Marvel Limited Edition. Hombre-Cosa. Renacimiento

Por
29
2318

Una vez fuiste un hombre normal llamado Ted Sallis, pero eso fue hace mucho tiempo. Renunciaste a tu humanidad cuando intentaste crear a un supersoldado y en cambio te transformaste en un enorme Hombre-Cosa.

 
180x

Edición original:.Marvel Two-In-One#43, Man-Thing vol.2 1-11, Doctor Strange vol.2#41, The Uncanny X-Men#144, Marvel Comics Presents 1-12, Infernal Man-Thing 1-3 USA
Edición nacional/ España:.Panini y SD Distribuciones
Guión:.Chris Claremont, Steve Gerber y otros
Dibujo:.Don Perlin, Kevin Nowlan y otros
Entintado:.V.V.A.A.
Color:.V.V.A.A.
Formato:.Tomo en tapa dura
Precio:.

42.95 euros

 

Con la publicación de este tercer tomo del Man-Thing se cierra la recopilación de material clásico planteada en Marvel Limited Edition por parte de Panini y SD Distribuciones. Renacimiento es el título escogido y comprende el segundo volumen dedicado al personaje, publicado a inicios de los ochenta, más un par de acercamientos del guionista que mejor supo entender al Hombre Cosa, Steve Gerber, que obtuvieron la aprobación de las altas instancias en fechas posteriores a su concepción, destacando Infernal Man-Thing, una mini serie de tres números que pudo salir a la luz en 2012, de manera póstuma a la muerte de Gerber, y que permanecía inédita en España. Un perfecto fin de fiesta para un conjunto de tres tomos que recoge gran parte (que no todas) de las apariciones de un caracter que no ha sido muy pródigo que digamos. A pesar de haberle dedicado un estudio de manera reciente, recordamos al profano que hablamos de Ted Sallis, un científico al servicio del gobierno norteamericano en busca y captura de un nuevo suero de supersoldado. Como la experiencia nos ha demostrado por activa y por pasiva, no es una dedicación que suela acabar de forma apacible. Es traicionado por elementos muy cercanos lo que termina por provocar el accidente de rigor que lo convierte en una masa de musgo y barro, sin capacidad de raciocinio, y solo unida al mundo exterior por la empatía. Todo aquel que se vea invadido por el miedo arderá al contacto con el Hombre Cosa. Conectado en sus inicios al emergente género del terror, fue el ya mencionado Steve Gerber el que consiguió otorgarle el tono y un aura de obra de culto. Tirando de algunos rudimentos del horror, sí, pero también buscando enfoques distintos, con el objetivo primordial de dar salida a sus filias y a sus fobias.

hc3

Tras sus primeros pasos en la revista Savage Tales, Adventure into Fear y su primigenia serie regular, a cargo de autores como Gerber, Mike Plogg, Val Mayerik o Jim Mooney, el Hombre Cosa no encontró el apoyo necesario en el panorama editorial de finales de los setenta. De hecho, la primera historia de este tomo es un inocuo Marvel Two-in-One a cargo de Ralph Macchio y John Byrne, donde el monstruo del pantano hace equipo con La Cosa y el Capitán América. Pero tal dato no indicaba que Jim Shooter, el gran Director Editorial de la época, se hubiera olvidado del personaje. Trató de ajustar los elementos necesarios para un nuevo renacimiento del Man-Thing, y para ello se fijó en un guionista que había hecho carrera en DC Comics en los setenta, Michael Fleisher (House of Secrets, Sandman, Jonah Hex) pero que ya llevaba algún tiempo colaborando con la Casa de las Ideas (Captain America, Spider-Woman, Ghost Rider). En el apartado gráfico nada mejor que recabar los servicios de un viejo conocido para la criatura del pantano, Jim Mooney, el último artista más o menos fijo que participó con Gerber en la serie original (además de colaborador fundamental para el guionista en la colección de Omega el Desconocido). Así pues, ya tenemos equipo creativo para acometer el proyecto. Un escritor versado en temáticas más “adultas” y un dibujante habituado al personaje. Desgraciadamente, la unión no será muy duradera en el tiempo. Apenas tres números después, el tándem o sale huyendo de la cabecera sin motivo aparente o es defenestrado por los altos mandatarios, pues no poseemos información al respecto. Lo cierto es que la sombra de Gerber se torna alargada y los intentos de los autores, loables al tratar de salir de la influencia del de Missouri, no pasan de ser fútiles tramas más bien aburridas y carentes de interés. Pero, repetimos, Shooter no quería dejar morir la influencia del Hombre Cosa y le pidió a una de las estrellas de la casa que enderezara el rumbo de la serie. Ese guionista era Chris Claremont.

hc2

El mismo Patriarca Mutante, el escritor que estaba haciendo cada vez más grande a los X Men es el nuevo guionista titular de Man-Thing. Al mismo tiempo que se pone al frente del #4 (mayo de 1980, fecha de portada) nos encontrábamos en medio de la saga del Club del Fuego Infernal (X-Men#133), camino a enfrentar a Jean Grey con su parte más oscura. Aquel joven inglés que había pasado a formar parte de la plantilla como ayudante de Len Wein se había convertido en uno de los autores más en forma de la compañía, prueba de que se buscaba relanzar en buena lid al alter ego de Ted Sallis. En la parte artística el asignado es Don Perlin, un dibujante bastante limitado que había contado con una prolífica carrera en la década de los setenta (Werewolf by Night, Ghost Rider). De todas formas, hay que constatar que, pese al talento del escritor, el inicio de su periplo es algo abrupto, al deshacer de un plumazo todo lo esbozado por Fleisher y montar de buenas a primeras un crossover con Doctor Extraño, otra de las cabeceras que Claremont guionizaba en aquellos momentos. Pero las habilidades del bueno de Chris eran bien palpables desde tiempo atrás (Puño de Hierro, Spider-Woman, Ms. Marvel). Con una capacidad innata para moldear personajes y su habilidad para confeccionar diálogos, la empresa de hacer suyo el microcosmos del Hombre Cosa se va asentando poco a poco, con intentos de seguir un camino propio pero rindiendo obligada pleitesía a la etapa de Gerber. Por las páginas del volumen dos del Man-Thing vemos crítica social, un vistazo a los bajos fondos de las personas que circulan por Citrusville, aunque también tenemos fantasía en estado puro al recuperar al Capitán Destino y su tripulación pirata, o la típica fábula meta referencial que puso de moda Gerber como cierre a una serie que no consiguió cuajar. Tras once números, de los que Claremont aparece acreditado en siete (aparte de los tres a cargo de Fleisher, hay un fill in a medias entre Dickie Mackenzie y J.M. DeMatteis; éste último se pondrá al frente del volumen 3, ya en 1997), el Hombre Cosa es nuevamente cancelado. El Patriarca Mutante lo intentó, poniendo lo mejor de sí en unos guiones a la altura, aunque nunca cercanos al grado de excelencia logrado en su trabajo con los Hombres y Mujeres X. En un intento de aumentar la popularidad del personaje, lo llevó de invitado a un episodio de la Patrulla X post muerte de Fénix (Uncanny X-Men#144, reproducido, como no podía ser de otra forma, en este tomo), pero parece que el interés sobre un monstruo del pantano que no siente ni padece, y cuya temática social daba cierta sensación a ya pasada de moda, había quedado superado. Se pone fin a una segunda intentona con el Hombre Cosa con los evidentes indicios de que nuestro protagonista iba a quedar como fondo de catálogo en el Universo Marvel.

hc1

Si había alguien en el mundo editorial que creía en las capacidades del personaje ese era Steve Gerber. El rebelde y contestatario guionista había salido de la Casa de las Ideas de malas formas a finales de los setenta y protagonizó un importante litigio durante los años ochenta por la propiedad intelectual de una de sus creaciones, Howard el Pato. Este hecho comprobado no le impidió colaborar de forma puntual con Marvel, una vez solucionado el litigio. Y como no, Steve se propuso dejar más historias con el Man-Thing, no en vano fue su primer proyecto profesional en el mundo del noveno arte. Huérfano de serie propia, Gerber y el dibujante Tom Sutton (ayudado circunstancialmente por Don Hudson y Brad Joyce) nos dejan su relato en una cabecera episódica compartida, Marvel Comics Presents (fecha de portada 1988), contando con apenas ocho páginas por número para desarrollar la trama. De nuevo, se nota que un guionista en estado de gracia puede insuflar renovada vida a un Hombre Cosa puesto en hibernación desde el fin del volumen 2. Una historia en varias partes que une entresijos políticos, experimentos ilegales con humanos (anticipando en algunos años la más reconocida narración de este serial, el Arma X de Barry Windsor-Smith), cultos satánicos y un monstruo empático. Toda una sugerente mezcla que, tal como dejó constancia en el pasado, el de Missouri consigue hilvanar con talento y maestría. La corrupción política y las escalada militarista de un mundo que cada vez más va perdiendo su sentido es el centro de las iras del guionista, aunque no pierde de vista ese pequeño microcosmos surgido alrededor del pantano que él mismo ayudó a cimentar en sus comienzos, mostrando otra vez a la criatura como testigo mudo de unos actos abyectos y de unos personajes particularmente deplorables. Un perfecto fundido en negro para la colaboración entre el autor y el monstruo…. si este hubiese sido el fin. Lo mejor estaba por llegar.

marvel-comics-presents-1-004

Para ponernos en situación, tenemos que retrotraernos a 1974, a su primera estancia en la colección del Hombre Cosa. Una historia en particular muy especial para Gerber, “El lamento del muerto viviente”, dibujada por el gran John Buscema, nos introducía dentro de la psique de un escritor rodeado de fantasmas acerca del proceso creativo y su fin último. Brian Lazarus se reconocía como un trasunto del propio Steve, de sus inquietudes, sus miedos; una mirada al precipicio del creador en medio de una crisis galopante (The Man-Thing#12). Aquel episodio aislado quedó cerrado y a nadie más pareció importarle, excepto a Gerber. En su segunda estancia en Marvel, con varios proyectos en estudio (entre ellos, una vuelta a Howard que nunca llegó a materializarse del todo), decidió que todavía tenía algo que decir acerca de la vida y milagros de Brian Lazarus. El entonces editor Ralph Macchio fue el apoyo del guionista y consiguió recabar los servicios de Kevin Nowlan, un maravilloso artista que no se ha prodigado lo suficiente en el mundo del noveno arte, para desgracia de todos los amantes del buen gusto. En principio, se compuso como una obra unitaria, pensada para el formato Novela Gráfica (“El guion del muerto viviente”), pero el empeño de Nowlan de hacerse cargo de todo el proceso (lápiz, tinta, color) fue retrasando su publicación, por demasiado tiempo. Llegó a convertirse en una de esas leyendas urbanas que quedan en borrador y nunca consiguen materializarse. El doloroso hecho de la muerte de Steve Gerber produjo el milagro al reactivar un proyecto que llevaba atascado casi dos décadas. Nowlan terminó de realizar las páginas correspondientes y en 2012, bajo el auspicio editorial de Mark Paniccia y con portadas realizadas para la ocasión por Art Adams, fue lanzada como mini serie con el título de Infernal Man-Thing.

hc6

Retomamos, pues, al personaje de Brian Lazarus, con evidentes heridas sobre sus espaldas y en un proceso mental de descomposición evidente. Un caracter que muestra el descontento ante la sociedad que le rodea y que identificamos como el altavoz del propio guionista. Pero, ¿y el Hombre Cosa? Pues anda por aquí, es imposible negarlo, pero a estas alturas de la función no vamos a decir que es el protagonista. No, aquí la estrella de la obra es el propio Gerber. Una lástima que se esta historia se publicase de forma póstuma porque nos hallamos ante la constatación de que es uno de esos guionistas que merecieron un mayor reconocimiento en vida. Steve Gerber no es que sea uno de los mejores autores de la Marvel de los setenta, es que, para el que escribe estas líneas, es uno de los grandes del comic-book americano, de todos los tiempos, y este Infernal Man-Thing es prueba palpable de ello. Ya no solo que el guion sea soberbio en composición, estructura y finalización sino que es difícil encontrar a un autor que transmita tanta honestidad como se percibe en cada palabra de esta serie, en cada coma, en cada punto. No es nada sencillo conseguir que el lector pueda circular por los vericuetos de la mente de un escritor, hay que admitirlo, venido a menos, y hacerlo de forma tan sobresaliente. Ayuda, y mucho, el portentoso arte de Kevin Nowlan. Pocas palabras podemos añadir a un trabajo gráfico que redondea tan particular viaje a los infiernos. La mezcla entre realismo y tono cartoon otorga una sensación de pesadilla constante, muy en consonancia con lo narrado en palabras. Un inquietante placer haber podido degustar al fin esta serie, de principio a fin.

hc4

A modo de resumen o conclusión, volver a recordar el carácter de obra compuesta por diversas y diferentes piezas. Lo mejor, Infernal Man-Thing con unos Gerber y Nowlan a un grandísimo nivel. El serial en Marvel Comics Presents también es del todo recomendable, con un Steve recogiendo ese espíritu experimental tan propio de los setenta y un Tom Sutton que consigue transmitir la maldad, el horror y la inmundicia de forma muy eficiente. Desde luego, el volumen dos del Hombre Cosa, a cargo de Fleisher y Claremont, no justifica la compra de un tomo exclusivo y limitado. Simplemente, el Patriarca Mutante se mueve en unos guiones que no pasan de ser bastante dignos y que elevan algo su conjunto cuando sabe homenajear el trabajo previo de Steve Gerber. El aspecto gráfico no es que sea muy allá, si contamos que la mayoría está realizado por Don Perlin, un dibujante que ha pasado con más pena que gloria por las oficinas de Marvel Comics. Sería interesante, en un posible futuro, separar el grano de la paja y,quizás, reeditar en una edición acorde y para el disfrute general, la mini serie póstuma de Infernal, una pequeña joya a descubrir. Allá donde esté, Gerber lo agradecería….

hc5

Una vez fuiste un hombre normal llamado Ted Sallis, pero eso fue hace mucho tiempo. Renunciaste a tu humanidad cuando intentaste crear a un supersoldado y en cambio te transformaste en un enorme Hombre-Cosa.   Edición original:.Marvel Two-In-One#43, Man-Thing vol.2 1-11, Doctor Strange vol.2#41, The Uncanny X-Men#144, Marvel Comics Presents…

Hombre-Cosa. Renacimiento

Guion - 7
Dibujo - 6.5
Interés - 5.5

6.3

Valoración Global

Volumen final con la recopilación del Hombre Cosa en Marvel Limited Edition, donde destaca el trabajo de su impulsor original, Steve Gerber

Vosotros puntuáis: 6.42 ( 5 votos)

29
Déjanos un comentario

Please Login to comment
11 Comment threads
18 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
11 Comment authors
Lord_Pengallanfrankbanner49KaulsoDynamoIvan Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Katar
Lector
Katar

Sé que no tiene nada que ver con el Hombre Cosa pero nunca puedo dejar de maravillarme porque en Panini hayan encontrado la forma de hacer rentables en ediciones de superlujo comics tan marginales como los de la línea Marvel Limited Edition y sin embargo sigan inéditas en España cosas como casi todo el Escuadrón Suicida de Ostrander o el Vol.1 de la Justice League of America. Supongo que la confianza en el producto que tiene Panini no la tienen en ECC

hammanu
Lector
hammanu

Muy buen tomo a pesar de que Gerber solo haga dos historias, de todas maneras para completistas del personaje no esta mal, aunque queda muchas de sus apariciones en otras colecciones inéditas. De todas maneras va a ser casi imposible que sacasen aunque sea una limited en los tiempos que corren y conseguir un guionista que haga justicia a Gerber seria muy difícil.

Gerber como Mantlo son de los dos grandes olvidados guionistas de Marvel de los 70 y principio de los 80. Por lo menos Doug Moench y Starlin si que siguieron dando tumbos años después aunque del primero no hay mi rastro, desde que dejo de hacer comics de Dc en los 90 y que me parece que junto a Chuck Dixon el Didio les dio matarile.

hammanu
Lector
hammanu

ECC solo va a sacar los comics ya publicados que sean bestsellers (para ahorrase traductor)
y las novedades que vaya sacando DC Comics, eso si las que renten olvidaos de algo que no tenga reclamo (económico) asi que olvidaros de series de culto o clásicas, poco material tendrían a mano que ofrecer un mes para sacar ese material; y encima con la política de las tapas duras para incrementar 1/3 del valor del comic es un suicidio a nivel de ventas si sacas
cada 5 o 6 números por TP y la serie consta de 50 o 60 números eso es lo que ha fallado Panini con la recuperación de ciertas series, y por eso se han pasado al mas exitoso Omnigold. Ganando asi todos

Katar
Lector
Katar

Efectivamente ECC hace lo que dices. Pero es que me sigue pareciendo locura que el mercado español sea capaz de absorber Howard el Pato, los Campeones, el Hombre Máquina de Kirby o el Hombre Cosa y no la JLA Vol.1
Que vale que Marvel siempre ha vendido más y tal. Y entiendo que la PatrullaX o los Vengadores vendan más que, no sé, los Titanes. Pero es que hemos llegado a un punto en que Panini ha logrado hacer rentables clásicos ultra marginales, mientras que un clasicazo como la JLA sigue inédita en España (Salvo algunos comics que sacó Planeta) y sus licenciatarios no encuentren una fórmula para sacarla. No me creo directamente que El Monstruo de Frankstein tenga su nicho de mercado y la Liga de la Justicia clásica no, Es imposible. Salvo que el Monstruo de Frankstein tiene a Panini detrás y la Liga a ECC.

batlander
Lector
batlander

Yo tengo la opinion de que hasta que no lleguen a sacar todo Vertigo y los ABC de Moore no van a sacar nada clasico de DC. ECC es mucho mas pequeña que Panini y al tener DC se puede arriesgar menos. Y aun asi, tiene un porron de novedades mensuales.
Yo creo que el año que viene, cuando ya terminen Scalped y Hellblazer igual se animan con algo. Sobre todo por las pelis de WW y JLA. Aunque el WW de George Perez ya lo saco Planeta.

Katar
Lector
Katar

Efectivamente Planeta fueron unos.máquinas sacando clásicos DC. Gracias a ellos pudimos leer en castellano material nunca antes editado y que diso sabe si se volverá a sacar jamás en España

Daniel Gavilán
Autor

Impecable repaso, Arturo, como de costumbre. Y aunque a nivel personal considero que el Hombre Cosa de Claremont pierde bastante frente al de Gerber, ya solo por el hecho de haber publicado al fin la inconmensurable maravilla que es el Infernal Hombre Cosa de este último junto a Nowlan el tomo se merece sobradamente lo que vale

hammanu
Lector
hammanu

ECC al ser mas pequeña va a lo seguro, y si leeis en su pagina las consultas prácticamente van comentando que de material clásico nada. Personalmente creo que lo que ha triunfado es el “tochal” a lo omnigold lo que da una buena cantidad/precio, ya que en otros formatos el precio se dispararía y si es mucho material la gente puede optar el no seguir comprando, y mas sobretodo con el monton de novedades que salen mes a mes.
Si ese material mas clásico se ofreciera asi; por poner un ejemplo unos tres omnigolds del Green Arrow de Grell podrían venderlo. Pero en tomitos de cinco números y en tapa blanda a casi 20 euros o mas se darán una hostia. Yo no me hice con el Superman de Byrne por ese motivo. En cambio de Planeta adquiri el Orion de Simonson, El Espectro de Ostrander y su Detective Marciano.

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Me ha faltado el número de Marvel Team-Up entre Spidey y el Hombre-Cosa, que fue la historia donde conocí la existencia del personaje por primera vez cuando lo publicó en su momento Fórum…

Aparte de eso, y como dice Daniel Gavilán, los números de Claremont dan un bajón con respecto a Gerber, pero todo queda perdonado con la inclusión de la necesaria Infernal Man-Thing.

Si por mi hubiera sido, habría sacado cuatro tomos con TODO el material del personaje, pero creo que con estos tres tomos se queda saldada una vieja deuda.

Gracias señores de Panini.

frankbanner49
Lector
frankbanner49

y la historia con shang-shi creo que no la han incluido tampoco, dreadstar,y molaba mucho.

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

La de Shang-Chi no la conozco… pero me hubiera gustado, tal y como apuntaba más arriba un cuarto tomo, para recopilar todo.

Entre esos, los ocho números de DeMatteis, junto a Liam Sharp, que el guionista terminó en un anual de Spiderman (la serie cerró por falta de ventas) y que a mi me fascinó y me tocó la moral por el cierre de la serie.

No sé si la recordarás, frankbanner49, la que salió al mismo tiempo que el Hombre Lobo dibujado por Leonard Manco y que eran bastante buenas.

Vaya, decididamente, hubiera preferido cuatro tomos.

🙂

Ivan
Lector
Ivan

Me alegro mucho que salga a la luz el tercer tomo.
Coincido en que me parece asombroso que tengan su hueco de mercado el Hombre-Cosa y no los Titanes de Perez, o el Aquaman de David o la Legion de 5 años después.
Los Tochales de DC podrían funcionar muy bien, ya que mucho material es inédito, o publicado aquí en pequeñito.
Planeta empezó al final publicando a tamaño usa, pero sacó poco y con una publicación bastante pobre.

No creo que ECC se anime, la verdad.

Katar
Lector
Katar

Los Marvel Limited Edition son ediciones muy limitadas no? Sobre 1000 ejemplares numerados. Me saco de la manga que, por decir una cifra al aire, con 600 tomos ya es rentable su edición. ¿En serio o hay 600 personas en el mundo que no comprarían unos DC Limited Edition?¿El Hombre Máquina sí pero los Nuevos Dioses o Kamandi no?

Kaulso
Lector
Kaulso

Si ves el comunicado de novedades de Diciembre de ECC vas a cambiar de parecer… 😉

Katar
Lector
Katar

Síiii parece que estaban guardándose el as en la manga para hacernos un zas! Los Nuevos Dioses vía ECC. A ver si es el inicio de más clásicos DC

batlander
Lector
batlander

Lo que es yo llevo gastandome unos 100€/mes en ECC desde hace unos cuantos meses. Asi que por mi parte doy gracias que no saquen nada mas (y menos limitado).

Los MLE se agotaron Los Eternos y Dracula basicamente. Alguno mas me imagino, pero lo que es yo he visto varios de los otros solamente en mi tienda habitual.

Dynamo
Lector
Dynamo

Otro gran artículo, Señor Porras. Otro personaje en donde la “simbiosis” personaje/autor da lo mejor de cada uno cuando se juntan, (aquello de cuando se juntan dos rios es más fuerte la corriente).
Respecto al tema de clásicos DC yo seguramente me lanzaría de cabeza a por los Titanes de Wolfman y Pérez.

frankbanner49
Lector
frankbanner49

ya se te echaba de menos por aquí,arturo.

como en los dos anteriores,mandanga de la buena de la vieja marvel.
a ver si atraco un furgón,y me hago con los tres de golpe.
y me cuenta mí librero que, allá por el jueves o el viernes,cae el tomo del patito.
este si caerá fijo (que lo tengo reservado desde que se anunció). 🙂

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Yo devoré el primer tomo, y decidí esperar a que saliera el tercero para leer el segundo y el último seguido… y sí, el tercero es decididamente el que más “vaivenes” tiene, pero en su conjunto, me ha parecido una lectura sugestiva.

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Sobre todo eso que comentáis de ECC y sus posibles series clásicas a recopilar, yo formulo un deseo en voz alta (por si cuela) que siempre he querido: Flash integral, todas sus encarnaciones.