Reseña DC USA – The Penguin #1 de Tom King y Rafael de Latorre

Reseñamos el primer número de The Penguin de Tom King y Rafael de Latorre para DC Comics.

0
2331
penguin batman

Edición original: The Penguin #1 USA (DC Comics, 2023)
Guion: Tom King
Dibujo: Rafael de Latorre
Entintado: Rafael de Latorre
Color: Marcelo Maiolo
Formato: Grapas. 24 páginas. 3,99$

El Pingüino de King

«@$%#@$!»

Parece que DC y Tom King se han propuesto lo mismo. Exprimir al máximo el talento del guionista en la editorial de Superman.

Con varias series en marcha, DC ha sacado una nueva mini de King. En este caso sobre El Pingüino.

Estamos hablando de uno de los mayores talentos del cómic USA. Un guionista algo polémico pero con obras muy apreciables y picos de un gran nivel de calidad. Mr Milagro, Strange Adventures, Rorschach, Supergirl, Blanco Humano, Omega Men, Batman One Bad Day: The Riddler, Gotham: Año Uno… son algunas de las más destacadas colaboraciones con DC y el torrente no cesa.

King tiene la habilidad o suerte de colaborar con dibujantes top como Smallwood, Fornés o Shaner lo que da a sus obras un empaque visual apabullante. La suma de talentos multiplica el trabajo de ambos autores.

En este caso colabora con Rafael de Latorre para profundizar en una mente criminal como la de El Pingüino.

Oswald Cobblepot es uno de los villanos clásicos de Batman. Forma parte de la élite villanesca del cómic USA. Creado en Detective Comics #58 en 1941 por Kane y Finger, es un antagonista «diferente» de Batman al no estar loco como la gran mayoría. Esto provoca que su relación con el murciélago sea diferente. Sin embargo, tiene su animal totémico, en este caso el pingüino y casi cualquier ave. Eso define parte de su personalidad y condiciona alguno de sus crímenes, que suelen estar relacionados con los robos de joyas, dinero, riqueza y relevancia social. Acostumbra a estar acompañado de una banda criminal.

Pero yendo al cómic que nos ocupa, en el primer número de esta miniserie, vemos un Oswald más humano y humanizado. De hecho parece una persona algo narizotas en lugar del esperpento que se nos muestra a veces, y esto lo hace menos caricaturesco y más aterrador.

Los autores parece que nos quieren decir algo incómodo y es que un psicópata como el Pingüino puede ser una persona como cualquiera de nosotros o peor, como cualquiera de los que nos rodean.

Contenido y amenazador, Cobblepot se pasea por las páginas como un depredador, una criatura peligrosa y letal. Los autores profundizan en su psicología, no intentan entender al personaje ni explicarlo, solo mostrarnos como es, sus acciones y su capacidad de reacción cercana a la mentalidad cruel y sin piedad de un animal.

King habitualmente juega con la estructura de los cómics, bromea con el metalenguaje del género, distorsiona la narrativa para hacer más atractiva la historia y subrayar los elementos más importantes del cómic.

En este caso la historia tiene saltos en el tiempo, vamos adelante y atrás, mientras que la trama se sustenta en un monólogo multidimensional. O sea, que en cada “escena, el diálogo interior es de un personaje diferente. Podemos leer los pensamientos de Batman, del Pingüino, de un cliente en una tienda de animaless, del sastre de Cobblepott, etcétera.

No es algo que no hayamos visto antes. Pero lo habitual es que los únicos participantes en este “recurso” fueran protagonistas principales. El hecho de utilizar aquí a extras de la historia le da una dimensión especial, nos hace mucho más conscientes del aura de peligro que rodea al Pingüino, del impacto de los personajes de DC en la cotidianidad. Estelar es la escena del sastre entre la comedia y el terror más brutal, con la inevitable paliza de Cobblepot.

Los diálogos son bastante exigentes (King en inglés siempre lo es) por el cambio de registro por parte de los personajes y por el slang. Nuestro exagente de la CIA favorito juega con el texto saturándolo de onomatopeyas comiqueras para indicarnos donde van las palabrotas, un recurso divertido en un cómic violento.

El apartado gráfico está algo por debajo de los colaboradores habituales de King, ya que suelen ser superestrellas del medio o al menos artistas originales. Sin embargo, De Latorre hace un trabajo eficaz que traslada las ideas del guionista de manera concisa. Es el tipo de dibujo que necesita este cómic, sin aspavientos, con la capacidad de transmitir una atmosfera ominosa y amenazante, con recursos narrativos al servicio del guion.

Se trata solo de un primer número (que a King se le dan muy bien por cierto) pero apunta a que como mínimo será una obra aprovechable y apetecible de este dúo de autores. Una historia negra, dura y cruel como el protagonista.

Lo mejor

• El diálogo interior multipersonaje.
• La oscuridad del Pingüino.
• El recurso de las palabrotas.

Lo peor

• Tenemos tanto King que lo estamos normalizando.
• El tamaño de la fuente

Edición original: The Penguin #1 USA (DC Comics, 2023) Guion: Tom King Dibujo: Rafael de Latorre Entintado: Rafael de Latorre Color: Marcelo Maiolo Formato: Grapas. 24 páginas. 3,99$ El Pingüino de King "@$%#@$!" Parece que DC y Tom King se han propuesto lo mismo. Exprimir al máximo el talento del…

Bastante bueno

Guion - 8.5
Dibujo - 8
Interés - 8.5

8.3

King y de Latorre buscan darle profundidad al Pingüino.

Vosotros puntuáis: 7.82 ( 7 votos)
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments