Reseñas DC: Batman Damned #1

Reseña USA del primer número de Batman: Damned, la miniserie de Brian Azzarello y Lee Bermejo que inaugura el nuevo sello para adultos de DC Comics: Black Label.

Por
0
5293
 

Edición original: DC Comics.
Guión: Brian Azzarello.
Dibujo: Lee Bermejo.
Entintado: Lee Bermejo.
Color: Lee Bermejo.
Formato: Grapa, 48 páginas.
Precio: $6.99

 

Resulta cuanto menos curioso, que una sociedad como la occidental, aunque también la oriental y casi cualquiera de la actualidad, que se ha formado y desarrollado en torno al culto al falo como símbolo de poder, hasta el punto de llegar a la falocracia en la que hoy en día vivimos, opte sin embargo en ocasiones por ocultar y censurar las imágenes y representaciones de su símbolo más preciado. Es desde cualquier perspectiva y punto de vista, algo muy paradójico. Supongo que todo se debe a esa moral calvinista y puritana americana, hipócrita como la que más, y de la que tampoco nos libramos del todo los europeos.

Sí, estoy hablando del famoso pene censurado de Batman. Para todo aquel que no se haya enterado de la polémica de la semana, que sepa que en el primer número de la miniserie Batman: Damned, de Brian Azzarello y Lee Bermejo, hay una escena en la que Bruce Wayne sale como Dios le trajo al mundo. Esto provocó una serie de memes y burlas por parte de algunos cómicos norteamericanos como Seth Meyers, y que derivó en una censura del miembro por parte de DC Comics en las ediciones digitales del cómic, y en las próximas que se distribuyan en papel. La excusa de la editorial fue que la imagen no aportaba nada a la historia. Me asombra que DC esté tan concienciada con el movimiento feminista hasta el punto de preocuparse por la cosificación del cuerpo masculino. Bromas aparte, y puesto que sería un agravio comparativo con lo que han sufrido las mujeres en este aspecto en la industria, no es lo más adecuado censurar un pene y tratarlo como un objeto del pecado que los niños no pueden ver. Es una parte más del cuerpo humano como cualquier otra, tan normal y natural como lo es un brazo o una pierna. Y sí que aporta algo, romper con el estúpido prejuicio de no mostrar desnudos masculinos completos en la ficción, algo que cuesta mucho hacer hoy en día, y no solo en el cómic, sino en cualquier medio artístico. Después podemos entrar en debates de si es un cuerpo representativo o no del hombre medio, como ocurre y ha ocurrido históricamente con las mujeres, pero lo que es innegable es que es una imagen que no se suele ver, que está mostrada con una naturalidad casi hasta educativa, y que una vez más una empresa ha decidido censurar, dando así un paso atrás en la normalización de la sexualidad y el cuerpo humano. Muy mal DC Comics.

Dicho lo cual, y después de este speech, dejamos la polémica aparte, y nos centramos en qué nos ofrece esta miniserie de Azzarello y Bermejo a nivel argumental y artístico, que es, como quien dice, a lo que hemos venido.

El falo de la discordia

La premisa de Batman: Damned no podía ser más interesante: el Joker ha muerto, y Batman en principio se dispone a averiguar cómo ha sucedido y quién es el responsable, si es que lo hay. Sin embargo, no comenzamos la historia desde este suceso, si no con una serie de viñetas que nos muestran a un Batman muy malherido, no sabemos cómo ni en qué circunstancia, huyendo despavorido por las calles de Gotham hasta llegar a su batcueva, mientras se nos muestran extraños y oníricos flashbacks de la infancia de Bruce, en donde aparece un misterioso ser que hasta ese momento no sabíamos que había formado parte de la vida del filántropo millonario. Todo ello narrado además por la ácida lengua de John Constantine, que tendrá un papel en este misterioso caso, presumiblemente ayudando al hombre murciélago, junto con algún otro personaje del universo mágico DC cuya identidad evidentemente no os voy a revelar. Tendréis que leer el número para saberlo, o buscar el spoiler por internet.

Un número que a pesar de sus más de cuarenta páginas se nos hace corto y nos deja con ganas de más, máxime por el sorprendente final. Confieso que la narración de Constantine, aunque ingeniosa, se me hace confusa y pesada, y no ayuda demasiado a hacer la lectura ágil. No obstante, su mera presencia en esta historia añade un plus que es innegable para cualquier fan que se precie del mago inglés. Si a eso le añadimos alguna sorpresita inesperada más, y un Batman que parece estar muy en fuera de juego, hacen de este número que tras acabar su lectura estés deseando que llegue el siguiente número para continuar la historia.

En el apartado artístico tenemos al gran Lee Bermejo como artista completo: dibujo, entintado, color y portada. La portada alternativa, que ilustra este artículo, corre a cargo de Jim Lee y Alex Sinclair. Bermejo ha trabajado con Azzarello en diversas obras: Joker, Lex Luthor: Man of Steel o Before Watchmen: Rorschach, son ejemplos de que es un equipo creativo que funciona bien (casi) siempre, y sobre todo, que es sinónimo de éxito comercial. Después de volar solo con Batman: Noël y Suiciders, Bermejo se vuelve a unir a su compañero Azzarello para darnos una nueva novela gráfica, aprovechando y así inaugurando también el nuevo sello adulto de DC: Black Label. Y el resultado es una vez más impresionante. Bermejo, fiel a su realista estilo, ilustra unos personajes con una anatomía perfectamente proporcional (genitales incluidos), mostrando unas escenas de acción espectaculares, unos fondos bien realizados, y un color brusco y sucio que le da ese tono oscuro y callejero a la historia. Quizás no le podamos ver en una serie regular, pero solo por estas obras que van saliendo de vez en cuando, merece la pena esperar los años que hagan falta para volver a disfrutar del gran Lee Bermejo.

  Edición original: DC Comics. Guión: Brian Azzarello. Dibujo: Lee Bermejo. Entintado: Lee Bermejo. Color: Lee Bermejo. Formato: Grapa, 48 páginas. Precio: $6.99   Resulta cuanto menos curioso, que una sociedad como la occidental, aunque también la oriental y casi cualquiera de la actualidad, que se ha formado y desarrollado…
Guión - 7.5
Dibujo - 9.5
Interés - 8

8.3

Recomendable

Más allá de polémicas y censuras, Batman: Damned nos ofrece una historia de Batman misteriosa con toques de magia muy interesantes, con personajes secundarios que no suelen compartir muchas aventuras con el murciélago, y con un apartado artístico sublime.

Vosotros puntuáis: 8.02 ( 24 votos)