Mundo independiente: Especial Valiant primera parte, el pasado.

Por
18
1048

Todo el mundo habla de Valiant. Nosotros no somos una excepción, mencioné esta editorial en el Mapa de las editoriales independientes y en Las series del momento. Mariano Abrach la ha cubierto en su primera entrega del Servicio Informativo de Editoriales Independientes y también en la quinta, sexta, octava y novena. Toda la atención que ponemos sobre esta casa es más que merecida porque está publicando algunos de los mejores cómics de superhéroes del momento y es posible que en el futuro, Valiant acabe siendo una editorial tan importante como Image, IDW o Dark Horse, aunque también cabe la posibilidad de que todo se quede en agua de borrajas y Valiant sea otro intento fallido de publicar cómics de superhéroes. Suceda lo que suceda, nada quita que esta editorial ha conseguido convertirse en una de las empresas más comentadas del año gracias a una impecable política editorial y a unas ventas que despuntan dentro del mundo de las editoriales independientes. Por eso, esta semana y la siguiente nos centraremos en esta empresa. Empezamos el análisis de Valiant con un artículo (el de hoy) en el que os explicaré la fundación y los primeros años de esta casa; también haremos dos reseñas de las series más punteras (una mañana y otra el próximo miércoles); y un segundo artículo (el de la semana que viene) en el que analizaré el actual efecto Valiant.

La creación de Valiant

Antes de explicaros en qué consiste exactamente el Universo Valiant, dejad que os relate cómo se formó (en el mundo real, no en el ficticio).

Para entender el origen de Valiant debemos retroceder en el tiempo hasta 1978 porque ese fue el año en el que Jim Shooter se convirtió en el editor en jefe de Marvel (lugar que ahora ocupa Joe Quesada). Su etapa en la Casa de las Ideas duró nueve años y siempre será recordada por algunas de las joyas del momento: muchos de los tebeos de Chris Claremont de aquella época, el Daredevil de Frank Miller, Los 4 Fantásticos de John Byrne, etc. Jim Shooter aportó un aire fresco a la editorial pero se le acusó de entrar en conflicto y echar a muchos creadores clásicos (modo ironía on – suerte que esas cosas ya no se llevan – modo ironía off), de manera que cuando se rememora la labor de Shooter (como la de la mayoría de personas que han ostentado ese cargo), el recuerdo que nos asalta es agridulce.

A decir verdad, la versión de Shooter de esta polémica es muy diferente. En los años 80, Marvel Comics estaba a la venta y los propietarios estaban muy preocupados por el asunto monetario. Hacían todo lo que estaba en sus manos para conseguir dinero, aunque eso supusiese pisotear los derechos de los creadores. Shooter se convirtió, a desgana, en su brazo ejecutor y, además, en la persona que daba la cara ante los fans. Día sí y día también se peleaba con los jefes en efensa de los autores, pero no pudo hacer nada para solucionar el problema y finalmente decidió marcharse. Bueno… No exactamente… New World Pictures acabó comprando Marvel Comics y los nuevos propietarios hicieron lo mismo que los anteriores, e incluso peor. Shooter se quejó de la situación (con discusión encarnizada incluida), y lo echaron. O sea que, según Shooter, él era una especie de héroe. Según algunos creadores era justo lo contrario. Es absurdo entrar en polémicas a estas alturas, aunque a mí me gusta quedarme con la versión de Shooter.

La cuestión es que Shooter se “marchó” de la editorial de cómics más importante de los años 80 con la reputación por los suelos, o sea que iba a ser casi imposible que volviese a encontrar trabajo en el mercado de los tebeos norteamericanos. Probó suerte en el mundo de la literatura infantil y le fue bastante bien. Allí conoció a Steve Massarsky, quien le encargó el guion de un evento para niños. Se hicieron amigos y juntos diseñaron un “diabólico” plan: como Marvel perdía dinero a espuertas, decidieron amasar todo el efectivo posible para cuando llegase el inevitable momento en el que la Casa de las Ideas saldría a la venta. Entonces Shooter y Massarsky se la comprarían, se frotarían las manos y se reirían con los ojos medio cerrados. Bromas aparte, lo intentaron pero no lo consiguieron. El día que la Casa de las Ideas se subastó se la compró el Andews Group. (Es la ley de la jungla, no importa cuán rico seas, siempre habrá alguien más rico que tú…)

O sea que volvemos al inicio con una gran diferencia: Shooter no podía regresar a Marvel pero estaba obcecado con volver al mundo de los cómics, así que él y Massarsky se buscaron nuevos socios para poder llegar más lejos, nada más y nada menos que la empresa Triumph (que estaba dirigida por un hombre y una mujer, de manera que ahora el pastel se dividía entre cuatro personas). Entre todos intentaron comprar Harvey Comics pero la jugada les salió rana y entonces decidieron empezar de cero con la creación de Valiant.

