Reseñas DC: Kamandi Challenge #11

Penúltimo capítulo a cargo de Rob Williams, Walter Simonson & Laura Martin

Por
0
1114
 

Edición original: DC Comics
Guión: Rob Williams
Dibujo: Walter Simonson
Color: Laura Martin
Formato: Grapa, 32 páginas
Precio: $3.99

 

¿A estas alturas del desafío hace falta presentaciones? The Kamandi Challenge lleva todo este 2017 presentándonos mensualmente cada número, cada uno de ellos con un guionista y equipo gráfico – dibujante, entintador y colorista – diferente. Por Zona Negativa han ido pasando todos los números, reseñados por diferentes compañeros del Equipo DC. ¿Todos? No, un servidor por diferentes motivos, siempre había escapado de este desafío. No sólo como obra, sino también en el aspecto de reseñarlo. Por respeto a Jack Kirby, tarde o temprano debía ser atrapado por este desafío. Intentando capturar la esencia de este desafío, mi única lectura previa a The Kamandi Challenge #11 fue el número anterior. Cuando vuelva para el número final, habré decidido si repetir la experiencia, o leerme entero la obra desde el primero hasta el último. Pero eso será antes de finalizar el año, ahora el asunto que nos ocupa es el penúltimo número. Este corre a cargo de Rob Williams (Suicide Squad) y el gran Walter Simonson.

El número dejado por Greg Pak, nuestro protagonista Kamandi por fin había encontrado a su madre. Esto había supuesto una alegría inmensa, que se vería truncada al descubrir que era la déspota Comandante de los robots que querían aniquilar la vida en el planeta. Y no sería lo peor, pues tras el rencuentro atacarían las fuerzas animalísticas, provocando el fallecimiento de su madre. Quizás era la peor villana del planeta, pero era su madre. Y seguro que en la cabeza y el corazón de Kamandi habían pasado miles de planes, para cambiar lo primero, para que sólo fuese lo segundo.

La muerte es inalterable, pero Rob Williams si puede alterar quien ha muerto realmente. Pues resulta que no era su madre, sino un robot con la apariencia de la madre de nuestro joven héroe. En realidad Kamandi se encuentra en la Nave Madre, preparada para llevar al humano hacia él. ¿Él? ¿Podría ser su padre? Pero antes que lleguen las respuestas, la batalla entre antropomorfos de todo tipo y los robots continua. Incluyendo tiburones humanoides con pistolas en jet-packs. Estamos seguros que el dibujante Walter Simonson pudo por fin tacharlo de su lista, de cosas molonas pendientes de dibujar. Seguro que estuvo muy agradecido cuando los vio en el océano el número anterior, dibujado por Shane Davis. Es como Sharknado pero creíble dentro de una lógica.

La batalla entre ellos continua, pero el destino de Kamandi se encuentra dentro de la Nave Madre. Así que coge uno de los jet-packs de sus amigos tiburones para alcanzar la monstruosidad cibernética. Esta como no podía ser de otra manera, toma rumbo al espacio. Y allí por fin se encuentra cara a cara con él. ¿Su padre? No, el verdadero villano en toda esta historia. The Misfit. La versión de M.O.D.O.K. para la Tierra AD, creados ambos personajes por el legendario Jack Kirby. Este mutante, tan inteligente como horrible, por fin tiene a su presa donde la quería. Pero el último joven de la Tierra es cualquier cosa menos una presa. Y menos aún con todo lo que ha pasado. Con la posibilidad de saber que les pasó realmente a sus padres. De incluso encontrar con vida a su verdadero padre.

Junto a sus nuevos aliados, los gorilas del escuadrón anti-OVNIs, emprende una misión suicida hacia la guarida de The Misfit. Esto desembocará en un final ¿definitivo?, pues Rob Williams ha querido dejar el listón lo más alto posible. Cómo resolverlo para tener un último número será sin duda el mayor reto de todos. En este aspecto muy bien el guionista, en el resto un poco en la línea de su Escuadrón Suicida. Probablemente en un número intermedio se habría soltado más, para bien o para mal. Aquí pese a todo, posiblemente tenga el número más complicado de toda la serie. Está casi todo hecho, pero además debe dejar espacio para un último número.

Ayuda tener en el apartado gráfico al gran Walter Simonson, acompañado por los colores de Laura Martin. Le da un toque nostálgico, que parece más una continuación en los 80, que no el Centenario del nacimiento de Jack Kirby. El número anterior había flojeado en este aspecto, por lo que le da ese plus extra de mejora en el número. Quizás no sea el número más original, ni el más rompedor. Pero se siente un número de Kamandi, y sin duda ha dejado un cliffhanger digno de ser resuelto para el número final de The Kamandi Challenge. Nos vemos antes que den las campanadas.

Reseñas anteriores:
Kamandi Challenge #01
Kamandi Challenge #02
Kamandi Challenge #03
Kamandi Challenge #04
Kamandi Challenge #05
Kamandi Challenge #06
Kamandi Challenge #07
Kamandi Challenge #08
Kamandi Challenge #09
Kamandi Challenge #10

  Edición original: DC Comics Guión: Rob Williams Dibujo: Walter Simonson Color: Laura Martin Formato: Grapa, 32 páginas Precio: $3.99   ¿A estas alturas del desafío hace falta presentaciones? The Kamandi Challenge lleva todo este 2017 presentándonos mensualmente cada número, cada uno de ellos con un guionista y equipo gráfico…
Guión - 7.5
Dibujo - 8
Interés - 7.8

7.8

Había que empezar a atar los cabos hilados durante todo The Kamandi Challenge, y Rob Williams lo resuelve dignamente acompañado de un siempre en forma Walter Simonson.

Vosotros puntuáis: 8.76 ( 2 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame