Star Trek: Countdown to Darkness #1-4

Por
6
998
 

Edición original: Star Trek: Countdown to Darkness #1-4.
Edición nacional/ España: Star Trek: Hacia la Oscuridad.
Guion:Mike Johnson y Roberto Orci.
Dibujo: David Messina.
Entintado: Marina Castelvetro y David Messina.
Color: Claudia ScarletGothica.
Formato: Grapa (EE.UU.) / Rústica (España).
Precio: 3,99 $ (EE.UU.) / 15,00 € (España).

 

La cuenta atrás para el evento de Star Trek más importante del 2013 comienza aquí, en la novela gráfica precuela oficial de la espectacular película de Paramount Pictures Star Trek: En la oscuridad. J. J. Abrams, Roberto Orci, Mike Johnson y David Messina presentan este nuevo cómic que nos conducirá directamente hasta la película. En una misión rutinaria de inspección de un planeta, el joven capitán Kirk y la tripulación del Enterprise se ven envueltos en una antigua guerra entre dos facciones alienígenas. Las llamas de este conflicto han sido avivadas por un antiguo capitán del Enterprise al que se había dado por muerto. Se recopilan en un único tomo los cuatro números completos de esta historia que conecta la película anterior de Star Trek creada por J. J. Abrams con la nueva película de 2013. Un cómic imprescindible para los amantes de Star Trek“.

Ayer iniciamos nuestro particular recorrido por las adaptaciones en viñetas de Star Trek y hoy proseguimos con el siguiente paso lógico: la reseña de la precuela oficial del film que llegará a nuestras pantallas el viernes. El material que os vamos a comentar tiene la peculiaridad de haber sido editado en España por la editorial Drakul, de manera que esta vez sí podéis comprar este tebeo en español. Yo, para no perder la tradición, leí la edición norteamericana, así que me referiré en todo momento a dicha versión. Si alguien ha accedido al material de Drakul, le agradecería que nos contase a todos cómo es esta edición en lengua española. Yo no he tenido el placer de ojearla…

Por lo que respecta al concepto de precuela en IDW, ya os comentamos ayer que Star Trek: Countdown to Darkness no es el único material que cuenta como historia previa en el relanzamiento de Star Trek de J.J. Abrams. Además de esta miniserie, la propia cabecera regular enlaza sendas películas reinterpretando episodios antiguos de la serie de televisión y esbozando aventuras completamente nuevas. Con motivo del estreno de Star Trek: En la Oscuridad, se publicó una casi homónima miniserie (la que reseñamos hoy) y más productos, aunque no sabremos cuán ligados están al film hasta que lo podamos ver este viernes…

Y estas últimas palabras me llevan a un hecho inaudito con el que no me había encontrado hasta el momento. La reseña de hoy la haré antes de ver la película, de manera que no sé exactamente hasta qué punto el material reseñado es relevante o no para el film. Quizás estamos ante otro tebeo olvidable o puede que estemos ante algo que nos aporte información imprescindible para entender la película. Todo apunta a lo segundo, pero la respuesta definitiva os la podré dar la semana que viene. Hoy lo que he planteado es lo siguiente: en vez de contaros por encima lo sucedido, os voy a ofrecer un resumen con todo lujo de detalles para que los que no os podáis leer el cómic a tiempo podáis acudir a vuestra cita con la pantalla grande con los deberes casi hechos. Los que prefiráis no saber nada de lo que suceda, ya sabéis qué no debéis leer… Hoy toca un gigantesco…

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Pero antes de nada, os vuelvo a dejar el trailer de la película… (Me gusta como quedan los vídeos en los artículos)

