Selecciones Marvel. Los Campeones: El mundo necesita a los Campeones

Por
111
808
 


Edición original: Marvel Comics – febrero-noviembre 1976
Edición España: Comics Forum – mayo 2000
Guión: Bill Mantlo
Dibujo: John Byrne, Bob Hall
Entintado: Bob Layton, Mike Esposito, Don Perlin, Duffy Vohland
Color: Bruce Patterson, George Roussos, Glynis Wein, Don Warfield, Irene Vartanoff
Portada: Rafael López Espí
Precio: 1095 pesetas / 6,58 euros

 

La historia de la publicación de los comics de Marvel en España abarca un período de casi medio siglo durante el cual se han sucedido varias empresas en la honrosa tarea de sacarle los cuartos a la afición con la edición local de los tebeos elaborados (a veces perpetrados) por la casa de las ideas. Cada una de esas editoriales abordó la elaboración del producto desde una perspectiva diferente. Desde las entrañables maquetaciones de Vértice hasta el “cuasi-mimetismo” de Panini, pasando por la larga e inolvidable (salvo por Planeta) labor de Forum, a todas ellas se dirigieron las personas que devoraban semanalmente su dosis de “viñeta empijamada marvelera” para pedirle la edición y / o la recuperación de esta, esa o aquella serie que se mencionaba en tantas llamadas a pie de historieta y donde se había dado cobijo a tal o a cual personajes que habían desaparecido de otra colección que sí tenía edición española. Quienes hayan desarrollado su trayectoria lectora en los últimos quince años estarán más acostumbrados a que se guarde una escasa distancia con la publicación estadounidense, a que no haya especiales diferencias respecto de la misma (dejemos para otro día el asunto de las traducciones) y a encontrar en los estantes del proveedor habitual los más variopintos formatos que albergan los tebeos de otros tiempos. Sin embargo, los que ya tenemos una edad más que cierta recordamos con la falsa nostalgia connatural a aquellos recuerdos que el tiempo ha dulcificado, los días en los que la diferencia con la edición yanqui se medía en años, las impresiones en contraportada y las constantes peticiones de series que muy difícilmente veríamos por estos barrios. ¿Quién no recuerda aquellos correos en los que se pedía la edición de cosas tan lejanas como el Caballero Luna de Bill Sienkiewicz, el Shang Chi de Doug Moench y Paul Gulacy o el Marvel Team Up de Chris Claremont y John Byrne? Una de aquellas peticiones recurrentes era la publicación de una colección a la que Selecciones Marvel dedicó uno de sus números: los Campeones.

En estos tiempos en los que personajes como Spider-Man, Lobezno, el Capitán América o Iron Man se repiten más que el ajo, resulta hasta entrañable pensar que esa sobreexplotación motivada por su condición de sostenes de unas franquicias cinematográficas homónimas era imposible hasta hace no demasiados años. Colecciones como Los Vengadores veían supeditada la aparición de sus pesos pesados a lo que acontecía en las series individuales de éstos y aun personajes ya bastante ubicuos como el trepamuros o el canadiense garrudo se guardaban muy mucho de pertenecer a grupos o de militar en más de uno. Así las cosas, no fueron extraños los experimentos en los que personajes rebotados de diversas colecciones se reunían para conformar grupos aún más extraños. Un ejemplo exitoso lo podemos encontrar en la reunión de cuatro antihéroes solitarios para convertirse en los Defensores. Otro que no tuvo ni de lejos tanta duración pero quedó bien fijado a la mente de la afición es el que tenemos aquí en la forma del grupo afincado en Los Ángeles y conocido como los Campeones.

Una pausa para reponerse
Escena de equipo

Según cuentan las crónicas wikipédicas, los Campeones fueron concebidos por el guionista Tony Isabella como un grupo en el que dos descartes de la Patrulla-X original, el Ángel y el Hombre de Hielo, hacían equipo con Bill Foster, el flamante Goliat Negro. Como este último consiguió su propia colección (eran los días de la reivindicación del poder afroamericano y personajes como Luke Cage, Pantera Negra o Misty Knight ganaban terreno o conseguían sus propias colecciones) el editor de turno propuso a Isabella la adición de personajes ya consolidados como los ocasionales vengadores Hércules y la Viuda Negra (que no terminaba de afianzarse en el grupo por ser excesivamente expeditiva y por su pasado como espía, fíjense ustedes cómo ha cambiado el cuento) y, en un giro inesperado, el Motorista Fantasma (cuando Zarathos compartía y amargaba la existencia de Johnny Blaze). La mezcla era tan extraña como sugerente, y probablemente habría resultado sumamente atractiva de no haber contado en sus comienzos con un dibujante ya en decadencia como Don Heck. Si a ello sumamos el hecho de que Isabella era un guionista decente pero no precisamente la alegría de la huerta, se puede explicar parcialmente la corta trayectoria de una colección que sólo tuvo diecisiete entregas. Para la posteridad quedan los datos de que por sus páginas pasaron autores tan importantes para la evolución marveliana posterior (y osaría decir que de la industria estadounidense del tebeo en general) como Chris Claremont, John Byrne o Bill Mantlo. El patriarca mutante y el caballero de las cien páginas mensuales aún estaban bastante lejos del estatus que llegarían a alcanzar no muchos años después. Eran dos jóvenes promesas a las que se fogueaba acá, allá y acullá mientras esperaban dar el salto a mejores encargos. Según la leyenda, Byrne comentó que si no podía dibujar a la Patrulla-X dibujaría a los Campeones, donde como se ha dicho, militaban dos antiguos pupilos del profesor Xavier. Entre el citado Don Heck, George Tuska y un Bob Hall bastante flojo, el señor de las pataletas destacaba de forma tan notable que sólo su presencia ha granjeado al grupo californiano un lugar en la memoria de la afición. Si se echa un repaso a los nombres de los entintadores y embellecedores, aparecen los de un primerizo Bob Layton (que aún estaba por convertirse en corresponsable del Iron Man definitivo) y un temido Don Perlin (que, sinceramente y viendo tantos disparates que vinieron después, tampoco lo hacía tan mal).

Hércules desencadenado
Los Campeones combatiendo la amemanza de Ejambre

El tomo recopila la segunda y última parte de la colección original, y en ella tenemos a Mantlo como guionista único del negocio. Don Bill demuestra su buen oficio para contar historias grupales en las que los distintos integrantes interactúan de forma más o menos amistosa en función de sus caracteres. La hostilidad del Motorista Fantasma, la frescura adolescente de Bobby Drake, los intentos de Warren por que el invento funcione, la arrogancia de Hércules, la fría efectividad de la Viuda Negra… como decía antes, una buena materia prima para contar buenas historias, porque difícilmente se podían arrejuntar elementos más dispares. La idea misma de meter a Blaze en el potaje era bastante extraña (y de hecho, fue la última ficha del equipo, tras barajarse otros personajes como el Capitán Marvel, el Hijo de Satán o Luke Cage) pero si lo observamos con perspectiva podemos comprobar que no es algo tan distinto de los primeros tiempos de Lobezno en la Patrulla-X, cuando Dave Cockrum prefería a Rondador Nocturno y la parroquia pedía que echaran a aquel psicópata patilludo. Poco después llegaría Estrella Oscura, una superheroína soviética que había desertado y por la que el Hombre de Hielo bebería los vientos. Mientras se intenta ajustar tanta pieza que no termina de encajar aparecerán de visita enemigos de toda índole que guardan cuentas pendientes con alguno de los campeones. Agentes del otro lado del telón de acero como el Hombre de Titanio, seres estelares como el Extraño, hechiceros como Khamo Tharn, matones con un traje de última tecnología como Rampage y amenazas de primer orden como un Magneto recién vuelto a la adultez o un Doctor Muerte que ejecuta su enésimo plan de dominación global se pasearán por las páginas de una colección cuyos protagonistas no terminan de salir de una para meterse en otra.

La Viuda Negra en acción
Los Campeones combatiendo la amenaza de Enjambre (II)

Aunque la colección no tuviera, como se ha dicho, una trayectoria muy prolongada, sí dejó para la posteridad bastantes elementos que luego reaparecerían aquí y allá. La despedida del equipo se contó en una de las múltiples colecciones arácnidas (Mantlo era un poco bastante como Mark Gruenwald a la hora de cerrar cabos sueltos) y allí asomaría el zumbido el Enjambre, un enemigo que –teóricamente- tenía un horrible final en este tomo. Estrella Oscura y el Hombre de Hielo se reencontrarían en Lucha de campeones, recordando brevemente su conato de romance. La estrategia de Victor Von Doom para gobernar la Tierra sería recuperada por David Michelinie y Bob Hall para la novela gráfica Emperador Muerte. Byrne homenajearía el enfrentamiento entre el Grifo y los Campeones en las páginas de Namor the Submariner. A finales de los noventa el grupo volvería a reunirse brevemente para un encuentro con X-Force. La historia de los Campeones viene a ser, en definitiva, una versión reducida de la de los Defensores, pero sin tener la suerte de éstos. Así como el no-grupo ha tenido unas cuatro o cinco encarnaciones después de la cancelación de su primer volumen, los californianos pasaron tanto tiempo en el congelador que Marvel perdió los derechos sobre la marca frente a otra empresa. Cuando en el marco de La iniciativa se quiso recuperar la franquicia para una serie que escribiría un prometedor Matt Fraction, ésta hubo de ser renombrada como The Order. Curiosidades que tiene la vida: esta nueva no-encarnación que sólo quería aprovecharse del nombre duró únicamente diez números, poco más de la mitad que había abarcado treinta años antes la serie original.

Original de John Byrne
Los Campeones contra Enjambre

111
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
111 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
24 Comment authors
bluminiLuis Javier Capote PérezOciosoLemmyticomanolin Recent comment authors
Recientes Antiguos
jorgenexo
Lector

Sólo me paso para decir que esta serie, al menos su primera decena de números, es un puntazo, narrativa y gráficamente, un ejemplo de una Marvel en la que todo valía… dentro de unas reglas bien apuntaladas.
No hay una serie Marvel actual que mole un 5% de lo que molaba esta. Leías el comic y era superevidente por qué los personajes no encajaban -mucho menos, por cierto, que en Los Denfensores, donde el no encajar era casi el principal leit motive, pero creo que el choque de personalidades era aquí aún más evidente: pese a que todo parecía estar bajo un afán de control cuasi empresarial o al menos corporativo por parte de Warren, el grupo era menos sinérgico que los X-Tatix.
Lo curioso es que veías a Warren y a Bobby, aquí o más adelante en Los Defensores (como Hank en Los Vengadores) y asumías que su etapa en La Patrulla X había pasado a mejor vida y, además, para bien. Ahora… parece que los personajes vinculados a una franquicia nunca pueden abandonarla, incluso aunque tengan presencia en otras. Lobezno es Vengador sin dejar de estar en los X_men, Doc. Extraño también es Vengador, pero si hay una nueva cabecera de Los Defensores vuelve con ellos… pero sin dejar Los Vengadores. Lo de Stark o Reed, por ejemplo, es un puto descojono (perdidos en el espacio a la par que conspirando por defender al mundo de sí mismo).
Antes, si estabas en / con Los Campeones estabas en / con Los Campeones, y punto. Y si no te gustaban te pirabas y volvías a Los Vengadores, o formabas Los Nuevos Defensores, o volvías a tus aventuras en solitario.
Ahora, dios nos libre de arriesgarnos a perder el favor del público porque Lobezno decida centrarse de una puta vez…

Jerónimo Thompson
Lector

En mi opinión uno de los mayores defectos de la Marvel de Quesada (y Bendis): da igual dónde coloquen a sus personajes, que no habrá ninguna consecuencia. ¿A quién le importa quién sea vengador hoy día, si eso no supone nada? (porque todo héroe Marvel lo es y porque su vida en otras series continuará exactamente igual)

yquemasda
Lector
yquemasda

hombre, puntazo gráficamente la primera docena de números? Don Heck, George Tuska, Bob Hall… que si, que anda que no gustaron ni nada los que dibujo Byrne pero hasta llegar allí hubo que sufrir mucho 🙂

the drummer
Lector
the drummer

mi primer contacto con los campeones fué allá por el año 76, mediante una grapa de vértice (nº85 del vol.2 de la serie super heroes presenta, cabecera que, en aquella época, servía para contener un poco de todo) con una tremendísima portada de lópez espí que (ésta, en concreto: http://www.tebeosfera.com/imagenes/numeros/8/6/numeros-F784-170-177-886.jpg) que hacía que fuera imposible ver el tebeo e irse del quiosco sin llevárselo y que incluía los dos números que cierran este tomo.
en la grapa en cuestión se narraba la lucha de magneto (acompañado por el bueno de hank mccoy, a modo de escudero) por arrebatarle a al dr. doom el domino del planeta, cruzándose en medio de esta lucha (a modo de poco más que de meros peones, como bien reflejaba la portada) buena parte del plantel heróico de la marvel de la época (que, dicho sea de paso, poco ha cambiado pasados casi 40 años).
dos númeritos guionizados por mantlo y dibujados por hall -flojo?… los cojones!!- (en los que, al contrario que sucede en la mayor parte de los tebeos actuales, pasaban un monton de cosas) y que, a mi, con nueve tiernos añitos, me dejaron ojiplático.
hace un par de años me encontré el tomito que hoy reseñais saldado en una librería de madrid y me lo pillé sin dudar, por los dos números que os comento y por los que los preceden, magistralmente dibujados por un john byrne en su mejor momento; unos tebeos que hacen afición y que, leídos a día de hoy (me los releí hace apenas un par de meses) conservan casi intacto todo su atractivo.
haceros con ellos si tenéis ocasión; ya se hacen pocos tebeos como éstos.

Daniel Gavilán
Autor

Me temo que voy a romper con la tónica nostálgica, ya que a pesar de que como grupo tenía su encanto y la serie tuvo un par de hallazgos, los Campeones ha sido con toda probabilidad una de las colecciones grupales más endebles que haya lanzado Marvel.

Como equipo aquella conjunción de personajes dispares tenía su gracia. Pero si la comparabas con coetáneas como la Patrulla-X de Claremont, los Vengadores de Englehart, los Defensores de Gerber o las continuaciones de Conway los Campeones salían perdiendo por todos los frentes.

Ya no es solo que leyéndola sonase como una serie fuera de su tiempo, más cercana a los cómics de mediados de los sesenta que del arrojo de la segunda mitad de los setenta. Es que básicamente tenía todos los defectos que se le pueda achacar a una serie regular. Para empezar:

1) Baile continuo de equipo creativo

2) Cruces contínuos con otras colecciones

3) Completa falta de rumbo

4) Una falta de definición que hacía que -igual que “Los Campeones”- pudiera haberse llamado “Cajón de Sastre”

En el tema de las extravagantes caracterizaciones, con momentos tan sórdidos como lo de Warren y su orfandad no se si entrar. El caso es que no me cabe duda que más que drama de que la cancelasen tan pronto, el misterio fue que durase tanto, porque ya entonces tenía la mayoría de los defectos por los que solemos quejarnos hoy.

Luego tenía sus cosas, como aventurarse con un elenco de personajes secundarios, congeniar las parcelas mutantes y superheroicas mucho antes que los Imposibles Vengadores, la salida del armario de Angel o los interminables problemas logísticos con los que se vieron obligados a lidiar al instalarse como supergrupo de Los Angeles (algo que Fraction aprovecho francamente bien en The Order). Pero en general daba la impresión de ser una serie sin oficio ni beneficio más allá de reunir a un grupo de personajes al azar, y cuyas principales virtudes eran como rareza o por el valor nostálgico que pudiera tener una serie que parecía lanzada por ver que salía.

yquemasda
Lector
yquemasda

Daniel, estoy totalmente de acuerdo contigo… yo ni siquiera soy muy fan de Mantlo aunque le reconozco que por aquella época era mucho mas entretenido de lo que acabo siendo. Si en la colección no hubiera habido números de Byrne creo que no tendría mucho interés excepto para completistas.

