Mundo Independiente: Conan Red Sonja #1

Por
13
1252
 
Conan_Red_Sonja_01_Dark_Horse_Simone_Zub_Panosian_Stewart_portada

Edición original: Conan Red Sonja #1.
Guión: Gail Simone, Jim Zub.
Dibujo: Dan Panosian.
Entintado: Dan Panosian.
Color: Dave Stewart.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3,99.

 

Luego de alrededor de 15 años, Conan y Red Sonja volvieron a cruzarse en las páginas de un cómic. Esto es posible gracias al esfuerzo de colaboración de Dark Horse y Dynamite Entertainment, licenciataras respectivas de los derechos de explotación de ambos personajes en las viñetas, en un acuerdo que consistirá en dos miniseries publicadas una por cada sello editorial. Cabe destacar que este no es este el primer acuerdo que realizan ambas editoriales, como recordarán la sociedad para la venta digital de los cómics de Dynamite en la plataforma de Dark Horse.

En esta especie de contrapunto editorial de franquicias, Dark Horse fue la que comenzó con esta miniserie titulada Conan Red Sonja y en un futuro no determinado, Dynamite le “responderá” con Red Sonja Conan. Pero lo cierto es que la editorial del caballo por lo que puede parecer de este #1 dejará la vara bastante alta a su colega. Con el equipo creativo conformado por Gail Simone y Jim Zub en los guiones, la primera responsable del reciente relanzamiento de Red Sonja dando un soplo de aire fresco al personaje y el segundo aficionado a la fantasía épica como bien demuestra en su Skullkickers, Dan Panosian en los dibujos y Dave Stewart en los colores (y ya hablaremos de ellos más abajo).

En cuanto a la colaboración entre escritores, en una entrevista reciente Zubkavich (tal su apellido completo) mencionó que fue muy cercana en la elaboración de la trama completa, mientras que definió a la tarea de elaboración específica del guión como un “partido de tenis” en el cual uno escribe una porción de guión completo y la envía al otro el cual responde con correcciones y cambios más otra porción del guión, trabajando esencialmente como dos cabezas y cuatro manos que se unen para conformar un todo en lugar de la más común colaboración que divide las tareas taxativamente en estructura de guión por un lado y diálogos por el otro.

El plan elaborado por los co-escritores, por lo que se comenta en la citada entrevista, consiste en cuatro cruces de ambos personajes principales de la cabecera en diferentes momentos de su vida, comenzando por este primer número titulado The Age of Innocence en el cual ambos son bastante jóvenes e inexpertos. Mediante este planteo los autores proponen a su vez historias autoconclusivas en cada uno de sus números, aún cuando se puede entrever una trama mayor que las abarcará, brindando una experiencia que se siente bastante completa aunque se lea un cómic individualmente de los demás; por ejemplo, puede leerse este #1 y no seguir con el resto y no se sentirá el vacío de una narración inacabada.

Conan_Red_Sonja_Dark_Horse_Simone_Zub_Panosian_Stewart_interiores_01 Conan_Red_Sonja_Dark_Horse_Simone_Zub_Panosian_Stewart_interiores_02

De cualquier modo, no hay por qué hacer tal cosa dado que el producto final que es esta primera entrega invita a seguir leyendo, no tanto por la intriga del mencionado argumento abarcativo, sino por la calidad lograda por los autores. Y esto no tanto por el trabajo de guión de Simone y Zub, que igualmente es muy correcto con una estructura precisa que introduce el contexto, a ambos personajes por separado, los cruza en un conflicto y lo resuelve, generando dicha intriga para los números subsiguientes, ofreciendo varias escenas de acción y una relación interesante entre ambos protagonistas, especialmente si se tiene en cuenta la referida cuestión de que se abordará en diferentes tiempos.

Pero decíamos que, a pesar de todo eso, no es el trabajo de Simone y Zub el que hace de Conan Red Sonja un gran cómic, sino que lo es el de Dan Panosian y Dave Stewart en el apartado gráfico. En los lápices y tintas, Panosian presenta un trazo suelto con figuras estilizadas que rompe los estereotipos de estos personajes tradicionalmente dibujados con físicos exagerados en extremo, respondiendo así el estilo del artista de este cómic a la línea editorial que viene marcando Dark Horse con (casi todas) sus publicaciones de Conan actuales. Panosian consigue esto sin perder de vista la caracterización habitual de Conan y Red Sonja, así como tampoco deja de lado la espectacularidad de las escenas en donde corresponde. Y por encima de ello, demuestra cualidades de un excelente narrador, aportando dinamismo y marcando el ritmo de la acción. Respecto a los colores de Dave Stewart, difícil decir algo nuevo… puede agregarse que su paleta de colores mantiene la uniformidad a lo largo de las páginas a pesar de los varios cambios de escenarios, y su estilo de acuarelas le da una textura y una belleza que lo hace todo aún mejor.

De esta manera, Panosian y Stewart consiguen que se vea muy bien la historia planteada por Simone y Zub, interesante por su abordaje en diferentes eras así como por su intención de ser deudores del trabajo de Robert E. Howard con los protagonistas (en el caso de Red Sonja, también de Roy Thomas y Barry Windsor-Smith) y con el villano Thoth-Amon, en una lectura que a la vez es accesible para los neófitos en este universo que desconozcan por completo de qué se trata todo esto, pero se vean igualmente interesados por los cómics de aventuras. De hecho, el #2 se titula The Age of Adventure, en donde seguiremos esta historia casi lamentando que sean sólo cuatro números.

  Edición original: Conan Red Sonja #1. Guión: Gail Simone, Jim Zub. Dibujo: Dan Panosian. Entintado: Dan Panosian. Color: Dave Stewart. Formato: Grapa, 32 páginas. Precio: $3,99.   Luego de alrededor de 15 años, Conan y Red Sonja volvieron a cruzarse en las páginas de un cómic. Esto es posible…

Review Overview

Guión - 8
Dibujo - 9
Interés - 8.5

8.5

Vosotros puntuáis: 5.56 ( 3 votos)
13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro Ugartondo
Autor
17 enero, 2015 17:50

Sorprende el nivel de calidad de Dan Panosian hoy en día teniendo en cuenta su pasado en Extreme Studio. Por suerte hay artistas como este que superaron sin problemas los terribles 90

Louontherocks
Louontherocks
Lector
17 enero, 2015 19:14

Conan y Red Sonja originalmente eran de Marvel? Me ha surgido la duda al leer el artículo.

HenryJones
HenryJones
Lector
17 enero, 2015 20:33

Pues yo no conocía de nada a Panosian hasta hace unos dias de viaje a Paris. En la genial libreria Album vi su John Tiffany ( a ver quien se anima a publicarlo por cierto)y me dejó alucinado, a ver Conan, la história nunca me ha dicho mucho pero el arte lo vale

HenryJones
HenryJones
Lector
17 enero, 2015 20:57

Genial evolución por cierto , por lo visto tambien tubo un pasado Jimliesco, terrible. Es curisoso que algunos de los que copiaron a Lee en su mejor momento hayan acabado creando un estilo propio y a mi parecer mejor, como Silvestri, Charest , Campbell mientras que Lee fue a menos.

HenryJones
HenryJones
Lector
17 enero, 2015 20:59

Su web por cierto tambien vale la pena

http://www.urbanbarbarian.com/

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
17 enero, 2015 22:25

Pues es una pena que Jim Lee se estancara. A mí me sigue gustando, pero la verdad es que podía haber evolucionado a algo mucho mejor si hubiera querido. La prueba está en la colección de Deathblow, donde canalizó su “Frank Miller interior” y la dibujó con un estilo totalmente diferente al que conocemos. Y luego encima , cuando la dejó él la cogió Tim Sale. Una joyita oculta en la Image noventera.

Alejandro Ugartondo
Autor
17 enero, 2015 22:32

Reconozco que Jim Lee me sigue gustando pero es verdad que se quedó un poco estancado es su estilo de finales de los 90 (yo prefería su estilo de principios de los 90, el de Diario de Guerra del Castigador y Uncanny X-men). Y ese Deathblow de Darker Image prometía mucho pero quedó en nada. La serie regular, mientras estuvo Tim Sale no estuvo nada mal.

Volviendo al apartado gráfico de este cómic, también me gustaría destacar la labor de Dave Stewart que vaya donde vaya ofrece siempre un nivel excepcional aportando un acabado muy personal a las obras que colorea. Hoy por hoy, creo que sólo Jordie Bellaiere estaría a su altura en temas de coloreado