Lo sucedido al detalle

Capítulo 1: La historia empieza con Spock que sueña y se arrepiente de haber salvado al consejo a costa de la vida de su madre. Sabe que hizo lo correcto, pero la pérdida de aquella mujer tan querida le quita el sueño. Nyota Uhura lo interrumpe en plena noche, y no es algo casual ya que ambos salen juntos. Uhura intenta tranquilizar a Spock, pero el carácter frío del vulcano se interpone entre los dos. Uhura marcha echándole en cara lo poco que se ven. Hay problemas en el paraíso. Spock no es el único que no puede dormir. El Capitán Kirk también está nervioso y se dirige al puesto de mando, justo a tiempo de que lo avisen de que van a llegar a su destino: el planeta Phaedus. Y, ¿qué pretenden hacer en ese planeta? Simplemente observar. Los habitantes de Phaedus son una civilización que está al nivel del Imperio Romano. Está prohibido por ley aterrizar en el planeta porque aún es pronto para establecer un primer contacto. O no. Cuando un escudo de alta frecuencia vuelve locos los ordenadores y sistemas de comunicación, el Capitán Kirk decide que deben bajar e investigar. Son cuatro los elegidos para la misión, pero quizás no es una elección muy sabia porque tres de ellos (el Capitán Kirk, Spock e Hikari Sulu) son necesarios para el buen funcionamiento de la nave y, recordemos, las comunicaciones no funcionan muy bien. Sea como sea, los cuatro marchan en una pequeña nave, sufren un pertinente accidente (nah, alguien tumba la nave disparándola) y después son recibidos por un concurrido grupo de alienígenas… ¿Armados con armas y que se comunican con un traductor universal? Tranquilos, todo tiene su respuesta. Hay un hombre detrás de ello: Robert April, antiguo capitán de la… ¡Enterprise! Nota: Spock y Kirk van a parar a una facción de alienígenas, Sulu y Hendorff son capturados por otros.

Capítulo 2: April fue capitán de la Enterprise (un modelo anterior al de Kirk) hace 20 años y se le supone muerto. Kirk duda de la identidad del desconocido, pero April le explica que él no murió sino que cuando llegó a este planeta descubrió que Phaedus estaba habitado por dos razas: una de un color oscuro y otra de un tono entre azul y plateado. Los primeros eran los dominantes y habían dedicado su existencia a erradicar a los segundos. Cuando April vio el genocidio tan atroz que se estaba cometiendo, se saltó todas las normas y bajó al planeta para ayudar a los plateados en su lucha, proporcionándoles armas y tecnología. Su primer oficial, Alex Marcus, entendió lo sucedido y le ayudó a esconder su verdadero destino. De ahí que lo creyesen muerto. Y la historia sería creíble si ambas facciones de alienígenas no poseyesen tantas armas. April reconoce que alguien le está proveyendo (seguramente esa tal Mudd que se pone en contacto con Uhura mientras ellos hablan) y también comenta que alguien vende armas a los enemigos. April pide ayuda a Kirk, pero éste le dice que prefiere llevarlo a prisión por haberse saltado las leyes. Y el episodio acaba con Spock dirigiéndose en solitario a paradero desconocido.

star-trek-countdown-to-darkness-portada-1star-trek-countdown-to-darkness-portada-2star-trek-countdown-to-darkness-portada-3
Tres portadas de Star Trek: Countdown to Darkness.
Podéis hacer click para ampliar.

Capítulo 3: Sulu y Hendorff se liberan de sus ataduras y escapan ayudados por Spock (ya sabéis por qué se marchó). Uhura aterriza en el planeta acompañada por Mudd y se encuentra con April y Kirk. Al final todos se reúnen y se marchan a la Enterprise, donde empieza una nueva ronda de explicaciones. Ahora resulta que son los klingon los que dan las armas a los alienígenas oscuros porque es su forma de colonizarlos (dejan que se maten entre ellos). Tras la charla, todos se separan para reflexionar… Hasta que April muestra su verdadero rostro y activa un programa llamado Protocolo 31 (que viene de la antigua Enterprise) que le permite tomar el control de la nave. Ups. Así que Kirk y compañía son ahora prisioneros en su propio hogar, y April utilizará la Enterprise para combatir una tropa armada por los klingon. Eso supondrá el inicio de una guerra espacial.

