Sección Ocho

Garth Ennis revisita a sus propias creaciones en esta nueva versión de la Sección Ocho.

Por
12
2907
 
Seccion_Ocho_1

Edición original: All Star Section 8 núms. 1-6 USA
Edición nacional/ España:.
Guión: Garth Ennis
Dibujo: John McCrea
Entintado: John McCrea
Color: John Kalisz
Formato: Rústica, 144 págs. A color.
Precio:.

13,95 euros

 

Decepción. Esa es la palabra. Un adjetivo que describe a la perfección este tomo y sobre la cual pivota toda esta reseña. Un cómic que recopila la miniserie de seis episodios dedicada a Sección Ocho y que un servidor recomendaba como algo interesante que adquirir este mes. Me equivoqué. Así que antes de entrar en materia, solo puedo decir que lo siento mucho. Y una vez asumida la culpa y responsabilidad por lo ocurrido y sus posibles consecuencias, solo queda entrar al detalle de esta obra tan desconcertante como fallida.

¿Qué es Sección Ocho?

Sección Ocho es una creación del propio Grath Ennis. Su debut se pudo ver en el número 18 de Hitman, donde se nos presentaba como un grupo de héroes, si es que pueden ser denominados de tal forma, con sede en una isla en las alcantarillas en las que su propio nombre, Sección Ocho, hace mención a un término militar para designar a los mentalmente incapacitados para el servicio. Ennis los usa a modo de saco de arena sobre el que poder descargar todas sus locas ocurrencias e ir degenerando a ser el recurso cómico al que recurrir dentro de las historias de Hitman. Un conjunto de seres inadaptados con delirios de grandeza, capaces de lo mejor y lo peor, que no son sino una parodia extrema de los héroes DC.

Por tanto no es de extrañar que sea el propio Ennis el encargado de escribir este retorno a la perdición de esta nueva y remodelada Sección Ocho, en el que la figura de Sixpack se erige por encima de todos al ser el motor sobre el que Ennis plantea la historia.

Una gran amenaza se cierne sobre la humanidad y al parecer solo Sixpack lo sabe. Nadie parece dispuesto a ayudarle a enfrentarse a este formidable enemigo y por tanto ha llegado la hora de volver a activar a la Sección Ocho. Empieza así el más loco reclutamiento de héroes. La necesidad de cerrar filas alrededor de su octavo miembro lo que motivará a que Sixpack y compañía intenten fichar a alguno de los miembros de la Liga de la Justicia.

All-Star+Section+Eight+01+#2+(of+6)+(2015)+-+Page+11

Poner en un mismo cómic a una parodia patética de un grupo que se creen héroes, junto a los grandes personajes del grupo por excelencia de DC, no es sino una maniobra arriesgada. Ennis demuestra valor al encarar esta nueva encarnación de sus creación con nuevas incorporaciones, a cual más bizarra y espeluznante, con la presencia casi divina de héroes como Green Lantern, Wonder Woman o el mismísimo Batman. Valor que no demuestra inteligencia, porque las situaciones acaban por ser excesivamente forzadas, sin naturalidad alguna y si Ennis pretende hacernos sonreír, que no reír, el resultado final dista mucho de lograr dicho objetivo. Todo queda reducido a un conjunto de pequeños chistes malsonantes, con muchos tacos acallados mediante el recurso de los asteriscos, escenas escatológicas y sexo no declarado en un intento de recordarnos en cada viñeta que estamos ante un cómic que nada tiene que ver con lo que hayamos podido leer hasta ahora.

Y eso estaría bien si fuera medianamente interesante, pero todo este pastiche acaba por atragantarse al convertirse en un engrudo repetitivo que termina por aburrir hasta el bostezo, al tratarse de una historia sin historia ni objetivo alguno. Los personajes lejos de ser un grupo de personas desagradables con aires de grandeza, acaban por ser grotescos y para nada resultan atractivos al lector. Puede que sea lo que Ennis persiga con esta peculiar caracterización de la mediocridad, pero todo apunta a lo contrario ya que se detecta cierto esfuerzo en mostrarnos a estos personajes como interesantes, llenos de vitalidad y carisma, cuando al final ninguno de ellos acaba de ser definido adecuadamente y terminan por ser un mero grupo de inadaptados neuróticos y psicológicamente inestables que a duras penas son capaces de hacer algo a derechas.

83-600x501

Y si a esto le añadimos la desidia con la que John McCrea dibuja, el conjunto ya queda totalmente deslucido. Su dibujo sigue los viejos patrones que le hacen ser un dibujante tan particular, pero aquí se ve desgana, aburrimiento y hasta desinterés total por plasmar con más fuerza una historia que da la sensación de no acabar de entender del todo (tal vez porque no hay historia). McCrea se fuerza a dibujar mal, a mostrarnos unos héroes sucios, repugnantes y exageradamente desproporcionados, muy alejados de cualquier patrón anatómico realista, tal vez por intentar marcar más esa vena de humor negro que tan mal desarrolla Ennis, que no termina de aportar nada relevante al conjunto.

En definitiva estamos ante un cómic olvidable, con una triste y anodina puesta en escena, mal dibujado, mal contado, aburrido y absolutamente alejado de los trabajos a los que Ennis nos tiene acostumbrados. Una sin razón que demuestra que para que un cómic gamberro sea algo más se necesitan a unos personajes solventes, bien desarrollados y una historia capaz de hilar todo el conjunto de tacos y diálogos malsonantes. Y lo peor es que todo este intento por ser sucio se ve como frenado, como edulcorado, bien por el propio Ennis o por la editorial que consideró que tal vez una historia de este tipo dentro del Universo DC convencional podría ser una ofensa para los lectores.

Olvidable de principio a fin.

  Edición original: All Star Section 8 núms. 1-6 USA Edición nacional/ España:. Guión: Garth Ennis Dibujo: John McCrea Entintado: John McCrea Color: John Kalisz Formato: Rústica, 144 págs. A color. Precio:. 13,95 euros   Decepción. Esa es la palabra. Un adjetivo que describe a la perfección este tomo y…
Guion - 6
Dibujo - 6
Interés - 5

5.7

Decepcionante.

Una historia sin historia. Un cómic sin objetivo, capaz de haber dado más de si y que acaba perdido en si mismo.

Vosotros puntuáis: 8.76 ( 4 votos)
12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Pedro Pascual Paredes
9 abril, 2016 10:17

Creo Gustavo que no te equivocaste al recomendarla, pues una obra que Daniel hace unos meses la puntuaba con un 8,7 y tú ahora con un 5,7, debe de ser una obra interesante de leer. Yo solo me he leído las páginas del sean peak y no me pareció gran cosa, pero por lo dispar de vuestras opiniones lo pillare, aunque luego me decepcione. (Me extrañó que siendo el autor Ennis, en su regreso momentáneo a Dc, y con esa nota de Daniel, la miniserie no estuviese entre lo mejor de Dc).
Como ya he dicho en otro post( Batman vs Superman), las obras controvertidas, que se salen de la normalidad, generan opiniones polarizadas.

Gracias por la reseña

Alberthor
Alberthor
Lector
9 abril, 2016 10:22

Bueno, yo también caí con esta sección 8, también la recomendé a amigos esperándola como agua de mayo y también me ha decepcionado un poco, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras, Gustavo, que cada uno es responsable de su vida y nadie nos ha puesto una pistola en el pecho para leerlo o comprarlo jajaja.

Efectivamente coincido en casi todo lo reseñado. Tenemos a un Garth que no hace lo que mejor sabe, parece desganado, como si el trabajo fuese más una petición insistida que algo inspirado o con ganas de hacerlo. Intenta hacer una historia, añadiendo metahistoria que no acaba de cuajar. Tenía historias muy divertidas de sección 8 como aquella en la que sale lobo (y de hecho nombran en este cómic) pero se aleja de aquella línea. En fin, un Garth Ennis muy flojo, literalmente, que no se ve suelto con lo que hace. Vuelve a usar su crítica al mundo superheróico pero ya parece que es como una inercia más que como algo construcctivo.

En cuanto a McCrea no estoy de acuerdo con la reseña, nunca ha sido un dibujante que me apasione, me parece muy bueno en su contexto de Demon y Hitman y qué decir de Dicks, pero fuera de ahí me repele mucho. Es sabido que le costó horrores dibujar a superman en la mítica hitman y no hablemos del quinto tomo de The Boys, que me pareció atroz a nivel gráfico, porque este señor no se entiende a la hora de dibujar superhéroes. Pero a lo que iba, creo que ha hecho uno de los mejores trabajos de su carrera, he notado una evolución más que notable y sus dibujos me parecen más definidos, yendo a más realismo y alejándose un poco del cartoon exagerado al que me tenía acostumbrado (sólo hay que ver los dos homenajes artísticos que se marca con Batman en este tomo en los que me dejó con la boca abierta, aunque por supuesto estaban fuera de contexto, chiste forzado).

En resumen, una obra de la que se esperaba mucho y que el bueno de Ennis no se ha matado en construir adecuadamente, parece más fruto de un encuentro entre éste y McCrea en un pub, mientras éste último le insiste para que le dé trabajo con lo que sea y qué diablos, recuperemos a nuestras creaciones. Dos irlandeses borrachos tienen mucho peligro. Aún así sigo confiando en Garth y seguiré comprando lo que salga con su sello, creo que aún tiene ideas en la sesera y mucho más ha de decepcionar como para tirar la toalla con él y si es así, que le quiten lo bailao.

Saludos y gracias por la reseña, creo que si la hubiese leído antes de comprar, igualmente hubiese comprado jajaja

Daniel Gavilán
9 abril, 2016 11:18

Yo ya dije en su momento que es una obra que a pesar de sus muchas virtudes y de salirse por completo de la zona de confort de lo que hacen actualmente los grandes, es tan particular, que solo la recomendaría a sabiendas de que a quien va leerlo le puede ir ese rollo.

Me atrevería a decir con eso que lo mismo por su sordidez no has terminado de conectar con ella, Gustavo. Que por mucho que se salga del modelo de narración tradicional de los superhéroes con esa versión de tasca de El Ángel Exterminadtor en la que no dejan de prepararse para un peligro que se palpa pero nunca llega, me es imposible compartir lo de cómic vacío y olvidable para una obra que en seis números satiriza / aborda / pone patas arriba cuestiones como la multirreferencialidad, la distorsión de la realidad, la exaltación de lo diferente, le sexismo, los ideales románticos tradicionales, el feminismo contemporáneo mal entendido, las políticas editoriales -mucho para rascar en ese viaje de Six Pack a los infiernos- o la misma naturaleza del género. Lo cual ya es más de lo que pueden decir la mayoría de las historias que se publican actulmente. O al menos el contenido que yo busco en una obra, claro, que aquí cada uno tendrá sus metas.

A mi personalmente la mini ya me tenía ganado desde un oscurísimo relato del tipo de los perros más incisivo que gran parte de las historias de Green Lantern / Punisher recientes, en una obra con una habilidad única para saltar de lo grotesco a lo melancólico, del humor soez al terror más absoluto o de mofas tan incendiarias como la que se marca a costa de Hal Jordan a ofrecernos una de las mejores versiones de Superman (esa splash page la voy a tener muchos años en la cabeza). Algo para nada fácil de congeniar.

Pero vamos, tampoco veo a McCrea para nada dejado, por lo que me temo que en esta ocasión coincidimos poco, Gustavo. Dejo por aquí esta otra valoración de la miniserie con su venia, por si sirve a los compañeros para contrastar

Daniel Gavilán
9 abril, 2016 11:34

Añadir ya de paso que ese final en el que hay tantas emociones contradictorias que es imposible tener claro si es un final feliz, un final trágico, cómico, terríblemente triste o que cojones se me antoja uno de los más brillantes que he leído estos últimos años. Casi tanto como el mini-guiño a la Batgirl de Stewart, Fletcher y Tarrs que se marcan los irlandeses, y que difícilmente podría ser más simbólico

hammanu
hammanu
Lector
9 abril, 2016 12:47

Yo creo que es un autor que cuando le “encargan” una serie expresamente que se base mas en el humor le sale floja: véase la brigada de los fusileros. Pero cuando va contando una historia a su modo, mas bien te diviertes con lo ironico o lo macabro de las situaciones que sus personajes van sufriendo, amen de contar una buena historia.

mivaga
mivaga
Lector
9 abril, 2016 13:42

No estoy de acuerdo con la crítica… pero si con la valoración. Creo que el comic tiene momentos muy divertidos e hirientes, pero muchos otros en los que Ennis en enfrasca en su búsqueda del “mas chorra todavía” y resulta tan exagerado que no acaba de funcionar. Lo mismo me parece con el McCrea, demasiado histriónico la mayor parte del tiempo, pero algunas páginas y viñetas muy buenas. Tal vez menos números hubieran sentado mejor a la miniserie, no era necesario revisitar a tantos iconos de la editorial.

Pedro Pascual Paredes
9 abril, 2016 14:14

Por cierto, Gustavo, Daniel, habrá reseña de Suicidas de Bermejo, no he visto nada sobre dicha serie en ZN y si tengo pensado comprarla. ¿La habéis leído? ¿La recomendáis?

Gracias

Ein
Ein
Lector
9 abril, 2016 20:17

Recomendamos lecturas de tebeos que no hemos leido o no me he enterado de algo?

David For President
David For President
Lector
En respuesta a  Ein
10 abril, 2016 22:49

Sí, yo también me he quedado descolocado.

Pedro Pascual Paredes
En respuesta a  Gustavo Higuero
11 abril, 2016 12:30

Gracias Gustavo, creo que me arriesgare a comprarla, a ver que tal.

Pedro Pascual Paredes
2 julio, 2016 17:53

Pasado un trimestre al final me decidí por su compra y puedo señalar que estoy más con la postura de Daniel que la de Gustavo. He entrado en el juego que plantea Ennis y el cómic me ha hecho mucha gracia, tanto a nivel de “sonrisa” a modo de esperpento como por hacer referencia a múltiples temas.
No sé, pero recomendaría a Gustavo que le diese otra oportunidad, pues el cómic puede gustar o no, pero para nada es Olvidable, sino todo lo contrarío, habiendo escenas y situaciones que recordaré para siempre.