Palmarés del Festival de Angoulême 2022

Marcello Quintanilha y Émile Bravo son los grandes vencedores de esta cuadragésimo novena edición. El Festival de Angoulême 2022 también consagra a Camille Lavaud Benito como autora revelación en la ceremonia de entrega de premios celebrada esta tarde.

0
4507

La dirección del Festival Internacional de Cómic de Angoulême acaba de dar a conocer el palmarés oficial de la edición de este año 2022. A continuación podéis consultar los galardonados en las diferentes categorías entre las obras presentes en la selección oficial de esta cuadragésimo novena edición.

Palmarés del Festival de Angoulême 2022:

  • Fauve d’or al mejor álbum: Écoute, jolie Marcia, de Marcello Quintanilha (Editions ça et là)
  • Premio Especial del Jurado: Des vivants, de Raphaël Meltz, Louise Moaty y Simon Roussin (2024)
  • Premio Revelación: La vie souterraine, de Camille Lavaud Benito (Les Requins Marteaux)
  • Premio a la mejor serie: Spirou, l’espoir malgré tout, de Émile Bravo (Dupuis)
  • Prix de l’Audace: Un visage familier, de Michael DeForge (Atrabile)
  • Premio del Público France Télévisions: Le Grand Vide, de Léa Murawiec (2024)
  • Fauve Polar SNCF (mejor obra de género negro): L’Entaille, de Antoine Maillard (Cornelius)
  • Premio del Patrimonio: Stuck Rubber Baby, de Howard Cruse (Casterman)
  • Éco-Fauve RAJA: Mégantic. Un train dans la nuit, de Anne-Marie Saint-Cerny y Christian Quesnel (Éditions Écosociété)
  • Premio de la bande dessinée alternativa: Bento, del colectivo Radio As Paper (Francia)
  • Premio Fauve des Lycéens: Yojimbot T.1, de Sylvain Repos (Dargaud)
  • Premio Jeunesse 8-12 años: Bergères Guerrières T.4, de J. Garnier y A. Fléchais (Glénat)
  • Premio Jeunesse 12-16 años: Snapdragon, de Kat Leyh (Kinaye)

Prix Goscinny. Premio al guion: Jean-David Morvan
Gran Prix d’Angoulême 2022: para Julie Doucet

Julie Doucet, pionera del underground

Julie Doucet es una historietista canadiense sin la que es imposible entender el auge del cómic alternativo en los años noventa de la mano de editoriales como Drawn & Quarterly. Ella sirve de nexo de unión entre el underground norteamericano más feroz de autores como Crumb, Spiegelman o Shelton y la nueva hornada de autores surgido en Canadá que realizaban cómics autobiográficos como Seth, Chester Brown o Joe Matt. Aunque es menos conocida que ellos, ya que sus trabajos siempre han sido demasiado crudos y punks para el mercado. Pese a que hace años que abandono el medio, su influencia se puede ver en autoras como Debbie Drechsler, Ulli Lust o Marjane Satrapi, ya que fue una de las pioneras en abrir el cómic a la realidad femenina.

Julie Doucet recogiendo el premio.

Julie Doucet nació en 1965 en Montreal, donde fue a colegios religiosos femeninos lo que potenció su carácter contestatario. Mientras estudiaba Bellas Artes a finales de los ochenta redescubrió el cómic como modo de expresión gracias a los trabajos de Crumb y del francés F’Murr. Lo que la llevo a publicar en fanzines locales. En 1988 creó el suyo propio titulado Dirty Plotte, editado en fotocopias que vendía por tiendas locales. En sus páginas éramos testigos de todo lo que bullía por su cabeza contando con total libertad y con un sentido del humor de lo más acido. Su trabajo llamó la atención de Drawn & Quarterly, que le propuso publicar con ellos una revista con el mismo título. En sus páginas vieron la luz tanto sus trabajos antiguos como los más nuevos. La publicación aparecio entre 1991 y 1998 constando de 12 números. Por su trabajo en la revista fue galardonado con el premio Harvey a la autora revelación en 1991 y la revista fue nominada como mejor serie nueva.

En 1995 se mudó a Nueva York, una experiencia que reflejo en Diario de Nueva York, posiblemente su trabajo más celebre. Posteriormente se traslada a Seattle y luego a Berlín, donde conoce a los miembros de L’Association, con los que publica su primer trabajo en francés Ciboire de criss. Tras su vuelva a Canadá, en concreto a Montreal, en el año 2000 publica El caso Madame Paul, que es su último trabajo en cómic. Durante estos años también publicó en revistas como Heck!, Rip-Off Comix, Wimmen Comix, Buzzard o Weirdo. Durante estos años sus obras tuvieron problemas con la censurada en países como EE. UU. o Rumania.

En los últimos años se ha expresado a través de otras modalidades artísticas como la escultura, ilustración, serigrafía, grabado o pintura. En 2008 vuelve de manera tangencial al cómic con el corto de animación que realiza junto al director francés Michel Gondry titulado My new New York diary.

En España todos sus trabajos en el mundo de las viñetas están recopiladas das en dos preciosos volúmenes editados por Fulgencio Pimentel.


El jurado que otorga los premios de la selección oficial está formado por las siguientes personalidades:

Fanny Michaëlis – Autora y presidenta del jurado
Pierre Alary – Autor
Florence Aubenas – Periodista de Le Monde
Romain Brethes – Periodista de Le Point
Mathilde Llobet – Librera. Les Ombres blanches
Pomme – Autora, compositora, traductora
Michel Hazanavicius – Realizador, guionista y productor

Más información sobre el festival; aquí.

Enhorabuena a los premiados.

Artículo anteriorGata Negra 4: La ciudad dorada
Artículo siguienteBatman #1-6/114-119
Diego García Rouco
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments