Mundo Independiente: Reseñas Diciembre 2013

Por y
16
819

¡Bienvenidos a una nueva entrega de las reseñas #1 de Mundo Independiente! Este mes llegamos con retraso porque la última semana de diciembre coincidió con la entrada del año y, evidentemente, estábamos muy ocupados cazando uvas que matar a las 12:00 de la noche. ¡Menuda masacre montamos! (Por cierto, aunque ya sea un pelín tarde: ¡Feliz año a todos!) O sea que esta semana recogemos las reseñas de los #1 que aparecieron el mes pasado y la última semana de noviembre. Eso sí, no todas, que eso sería imposible, pero sí la mayor cantidad que nos ha sido posible. A finales de enero volveremos a la tónica logística habitual, con reseñas de todos los tebeos leídos por nosotros en el mes en curso, de manera que este enero tendréis ración doble reseñística.

Y ya, sin más… ¡demos por empezada la sección!

Avatar Press

Rover_Red_Charlie_portadaRover Red Charlie, de Garth Ennis, y Michael Dipascale. Avatar Press.

No es fácil contar una historia sobre el fin del mundo que, a estas alturas, nos resulte novedosa o aporte un abordaje que sea de alguna manera diferente. Garth Ennis lo consigue en este cómic con un pequeño giro en la perspectiva de los narradores; no es un hombre que sobrevive al apocalipsis, sino que son los perros quienes no se ven afectados por las consecuencias que llevaron a la destrucción de la humanidad.

Es notable, aún siendo bastante obvio, como Ennis consigue plasmar la visión del mundo desde la mentalidad de los canes, por supuesto mediante cómo él (y a través suyo, los humanos) imagina que nos ven a nosotros los perros. Por ejemplo, ellos hablan de la humanidad como los “alimentadores” (feeders), llaman a las plazas “el lugar de perros” y así tantas menciones como actitudes totalmente perrunas hacia otros perros o humanos. O, también, la forma en que los hombres hablan a estos animales y ellos no entienden prácticamente nada de lo que dicen.

El titulo de la serie son los nombres de los tres perros (Rover, Red y Charlie) que protagonizan esta historia, debiendo escapar y sobrevivir de alguna manera al fin del mundo. En esta primera entrega (de un total de 6), además de presentarnos el mundo y la manera de narrar que tendrá el cómic, nos introduce a los tres protagonistas primero en cómo eran sus vidas antes de que todo esto sucediera, así como en sus correctas caracterizaciones de personalidad, y luego en cómo se encuentran en el momento para continuar juntos esta aventura de supervivencia.

El dibujo juega un rol fundamental en la presentación de los perros, ya que la mayor parte del esfuerzo del artista Michael Dipascale está centrado en retratar perfectamente a los animales, poniendo mucha más atención y detalles a ellos en sus posturas y expresiones, lo cual aporta en gran manera a la narrativa, que a los humanos, que resultan accesorios para el cómic.

En cuanto al tono de la narración, si bien tiene dejos de humor negro (inevitable para Ennis) principalmente es una historia conmovedora y emocionante, para quien logre sentir eso por los perros, desde luego.

Por lo tanto, tenemos aquí un cómic perfecto para los amantes de los perros (que por ser tales también sufrirán un poco por momentos con lo que ellos les suceda en este fin del mundo); y si gustan además de las historias apocalípticas, doblemente bueno.

Valoración: Por Mariano Abrach.

Boom! Studios

Hawken---Melee-001-portada-tim-bradstreetHawken: Melee, de Dan Abnett, y Federico Dallocchio. Boom! Studios/Archaia Entertainment.

Este tebeo ha sido publicado por Boom! Studios, pero pertenece a la línea Archaia Black Label de Archaia Entertainment. La explicación es tan sencilla como que Boom! compró Archaia hace unos meses… Independientemente de quién edite esta miniserie, lo cierto es que estamos ante un producto atípico para este tipo de editoriales ya que Hawken: Melee es una miniserie de cinco números que fue publicada en septiembre en formato digital y ahora se recupera en papel con cadencia quincenal.

Por lo que respecta al contenido de esta miniserie, nos encontramos con una especie de antología ya que cada uno de los cuadernos que conforman Hakwen: Melee son números unitarios escritos por un equipo creativo diferente. Así que más que miniserie estamos ante cinco one-shots que deben ser juzgados por sí mismos. Como hoy sólo hablamos del debut, lo que tenemos que valorar es una interesante historia de Dan Abnett y Federico Dallocchio en la que un soldado, a bordo de su “nave” unipersonal, recibe el impacto de un misil y debe de sobrevivir durante 20 segundos, porque ese es el tiempo que tardarán sus superiores en recogerlo. Por supuesto, esos 20 segundos en plena batalla, con una nave maltrecha, dan para mucho.

La historia es ante todo entretenida. Está muy bien llevada y nos ofrece grandes dosis de espectacularidad. El arte le va a la zaga. Eso sí, para los que se preocupan por la accesibilidad (Hawken es un juego de ordenador), pueden despreocuparse inmediatamente porque Archaia hace todo lo posible para que Hawken: Melee pueda ser leído por todo el mundo. Este es un tebeo para incondicionales del juego y para cualquiera al que le guste la acción, las batallas y/o la ciencia ficción.

Valoración: Por Enrique Rios.



Revelations-01-portada-humberto-ramosRevelations, de Paul Jenkins, y Humberto Ramos. Boom! Studios.

He aquí un falso caballo ganador. Boom! Studios tiene un contrato en exclusiva con Paul Jenkins gracias al cual pueden publicar material nuevo de este autor (recientemente sacaron a la luz Fairy Quest, también con Humberto Ramos) y, además, pueden reimprimir antiguas historias independientes de este guionista. Revelations es una miniserie de 6 números que se publicó en 2005 bajo el manto de Dark Horse Comics. Por aquel entonces, los autores implicados estaban trabajando en Spectacular Spider-Man, pero no estaban tan consolidados como ahora. Es posible que aquella primera edición pasase desapercibida para muchos lectores. Así que es lógico que Boom! Studios haya decidido recuperarla, pero… ¿por qué en formato miniserie? En una época como la actual en la que priman las ediciones de lujo o, en su defecto, los recopilatorios llenos de extras; esta jugada es como mínimo inquietante.

Vayamos al grano. Revelations es, desde mi humilde punto de vista, la mejor obra de Paul Jenkins. Y, ya puestos, de Humberto Ramos. Aunque esa afirmación tiene tanta trampa como que Boom! Studios edite esto como novedad, porque no suelo conectar casi nunca con el trabajo de ninguno de los dos. Jenkins siempre me ha parecido demasiado aburrido, y el estilo caricaturesco de Ramos lo tolero en dosis pequeñas. Así que si me gusta un tebeo de este par, debe ser que algo bueno están haciendo. Y sí, Jenkins realiza una labor excelente presentando una historia de misterio ubicada en el Vaticano en la que los personajes están perfectamente definidos. Todo lo que se expone en el primer número de Revelations tiene sentido, es interesante y, sobre todo, no aburre. Deja con ganas de más. Ramos, por su parte, quizás no sea la elección más adecuada para este tipo de historias (a veces esto parece Lego Adventures presents Sherlock Holmes), pero justo en esta obra hace unos experimentos gráficos que son para sacarse el sombrero. No lo cambiaría por otro. Bueno, en algunas viñetas sí, que no puedo quitarme esa sensación de que alguien con un martillo gigante ha ido aporreando la cabeza de los personajes. Pero eso son cosas mías.

En resumen, si no habéis leído Revelations y os gustan estos autores, es el momento perfecto para reencontrarse con este título. Si no habéis leído Revelations y odiáis a estos autores, es el momento perfecto para darles una nueva oportunidad, siempre y cuando os gusten las historias de misterio llenas de personajes amorales y curas malvados, claro está.

Valoración: Por Enrique Rios.

Dark Horse Comics

Ghost-001-portada-terry-rachel-dodsonGhost, de Kelly Sue DeConnik, Chris Sebela y Ryan Sook. Dark Horse Comics.

Tras su presentación en Dark Horse Presents y una miniserie que tuvimos la oportunidad de reseñaros aquí y aquí, por fin llega la nueva serie regular de Ghost, con la misma guionista (aunque acompañada por Chris Sebela) y un nuevo dibujante: Ryan Sook. En esta ocasión, Ghost se ha convertido en una cazadora de demonios, pero cuando su última víctima la llama por su nombre, se ve irremediablemente obligada a buscar información sobre ese tipo (porque los demonios a los que caza poseen a gente, que se convierten en daños colaterales cuando Ghost hace lo que debe). Y su investigación la lleva a enfrentarse a más demonios y a realizar un pacto que, a pesar de ser el cliffhanger, es de lo que nos hablan en el resumen oficial del episodio, por lo tanto, no se puede considerar spoiler.

Ghost #1 ha tardado bastante en aparecer respecto a la primera miniserie. ¿Ha valido la pena la espera? No lo sé. Este cuaderno nos promete cosas. Nos habla del enigmático pasado de Elisa, y nos promete una resolución. Nombra a terribles malvados, y nos dice que aparecerán más adelante. Introduce personajes secundarios y los deja ahí, para desarrollarlos en próximos números. Ghost está definida a la perfección, pero el resto son meros dibujos con bocadillos de texto. En definitiva, el tebeo está bien escrito pero no nos explica casi nada, nos narra en una situación tan sencilla que podría solucionarse en la mitad de páginas y nos deja en ascuas, a la espera de algo mejor. O sea que como introducción, la nota no puede ser muy buena. Solo se define bien a Ghost y a la historia, falta explayarse en los secundarios, la ciudad y los malos. Como contenido tampoco obtiene una buena nota, ya que un “ya lo haré” no basta para un #1 que debe conseguir que los lectores continúen con la serie. El dibujo de Ryan Sook es bueno, pero Phil Noto, quien se encargó de la miniserie, encajaba mejor con el personaje. Y lo peor es el final. Ese pacto me recuerda peligrosamente a lo que pasó con cierto héroe, no porque se vaya a cambiar la continuidad sino porque la petición del malo no es algo que acepte cualquiera.

Para concluir, Ghost #1 se lee bien. Es un tebeo correcto y entretenido a ratos. Pero esto no basta. Si sigue así, no creo que llegue al año de vida.

Valoración: Por Enrique Rios.



Juice-Squeezers-001-portadaJuice Squeezers, de David Lapham. Dark Horse Comics.

David Lapham cambia rotundamente de genéro y estilo en los cuales venía trabajando (en Crossed, Ferals e incluso Dan the Unharmable) para realizar aquí un cómic para todas las edades, centrado en un grupo de niños la cual resultaría una excelente lectura para los jóvenes lectores, como también para los adultos. El motivo de esto radica, además del entretenimiento y diversión que proporciona, en que los protagonistas son preadolescentes (tweens) muy bien y diversamente caracterizados, con los cuales los lectores podrían perfectamente identificarse, con uno o con otro. Además, estos niños son héroes en secreto por lo cual no son reconocidos como tales, y sufren los castigos y reprimendas de los adultos que todos en esa edad debimos soportar. Los Juice Squeezers, nombre del grupo que da título a la obra, podríamos ser cualquiera de nosotros (a esa edad, claro).

Existe un motivo interno a la historia para que este grupo sean niños y no adultos. Su tarea especial es combatir a insectos gigantes que atacan a las granjas del pueblo donde viven, y sólo los de su edad tienen el tamaño suficiente para caber en los túneles por los cuales transita esta amenaza, así como la capacidad para enfrentarlos. Asimismo, Lapham elabora y presenta el trasfondo histórico de este pueblo y del grupo de tareas especial contra los insectos, lo cual añade otro punto de interés que colabora para atrapar en la lectura.

Como adivinarán, el tono de la historia que se cuenta está en el espíritu de las películas cómicas de niños y adolescentes (casi un subgénero, podríamos decir), pero el autor se da el gusto de realizar algo que prácticamente puede hacerse sólo en cómics y seguir viéndose bien y medianamente creíble, como es la invasión de insectos gigantes. Para esto precisa de un gran trabajo de dibujo centrado en estos bichos, el cual complementa con un estilo más simple y bastante típico de los cómics all ages para todo el resto. Y, en lo que respecta al guión, debe recurrir un poco al absurdo en el sentido del humor de la historia y de los diálogos, con el objeto de mantener la atención y que el lector no cuestione la suspensión de realidad.

En cuanto a la edición, se trata aquí del primer número de una miniserie de cuatro, que en verdad es la segunda historia de este grupo de personajes. La primera se publicó en la antología Dark Horse Presents, y luego se recopiló en un one-shot de publicación exclusivamente digital; si bien no es necesario leerla para seguir esta miniserie, es recomendable hacerlo ya que tiene su importancia para ir conociendo a los personajes, y valorarlos en su justa medida cuando aparezca el relevante niño nuevo en este #1, lo cual dará lugar a la trama que se desenvolverá en los próximos números.

Valoración: Por Mariano Abrach.



Star-Wars---Darth-Vader-and-the-Cry-of-Shadows-001-portada-felipe-massaferaStar Wars – Darth Vader and The Cry of Shadows, de Tim Siedell y Gabriel Guzman. Dark Horse Comics.

Hace unas semanas os reseñamos Star Wars – Darth Vader and the Ninth Assassin, que es la anterior miniserie de Darth Vader publicada en la línea Star Wars de Dark Horse. En aquella ocasión os comenté que se trataba de una historia entretenida, bien llevada y sin pretensiones. Una buena lectura, sin lugar a dudas. Star Wars – Darth Vader and The Cry of Shadows repite guionista pero cambia el dibujante. Como suele suceder con este tipo de productos, no estamos exactamente ante una continuación respecto al anterior (si bien la continuidad está siempre presente) sino ante una nueva historia corta y autoconclusiva. Por lo tanto, la accesibilidad vuelve a ser uno de los puntos fuertes del tebeo. Más incluso que en otras ocasiones, porque Siedell utiliza prácticamente todo el episodio de debut para presentarnos al que posiblemente sea el protagonista de la saga: un clon que desea conocer a Darth Vader. El famoso personaje oscuro no aparece exactamente, más bien se retrata a partir de las impresiones del clon, lo cual es algo bastante innovador y altamente interesante. Desgraciadamente, eso supone que Star Wars – Darth Vader and The Cry of Shadows es en realidad un capítulo introductorio en el que realmente no sucede nada. Sólo se nos explica la motivación del clon, nada más.

Con esto en mente, debería valorar este cuaderno como si fuera un #0 y no un #1. Su carácter introductorio hace que baje muchos enteros, pero eso no importa porque la serie despuntará a partir del segundo episodio. No es como Ghost. Estamos hablando de una franquicia consolidada y de una miniserie que ya ha demostrado que funciona bien con anterioridad, en repetidas ocasiones. No es un relanzamiento que necesite asentarse.

Por otro lado, el apartado gráfico es correcto. Guzman cumple con su parte, pero tampoco impresiona. Si sumamos esto a lo anterior, obtenemos un tebeo en potencia, que realmente nos mostrará lo que vale el próximo mes. Es obvio que Siedell utiliza todo un cuaderno de presentación por algo importante. Le voy a dar el beneficio de la duda.

Valoración: Por Enrique Rios.

Dynamite Entertainment

the-man-of-bronze-Doc-Savage-001-portada-alex-rossDoc Savage, de Chris Roberson y Bilquis Evely. Dynamite Entertainment.

Hace unos meses os hablamos de los héroes pulp en nuestro especial titulado Mundo Independiente: Pulp hasta la eternidad. De hecho, en aquel artículo dedicamos todo un apartado a Doc Savage porque éste es uno de los personajes más representativos de la época pulp. De un tiempo a esta parte, Dynamite ha ido recuperando los personajes de aquella era con mayor o menor fortuna. En el caso de Doc Savage, su nueva serie regular podría ser un éxito o un fracaso, porque no estamos ante un personaje fácil de adaptar. Sus historias están muy ligadas a un contexto histórico concreto y es difícil modernizarlas sin entrar en importantes conflictos.

¿Éxito o fracaso? No os haré esperar al final de la reseña para descubrir el veredicto. Doc Savage es, ante todo, un acierto. Estamos ante un tebeo que respeta perfectamente el personaje original. Nos relata una aventura digna del creador de Savage y, a la vez, nos promete cosas más fuertes en el futuro. Los personajes secundarios se utilizan de una manera bastante adecuada. Se les ha suavizado sus caracteres tópicos, pero se ha mantenido su identidad. Y Doc sigue siendo el de siempre. Estamos ante un inicio muy prometedor.

Posiblemente el arte sea el punto más débil del cuaderno, y no porque Bilquis Evely haga un mal trabajo. El problema de esta ilustradora es que su arte es demasiado bonito, y no muestra la fuerza que requiere una aventura tan “masculina” como la de Doc Savage. Y no me malinterpretéis. No estoy haciendo apología del machismo. Lo que sucede es que, como pasa con otros personajes, Savage es la perfección física: un hombre capaz de las mayores proezas atléticas. Y Evely lo dibuja afeminado. Y lo peor: se parece a alguno de sus compañeros. Habrá que ver los cambios que se producen en el #2, porque Doc Savage se estrena con una aventura de flashback ubicada en el pasado, ergo, es posible que esto cambie al haber considerado que Savage no había alcanzado la perfección física en sus primeros años.

Sobre la accesibilidad. A mí me parece que el cuaderno es bastante accesible para todos, pero yo me conozco la mitología de Savage demasiado bien como para opinar. Hay cosas que me hacen pensar que no es del todo accesible y que se necesitaría presentar más y mejor a los personajes. Aun así, ha sido toda una sorpresa encontrarse con un título que recuerde tanto al original.

Valoración: Por Enrique Rios.



Legenderry Dynamite Bill Willingham DavillaLegenderry: A Steampunk Adventure, de Bill Willingham y Sergio Davila. Dynamite Entertainment.

La moda de los personajes de la era pulp sigue en expansión, explotándose todo lo que se puede. Ya llegará el momento en que se agote, y pasemos a otra moda, pero por ahora no es ese momento. O al menos así lo indica esta nueva miniserie de Dynamite, que como hiciera con Masks cruza a varios de los personajes que tiene a disposición para contar una historia conjunta, aunque ahora lo hace un tanto fuera de su entorno habitual, saliendo de las décadas del 20, 30 o 40 propias del pulp para llevarnos hacia un ambiente de ficción propio de otro género, el steampunk; entonces cruza, además de personajes, géneros. En el cruce, prevalece ese último subgénero en casi todos los sentidos: en lo visual, en la ambientación, en la apariencia de los personajes, en los diálogos… Del pulp quedan solamente los protagonistas de la historia, con sus características propias, pero rediseñados en su aspecto para este mundo. O al menos esto es lo que se aprecia en el #1 de un total de 7.

De esos personajes, en estas primeras páginas vemos apenas a dos: Vampirella y Green Hornet (aunque en su alter ego de Britt Reid), con una mención y aparición en flashback de Red Sonja. Sucede que esta primera entrega no hace más que empezar a introducir la trama, el mundo y su reparto, haciendo que sea muy pronto para esbozar un juicio adecuado. Sí podrá cada lector probar y ver si le interesa seguir leyendo más allá del #1, aunque sea una decisión apresurada (pero que con tanto material publicado para leer, es necesario tomar esa decisión).

Lo que podemos aportar leyendo el primer capítulo, es que Legenderry tiene con qué interesar al lector. En su dibujo, Sergio Davila (originario de Barcelona, quien está iniciando su carrera en los Estados Unidos) cumple muy bien plasmando la estética steampunk, con diseños que no nos permiten dudar de que se trata de una historia dentro de este subgénero, así como se nos hace evidente el reconocimiento de los personajes al aparecer con nuevos diseños. En cuanto al guión, en su primer planteo parece estar bien elaborado por Willingham, pero claro que habrá que esperar y ver cómo se desarrolla. Y, por último, respecto a la repetida comparación con La Liga de Caballeros Extraordinarios de Alan Moore y Kevin O’Neill diría que, al fin de cuentas, en verdad no tienen tanto que ver entre sí, y se trata de cómics diferentes en esencia, aún con similitudes.

En conclusión, vale una oportunidad si gustan de estos personajes, del pulp y del steampunk, aunque este #1 ofrezca poco más que un primer vistazo.

Valoración: Por Mariano Abrach.



Li'l-Ernie---001-art-baltazarLi’l Ernie, de Roger Langridge. Dynamite Entertainment.

¿Se puede hacer una versión infantil de un antihéroe casi demoniaco sin dejar de ser fieles al original? Cuando cuentas con un guionista y dibujante como Roger Langridge, ganador de un Eisner por Snarked! y gran conocedor del tebeo para niños gracias a sus trabajos en títulos tan importantes como The Muppet Show o Popeye, la respuesta es obvia: sí. Li’l Ernie es la prueba definitiva. En este número unitario hayamos tres historias cortas – y otros extras – en las que se nos retrata a la perfección a un niño malo, muy malo, tan malo que pone petardos en los buzones y que obliga a su padre zombi a ayudarle a hacer los deberes. En definitiva, se trata de una versión infantilizada del Evil Ernie que todos conocemos. Y teniendo en cuenta la vorágine que vivimos entre Monster High, Princesas Zombies y otros personajes para menores con un extraño regusto hacia lo sobrenatural, no es raro que se haya publicado un tebeo así. Lo raro es que no se haya hecho antes.

Me gustaría decir que estamos ante un tebeo redondo. Reconozco que el trabajo hecho por Langridge hacia Ernie es genial. Ha conseguido mantener intacto el “Evil” sin convertir al personaje en algo pernicioso para los lectores. Sin embargo, Evil Ernie no es la estrella de su serie. El verdadero protagonista – al menos desde mi punto de vista – siempre ha sido su chapa “conciencia”, que aquí no se respeta en absoluto. Y ahí el tebeo pierde todo su interés. Por eso la lectura de Li’l Ernie me tiene muy dividido. Por un lado me quitaría el sombrero, porque Langridge sale bien parado en el 50% de lo que debe homenajear. Además nos ofrece tres historias muy entretenidas, con personajes secundarios bien llevados, y muchos zombis. Sin embargo, es muy difícil perdonar lo de la chapa… Y la portada… Eso que veis allá arriba no es representativo del interior. Evil Ernie no es un oso amoroso. En el tebeo hay huesos, cerebros, oscuridad. En definitiva, Langridge dibuja lo que este cómic pide a gritos, pero dentro. Fuera se nos vende una versión edulcorada. Aunque la culpa de ello es de los portadistas, no de Langridge.

Valoración: Por Enrique Rios.



the-twilight-zone-portada-francesco-francavillaThe Twilight Zone, de J. Michael Strackzynski y Guiu Vilanova. Dynamite Entertainment.

J. Michael Strackzynski es uno de aquellos autores alabados por muchos pero que en realidad no tiene la categoría de compra segura. Dentro de su prolífica bibliografía encontramos muchos altibajos: desde obras maestras merecedoras de todas nuestras alabanzas, hasta auténticos despropósitos que quedan mejor en una hoguera que no en una estantería. Ante un tebeo suyo debemos ser, ante todo, precavidos. Con otras palabras, cuando abrí las páginas de la nueva colección The Twilight Zone, me temía lo peor. Afortunadamente, mis temores se evaporaron a medida que leí este primer ejemplar.

The Twilight Zone es una clásica serie de televisión que se mueve entre medio del terror y la ciencia ficción, narrando historias que recuerdan mucho a los clásicos de EC Comics. J. Michael Strackzynski es un viejo conocido del medio televisivo, y también de la serie original que ahora adapta, así que tiene todas las herramientas para ofrecernos una historia acorde a la línea editorial de The Twilight Zone. Y ciertamente lo consigue. En este primer ejemplar se nos presenta a un hombre que ha hecho de todo – lo ilegal – en su empresa y decide huir contratando los servicios de alguien que puede darle una nueva identidad, y un nuevo cuerpo. Siendo un tebeo de The Twilight Zone, sabemos que la cosa va a acabar mal, pero J. Michael Strackzynski se las apaña para dejar un final abierto y completamente inesperado que te deja con ganas de más.

La colección está estructurada con arcos de cuatro números que se pueden leer de manera independiente, pero que en conjunto ofrecen una historia completa. Según Strackzynski, esa es una nueva experiencia que no se ha hecho anteriormente en el mundo del cómic. Ya os digo yo que no, y si os aburrís podéis repasar los especiales de Al Detalle de Morrison y veréis el mismo concepto en una determinada ocasión.

Efeméride aparte, lo cierto es que The Twilight Zone merece la pena. Ha pasado de ser un tebeo que iba a leer por compromiso a ser mi lectura preferida del mes. Y eso que Strackzynski y yo tenemos un duelo al Sol pendiente…

Valoración: Por Enrique Rios.

IDW Publishing

Deadworld-Restoration-001-portada-sami-makkonenDeadworld Restoration, de Gary Reed y Sami Makkonen. IDW Publishing.

Para los neófitos será otra historia de zombis, pero lo cierto es que Deadworld es un título que lleva publicándose desde 1987, con ciertas dificultades y saltos entre editoriales, eso sí. En su última andadura (que se hace al alimón entre IDW Publishing y Desperado Publishing, a no ser que haya habido algún cambio reciente del que no me haya enterado), Deadworld aparece de tanto en tanto en cualquier formato, ya sea miniserie, novela gráfica o especial de otro tipo. Y justamente hoy reseñamos el primer número de la miniserie más reciente. Como suele suceder en este tipo de productos, lo que realmente nos interesa es la accesibilidad. ¿Es posible leer Deadworld Restoration sin haber seguido todo lo anterior? Pues la respuesta es afirmativa en un 80%. Esta obra nos retrata un mundo post-apocalíptico, lleno de zombis y enfrentamientos bélicos. Todo lo que allí sucede se entiende casi al momento. Y la verdad es que es una lectura bastante agradable, porque está llena de matices y grados de gris, algo que se nota a faltar muy mucho en otros tebeos de este tipo en el que ya sabemos que todos los zombis son malos y todos los humanos son buenos. Deadworld Restoration no se limita a “comer cerebro” o “zombi malo: blam”. Aquí hay mucho más.

Desgraciadamente, el dibujo mata la accesibilidad. Sami Makkonen es uno de aquellos artistas con toque pictórito que nos regala unas láminas excelentes pero cuyos personajes son ininteligibles. Para saber quién es quién necesitaríamos notas a pie de página. Si a eso sumamos el efecto de la historia empezada, más los bruscos saltos entre escenas, es obvio que nos perderemos cosas, aunque hayamos leído todo lo publicado de Deadworld hasta el momento. Aun así, eso es algo perdonable si, como a mí, os gusta el arte de Makkonen. Si no, sufriréis con este tebeo.

Conclusión: Deadworld Restoration es una buena lectura, pero algo complicada. Los seguidores de las historias zombi deberían echarle una ojeada, porque hablamos mucho de The Walking Dead, pero el mundo independiente tiene unas cuantas precursoras que menospreciamos injustamente.

Valoración: Por Enrique Rios.

Image Comics

Black-Science-001-portada-matteo-scalera-dean-whiteBlack Science, de Rick Remender y Matteo Scalera. Image Comics.

