Reseñas DC – Legion of Super-Heroes #01

Vuelve la Legión. ¡Vuelve la Legión!

Por
10
2410

Edición original: Legion of Super-Heroes #01.
Guión: Brian Michael Bendis.
Dibujo: Ryan Sook.
Entintado: Ryan Sook, Wade Von Grawbadger.
Color: Jordie Bellaire.
Formato: Grapa, 24 páginas, color.
Precio: 3,99 $.

Tras los diferentes movimientos llevados cabo por Bendis en Superman y la miniserie Millennium, llega el momento de ver que ofrece el guionista en el primer número de una de las series más esperadas (con permiso de la JSA) por los aficionados al Universo DC. Han sido muchos años sin una serie regular de la Legión. Un erial que cerró la puerta a este mítico grupo en los Nuevos 52 y que ahora llega cargado de esperanza. ¿Será está la serie que merece y necesita la Legión?

Sin entrar en temas de continuidad, pues no es el sitio ni el lugar adecuado para extenderse en dicho tema, y centrando la atención exclusivamente en el primer número escrito por Bendis y dibujado o Ryan Sook, se puede decir que el trabajo de ambos se muestra muy descompensado.

La Legión es un grupo de héroes del futuro del Universo DC, nacidos en Adventures Comics #247 (1958) y que por derecho propio se convirtieron en estrellas de su propia colección en 1973, dónde se forjó la relación con el chico de acero. Lo que vendría más tarde es historia en DC, puesto que con Paul Levitz (anteriormente estaría guionizando un jovencísimo Jim Shooter) a los guiones la serie llegaría ser una de las más vendidas de la editorial, junto con los Titanes de Wolfman y Perez.

Con ese halo de grupo mítico que los rodea les ha costado encontrar de nuevo la senda del éxito. Hubo intentos en diferentes ocasiones, pero todos acababan fracasando en su propuesta, bien por falta de calidad o bien por tener un enfoque que no conectaba con los lectores. Escribir y dar con el tono adecuado no es tarea fácil y más cuando el tema de la continuidad siempre les ha afectado de forma contundente, haciendo que muchos lectores se mostraran refractarios a la propuesta.

Pero la Legión tiene algo especial. En sus páginas se fusionan la ciencia ficción y el género de superhéroes de forma orgánica, destilando lo mejor de dos géneros, donde hay historias siderales, máquinas imposibles, héroes y heroínas de fabulosos poderes conformando un grupo de enormes proporciones que precisa de un escritor muy habilidoso para poder exprimir de verdad todo el potencial que ofrecen.

En esta primera entrega, Bendis, pone en marcha la serie haciendo gala de su más que característico estilo narrativo, con un primer número en el que apenas se cuenta nada relevante, poniendo un par de piezas con las que iniciarlo todo, pero sin entrar de lleno en nada en concreto. Bendis lo apuesta todo al peso de la Legión entre los aficionados, narrando un minúsculo paso de una historia que se presenta en forma de introducción a través de la recuperación de cierto artefacto místico de la edad de los héroes de principios del siglo XXI.

Está entrega también sirve al propósito, aunque no lo acabe de cumplir del todo, de ir presentado a los diferentes legionarios. Legionarios que han sido adecuadamente rediseñados y modernizados, siendo algunos reconocibles a la perfección, mientras que otros necesitan de un aclarativo que los presente tanto a los nuevos lectores como a los aficionados de toda la vida. Bendis, se saca de la chistera un ingenioso método para no tener que recurrir a las presentaciones formales y que sin duda acabará por dar mucho juego a lo largo de la andadura del guionista en la serie. Un juego al que Bendis deberá aprender a jugar también a la hora de dar espacio y voz a cada uno de los legionarios, sin verse obligado a hacer que hablen casi todos en cada viñeta, lo que puede resultar agobiante si continua por esa línea.

Sin dejar de lado el tema de los legionarios, Ryan Sook, logra el equilibrio entre lo nuevo y lo viejo, aportando a los legionarios más importantes un aspecto clásico y moderno, gracias al rediseño que ha realizado de todos y cada uno de ellos. Si bien es cierto que algunos se identifican bien, otros, por el contrario, cuesta saber quiénes son… pero para eso está Bendis y su método de identificación constante. Los diseños son elegantes, en la mayoría de los legionarios, quedando algunos algo más en la frontera en lo que ha gustos se refiere. En conjunto el trabajo de Sook en diseño es mayúsculo, mientras que en la parte gráfica y narrativa su trabajo es el adecuado para lo que Bendis quiere contar, con apenas espacio para el lucimiento del dibujante que, es de esperar, se desate en posteriores números.

