Punisher Max 1: Kingpin

Por
24
2077
 

Edición original: Punisher Max: Kingpin #1-5
Edición nacional/ España: Punisher Max: Kingpin
Guión: Jason Aaron
Dibujo: Steve Dillon
Entintado:Steve Dillon
Color: Matt Hollingsworth
Formato: Cómic 17×26, tapa blanda, 120 páginas – color
Precio: 11€

 

Tenía muchas ganas de leer que es lo que un guionista como Jason Aaron tenía que decir de un personaje como Punisher, recordemos que Jason nos ha dejado a todos encandilados con obras como la genial Scalped para el sello vértigo de DC Comics o ya en Marvel con una más que interesante incursión en Lobezno y Motorista Fantasma. Tras afianzarse como uno de los arquitectos del futuro del universo Marvel su nuevo encargo ha sido relanzar la colección de Punisher, de nuevo bajo el sello Max, tras el adios de Garth Ennis y su posterior substitución por Greg Hurwitz, luego Duane Swierczynski y finalmente Victor Gischler quienes se encargarían cada uno de un arco argumental.

Frank Castle es un personaje que se ajusta como un guante al tipo de historia que le hemos visto desarrollar en Scalped, alguien cínico, sin escrúpulos pero con unas ideas muy claras de que pasos tiene que dar para cumplir su objetivo. Jason no se desvía ni un ápice de la caracterización que ya realizó Garth Ennis en su primera etapa al frente del personaje, quizás porque ha sabido entender que este tipo de historias es donde mejor se aprovecha a un autor como Steve Dillon. El caso es que Aaron construye un interesante relato en el que tan protagonista es Punisher como Kingpin, aunque ojo, si os decía que Frank es perfectamente reconocible respecto a lo que estamos acostumbrados a ver del personaje, lo de Wilson Fisk es caso aparte, y es que Jason decide romper con la continuidad aprovechando que la publicación se lleva a cabo en el sello Max, que como sabréis según el interés del guionista indican que el proyecto está en la continuidad del universo tradicional o no. Aquí como os decía Jason rompe con todo y crea un nuevo pasado y sobretodo una nueva subida al poder para Wilson Fisk. Lo cierto es que Jason caracteriza tan bien al personaje, lo hace tan suyo que aunque al principio nos choque que la llegada de Kingpin sea posterior al nacimiento de Punisher, rápidamente nos hacemos a su leit motiv, a su forma de ser y de hacer las cosas, y lo cierto es que Jason lo borda, hasta el punto de que como os decía se convierta en el protagonista absoluto de este primer volumen.

El Wilson Fisk de Jason Aaron y Steve Dillon

Si Jason crea una notable historia no puedo decir lo mismo de Steve Dillon, su Predicador me entusiasmó, en Punisher junto a Garth Ennis lo hizo muy bien pero aquí es más de lo mismo, o quizás algo menos, es decir, como autor no consigue sorprenderme, ni tampoco emocionarme o exclamar un ‘oh!!‘ al utilizar un recurso gráfico determinado. A pesar de esa incapacidad para sorprenderme o ofrecer algo diferente a lo que ya le hemos visto en anteriores trabajos – en los que insisto, estaba mejor – Steve es una buena opción para el tipo de historia que teje Jason aunque me queda la seria duda de si no condiciona en exceso la labor del guionista las limitaciones o la forma de encarar la página de Steve, siempre nos quedará esa pregunta no respondida de como habría sido este arranque de contar con otro tipo de dibujante como por ejemplo el excelente R.M.Guera o similar.

Detalle del trabajo de Steve Dillon

A pesar de este pequeño punto oscuro que supone el trabajo de Steve, y que estoy convencido que de la misma forma que a mi no me termina de convencer si que habrá gente a la que entusiasme, la historia ideada por Jason es excelente, tanto como la caracterización de personajes, y por tanto es un buen punto de partida para subirse al personaje. Una buena lectura ligera aunque estoy convencido de que Jason Aaron puede dar mucho más de si con un personaje como este.

24 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
tenguman
tenguman
26 mayo, 2011 16:28

pesimo intento de querer copiar el estilo de Ennis, la historia al final queda solo reducida a una parodia de punisher y sobre todo nos deja unas de las peores imagenes del comic

Armin Tamzarian
Autor
26 mayo, 2011 17:26

Me lo compré el otro día, lo leeré en breve y lo comentaré aquí.
Me fío de Aaron, a ver qué tal le ha salido la cosa.

El hermano Vudú
El hermano Vudú
Lector
26 mayo, 2011 17:45

Tengo ganas de leerlo, aunque Dillon no es el dibujante que mas me guste.

