo en esta etapa junto al Enterprise, además de un Klingon pacifista llamado Konom y que tendría gran influencia en la creación del televisivo Worf, considerado en el canon oficial como el primer Klingon en entrar en la Flota Estelar.

William Bearclaw
William Bearclaw

La serie se asentaría en ventas y la calidad no descendería durante los 56 números de duración. Los característicos uniformes rojos de la película estarían presentes durante toda la etapa y la serie iría alternando entre números con una sola aventura, números con varias aventuras y algunos arcos argumentales que abarcarían más de una grapa. Con la constante presencia de secundarios de la serie y las películas como rasgo característico –la enferma Chapel llegaría a protagonizar algún número–, la serie bifurcó en su totalidad hacia el género cinematográfico, indagando en profundidad en los personajes y su pasado y continuando las películas cinematográficas. Con Spock de vuelta, la tripulación volvería a ser la original, dejando los mencionados Bearclaw, Bryce y Konom en un segundo plano, y los guionistas se irían sucediendo tras la salida de Mike W. Barr. Paul Kupperberg indagaría en la personalidad de Scott mientras intenta instruir a algunos cadetes de la Flota Estelar en Rest and Recreation (Star Trek The Original Series DC Volume 1 #18), Wenonah Woods haría lo propio en Giri (Star Trek The Original Series DC Volume 1 #20) con una historia de samurais al más puro estilo Lobezno, Michael Carlin ahondaría en los deseos de regresar a casa de parte de la tripulación en Getaway (Star Trek The Original Series DC Volume 1 #46) y sería Peter David el encargado de celebrar los 50 números de la serie con historias cortas homenajeando en gran medida a la serie original. Entre medias también se publicaron adaptaciones de las sucesivas películas que iban estrenándose, siendo responsabilidad de Mike W. Barr adaptar los guiones de la tercera y cuarta entrega de las películas, que también tendrían su continuación en los cómics. La serie frenaría en seco en 1988 pues los derechos de la franquicia expiraban y el contrato debía ser renegociado.

Un año después y con el contrato renovado, DC Comics seguiría apostando por una serie regular continua, pues era indudable la calidad y el cariño puestos por parte de unos editores y guionistas completamente entregados a la causa y unas ventas que sin ser abultabas tenían la constancia necesaria para mantener su continuidad. Así, con Peter David en las labores de guionista, la serie retomaba su curso apenas un año después, en 1989, en un nuevo volumen renumerado que llegaría a la friolera de 80 números, la mayoría de ellos escritos por Howard Weinstein, quien tomaría el relevo de Peter David en el número 17 y se mantendría hasta casi el final de la etapa, llegnado Kevin Ryan para guionizar los últimos 5 números.

Who's Who in Star Trek fue una serie de especiales donde se profundizaba en los personajes de Televisión
Who's Who in Star Trek fue una serie de especiales donde se profundizaba en los personajes de Televisión

Se puede considerar que esta etapa es, sin lugar a dudas, la mas compleja y madura hasta el momento, contando con arcos argumentales de varios que números que dotaban de transcendencia a la trama conjunta y establecían consecuencias futuras que se veían reflejadas en la serie regular. Continuando con la trama de las películas, y gozando de una libertad creativa sin precedentes, veremos como primero Peter David y luego Howard Weinstein ahondan en profundidad en la historia de todos y cada uno de los personajes y en la trama Klingon, que con la salida de la sexta entrega de la franquicia cinemtográfica llegaba a su fin en términos bélicos, abrazando una etapa de paz entre antiguos y férreos enemigos. Peter David se centró en la tripulación original y en el Enterprise, destacando el arco The Trial of James T. Kirk (Star Trek The Original Series DC Volume 2 #10-12), donde el capitán era juzgado por la propia Federación mientras los Klingon buscaban venganza sobre su cabeza, o en Once a Hero! (Star Trek The Original Series DC Volume 2 #19), en el que Kirk intenta homenajear a Thomas Lee, un miembro de la tripulación fallecido al intentar salvarle la vida.

Howard Weinstein ocuparía la plaza de Peter David en el número 20, plaza que no abandonaría hasta bien avanzada la colección y casi en su crepúsculo, en el número 75. Se mantendría bastante cerca de la continuidad oficial de Star Trek, trayendo secundarios a colación, como el imprescindible Mudd en The Return of Harry Mudd (Star Trek The Original Series DC Volume 2 #22-24), el retorno del primer capitán del Enterprise Christopher Pike en Door in the cage (Star Trek The Original Series DC Volume 2 #61) o la aparición de personajes o ancestros de personajes de Star Trek: The Next Generation, que se emitiría durante toda la andanza de la serie. Destacaría entre todos los arcos The Tabukan Syndrome (Star Trek The Original Series DC Volume 2 #35-40), recopilado años más tarde en solitario, donde se narran las aventuras del capitán Sulu al mando de la nave Excelsior..Finalmente, el guionista sorprendería en su último arco, titulado Star-Crossed (Star Trek The Original Series DC Volume 2 #73-75) en el que volvería a la época de la serie y los consecuentes pijamas de colores, y trazaría la historia de amor entre Carol Marcus y James T. Kirk. Kevin Ryan llegaría para escribir los últimos 5 números de la serie en los que también nos trasladaría a la época de la serie y finalizaría la etapa más larga y exitosa de cuantas Star Trek ha tenido en viñetas en toda su historia.

Con Howard Weinstein la serie se volvería más episódica
Con Howard Weinstein la serie se volvería más episódica

La serie se completaría además un 6 anuales, la adaptación de la exitosa novela Ashes of Eden, de William Shatner y una miniserie-crossover entre La Serie Original y La Nueva Generación llamada The Modala Imperative, escrita mano a mano entre Peter David y Michael Jan Friedman, quien se encargaba de escribir los cómics de la Nueva Generación. Cabe mencionar también el one-shot Debt of Honor de 96 páginas, guionizado por nada menos que el auto-declarado auténtico fan de la franquicia Chris Claremont y dibujado por Adam Hughes, toda una joya para la época.

Titan Books reeditó gran parte de esta etapa a principios de la década pasada en tomos de tapa blanca que hoy en día son difíciles de conseguir. En cuanto a ediciones más recientes, la serie de IDW Star Trek Archives recopiló a partir de 2009 distintas etapas de la historia de Star Trek. Concretamente, en el tomo Best of Peter David se recopilaron algunos de los mejores cómics escritos por éste, aunque de forma realmente insuficiente al tratarse de apenas 6 números sueltos. Otros se encuentran también recopilados, de una forma u otra, en esta colección de Archives, aunque sin llegar a estar completa ni mucho menos.

Por otra parte, en 1988 comenzaba en televisión la serie de Star Trek La Nueva Generación, inculcando en muchos jóvenes que ni siquiera conocían a la tripulación original un espíritu Trek que haría crecer la franquicia hasta límites insospechados, multiplicándose el número de convenciones y encuentros y renovando una franquicia que vería como su universo se vería exponencialmente incrementado. Por ello, a la vez que la serie llegó a las pantallas de televisión americanas, DC Comics decidió publicar cómics basados en esta nueva tripulación, comandada por el Capitán Jean Luc Picard, interpretado por Patrick Stewart, y comandada por el curioso Data, el Klingon Worf o el Primer Oficial al mando, William Riker, entre otros. Surgiría así una miniserie de 6 números que acompañaría a la primera temporada y que contaría aventuras alternativas de la tripulación escritas por el guionista Michael Carnin, y dibujadas por una terna de dibujantes de segundo nivel que no obtendría cotas de calidad excesivamente elevadas, pero obtendría unas ventas interesantes al calor de la serie televisiva.

Star Trek: TNG sería un complemento interesante para la serie
Star Trek: TNG sería un complemento interesante para la serie

Al terminar esta miniserie, comenzó una serie regular que acompañaría la serie hasta el final y que duraría la friolera de 80 números, todos y cada uno llevados a cabo por el guionista Michael Jan Friedman. Así, vería la luz una serie que lejos del cariño y cuidado que habían obtenido las series dedicadas a la tripulación original, servían más como complemento a la exitosa serie The Next Generation –que llegó incluso a ser nominada con el Emmy a mejor serie en su última temporada– que no como un cómic de calidad independiente. Muchas historias independientes poblaron esta serie, como la de Derelict (Star Trek The Next Generation #3), donde el Enterprise entraba a investigar una nave abandonada, la de Lifesigns (Star Trek The Next Generation #51) donde descubren una raza de seres ultra-inteligentes que aún no han viajado por el espacio o arcos de amplia duración, como The Star Lost (Star Trek The Next Generation #20-24), donde Picard tiene que resolver la misteriosa desaparición de una nave donde viaja tripulación del Enterprise. Como se puede observar, argumentos muy similares a la serie que la complementaban y acercaban así los personajes del Enterprise a los ávidos Trekkies en busca de aventuras.

Con el inicio de Deep Space 9, la tercera serie dedicada a Star Trek (cuarta si tenemos en cuenta la denostada serie animada), DC publicaría en 1995 un crossover que unía a los personajes de La Nueva Generación con los de la estación Espacio Profundo 9: The Landmark Crossover, que consistiría de 4 números escritos mano a mano entre Michael Jan Friedman y Mike W. Barr.

Toda esta etapa de La Nueva Generación es complicada de conseguir recopilada. DC Comics reeditó la miniserie inicial de Michael Carlin en Star Trek: TNG Beginnings, y 5 números de la etapa de Friedman en The Best of Star Trek TNG. Ambos tomos en tapa blanda son complicados de conseguir, pues tienen ya más de 10 años.