En resumen, un primer número con poca garra, sin algo de algo que de verdad enganche, sin supeditar todo a la parte emocional de los lectores por la Legión. Su estilo de narración descomprimida se hace casi excesiva, pero globalmente invita a querer seguir leyendo para ver como van desarrollándose las tramas y sobre todo, como Bendis gestiona a tan ingente cantidad de personajes.

Edición original: Legion of Super-Heroes #01. Guión: Brian Michael Bendis. Dibujo: Ryan Sook. Entintado: Ryan Sook, Wade Von Grawbadger. Color: Jordie Bellaire. Formato: Grapa, 24 páginas, color. Precio: 3,99 $. Tras los diferentes movimientos llevados cabo por Bendis en Superman y la miniserie Millennium, llega el momento de ver que…

Sabe a poco.

Guion - 5.5
Dibujo - 8
Interés - 8

7.2

Un inicio tibio para una de las series más esperadas del año y que necesita del desarrollo de la trama por parte de Bendis para ver si el fondo de la historia logra convencer a los aficionados a la Legión.

Vosotros puntuáis: 7.18 ( 7 votos)

10
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
5 Comment threads
5 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
StapleKarnakGustavo HigueroZiggyJack Knight Recent comment authors
Recientes Antiguos
Mr. Cesar
Lector

A mí, mientras sea respetuoso con la Legión y no se marque arcos de 11 números, ya me tiene intrigado y dispuesto a su compra en cuanto ECC tenga a bien editarla en España. Tengo todo lo publicado en este país de la Legión, incluído el tomo de los Nuevos 52 (¡argggh!), y pienso darle una oportunidad a este nuevo intento de Bendis.

SICKBOY
Lector
SICKBOY

Aprovechará ECC la ocasión de contar la colección con un guionista superventas para recopilar la etapa de Paul Levitz?…. Sería la hostia pero creo que sólo lo harían ( si acaso) con película de por medio. Con los Titanes de Wolfman no han aprovechado ni el estreno de su serie de acción real propia…

Jack Knight
Lector
Jack Knight

Sigue soñando 🙁

Ziggy
Lector

Buena reseña, honesta, directa, respetuosa. Hasta benevolente. Ahora yo como antiguo fan de la Legion, voy a despotricar (o lanzar un rant como dicen los gringos) al respecto, mientras internet aun es libre y pueda gritarle a las nubes.

Yo deseaba tanto el regreso de la Legion. Me encantaban los personajes, esa sensacion de aventura y space opera, de superheroes y ciencia ficcion utópica, de la mano de series como Star Trek, una serie que comparte rasgos con la Legion. Conoci a los personajes con la version española de Zinco (si, soy asi de viejo) y me dedique a buscar sobre esos personajes y a leer y entender su historia. Su lore y fanaticada y me gusto como estaba construido el futuro y las aventuras de esos mundos.
Pude pasar por la etapa de Giffen, el primer reboot de Hora Cero, a los rebeldes de Waid, me ilusione con Legion de Tres mundos, me mostre precavido con el regreso de Levitz, y lo anticipado con Doomsday Clock me tenía a la expectativa.

Pero de esto… Lo siento. Tengo un límite.

No he leido este capitulo. Tampoco planeo leerlo. Vi su aparición en los otros libros escritos por Bendis y cada vez que los veía, pues, tenia que apartar la mirada. Bastante disgusto me causó lo que hizo Bendis con Jon Kent, para que luego tomara la Legion y la actualizara a su estilo. El peor posible.
Hice un esfuerzo por leer Millennium. Enfasis en esfuerzo. Incluso leí el avance promocional del primer numero. Lo siento. Pero esto ya no es para mí. Llegué a la conclusión de que si ya no estaba disfrutando de algo y que en lugar de darme placer me provoca rechazo y disgusto, tengo varias opciones, siendo una de ellas apartarme de la causa de mi disgusto, dejarlo pasar, y enfocarme en cosas nuevas.