David
David
Lector
26 mayo, 2011 17:45

En mi opinion, el mejor comic de Punisher que he leido en los ultimos tiempos (solo superado por algunas sagas  de Ennis para la linea Max). Eso si, si no os gusto el primer Punisher de Ennis no lo recomendaria (este es aun mas bestia!). A ver que tal la nueva serie de Rucka,…

Blade Runner
Blade Runner
Lector
26 mayo, 2011 18:34

La historia me ha gustado, aunque hubiera preferido que estos PunisherMax entrasen en continuidad, pero bueno…
 
Lo de Dillon… en Predicador estaba genial, pero me parece que su estilo no acaba de encajar en los tebeos de supers. En Ultimate Avengers me resultó como muy soso, y para este Punisher mismo yo habría escogido antes que a él a un artista más en la línea de (por ejemplo) Michael Lark, o como dices tú, Raúl, R. M. Guera…

static
static
26 mayo, 2011 19:14

‘pesimo intento de querer copiar el estilo de Ennis, la historia al final queda solo reducida a una parodia de punisher y sobre todo nos deja unas de las peores imagenes del comic’
 
¿Peor que Frankencastle?

nachof
nachof
Lector
26 mayo, 2011 19:43

Yo he debido de soñar que leía una reseña de esta misma obra aquí, en ZN, centrándose sobre todo en la analogía de los personajes de Punisher con los de Scalped. Pero ahora no la encuentro, así que sí que debo de haberla soñado.
Me gusta mucho lo que Aaron está haciendo con Scalped, así que el otro día cogí este Punisher Max en la tienda y lo hojeé un rato. Pero el dibujo de Dillon no me convenció nada. En Predicador lo veía bien, adecuado, pero aquí… no, no, no. Así que se quedó en la estantería.

the drummer
the drummer
Lector
26 mayo, 2011 20:38

Parece que muchos somos los seguidores de Scalped que hemos comprado el tomo; lo tengo en lista de espera, aunque coincido en que Dillon ha tenido horas mejores.
Por cierto, los que os esteis pensando entrarle a Scalped, no os lo penseis más; de lo mejorcito que se está publicando actualmente.

Raúl Martin
Lector
26 mayo, 2011 21:03

He escrito un comentario antes, pero quizás debido al link que he puesto se ha bloqueado. Nachof, como eres lector de Karmacomic, quizás te refieras a un artículo que publiqué al respecto  el 04.03.11 en dicho blog. Básicamente opinaba que este Punisher Max queda muy empequeñecido si se compara con el de Ennis; que Aaron está copiando mucho y mal Scalped aquí; y que parece estar planteada de forma efectista.
Aunque tal vez el que lea esta serie sin conocer Scalped – ni su predecesora de Ennis – no le parezca tan mala. El problema es que el personaje estaba muy arriba antes de esto, y el guionista – como se demuestra en la serie de Vertigo – podría hacrelo mucho, mucho mejor.

damián
damián
Lector
26 mayo, 2011 21:15

SCALPED de momento es el mejor trabajo de Aaron hasta la fecha, tener a RM Guera de compañero de viaje imagino que ayuda.  Comparar a Dillon con Guera es injusto.  De hecho comparar a cualquiera con Guera es injusto;)

Tiegel
Tiegel
26 mayo, 2011 21:37

En general me gustó, pero algo se me hace raro, como si el guión de Aaron fuese de Ennis encubierto, con todo lo bueno y lo malo que eso trae consigo. Como si Aaron sólo hubiera escrito la historia de Kingpin y las escenas de Punisher las hubiera hecho Ennis aprisa y corriendo. Bah, no me sé explicar
 
Eso sí, Scalped le da cien mil vueltas. Peo es que, para mí, Scalped le da cien mil vueltas a cualquier otro comic actual

Raúl Martin
Lector
26 mayo, 2011 22:01

Tampoco está, a mi entender, a la altura del P . Max de Ennis.

josecles
josecles
Lector
26 mayo, 2011 22:22

Peor que la serie max de Ennis, mejor que la serie de marvel knights de Ennis, bastante peor que Scalped de Aaron.

salebaaay
26 mayo, 2011 22:42

esta bueno, a mi me gusto digo prefiero esto a el comic mainstream de marvel, por lo menos al actual, que los x-men contra vampiros y que los vengadores y loki y las mismas chorradas de siempre
 
aqui es verdad dillion no se nota nada, igual y si cambia de entintador, ya ven que mcniven parece otro solo cambiando las tintas…aa y a mi el ultimate avengers 3 de millar y dillion si me gusto, me hizo reir mucho
 
oye tiegel ha pasado el tiempo, como te ha ido?

Indepit
Indepit
27 mayo, 2011 1:45

Aaron demuestra que hay vida tras Ennis. Steve Dillon se sale con el dibujo. Ya que Ennis ha decidido no seguir con Punisher Max no me imagino ningún equipo creativo mejor para encargarse de la serie. Grande Aaron. Grande Dillon. La mejor compra comiquera del mes para el que suscribe.