En realidad tampoco intentaron empezar de cero… Primero contactaron con Western Publishing para ver si se unían a la aventura. Aunque los Western no querían ni oír hablar del noveno arte (esta editorial en concreto había tenido malas experiencias), le ofrecieron a Shooter sus personajes de cómics, así que Shooter solo necesitaba encontrar más fondos para podeer pagarlos. Finalmente, J. Winston Fowles se unió a la causa y así se conformó la lista de los primeros propietarios de Valiant: Shooter, Massarsky y Fowlkes poseían el 20% de la editorial cada uno. La empresa Triumph poseía el 40% restante.

Puede parecer que ya estaba todo preparado para el triunfo, pero no fue así. Uno de los fundadores tuvo un lío de faldas con una cabeza visible de Triumph y todo estuvo a punto de irse al garete. No voy a entrar en detalles porque esto no es prensa rosa (además que el aspecto económico que implica es bastante complicado). Dejémoslo en que al final J. Winston Fowles (que no se acostaba con nadie) tuvo que desaparecer del mapa y los porcentajes quedaron en 25% para Shooter y el 75% restante a repartir de manera equitativa entre los demás. Curiosamente ese 75% tenía mayor poder de decisión porque la mujer de Triumph poseía el 25% de las decisiones, era socia de un 25% y se iba a la cama con el otro 25%, o sea que era Shooter contra ella pero democráticamente la única que podía ganar era ella.

Llegados a este punto ya tenemos la editorial formada con dinero e incluso con personajes licenciados. ¿Qué pasó después? Valiant empezó publicando comics para Nintendo por decisión del 75%. También editaron cómics para WWF (la World Wrestling Federation) pero como no iban a ninguna parte finalmente lanzaron la línea de superhéroes en marzo de 1991.

Seguro que estáis pensando: “¡Por fin!” Yo también… Y eso que os he hecho la versión resumida…

La línea de superhéroes de Valiant

Jim Shooter se marchó de Marvel en 1987. Inició su aventura independiente poco después, pero le costó tanto crear Valiant que para cuando empezó a publicar cómics de superhéroes, ya se estaban fundado las bases de Image Comics. Al año de iniciar la línea heróica, Valiant había publicado poco más de una docena de cómics, mientras que Image ya había inundado el mercado con sus tebeos. Este hecho es relevante porque mucha gente se piensa que Valiant se creó a partir del éxito de Image y no es así. Image tuvo su importancia en el desarrollo de Valiant, evidentemente, pero la editorial de Shooter empezó su andadura antes aunque, eso sí, no se hizo notar hasta más adelante. El efecto Image fue positivo también para Valiant.

Volvamos a la vida de Shooter. El antiguo editor en jefe ni podía copiar a Marvel ni podía contratar a los creadores de Image (que a inicios de los 90 trabajaban en la Casa de las Ideas), por lo tanto estaba en clara desventaja ante sus competidores. Entonces, ¿qué podía hacer? La única salida era asumir sus deficiencias y luchar con ellas. Valiant iba a contratar a quién pudiese, iba a alejarse de los dibujos espectaculares que inundaban Image y, sobre todo, iba a hacer buenas historias. De hecho, inicialmente Shooter se encargó de las series de Valiant (emulando a Stan Lee) y centró sus creaciones en unos pilares inquebrantables:

– La continuidad
– El uso correcto de ciencia verdadera (para crear mayor cercanía con el mundo real)
– El buen desarrollo de los personajes
– En definitiva, realismo. Eso implica preocuparse por los decorados, la historia real, no inventar artilugios, etc.

La conclusión que se saca de estos pilares es muy simple: Shooter quería ofrecer buenas historias. Él sabía cuáles eran sus fuertes y quería explotarlos al máximo, pero también era consciente de que era un David contra un Goliat. ¿El primer número de Spawn contra una buena historia con dibujos regulares en el 1992? Gana Spawn (y si no lo hace, McFarlane contrata a los mejores guionistas del momento y le da una paliza a Shooter). Evidentemente, los inicios de Valiant no fueron para lanzar cohetes. La editorial no empezó a destacar hasta 1992, sobre todo gracias a personajes ya existentes que empezaron a aparecer en el universo Valiant como Magnus Robo Fighter de Gold Key.

Los primeros personajes de Valiant fueron Magnus Robo Fighter y Solar. Cuando ya se hubieron asentado, Shooter recuperó una idea que había tenido para una película de Hollywood pero que fue desechada cuando le pidieron que la transformase en una comedia para Eddie Murphy (y él se negó). El cómic en cuestión era Harbinger. En aquellos momentos las ventas no eran muy buenas (70.000 copias para Magnus y 50.000 para Solar). Si las comparamos a los rangos actuales, eran espectaculares. Sea como fuera, todo el mundo le decía a Shooter que abandonase sus ideas, que hiciese los cómics clónicos de la época. Y Shooter continuaba erre que erre. A Harbinger le siguió X-O Manowar y muchas otras series, aunque el peligro de cancelación siempre existía. Y es que para crear la empresa, los fundadores pidieron un crédito, tuvieron unos gastos, etc. La situación llegó hasta tal punto que para que Valiant sobreviviese, Shooter tenía que trabajar desde las siete de la mañana hasta las tantas de las noches, sin ningún día de descanso en todo el año…

El clímax de la era Shooter llegó con Unity. Shooter estuvo detrás de las Secret Wars y sabía cómo se hacían las grandes sagas, pero quería hacer algo diferente, así que se le ocurrió hacer una saga épica cuyos capítulos se alternasen en todas las colecciones que en aquellos momentos publicaban. Eso sí, con un especial introductorio y otro conclusivo. Ese es un esquema que se ha repetido hasta la saciedad y es interesante que sea idea de Shooter.

El fin de la era Shooter

Y en 1994 todo cambió. A pesar de ser propietario, Shooter era un empleado y sólo poseía el 25% de la empresa, así que el 75% restante lo echó porque querían vender la compañía al hermano de la mujer de Triumph que… No repito la historia. Cuando Shooter se negó, empezó una pesadilla que acabó con él en la calle y con unos guardias armados que le impedían entrar en Valiant.

En 1994, Bob Layton y Kevin VanHook tomaron las riendas de la empresa y aumentaron a quincenal la cadencia de los títulos más populares. Poco después, en 1996, Acclaim Entertainment reinició la línea para usar mejor los personajes en sus juegos de ordenador. El nuevo jefe fue Fabian Nicieza.

El Nuevo universe Valiant lo tuvo más fácil que el de Shooter. Tomó unas propiedades que ya eran populares en aquellos momentos y recabó autores de la talla de Warren Ellis, Mark Waid, Kurt Busiek o Garth Ennis. Evidentemente, los títulos funcionaron bien, aunque los más populares fueron Turok y Shadowman (curiosamente los que triunfaron en los juegos de ordenador). Desgraciadamente, el futuro de Valiant estaba intrínsecamente ligado al de Acclaim y cuando la empresa empezó a sufrir pérdidas, los cómics temblaron. A finales de 2004, Acclaim cerró con Valiant en plena decadencia.

Los sospechosos habituales

En esta sección os hago un pequeño listado de las principales colecciones que conformaron el Universo Valiant. Muchas de ellas toman el título de un héroe así que a efectos prácticos, este mismo repaso sirve para hacer un pequeño quién es quién en este mundo. Eso sí, dado que lo que ahora realmente importa es la relación con el nuevo Universo Valiant, me limitaré a las series que ya han reaparecido de alguna manera.

Archer & Armstrong 

 

Título original: Archer & Armstrong.
Primera aparición: Archer & Armstrong #0, Julio de 1992.
Creado por: Jim Shooter, Bob Layton, Barry Windsor-Smith.
Núms. Publicados: 26.
Principales guionistas: Jim Shooter, Barry Windsor-Smith, Mike Baron.
Principales dibujantes: Barry Windsor-Smith, Mike Vosburg.

 

Archer & Armstrong ha sido una de las primeras series que ha resucitado la nueva Valiant y va a ser la primera que explique aquí, aunque en mi caso se debe a un asunto de orden alfabético. En realidad es una grata coincidencia porque de las nuevas colecciones Valiant, desde mi punto de vista, Archer & Armstrong quizás sea la mejor. Primero os explicaré los datos técnicos y después me centraré en las historias de la antigua cabecera, así que entenderéis el por qué más adelante….

Como veis en el recuadro de la derecha, Archer & Armstrong es una creación de los guionistas Jim Shooter y Bob Layton y del dibujante Barry Windsor-Smith. Aprovecho que aparecen estos nombres por primera vez para puntualizar algunas cosas. Bob Layton es co-creador de muchas series, pero generalmente la mente detrás de los personajes es Jim Shooter. Según ha comentado el antiguo editor en jefe de Marvel en más de una ocasión, su implicación en las colecciones solía ser mayor que la de sus compañeros y se ha dado incluso el caso que, para contentar algunas personas, ha cedido derechos de personajes. De ser eso cierto, nos debemos tomar las autorías con cierto margen de error. Barry Windsor-Smith, por otro lado, es el creador gráfico indiscutible y aparecerá en muchas series porque es una de las pocas grandes estrellas que quisieron colaborar con Shooter. En aquellos momentos, Windsor-Smith era realmente importante, así que su participación en Valiant era todo un reclamo.

Dicho esto, Archer & Armstrong es una serie curiosa porque salió a la luz en agosto de 1992 con un número 0, pero al mes siguiente entró de lleno en el cruce Unity, de manera que el núm. 1 de esta serie es el 3 de Unity y el 2 corresponde al capítulo 11 de la saga. Evidentemente, Archer & Armstrong se benefició, y mucho, del efecto saga. A nivel técnico, Bob Layton dejó la serie en el núm. 2. Su sustituto en el núm. 3 fue Barry Windsor-Smith y, como no podía ser de otra manera, dadas las fechas en que surgió la serie, a partir del núm. 4 Windsor-Smith figura como autor completo. Esta situación se prolongó hasta el número 12, con dos sonadas excepciones: el núm. 7 estuvo dibujado por Art Nichols y el 9 estuvo escrito por Bob Layton y dibujado por Bernard Chand. A partir del número 13, la serie cambió el rumbo. El nuevo guionista de la cabecera fue Mike Baron y los dibujantes se sucedieron: Rags Morales (núm. 13), Andrew S. Wendel (núm. 14 y 16, aunque este tuvo como guionista invitado a James Perham), Dougie Braithwaite (núm. 15) y Mike Vosburg (del 16 al 26). Tras esta andadura, Acclaim se hizo con los derechos de Archer & Armstrong y redefinieron a los personajes, quienes aparecieron en varias series, sobre todo en Eternal Warriors. En diciembre de 1997 protagonizaron el especial Eternal Warriors: Archer & Armstrong.

Por lo que respecta a la historia y los personajes, Archer & Armstrong es uno de los dúos cómicos más extraños que jamás se hayan creado en el mercado norteamericano. Archer es un gran luchador que murió a manos de sus malvados padres a la tierna edad de once años. De alguna manera volvió a la vida y decidió llevar a sus progenitores a la justicia. Armstrong es un libertino inmortal extremadamente fuerte que solamente se preocupa por emborracharse y contar historias. La cuestión es que son el día y la noche. Archer estudió artes marciales entre los monjes y ve el lado bueno de la vida. Armstrong ha vivido mil y una aventuras y todo le da un poco igual. Archer quiere dedicarse al bien, aunque no sabe cómo porque sus padres ya fueron detenidos mientras estudiaba (necesita un enemigo). Armstrong quiere pasar un buen rato. A la que los dos se juntan se ven envueltos en mil y una aventuras y los dos aprenden algo del otro… Claro que eso es el origen antiguo, el nuevo es algo diferente…

Bloodshot
 

 

Título original: Bloodshot.
Primera aparición: Eternal Warrior #4 y Rai #0, Noviembre de 1992.
Creado por: Don Perlin, Kevin VanHook.
Núms. Publicados: 52 + 16.
Principales guionistas: Kevin VanHook, Mark Moretti, Len Kaminski.
Principales dibujantes: Don Perlin, Mike Vosburg, Sean Chen, Norm Breyfogle, Jackson Guice, Sal Velluto.

 

Bloodshot también ha sido una de las primeras series que ha resucitado la nueva Valiant y, desde mi punto de vista, quizás sea la mejor (es que cambio de idea cada mes). Como antes, primero os explicaré los datos técnicos y después me centraré en las historias de la antigua cabecera, así que entenderéis el por qué más adelante….

Bloodshot es una creación de Don Perlin y Kevin VanHook surgida en el segundo año del universo superheroico de Valiant y es seguramente una de las más importantes de esta casa porque el primer número de la serie regular vendió cerca de un millón de copias. Evidentemente, eso propició una larga vida para la colección, 52 números para el primer volumen (51 y un número 0), 16 para la etapa Acclaim y además un especial llamado Bloodshot: Last Stand que se publicó en marzo de 1996. Por lo que respecta al primer volumen, el debut se dio en febrero de 1993 con un ejemplar firmado por los creadores. Este equipo creativo se mantuvo intacto en la primera etapa con contadas excepciones: en el núm. 4 Andrew S. Wendel colaboró en el dibujo con Perlin y en el 18 lo sustituyó temporalmente; en el 8, James Perham ayudó a VanHook al guión, mientras Ted Halsted tomaba las riendas del dibujo en esa ocasión. A partir del núm. 19, Bloodshot contó con un nuevo dibujante regular: Mike Vosburg. Éste permaneció en la serie hasta el 25. El 26 tuvo como dibujante invitado a Anthony Castrillo y a partir del 27 se dio la bienvenida a otro nombre: Sean Chen. Sin embargo, éste no se mantuvo mucho tiempo, al 30 el baile de dibujantes continuó con Norm Breyfogle. Claro que en esta ocasión tiene truco. ¿Os acordáis que comenté que tras la marcha de Shooter las series eran quincenales? Así lo fue con Bloodshot, de manera que de mayo de 1995 a enero de 1996, la ración de Bloodshot se dobló y, por lo tanto, hubo dos dibujantes regulares: Chen y Breyfogle. Más o menos, a partir del 36 empezaron más cambios porque se marchó el guionista y los nuevos encargados de tomar las riendas del personaje fueron primero Mike Grell y después Mark Moretti, además de algún invitado especial en los últimos números. Los lápices se los fueron alternando Jackson Guice, Paul Gulacy, Sean Chen y muchos otros.

Ahora vayamos por la segunda serie, duró 16 números, de julio de 1997 a octubre de 1998. En esta ocasión los guiones fueron para Len Kaminski y los lápices para Sal Velluto. A pesar de alguna colaboración puntual, estos autores se mantuvieron hasta el final de la serie, o sea que no relataré el baile de autores de la segunda parte. No es tan relevante.

Por lo que respecta a la historia, Bloodshot es un precursor de la nanotecnología. Angelo mortalli es un soldado que está a punto de morir y el ejército aprovecha la situación para implantar en su cuerpo una infinidad de nanocomputadoras que le permiten curarse, dominar equipamiento electrónico y usar su cuerpo al máximo. Lástima que el precio a pagar por esos poderes sean todos sus recuerdos… Evidentemente, la búsqueda de la identidad es un argumento de los dos volúmenes de Bloodshot (y ya adelanto que también del actual), como también lo es la lucha entre el héroe y el ejército porque a la primera de cambio, Angelo se escapa y mira sólo por sus intereses, en vez de convertirse en la marioneta de aquellos que han acabado con su mente.

Harbinger 

 

Título original: Harbinger.
Creado por: Jim Shooter, David Lapham.
Núms. Publicados: 42.
Principales guionistas: Jim Shooter, Maurice Fontenot.
Principales dibujantes: David Lapham, Howard Simpson, Sean Chen.

 

Harbinger es otra de las cabeceras que actualmente publica la nueva Valiant y posiblemente es una de las más variadas que han salido hasta el momento, así que para variar diré que no es la mejor de las actuales. Aunque sigue estando muy bien… Volvamos a los datos técnicos.

Harbinger debutó en el número 1, de enero de 1992, aunque tuvo una precuela casi simultánea porque con los seis números de la cabecera daban cupones que se podían canjear por el número 0 de la colección. La etapa Valiant acabó en el núm. 41, de junio de 1995. Además, esta cabecera disfrutó de dos especiales: uno en agosto de 1994 y otro en febrero de 1995. En la época Acclaim, esta empresa no recuperó la serie. Simplemente sacó un especial titulado Harbinger: Acts of God en enero de 1998. Otro dato importante es que los números 8 y 9 corresponden a los capítulos 8 y 16 del cruce Unity.

Inicialmente Harbinger contaba con los guiones de Jim Shooter y los lápices de David Lapham (aunque éste se encargó también del guion del núm. 0). Tras Unity, Jim Shooter desapareció de Valiant y Lapham se convirtió en el artista completo de la serie hasta el núm. 13. Con el 14 se estrenó un nuevo equipo creativo: Maurice Fontenot a los guiones y Howard Simpson a los lápices. Este dúo duró bastante para ser un equipo Valiant, Simpson dejó la serie en el 24 y fue sustituido por Sean Chen en el siguiente capítulo y se mantuvo en la cabecera hasta el 36. En el 37 empezó el habitual baile de guionistas y dibujantes. Lo más relevante del final es que Kevin VanHook escribió los tres últimos números de la cabecera.

Por lo que respecta a la historia, Harbinger trata sobre unos series que tienen poderes principalmente telepáticos y telequinéticos. Toyo Harada es el primero de ellos y es mejor que la mayoría porque sus poderes se manifestaron sin necesidad de terceras personas (generalmente un Harbinger despierta a otro Harbinger y el que lo despierta se llama Omega). Pues bien, Harada es un loco que pretende dominar el mundo y para ello recluta a todos los Harbingers que puede, pero su némesis aparece en la figura de Pete Stancheck, un quinceañero que también activa sus poderes por sí mismo. Harada intenta que Pete se una a su causa, pero Pete hace justo lo contrario: se convierte en un Harbinger Omega y recluta un ejército para enfrentarse a Harada.

Ninjak 

 

Título original: Ninjak.
Primera aparición: Bloodshot #6, Noviembre de 1992.
Creado por: Mark Moretti, Joe Quesada.
Núms. Publicados: 26 + 12.
Principales guionistas: Mark Moretti, Dan Abnett, Andy Lanning, Kurt Busiek.
Principales dibujantes: Joe Quesada, Mike Manley, Neil D Vokes.

 

Pues no, ésta serie no ha reaparecido en el nuevo Universo Valiant pero sí lo ha hecho su protagonista, que es un personaje recurrente de X-O Manowar desde el núm. 5.

La primera serie de Ninjak duró 26 episodios más un especial publicado a mitad de la colección y surgió por el éxito que estaba teniendo el personaje en otras cabeceras. El núm. 1 se publicó en febrero de 1994 y la colección se despidió en noviembre de 1995. Si hacéis cuentas no os saldrán 26 números, pero es que Ninjak “disfrutó” de cadencia quincenal y el subsecuente baile de autores. Vayamos con ese “apasionante” tema. Mark Moretti y Joe Quesada solo hicieron 3 números juntos. El cuarto estuvo escrito y dibujado por Moretti. A partir del 5, los autores (tanto guionistas como dibujantes) empezaron un baile extremademente frenético que llegó a su fin en el apartado escrito en el núm. 10, cuando Andy Lanning y Dan Abnett tomaron las riendas de la colección (de la que ya habían escrito algún número). Por supuesto, los lápices variaron según el día pero los más regulares fueron los de Mike Manley.

El segundo volumen de Ninjak solo duró 12 números, de marzo de 1997 a febrero de 1998. Los guiones corrieron a cargo de Kurt Busiek (aunque a partir del 7 le acompañó Robert L. Washington III) y los lápices a cargo de Neil D Vokes.

La historia: Colin King es el hijo de un espía británico, fue educado en oriente pero es rechazado por esta sociedad. Tras la muerte de su padre, King quiso seguir sus pasos y luchar contra el mal bajo la identidad de Ninjak. Y con eso ya tenemos casi todo dicho. Ninjak tiene un origen tan claro que no es necesario llegar más lejos.

Shadowman 

 

Título original: Shadowman.
Primera aparición: X-O Manowar #0, Mayo de 1992.
Creado por: Jim Shooter, Steve Englehart, David Lapham.
Núms. Publicados: 44 + 20.
Principales guionistas: Bob Hall, Garth Ennis, Jamie Delano.
Principales dibujantes: Bob Hall, Charlie Adlard, Ashley Wood.

 

Shadowman es la serie resucitada más reciente y, desde mi punto de vista, la mejor (pero claro, no lo puedo decir porque solo han salido dos números a la venta). Sigo el esquema de siempre.

Con Shadowman nos encontramos nombres familiares (como casi siempre). Los creadores son los guionistas Jim Shooter y Steve Englehart (léase lo que dije en Archer & Armstrong al respecto) y el dibujante David Lapham. De todos los personajes Valiant, Shadowman y Turok han sido los que han disfrutado de los mejores juegos de ordenador, de manera que ambos son muy conocidos fuera de los cómics. Y dentro también porque las ventas de la primera cabecera de Valiant de Shadowman son espectaculares, algo que justifica que el relanzamiento de la segunda colección fuese por todo la alto (ya veréis a qué me refiero cuando leáis los nombres).

Siendo tan popular, obviamente Shadowman disfrutó de andaduras en cómic muy longevas. Su primera serie duró 41 números, más un 0 situado a mitad de la colección. El segundo volumen duró 20 números. Curiosamente, el cruce Unity corresponde al 4 y 5 del vol. 1 de Shadowman, que son los capítulos 6 y 14 de Unity. En esta ocasión no intentaré explicaros el baile de autores. En los diez primeros números, los guionistas que pasaron por esta serie fueron: Bob Hall, Joe St. Pierre, Jim Shooter, Steve Englehart, Faye Perozich, Bob Layton Sr.; y los dibujantes: Steve Ditko, José Delbo, Don Perlin, Yvel Guichet, Joe St. Pierre, Bob Hall, David Lapham y Mark Moretti. Afortunadamente, del núm. 10 al final, tanto los guiones como los lápices fueron de Bob Hall (a excepción de cinco números en los que descansó).

La segunda serie se estrenó en marzo de 1997 y se despidió en junio de 1999. Los cuatro primeros guiones estuvieron firmados por Garth Ennis y los lápices, por Ashley Wood, ¿hace falta decir más? Pues del 5 al 12 la parte escrita fue para Jamie Delano y los dibujos fueron de Charlie Adlard. En el 13 se les unió Dick Foreman a los guiones. A partir del 16 el nuevo equipo creativo se centró en Serge F. Clemont y Klayton Krain.

¿De qué va esta serie? Jack Bonifaceis es un músico que toca en un bar y está interesado en una mujer que va a escucharlo cada noche. Una noche Jack la acompaña a casa y la mujer, llamada Lydia, lo droga y lo deja inconsciente. Cuando se despierta, está solo y tiene una extraña marca en el cuello… Cuando vuelve a caer la noche, Jack sale en busca de venganza. Encuentra una extraña máscara y la coge justo cuando una mujer grita pidiendo auxilio. Jack corre a rescatarla y descubre que tiene superpoderes: fuerza y velocidad mejoradas. Más adelante, una amiga que practica vudú le explica que algo malvado toma el control de su cuerpo, aunque no debe ser tan malo porque Jack empieza a luchar contra el crimen, sobre todo en el aspecto sobrenatural.

X-O Manowar 

 

Título original: X-O Manowar.
Primera aparición: X-O Manowar #1, febrero de 1992.
Creado por: Jim Shooter, Bob Layton, Jon Hartz.
Núms. Publicados: 71 + 21.
Principales guionistas: Bob Layton Sr., Jorge Gonzalez, Rob Johnson, Ron Marz, Keith Giffen, Brian Augustyn, Mark Waid.
Principales dibujantes: Bart Sears, Richard Levins, Andy Smith, Scot Eaton.

 

Ésta es la primera serie resucitada por la nueva Valiant, la que ha llamado más la atención de la gente. No es de extrañar. La cabecera inicial es una creación de Jim Shooter, Bob Layton y Jon Hartz que duró la friolera de 68 números (más 3 especiales, 6 si contamos el cruce con Iron Man y el 1/2, que fue ofrecido por Wizard) en su primera encarnación (de febrero de 1992 a septiembre de 1996) y 21 en la segunda (de febrero de 1997 a junio de 1999). Los números 7 y 8 corresponden a la saga Unity (capítulos 5 y 13). Como con todas las series que hemos visto, el baile de artistas es considerable. Aquí haré algo diferente y os los listo:

Guionistas primer volumen:
Steve Englehart (núm. 1 a 4)
Jim Shooter (núm. 1 a 6)
Bob Layton Sr. (núm. 6 a 15, 60, 66 a 68)
Jorge Gonzalez (16 a 25, 27)
Rob Johnson (26 a 43)
Ron Marz (44 a 50)
Bart Sears (51, 52)
Jeff Bailey (53 a 57, 59)
Marty Golia (53 a 57, 59)
Keith Giffen (58 a 65)

Dibujantes primer volumen:
Bob Layton Sr. (núm. 1)
Barry Windsor-Smith (núm. 1)
Sal Velluto (núm. 2 y 3)
Mike Manley (núm. 4)
Mike Leeke (núm. 5, 7 a 10, 12,13)
Steve Ditko (núm. 6)
Mark Moretti (núm. 6)
Howard Simpson (núm. 11)
Bart Sears (núm. 14, 15, 44, 45, 48, 50, 53, 55, 57, 63)
José Delbo (16)
Jim Calafiore (17 a 19)
Paris T. Karounus (20 a 25)
Richard Levins (27 a 40)
Luke Ross (41 a 43)
Andy Smith (46, 47, 49, 50, 52, 54, 56, 58, 59, 62, 65)
Bernard Chang (60, 61)
Paul Gulacy (64)
Steven Butler (65)
Dale Eaglesham (65)
Butch Guice (66, 67)

Guionistas segundo volumen:
Brian Augustyn (núm. 1 a 16, 18)
Mark Waid (núm. 1 a 13)
Dwayne McDuffie (núm. 17, 19 a 21)

Dibujantes segundo volumen:
Sean Chen (núm. 1 a 4)
Scot Eaton (núm. 5 a 15, 17 a 21)
Bart Sears (núm. 16)
Patrick Zircher (núm. 20)

Guionistas y dibujantes de los especiales:
X-O Database (agosto, 1993): guión de Clifford E. Van Meter y dibujo de Joe Quesada, Clifford E. Van Meter, Jim Calafiore, Mike Leeke, Thomas Rayder, Sal Velluto, y Bob Layton Sr.
X-O Manowar 0 (agosto, 1993): guión de Jorge Gongález y Bob Layton Sr. y dibujo de Joe Quesada
X-O Manowar1/2 (noviembre, 1994): guión de Jorge Gongález y dibujo de Jeff Johnson
Yearbook #1 (abril, 1995): guión de Jorge Gongález y dibujo de Steffano Raffaele
X-O Manowar/Iron Man: In heavy metal (septiembre, 1996): guión de Fabian Nicieza y dibujo de Andy Smith
Iron Man/X-O Manowar: Heavy metal (septiembre, 1996, publicado por Marvel): guión de Fabian Nicieza y dibujo de Tom Grindberg

Ahora vayamos a la historia. Aric de Dacia era un guerrero visigodo nacido en el siglo V después de Cristo. Tras la muerte de sus padres, Aric juró vengarse de los romanos y se enfrentó a mucha batallas hasta que fue abducido por alienígenas y desapareció del mapa. Durante 7 años, Aric fue prisionero de los alienígenas pero un buen día se metió en la armería y se hizo con una armadura extraordinaria que le propocionó unos cuantos poderes. Gracias a ella se escapó de la nave y volvió a la Tierra. Desgraciadamente, como la nave viajaba a la velocidad de la luz, esos 7 años a bordo se convirtieron en unos 1500 ó 1600 para el mundo, o sea que Aric fue a parar a la Tierra del Siglo XX. Evidentemente, Aric se tuvo que habituar al nuevo mundo e inició una nueva vida como superhéroe. ¿Qué otra cosa puedes hacer cuando tienes una armadura alienígena?

Y hasta aquí el repaso de hoy. Han quedado muchas series en el tintero pero ya se recuperarán si la ocasión lo requiere. Estas son las que necesitamos para entender el nuevo universo Valiant. Muchas de las otras también son importantes, pero… un mundo con 1500 personajes no se puede abarcar en un día. Mañana, más.

18
Déjanos un comentario

Please Login to comment
18 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
12 Comment authors
moonwatcherTitannascitturussmarcusArmstrong Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Jordi T. Pardo
Autor

No tenía ni idea que estuviesen publicando cómics de uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos: Shadowman. Aunque el look veo que no se parece en nada y en el videojuego, sólo he podido jugar al primero, la trama se centra en la capacidad del personaje para moverse entre dos mundos: el de los vivos y los muertos. No tenía ningún tono superheroico, como mucho algo cercano a Blade, así que no sé que pensar pero me pica la curiosidad.

Javier Agrafojo
Lector

Curradísmo texto, Enrique. Valiant es el Falcon Crest de los cómics! 😉

La figura de Shooter siempre ha tenido luces y sombras, pero para mí fue el responsable de acabar con una forma de entender los tebeos de superhéroes, por culpa de las Secret Wars y lo que vino luego. Y ahora descubro que, ya fuera de Marvel, siguió adelante y pergeñó el modelo de los actuales eventos multi-colección. Brrr!