Entiendo el deseo de DC de regresar a este equipo su antigua gloria. La popularidad de la Legión le ayudó a sobrevivir a la Crisis que borro parte de su historia, pero se sostuvo. Sin embargo, serian los retconeos posteriores y el cambio de tono de la interesante pero malograda etapa de 5YL causo una perdida de identidad que no correspondia con los personajes. Amen de que se gasto demasiado tiempo en tramas que lejos de simplificar la historia la enredaron más todavia. Parecia que los escritores pasaban más tiempo tratando de explicar la pasada continuidad en vez de contar buenas aventuras. Se decantaron por la espectacularidad vacia que no llego a buen puerto y a la que se le dio un carpetazo con Hora Cero.
La Legion de Hora Cero la recuerdo con más cariño porque se vio que fue un esfuerzo más organizado de presentar a los personajes y ampliar ese mundo para que se viera un mundo más alla de ser el patio de recreo de Superboy. Tenia sus fortalezas pero se vio que podia dar más pues en este campo Abnett y Lanning entrenaron sus musculos creativos.
Y entonces viene el desproposito del Threeboot (Triboot) de Waid. Innecesario. Solo se le puede definir asi. Hay rumores que dicen que era intencional, que era para preparar el regreso de una versión de la Legion más cercana a la clásica. O sea un fracaso intencional. Seguro. Esa es una historia contada demasiadas veces. Se llama falta de esfuerzo.
En fin. A la Legion de Waid nunca le encontré ni sentido ni encanto. Waid los hizo más rebeldes, contestatarios, y los introdujo bien, ademas que de toco temas interesantes desde el punto de vista de la ciencia ficción que aun hoy pueden resonar. Pero el enfasis en la guerra generacional fue un punto que se desgastó muy rápido.
Y entra Geoff Johns con su cariño por los personajes y su deseo de recuperarlos como lo hizo con Hawkman en su mejor forma, muy retro para mi gusto, pero de manera más balanceada. Puedo no estar de acuerdo con algunos de los excesivos clasisismos de Johns pero el hombre se preocupa de que su trabajo sea coherente. Además, Geoff Johns habia hizo un buen trabajo rescatando las contradicciones sembradas por el innecesario “3boot” de Waid, y poniendo juntas las, hasta entonces, tres versiones anteriores del grupo con una lógica aceptable.

Un Geoff Johns que mostraba entusiasmo por los personajes, que sabia a donde iba con ellos y que podia explotarlos era la persona para escribir el nuevo titulo. Pero no. Tiran de la nostalgia y colocan a un Levitz lejos de su mejor momento y que narra con un estilo poco atractivo para los tiempos que corren, visita lugares comunes que no sorprenden y arrastra las historias más allá de lo tolerable. Y ni hablar que mantenía esa imagen de futuro tal como se concebia en los 80s, que se saboreaba añejo al momento de publicarse. El mundo moderno de DC de esos años parecia más futurista que la propia Legion, caramba.
La ultima serie con Levitz a la cabeza me decepcionó, porque venia a ser un fracaso anunciado. Y no me refiero a lo que se publico en los New52, no. Me refiero a la serie que venia de antes, la que salio después de Crisis Final. Ese era el momento, rayos, de tomar el testimonio y dejar voces nuevas, tanto en la creación como en la alineacion.

Luego viene ese desatino que es New52, con más males que bienes, pero donde la Legión, paradojalmente, se convirtio en una anomalía clasisista, otra vez, al conservar la continuidad que venia arrastrando, y las tramas previas, mientras el resto del universo se reacomodaba a nuevas tramas y contextos. Un numero uno que no sirve de nada para enganchar y que termino sin mucho ruido, con los lectores confundidos sin saber ni siquiera si esa Legion era de tierra 1 o si era la Legion de tierra 2 o que. Asi de perdidos dejo DC y Levitz a sus lectores.

Y nos quedamos con el futuro a oscuras, con chispazos de su presencia, hasta que con Rebirth nos presentan la ilusion de que la vida en el siglo 31 seria de nuevo explorada. Ilusion que se acaba para mi, con Bendis.
Bendis, rayos. Le di el beneficio de la duda con Superman, y las historias urbanas y como maneja el Daily Planet ofrecen más que cualquier saga cósmica que intente escribir. (Preguntenles a los lectores de Guardianes de la Galaxia). Bendis es para narraciones noir, para espacios oscuros, para un elenco limitado. Bendis es la antitesis de la Legion. Es como pedirle a Corin Tellado que escriba una novela de invasiones extraterrestres.
Nada que decir de Ryan Sook, su arte y actualización del siglo 31 es lo que se necesitaba visualmente. Pero los rediseños… Lo peor es que buscando diversidad racial, caen igualmente en cliches y estereotipos.

No se engañen. Esta es la Legion New52, solo que llega con años de retraso, desfasada como siempre, como la Legion post crisis llego años despues. Y yo paso de ella esta vez.

Asi hay un punto de quiebre para este lector pues la Legion se ha convertido en una franquicia, una propiedad intelectual que carece de coherencia y que no resulta reconocible en el largo plazo. Incluso, si esta iteración llega a tener algún éxito, que creo se deberá más a los seguidores de Bendis que a los fans de la Legion, nada me garantiza que tendré que enfrentar a un nuevo reboot, retroboot, lo que sea, una vez que Bendis abandone el título y que el siguiente guionista quizas decida tirar a la basura todo lo hecho anteriormente y con ello cualquier coherencia posible. Asi que ¿para qué molestarse? Quizás un nuevo lector se entusiasme, pero cuando DC decida rebootear a la Legion otra vez, que se ha convertido en una constante, ese lector tendrá que enfrentarse a personajes desconocidos que la editorial insiste son los que él conoció.