IV. Malibu Comics

Mientras DC Comics publicaba a la vez cómics basados en La Serie Original y La Nueva Generación, Paramount daba luz verde y estrenaba Espacio Profundo 9, cerrando a su mínima expresión la exploración y dando alas a las tramas más oscuras posibles dentro del Universo. La pequeña editorial Malibu Comics, más lista que ninguna y conocedora del contrato de DC Comics, adquiriía los derechos de la nueva serie de televisión y comenzaba a publicar, en 1993, una serie regular de cómics basada en los personajes de la Estación Espacial. Duraría 32 números, los 6 primeros con el veterano guionista trekkie Mike W. Barr al mando, concluyendo finalmente tras la compra del sello por Marvel cómics en 1995. Al igual que los primeros volúmenes de TOS y TNG, la serie de cómics complementaba a su homónima en televisión, ofreciendo aventuras que ampliaban el universo de los personajes, apoyándose en la ventaja de no tener que seguir el cánon oficial y pudiendo ser desacreditada constantemente por los guionistas de la serie de televisión. A Mike W. Barr le seguirían una terna de guionistas tales como Charles Marshall, Dan Mishkin o Leonard Kirk, quien se atrevería con la labor de guionistas además de dibujar algunos de los números de la serie.

Star_Trek_DS9

Argumentalmente no se alejaría demasiado de la serie, teniendo muy presente la trama Bajorana y Cardassiana que tan buenos momentos nos brindó Deep Space 9 en muchos de sus números como Old Wounds (Star Trek Deep Space 9 #3), Requiem (Star Trek Deep Space 9 #8) o Genesis Denied (Star Trek Deep Space 9 #26-27); la trama Ferengi en Deep Space Mine (Star Trek Deep Space 9 #22) o el aprovechamiento del medio de la viñeta para traer secundarios o personajes de otras series como Mudd de nuevo y Ro Laren en Mudd’s Pets (Star Trek Deep Space 9 #26-27). Algunos especiales completarían la etapa, destacando entre todos ellos Blood and Honor, escrito por Mark Lenard, el actor que daba vida a Sarek, el padre de Spock en todas las series. También vieron la luz algunas miniseries, como Hearts and Minds, centrada en el Imperio Klingon; la mencionada Landmark Crossover, donde veríamos un cruce con La Nueva Generación y The Maquis: Soldier of Piece, ampliando la trama de los Maquis que tanta importancia tendría en la siguiente serie de Star Trek: Voyager.

Algunos números sueltos de esta serie de Malibu se verían recopilados en la colección de IDW Star Trek Archives de 2009, donde el tomo Best of DS9 recopila los 6 primeros números escritos por Mike W. Barr.

V. Marvel Comics – Segunda etapa

Marvel Comics adquiría el sello Malibu en 1995, pasando a editar de nuevo los cómics basados en la franquicia durante 3 años hasta perder los derechos en 1998. Publicó durante ese momento cómics de las dos series que se encontraban en emisión (Deep Space 9 y Voyager) y creó nuevas series dentro de la franquicia. Aportó además numerosas miniseries basadas en los personajes ya conocidos y amplió el universo que llegó a cruzarse con el propio de Marvel. Llegó además a generar un crossover entre todas sus series llamado Telepathy War.

Por un lado estaría la serie de Deep Space 9 que continuaría con el mismo tono que la anterior y complementaría lo visto en la serie. El tono pasaría a ser más distendido, llegando a profundizar en el pseudo romance entre Odo y Lwaxana Troi –una de las tramas más casposas de la serie, todo hay que decirlo–, en Lwaxana Troi and the Wedding of Doom (Star Trek Deep Space 9 Marvel #8). La serie duraría 18 números, guionizados en su mayoría por Howard Weinstein, Mariano Nicieza y Michael Martin, que no han sido reeditados dada su dudosa calidad.

star

Laurie S. Suitton se encargó a su vez de escribir la serie de Star Trek Voyager, ayudada en un par de arcos por el ya veterano Howard Weinstein y por Ben Raab, quien en Relicquest (Star Trek Voyager #6-8) acecharía a la nave Voyager frente a algunos de sus clásicos enemigos como los Kazon y los Viidian. Al igual que las anteriores, cumplió su cometido de complementar a la serie y ofrecer un producto para los fans de la serie, ensamblando las relaciones interpersonales de la tripulación –algo que la serie abordó de manera sobresaliente– y apoyándose en los lápices de Jesús Redondo y Terry Pallot. No existen reediciones recientes de la serie, de modo que es latente la dificultad de conseguir algo de esta serie en papel.

Basándose en los personajes de las series anteriores, TOS y TNG, Marvel dejó en manos de Dan Abnett y Ian Edgington la serie Star Trek Unlimited, una serie bimensual cuyas páginas albergaban una historia de La Serie Original y otra de La Nueva Generación, incluyendo ocasionalmente alguna de DS9. También ofrecía en An Infinite Jest (Star Trek Unlimited #9) un cruce entre TOS y TNG, con el peculiar Q como nexo de unión entre ambos –pues es el único ser posible capaz de juntar a ambas tripulaciones–. La serie, de cadencia bimensual, se mantuvo hasta 1998 y duró 10 números, ninguno de los cuales han sido reeditados hasta la fecha.

Entre 1996 y 1997 Marvel se aventuró con otro cómic más de la franquicia, pues ésta continuaba florenciendo al calor de dos series de televisión y una saga cinematográfica que continuaba las aventuras de La Nueva Generación. Así, Star Trek Starfleet Academy veía la luz como Spin-Off de DS9, contando las aventuras del Escuadrón Omega, un escuadrón de estudiantes especiales de la academia cuyo protagonista era el secundario de la serie Nog, el primer Ferengi en entrar en la Flota Estelar. Chris Cooper en los guiones y Chris Renaud y John Royle en los lápices se encargaron de los 20 números de esta serie, que venia influenciado por los cómics de superhéroes protagonizados por sidekicks, con un toque entre trágico y juvenil, y que se vió en el cruce de las Guerras Telepáticas así como influenciada por hechos ocurridos en el cómic de Deep Space 9. Cabe destacar la aparición de un curioso secundario como Charlie X en X2 (Star Trek Starfleet Academy #8), un personaje secundario que había sido visto en los primeros capítulos de La Serie Original. Al igual que la mayoría de cómics de esta etapa marveliana, no ha sido reeditado.

Nog protagonizaría el spin-off Starfleet Academy
Nog protagonizaría el spin-off Starfleet Academy

Otra de las series con un sabor especial que vieron la luz durante esta época fue Star Trek Early Voyages, cuya interesante premisa era contarnos las aventuras del Enterprise 10 años antes de la llegada del Capitan Kirk, o lo que es lo mismo, se centraba en la narración de las aventuras de la tripulación del Capitan Pike, con un Spock primerizo que lucía el look que había lucido en el piloto The Cage. Para aquellos que no lo sepan, The Cage fue el primer piloto que se rodó de Star Trek y que terminó desestimado. En él, el Capitán del Enterprise era Christopher Pike, interpretado por Jeffrey Hunter, lo que formalizó su aparición en numerosos libros y cómics desde entonces, incluido un homenaje en la misma Serie Original o en las películas de J.J Abrams. De toda la tripulación que aparecía en el episodio, tan solo Spock se mantuvo como protagonista en la serie definitiva. En cuanto a los responsables de esta serie, también se encargaron de esta serie Dan Abnett y Ian Edgington, acompañados por Patrick Zircher y Javier Pulido en los lápices.

Esta serie, muy querida entre los aficionados a Star Trek por contar una historia que para muchos era interesante y con unos personajes bien definidos, mantenía la estructura televisiva, contando un cómic por capítulo con excepción de un par de arcos argumentales que profundizaban en una historia más compleja como Future Tense (Star Trek Early Voyages #12-14), donde se llegaban a encontrar con el Capitán Kirk. La serie fue tratada con mimo y cariño por guionistas y dibujantes y en seguida se ganó el sambenito de serie de culto. Así, la serie ha sido reeditada por IDW en 2009 en su Star Trek Omnibus Volume 2. Imperdible.

Ilustración destinada a ser la portada del Omnibus recopilatorio de Early Voyages
Ilustración destinada a ser la portada del Omnibus recopilatorio de Early Voyages

Finalmente, vería la luz Star Trek Untold Voyages, que contaría la segunda misión de 5 años del Enterprise entre los hechos ocurridos en Star Trek La Película y Star Trek II La ira de Khan. De 5 números de duración y escrita por Dan Greenberg, en esta serie se nos narrarían hechos que se dieron por supuestos en las películas como la adopción de los nuevos uniformes por la Flota Estelar, el tutelaje de Saavik por parte de Spock, o el rechazo del Capitán Kirk a ser Almirante de la Flota. No ha sido reeditada, ni parece que vaya a serlo pues pasó bastante desapercibida.

Además de las series regulares anteriormente mencionadas, durante esta etapa Marvel vieron la luz diversos especiales lo suficientemente interesantes comopara ser mencionados. Por un lado la adaptación al cómic de la película Star Trek First Contact; por otro, una interesante historia sobre Romulanos y Borg de Paul Jenkins titulada Star Trek Operation Assimilation. También se dio un cruce entre todas las series regulares llamada Telepathy War, que se iniciaba con un one-shot y que ponía como temibles enemigos a los Jem’Hadar y, finalmente, dos interesantes cruces de Star Trek con la Patrulla X.

Los cruces de Star Trek con la Patrulla X

Star_trek_xmen_1

En el primer cruce, denominado Star Trek / X-Men y escrito y dibujado por Scott Lobdell y Marc Silvestri respectivamente, Proteo usaba sus poderes para unir las realidades de ambos universos y la Patrulla X, el imperio Shi’Ar y el Enterprise debían hacer frente para evitar la destrucción de la realidad.

En el segundo, escrito por Dan Abnett y Ian Edgington y dibujado por Cary Nord y Scott Koblish, la tripulación de La Nueva Generación tenía que hacer frente en el siglo XX a Kang el conquistador, que pretendía también destruir su línea temporal, contando para ello con la inestimable ayuda de La Patrulla X. Cabe mencionar que este segundo cruce, titulado Second Contact, continuaba dos historias: la del primer cruce de Scott Lobdell y la de la película First Contact, además de hacer múltiples menciones a historias pasadas de ambos universos. Como curiosidad, la tripulación de Star Trek hace mención a tecnología alien de La Patrulla X, dando a entender que en realidad se encuentran en el mismo universo. La historia tuvo bastante éxito entre el fandom y fue continuada en una novela Planet X, escrita por Michael Jan Friedman.

VI. Wildstorm (Segunda etapa de DC Comics)

gorncrisis

DC Comics volvería a confiar por tercera vez en la franquicia intergaláctica para potenciar su pequeño sello independiente Wildstorm, fundado casi 10 años antes por Jim Lee. Así, durante los dos años comprendidos entre 1999 y 2001 el sello Wildstorm se encargaría de llevar a las estanterías americanas diversos cómics basados en la franquicia, que abarcarían prácticamente todas las series televisivas de la misma, aunque entre todos los cómics publicados ninguno formaría parte de una serie regular, sino de one-shots dedicados a contar historias diferentes y bajo la pluma de diversos autores. De la Serie Original destacaría el Enter The Wolves, de A.C Crispin y Howard Weinstein, donde la primera tripulación se las tendría que ver con unos recién descubiertos Cardassianos. Dos miniseries de cuatro números cada una, Percharnce to Dream y The Killing Shadows –coleccionadas posteriormente en un tomo de tapa blanda titulado Enemy Unseen– serían lo más destacado de La Nueva Generación. Deep Space Nine tendría también su miniserie de 4 números, N-Vector, considerada como canónica en la continuación “oficiosa” Deep Space Nine Relaunch (una serie de libros y cómics considerados canónicos que continúan las aveturas de Star Trek más allá del final de Deep Space Nine y Voyager). Voyager, por su parte, vería como el videojuego Elite Force era adaptado al cómic por Dan Abnett y la saga New Frontier también tendría su ración de cómic por su propio creador, Peter David. Sin embargo, el cómic más destacado de todos, y también canónico para el relanzamiento de Deep Space Nine, es el cruce entre DS9 y TNG titulado Divided We Fall, escrito por los prestigiosos novelistas trekkies John J. Ordover y David Mack y que situarían la historia al poco de finalizar la serie de la estación espacial. Lo poco reeditado del sello Wildstorm se reeditaría en 2001 al finalizar la licencia y es prácticamente imposible de conseguir.

VII. IDW Publishing

sttlg00502-3-col

La licencia de Star Trek quedaría en el limbo durante 5 largos años cuando hasta que en 2006 la editorial independiente IDW adquiría los derechos, comenzando a publicar cómics en enero del año siguiente sin interrupción hasta la actualidad. La publicación de Star Trek bajo el sello de IDW ha sido prácticamente siempre en Miniseries, todas ellas recopiladas en su respectivo Omnibus, suele salir a la venta tres o cuatro meses después de la salida a la venta del último número regular. También la editorial se ha ido preocupando de reeditar material clásico de la franquicia, tal y como hemos ido comentando a lo largo del artículo. Múltiples y destacados autores (entre los que suena más alto el mítico John Byrne) se han hecho cargo de Star Trek en las miniseries que IDW ha ido publicando y que pasamos a resumir a continuación:

  • The Space Between (TNG, David Tischman – 2007): Una miniserie de 6 números con historias independientes que son categorizados por su autor como los capítulos perdidos de TNG.
  • Klingons, Blood Will Tell (TOS, Scott y David Tipton – 2007): Interesante miniserie que narra algunos de los hechos de Star Trek VI desde el punto de vista Klingon.
  • Year Four (TOS, David Tischman – 2007): Miniserie de seis números que, al igual que Space Between, fueron categorizados como seis episodios perdidos de la Cuarta Temporada de La Serie Original.
  • Alien Spotlight (TOS y TNG, John Byrne, David Tipton y otros – 2008): Seis números con temática conectada y centrados en distintas razas alienígenas del universo Star Trek. Destaca por ser la primera incursión de John Byrne en el universo Trek.
  • Alien Spotlight Romulans de John Byrne
    Alien Spotlight Romulans de John Byrne
  • Intelligence Gathering (TNG, Scott y David Tipton – 2008): Incrustada en la mitad de la quinta temporada de la serie, esta miniserie incurre un misterio que se va desvelando conforme se acerca el final.
  • Turnaround (New Frontier, Peter David – 2008): Basado en el universo New Frontiers y ambientado tras la novela Cutting Ties.
  • Year Four: The Enterprise Experiment (TOS, D.C Fontana – 2008): Narra las aventuras de los Klingon y lo Romulanos durante el supuesto cuarto año de misión de la tripulación original.
  • Assignament: Earth (TOS, John Byrne – 2008): Continúa las aventuras de Gary Seven, el protagonista del capítulo de La Serie Original donde la tripulación viaja en el tiempo en la tierra hasta 1968.
  • Mirror Images (TOS y TNG,, Scott y David Tipton – 2009): Aventuras en el Universo Espejo, teniendo como protagonistas al Capitán Kirk, Christopher Pike, y un interesante cameo de Jean Luc Picard.
  • JUL084082_11

