¿Qué es un cómic adulto?

Una opinión sobre el debate acerca de las historias que deben o no ser catalogadas como adultas para ser dignas del sello DC Black Label.

Por
21
3543

No pretendo crear un texto académico ni sentar cátedra. Esto es solo una opinión visceral a raíz del desencanto causado por unas decisiones editoriales. Todo empezó con la censura del pene de Batman. Si era necesaria o no su inclusión en el cómic, con relevancia para la historia, es secundario puesto que el artista había decidido que tenía que estar. Y desde ese punto empezamos el artículo.

El sello Black Label de DC Comics nació el año pasado como un interesante proyecto en el que se iban a aunar títulos de grandes autores con libertad creativa (palabras mágicas por estos lares) para crear historias fuera de continuidad, nuevos elseworlds, ahondando en la mitología de los personajes, ofreciendo buenos argumentos bajo el prisma de un tono adulto en cada título. Un nuevo sello, del que hablamos en su día con emoción para presentar las primeras propuestas. De momento, en España hemos recibido ya la serie de Batman: Damned, con opiniones (reseña #1 USA, reseña edición ECC) un tanto contrapuestas.

Se anunciaron también Superman: Año uno, de Frank Miller y John Romita Jr., este título incluso antes del anuncio de la nueva línea, pero está en un eterno proceso de producción; Batman: Last Knight on Earth, de Scott Snyder y Greg Capullo; The Other History of the DC Universe, de John Ridley; Wonder Woman History: The Amazons, de Kelly Sue DeConnick y Phil Jiménez; Wonder Woman: Diana’s Daughter, de Greg Rucka y Batman: Three Jokers, de Geoff Johns y Jason Fabok. Ninguna de estas obras ha llegado al mercado ni hay anuncios de próximas fechas de publicación. Y ahora sabemos que DC va a reeditar obras como Batman Año Uno, Superman Hijo Rojo, La broma asesina, Ronin, All-Star Superman y unas cuantas más bajo este sello, para reunir un gran listado de obras adultas.

¿Era necesario llenar el nuevo sello con un montón de obras de archivo como si fuera un cajón de sastre? Esta decisión no da brillo a la nueva línea. Tan solo pasa por un nuevo filtro comercial nuevas reediciones de obras ya reeditadas en el pasado. Otra vez tenemos una reedición de La Broma Asesina, ahora con un logo en la portada que dice que pertenece a un sello de adultos. Watchmen también será reeditado bajo esta iniciativa. ¿Qué sentido tiene? Pensaba que el objetivo de crear un nuevo sello editorial responde a reunir nuevos títulos que nacen con esta personalidad e independencia de la línea principal de DC. Mezclar las nuevas series que están por venir con obras ya creadas, que fueron vendidas sin la etiqueta de historias para adultos no da la credibilidad ni el brillo suficiente a la nueva marca en la que quieren trabajar. Siguiendo esta regla de tres, todas las historias publicadas en los más de 80 años de historia de la editorial, que tuvieran historias un poco serias, deberían ser reeditadas bajo este sello.

De todas formas, ¿qué son historias adultas? Superman Hijo Rojo es adulta, entendemos, por el contenido político, distópico y pseudotiránico. Batman Año Uno por mostrar la oscuridad de una sociedad corrompida en todos sus estratos. Son títulos que pueden vislumbrar un tono serio, un enfoque que va más allá de la lucha del bien contra el mal. All-Star Superman es una historia genial, las doce pruebas de Hércules llevadas al mundo de Superman, cuya vida pende de un hilo. Ronin, con ese futuro incierto por el avance de la tecnología, un samurai que busca venganza a través de los tiempos, es una lectura que no es para cualquiera. Entiendo la interpretación adulta de estas obras. Pero no dejo de pensar que deberían quedarse donde estaban, sin engrosar la lista de un nuevo sello editorial. Su inclusión solo responde a una mera estrategia marketiniana que pretende dar un impulso que igual no necesitan estos títulos en sí para ser vendidos, pues su nombre ya tiene el peso necesario para llamar la atención del cliente.

No queda muy bien la etiqueta negra.

Volviendo al tema que quiero tratar. ¿Cómo debe ser una historia para ser catalogada como adulta? Hablaba mi compañero Gustavo Higuero en su reseña de que “se trata de distanciarse del tono más ligero de los superhéroes en general, para hincar las garras de lleno en temas más complejos y ambiguos, donde no todo es de color blanco o negro y los grises campan a sus anchas. Historias donde puede aparecer el uso de estupefacientes y sus consecuencias, derivando en una violencia más cruda, intensa y salvaje”. Estoy de acuerdo, es una definición muy acertada. Y creo que es el hilo que siempre ha seguido DC y, por extensión, también las demás editoriales de cómics en general. Pero realmente, si nos paramos a pensar, podemos entender por adulta cualquier historia que tenga un argumento un poco serio y su simple lectura revista una idea sobre la que pensar.

Pero creo que habría que ir más allá. Busquemos más profundidad en cuanto a esos temas adultos. Se debería hablar en esas series de temas de los que hablamos los adultos. En ese caso, la crianza de los hijos, la construcción de un patrimonio familiar, hipotecas, llegar a fin de mes, problemas en el trabajo o la ausencia de éste, expectativas profesionales en general y la rutina en el matrimonio deberían ser los temas candentes, como tantos otros. Dolores en la espalda, rodillas, sueño alterado, alimentos que ya no te sientan igual, ojeras que no se marchan, nuevas arrugas sin sonreír, pelo que escasea y empieza a cambiar hacia el blanco también habrían de ser tratados en estas historias adultas. No entro en temas sexuales por miedo a que me censuren, como al pene de Batman. Y es que considero que en DC siempre se están publicando temas adultos sin ser catalagodas como tal ni vendidas específicamente como contenido adulto.

Una página de un cómic adulto.

Si nos ceñimos a historias con crudeza, seriedad, ambientación oscura, pues deberíamos incluir eternamente todos los títulos de Batman en el sello Black Label. Y todos los crossovers que ha habido en la historia de DC también. Las Crisis, sobre todo las dos principales, destruían planetas enteros, mataban a muchos personajes. Deberían llevar esta etiqueta. Y el Escuadrón Suicida de John Ostrander debería haber salido con la etiqueta negra también. Y la reedición de la Patrulla Condenana de Grant Morrison, porque es un estupefaciente en sí misma, La Cosa del Pantano de Alan Moore, Green Arrow de Mike Grell, Wonder Woman de Greg Rucka, Deathstroke de Christopher Priest, Aquaman de Geoff Johns y la reciente etapa de Dan Abnett y, por supuesto, cuando reediten cualquier obra de Vertigo, también tendrá que ir con el correspondiente logo de DC Black Label. Es más, la recién recuperada línea Vertigo ya debería de llevar la pegatina.

Con todos estos ejemplos quiero explicar que me hace gracia que de repente DC empiece a catalogar un puñado de sus obras como adultas, cuando día a día está publicando historias de ese corte. No todo el catálogo actual de DC tiene historias ligeras, de dos más dos. Ya que podemos afirmar que consideramos historias adultas cuando hablamos de argumentos complejos, con mensajes potentes, consecuencias morales, que despiertan la psique del lector. Mr. Milagro, Heroes en Crisis, vaya, cualquier obra de Tom King, cualquier trabajo de Mark Russell con el revolucionario sello Hanna Barbera tiene un alto contenido adulto. La actual Justice League Dark no tiene nada de adolescente. The Terrifics es una historia con gran complejidad. Flash de Williamson también ha tenido puntos álgidos. El sello Jinxworld de Bendis. Por supuesto, Doomsday Clock. ¿Acaso no son estas historias valoradas por un público adulto? Pues no llevan tal etiqueta. Ni la necesitan.

No me suele gustar que la opinión pública catalogue las historias de superhéroes como temas que solo gustan a los niños y, como mucho, a los adolescentes. Es cierto que históricamente ha sido el público potencial. Pero vivimos en una sociedad en la que millones de adultos están corriendo a las salas de cine para ver las producciones de superhéroes del momento. Que no me digan que no son temas que también gustan a los adultos. Entiendo que las historias adolescentes llevan unas connotaciones especiales. Así como las infantiles. No es lo mismo Teen Titans Go! que Young Justice ni el Timmverso. Pero encuentro muy fútil la creación de un sello de historias adultas cuando hay un gran número de títulos actualmente en la línea principal, en continuidad, que están contando historias sobrias, complejas, con problemas de gran realismo y verosimilitud más allá del género fantástico de los justicieros.