Capítulo 4: April se pone en contacto con los klingon y les ofrece la Enterprise a cambio de que lo conviertan en su gobernador en Phadeus. Mientras, Kirk y compañía intentan recuperar el control de la nave. Y lo consiguen desactivándola. Capturan a April, huyen de los klingon e incluso vemos a Spock y Uhura haciendo las paces. El tebeo acaba con final feliz y la llegada a Londres de un tal John Harrinson…

Conclusiones

La verdad es que os he “mentido” un poco en la introducción (más bien he jugado con las palabras). No he visto Star Trek: En la Oscuridad pero sí sé cuál es la relación entre el cómic y la película. Y es posible que la haya omitido en el resumen deliberadamente porque soy así de malo (risa malvada). ¿Cuales son mis oscuros y perversos motivos? Pues que, digan lo que digan, esto no es una precuela al uso. Todos los cómics de Star Trek tienen un punto de conexión con las películas porque obviamente la suma de estos productos conforman un universo propio. Sin embargo, los tebeos tienen autonomía por sí mismos. Star Trek: Countdown to Darkness es una historieta con una trama bien desarrollada, llena de misterio y giros argumentales. Los personajes están bien retratados, etc. En definitiva, no es la típica precuela soporífera que se publica única y expresamente para sacar unos dólares a los lectores completistas. Si no existiese la película, Star Trek: Countdown to Darkness seguiría funcionando igual de bien e incorporaría elementos al universo Star Trek que podrían ser desarrollados en el futuro. Así que si os gusta esta franquicia y os apetece leer un tebeo con acción y aventuras, esta es una lectura tan buena como cualquier otra. Las connotaciones negativas de la palabra precuela no existen en este caso. Las positivas, sí. Y por este motivo, cuando vea la película, seguramente me encontraré con que la precuela simplemente da para uno o dos guiños en la película, pero eso me será indiferente porque lo importante en este caso es disfrutar del cómic. Al fin y al cabo, ¿alguien espera que una precuela sea imprescindible para entender un film? Star Trek: En la Oscuridad lo verán millones de personas. Star Trek: Countdown to Darkness solo lo disfrutarán unas decenas de miles. Obviamente, este tipo de productos tiene una repercusión muy limitada. (Pista sobre el guiño: la palabra clave es Mudd).

Por lo que respecta al apartado gráfico, David Messina y compañía hacen una labor más que digna. El trazo del dibujante es limpio y elegante, y los personajes son reconocibles, aún cuando sufren ligeras modificaciones a causa del estilo del artista. Pero prefiero no extenderme más y que juzguéis vosotros mismos con unas muestras. Yo aprovecho la ocasión para despedirme hasta la semana que viene…

star-trek-countdown-to-darkness-pagina-1star-trek-countdown-to-darkness-pagina-2star-trek-countdown-to-darkness-pagina-3
Tres primeras páginas de Star Trek: Countdown to Darkness.
Podéis hacer click para ampliar

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mabaros
Mabaros
Lector
3 julio, 2013 15:52

Yo me pillé la edición española y nada que objetar. está bastante bién y la historia es cojonuda.

El clon
El clon
3 julio, 2013 18:16

Magnífico artículo, Enrique, tanto como el anterior, del que este es complemento. Enhorabuena.

Lo cierto es que esta mini-serie me resultó muy entretenida. Aunque debo admitir que el anterior Countdown, el de Nero, me gustó más; en este caso, me parece que la historia no da para cuatro números. Pero, vamos, que lo disfruté igualmente.

Por cierto: no sé lo que nos deparará la película acerca de Mudd pero, desde luego, yo firmaba ya mismo por tenerla en pantalla.

En cuanto a la edición española, y como decía Karuo en el comentario anterior, está francamente bien. Lo mismo pasaba con las precuelas del anterior film.

javiercyb
javiercyb
Lector
5 julio, 2013 18:40

En Planetas Prohibidos tenemos desde hace unos dias la crítica -con Spoiler- de Star Trek Into Darkess

tiamath
tiamath
Lector
5 julio, 2013 22:38

Ya que se ha animado jj Abrahams con esto se podría tirar al pisto y hacer la secuela de Cloverfield

Khonshu
Khonshu
Lector
6 julio, 2013 12:03

Pues ya vi la película.

No es tan buena como la primera, pero tampoco lo esperaba, puesto que aquella me pareció que les había salido casi perfecta.

En esta hay un par de detalles de la trama que me parecieron un tanto rocambolescos, pero tiene otras partes muy buenas.

Quizás, lo que más me defraudó es que a veces parece que pretende repetir las mismas sensaciones que la anterior en vez de tirar por nuevos derroteros y que la trama parece casi más dirigida al trekker que al nuevo espectador.