Reseñas DC: Kamandi Challenge #05

Kamandi se enfrenta a un reto del que cuesta mucho imaginar como va a poder salir. Un reto que nos llega planteado por Bill Willimgham e Ivan Reis, dispuestos a romper esquemas con su interpretación de Kamandi.

Por
3
1114
 

Edición original: Kamandi Challenge #05 USA.
Guión: Bill Willingham.
Dibujo: Ivan Reis.
Entintado: Oclair Albert.
Color: Marcelo Maiolo.
Formato: Grapa, 32 páginas, color.
Precio: 3,99 $.

 

Kamandi, el último chico vivo sobre la Tierra prosigue su periplo a lo largo de una Tierra que para nada se parece a la que hoy conocemos. Un futuro apocalíptico, distópico, donde los animales antropomórficos dominan la Tierra para caer en los mismos errores perpetrados por los humanos en el pasado.

Recordemos, muy brevemente, de que va todo esto.

Kamandi es una de las iniciativas de DC que dan forma a la celebración del centenario del nacimiento de Jack Kirby. Una serie de doce entregas con un equipo creativo distinto para cada número que, además, desconoce lo sucedido en la anterior entrega, salvo por la escena final. Una premisa que obliga a los autores a dejar siempre en suspenso la acción y dar paso al siguiente equipo creativo para que se las ingenie para sacar a Kamandi y compañía de la difícil situación en la que se hayan quedado anteriormente.

La entrega de hoy llega de manos de Bill Willingham e Ivan Reis, autores de sobra conocidos por los aficionados, que ponen al servicio de tan peculiar experimento su enorme talento.

Willingham se forjó como escritor en el fuego de Vertigo. Anteriormente a su llegada a DC fue el creador de la serie Elementals, pero el éxito le resultó esquivo hasta que creó la serie Fábulas. Willingham es un escritor de método pausado, de diálogos intensos y poca acción, dejando que sean los personajes los que hagan de la historia algo interesante que leer. En este número es fiel a sí mismo y al mismo tiempo se traiciona por introducir una gran cantidad de acción justificada para el tipo de aventura que quiere contarnos y que nos permite decir que estamos frente a uno de los capítulos más sólidos de los publicados hasta el momento.


La historia prosigue donde lo dejó el número cuatro, perseguidos en Australia por unos evolucionados canguros, que les llevan, a Kamandi y su compañera vegetal, a precipitarse al océano. Empieza entonces, una aventura de supervivencia, camaradería y ciencia bizarra (con un agradable sabor victoriano) donde nuestro héroe colaborará con bucaneros, saboreará el amargo sabor de la pérdida, batallará contra enemigos desconocidos y deberá hacer frente a un científico obsesionado con el cruce entre especies.

Estamos frente a un todo que no es sino un homenaje a la Isla del Dr. Moreau, caracterizado para la ocasión en un lémur de aspecto inquietante que pondrá a Kamandi en una situación realmente angustiosa y que de verdad complica, y mucho, la existencia al próximo equipo creativo.

El camino emprendido con el primer número sigue escribiéndose a golpe de talento narrativo y visual. Si en anteriores entregas habíamos disfrutado de los textos de Tomasi, Palmiotti, Abnett, acompañados por Amanda Conner, Dale Eaglesham, Neal Adams, aquí Willimgham nos mete de lleno en su terreno y nos mece suavemente a lo largo de su prosa. Una prosa que da forma a la trama comentada y a través de la cual nos desgrana un poco más esta nueva Tierra en la que Kamandi ha de sobrevivir mientras continúa buscando a sus padres.
En este número el escritor busca ir un poco más lejos en cuanto a lo que se nos quiere contar y persigue metas más elevadas. Willimgham no se conforma con divertir o entretener, busca añadir algo de drama, de intensidad emocional y de sorpresa al conjunto, desmarcándose de lo que se ha podido leer hasta el momento. Sus diálogos llenan la página para ralentizar la lectura, para que el lector se meta en ella y sienta más cada momento, a sabiendas de que solo estamos disfrutando de una porción y que el tono de la historia cambiará en el siguiente número.

Willimgham se ve respaldado por el enorme talento de Ivan Reis que dibuja siendo fiel a sí mismo en cada viñeta, en cada plano, en cada escena, para deleite visual del lector. Su trazo, su perfección anatómica, su línea suave y contorneada añade una capa extra al conjunto planteado por Willimgham. Reis complementa un relato que en manos de un dibujante menos capaz no llegaría a ser tan relevante. Se trata de una gran colaboración entre dos artistas aparentemente opuestos, que unen su talento para crear historias como la que se pueden leer en este quinto número.


Kamandi no ha dejado de enfrentarse a retos, uno tras otro, a situaciones extrañas, extremas, fuera de todo sentido común, pero es en este número donde se marca un nuevo hito en cuanto a lo que va a implicar superar el reto planteado. Si Kirby está viendo lo que se está haciendo con su creación, no cuesta mucho imaginar que debe sentirse orgulloso, porque la esencia, la matriz, el núcleo de Kamandi está más vivo y presente que nunca y eso ha de hacerle muy feliz al ver su legado desarrollarse del modo que lo está haciendo. Llevamos cinco números y esa sensación de que puede pasar cualquier cosa se va reforzando mes a mes, aunque podamos sentir que hay ciertos conceptos que se tornan ya repetitivos, la imprevisibilidad está sobradamente servida.

En referencia a los elementos que se van tornando repetitivos, se trata de un mal menor, fruto del propio método con el que se está llevando a cabo la realización de esta maxiserie. Por tanto, no es cuestión de buscar un culpable que pueda lastrar el conjunto de la obra, sino asumir que ocurre y dejarse llevar por el espíritu de Kirby que es lo que de verdad importa.

Reseñas anteriores:
Kamandi Challenge #01
Kamandi Challenge #02
Kamandi Challenge #03
Kamandi Challenge #04

  Edición original: Kamandi Challenge #05 USA. Guión: Bill Willingham. Dibujo: Ivan Reis. Entintado: Oclair Albert. Color: Marcelo Maiolo. Formato: Grapa, 32 páginas, color. Precio: 3,99 $.   Kamandi, el último chico vivo sobre la Tierra prosigue su periplo a lo largo de una Tierra que para nada se parece…
Guion - 8
Dibujo - 10
Interés - 8

8.7

Más y mejor.

Puede que nos parezca más de lo mismo, pero llegados a este punto hay que dejarse llevar por los acontecimientos y disfrutar de Kirby a través de Kamandi y esta legión de escritores y dibujantes que tan bien están siendo capaces

Vosotros puntuáis: 9.36 ( 6 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
gusgusGustavo HigueroBibliotecaZuras Recent comment authors
Recientes Antiguos
BibliotecaZuras
Lector

Gustavo muy buena reseña, a esta serie le tengo ganas espero que la editen aquí. Solo he tenido un momento que no he podido evitar sonreir maliciosamente, cosas mias que ahora entenderas.

El momento queme ha hecho gracia de tu reseña ha sido cuando has puesto “caracterizado para la ocasión en un lémur de aspecto inquietante” lo siento no he podido evitar que en mi mente se colara el Rey Julien de Los Pingüinos de Madagascar y no he podido evitar sonreir imaginandome liandola parda como suele hacer.

Pero poniendonos serios, lo dicho muy buen homenaje que se está marcando DC con el rey con esta serie entre otras muchas cosas…

gusgus
Lector
gusgus

Muy buena reseña. La verdad que leyenda cada reseña dan todas las ganas de que se publique en español, y si, no en un hermosos tomo sino en 12 meses para disfrutar en realidad la experiencia. Muy buen homenaje por parte de DC