  • Romulans: The Hollow Crown (TOS, John Byrne – 2009): Se trata de una continuación del Alien Spotlight de Byrne basado en los romulanos y del capítulo de TOS Balance of Terror, haciendo hincapié en la alianza Klingon-Romulana.
  • The Last Generation (TNG Universo Alternativo, Andrew Steve Harris – 2009): ¿Qué sería de la tripulación del Enterprise si los Klingon hubieran conquistado La Tierra y La Federación tras el conflicto de Kithomer?
  • Countdown (TOS y TNG, Tim Jones, Mike Johnson y Roberto Orci – 2009): Interesante precuela de la película de J.J Abrams que narra como Nero y Spock viajan al pasado. Hacen acto de aparición destacados personajes como Picard o Data
  • Crew (TOS, John Byrne – 2009): Narra la historia de Número Uno, la primera oficial de Christopher Pike, desde cadete hasta servir a Robert April, el capitán del Enterprise entre Pike y Kirk.
  • Alien Spotilight II (TOS, TNG y DS9, Stuart Moore, Ian Edgignton, Scott y David Tipton y otros – 2009): Cinco historias interconectadas centradas también en las razas alienígenas de Star Trek.
  • Mission’s End (TOS, Ty Templeton – 2009): La última misión de Kirk en el Enterprise antes de volver tras el fallido nombramiento como Almirante.
  • The Wrath of Khan (TOS, Andy Schmidt – 2010): Adaptación de la película homónima.
  • Spock: Reflections (TOS, Scott y David Tipton – 2010): Cinco momentos destacados en la vida de Spock.
  • NOV090840_21

  • Nero (TOS, Tim Jones y Mike Johnson – 2010): Narra la vida de Nero desde la destrucción del USS Kelvin y los eventos de la película Star Trek de 2009.
  • Romulans: Schism (TOS, John Byrne – 2010): John Byrne sigue indagando en la alianza Klingon-Romulana que ya presentara en The Hollow Crown.
  • Ghosts (TNG, Zander Cannon – 2010): Situada en la quinta temporada de la serie, narra una misteriosa misión en Allios IV.
  • Fool’s Good (DS9, Scott y David Tipton – 2010): Una aventura de la tripulación comandad por Ben Sisko entre las temporadas 3 y 4 de la serie.
  • Star Trek Movie Adaptation (TOS, Tim Jones, Mike Johnson y Roberto Orci – 2010): Una adaptación de la película de J.J. Abrams de 2009 en seis partes.
  • Leonard McCoy: Frontier Doctor (TOS, John Byrne 2010): Cuenta iversas aventuras de McCoy un año antes de la primera película.
  • Burden of Knowledge (TOS, Scott y David Tipton – 2010): Miniserie de cuatro números a priori independientes y ambientados en la serie de televisión original.
  • MAY1003711

  • Captain’s Log (TOS, Scott y David Tipton, Stuart Moore y otros – 2010): Narra en cuatro números independientes, distintas historias sobre cuatro capitanes en la etapa de las películas, como Harriman, Sulu o Pike.
  • Khan: Rulling in Hell (TOS, Scott y David Tipton – 2011): Interesante colección sobre el exilio de Khan en Ceti Alpha V.
  • Infestation (TOS, Scott y David Tipton – 2011): Forma parte del crossover Infestation, que narra una invasión Zombie por todo el universo IDW, incluyendo, entre otras, la franquicia Transformers.
  • Star Trek – Legion of Superheroes (TOS, Chris Roberson – 2012): Cruce entre La Legión de Superhéroes de DC Comics y Star Trek TOS.
  • Star Trek y la Legión de Superhéroes
    Star Trek y la Legión de Superhéroes
  • Star Trek – Doctor Who: Assimilation (TNG, Scott y David Tipton – 2012): El decimoprimer Doctor Who y la tripulación del Enterprise deben hacer frente a los Borg.
  • Hive (TNG, Brannon Braga y Terry Matalas – 2013): Una historia en el futuro de Star Trek en el que la galaxia ha sido dominada por Locutus y la Reina Borg.
  • Countdown to Darkness (TOS, Mike Johnson y Roberto Orci – 2013): Precuela de la película Star Trek En la Oscuridad que narra la historia del incidente Mudd, mencionado durante la película.
  • Khan (TOS, Mike Johnson y Roberto Orci – 2014): Narra, a modo de precuela de Star Trek En La Oscuridad, la historia de Khan Noonien Singh en el universo alternativo de la película, incluyendo las famosas Guerras Eugénicas.