El caso es que yo mismo he leído siendo menor de edad algunas historias llamadas adultas y las he disfrutado y entendido. Aunque es verdad que esa comprensión depende de la madurez o la experiencia lectora de cada uno. Se habla de historias adultas cuando se tratan temas serios, complicados, asuntos trascendentales. Como si un adulto no disfrutara con invasiones alienígenas, superhéroes que salvan el día y encierran a los malos o matan al monstruo de turno. Creo que estoy dejando bien claro que no me gusta etiquetar una historia como “adulta”. En todo caso estoy a favor de avisar en la portada de que el contenido puede ser excesivamente violento, incluso entendería que lo hicieran con el sexo, pero solo eso, avisar. Crear una nueva línea editorial y decir que es adulta cuando incluyes historias que hace 30 años no fueron vendidas como adultas me parece una estupidez.

¿Qué opinas tú?

21
Déjanos un comentario

Please Login to comment
13 Comment threads
8 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
12 Comment authors
hammanuLECTOR FURIOSOCampechanoPauLord_Pengallan Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
ibim
Lector
ibim

Linea adulta para jovenes que no tengan esas obras, y que los adultos la ignoraremos, supongo. Y yo soy adulto sin bagaje, pero visto lo visto, tiro de coleccionables salvat para los titulos que me interesen y los que no estan pues ya vendran tiempos mejores, segunda mano, edicion en ingles … al gusto del consumidor

Yo iria un poco mas lejos, actualmente tambien hay series (se me ocurre Ms Marvel o campeones) que orientadas a un publico juvenil bajo la capa de los superheorico tratan temas adultos: gentrificacion, ciberacoso, liberacion de la mujer …

Seseten
Lector
Seseten

Yo creo que en ningún caso se seleccionan esas obras por ser “adultas”, me parece puramente una decisión de marketing para vender reediciones chulas, y estoy totalmente de acuerdo en que desluce muchísimo el sello, que se presentaba como una marca bajo la que reunir muchos proyectos superpotentes para dejarlo en una especie de “Grandes Autores” con alguna cosilla nueva.

Eso dejando a un lado el debate sobre qué es un cómic adulto, porque yo creo que hay quien confunde “adulto” con “oscuro y violento”.

Xlin
Lector
Xlin

No podría estar más de acuerdo contigo.

Conan desatado
Lector
Conan desatado

Fácil respuesta. Donde salga alguna teta.

Vansalth
Lector
Vansalth

Nop. En Dragon Ball salían tetas ya en los primeros capítulos del manga, y es un Shonen orientado a un público de entre 12 y 15 años.

Xlin
Lector
Xlin

Acertada reflexión, de momento este sello tiene poco de “nuevo” y lo de adulto pues efectivamente ya se trata mes a mes en montones de series.

A la espera de que los títulos de nueva factura vayan llegando y nos puedan sorprender, estamos ante una estrategia de marketing poco inspirada

Raúl Gutierrez
Autor

En este mundo actual, todo el marketing. Y en el de los cómics también. Ahora mismo, el cómic aunque ha alcanzado un estatus cultural jamás soñado, debe llevar el apelativo adulto para que sea considerado una “novela gráfica” o un “cómic de autor” que merezca ser elevado al estrellato. Triste, pero cierto. Porque al final los lectores fieles que todos los meses compramos cómics (o tebeos, o novelas gráficas o como queramos llamarlos pero que son todos lo mismo) no somos los que hacemos ganar dinero a la industria, si no que son los que compran por pelotazos o modas del momento.

Lo que realmente me da vergüenza son episodios como la censura del batpene. Porque nos colgamos la medalla de hacer cómics adultos, pero luego no soportamos un pene que para colmo, está ensombrecido. EEUU en ese sentido va muy por detrás con su cómic de la BD Europea, que no tiene complejos ni tapujos. Además, en la época actual, censurar una imagen solo hace que ésta de la vuelta, y que baste con poner “Batman’s Penis” en google para poderla ver. En fin.

En mi opinión DC Black Label erra en incluir en su sello a obras ya editadas que todos sabemos catalogar a día de hoy, debería de apostar por contenido nuevo. En cuanto a que es un cómic adulto… opino como Gustavo, cuya opinión incluyes aquí, pero al margen de eso creo que cada lector debe saber dónde está y no tener miedo a reconocer que lee o disfruta de obras que no son adultas.

Por ejemplo, me encanta Hora de Aventuras, creo que se acerca a ciertos temas con más madurez que otras series para niños, pero no dejo de reconocer que es una serie para niños, y por tanto disfruto y me gusta una serie infantil. ¿Dónde está el problema? En ningún lado.

Y no me puedo despedir sin darte la enhorabuena por esta reflexión tan útil y bien llevada Víctor. Un abrazo, compañero.

Igverni
Lector

Enhorabuena por el artículo, muy interesante.

Decir qué es “adulto” no es fácil, por eso voy a decir lo que NO hace un comic adulto: El sexo y la violencia explícita. Cómo mucho convierten el comic como “no apto para menores”, pero no lo hacen adulto. Efectivamente, el grim-n-gritty es en muchos casos postureo nada adulto.

Otra derivada del tema son los consumidores acomplejados que les da vergüenza decir que compran cómics y necesitan una etiqueta “adulta” que les sirva de coartada. En este saco meto a personajes como el crack que criticó a Stan Lee, a la vez que dice que los cómics son infantiles pero no lee , luego habla de oídas haciendo el ridículo.

¿No fue Neil Gaiman quien dijo que un adulto es precisamente el que no tiene que justificar sus gustos o lecturas, y las consume sin complejos? Ese sería el ideal a seguir.

Lord_Pengallan
Lector

Lo adulto ni pasa por el sexo y la violencia ni por tocar temas propios de la vida de adulto. Lo adulto es complejidad, espesidad, necesidad de un bagaje cultural y vivencial para entender la obra, sofisticación, desnudo sin complejos (que no es lo mismo querotismo o pornografía), falta de moraleja, ausencia de happy end, la mortalidad, etc. Cosas dese palo. Lo que pasa es que todavía impera en ntra. sociedad el prejuicio de que lo fantasioso no es adulto, cómo si el que salgan extraterrestres hiciera infantil a “La invasión de los ladrones de cuerpos”, y que lo moral es infantil pero no lo amoral o inmoral, hacer lo correcto y no dejarse llevar por el egoísmo es lo más adulto que hay pero parece queso hace de los superhéroes algo infantil, incluso para muchos de sus fans. Por otro lado se debe producir un cruce entre género literario y adultez, es decir, no todos los temas adultos deben aparecer en los superhéroes: “En ese caso, la crianza de los hijos, la construcción de un patrimonio familiar, hipotecas, llegar a fin de mes, problemas en el trabajo o la ausencia de éste, expectativas profesionales en general y la rutina en el matrimonio deberían ser los temas candentes, como tantos otros. Dolores en la espalda, rodillas, sueño alterado, alimentos que ya no te sientan igual, ojeras que no se marchan, nuevas arrugas sin sonreír, pelo que escasea y empieza a cambiar hacia el blanco también habrían de ser tratados en estas historias adultas.” NO NO NO. Los superhéroes no van ni de matrimonios ni de gente trabajando, lo heroico cae fuera de lo doméstico y de lo cotidiano por mucho que se empeñe Joyce y demás gente vulgar narcisista. Sólo el 1º tema es tratado tangencialmente en la Ilíada y a ver quién es el ignorante que la tilda infantil. Cada género tiene su tema adulto. El que quiera eso que se lea novelas románticos y deje de perder el tiempo con los superhéroes y así deje de fastidiar con sus paridas a los que sí los entendemos ni somos tan narcisistas que necesitamos que hasta en ellos salgan ntros. problemas de cada día.

Dicho esto como alguien que lleva coleccionando superhéroes tanto años como el autor deste post ha vivido: se veía venir que esto era un invento para cambiar el collar al perro. En ese sentido no decepciona pero es triste e indignante.

Pau
Lector
Pau

Muy en linea de lord pergallan. Creo que algo adulto puede tratar cualquier tema si lo hace desde un punto de vista realista y sin concesiones. Que refleje reacciones humanas complejas , que entienda alguien maduro, independientemente de la edad que tenga.Deatstroke por ejemplo. No lo considero adulto por la complejidad de la narracion ,si por el tratamiento de los personajes . El black label pintaba muy bien, meter obras miticas en el sello es una forma de publicidad y esto cada vez trata mas de publicidad. Por mi bien si siguen adelante los comics que se anunciaron al principio. El “que” del sello era darle libertad a los artistas , lo de que fuera adulto venia de serie. No he leido lo de azzarelo no se como sera , pero el batpene no lo hace adulto en mi opinion.

Campechano
Lector
Campechano

Empezaré diciendo que el sello Black Label no me ha emocionado en ningún momento. No necesito un sello en la portada que me diga que algo es para adultos. Yo me fijo en los autores y en que las historias me atraigan. Pero, al margen de esto, se está viendo, una estupida maniobra de marketing. Primero, qué es un cómic adulto? Suscribo hasta la última palabra de Igverni. Hoy en día parece que “adulto” es violencia y sexo. Permitidme una comparación con el cine, la película Venom hubiera sido mejor o más adulta con calificación R? No, habría sido la misma película mala y sin sentido. “Adulto” es cualquier cosa que tenga un subtexto que un adulto pueda captar y le toque de alguna manera, le haga pensar… En este último mes he leído el último número de chip zdarsky en espactacular Spiderman (no recuerdo el número Usa y no me voy a levantar del sofá), como todos sabemos Spiderman es un personaje mainstream para todos los públicos, pero para mí ese número en concreto tiene un componente emocional y hay un suceso determinado que lo convierte en algo adulto. Luego tenemos obras con temática adulta más crudas, pues no se, de este año fade out, fatale, me he releído scalped, temática adulta con contenido más explícito, porque la historia lo requiere. En fin, lo que quiero decir es que no veo necesario una etiqueta que califique algo como adulto, me parece más una maniobra de marketing, como ocurre en el cine con la clasificación R, pero si se hace, por que se censura un pene? Coherencia por favor!

Campechano
Lector
Campechano

Quería matizar (que difícil es escribir con niños pequeños) que lo que no me emociona de Black label es el concepto, no las obras. Superman año uno me llama la atención, damned ha sido un bluf, habrá algunas buenas y otras flojas. Me refiero a que no lo he visto en ningún momento como garantía de calidad, sino un nombre nuevo que dar a una línea. No veo Black Label como el nuevo vértigo, y cosas como el batpene lo demuestran.

LECTOR FURIOSO
Lector
LECTOR FURIOSO

Comic adulto es, ni mas ni menos, q aquel q revoluciona el medio, lo hace madurar y enriquece al lector.
Adulto es Alex Raymond y Al Columbia; George Herriman y Tiziano Sclavi, Andrea Pazienza y el Frank Miller de Ronin y Dark Knight, Howard Chaykin y Moebius, Enki Bilal y Stefano Tamburini, Charles Burns y el mejor Francisco Ibañez, Dave Sim, Hugo Pratt, Jodorowski, Oesterheld, Breccia, Druillet, Koike y Kojima, pero tambien Michael T Gilbert y su maestro Will Eisner, por citar solo unos cuantos de una lista bastante larga y no siempre justamente apreciada
Lo demas, para mi gusto, es accesorio y solo trata de enmascarar la nada y la tonteria.

Vansalth
Lector
Vansalth

Un cómic que revolucione el género no tiene porqué ser adulto. Citas a Francisco Ibáñez que revolucionó el cómic español y no son cómics adultos ni en su concepción (la revista Bruguera y sus obras estaban hechas y pensadas para niños) ni en su desarrollo (gags sobre golpes, chichones, caídas y tortas). Y es un gran cómic. Ahí parte gran base del error, parece que para que algo sea bueno debe ser adulto, y no es así. Hay grandes películas para niños que pueden ser disfrutadas por adultos (ahí tienes por ejemplo el Rey León, que revolucionó el género de la animación, o tienes a Toy Story, idem. Casi todas las pelis de Pixar valen para el ejemplo, la verdad) magníficas en su argumento, personajes y música, que a cualquier persona le puede gustar independientemente de su edad. Pero no es una película adulta, es una película pensada y hecha para el divertimento de los niños. Lo que pasa es que es tan buena que gusta a todo el mundo. Como los comic de Ibáñez.
PD: he de aclarar que con el tiempo y el crecimiento de su público Ibañez si que hizo cómics de Mortadelo pensando en un público más adulto, pero durante muchísimos años, sus tebeos eran escritos para el disfrute de los niños. Y no tiene nada de malo ni lo hace peor obra.

Campechano
Lector
Campechano

Ya te digo, wall-e, up o inside out son auténticos peliculones. Son adultas o para niños? Son para todos los públicos, porque los niños se divierten con ciertas cosas pero los adultos sacan otras. Hay que tener mucha habilidad para ser capaz de hacer una buena obra que llegue a niños y adultos. Hacer una cosa para tener el sello adulto es muy fácil, un poco de sangre, un pene o unas tetas y listo, el problema que veo todavía en el cómic (en el cine también, y en la literatura… pero en esos campos parece que influye más el género que se trate, en el cómic es algo más generalizado) es que parece que necesitan la coletilla de “para adultos” o ser llamados “novela gráfica”, para que el que lo compra o lo consume, se sienta más maduro o intelectual, o para justificar tus gustos ante los demás. Y a mí lo que me transmite Black label es eso, no un sello donde los autores puedan hacer sus historias libremente (como fue vértigo en su momento), sin censura y dándoles libertad creativa, sino más bien una guía para decir a la gente: esto es bueno y adulto, cómpralo!

Vansalth
Lector
Vansalth

Es que yo he visto gente de más de 30 años en tiendas de cómic comprando Naruto y one piece casi a escondidas. O comprando Mortadelos y diciendo que eran para sus hijos (cuando yo se perfectamente, porque los conozco de hace años, que no es así, son para ellos). Parece que para poder comprar un tebeo tiene que tener una patina de adultez aunque sea impostado (o hacer como ha hecho el compañero arriba, fingir que un Mortadelo es un cómic adulto). Y no. Hay cosas hechas para lectores jóvenes que si están bien hechas, son divertidas y son buenas, pueden ser para cualquiera, y no hay nada que esconder.

hammanu
Lector
hammanu

Coincido prácticamente con todos los que han comentado que significa “adulto” en un comic. Pero no os engañéis como también se comenta Black Label es una estrategia de marketing pura y dura para vender “novelas graficas”: O sea obras atemporales realizadas por un equipo de lujo que se reeditan una y otra vez. Yo lo llamaría el sello ECC. Obras que puedes regalar a cualquier lector casual que pueda digerir sin ser un friqui y gustar a una inmensa mayoría, dándole un aire mas serio y alejando a estos personajes del San Benito de los comicsbooks.

Como el Damned este de marras mas que por censurar en si por el Bat-pene es que les da rabia que solo se hable del tema… en vez de encumbrar la prosa de Azarello y lo revolucionario a lo de estos grandes comics. Por eso creo yo, que por la razón que sea muchos de estos proyectos no los consideran de gran calidad y este replanteándose que hacer. Porque hacer como se hace hoy en dia que por marketing se planifiquen esas obras que son muy personales a encargarlas :Jonh Ridley como hizo el guion de 12 años de esclavitud, pues que haga la historia de los personajes afroamericanos, aunque estos no han sido tan relevantes como la Pantera y Luke Cage… pero como esta de moda lo “políticamente correcto” pues alla vamos. De Wonder Woman pues como el personaje es popular pues a sacar una historia de ella y de paso recontamos el origen de las amazonas como el de Superman de Miller porque es lo que hace DC comics cada dos por tres cuando no tienen ideas para sacar algo minimamente original.

