Mundo Independiente: Back to the Future #1

Por
5
1882
 
Back_to_the_future_01_IDW

Edición original: Back to the Future #1 (IDW Publishing).
Guión: Bob Gale, John Barber, Erik Burnham.
Dibujo: Brent Schoonover, Dan Schoening.
Entintado: David Witt, Dan Schoening.
Color: Kelly Fitzpatrick, Luis Antonio Delgado.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3,99.

 

El efecto Back to the Future que golpeó el 21 de octubre de 2015 pasado también afectó a las editoriales independientes del cómic norteamericano. En ese día salió a la venta (por supuesto, no casualmente) el #1 de una miniserie de historias nuevas de la saga protagonizada por Marty McFly y el Doc Brown. Y claro, también afectó a quien escribe, un fanático admitido de la trilogía de viajes temporales subidos a un DeLorean desde siempre que no pudo resistirse usar este espacio de reseñas de números iniciales de series del panorama indie para comentarlo. No obstante, tampoco relegamos ninguna gran obra por este capricho y este #1 tiene sus méritos, siendo auspicioso y con potencial de ser muy interesante, aunque claro que solo para fans de la saga.

Una de las principales virtudes está en el mismo abordaje de la serie, evitando buscar ser una secuela (al modo de una cuarta película) y yendo por el camino de presentar historias nunca antes contadas, refiriéndolas incluso como líneas de tiempo alternativas para ni rozar los problemas de continuidad y dejar el canon de la trilogía tal como está. Es decir, se plantea de manera similar a como lo hizo el videojuego que produjo Telltale Games años atrás, que fuera bien valorado por público y críticas. En ese juego estuvo involucrado como asesor uno de los creadores (Bob Gale), e IDW Publishing optó por esa estrategia y hasta lo visto en estas primeras páginas con el mismo resultado, pero en formato de cómic. Aunque en el caso de la editorial fue más allá que Telltale y le dieron a Gale el rol de escribir las historias y de ocuparse de los guiones, en una tarea que le da más preponderancia y se nota en el resultado final. Esto lo reconocemos como un mérito de la editorial, que se preocupa de acercarse a la saga de Back to the Future cuidando esos detalles que tanto le importan al público al que se dirige (o sea, los fans).

En concreto, este #1 de Back to the Future presenta dos historias autoconclusivas, con una primera un poco más extensa que la segunda. La inicial tiene por título When Marty met Emmett, contando por supuesto cómo se conocieron los dos protagonistas de la saga. El guión de Gale (junto a John Barber) comienza con el Doc en el pasado de la tercera de las películas, en el Salvaje Oeste con su esposa e hijos, trabajando en reinventar la máquina del tiempo para poder volver (como hace en el epílogo del final de la trilogía) y a partir de ello le cuenta a sus dos niños cómo empezó esa sucesión de aventuras al conocer a Marty, por una mezcla de destino y azar. La idea, además de ser atractiva para el fanático por las múltiples referencias, está bien narrada con algunos toques similares al del videojuego (como puzzles a resolver para avanzar) que son divertidos de leer. El punto bajo de esta historia está en el dibujo de Brent Schoonover, que no es del mejor nivel aunque narrativamente cumple.

Back_to_the_Future-01-interior-01 Back_to_the_Future-01-interior-02

La segunda tiene en las manos de Dan Schoening una mejor calidad de dibujo, tanto en el atractivo gráfico como en la narración, a la vez que es un relato que es entretenido un tanto más allá de la curiosidad fanática. El guión de Erik Burnham desde una idea del mismo Gale cuenta cómo el Doc Brown se esforzó por integrar el Proyecto Manhattan para trabajar en el desarrollo de la bomba nuclear, con un desarrollo y desenlace divertidos. Esta también se relaciona con el referido videojuego, presentando al Emmett joven que veíamos allí (en la década de 1940 aquí, en los 30 en el juego) exhibiendo los comienzos del comportamiento obsesivo que Christopher Lloyd ejecutó tan bien para la gran pantalla.

En conclusión, se trata de un cómic especialmente dedicado a los amantes de la trilogía cinematográfica, y seguramente quedarán mayoritariamente satisfechos con esta serie, que continuará por (al menos) cuatro números tocando diferentes momentos de la saga volviendo a épocas ya abordadas, como el 1955, así como otras nunca antes vistas (anticipándose, por ejemplo, que mostrarán otros viajes de Biff Tannen en el tiempo, cuando roba el DeLorean en la segunda película). Difícilmente lo disfruten (e incluso les interese) a lectores que estén ajenos a Back to the Future, pero ello no quita que el cómic está muy bien logrado y los fans no deberán hacer la vista gorda ante defectos en la realización para regresar a este mundo con alegría; el disfrute del viaje está asegurado.

  Edición original: Back to the Future #1 (IDW Publishing). Guión: Bob Gale, John Barber, Erik Burnham. Dibujo: Brent Schoonover, Dan Schoening. Entintado: David Witt, Dan Schoening. Color: Kelly Fitzpatrick, Luis Antonio Delgado. Formato: Grapa, 32 páginas. Precio: $3,99.   El efecto Back to the Future que golpeó el 21…
Guión - 7.5
Dibujo - 7
Interés - 8

7.5

Vosotros puntuáis: 7.42 ( 4 votos)
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
HenryJones
HenryJones
Lector
24 octubre, 2015 10:34

La idea es atractiva pero munca he entendido la mala eleccion de dibujantes para productos de renombre..De todas formas a ver si en siguientes números cambian dibujantes y la cosa mejora.De hecho siempre he pensado en como un chaval de 17se hace amigo de un freak como Emmet, habra que pillarlo. Por cierto bien visto lo de Telltale ,gran aventura gráfica,muy recomendable

Venenofan
Venenofan
Lector
24 octubre, 2015 11:33

No entiendo muy bien lo del juego de Telltale. Decís que el acercamiento del cómic, al decidir no ser secuela a modo de cuarta película, es similar el juego. ¡Pero si el juego es una secuela directa a las películas! El propio Bob Gale ha dicho repetidas veces que es lo más similar que va a haber a una cuarta entrega.

ulexryu
ulexryu
Lector
En respuesta a  Venenofan
25 octubre, 2015 17:48

¿Y la serie de dibujos? ¿Era canon o no?