Antes de Watchmen: Rorschach

Reseña de la miniserie de "Antes de Watchmen" centrada en Rorschach, con guión de Brian Azzarello y Lee Bermejo a los lápices

Por
2
5451
 
cubierta_antes_watchmen_rorschach.indd

Edición original: Before Watchmen: Rorschach núms. 1 a 4 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Brian Azzarello
Dibujo: Lee Bermejo
Entintado: Rob Leigh
Color: Barbara Ciardo
Formato: Cartoné, 112 páginas
Precio: 13,50 €

 

Alan Moore dijo en su momento que si “Watchmen” tenía éxito, él y Dave Gibbons planeaban hacer una precuela centrada en los Minutemen. A pesar de que se convirtió en la gran obra maestra del autor, y probablemente del cómic, y de su evidente éxito comercial y a todos los niveles, Moore nunca hizo esa secuela. DC Comics, eternamente interesada en expandir el universo Watchmen, pero que nunca acababa de dar el paso, seguramente por miedo a la reacción de los fans, y a que interesaba tener a Moore contento y en plantilla (cuando lo estaba), finalmente lo hizo. En Febrero de 2012, la histórica editorial de Nueva York, ubicada ahora en la costa oeste del país, anunció que producirían varias miniseries centradas en diversos personajes de “Watchmen”, concretamente en: Rorschach, el Comediante, Espectro de Seda, Búho Nocturno, los Minutemen, Ozymandias y el Doctor Manhattan. Con una amplia gama de autores y artistas de primer nivel, como Azzarello, Bermejo, Darwyn Cooke, Amanda Conner, Jae Lee o Straczynski entre otros, la cosa pintaba muy pero que muy bien, a pesar del eterno miedo que teníamos los fans a que “destrocen la obra”, o más bien diría yo, su legado. El resultado fue irregular y polémico. A algunos el experimentó les resultó “potable”, otros una aberración, pero en términos generales, todos coincidíamos en que había algunas miniseries bastante buenas, y otras no tanto. Yo no diría que éstas mancharan el legado de Watchmen, pero sí que no aportaban prácticamente nada al personaje, ni al universo. Ese es por desgracia el caso de “Antes de Watchmen: Rorschach”, la obra que hoy analizamos, celebrando así el verano Watchmen que tenemos en Zona Negativa, en honor a la actualidad de la obra de Moore tras Rebirth. Además, aprovechamos que ECC Ediciones está reeditando ahora las miniseries en cartoné, tras editarlas en su momento en grapa, para traerlas aquí progresivamente según la publicación de ECC y analizarlas en su plenitud, puesto que en su momento solo reseñamos el primer número de cada una. Y os debo decir que algunas sí que merecen mucho la pena, así que en ZN os iremos descubriendo poco a poco cuáles son.

La obra, que por cierto consta de cuatro números, empieza narrada mediante el diario de Rorschach, como evidente homenaje al comienzo de “Watchmen”, y ubicada en 1977, con un Rorschach más joven aunque no menos pesimista y violento. Y lo que nos vamos a encontrar es básicamente una sencilla trama de mafia y un asesino en serie, paralelas y sin cruzarse, aderezado por los ácidos y negativos pensamientos de Rorschach, que intenta resolverlas con su peculiar forma de arreglar las cosas. Azzarello plantea un guión muy sencillo, con cuadros narrativos, como he dicho antes a través de su diario personal, y con diálogos que encajan muy bien con la idiosincrasia de Rorschach. Aunque por desgracia, la historia no aporta nada al personaje ni al universo Watchmen. Y ese es su mayor defecto, el desinterés que produce una obra que, si bien retrata muy bien a Walter Kovacs y a la ciudad en la que vive, lo cual por otro lado tiene su mérito, resulta tremendamente anodina. Azzarello podría haber aprovechado para expandir el pasado y la compleja psicología de Rorschach , y mostrarnos un poco más sobre el personaje y sus motivaciones, pero sin embargo decide no arriesgar con una historia que nos presenta al cascarrabias y violento pelirrojo enmascarado de siempre, rompiendo brazos y dientes de los maleantes y soltando pesimistas críticas sobre la sociedad en su diario. Una oportunidad desaprovechada. Aunque al menos, hay que decir que la prosa y la narración, por intrascendente que sea, está bien escrita.

Tendremos al Rorschach de siempre en plena acción
Tendremos al Rorschach de siempre en plena acción

Lo salvable de todo esto es sin duda Lee Bermejo, encargado del apartado artístico junto al color de la gran Barbara Ciardo, y a las tintas de Rob Leigh, que ayudan a que el excelente trabajo de Bermejo luzca una vez más impecable. Y no es que sea un cómic al servicio del dibujante, como ha ocurrido otras veces con este dibujante, pero aún con todo el trabajo que realiza es espectacular, no sé cómo lo hace para nunca bajar el ritmo y la calidad de su arte. También es cierto que, a pesar de lo dicho, este tipo de tramas, contextos e incluso personajes como Rorschach, encajan muy bien con el arte de Bermejo, lo cual no hace más que favorecer y brillar aún más si cabe su trabajo.

En definitiva, “Antes de Watchmen: Rorschach” es una obra intrascendente en su historia, y brillante en su forma, tanto artística como narrativa. No es la mejor de esta tanda de precuelas de “Watchmen”, si no más bien lo contrario, y es quizás solamente recomendable para coleccionistas o “completistas” de éste universo. Aún con todo, se agradece que ECC Ediciones reedite este material por fin en cartoné, tras llevar un tiempo pidiéndoselo. Y parece que está funcionando en ventas, puesto que se agotó la primera edición de esta miniserie, así que nos alegramos por ello.

  Edición original: Before Watchmen: Rorschach núms. 1 a 4 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Brian Azzarello Dibujo: Lee Bermejo Entintado: Rob Leigh Color: Barbara Ciardo Formato: Cartoné, 112 páginas Precio: 13,50 €   Alan Moore dijo en su momento que si “Watchmen” tenía éxito, él y Dave…
Guión - 5.5
Dibujo - 9
Interés - 4.5

6.3

Intrascendente

Una muy anodina miniserie de Azzarello que retrata muy bien a Rorschach, pero que no aporta nada al personaje ni a la mitología del universo Watchmen. El mayor interés recae en el apartado artístico, obra de un gran Lee Bermejo.

Vosotros puntuáis: 7.94 ( 6 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
AlbierZot
AlbierZot
Lector
19 junio, 2016 14:10

Misma sensación que tras comerse una mandarina prieta de piel fina, probar una suelta de piel gruesa.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  AlbierZot
20 junio, 2016 8:06

Fascinante e inesperadamente elaborada metáfora.