NYX: MUTACIÓN, de Joe Quesada, Joshua Middleton y Robert Teranishi

Por
7
607
 

Edición original: NYX núms. 1 a 7; Marvel Comics.
Edición España: abril de 2006; Panini Cómics.
Guión: Joe Quesada.
Dibujo: Joshua Middleton y Robert Teranishi.
Entintado: Joshua Middleton, Chris Sotomayor y Nelson.
Color: Jean-François Bealieu, Joshua Middleton, Sotocolor y Félix Serrano.
Formato: tomo recopilatorio de 192 págs.
Precio: 15 €.

 

Desde que Joe Quesada asumió la posición de Editor-Jefe de Marvel en el año 2000 apenas se ha prodigado en su faceta de autor, de modo que cualquier proyecto en el que se ve involucrado levanta todo tipo de expectativas que bien pueden encontrar su punto de interés en el hecho de que un destacado ilustrador de principios de la década de los 90 regrese a los tableros de dibujo, o en el indudable carácter anecdótico de que uno de los máximos responsables de La Casa de las Ideas desempolve el ordenador para escribir una historia.

A finales del año 2003, Quesada parecía tremendamente ilusionado ante la posibilidad de guionizar su propia serie regular. El título, NYX, y el dibujante que lo acompañaría en el tan esperado trabajo, Joshua Middleton, uno de los artistas con más proyección del medio. El origen de este proyecto radica en un concepto planteado hace unos años por el guionista Brian Wood para Marvel: analizar en un título alejado de la farragosa continuidad cómo la condición de mutante de algunos personajes afectaba a su entorno más cercano, a sus relaciones familiares y sociales. La premisa parecía atractiva, pero al parecer los grandes jefes de Marvel no compartían esta opinión. Curiosamente, apenas un par de años más tarde, el mismísimo Editor-Jefe de Marvel desempolvaría la idea para narrar una historia ambientada en los bajos fondos de su Nueva York natal.

Pero antes de entrar a valorar el resultado final, conozcamos de forma más detallada a ambos autores:

Joe Quesada (New York, EE.UU., 1962) dio a conocer su indudable talento como dibujante de cómics a principios de los años 90. Sus primeros trabajos los realizó bajo el auspicio de la editorial Valiant Comics, encargándose de títulos como Ninjak o X-O Manowar. Durante esta etapa inicial también prestaría su peculiar estilo a colecciones como The Ray, Batman: La Espada de Azrael, o Factor-X, ya bajo las órdenes de Marvel Comics. Uno de sus trabajos más reconocidos es Ash, serie creada junto a su compañero Jimmy Palmiotti y publicada bajo el sello Event Comics, fundado por el propio Quesada.

Con posterioridad, se encargó de inaugurar la línea Marvel Knights, ya que además de comenzar a desempeñar funciones de editor en el recién creado sello, ilustró los guiones del cineasta Kevin Smith para Daredevil, siendo éste uno de sus mejores trabajos realizados hasta la fecha. Desde el año 2000 desempeña el cargo de Editor-Jefe de Marvel, con resultados más que satisfactorios. Desde entonces, y ante la falta del tiempo necesario, retoma de forma muy esporádica su anterior ocupación, limitándose a realizar portadas alternativas e ilustraciones varias para algunos de los proyectos más destacados de la editorial. En los últimos 3 años ha guionizado la miniserie que hoy nos ocupa, y ha realizado como autor completo la controvertida serie limitada Daredevil: Father.

Joshua Middleton, pese a ser un recién llegado al mundo del cómic, no ha dejado indiferente a nadie. Su debut como dibujante profesional se produjo en el año 2000, cuando la defenestrada editorial Crossgen le encargó los lápices de la serie Meridian. Pero tras realizar 6 números, su falta de compañerismo, arrogancia, o indiscreción (llegó a publicar en un foro de Wizard World información confidencial de diversa índole concerniente a la editorial que le dio su primera oportunidad) provocaron su fulminante sustitución por Steve McNiven.

A continuación, planeó publicar Sky Between, serie de propia creación, para la editorial Com.X, pero finalmente el proyecto no llegó a buen término. Tras este infructuoso intento, fichó por Marvel Comics, donde sorprendería a propios y extraños con impresionantes portadas para títulos como X-Men Unlimited, Nuevos Mutantes, o Runaways. En 2004, y tras finalizar su contrato con Marvel, suscribió un compromiso con DC Comics para prestar sus servicios en exclusiva, compaginando diversos proyectos como autor completo (Shazam/Superman: First Thunder), con la tarea de portadista en títulos como Mr. Majestic, Gotham Central o American Virgin.

SINOPSIS: “Tras presenciar el asesinato de su padre cuando apenas era una niña, Kidden Nixon trata de sobrellevar una adolescencia complicada, a la que se suma un descubrimiento inesperado: muy a su pesar, posee unas extrañas facultades que le traerán más de un quebradero de cabeza. Pero Kidden no tardará en descubrir que no es la única persona que se encuentra en una situación semejante.

Aturdida, asustada, y sintiéndose tremendamente culpable por una serie de acontecimientos derivados del ejercicio irresponsable de sus poderes, la joven tratará de encontrar su sitio en una sociedad que teme a los de su especie.”

En 2 años, 7 números publicados, lo cual sumado a la misteriosa mutación de serie regular a miniserie, propicia que el punto de partida de NYX resulte fallido desde un primer momento. Esta afirmación encuentra su razón de ser en el hecho de que resulta imposible planificar de igual forma una historia autoconclusiva que el primer arco argumental de una serie regular. Y este es sólo uno de los muchos defectos de NYX.

El primer número de esta miniserie resulta interesante, visualmente muy atractivo y realmente prometedor. Pero a medida que se va desarrollando la historia, el lector puede comprobar cómo los buenos presagios derivan en un inconsistente compendio de tópicos. No se puede negar que resulta poco habitual ver desfilar por las páginas de un cómic Marvel a proxenetas, prostitutas, drogadictos, camellos, personajes con claras disfunciones sociales, y colectivos marginales, pero esta circunstancia deviene en anecdótica cuando comprobamos cómo el guionista desaprovecha la ocasión de escribir acerca de cuestiones de indudable interés y potencial, en beneficio de un planteamiento efectista, superficial y gratuita y fallidamente provocador.

En cuanto a la galería de personajes, todos son de nuevo cuño, con la curiosa excepción de X-23. Resulta difícil de entender cómo este personaje ha sido víctima de semejante cúmulo de despropósitos editoriales, ya que habiendo pasado de secundaria en la serie de animación X-Men: Evolution, a aparecer en esta miniserie, y a ser un personaje recurrente de Uncanny X-Men, la confusión resulta inevitable. ¿Estamos hablando del mismo personaje? ¿Comparte el don de la ubicuidad de Lobezno? Muy probablemente, ambas preguntas nunca obtendrán respuesta.

Como único punto positivo, cabría destacar el trabajo realizado por Joshua Middleton, cargado de vitalidad, energía y luminosidad (aunque cabría preguntarse si éste es el tono más adecuado para la serie). Encargándose de los lápices, el entintado y la aplicación del color, demuestra todo su talento, firmando viñetas realmente impactantes por su atípica belleza. Lamentablemente, a partir del quinto número de la colección fue sustituido por Rob Teranishi, quien evidencia unas carencias narrativas y estilísticas realmente preocupantes.

En definitiva, una lectura insatisfactoria, demostración empírica de la máxima recogida en nuestro refranero de que “Quien mucho abarca, poco aprieta”. Y es que antes de embarcarse en un proyecto, Joe Quesada debería asegurarse de disponer del tiempo y las ganas necesarias para acometerlo. Es lo mínimo que nos merecemos los lectores. Pero lo más inquietante es que el bueno de Joe no parece haber tomado nota de lo sucedido con NYX, ya que los lectores españoles estamos sufriendo de nuevo su falta de planificación, en esta ocasión con la miniserie Daredevil: Father.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

7
Déjanos un comentario

Please Login to comment
7 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
X-23: Inocencia Perdida | cosasdesuperheroesDavid FernándezyotaLyrDavid Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Juanjo Palacios
Lector

Muy interesante el artículo, no sabía que Middelton era un elemento de cuidado. Ya no me extraña que se retrasen sus títulos.

Darío
Lector
Darío

Los problemas de la concepción de esta serie son irrelevantes para su contenido, el cual nos muestra una de las mejores series de mutantes jamás hecha. Es realista, cruda, directa y deberian hacerla serie regular a la voz de ya.

Lyr
Lector

A mi me encanta esa serie. Es totalmente original. No digo que los demás comics, como x men por ejemplo, esten mal, pero cargan un poco ya. Sobretodo con las “muertes temporales” que suceden dosmilveces por segundo.

Con esta serie se han acordado de que no todos los mutantes tienen la suerte de llegar al instituto de xavier, que muchos de ellos se quedan en la calle como marginados de la sociedad y sus propias familias.

Ah, y la razón de que x-23 aparezca es que tras sus números de comic (los comics de x.23, su historia) ella se queda en la calle y se dedica…si, lo habeis adivinado, a la prostitución.

Después conoce a cierta persona( no recuerdo quien , igual es alguna de las de nyx)y se mete a camarera… y es cuando se la encuentran los de la patrulla X.

yota
Lector

Coño pues yo me lo leí la semana pasada y me ha gustado, resulta raro y puede que hasta enfermizo comentar post que tienen varios años XD

trackback

[…] 2004 Joe Quesada y Joshua Middleton introducen a X-23 en los cómics con la miniserie NYX. Esta era una historia con un punto sórdido en la que sus protagonistas pasan de la esperanza a la […]