Y aquellos números del Dr. Muerte y Magneto siempre me parecieron números de relleno.. eso si, extrañamente interesantes. Me gustaron muchísimo en su momento y siempre me parecieron precursores de la novela grafica de Emperador Muerte.

jorgenexo
Lector

A veces tengo la impresión de que para valorar la magnificiencia del pasado hay que haberlo conocido in situ, no contaminado por la mediocridad vivida de los 90 para aquí. Los Campeones es grande porque siendo un proyecto tratado un poco como a la buena de dios a) se leía como una parte de un todo mayor b) sus personajes, pese a ser claros segundones -sólo el MF tuvo una cierta etapa gloriosa individual- derrochaban carisma y coherencia acttudinal c) eran Marvel en estado puro, una Marvel en la que nada quedaba sin atar y cuando se ataba, por ejemplo, vía Peter Parker Spiderman, se cerraba de puta madre. Esto lo veíamos con diferentes colecciones (me viene ahora a la memoria Nova), funcionaran comercialmente o no, eran parte del Universo Marvel y sus responsables se veían en la obligación (moral, entiendo) de atar cabos incluso de colecciones que habían tenido que trincar porque sus ventas eran tan ultrapenosas.
Pero así se construyó el Universo Marvel, poco a poco y, sobre todo, teniendo en mente que había hay fuera unos señores, los lectores, que tenían todo el derecho del mundo a saber qué pasaba con unos personajes que habían llegado a interiorizar casi como reales, de manera que si tú no veías qué coño pasaba con Kaos y Polaris o con el Pensador Loco no quería decir que estuvieran en un puto limbo inanimado, si no que andaban rulando por ahí y que si alguien se animaba a recuperarlos, te iba a contar qué había sido de sus vidas.
¿Valor nostálgico? Sí, seguro que lo tiene, pero vincular total o casi totalmente a la nostalgia las virtudes de una cole como Los Campeones pone en evidencia notables sesgos… coyunturales. Decir de una colección que “daba la impresión de ser una serie sin oficio ni beneficio más allá de reunir a un grupo de personajes al azar” en una época en la que tenemos todas las alineaciones (con su asombrosa flexibilidad) imaginables de Vengadores, Mutantes, Defensores (cuando se les ocurre recuperarlos), etc. manejados con mayor o menor (en la mayor parte de las veces) gracia por los Bendis, Remender, Hickmans, etc. del momento… Hickman: pillas una de sus coles y ves a la Capitana Universo esa o a no sé ya muy bien cuál de los Hiperiones y dices ¿pero este de qué va, qué hace aquí, qué puta gilipollez es esta de juntar en una serie a estos personajes ultrapoderosos para la enésima salvación completa del universo?
¿Nostalgia? Sí, insisto, quizás: pero plenamente justificada, al menos en el caso que nos ocupa. 100 patadas le da esto a la mejor serie grupal actual.

Ocioso
Lector
Ocioso

Daniel, todos los defectos que achacas a Los campeones los veo en la inmensa mayoría de las series actuales, con muchas de las cuales te he leído babear a cántaros. 🙂

Soy de los que están en completo desacuerdo con el que dijo que la nostalgia es un error, de hecho espero que arda en el infierno.
Si la nostalgia es un error, también lo es la novedad. Compramos montones de morralla que sabemos que solo nos va a proporcionar una satisfacción momentanea simplemente porque es morralla nueva. La nostalgia, entendida como factor de corrección a la hora de evaluar un tebeo (o un disco, o una serie…) no es ni mas ni menos válida que la novedad.

No leemos superheroes porque nos vayan a hacer mas cultos ni mas guapos, lo hacemos porque nos provocan sensaciones. La nostalgia es una de las mas fuertes que existen.

Ocioso
Lector
Ocioso

Ah, sí, Los campeones… A mí me encantaron desde aquel primer número ¡cuadruple! de Vertice en el que debutaron en España. Joder, es que salían dos miembros de la desaparecida Patrulla-X original, como no me iba a llamar la atención.
Pero alcancé el extasis cuando llegó a la serie ese dibujante absolutamente increible que había ido asomando por otras colecciones desde hacía unos meses y que me tenía el coco sorbío. Tenía que aprenderme el nombre y comprar todos los tebeos en los que saliera. Una putada, porque al poco tiempo salía en casi todos. Salía en muchas series y dibujaba con mas precisión y con una cantidad de detalle que dejaba fuera de juego a todos los demás. ¿Cómo lo hacía? ¿De donde sacaba el tiempo?

NobTetsujin
Lector
NobTetsujin

Manos verdes mil para el penúltimo comentario de Ocioso.

Daniel Gavilán
Autor

Daniel, todos los defectos que achacas a Los campeones los veo en la inmensa mayoría de las series actuales

Hombre, si con la mayoría te refieres a todos esos cómics de DC, Marvel, Image, etc… que cambian de guionista como de zapato, que no van de nada y que solo son relleno entre otras colecciones con más fuste… totalmente de acuerdo.

Ir a más es hacerle demérito a todas esas colecciones que mantienen su estabilidad, su tono, objetivo, trama y función de cuantas salen a un mercado. Un poco como si dijésemos que el resto de las colecciones de la segunda mitad de los setenta eran tan caóticas como estos Campeones.

Por poner un paralelismo, la serie de Warren y compañía sería algo así como el “Vengadores Reuníos” de la actualidad en el sentido de sus cruces, cambios de equipo y falta de rumbo. Más allá de ejemplos similares a estos, creo que puedes encontrar más series de las que no comparten dichos defectos que de las que si lo hacen.

Sobre la nostalgia, el problema es convertir nostalgia y novedad en términos contradictorios. Una actitud muy a la DC si me permites, donde lo habitual es pasar de la reivindicación del pasado a hacer borrón y cuenta nueva. Y aunque han tenido sus momentos, siempre sido más de la actitud Marvel de congeniar nostalgia y novedad para usar el pasado para construir nuevos caminos

Daniel Gavilán
Autor

a) se leía como una parte de un todo mayor b) sus personajes, pese a ser claros segundones -sólo el MF tuvo una cierta etapa gloriosa individual- derrochaban carisma y coherencia acttudinal c) eran Marvel en estado puro

¿Cómo en casi cualquier serie actual, no?

Lo único que si te reconozco era esa fijación en atar cualquier detalle que se pudiera atar que tenía el continuismo de los setenta. Lo cual seguía conteniendo dejando lagunas, incongruencias e incluso argumentos contradictorios (los distintos orígenes dados a personajes como Pietro y Wanda o todos los cabos sueltos dejados durante los años de Claremont).

Ahora parece que se fija más en las historias que en atar cabos sueltos sobre donde estaba el personaje a) entre el numero 237 de Forbus Man y el 678 de La Mosca Humana. Personalmente no me voy a quejar.

Hickman: pillas una de sus coles y ves a la Capitana Universo esa o a no sé ya muy bien cuál de los Hiperiones y dices ¿pero este de qué va, qué hace aquí, qué puta gilipollez es esta de juntar en una serie a estos personajes ultrapoderosos para la enésima salvación completa del universo?

Hmmm, ¿y que diferencia hay entre eso y juntar a dos tíos de la Patrulla-X con dos Vengadores y un motorista acróbata que pasó demasiado cerca del aro de fuego? Porque de toda la vida de dios los guionistas han elegido unos personaje y han contado una historia con ellos. Ahora, en los setenta y desde comenzaron a juntarse las primeras letras para transmitir historias de generación en generación.

Ocioso
Lector
Ocioso

Daniel, piensa lo siguiente: Coges unos cuantos personajes cada uno de su padre y de su madre y los juntas en una serie sin un objetivo claro, como demuestra el hecho de que al poco de empezar echas a uno, luego metes otro, a otro le cambias de superpoderes, a continuación se renueva casi completamente la plantilla…¿Los Campeones? No, Los Vengadores.

Los años 70 en Marvel tuvieron mucho de prueba y error, abrieron todas las puertas que se les ocurrieron, y los lectores entraron por unas y no por otras. El experimento Campeones no funcionó, que le vamos a hacer, pero tuvo sus cositas: nos dió unos cuantos números del Byrne que mas me gusta; y si no me equivoco fué la primera vez que sacaron a un grupo del entorno neoyorkino.

Asumiendo todos sus defectos tengo que reconocer que a mí me molaban mas Los Campeones que Los Defensores, pero bueno, parece que gustaron mas los otros.

Daniel Gavilán
Autor

Sí, si ya decía en mi primer comentario que yo mismo le tengo cariño a pesar de sus defectos y que fue una colección pionera en muchos aspectos (con la salida del armario de Warren a la cabeza). Pero es que lo comparabas con sagas como la del cristal de M’Kraan y… jobar. Yo con lo que ya me perdía era con las apariciones posteriores a la cancelación de la serie, que no se si las llegue a leer todas o me quedó algo pendiente.

Luis, respecto a las virtudes de la interacción entre personajes de los Campeones sobre los Vengadores de Hickman toca darte la razón. Pero también es cierto quen no creo que los Vengadores del último estén concebidos para brillar por ese aspecto (de hecho estoy entre los que -aun gustándome las ideas que propone- le resultan bastante fríos y distantes)

yquemasda
Lector
yquemasda

el mismo Tony Isabella creador de la serie decía que era un grupo hecho por consenso, que el editor en jefe de la época metió la mano y solicitó un tio fuerte, uno que estuviera en un grupo, una chica.. que si, que se le puede tener cierto cariño, vamos, que yo tengo la colección entera en ingles pero que las comparaciones son odiosas… pero vamos, que para gustos los colores, seguro que hay alguien que piensa que son mejores que los x-men de claremont y byrne 🙂

y la nostalgia es mala y no es mala.. si sabes que cierto cariño lo dan los recuerdos de tu juventud y no el material en si, pues genial. yo disfruto con mis strange tales de la antorcha human.. y si, se que son una castaña pero a mi me da lo mismo 🙂

jorgenexo
Lector

Pero es que lo comparabas con sagas como la del cristal de M’Kraan y… jobar.

La madre que te parió: dime tú qué “saga” contemporánea de Los Campeones o de casi cualquier otra época Marvel, DC o de Archie comics sale bien parada comparada con la movida del cristal M´Kraan. Apuntas bajo, tú.

jorgenexo
Lector

Hmmm, ¿y que diferencia hay entre eso y juntar a dos tíos de la Patrulla-X con dos Vengadores y un motorista acróbata que pasó demasiado cerca del aro de fuego?

Ninguna. Con excepción del resultado, claro. O sea, toda.

yquemasda
Lector
yquemasda

pues si te fijas, la saga de los x-men donde entro Byrne y los campeones.. son casi del mismo mes y todo 🙂

Por lo visto Isabella quería usar a los x-men que no se usaban en su serie y meter algún personaje de su elección… pero vamos, que si, que con esos mimbres podría haberse hecho una gran serie… camos, que yo me los lei en vértice cuando salieron, que a mi los números con Byrne y Mantlo me gustan un monton (joer, dos pistolas kid y ojo de halcón) pero los anteriores… mewww

pero Jorge, solo son mis gustos 🙂

Ocioso
Lector
Ocioso

Daniel Gavilán ha comentado: con la salida del armario de Warren a la cabeza

¡¡¡¿Candy Southern era un tío?!!!

Carlos Cruz
Lector
Carlos Cruz

Los Campeones… Pues ni tanto ni tan poco, pero comparar la serie con cualquiera de los proyecto improvisados actuales a base de juntar nombres populares…, desde luego no procede.

Con o sin nostalgia, la gracia de la mayoría de series-encargo de la Marvel de los 70 está precisamente en cómo se sacaba oro de unos mimbres de segunda, y encima con un condicionamientos editoriales infinitamente mayores a los de hoy en día, y Los Campeones es un buen ejemplo de ello.

Donde hoy se desperdician series cargadas de personajes-‘prima donnas’, con los que no se sabe muy bien que hacer más allá de enfrentarlos a amenazas más-grandes-que-la-vida que revolucionan el universo Marvel entero un día sí y otro también, frente a eso, la formación de Los Campeones eran personajes casi desahuciados editorialmente, con un reclamo nulo para el lector; los autores, unos entonces perfectos desconocidos de coste barato(y, sin embargo, en estas páginas está uno de los mejores Byrnes), y las historias, casi domésticas. Sin embargo, de ellas salieron por ejemplo personajes “tan bien traídos” como el Rampage.

Hasta esos “cruces contínuos con otras colecciones” estaban perfectamente traídos a cuento. Y el colofón, en la serie de Peter Parker, es un remate cojonudamente encajado, y hecho sólo por coherencia editorial, por no dejar a sus lectores colgados sin saber cómo acababa la historia.

“No leemos superheroes porque nos vayan a hacer mas cultos ni mas guapos, lo hacemos porque nos provocan sensaciones. La nostalgia es una de las mas fuertes que existen”.
Qué gran frase.

“En el tema de las extravagantes caracterizaciones, con momentos tan sórdidos como lo de Warren y su horfandad no se si entrar”.
Uuuuf. Repasa y edita ese texto, Daniel, que da mucha grimita leerlo tal y como está escrito.

jorgenexo
Lector

Me gustan tus comentarios, CC (todos ellos ya expuestos, por cierto), pero no el tonillo de tus dos últimos párrafos.

Carlos Cruz
Lector
Carlos Cruz

“Me gustan tus comentarios, CC (todos ellos ya expuestos, por cierto), pero no el tonillo de tus dos últimos párrafos”.

¿¿¿??? ¿Qué tonillo?
¿El “qué gran frase”? No es irónico, al revés, es que estoy completamente de acuerdo y lo digo así por no enrollarme. ¿Qué has entendido tú?
Y lo de la frase de Daniel, creo que justamente está expresado de la forma más diplomática que se me ocurre. Si te fijas bien, la original ya está editada.

Coño, no me perdones la vida, Jorge, que precisamente yo suelo ser bastante discreto cuando escribo algo aquí.

Ocioso
Lector
Ocioso

¡Jorge! No me espantes a la gente.

Daniel Gavilán
Autor

Gracias por el toque ortográfico Carlos.

Respecto a las reglas de juego que comentas, tampoco acabo de ver mucha diferencia con las series de perfil bajo actuales de la editorial. A pesar de que el mercado no es el mismo y se mueve por reglas distintas, entre X-Factor o FF tienes colecciones con personajes segundones e historias domésticas, y en ambos casos más satisfactorias -a mi parecer- que aquellos Campeones

Carlos Cruz
Lector
Carlos Cruz

“A pesar de que el mercado no es el mismo y se mueve por reglas distintas, entre X-Factor o FF tienes colecciones con personajes segundones e historias domésticas, y en ambos casos más satisfactorias -a mi parecer- que aquellos Campeones”.

Puede que el enfoque de estas series sea parecido, pero siempre estará la diferencia de que en aquellos años era una iniciativa pionera, la primera vez que algo así se hacía (nota: no sé si este argumento se ha usado ya por ahí arriba, pero que nadie se me ofenda: no me pienso repasar los 27 comentarios anteriores a estas horas! ;-P)

…, mientras que leer la enésima introducción de un grupo de no adaptados, como que sorprende menos. Si el solo ‘valor añadido’ de introducir conceptos, enfoques y formaciones superheroicas nuevas, sirve para prestigiar muchas historias sinmplonas de los años de Lee-Kirby, también debe valer para los setenteros campeones.

Es lo mismo que, por ejemplo, cualquier ‘What If’ de aquellos años: a pesar de estar concebidos como historias medio chorras sin grandes pretensiones, muchas de las ocurrencias que se dejaban caer, así como quien no quiere la cosa, hoy darían para una miniserie de 20 episodios, promocionada como el colmo de la originalidad.

O parecido a las Crisis de DC… la primera vez, la idea molaba (incluso sin contar sus autores), el reboot 128º, no.

Daniel Gavilán
Autor

Hombre Carlos, tampoco es que los Campeones inventasen nada. Que los Defensores se habían creado hace cuatro días, y no dejaban de ser los Vengadores con otros personajes (grupo que de por si ya era era un fusilamiento de lo que DC hizo con la Justice League)

jorgenexo
Lector

“Coño, no me perdones la vida, Jorge, que precisamente yo suelo ser bastante discreto cuando escribo algo aquí.”

Disculpa, Carlos: evidentemente te malinterpreté y meé fuera de tiesto (se ve que no me conformo con mearme fuera del wc).

“(grupo que de por si ya era era un fusilamiento de lo que DC hizo con la Justice League)”

Grupo que de por sí ya era un fusilamiento de lo que Apolonio de Rodas hizo con Las Argonáuticas en el siglo III AC.

Ocioso
Lector
Ocioso

La Justice League era otro fusilamiento. Si nos ponemos pejigueros el primer supergrupo de la historia fueron las aventuras conjuntas de Namor y la Antorcha humana. Vale, no se pusieron un nombre, pero esos team-ups son el primer precedente. Y fué en Timely/Marvel, por supuesto. MMM!!!

