Obélix y compañía

Reseña de este álbum de 1976 en el que Goscinny y Uderzo nos ofrecen una clase magistral de economía básica

Por
6
711
obelix-compañia-portada

Edición original: Obélix et compagnie FRA (Hachette Livre, 1976).
Edición nacional/ España: Editorial Salvat (2018).
Guion: René Goscinny.
Dibujo: Albert Uderzo.
Formato: Tomo cartoné de 48 páginas.
Precio: 12,95€.

“Mañana te pagaré dos puñados porque los precios de la coyuntura vuelan con el mercado alcista y te ofrezco la demanda. Resulta muy complicado.”

Las situaciones excepcionales pueden ser también una gran oportunidad para aprender, para intentar asumir nuevos retos y descubrir maneras diferentes de afrontar nuestra -confinada- realidad. Pese a llevar muchos años de mi vida leyendo cómics, dejándome seducir por todo tipo de historias, personajes y géneros, había una muesca -muy destacada- en mi carnet de lector y amante del noveno arte. No me había acercado nunca a las historietas de Astérix y Obélix creadas por René Goscinny y Albert Uderzo hace ya más de sesenta años. No ha sido hasta que me he visto aislado en casa -como todos en el último mes- que me he decidido a darle una oportunidad a estas famosas historietas, aprovechando este homenaje que hoy mis compañeros han pensado en dedicar a la figura de Albert Uderzo.

asterix-2
Nadie celebra los cumpleaños como Astérix y sus compañeros

Está claro ahora que mi reticencia a la creación de Uderzo y Goscinny parte de la ignorancia, del prejuicio de considerarlo una obra infantil que ya no me podía aportar nada a estas alturas de la vida y del hecho de haber conocido previamente a los personajes en sus adaptaciones animadas clásicas, sin que lograsen entusiasmarme en su momento. Los aficionados no estamos libres de muchas coletillas que históricamente los detractores del cómic han utilizado contra el medio. Pero la lectura de Obélix y compañía -el álbum que mis compañeros han tenido a bien recomendarme como rito iniciático- me ha servido para darme cuenta que había entiendo todo exactamente al revés. Si esas cintas de animación no me entusiasmaron en su día era porque quizás tenían un subtexto adulto que en mi tierna infancia no pude o supe disfrutar y que ahora al acercarme a los álbumes originales de la serie comprendo que son su verdadero aliciente y el motivo de su alcance universal.

En este sentido, el compañero Luis Javier Capote comentaba recientemente que un punto a destacar de la creación de Goscinny y Uderzo era su valor divulgativo, aseguraba que muchos de sus álbumes son auténticas lecciones de economía, derecho y pensamiento crítico, entre otras muchas materias. Obélix y compañía es una historia publicada en 1976 que sirve de perfecto ejemplo para exponer esto mismo. Esta es la penúltima historia publicada por el tándem formado por Goscinny y Uderzo con los personajes debido al fallecimiento del primero en 1977; la posterior Astérix en Bélgica se publicó de forma póstuma. En Obélix y compañía volvemos a esa pequeña aldea de irreductibles galos que se sigue imponiendo a las guarniciones de legionarios romanos para disgusto de Julio César. Su desesperación le lleva a confiar en Cayo Coyuntural, un joven graduado de la escuela imperial de administración que le propone una inédita estrategia para vencer a sus enemigos.

asterix-3
Cayo Coyuntural instruyendo a Obélix en las prácticas del libre mercado

La idea de Cayo Coyuntural es tan sencilla como hilarante de cara al lector: introducir el sistema de mercado y el afán de lucro en la vida cotidiana de los galos. Esto hará que la comunidad liderada por Abraracúrcix se vea corrompida por las envidias, la codicia y el capitalismo salvaje. Goscinny y Uderzo conciben una historia en la que la aventura y la acción pasan a un plano secundario para proponernos un álbum cuya fuerza está en el diálogo, en su capacidad satírica y en el siempre portentoso dibujo de Uderzo. En apenas 48 páginas sus autores nos ofrecen una clase magistral para entender la economía moderna y conceptos tan farragosos como el de la oferta y la demanda, las fluctuaciones del mercado y las temidas burbujas especulativas. En el vigésimo tercer álbum de las aventuras de Astérix el Galo, los héroes de Goscinny y Uderzo se enfrentan a su mayor crisis y los responsables no son los ejércitos imperiales de Julio César, sino las inexorables leyes de la economía.

El álbum también tiene un gran poso a nivel histórico y antropológico pues nos permite hacernos una idea muy clara de cómo una sociedad basada en la economía de subsistencia y el trueque se introduce de manera forzada y salvaje a la llamada economía de mercado. Por otro lado, de manera perfecta, y con el humor por bandera, como no podría ser de otra manera, Goscinny y Uderzo diseccionan en esta obra las leyes del libre mercado, nos exponen el nacimiento del ideal capitalista de trabajador asalariado, el papel de las élites económicas en todo este entramado y el uso del marketing y la publicidad para generar necesidades artificiales en el consumidor. Todo ello sin perder la esencia de la obra de Goscinny y Uderzo, siendo ante todo una historia de estos carismáticos personajes que aparecieron por primer vez en 1959 en las páginas de la revista Pilote de Dargaud, fundada por el propio Goscinny y en la que su compañero ejerció como director artístico.

asterix-4
El plan de Cayo Coyuntural tiene efectos inesperados… ¡para disgusto de Julio César!

La revista Pilote estaba enfocada a una masa de lectores juvenil que con las historias de Astérix podían disfrutar de una historieta mucho más cercana a sus intereses. Siguiendo este hilo resulta también interesante la parodia política que entre líneas manejan sus autores en la presente Obélix y compañía. Para muestra, su Cayo Coyuntural, un sosias de Jacques Chirac, Presidente de la República Francesa entre 1995 y 2007 que en el momento de publicarse este álbum desempañaba el no menos destacado cargo de Primer ministro de Francia. La formación de Cayo Coyuntural en la escuela imperial de administración es así mismo un guiño malintencionado a la influencia de la ENA, la Escuela Nacional de Administración en la que se han formado muchos altos funcionarios del gobierno francés desde mediados del pasado siglo XX. En ella han cursado estudios el propio Jacques Chirac y otros Presidentes de la República Francesa como François Hollande y Emmanuel Macron.

En definitiva, mi caso personal, sea particular, extraño o habitual, es una muestra más que viene a corroborar el estatus de clásico de la inmortal creación de Goscinny y Uderzo. La pareja hoy ya no está entre nosotros pero sus historietas permanecen ahí para sus aficionados y para los nuevos lectores que como yo se siguen acercando a su trabajo. Esa aldea de irreductibles galos sigue siendo un lugar al que evadirnos para pasar un buen rato, pero también, como me ha enseñado este acercamiento a Obélix y compañía, para aprender, para sorprenderse y disfrutar de las distintas capas que podemos encontrar en sus historias. Porque si las aventuras de Astérix han sido traducidas a más de 111 idiomas y se han vendido más de 300 millones de ejemplares alrededor del mundo de sus historietas todos sabemos que es debido a que “la oferta demandada sigue siendo alcista para los precios subidos desde el mercado de la coyuntura de ayer”. ¿Tú haber entendido?

asterix-1
No sería un cómic de Astérix sin una buena bronca final. ¡Por Tutatis!
Edición original: Obélix et compagnie FRA (Hachette Livre, 1976). Edición nacional/ España: Editorial Salvat (2018). Guion: René Goscinny. Dibujo: Albert Uderzo. Formato: Tomo cartoné de 48 páginas. Precio: 12,95€. "Mañana te pagaré dos puñados porque los precios de la coyuntura vuelan con el mercado alcista y te ofrezco la demanda.…

VALORACIÓN GLOBAL

Guión - 9
Dibujo - 9
Interés - 10

9.3

Clase magistral

En Obélix y compañía Goscinny y Uderzo nos ofrecen una clase magistral de economía básica disfrazada de entretenida y divertida aventura marca de la casa. Una historieta que sirve para comprender los verdaderos valores de esta creación más allá de los más evidentes. Todo en esta historia funciona como un engranaje en el que se demuestra una vez más que el humor y el afán divulgativo no están reñidos.

Vosotros puntuáis: 9.2 ( 5 votos)
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
16 abril, 2020 16:41

De este album me llama la atención como funciona nuestro cerebro: es de los últimos que leí (ya en forma online, hace unos años cuando descargue todos los que no habia leido), pero de los que menos recuerdo (aunque si recuerdo que era buenísimo). En cambio otros que no debo haber tocado desde hace 30 años o más, recuerdo cuadro x cuadro (como La Hoz de Oro o Asterix Gladiador). Hasta el olor que tenían, o que hoja estaba salida o faltaba, o donde estaba la primera vez que lo leí. Otro signo más de como nos han formado (o deformado?) todas estas obras universales.

Ignacio
Ignacio
Lector
16 abril, 2020 19:49

Mi álbum favorito de la serie y uno de mis tebeos de cabecera de siempre. Todas las miserias del capitalismo desnudadas en 40 páginas desternillantes. Magistral.

Ignacio
Ignacio
Lector
16 abril, 2020 20:46

“ Goscinny y Uderzo conciben una historia en la que la aventura y la acción pasan a un plano secundario para proponernos un álbum cuya fuerza está en el diálogo, en su capacidad satírica y en el siempre portentoso dibujo de Uderzo.”

Se nota que apenas has leído Astérix, porque así son la inmensa mayoría de los álbumes de la colección.

Baneated
Lector
17 abril, 2020 11:25

Hola a todos.

Enhorabuena por el artículo. No sé si va contra las normas de la página (si es así, perdón por adelantado y eliminad el mensaje), pero hace tiempo que escribí un artículo sobre este cómic en mi blog de economía. Dejo aquí el enlace por si a alguien le interesa leerlo:

http://economiapuntes.blogspot.com/2013/09/asterix-y-obelix-contra-las-leyes-del.html

Juan Iglesia Gutiérrez
Autor
17 abril, 2020 12:23

Mi tebeo favorito de Astérix, y no por su carga crítica, que cuando era niño me pasaba totalmente desapercibida, sino por el protagonismo de Obélix, que siempre fue mi personaje preferido, y el degenere del campamento romano, que me parecía divertidísimo (“¡Legionarios! ¡Vamos a cubrirnos de gloria!” Y a los quince días “¿ha llegado ya el relevo?”).
Redescubrir después su mensaje satírico reafirmó mi inclinación por esta joya.

piscolabi
piscolabi
Lector
21 abril, 2020 10:27

¿Alguien sabe si Salvat tiene intención de seguir sacando números de La Gran Colección?..
Han parado en el 19 y de este hace ya meses.
Como mínimo q llegasen a completar hasta el 24…