Además de todas estas miniseries, principal foco de atención de la editorial independiente y con una buena salud de ventas (prácticamente todas las miniseries rondan unas 10.000 unidades vendidas de cada número, recopilatorios a parte), la editorial ha apostado por una serie continuada ambientada en los personajes de las películas de J.J Abrams, con la apariencia de los nuevos actores y todo ello ambientado en el universo alternativo donde viven. Su guionista, Mike Johnson, quien es aconsejado por el guionista de la película, Roberto Orci, va intermezclando arcos argumentales completamente nuevos con arcos revisados de la serie original, con homenajes a míticos capítulos como Trials and Tribbulations. Todo ello se completa con una miniserie que se encuentra en proceso actualmente Star Trek Harlan Ellison’s The City on the Edge of Forever, contando la historia del mítico capítulo con el guión original de Harlan Ellison censurado por Gene Roddenberry en su momento. Flesh and Stone será un especial en el que todos los médicos de todas y cada una de las series se verán las caras en una aventura conjunta y Star Trek New Visions es una serie de cómics con fotomontajes de la serie original que cuentan con el guión de John Byrne.

La serie regular de Mike Johnson explora el universo de J.J. Abrams
La serie regular de Mike Johnson explora el universo de J.J. Abrams

Material recopilado

A continuación, un resumen del material recopilado que se puede conseguir actualmente en ediciones recientes (de segunda mano, evidentemente, es otro mundo pues seguramente sea posible conseguir todo lo mencionado en el artículo), a modo de guía de lectura que seguro será de interés para todo aquel trekkie o aficionado a la ciencia ficción que desee un acercamiento a la franquicia en lo que a las viñetas se refiere:

Gold Key Comics:

  • Gold Key Archives Volume 1 (IDW, Tapa dura): Contiene Star Trek The Original Series #1-6
  • Gold Key Archives Volume 2 (IDW, Tapa dura): Contiene Star Trek The Original Series #7-12
  • Gold Key Archives Volume 3 (IDW, Tapa dura): Contiene Star Trek The Original Series #12-18 (Previsto para Febrero 2015)

STK630309

Marvel Comics – Primera etapa:

  • Star Trek Movie Omnibus (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek The Original Series Marvel #1-3, la adaptación de la primera película por Marv Wolfman, en conjunto con las adaptaciones del resto de películas.
  • Star Trek Omnibus Volume 1 (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek The Original Series Marvel #4-18

500px-Star_Trek_Omnibus-_The_Original_Series

Malibu Comics:

  • Star Trek Archives – Best of DS9 (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek Deep Space 9 #1-6 y Star Trek Deep Space 9: Hostage Situation

archives_DS9

DC Comics:

  • Star Trek Archives – Best of Alternate Universes (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek The Original Series DC #9-16
  • Star Trek Archives – Best of Peter David (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek The Original Series DC #3 y Star Trek The Original Series DC Volume 2 #13-15 y #19
  • Star Trek Archives – Best of Captain Kirk (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek The Original Series DC Volume 2 #7-12
  • Star Trek Archives – Best of Gary Seven (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek The Original Series DC Volume 2 #49-50 y Star Trek Convergence
  • Star Trek Archives – Best of Borg (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek The Next Generation DC Volume 2 #47-50

star_trek_Peter_david

Marvel Comics – Segunda etapa:

  • Star Trek Omnibus Volume 2 (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek Early Voyages #1-17

ST_Omnibus_2

Wildstorm:

  • Star Trek Classics – Enemy Unseen (IDW, Tapa blanda): Contiene Star Trek TNG Perchance to Dream y Star Trek TNG Killing Shadows
  • Star Trek Classics – Encounters with the Unknown (IDW, Tapa blanda): Contiene todas las miniseries de Star Trek Voyager publicadas bajo el sello Wildstorm.

enemy_unseen

Es destacable mencionar el Star Trek: John Byrne Collection, que recopila las más destacadas obras de Star Trek por el genial guionista bajo el sello IDW, o el recopilatorio Star Trek The Stardate Collection, bajo el que se pretendía coleccionar todo Star Trek ordenado por fecha estelar pero que se ha quedado en el limbo con sólo dos volúmenes a la venta, sin que haya noticias por parte de IDW de una posible continuación.

Star_Trek_John_Byrne_Collection_cover

Star Trek en España

La colección de Star Trek de PlanetaDeAgostini
La colección de Star Trek de PlanetaDeAgostini

Star Trek no lo ha tenido fácil en España. Sus colecciones han sido muy difusas y discontinuadas. Lo más destacable fue la colección Star Trek: La Nueva Generación de Planeta DeAgostini, publicada en 1995 y que recopilaba gran parte de la serie de Star Trek TNG de DC Comics. Duró 12 cuadernos, con 32 páginas cada uno. Recerca editorial se atrevió en 2004 a reeditar parte de los cómics originales de Gold Key en una colección denominada Star Trek Classic, así como una miniserie de Voyager bajo el sello Wildstorm. También Planeta publicaría algunos números sueltos de la etapa de La Serie Original en DC Comics, como El Juicio del Capitán Kirk o el arco argumental Deuda de Honor de Chris Claremont y Adam Hughes para Marvel Comics dentro de su serie Novelas Gráficas Marvel. Desde 2010 la editorial Drakul ha publicado los cómics de IDW relacionados directamente con las películas de J.J Abrams, siendo estos Nero, Las Reflexiones de Spock, Countdown y Hacia la Oscuridad (Countdown to Darkness).

13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jorgenexo
jorgenexo
5 octubre, 2014 18:29

Gente, desde vuestro aniversario se puede decir que en lo relativo a contenidos habéis dado un paso más allá; impresionante. Dudo que haya hoy por hoy una web tan… variada y documentada como esta, en toda la world wide web.

Ocioso
Ocioso
Lector
5 octubre, 2014 18:50

Lástima que desperdicien los recursos hablando de la cosa ésta en vez de hacerlo de Star Wars.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
5 octubre, 2014 19:30

Porque de Star Wars ya hablaron largo y tendido https://www.zonanegativa.com/mundo-independiente-star-wars-guia-de-lectura/
¡Dejadnos a los Trekkies nuestro momento de gloria, hombre!

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
5 octubre, 2014 19:35

Por cierto, hace tiempo ví por ahí un par de tomos de un manga también de Star Trek. No soy muy de manga, pero ¿alguien los ha leído?
Desde luego, si alguien publicara alguno de los Omnibus de IDW aquí, yo me lo pillaría fijo, aunque me parece que sería yo y otros tres zumbaos más. Ejjjjjjjpaña es territorio de Star Wars (cosa bastante chorra por otra parte, pudiendo disfrutar de ambos).

Khonshu
Khonshu
Lector
5 octubre, 2014 22:01

Planeta hizo una apuesta muy gorda con Star Trek en su momento.

Publicaron un megadossier como inserto en la Patrulla X para informar del material que iban a publicar. un dossier muy currado en cuanto a contenidos, ilustraciones y diseño que pretendían que llegara a todos sus lectores.

La oferta era ambiciosa: Una serie regular mensual para TNG, la serie clásica guionizada por Peter David (que en ese momento estaba en la cresta de la ola) en tomos, la novela gráfica de Deuda de Honor (con nada menos que Claremont y Adam Hughes) y prometieron varias miniseries de las que al final solo vimos el cruce TNG/DS9.

Ellos pusieron toda la carne en el asador y creo que le dieron un mimo y una promoción incluso exagerados. y qué pasó? Que el público no respondió. Este si fue un caso en el que creo que solo se puede culpara a los lectores.

Vale que la serie de TNG era un mojón, pero la de David estaba francamente bien. No tan bien como su Hulk, pero más en la línea de sus mejores obras que su material actual. De hecho, los trekkies odiaron su etapa por su exceso de humor, pero a mí me parece muy divertida.

Y la novela gráfica de deuda de Honor es cojonuda. solo por los dibujos de Hughes ya merece la pena, pero es que de guión también está muy bien. Incluso la mini del cruce TNG/DS9 era más que digna.

Sencillamente, es que star trek lo tiene tradicionalmente crudo en España.

flashpoint
flashpoint
Lector
5 octubre, 2014 22:51

Solo leí unas sagas de Peter David y eran muy buenos. Del resto ni idea pero imagino que rescataban la esencia de la serie.

Juan Luis Iglesias
Juan Luis Iglesias
Lector
7 octubre, 2014 22:17

Hola a todos/as,

Un artículo impresionante, Tomás. Me lo guardo para leer con calma y se lo pasaré a mis colegas.

A los títulos de Star Trek de Drakul que citas, hay que añadir el último título que hemos publicado, Star Trek Khan.

Precisamente, en la presentación que hicimos de ST Khan a principios de septiembre en FNAC Callao, también hablamos largo y tendido de la trayectoria de la franquicia trekkie en los cómics, de Gold Key a IDW en EEUU y de Bruguera a Drakul en España. ¡Que casualidad!

Aquí tenéis fotos del evento: http://juanluisiglesias.wordpress.com/2014/09/06/48-aniversario-de-star-trek-presentacion-de-star-trek-khan-en-fnac-callao/

Perdón por el autobombo, pero creo que el comentario venía al caso.

Un saludo, J.L.

Khonshu
Khonshu
Lector
8 octubre, 2014 1:54

Juan Luis, ya que te pasas por aquí… nos puedes adelantar algo de posibles futuras publicaciones de cómics de Star Trek en España?

Vais a sacar algún material no relacionado con las películas?

Juan Luis Iglesias
Juan Luis Iglesias
Lector
14 noviembre, 2014 20:28

Hola a todos/as:

Perdón por responder tan tarde, pero justamente estábamos negociando el nuevo título de la colección Star Trek de Drakul.

Khonshu, lo próximo que sacaremos será “Star Trek: Leonard McCoy, Frontier Doctor” de John Byrne.

Nos estrenamos así con un título no relacionado con las películas.

Un saludo, J.L.

SolRɐK
Lector
17 mayo, 2019 9:22

Hola, vengo del futuro, jejeje
Genial tu entrega, me gustaria saber si hay manera de conseguir el ST VS GREEN LANTER, y si algun dia actualizaras esto a este punto en el tiempo. saludos.