Daniel Gavilán
Autor

Grupo que de por sí ya era un fusilamiento de lo que Apolonio de Rodas hizo con Las Argonáuticas en el siglo III AC

You’re the man

jorgenexo
Lector

No, you are.

Daniel Gavilán
Autor

La prueba que necesitabais para corroborar que con Marvel Now! no ha cambiado nada

http://cdn.bleedingcool.net/wp-content/uploads/2013/10/what-now.jpg?f6a06b

Ocioso
Lector
Ocioso

Ahí está el problema de los supers actuales, especialmente en la rama vengadora. Las amenazas son tan enormes, los grupos tan multitudinarios y con tantos miembros tan ultrapoderosos que se pierde la escala y pierdes todo el interés.

Ocioso
Lector
Ocioso

A lo mejor deberíamos volver a grupos con pocos personajes y con niveles de poder mas bajos enfrentándose a malos mas tangibles, enjambres de abejas y cosas así.
Quizás el mundo aún necesita a Los Campeones.

the drummer
Lector
the drummer

tiene más razón que un santo, abuelo.
hace poco comentaba en relación a las nuevas series del marvel now que no me iba a subir a ninguna porque estaba un poco saturado y, probablemente sea, en buena medida por eso; menos mega-crossovers, omni-amenazas, hiper-grupos, etc., y más series ‘pequeñas’ y contenidas (como ese pequeño oasis en el desierto que es ojo de halcón) es lo que necesitamos (al menos yo).

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

“tiene más razón que un santo, abuelo.”

Amén a eso.
Está bien una amenaza cósmica o poderosa hasta el absurdo de vez en cuando, pero lo de enfrentarse al apocalipsis o al fin del universo día sí día también aburre a las ovejas.

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

No llegué a tener este Selecciones Marvel. Si lo encontrara… En fín. Lo que si que poseí y en gran aprecio, debo decir, fue el tebeo de Vertice que nos señala el amigo The Drummer. Que recuerdos cuando he abierto el enlace!
Suscribo y firmo todo lo comentado más arriba
sobre estos Campeones.
Un Omnigold con toda esta colección juntita estaría más que bien, Sres. de Panini.

Don Ocioso, aúnque este es mi primer aporte en esta web, el primero de muchos espero, debo decirle a usted y al resto de los compañeros aquí presentes, que hace mucho que les leo y que es un honor el poder compartir estas lineas con ustds.
Dicho esto:

“No leemos superheroes porque nos vayan a hacer mas cultos ni mas guapos, lo hacemos porque nos provocan sensaciones. La nostalgia es una de las mas fuertes que existen”

Sin palabras me ha dejado, señor mío.
Solo me queda decir…
Long Live Rock ´n´cómics!!!

the drummer
Lector
the drummer

welcome mr. baldrocker

Ocioso
Lector
Ocioso

¡Bienvenido Rocker!
Anímate a seguir por aquí, que para una diversión que nos sale gratis hay que aprovechar.

Spirit
Lector
Spirit

Bienvenido, mr Rocker!

jorgenexo
Lector

Me uno a la bienvenida, nunca hay suficientes rockers en el mundo. Un día nos cuentas la tragedia que dió lugar a tu nick, aunque me temo que la conozco (cambiando tupé por flequillazo…) sobradamente…
Y respecto a la frase, ciertamente yo nunca he leído superheroes porque nos vayan a hacer mas guapos (en mi caso, más, difícil) ni mas cultos, pero más o menos directamente, al menos en mi caso, han contribuido a incrementar mi culturilla general. O al menos a servirme de incentivo para buscar, informarme, etc. La primera vez que tuve conocimiento de la palabra “parsec” fue en boca de Reed Richards. Me leí La Divina Comedia “gracias” a un anual de la Patrulla X. Y sin duda mi interés por las mitologías en general y la griega en particular vino de manos de los comics de super héroes, y no al revés. No sé si hubiera leído a Sir. T. Mallory si no hubiera visto antes al Hombre de Hierro y al Doctor Muerte por Camelot. Sucesos narrados en los tebeos me han llevado a consultar su verosimilitud histórica y, con ello, a incrementar mis conocimientos (desde el episodio de Las Brujas de Salem hasta el movimiento de los Panteras Negras) y desconocimientos (la Atlántida, Lemuria…)
Así que sí, aunque no fuera un efecto buscado, yo creo que algo más culto sí que soy gracias a los tebeos.
Y lo de guapo… Tengo la suerte de compartir mi vida con una persona que me piropea habitualmente, pero es más frecuente, curiosamente, que haga referencia a mi “guapura” cuando me ve echado en el sofá totalmente abstraido leyendo… un comic de super héroes.

Ocioso
Lector
Ocioso
jorgenexo
Lector

Mira, lo que oculta las partes de Stan es, para mí, el tebeo de super héroes mejor narrado-dibujado. Mucho se habla de los encuentros entre Superman y Spiderman, pero aquó García López y Giordano dieron el do de pecho: hay composiciones de página cojonudas, un Batman dinámico a más no poder, un Hulk realmente masivo, un Joker físicamente perfecto y actitudinalmente pasadísimo de tuercas…
Me encanta ese tebeo.

molon labe
Lector
molon labe

Poco nabo se le intuye al bueno de Stan, se nota que esta empalmado porque el Giant Size esta hacia arriba, eso o micropene.

molon labe
Lector
molon labe

Ademas si ampliais la foto, en el reflejo de las gafas se le ve un huevo,(poco piloso a mi parecer).

manolin
Lector
manolin

Dar la bienvenida a Rocker también, y oye , Jorgenexo, totalmente identificado con lo que cuentas de como el comic te puede llevar a otros campos de la cultura mas “respetados” por nuestra sociedad. Yo dudé mucho a la hora de estudiar una carrera, entre Psicología e Historia,y, aunque quizas en ese momento no fuera conciente de ello, en el que optara finalmente por la 2º , creo que tuvo que influir poderosamente mis lecuras superheroicas y también los tintines, Asterix, Príncipes Valientes, etc… que consumo compulsivamente desde mi más tierna infancia.

jorgenexo
Lector

Mira, yo no tuve tantos arrestos y no estudié Historia, que era realmente lo más parecido a ua vocación académica que he podido tener, por el eterno quiz de la salida laboral. Viendo lo visto, no es que me arrepienta de mi decisión, pero es una espina que tengo clavada. Y sí, cuando pienso en el comic como motor de inquietudes más o menos culturales no me limito a los super héroes, pero ciertamente desde “fuera” tienden a interpretarse básicamente como un cúmulo de majaderías protagonizadas por gente que vuela, lanza rayos o reparte hostias con los colazoncillos por fuera mientras que desde “dentro” sabemos que, afortunadamente, hay más, bastante más (aunque no siempre y ni falta que hace, ojo).

Mr. X
Lector
Mr. X

“e Historia,y, aunque quizas en ese momento no fuera conciente de ello, en el que optara finalmente por la 2º”

¡Hombre! ¡A mis brazos! (Mi especialidad: historia medieval)

Mr. X
Lector
Mr. X

Por supuesto, no creo casi que haga falta añadirlo, jamás he trabajado que tenga que ver, ni remotamente, con lo que he estudiado.

jorgenexo
Lector

Siempre he tenido inquietud por conocer la formación académica de los licenciados, diplomados, etc. que podamos escribir por aquí.
Inquietud sociológica, claro (yo estudié sociología y he trabajado y trabajo en temas más o menos relacionados con mi formación -aunque más en el pasado que hoy en día, lo que tampoco es que haya terminado por ser especialmente positivo: caa vez que alguien me ha dicho “por lo menos trabajas de lo tuyo” suelo contestar “sí, pero nunca me había imaginado que lo mío fuera una puta mierda”. Aunque otra más de las lacras que nos ha impuesto esta crisis de los cojones es que ya no te puedes ni quejar del curro: demasiado que trabajes).
Tengo la teoría de que habrá de todo, pero me da que en esto de la afición superheróica hay cierta prevalencia de las carreras más o menos humanísticas, sociales, etc. Vamos desde filologías varias hasta, a lo sumo, económicas o derecho, pero bastante más que ingenierías o licenciaturas calificadas tradicionalmente como “de ciencias”.
Y también me da que, independiemente del itinerario universitario, hay por aquí un índice de licenciados, diplomados e incluso doctores -al menos entre los comentaristas que superan la mitad de la veintena- significativamente superior a la media nacional.

Ocioso
Lector
Ocioso

Yo estudié en la Universidad de la Vida, pero me quedé en segundo.

(Ahora que me doy cuenta, universidad de la vida ha pasado de ser lo que decían los yonkos, a algo que suena a privada del Opus)

manolin
Lector
manolin

Mr. X : ¿medievales? ¡¡ya te vale, macho !! ja,ja,ja!! No, pero en serio, me alegro d ver a un compi por aquí.
En cuanto a lo de trabajar en “lo nuestro” , está claro que está dificil , pero bueno, es una Carrera más vocacional que otra cosa, y al menos lo veiamos venir, no como los cientos de personas que estudiaron arquitectura durante la época del “boom inmobiliario” pensando que se iban a forrar, y ahora no tienen ni una triste urbanización que llevarse a la boca. Yo en lo más relacionado que he trabajado con lo nuestro fué en la Red de Museos de mi isla, pero aunque mi mini-contrato de 6 meses decía “guia-acompañante” la verdad es que la mayoría de los dias lo que hacía es atender la cafetería del Museo de turno, y alguna vez guiaba alguna excursión escolar, recibiendo una nula atención por parte de los excursionistas.

También me presenté a unas Oposiciones para Técnico de Patrimonio Histórico (que según todo el mundo estaban “dadas” de antemano), y para profe de Secundaria, pero no pillé plaza y estoy en una laaaaargaaaa lista de sustituciones que avanza despaaaacioooo.

Jorgenexo: pues sí, a pesar de toda la patato-ciencia que aparece en los comics de superheroes (y cosas más serias, como las reflexiones sobre el espacio-tiempo del Doctor Manhattan en Watchmen) yo también he observado que somos más los estudiantes de Letras, Humanidades y Ciencias Sociales entre nosotros , y que los Sheldons Coopers son más excepcionales.
Y es que otra de las ventajas de leer comics desde chiquitines, es que es un “entrenamiento” perfecto para después pasar a leer otras cosas consideradas de más enjundia. De hecho no conozco ni una sola persona que, habiendo leido comics de pequeño, no lea otras cosas de adulto, independientemente de que aparte siga leyendo comics o no. Yo al menos notaba que me costaba mucho menos leer los libros que nos mandaban leer en clase de Literatura (con cosas de tanta enjundia como El Quijote)que a otros compañeros que nunca habian leido comics de pequeños. Por algo sería.

Kravinoff
Lector
Kravinoff

“Siempre he tenido inquietud por conocer la formación académica de los licenciados, diplomados, etc. que podamos escribir por aquí.”

Jeje, la verdad es que yo también. Yo estudio Derecho(antes la compaginaba con Ciencias Políticas), pero mi vocación también era Historia.

Y coincido con manolín en lo de leer tebeos de pequeño. Desde luego los casos que he visto(al margen del mío) son así.

Mr. X
Lector
Mr. X

“Yo en lo más relacionado que he trabajado con lo nuestro fué en la Red de Museos de mi isla, pero aunque mi mini-contrato de 6 meses decía “guia-acompañante” la verdad es que la mayoría de los dias lo que hacía es atender la cafetería del Museo de turno, y alguna vez guiaba alguna excursión escolar, recibiendo una nula atención por parte de los excursionistas.
También me presenté a unas Oposiciones para Técnico de Patrimonio Histórico (que según todo el mundo estaban “dadas” de antemano), y para profe de Secundaria, pero no pillé plaza y estoy en una laaaaargaaaa lista de sustituciones que avanza despaaaacioooo.

Pues ya se ha aproximado más que yo, porque, hum, yo en la década que estoy en el mercado laboral, he descargado muebles, he currado en un bar, he sido encargado de una librería, he trabajado en atención al cliente en un banco, he impartido un taller de introducción a la literatura a unos jubilados y, finalmente, parece que he encontrado mi huequito laboral en una empresa de distribución editorial.

Vamos, que la historia medieval ná de ná 😉

manolin
Lector
manolin

Mr. X ;: pues hazte Caballero Andante, y vete por ahí “desfaciendo entuertos” ¿no dicen que hay que tener iniciativa?.

Yo también estuve de dependiente en una tienda de muebles y decoración, en una librería, de camarero (tirando de mi experiencia de camarero en los museos), dando clases particulares, en una tienda de alquiler de bicicletas, etc….

molon labe
Lector
molon labe

Joder Mr.X un poquito de compostura por favor, es leer su curriculum y todo ese trabajo fisico que ha realizado usted, que me ha entrado un agotamiento total, creo que me voy a retirar a mi residencia de los Alpes a recuperarme de tamaña impresion.

molon labe
Lector
molon labe

Pido el baneo fulminante de manolin por lo de las bicicletas, encima incitando a la gente a cansarse. Que pais,señor, que pais…

Rasputin33
Lector
Rasputin33

coñe, molon, pues danos curro a los demás xDDD

molon labe
Lector
molon labe

No me gusta el trabajo ni cuando lo hacen otros, me parece una ordinariez.

Rasputin33
Lector
Rasputin33

jajaja

Mr. X
Lector
Mr. X


manolin
ha comentado el 24 octubre, 2013 a las 13:47h
Mr. X ;: pues hazte Caballero Andante, y vete por ahí “desfaciendo entuertos” ¿no dicen que hay que tener iniciativa?.
Yo también estuve de dependiente en una tienda de muebles y decoración, en una librería, de camarero (tirando de mi experiencia de camarero en los museos), dando clases particulares, en una tienda de alquiler de bicicletas, etc….
58. molon labe
ha comentado el 24 octubre, 2013 a las 13:47h
Joder Mr.X un poquito de compostura por favor, es leer su curriculum y todo ese trabajo fisico que ha realizado usted, que me ha entrado un agotamiento total, creo que me voy a retirar a mi residencia de los Alpes a recuperarme de tamaña impresion.

Lo peor es que sólo tengo treinta y tres tacos. A este ritmo, voy a tener un CV más variado que Joselito, que fue astro infantil franquista y mercenario en África 😉

Ocioso
Lector
Ocioso

Trabajar es de pobres.

the drummer
Lector
the drummer

yo soy uno de esos especímenes del grupo ‘ingenierías o licenciaturas calificadas tradicionalmente como de ciencias’; aunque estoy seguro que no somos especímenes tan raros por estos lares.

manolin
Lector
manolin

“El giroscopio se habia ampliado. La Gran Cadena del Sur se había roto como si fuera una serie de clips unidos por algún pobre imbecil; el nuevo destino de Pedro Labrador sería muerte, destrucción, anarquía, progreso, ambición y autosuperación. Iba a ser un destino malévolo: ahora se enfrentaba a la perversión de tener que IR A TRABAJAR”

Ignatius J. Reilly , protagonista de “La Conjura de Los Necios” y mediavalista (como Mr. X )

frankbanner71
Lector
frankbanner71

manolin,tu ultimo comentario me hace recordar un mitico videoclip del grupo la mode:la evolucion de las costumbres,donde se hace referencia en la letra de pasada a un libro que para mi es uno de los mas divertidos que he leido nunca.por cierto,la relacion entre myrna e ignatius me recuerda a la que mantienen sheldon y amy en el cuarto episodio de la presente temporada de the big bang theory.
la putada es que john kennedy siguiese los pasos del pringado de kurt kobain,dejando interrumpida un final abierto que prometia y mucho.a ver si la bbc se anima a hacer una miniserie que haga justicia al libro.anda que no molaria¡.

manolin
Lector
manolin

Frankbanner: La Mode, La Conjura de Los Necios, Big Bang, Pink Flamingos, The Who…¡¡¡Berto Romero!! Tio, ¡¡a tí te va la marchaa!!.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

¡je,je,ya te digo,esta pagina es un curioso “cajon de sastre” para todo tipo de gustos e intereses diversos.pero las especialidades que exponeis kravinoff,the drummer,m.r.x o tu mismo (entre algunos otros supongo)me deja a cuadros.
¡menudo nivel,zona negativa¡

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

“Lo peor es que sólo tengo treinta y tres tacos. A este ritmo, voy a tener un CV más variado que Joselito, que fue astro infantil franquista y mercenario en África”

Desde luego es más variado que el mío, que da sopor de lo aburrido que es. Mientras estudiaba, y para sacarme unas pelas, empecé a currar los veranos en una fábrica. Al acabar los estudios, y de manera temporal hasta que surgiese “algo de lo mío”, seguí allí. Y he acabado por echar raíces; a día de hoy continúo en el mismo sitio.

blumini
Lector
blumini

Jorgenexo ha comentado: ” al menos en mi caso, han contribuido a incrementar mi culturilla general. O al menos a servirme de incentivo para buscar, informarme, etc.”

Totalmente de acuerdo. Por ejemplo, gracias a Sandman descubrí a Gilbert K. Chesterton (Las paradojas de Mr. Pond, El Napoleón de Notting Hill o el clásico El hombre que fue Jueves son bocatto di cardinale). Por no hablar de Joe Sacco, la Satrapi, etc, etc.

Uno que me encantó y que me llevó a profundizar en el tema fue “La Conspiración” de Eisner, con todo lo de Los protocolos de los sabios de Sión, vaya historia.

Con respecto a lo de nuestras formaciones, a mi me da que aquí el nivel medio es alto, ya sea formación académica o como dice Ocioso, de la vida (lo de molon labe no es formación, un genio así solo puede ser de nacimiento). Solo hay que ver como escriben (o como razonan) muchos de los de por aquí.

Antoine
Lector
Antoine

Culturilla de trivial sí, pero culturilla al fin y al cabo.

al omar
Lector
al omar

Dos cosas:
– Los Defensores nunca fueron Los Vengadores con otros personajes . Los enfoques que tenían las dos colecciones eran completamente distintos.
– Los Campeones , guste más o guste menos , es una serie hija de su tiempo y perfectamente integrada en este , incluso demasiado , lo que la hace tener un punto coyuntural que posiblemente la perjudique más que la beneficie. Pero es 100% setentera (o tardosetentera o finisetentera) y no me recuerda en casi nada a los comics de mediados de los sesenta como aquí se ha escrito.
Al Omar, ¡ It´s the end , the end of the seventies !¡ It´s the end , the end of the Century !

blumini
Lector
blumini

Al Omar, ¡ It´s the end , the end of the seventies !¡ It´s the end , the end of the Century !

Grandes

Antoine
Lector
Antoine

Este hilo solo puede mejorar con los Ramones.

the drummer
Lector
the drummer

GABBA GABBA HEY!!!!

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

HEY HO, LET´S GO!!!

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Ah, se me olvidaba:
Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto más arriba por Mr.Jorgenexo en el comentario 43 y seguido por los compañeros, cuando se dice que la lectura de tebeos/comics te incita a descubrir, indagar, conocer algo más profundamente tal o cual tema reflejado en el guion de un tebeo; una cita sobre la obra de un escritor que te llama poderosamente la atención en este o en aquel comic etc. etc.
En mi caso, una cosa me llevó a la otra y hoy en día, con 45 añitos recien cumplidos, están completamente unidas. Yo diría que pegadas con cola impacto. Y espero que no se separen jamás.

Agradeceros a todos los saludos de bienvenida que me habéis dispensado. Es un honor y un placer estar aquí y poder comentar junto a vosotros después de tanto tiempo leyendo vuestros comentarios y los fantásticos artículos y reseñas de esta Zona. Os lo aseguro.

Y, por útimo, Mr.Jorgenexo: Efectivamente, el tupé se quedó por el camino y también el flequillo me abandonó. Pero la actitud de nuestro viejo y querido Rock ´n´Roll, eso…jamás!!!

manolin
Lector
manolin

Capote: siempre lo he dicho: Len Kaminsky es un máquina, en Iron Man y en Ghost Rider 2099 se pegaba unos rollos sobre nano-tecnología, realidades virtuales y nanotecnología que te dejaban loco. Además fué el que introdujo eso de las viñetas que mostraban la perspectiva del que se encontraba dentro de la armadura de Iron Man (o de War Machine) con unos indicadores al lado señalando temperatura, presión, etc…

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Voy a decir dos cosas que os van a dar envidia: una, que soy de los que trabajan de lo que han estudiado, y además hasta me gusta lo que hago. Dos, que vi en directo a los Ramones en el Canciller en 1992.

manolin
Lector
manolin

¿trabajas de bárbaro cimmerio? jo, que envidia.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Nah, eso es sólo un hobby XDD

Antoine
Lector
Antoine

“vi en directo a los Ramones en el Canciller en 1992.”

Yo vi a Marky con 3 mercenarios hace unos meses y lo flipé, no me quiero ni imaginar lo pudo ser ver al grupo entero.

Envidia y de la mala.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

No es que sea algo de lo que estar orgulloso, pero… yo recibí la confirmación de manos del mismísimo Rouco Varela.

samanosuke
Lector

¿Ahora se le llama a “eso” confirmación?

Y yo también trabajo de lo mío pero de verano en verano (enfermería). Pero como jorgenexo pensando en las putas salidas laborales. Si no, hubiera acabado en Filosofía o Ciencias políticas, pero tampoco veía oportuno tirar el dinero de mis padres a la basura.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

“¿Ahora se le llama a “eso” confirmación?”

XDDDD

Pero qué cabronazo…

Khonshu
Lector
Khonshu

“No es que sea algo de lo que estar orgulloso, pero… yo recibí la confirmación de manos del mismísimo Rouco Varela.”

Coño, Retran, pues la sobrina golfa de Rouco que le avergonzó despelotándose en interviu vive por mi calle, seguro que tu y yo podríamos jugar a lo de los “6 grados de separación”… um, bueno, mejor no, que suena muy gay.

Y ya por trabajo coincidí con varios famosetes de medio pelo:

– Yendo a mear tuve que sortear a las K-narias semivestidas con un atuendo al más puro estilo Red Sonja (seguro que solo Manolín sabe quiénes son éstas) en una estrecha escalera de nave industrial.

– Me crucé de pasada con Tamara “la buena” y, para mi sorpresa, la tía en directo es mucho mas atractiva de lo que parece, dándole un nuevo sentido al apelativo de “la buena”.

– También con Idaira, aquella canaria de operación triunfo a la que odiaban a muerte pero no podían echar porque los paletos de aquí se dejaban una pasta en llamaditas. Y sí, confirmo que cantaba mal, pero era bastante guapilla.

– Para mi sorpresa, un día que vino el ganador del primer concurso Drag Queen de Las Palmas me vine a dar cuenta de que había sido compañero mío de clase.

– Y de vista por allí Guaraná, Ariel Rot y gente que ni me acuerdo. También vino King Africa, que debió ser nuestro invitado más ilustre, pero ese día yo no estaba.

– Ah, y tengo el honor de que probablemente Chenoa tiró con sus propias manos a la basura una horrorosa carta astral que me mandaron hacerle como regalo (sí, eramos un programa muy cutre).

manolin
Lector
manolin

Khonshu: si que sé quienes son las K-narias, y al contar que te cruzaste con ellas en las estrechas escaleras de una nave industrial ataviadas de esa guiza me acabas de dar más envidia que todos los que por allá arriba han dicho que trabajan en algo relacionado con su Carrrera.

Ahora en serio, una prima mia jovencita, que es bastante fan de las K-narias tiene una foto con ellas de una vez que coincidieron en el aeropuerto, y mi madre las conoció personalmente una vez que fué a FITUR a tocar con una agrupación folclórica de la que forma parte, y ambas coinciden en que las chicas son bastante majas, así que independientemente de que a uno le guste o no (como es mi caso) el tipo de música que hacen, no sé porque se les critica tanto….si a las chicas les va bien con ese estilo, pues oye, me alegro por ellas.

Khonshu
Lector
Khonshu

Hombre, es que cuando uno se sumerge en esa mugre llamada reggeaton el mal olor te acompaña de por vida. Sí que tienen pinta de ser muy simpáticas, pero la fama de bastas y poligoneras la van a arrastrar de por vida, viene con el estilo musical.

Y si ya metemos a las familias: a mi hermana le tiró los trastos Stoichkov… y a mi primo Agustín Pantoja!

Ocioso
Lector
Ocioso

Khonshu ha comentado: Me crucé de pasada con Tamara “la buena” y …

Ey, yo me crucé con “la mala”. Iba con su madre por la Gran Via. Una acera generosa de varios metros de ancho y las dos iban hechas un gurruño pegadas a las fachadas.
No sé si intentaban pasar desapercibidas o era por no hacer gasto.