Seguiremos atentamente lo que haya de venir.

samanosuke
Lector

¡ARTICULAZO! No conocía nada del pasado de Valiant, y con tu artículo me ha quedado bastante claro. Gracias. 😉

Con Valiant ahora mismo estoy bastante ilusionado, ya que si bien sólo he leído X-O Manowar y Harbinger, me parecen dos series muy interesantes que van descubriéndonos poco a poco unas tramas que pueden dar mucho de sí. La de Aric me encanta, y la de  Harbinger me parece que está bien, pero no me gusta para nada el dibujante, lo veo muy verde en ciertos aspectos, si bien es cierto que el coloreado tan plano que le ponen tampoco ayuda demasiado.

Ya tengo en una carpetita el resto de títulos relanzados, tan sólo es ponerme ya que me da un poco de pereza ya que estoy leyéndolos en inglés para practicar un poco xD

Reverend Dust
Lector

JO-DER, Enrique. ¿Cuántas horas le has dedicado a este artículo? Buff. Impresionante. Enorme contenido, muy interesante y además con el tono adecuado, distendido y facilitándonos la lectura al mismo tiempo que tú te facilitas la escritura en los datos más “tediosos”. ¡GRACIAS!

Un genial resumen y una historia muy curiosa la de la editorial. Yo me declaro fan absoluto de la nueva Valiant y, lo siento, a mí me encanta Harbinger 😛 aunque sí que concuerdo en que no es la mejor… ¡pero es que el nivel de las otras es espectacular!

Una vez más, ¡GRACIAS!

Javier Agrafojo
Lector

Es que Shooter es un tipo muy raro. Primero ordena el final de Fénix y luego da el visto bueno para que resuciten a Jean Grey!!! Tengo la impresión de que muchas de las cosas buenas que pasaron en Marvel durante su mandato no se deben precisamente a su gestión.

¿Quién tiene hoy día los derechos de publicación de Valiant en España?

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Pedazo de artículo, viene de perlas para alguien que, como yo, desconocía toda la historia de Valiant.

¿A qué demonio hay que ponerle velas para que editen aquí el Archer y Armstrong de Windsor-Smith? Aunque entiendo que no es un autor muy comercial. Ya se quedó colgada la edición de sus personajes de Storyteller; sólo se publicaron Adastra y Los Nuevos Dioses. Y no será por la calidad de su dibujo, más aún comparándolo con muchos de los dibujantes hot que arrasan en ventas…

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Lo malo es que la vida son dos días, y yo ya estoy acabando el primero. Pero, bueno, paciencia y una caña…

Javié
Lector
Javié

 Madre mia, menudo repaso le has metido al tema Valliant, no conocía nada de la historia de la editorial ni de la cruzada por parte de Shooter, no te acostarás sin saber algo nuevo, enhorabuena Enrique, gran trabajo!!

Armstrong
Lector
Armstrong

no te acostarás sin saber algo nuevo
Le dijo la tipa de Triumph al socio de Shooter…

Felicidades por el artículo Enrique! Yo estoy disfrutando muchísimo con el nuevo Valiant, ahora espero que con el tiempo comiencen a reeditar sus etapas antiguas en unos buenos tomos de archivo o algo similar.

Por cierto, ya comienzan a editar sus primeros paperback, uno por mes, comenzando desde este mismo mes con X-O Manowar… Que ya encargaré la próxima semana 😀

Esperando los próximos artículos entonces.

marcus
Lector
marcus

Últimamente estáis volviendo a apretar el acelerador con los artículos de calité. Enhorabuena.

nascitturuss
Lector
nascitturuss

Enhorabuena Enrique.

Un artículo muy completo y con su punto de nostalgia. Recuerdo que en aquella época la única manera de hacerse con esos números era bajo pedido a traves de la revista Wizard. Que tiempos pre internet. Y dónde quedan.

Una apreciación Enrique: en relación a X-O Manowar, veo que no se menciona el número 0 que fuera dibujado por Joe Quesada en el que se narra el origen de Aric y cómo consigu

nascitturuss
Lector
nascitturuss

Perdón. Me conecto desde el móvil. Como comentaba Enrique en ese número se narraba como Aric conseguía la armadura. Se trataba de un número con una portada doble splash-page y con tintas metálicas. No recuerdo el guionista. Una joyita de los 90.

Gracias Enrique.

Titan
Lector
Titan

¡Qué pasada de artículo, Enrique! ¡Enhorabuena! Me ha encantado conocer Valiant. Me encantaría que en España alguien se animara a publicar cómics de esta editorial. Yo les daría una oportunidad y dejaría de lado Marvel y DC.

Alejandro Ugartondo
Autor

Gran artículo Enrique.

Me llama la atención que un tío tan avispado como Shooter intentara crear tendencia en los 90 con dibujantes como Bob Layton, Bob Hall o Mike Vosburg que son muy clasicotes y en algunos casos (Vosburg) tirando a malos. Luego no le tocó más remedio que adaptarse a los tiempos y contratar a gente como Quesada y Sears más del gusto de los 90.