Disculpen el despotrique. No suelo escribir esta clase de posts. No es el fin del mundo y no dudo de que más de uno disfrutara esta lectura. Pero necesitaba desahogarme con respecto a estos personajes que disfrute en su momento pero que creo ahora es mejor dejar atrás. Seguiré otras series, pero de este titulo, lo evitaré en la medida de lo posible.

Mr. Cesar
Lector

Hola, Ziggy. Por lo que deduzco de tu excelente aporte… ¿ni siquiera le vas a dar una oportunidad a la nueva etapa? Y siendo así, ¿cómo sabrás si es buena, mala, respetuosa o noir? ¿Por la reseñas en Internet? Siendo tan fan de la Legión (al igual que yo, que la descubrí en un tomo grande de Bruguera que narraba la boda de Saturn Girl y Lightning Lad, “setenteramente” dibujado por un gran Mike Grell) no me explico cómo puedes anteponer tus prejuicios a todo lo demás. Comprendo tu desafección por las etapas más recientes (en los Nuevos 52 se pasaron más que nunca) pero yo sí le voy a dar una oportunidad a este acercamiento. Y espero que ECC la publique, yo la pueda leer y, finalmente, juzgar si me gusta o no. Un saludo.

Ziggy
Lector

Saludos, Mr. Cesar. En efecto usare las reseñas de internet para irme enterando, para eso existen, para darle una guia al potencial lector. Pero el punto es que aunque tenga exito y sea buena, (cosa quie dudo) si las ventas no acompañan no me sorprendería ver otro reboot y eso es lo que me fastidia. Hay un límite a lo que uno puede aguantar y de tanto reboot, pues hasta el amor se acaba. Ya no hay coherencia ni visual ni narrativa que aguante.
Y tambien porque me leí los X-men de Bendis. Y no me atreví a leer sus Guardianes de la Galaxia.

Karnak
Lector
Karnak

Pues yo en lo personal pienso que es un numero bien distribuido, de hecho, mucho mejor de lo que esperaba. El problema con el es que tiene la misión de introducir los personajes a nuevos lectores y contentar a los viejos, cosa nada fácil, porque no se puede saltar a la épica sin introducir alguna que otras bases con un grupo de más de 20 miembros. Considero que hay un limite entre lo “muy explosivo” que puede ser un numero 1 y es que a diferencia de un primer numero de manga que puede llegar a tener hasta 60 paginas aquí hay que introducir personajes y acción en unas 20, en su momento también se criticó a JLD de tener un inicio poco llamativo y eso que ahora es de las mejores colecciones de DC en cuanto a calidad. La palabra clave aquí sería “paciencia”, veo a un grupo agradable con potencial y a un Bendis que no se mete de cabeza en pirotecnias como hizo con Young Justice, se le ve más pausado y con una que otra idea para el futuro.

Staple
Lector
Staple

Yo estoy con el usuario Ziggy y también voy a pasar de esta nueva Legión. Que este rollo ya nos lo conocemos. ¡Ha pasado 4 veces ya antes! A algún lumbreras se le ocurre resetear la Legión “porque es complicada” y el reseteo al final acaba limitándose a:
1-Hacer versiones distorsionadas de los Legionarios clásicos (Como vemos en la alineación de Bendis eso ya está hecho)
2-Remakes de las sagas de la 1ª Legión, que es la buena. A ver cuanto tarda en remakear la Saga de la Gran Oscuridad.
El reboot durará lo que dure Bendis y al largarse este, adios Cuatriboot (maldito Bendis, y eso que en Doomsday Clock parecía que prometían que volvía la auténtica Legión).
Imaginad que cada vez que Los X-Men, los Avengers o los Fantastic 4 tuviesen un nuevo #1 reseteasen todo. Otra vez a comenzar de cero. Cada vez, cada X años, a comenzarlo TODO de nuevo. El hastío sería infinito. Cada X años un reboot de la Saga del Fénix o la 1ª Llegada de Galactus, un nuevo Doctor Muerte o un nuevo Magneto. Y a cada reboot peor hecho, menos carismático, con los personajes más desdibujados y hasta con peores diseños.
Lo que deberían hacer es retomar la 1ª Legión, que no en vano lleva a sus espaldas todos los personajes carismáticos y todas las sagas clásicas del grupo y volver allá donde lo dejó Levitz, con un nuevo equipo creativo que aporte nuevas ideas, como se hace con los demás supergrupos. Sin olvidar la historia y la continuidad pero sin anclarse a ella. Mientras no hagan eso, pues como en los últimos lustros, a encadenar reboot tras reboot, y a cada reboot más corta es su vida. (Demonios, si tras la Legión de 3 Mundos hasta las Legiones rebooteadas podían ir apareciendo junto a la Legión de verdad como personajes invitados de vez en cuando).