Khonshu
Lector
Khonshu

Coño, y me olvidaba de una de las mejores. En una feria educativa en Gran Canaria me pluriemplearon (vamos, que no entraba en mis funciones pero me obligaron) para acompañar a uno de los de “Al salir de Clase” en plan escolta para que no le acosaran las niñas.

Aún hoy no tengo ni idea de quién era el chaval aquel.

http://www.hoycinema.com/archivos/201207/asdc2-649x330x80xX.jpg

Es el de más abajo, en la esquina derecha. Creo que debía ser el pringadillo de la serie.

Kravinoff
Lector
Kravinoff

” acompañar a uno de los de “Al salir de Clase” en plan escolta para que no le acosaran las niñas.”

Um, eso me recuerda una cosa. ¿Sabéis Dani Martínez, el copresentador aparentemente imbécil que había en el programa de Flo y que ahora sale en Aída? Bueno, pues iba a mi instituto en León. Yo no coincidí con él, pero mi hermano sí, y según él era aún más imbécil que en el programa. Al caso, estábamos mis amigos y yo la noche de las fiestas(noche memorable, por cierto) yendo por ahí cuando cruzan la esquina no uno, ni dos ni tres ni cuatro, sino cinco guardaespaldas como armarios(el padre de uno de los que estaban conmigo era guardaespaldas, así que les conocía), y tras ellos aparece el sujeto en cuestión. Un par de los que estaban conmigo habían coincidido con él, así que fueron a saludarle, y el tío pasó de ellos e hizo ademán de azuzarles a los guardaespaldas, que como conocían al otro(o se la sudaba lo que dijese el tipo) pasaron de hacer nada. Yo ya no salgo mucho por León porque estudio en otra ciudad, pero mi hermano sí y se lo ha encontrado unas cuantas veces, todas cubierto de guardaespaldas y con un ego que se lo pisa.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

“seguro que tu y yo podríamos jugar a lo de los “6 grados de separación”…”

Y a lo mejor hasta sin famosos de por medio. Una amiga tiene unos amigos en Tenerife y va de tanto en tanto a visitarlos.

Otra. Hace años hice de extra en una peli (bastante malilla) y salgo compartiendo plano (vale, dura un segundo, pero oye…) con Nancho Novo. Con el tío no crucé ni media palabra pero ya me cayó simpático porque le ví en una de las pausas (todos los que hayáis estado en un rodaje sabréis que las esperas entre plano y plano son eteeeeeeernas y llega a ser un coñazo) matando el rato leyendo un tebeo.

Y ese mismo día compartí mesa y mantel con otro que acudió a hacer de extra: el dibujante de cómics Manel Cráneo.

Antoine
Lector
Antoine

Sale en la primera hora de Tiempo de Juego en la Cope y la sensación que da es que tiene un pavo que no puede con él.

blumini
Lector
blumini

Yo soy famoso

the drummer
Lector
the drummer

‘… también vino king africa, que debió ser nuestro invitado más ilustre, pero ese día yo no estaba…’

frase digna de pasar a los anales de la zn. grande khonshu!

the drummer
Lector
the drummer

yo soy fermoso*

*agradábel á vista, ben proporcionado e con beleza.

samanosuke
Lector

Ninguno podemos superar a Marcos Martín, que además de escribir en ZN, ¡te hace unas composiciones y narra del carajo! ¡Y con un Eisner! xDDDD

Antoine
Lector
Antoine

A King ÁFrica lo vi yo hará un mes o así en un semáforo parados nuestros coches en paralelo.

Ocioso
Lector
Ocioso

Tengo entendido que King Africa es de Valladolid y vive en el barrio de Parquesol. Por lo menos hace unos años.

Mr. X
Lector
Mr. X

Hace años, en un videoclub del centro de Madrid -tuvo que ser por los primeros dosmiles, todavía había videoclubs-, vi en los aseos a Javier Gurruchaga. Yo salía del váter y él estaba en la puerta, esperando para entrar.
Llevaba una corbata roja.

Ocioso
Lector
Ocioso

Me llama la atención que cada vez que voy un par de dias a Madrid me cruzo a tres o cuatro famosos. Los que sois de allí o de Barcelona tendreis que haber visto a un montón.

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Yo también soy fermoso, Mr.Drummer.
Sin pelo, ok, pero leches! como me luce la calva!

Y Don Ocioso: depende por donde te muevas. Yo soy de Barcelona y la verdad es que no suelo coincidir mucho con la jet-set. Soy de gustos sencillos.
Eso si, me muevo bastante por Castelldefels, bonita población costera bañada por el Mediterraneo y ahí viven unos cuantos jugadores del Barça. Si te sirve…

Rockeros Saludos

the drummer
Lector
the drummer

a mi también me pasa lo que al abuelo; raro es el viaje que me pego a madrid que no me cruzo con tres o cuatro famosos (aunque casi todos de medio pelo, todo hay que decirlo)
pd: blumini, eres… nancho novo?

blumini
Lector
blumini

pd: blumini, eres… nancho novo?

Que va, hice una película allá por 1968 con cuatro chavales de Liverpool y eso me dió cierta fama, eso es todo. Soy el que tira de la manivela en el segundo 48.

http://m.youtube.com/watch?v=G2uCNd1AVJo

Los chavales salían al final de la peli cantando una cantarela. Muy majetes

http://m.youtube.com/watch?v=sKhD49hzfH4

manolin
Lector
manolin

ah, si, los 4 jovencitos esos que imitaban a Los Brincos.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Aitana Sánchez Gijón vivía por mi barrio y, sí, es más guapa en persona.

También he visto desde siempre a muchos jugadores del Real Mandril porque la antigua Ciudad Deportiva estaba al lado de mi barrio.

Y sí, yendo por el centro en Madrid es fácil encontrarse a famosos. Yo me he encontrado a cienes. De juerga por Malasaña o La Latina he visto a muchos ciegales. Mi jailait en ese sentido es haber pasado un fin de año en el Honky Tonk con Rodrigo Rato. Seguido de cerca por una foto nocturna con Ruiz Mateos.

Incluso aquí en Sevilla donde vivo ahora me he cruzado con muchos famosos: Raimundo Amador, Jesús Quintero, la modelo esa que se parece a Mónica Belluci, los Morancos, innumerables jugadores del Sevilla y el Betis… Por cierto, os puedo asegurar que Del Nido, el presidente del Sevilla, lleva pistola.

Y para acabar, al ser un fan acérrimo de la música tengo bastantes fotos con músicos famosetes, nacionales y extranjeros.

Ocioso
Lector
Ocioso

Lemmytico ha comentado: Aitana Sánchez Gijón vivía por mi barrio y, sí, es más guapa en persona.

Me la crucé hace un montón de años en el portal de casa en los tiempos en que el festival de cine de Gijón tenía las oficinas en el entresuelo.
Nada, lo típico, paso al lado y le suelto un ¡Hola! superjapi. Un par de minutos después me dí cuenta: “Espera…a esta la conozco, pero no es de la casa”

blumini
Lector
blumini

Una vez celebraba una despedida de solteros (era doble) en Madrid con unos amiguetes. Estabamos cenando en una sala de un restaurante del centro de Madrid. Era entre semana y el sitio estaba prácticamente vacío. Solo había otros dos tíos cenando en una mesa en otra parte del restaurante. Uno de ellos era Joaquín Sabina y cuando uno de nuestro grupo le reconoció, le pedimos que viniera a hacerse unas fotos con nosotros. La verdad es que estuvo muy majete, simpático y paciente con todos (dado nuestro etílico estado).

Pero no acaba ahí la cosa. Quien estaba cenando con Sabina era ni más ni menos que el gran poeta Ángel González, un puto genio de nuestras letras (que le daba clases a Joaquín a la hora de darle al whisky). Con él nos hicimos una foto solo dos de los que estábamos allí (los únicos que le conocíamos), pero ese sí fue el encuentro con un crack, que ilusión me hizo.

Por si a alguien le ha picado la curiosidad por este simpar poeta, aquí dejo un dato biográfico suyo:

http://ruadaspretas.blogspot.com.es/2013/01/angel-gonzalez-dado-biografico.html