Black Science es una de las apuestas más fuertes de Rick Remender de los últimos tiempos. En esta ocasión nos vende un tebeo de ciencia ficción con cierto sabor nostálgico (tanto el contenido de las historias como el arte recuerdan sin ningún lugar a dudas a grandes éxitos de la ciencia ficción de antaño), en el que lo que realmente importa son los mundos que se presentan y, sobre todo, que el lector se sorprenda ante la imaginación del guionista. En ese aspecto, Black Science es simplemente genial. Cada una de la páginas de este debut derrocha espectacularidad. La elección de un mundo poblado por sapos es simplemente genial, y el hecho de que nada más empezar estemos ante una persecución encarnizada muestra a la perfección por donde parece que van a ir los tiros. Si este primer número es una declaración de intenciones, es obvio que no nos vamos a aburrir con esta serie.

La duda que me queda tras leer este primer ejemplar es, ¿hasta cuándo? ¿En qué momento Remender se quedará sin ideas o dejará de sorprendernos su narrativa? No es que quiera ser agorero, pero es que eso sucede con cualquier tebeo que se diferencia tanto del resto: a la que el efecto novedad se desvanece, empezamos a evaluarlo por otras cosas. Y… en Black Science, ahora mismo, sólo hay espectáculo. El desarrollo de los personajes es prácticamente nulo, y las explicaciones del contexto no existen. ¿Qué es la ciencia negra y qué consecuencias acarreará a los personajes? ¿Cogeré cariño a los protagonistas o me serán indiferentes? Espero respuestas satisfactorias a esas preguntas pero, mientras tanto, hay que valorar el #1 como el debut que es, y ciertamente es para sacarse el sombrero. Así que le daré un nueve en estrellitas, pero no os extrañéis si dentro de unos meses despotrico de Black Science. O todo lo contrario.

Matteo Scalera hace un trabajo excepcional, aunque mucho se lo debe al entintado de Dean White. Algunas de las páginas de Black Science son para arrancarlas y colgarlas en la pared. Lo único preocupante es que si esta colección es regular, y Dead Body Road, también; y ambas están firmadas por el mismo dibujante… ¿Bajará la calidad en el futuro o dejará alguna de las dos? Sea lo que sea lo que vaya a suceder, al menos por ahora disfrutamos por partida doble con el que posiblemente sea un artista estrella dentro de muy poco tiempo.

Valoración: Por Enrique Rios.



Dead-Body-Road-001-portada-matteo-scalera-moreno-dinisioDead Body Road, de Justin Jordan y Matteo Scalera. Image Comics/Skybound.

Parecía un trabajo sencillo: un simple atraco a un banco en el que los asaltantes se harían ricos de por vida. Sin embargo, algo salió mal y el robo acabó en masacre, y uno de los asaltantes huyó despavorido. Ahora, el traidor está siendo perseguido por sus viejos compañeros, quienes quieren recuperar lo que se llevó… Y todos ellos están siendo cazados por el marido de una policía que murió en el banco. El futuro está lleno de muerte.

Dead Body Road puede recordarnos peligrosamente a The Punisher y otras tantas obras que parten de la premisa del antihéroe que se enfrenta al mal tras la muerte de alguien muy querido. Aun así, eso es lo de menos. En cualquier obra que se asienta en una base tan manida, lo importante es la ejecución de lo que leemos. Y aquí Justin Jordan cumple su labor, con creces. Dead Body Road es una historia de violencia, de personajes amorales a los que no les importa hacer daño a quién sea para enriquecerse o simplemente salvar el pellejo. A Jordan – tal como hemos visto en sus anteriores trabajos para las independientes – eso se le da muy bien. Nos teje una aventura llena de acción y personajes, pero desprovista de cualquier atisbo de moralidad. El bien y el mal, y los consiguientes juicios de valor, son algo que se deja para el lector.

Por lo que respecta al apartado gráfico, Matteo Scalera parece encontrarse en su salsa. Su estilo de dibujo encaja a la perfección con la narración de Jordan, y es capaz incluso de dar vivacidad e interés a las persecuciones en coche (algo que no está al alcance de todo el mundo).

En definitiva, estamos ante un nuevo éxito de Image, una serie muy a tener en cuenta. A la que avance un poco y los personajes estén más desarrollados, estaremos ante un éxito que nos recordará unos cuantos títulos Vertigo que triunfaron no hace tanto.

Valoración: Por Enrique Rios.



krampus_01_portadaKrampus!, de Brian Joines y Dean Kotz. Image Comics.

¿Es posible contar un cómic de Navidad sin caer en todos los lugares comunes e interesar y entretener a gente que no le gusta esta fiesta? Brian Joines y Dean Kotz vienen a demostrarnos que sí.

Para esto, toman por un lado a las diferentes versiones (con mucho trabajo en su diseño) de Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás, etcétera, y los reúnen como cientos de personas diferentes trabajando en asociación, cada uno en su territorio; y por otro, recuperan a otra leyenda tradicional, paralela y contraparte de éste, propia de la zona alpina de Europa, y no tan conocida como el hombre gordo y canoso vestido de rojo, llamado Krampus. Sólo con esto, aún sin ser de lo más originales, quiebran un poco lo típico y elaboran una pequeña mitología navideña, para contar una historia de fantasía y aventura, y una pizca de teoría conspirativa. Esta mezcla, tiene por resultado un cómic de acción y comedia (con toques absurdos y disparatados) que es entretenido para leer.

El #1 se publicó perfectamente a tiempo, en el mes de diciembre y funcionó correctamente para apelar a la época en la que estaba situado el lector; quizás fuera de los días navideños pierda el momentum que tiene su primera entrega, más allá de contar con una trama interesante y bien desarrollada y un estilo de dibujo apropiado para el género y sólido narrativamente. Si se pierde ese momentum, entonces sería una buena idea recuperarlo leyendo el tomo recopilatorio en la próxima Navidad.

Valoración: Por Mariano Abrach.



The-Saviors-portadaThe Saviors, de James Robinson y J. Bone . Image Comics.

James Robinson puso fin a su exclusividad con DC Comics y decidió esparcir sus trabajos como contratado hacia otras editoriales de importancia que quieren contar con sus guiones, como lo es Marvel o Dynamite y como también lo es, en este caso, Image Comics. A la editorial de la I llega nada menos que con J. Bone como compañero de equipo creativo, que tiene por objetivo con esta nueva obra salir del encasillamiento de dibujante humorístico.

En efecto, The Saviors no es una historia centrada en el humor, pero tampoco son ajenos a éste los momentos cómicos. Estos pertenecen completamente a la caracterización del protagonista, un hombre que disfruta de su vida tranquila, apacible y rutinaria en un pequeño pueblo, con su trabajo, el bar, su marihuana, y sus amigos. La cotidianidad y el realismo de las primeras páginas, no obstante, se ven interrumpidas y alteradas por la aparición de criaturas que son descubiertas por este mismo protagonista, cambiando el registro de la narración hacia la ciencia ficción (ya que sabemos de antemano, por la sinopsis, que se trata de una invasión alienígena), aunque la revelación se emparenta con la manera lovecraftiana de introducir lo desconocido. En el paso de un momento al otro de la historia, Robinson logra muy bien interesarnos y relacionarnos con el personaje y su mundo en la introducción, de manera tal que al verse en conflicto nos interesa seguir leyendo para saber cómo se solucionará.

Respecto al dibujo, no descubro nada afirmando que Bone es un excelente narrador, que capta muy bien las expresiones de sus personajes y que con su trazo simple (aunque un poco menos caricaturesco de lo que acostumbre el artista) redondea un trabajo excelente.

El trabajo conjunto de Robinson y Bone, en definitiva, genera un cómic a tener en cuenta mes a mes.

Valoración: Por Mariano Abrach.

Enlaces de interés

 Mundo Independiente: Reseñas Noviembre 2013 por Mariano Abrach, Enrique Rios, Pedro Monje e Ivan Rivas
 
Mundo Independiente: Reseñas Octubre 2013 por Enrique Rios, Mariano Abrach, Pedro Monje, Jordi T. Pardo e Ivan Rivas
 
Mundo Independiente: Reseñas Julio-Septiembre 2013 por Pedro Monje, Enrique Rios, Ivan Rivas, Mariano Abrach y Sergio Robla

16
Déjanos un comentario

Please Login to comment
16 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
11 Comment authors
jaqueEl Asombroso EspaidermanchirripitiflauticoAntoineMr. X Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
HenryJones
Lector
HenryJones

Me llaman especialmente la atención el
Black Science y el Dead Body Road por ser de Matteo Scalera.
También el Twilight Zone de Strackzynski, por cierto dibujado por un grandisimo Guiu Vilanova, con un genial dinamismo narrativo.

Reverend Dust
Lector

ROVER RED CHARLIE: Entretenimiento de primer nivel y un Ennis inspirado en su humor negro. De puta madre, vaya. Atento estoy.

REVELATIONS: A mí me la han colado como novedad, sí, pero yo encantado de la vida. El mejor Humberto Ramos que he visto y un Jenkins entretenidísimo, con diálogos geniales. Intrigado me hallo.

LEGENDERRY: No conozco a los personajes pero me atrae mucho el steampunk, así que piqué. No volveré a hacerlo. Más allá de que los personajes molen y haya un ligero (-ísimo) tono steampunk, no hay mucho más, no hay una trama atractiva detrás. Una idea desaprovechada.

THE TWILIGHT ZONE: Quitando que han puesto de prota la cara (o la tenía durante unas páginas) de un Christian Bale rubio en American Psycho, la historia es suficientemente atractiva. La única decepción que me llevé es que me esperaba historietas autoconclusivas, una colección de one-shots que imitase a la serie original. No es lo que esperaba y no me ha sorprendido tanto como debiera, pero le daré una oportunidad.

BLACK SCIENCE: A sus pies.

DEAD BODY ROAD: Para mí la decepción del mes, porque esperaba una hsitoria algo más compleja o, como mínimo, diferente, y al final lo que acaba sosteniendo el cómic es el dibujo de Scalera. Jordan está inspirado en diálogos y planificación de escenas, tempo, etc., pero lo que hay detrás no deja de ser una historia convencional mil veces vista. El #2 me hará decidir si tirarla o seguir.

THE SAVIORS: Meh. Meh. Sí pero no. Meh.

Marcos Martín
Lector

Pues tengo que decir que a mi Black Science no me gustó nada. Al leerlo me quedé como al principio del cómic y eso que lo compré con ganas de saborear ciencia ficción creada por Remender. Pero no, ni la premisa me entusiasma ni el gancho final me pareció efectivo. Eso sí, el arte de Scalera tiene todos mis respetos.
También he comprado Legenderry, por eso de que Sergio es conocido mio y el tema steampunk me llama. Mucho más después de haberme quedado con las ganas de más Lady Mechanika.
Y agradezco de corazón la reseña de Twilight Zone. Estuve a punto de adquirirlo pero el amigo Straczynski me hizo dudar. Posiblemente termine cayendo.

samanosuke
Lector

Por partes, y lo que me dé tiempo antes de comer xD:

-Rover Red Charlie: ahí está a la espera, pero me da a mí que va a ser del Ennis que me mola, sobre todo porque imagino que hablará de lealtad y compañerismo, un tema que tanto le gusta y tan bien trata, en un futuro apocalíptico en el que sin ésto, es imposible sobrevivir. Espero estar en lo cierto, a ver si me pongo al día con la “pila” virtual. 😉

-Hawken, al estar basado en un videojuego, y Revelations por ser de Jenkins (a Ramos lo tolero a ratos), para mí cuanto más lejos mejor… Aunque visto lo que dices, Mariano, esperaré otras críticas o comentarios de los habituales para contrastar (venga Reve, ya tardas xD).

-De Ghost pasando, de momento no me interesa.

-Lo mismo para la serie de Lapham: prefiero ponerme con sus Stray Bullets y conocer de una vez al gran guionista del que oía hablar antes de conocerlo por sus trabajos en el mainstream.

-Del resto, lo siento, no me interesa nada (Straczynski, por muy bien que esté, no me la juega más y no me interesa en The Twilight Zone ya que no he visto la serie), hasta llegar a para mí dos de los grandes del mes… Que comentaré a la vuelta 😀

Reverend Dust
Lector

Samano, no he tardado yo, pero tú sí en comentar porque si no ya habrías visto mi opinión. ¡A leer Revelations! xD

Reverend Dust
Lector

P.D. Reve-lations. Si es que me tenía que gustar… 😛

emilio
Lector
emilio

Y hablando de comics steampunk….¿Nunca se continuara aquella pesadilla visual de bachalo?.

jorgenexo
Lector

Dos ancianas en una residencia, cenando. Se queja una:
– La comida en este sitio es repugnante.
A lo que responde la otra:
– Sí. Y además las raciones son pequeñísimas.

samanosuke
Lector

Ea, a seguir:

-Black Science es, como dice la reseña, una delicia visual con la presentación de mundos y ambientaciones, una muestra de la imaginería de Remender (que no es poca, yo creo que sí que irá para largo en este sentido la obra), y me da a mí que una extensión de las ideas que se le podían quedar en el tintero o no encajaban del todo en su primer maxi-arco del Capi América, así que por mí encantado. Estoy seguro que en breve empezaremos también a disfrutar de los personajes, no en vano es uno de los puntos fuertes de sus series actuales y pasadas en Marvel, así que para mí es una serie a tener muy presente y a la que dentro de poco quizá pongamos en un altar. Más con Scalera y White de por media, gozada visual. ****

-Dead Body Road: el Punisher de Jordan, con toques de Mad Max y sin comtemplaciones. A priori, una serie poco original, pero que da lo que promete y que con Scalera a plena potencia, cumple como gran serie de acción en la que, quién sabe, con este viaje de venganza quizá veamos una especie de Kill Bill, o tan sólo el comienzo de una caída a los infiernos personal que nos lleve por otros derroteros. Muy interesante, a ver por dónde tira en próximos números. ****

-The Saviors la tengo aquí pendiente de leer, así que junto a Rover Red Charlie, supongo que os contaré mis impresiones a final de mes. 😉

samanosuke
Lector

Jaja sí Reve, es que desde que me puse a escribir hasta que lo envié, esto se llenó de comentarios. xD A ver qué tal entonces, me gusta ir con recomendaciones para luego tener a quien echarle la culpa 😀

Mr. X
Lector
Mr. X

De todos estos el único que leí es el Black Science y no siendo en absoluto fan de Remender me ha sorprendido, una aventura de ci-fi con mucho estilo, y un dibujo espectacular. Como decía en otra parte, así deberían ser los cómics de los 4 Fantásticos. El Nº2 eso si es más flojo, con unas cuantas páginas de diálogos no demasiado inspirados, pero tiene un buen giro final. En fin, que me ha “vendido” la serie, por el momento.

Mr. X
Lector
Mr. X

Yo también soy muy fan de Annie Hall, Sr. Nexo 😉

Antoine
Lector
Antoine

Me llama la atención Ghost, pero no por la señora Fraction (que todavía no ha hecho nada que me guste) sino por el dibujo del gran Ryan Sook, hace tiempo que no lo pillo en una serie, más allá de portadas puntuales y me encanta desde su miniserie de Zattana con Morrison y los primeros números del factor X de David.

chirripitiflautico
Lector
chirripitiflautico

¿Dead Body Road no es miniserie? me suena haberlo leído en algún sitio aunque es cierto que en las solicits no apaerce como tal. Por otro lado a mi me ha gustado esta serie más que la de Black Science, las 2 son series de premisas muy manidas pero para mi Jordan se consigue un mejor primer número presentando personaje y proponiendo la situación que Remender, que deja todo en facor de Scalera y al final del primer número aun no sabemos nada de que va la serie (el 2º número lo aclara, todo hay que decirlo). En cuanto a dibujo nada que objetar en ninguna, el señor Scalera es un máquina.
Me vais ha hacer comprarme la de los perritos jeje, pensaba que seria una gracia tonta de Ennis para echarse unas risas pero parece que tiene más.
The Saviors me ha gustado mucho pero no se cuanto jugo se le poede sacar a la idea, es cierto que yo soy fanático del género así que era fácil convencerme, hasta el dibujo de Bone que de primeras no me llamaba la atención me ha conquistado.
Revelations lo leí en su día en español y no recuerdo nada, así que no debe ser tan bueno, y eso que en esa época Ramos me encantaba con su Crimson.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

Sólo me he leído el Black Science, que me ha parecido una decepción. Un guión de Remender flojo, en el que solo presenta a un personaje y no hay un mínimo de desarrollo. Eso si, Scalera se sale muchísimo, menuda genio.
A ver como sigue, pero si sólo va a ser un libro de paisajes paso, quiero más chicha.

jaque
Lector
jaque

Entiendo que Revelations es el mismo material que publicó aquí Planeta, no?