Como se decía mas arriba es mas arriesgado y novedoso lo que hacen un Rusell y un King (aunque no es santo de mi devoción) o el mejor de todos… un Morrison que da de patadas a los últimos guionistas de Green Lantern, sacando pues oro de donde al parecer nadie podía. Pero al ser comics books son de menos “clase”

Por ultimo lo de Snyder y Capullo se lanza en este sello porque ya estaría muy adelantado como para echarse atrás y publicarlo como miniserie o un Otrosmundos. El contenido adulto seria igual fuera el sello que fuera.

Mirad como lo de las novelas infantiles o juveniles de Mera y demás si que se han espabilado rápido en publicarlas

Vansalth
Lector
Vansalth

A ver, lo del “sello adulto” no es más que marketing para que se hablara de ello. No es más. Hasta lo de censurar el batpene estoy casi seguro que se hizo para que se hablara del cómic. De hecho tiene escenas mucho más ofensivas y probablemente de peor gusto que esa y las han dejado. Ahí está la que cierra el tomo, por ejemplo, que seguro que en muchos sectores americanos no ha sentado nada bien.

LECTOR FURIOSO
Lector
LECTOR FURIOSO

Me temo que, o no me he expresado bien, o no me habeis entendido.
Una cosa es comic adulto y otra muy distinta comics para adultos.
Considero q el mejor Ibañez si puede ser considerado comic adulto, es decir un comic q en su momento revoluciono el panorama tebeistico español, con una influencia palpable q llega hasta hoy. Y todo sin pretensiones ni historias, simplemente con talento y oficio. Tanto como el q podia poner Pazienza en sus historias.
El comic adulto no tiene porque ser para adultos.
Pongamos otro ejemplo si preferis: Krazy Kat ¿Acaso no es esto un comic adulto?
Y ya q estamos ¿No es Valentina de Crepax un comic adulto para adultos? ¿No son tantas naderias con violencia, sexo, culos, tetas y falsa transgresion tonterias cuasiinfantiles para adultos?

Campechano
Lector
Campechano

“¿No son tantas naderias con violencia, sexo, culos, tetas y falsa transgresion tonterias cuasiinfantiles para adultos?”

Totalmente.

Vansalth
Lector
Vansalth

Estoy muy de acuerdo con tu último párrafo, no con lo de Ibáñez.
Si tu escribes un cuento infantil, pensando en que le guste a los niños, intentando que se adapte a gustos infantiles, intentando venderlo a un público infantil… Ese cuento no es un cuento ni adulto ni para adultos (atendiendo a tu diferenciación). Por mucho que influya o cambie el panorama literario. Es lo que ocurre con Mortadelo. Y no depende de la pretensión o el oficio, sino de la intención del autor (entre otras cosas). Cuando Ibáñez escribía sus historias las escribía en una revista infantil que en un 99% lo compraban niños y cuyas historias iban destinadas a ellos, y cuyos escritores escribían expresamente para que le gustará a ese público dirigidos a ello expresamente por sus editores. Y por tanto, por muy buenas que sean, no son historias adultas. Ni por supuesto para adultos (volviendo a tu diferenciación). ¿Que luego resulta que ese cómic lo coge un adulto por casualidad y le encanta porque es puro humor e ingenio? Pues es algo que sólo habla bien de su autor, es puro talento. Pero sigue siendo un cómic para niños. Que influencio a todo el cómic español y que es importantisimo, amen de muy bueno. Pero más mérito aún tiene que así sea siendo un cómic para niños.
Estas cosas me recuerdan a cuando se habla de comedia en el cine, y da la sensación de que hay que disimular que una buena película pueda ser una comedia. Hay que decir, “no, pero tras la comedia se esconde una vena trágica que los chistes no pueden disimular…” o “aunque sea una comedia esta puede ser una de las películas del año” como sorprendiendose de que pueda ser posible.
Como te digo, en lo de los desnudos yla sangre estoy de acuerdo contigo. Eso no es un cómic adulto ni por asomo. Pero reitero, por muy importante que haya sido para el medio, un cómic publicado en una revista infantil, escrita para un público infantil, con recursos típicos de la narrativa infantil y con una intención única de gustar a los niños, no puede ser un cómic adulto. Pero puede ser un cómic maravilloso. Como es el caso de un buen Mortadelo.