Tiegel
Tiegel
27 mayo, 2011 8:43

No me ha ido mal, salebaaay, pero Wade me sigue molando más 😉

Daniel Gavilán
27 mayo, 2011 8:53

Raúl (Martín) y Nachof, lo mismo os referís al comentario que hizo el primero de vosotros en la previa del número 11 de la colección:

https://www.zonanegativa.com/?p=25848#comment-453146

Respecto al tomo en sí, yo diría que aquí juegan varios factores que pueden jugar en su contra: Intentar compararlo con la etapa Ennis, intentar compararlo con Scalped y la tendencia más «Marvel Knight» que «MAX» de Dillon. En el primer volumen de la serie Ennis introdujo muchos elementos grotescos pero siempre desde la sobriedad de la perspectiva de la serie. Aquí hay un tonillo algo más esperpéntico deudor de Soap, el Ruso y toda esa pesca patente ya desde la escena de los ojos. Dejando de lado estos tres factores, la historia de Aaron no me parece para nada mala. Quizás no llegue a la altura de Ennis o Remender (forjadores de dos de las más interesantes visiones del personaje que hayamos podido disfrutar) pero por contra compone una buena historia de criminales, una estupenda versión de Kingpin y, sobre todo, la mejor reinvención de Bullseye que haya leído en mucho tiempo. Aunque claro, esto queda pendiente para el tomo posterior.

Pd: Otro tema es que para estas series de largo recorrido, el guionista suele tardar un poco en coger el pulso como ya dejaba entrever en la ahora aclamada Scalped, donde el primer tomo era precisamente uno de los más flojetes.

 

Raúl Martin
Lector
27 mayo, 2011 11:33

La calidad de este P.Max, en definitiva, depende de la óptica con que se analice y del filtro que se emplée. Está claro que como serie de Marvel da la talla más que de sobra. Ahora bien, las comparaciones con Scalped y la etapa Ennis las encuentro tan sanas como naturales. A fin de cuentas Aaron relanza la que fue una célebre colección de Garth Ennis, que además resulta ser de género negro con ascendencia creíble como Scalped. Por si esto no fuera poco, Aaron toma referencias de las dos obras comentadas. El tono es continuista con respecto a Ennis; y tenemos paralelismos evidentes a Scalped (Kingpin/Red Crow, Bullseye/Diesel, madres que han perdido hijos, víctimas inocentes que se ven afectadas…).
Entonces, partiendo de que Aaron se presta a comparaciones, para mí esas mismas son desfavorables para el nuevo guionista. Pese a todo, recomiendo que el lector pruebe la serie, porque no descarto que guste a muchos. Aunque el listón de la calidad haya descendido mucho comparado con lo que nos tenían acostumbrados en Punisher Max.

Authority
Authority
Lector
27 mayo, 2011 13:27

Pues, pese a las críticas, a mí me ha encantado. Ver el «origen» de Kingpin hace que veas de otra manera el porqué de la condición de su esposa en Spiderman y Daredevil.

nachof
nachof
Lector
27 mayo, 2011 17:42

Raúl, tienes razón. Me refería al artículo que escribiste en tu blog. Pero se me metió en la cabeza que lo había leído aquí y ya empezaba a pensar que estaba ga-gá.
Saludos.

Raúl Martin
Lector
27 mayo, 2011 20:08

Nachof, es todo un honor que confundas un artículo de mi blog con uno de ZN. En realidad en ese blog hago lo que podría estar haciendo aquí si servidor disfrutara de una vida más organizada y tranquila.

salebaaay
27 mayo, 2011 22:49

bueno, simpre podremos ser amigos 🙂

Armin Tamzarian
Autor
28 mayo, 2011 14:29

El tomo tiene puntos a favor y en contra.
 
A mí no me convence meter demasiados personajes del Universo 616 en MAX, pero lo cierto es que Aaron define muy bien el ascenso de Fisk como rey del crimen. Aunque también podía haber hecho lo mismo con un personaje inventado por él para la colección y no hubiera pasado nada. Lo de que rompe la continuidad es notable, pero a mí me da bastante igual si tenemos en cuenta que MAX es como un mundo a parte.
 
La historia es interesante, está bien narrada y tiene momentos muy buenos, pero también hay pasajes en los que parece que Aaron quiere copiar un poco el estilo de Ennis con un tono un tanto sádico que aquí no siempre queda bien (el de los ojos del mafioso y el del amish chirrían soberanamente). Pero también perfila bien a Punisher y a Kingpin y todo apunta a que cuando encarrile la serie le dará un interesante empujón a la misma.
 
Dillon, pues puede que no sea el más adecuado para este Punisher, yo hubiera preferido a Leandro Fernández. El dibujante de Predicador se mueve mejor con el Punisher de Marvel Knights, pero su trabajo aquí no me desagrada en absoluto, me parece muy meriotiro.
 
En resumidas cuentas un buen primer tomo, pero con sus fallos, diría incluso que los arcos argumentales de Gregg Hurwitz, Dueane Swierczynski y Victor Gischler me gustaron más y me resultaron mejores herederos de la etapa Ennis, pero Aaron es Aaron y podemos fiarnos de él.

caca de vaca
caca de vaca
29 mayo, 2011 9:33

bueno….entonces: se  compra o no se compra
manitas verdes: si
manitas rojas: no