Magazine Marvel España – Junio de 2022

Un mes más no faltamos a nuestra cita mensual con la Casa de las Ideas, analizando las novedades y temas a discutir de este mes de Junio que anuncia el comienzo del verano y la llegada de este 2022 a su mitad.

Abrimos boca comenzando por opinar acerca de esos eventos que, como Imperio Secreto, Matanza Absoluta, o más recientemente Heroes Reborn o Inferno, rescatan títulos del pasado para resultar más atractivos. ¿Es esta una buena estrategia comercial? ¿Qué opinamos de ella? Os lo decimos dentro de muy poco.

Continuamos juzgando a Marvel Legacy, que es reeditado este mes, por lo que resulta un buen momento para hablar a favor y en contra del «evento» culpable de la actual numeración de series Marvel y supuestamente, del devenir de este universo en la ficción.

Analizamos las novedades correspondientes, en grapa y en tomo, así como más adelante, las reediciones que suscitan nuestro interés, para más tarde pasar a recomendar la llegada de los Aliens cinematográficos a Marvel o La Muerte de Thor, reeditada este mes, y que supone el do de pecho de Jason Aaron en su etapa al frente de la Diosa del Trueno.

Continuamos con los clásicos habituales, esta vez con el Thor de Tom Defalco y Ron Frenz y con el comienzo de la Biblioteca Alpha Flight, para finalizar con Aquellas maravillosas novedades, nuestra sección más nostálgica.

Sin más dilación, que comience el Magazine Marvel España y.. ¡a disfrutarlo!

TITULARES

Columna de opinión
Juicio a…
Análisis de novedades
El cómic destacado del mes
No te puedes perder…
Quién es quién
Hablemos de clásicos
Otras reediciones
Aquellas maravillosas novedades

Magazine Marvel España logo

Columna de opinión

La creatividad, fuente de inagotables ideas y tierra fértil donde el arte puede crecer y crear un inmenso jardín. A veces, y cada cierto tiempo o periodo cíclico, grandes autores rompen moldes gracias a la creatividad que despliegan en un determinado sector.

En noveno arte no es ajeno, lógicamente, a este aspecto. No es fácil ser creativo. Muchas veces lo que queremos plasmar, contra, o dar a conocer es una derivación de lo que previamente ya existe.

Dentro del mundo del cómic, con colecciones con más de sesenta años a las espaldas, podríamos decir que ya está todo contado. Pero generalizar no es bueno y podemos, incluso ahora en pleno 2022, encontrar en las grandes editoriales, pequeños oasis donde a creatividad nos regala etapas muy destacables que permiten ver aspectos que no han sido tratados hasta la fecha.

Nos guste o no, Jonathan Hickman lo ha conseguido, Al Ewing también con su etapa en Hulk y en los Guardianes de la Galaxia y Chip Zdarsky está abordando aspectos nunca vistos con Matt Murdock. Son ejemplos, y hay muchos más autores, que incluso en el cómic independiente, consiguen ser creativos sin los límites impuestos por Marvel y DC.

Sin embargo, de unos años atrás se denota cansancio a nivel creativo en lo que a Marvel Comics se refiere. El hecho de sentir mes a mes una especie de déjà vu es algo cotidiano. Esta terrible situación se agrava con la tónica de hacer uso indiscriminado de eventos con claras alusiones a momentos pasados en la Casa de las Ideas. Inferno, Héroes Reborn, El juicio de Magneto, Secret Wars, otra Saga del Clon, Matanza Absoluta, Imperio Secreto, en fin, no sabemos si es un reclamo a la nostalgia o que se nos agotan las ideas.

La verdad es que mantener durante tantos años una colección fresca y que llame la atención es ciertamente una labor titánica. Desde esta redacción somo comprensivos, pero sí que resulta muy molesto por ejemplo acudir a Inferno y luego encontrarnos lo que nos hemos encontrado, que, sin ser una miniserie mala, es desde luego una historia que se podía contra en dos grapas. Tampoco es que Inferno de los ochenta fuese la bomba, pero sí que en ese momento fue muy espectacular.

Y ahora con lo dicho anteriormente llegamos a la siguiente reflexión. ¿Parte del fandom nos estamos haciendo viejos? ¿Qué quiero decir con esto?; sencillamente que igual lo que percibimos como anodino no es tal, sino que no lo leemos con esa inmaculada percepción que teníamos con 13 o 14 años.

También podría darse el caso de que se esté haciendo un llamamiento a esa nostalgia. Aunque puede tratarse de un arma de doble filo, de tal forma que ese reclamo se vuelva una especie de repelente de tal forma que no se acerquen ni las nuevas generaciones de lectores.

Podría ser, llegados a este extremo, que cualquier posibilidad se abra ante nosotros. Pero lo que no podemos negar es que se hace uso como reclamo de sagas que en su momento dieron que hablar o que, aunque nos sorprenda, fueron un éxito.

Como conclusión, y volvemos al principio, lo fundamental, aunque suene retórico, es la creatividad. La imaginación puesta a disposición de un rico universo, que tiene a sus espaldas más de sesenta años, que tiene una historia que enriquece y que lastra a la vez, pero que estamos seguros que, con un poco de esfuerzo, algún rinconcito queda sin explorar y ahí es donde el guionista debe hacer esa atrevida inmersión hacia lo desconocido.

Juicio a… Marvel Legacy

La numeración de las series Marvel está en discusión. Lo que iba a ser el punto de partida para todo un Universo es traído hoy al estrado para juzgar si nos dio lo que prometía o si pronto pasó al olvido. Marvel Legacy comparece ante este Juzgado y ante este honesto tabloide para defender su honor.

¡Que comience el juicio!

A favor… Robbie R.

Antes de nada, seamos honestos, a Marvel siempre le han gustado los nuevos números 1, pero aquí, en la temporada Marvel Legacy había una idea, una que la Casa de las Ideas no desaprovechó ni con la llegada de Fresh Start para reunir nuevos lectores.

Marvel Legacy habla del legado. ¿Bonita palabra, no? Nosotros como personas también hemos pensado en ella y aquí en estas historias la desarrollan con una gran profundidad. No sólo retrocedemos a Los Vengadores de hace un millón de años y sabemos lo que podría llegar, también vemos peleas que nadie quiso, encuentros inesperados, y, cómo no, reflexiones de uno mismo sobre la huella que podemos dejar en la Tierra y la gran preocupación sobre ello. No se defiende a ciegas, sino con hechos, aquí Marvel nos dio grandes pistas de tramas que iban a desarrollar a futuro y nos habló de la gran profundidad con la que iba a tratar a los personajes. Así lo dejaron caer también en sus entrevistas en FOOM y se demostró, además, en los cómics que se lanzaron.

¿Debían echarse a un lado los Campeones frente a Los Vengadores? ¿Qué peso es el que tiene Miles Morales al vivir el legado de Peter y sobre todo lo que le abruma con un nuevo Iron Spider que le hace la vida imposible? ¿Los Cuatro Fantásticos siguen siéndolo sin el resto de su familia que está en el espacio o lo que hagan a partir de ahora ya no sirve? ¿Ya no hay un futuro o legado para ellos?

Fresh Start no rompió con la idea de Marvel Legacy, supuso una renumeración, sí, pero nunca se llevó el contexto, la idea y el peso que supuso Marvel Legacy en sus respectivas colecciones ni tampoco este número introductorio que sirvió de punto de anclaje para hacernos ver que todos, en mayor o menor medida buscamos un legado, algo que dejar detrás nuestra cuando ya no estemos y hayamos conseguido todo lo que nos hayamos propuesto — en el caso de los protagonistas de Marvel, proteger la Tierra de un gran mal o a ese vecino que lo pasa mal —. Una huella que marque que hemos existido, tanto en familia como individualmente, y dejar un mañana mejor. El tiempo es corto y debemos aprovecharlo.

La verdad, nada más que la verdad.

En contra… J.J.J.

El sistema de temporadas que comenzó con Marvel Now llegó a su fin con el lanzamiento de Marvel Fresh Start. Aquel coincidió más o menos con la llegada de C.B. Cebulski como Editor-Jefe en sustitución de Axel Alonso, que llevaba casi una década al frente de la editorial. Pero justo antes de aquel punto y aparte hubo un relanzamiento a la inversa, a la numeración alta, conocido como Marvel Legacy. En vez de conseguir nuevos números 1, los diferentes volúmenes se agruparon para poner el total en portada y respetar, valga la redundancia, el legado de sus historias. Y para dar el pistoletazo de salida, tras Imperio Secreto, se lanzó Marvel Legacy #1.

Este número único era bastante similar a los antiguos Point One que, cada año, indicaban las tramas maestras de la Casa de las Ideas para los próximos meses. Sí es cierto que en esta ocasión la historia tenía algo más de empaque y estaba más unificada, pero eso no quita que el objetivo promocional de este tebeo le pese cada vez más con el paso de los años. Y ese es el primer punto en contra: ¿realmente beneficia poner tantos prólogos en estas páginas en vez de permitir que cada serie los integre de forma natural?

Es el problema de buscar una narrativa río cuando no la tienes. Atrás habían quedado ya los años en el que el universo Marvel estaba totalmente interconectado. Eran años de relanzamientos y temporadas múltiples que solo permitían una macrohistoria en parcelas concretas. Primero Los Vengadores de Hickman, después los Capitanes América de Spencer. Marvel Legacy #1 simplemente fingía que todo seguía igual de homogéneo que en los buenos tiempos de Los Nuevos Vengadores de Brian Michael Bendis.

Quizá no hubo mayor muestra de ello que la brevedad de esta temporada. Pocos meses después llegaba el ya mencionado Marvel Fresh Start y terminaba con las ideas aquí presentes para, todo sea dicho, dar pie a unos años más interesantes. Ni siquiera el regreso de grandes nombres que llevaban años desaparecidos dio empuje a esta iniciativa. En los meses posteriores se marcharon Bendis y Alonso para no volver y quedó claro que esto era el fin de una era. Una era que no disfrutó de suficiente notoriedad y que comenzó su camino con el inane Marvel Legacy #1, un tebeo insuficiente que se vio rápidamente superado.

He dicho.

VEREDICTO

View Results

Cargando ... Cargando ...

Análisis de novedades (grapas y tomos)

Novedades en Grapa

Motorista Fantasma 1

Johnny Blaze ha vuelto, y no, no lo hace en forma de chapa. Pero al menos al principio, tampoco con la cabeza ardiendo y a lomos de una motocicleta. Tras el fracaso de la anterior etapa del personaje (una pena, puesto que se trataba de una buena serie), Marvel Comics lo vuelve a intentar con el famoso motero llameante, y esta vez, partiendo de algo tan manido pero tan conveniente como situar al protagonista en una situación en la que no recuerda quién fue.

A veces, los recursos más utilizados son los mejores para partir de cero, y está claro que si Marvel Comics quiere que el Motorista Fantasma reciba unas ventas razonables, tiene que acercarse al personaje con un punto de partida nuevo, sencillo, y apto para todo tipo de lector.

Cory Smith y Benjamin Percy son los encargados de dar vida a esta nueva etapa del personaje.

Salvaje Spiderman 1

¿Os acordáis del Imparable Spiderman? Si no lo hacéis, seguid así, porque vaya truño de serie que le dieron a nuestro querido Peter, que parece no tener bastante con sus cabeceras habituales.

Pues bien, parece que Marvel Comics confió en aquella colección, porque ha puesto a Gerardo Sandoval y a Joe Kelly manos a la obra para su continuación, el Salvaje Spiderman.

Una grapa que si bien, preveemos que no tendrá apenas calidad, seguramente nos dará el entretenimiento fácil que promete: Acción, peleas, y un pequeño conflicto derivado de que Peter habita su clásico cuerpo de monstruo araña.

Patrulla-X Secreta

No acaba de empezar ni la mitad del año y ya tenemos otra serie mutante nueva. Vamos, lo habitual cuando hablamos de los personajes con Gen-X. En esta ocasión, Tini Howard y Francesco Mobili nos traen a la alieniación B de la Patrulla X, formada por Forja, Tempo, Médula, Banshee, Fortachón, Armadura y Bumn Bum, liderados por Bala de Cañón y Mancha Solar, cuya amistad es ya canónica desde que Jonathan Hickman incidiera en ella en su etapa en Los Vengadores.

Es pronto para saber si estamos ante algo más que una serie entretenida, pero desde luego, no podemos decir que no existan hoy en día, mutantes para todos los gustos.

Novedades en Tomo

El Reinado del Diablo: Compendio

Collin Kelly, Manuel García, Nico León, Davide Tinto, Zac Thompson, Jackson Lanzing y Clay McLeod Chapman entre muchos otros, conforman este tomo que no hace si no recopilar los tie ins del Reinado del Diablo, el último evento contenido de Marvel Comics y que gira en torno a la figura de Daredevil.

Como es habitual, al no poder Panini publicar todas estas series secundarias en grapa, puesto que ni siquiera pertenecen a la numeración habitual de las de sus protagonistas, lo que hace la editorial es lanzarlas en un único tomo que recoge todos los tie ins existentes.

Ello por un lado, nos obliga a leer material que quizás no queremos, pero también nos permite a un precio muy asequible, hacernos con el evento entero si además estamos adquiriendo las grapas.

En esta ocasión, y tratándose como decimos, de un evento más contenido, como pudo ser Aniquilación (la de 2021) o Universo Spiderman, lo que encontramos en este tomo son historias que apenas aportan nada a la trama principal y que tomando como referencia, pequeños cliff hangers de la serie madre, desarrollan los mismos dentro de este contexto de criminalización de los villanos enmascarados.

Un tebeo solo apto para completistas.

Yo soy Spiderman

Chip Zdarsky, Todd McFarlane, John Romita Sr, Ron Frenz, Sal Buscema, Gerry Conway, Dan Slott, Joe Michael Straczynski, Marcos Martín, Stan Lee, Jean Marc DeMatteis, Brian Michael Bendis, David Michelinie, Gil Kane, Roger Stern… una lista interminable de grandes nombres que son reunidos por Panini Cómics en este tomo que recopila las mejores historias del personaje, o al menos algunas de las más recordadas.

Una compra perfecta par todos aquellos que quieran acercarse al Spiderman del cómic, el único y genuino pero que se pierdan ante tanto material. Con este cómic se repasan no solo sus mejores aventuras, si no también los hitos más importantes de la azarosa vida del arácnido, dejando preparado al lector curioso para cualquier etapa del personaje que decida leer a continuación.

Yo Soy Thor

Siguiendo el esquema de la anterior novedad comentada, Panini hace con Thor, lo mismo que con Spiderman, o lo que hizo con el Doctor Extraño hace unos pocos meses. Recopilar sus mejores historias para el lector menos ducho en el Dios del Trueno.

Desde la etapa de Stan Lee, la fundacional del personaje, hasta la labor de Ron Frenz o Tom Defalco, sin olvidar a Walter Simonson, o incluso en el plano más moderno a Joe Michael Straczyinski o a Jason Aaron.

Una vista de pájaro sobre la historia completa de Thor que hará las delicias de todos aquellos que deseen profundizar en el personaje sin saber cómo empezar a hacerlo.

Una novedad más que recomendable.

Marvel Zombies Reuníos 1

Jim Zub y Yusaku Komiyama nos traen este curioso Manga (sí, habéis leído bien, Manga) en el que Los Vengadores en su alineación más cinematográfica se enfrentan a Zombies al más puro estilo japonés.

Un experimento que sin estar dotado de gran calidad, resulta entretenido de leer y permite a los más legos en el mundo del cómic, darse cuenta de que todo tipo de vehículo es apto para todo tipo de historia, y que por tanto el Manga puede acoger historias de superhéroes USA, al igual que el cómic superheroico USA puede recoger estilos o argumentos más propios del Manga, y ello sin entrar en la gran miríada de géneros en las que el cómic japonés se divide (puesto que hablar de Manga y no específicar es lo mismo que decir tebeos y esperar que nuestros interlocutores nos entiendan.

Recomendable para todos aquellos a los que les guste experimentar.

Ojo de Halcón: Kate Bishop 1

Y seguimos para Bingo. La última novedad en tomo que resaltamos es la llegada de la nueva etapa de Kate Bishop a las librerías. La famosa arquera y hasta ahora, la única discípula reseñable del Ojo de Halcón original regresa al cómic al que pertenece, de la mano de Enid Balám y Marieke Nijkamp, quienes se encargan de narrar sus nuevas aventuras una vez que el personaje ha pasado por Disney+, redoblando su popularidad.

Un cómic muy recomendable para todos los fans de la Joven Vengadora que una vez más, consagra su figura dentro de las viñetas.

100% Marvel HC. Marvel: Orgullo

El mes de Junio de cada año es muy importante por una razón en concreto, y no es porque sea que en el que nuestro insigne redactor, Raúl Gutiérrez Martínez cumpla años, si no porque el día 28 de Junio, es el día del Orgullo LGBTIQ+, fecha muy señalada en la que se busca dar visibilidad y tolerancia a todo un colectivo que, desgraciadamente y a pesar de los avances existentes en este tema, sigue estando infrarepresentado y sometido a constantes ataques, tanto verbales como en no pocas ocasiones, físicos.

Marvel Comics, en esta ocasión se ha subido al carro del Orgullo, y aunque como DC, lo hace por motivos puramente capitalistas, con su labor, a pesar de todo, contribuye en dar visibilidad a las personas de sexualidad y género diversos. En esta ocasión, nos llega Orgullo, un cómic que recopila algunas de las historias más modernas en las que el elemento queer resulta determinante.

El Hombre de Hielo, Hulkling, Wiccan, América Chávez y unos cuatos personajes más, traídos a este tomo por Allan Heinberg, Leah Williams, Samantha Dodge, Jen Hickman, Jim Cheung, Javier Garrón, Steve Orlando, Kieron Gillen, Tini Howard y Anthony Oliveira entre otros, son los encargados de que este mes, los lectores marvelitas, estemos, ante todo, ORGULLOSOS.

Separador Magazine Marvel

El cómic destacado del mes

Marvel Now! Deluxe. Thor 6. La Muerte de Thor

La etapa de Jason Aaron en Thor fue tan extensa como correspondía a la gran aventura épica que pretendía narrar. Con el objetivo puesto en esa Guerra de los Reinos que no paraba de preparar, la escala del conflicto no paraba de prometerse gigantesca. Hablamos de un escala que era digna de El Señor de los Anillos a lo largo de su viaje… y que hubiera quedado en nada de no tener el corazón en su sitio. Sin unos personajes bien asentados hubiera sido imposible hacerlo tan bien. Por suerte, existía Jane Foster.

Este es el tomo de La muerte de Thor y es uno de los más emocionales e impactantes de toda la etapa. En primer lugar tenemos el arco con el Thor de la Guerra. En él hay toñas superheroicas a la altura, pero es ante todo una exploración del trauma que la guerra puede dejar hasta en el alma más inocente. Explorar un conflicto bélico que afectaba a los Diez Reinos sin pararse a mirar sus efectos en los más débiles y nobles hubiera sido un esfuerzo vacío. Con este arco se cumple esa tarea.

A ello le sigue el final del viaje de Jane Foster con el martillo. El cáncer la deja a las puertas del Vahalla y es su momento para partir. No lo hará sin combatir hasta el final y sin dejar claro todo lo que ha sacrificado para hacer del universo un sitio un poco mejor. El combate aquí presente está a la altura de los más grandes que hayamos visto en viñetas Marvel, dibujado exquisitamente por Russell Dauterman. Pero, una vez más, lo importante es el corazón que pone aquí en el conflicto personal de todos los involucrados. Las decisiones que toman. Las consecuencias de ello. ¿Qué significa vivir si este es el precio? ¿Qué significa la muerte si este es mi legado? ¿Y qué significa ser Thor?

Marvel Now! Deluxe. Thor 6. La Muerte de Thor es uno de los mejores ejemplos de porqué la etapa de Jason Aaron es una de las mejores historias modernas de la Casa de las Ideas. No os lo perdáis.

No te puedes perder… Alien 1: Linajes, de Phillip Kennedy Johnson y Salvador Larroca

Alien 1 Linajes Panini

El historial de adaptaciones de otros medios al cómic es bastante irregular en cuanto a su calidad. Por lo general, suelen tratarse de productos muy orientados al conocedor de la franquicia original, cuando no directamente al coleccionista compulsivo al que no le importa lo bueno o malo que sea el cómic en cuestión. Cuando Marvel anunció que se había hecho con los derechos para publicar cómics basados en la célebre franquicia cinematográfica Alien, el principal temor que teníamos era que se tratase de ese tipo de productos de segunda categoría y que no llegasen a explotar el verdadero potencial que tiene el universo de los Xenomorfos. Además, esta nueva etapa para los cómics de Alien tendría que intentar librarse de la alargada sombra de la anterior, aquella que fue publicada por Dark Horse y que la propia Casa de las Ideas se está encargando de recuperar ahora en formato ómnibus. Muchos de los fans de Alien tienen en alta estima los cómics de Dark Horse por la forma en la que han llevado la mitología de la franquicia a escenarios sorprendentes. Baste mencionar los inesperados crossovers con personajes como Superman o Batman.

No obstante, lo cierto es que Marvel ha demostrado tener buena mano al dejar su serie de Alien en manos del guionista Phillip Kennedy Johnson (Action Comics, Extreme Carnage, Empyre: Captain America). Además de como escritor, este autor también tiene experiencia como militar en activo, algo muy útil cuando su trabajo consiste en narrar los conflictos de unos marines espaciales que tienen que enfrentarse tanto a una cadena de mando hostil como a unos alienígenas aún más hostiles. Phillip Kennedy Johnson opta por combinar el enfoque de terror propio de la primera entrega de la saga en la gran pantalla con la tendencia a la acción espectacular de la segunda, haciendo que el resultado acabe resultando agradable tanto a los fans de la primera como a los de la segunda.

En cuanto al dibujo, recae sobre Salvador Larroca (Star Wars), un artista cuyo uso de referencias fotográficas en pos del fotorrealismo resulta un poco cantoso en los cómics de superhéroes. En cambio, en esta colección con fuertes raíces cinematográficas resulta totalmente apropiada. Así, cuando vemos a personajes salidos de las películas, como por ejemplo el sintético Bishop, no tenemos problemas para reconocerlos al instante. Es cierto que a veces el color de Guru-eFX resulta un tanto limpio y luminoso para nuestro gusto, ya que preferimos el tono más oscuro, sucio y siniestro característico de las antiguas historias de Dark Horse, pero más allá de eso el apartado gráfico no está nada mal para ser un simple producto derivado. A destacar las fantásticas portadas de In-Hyuk Lee, que no nos importaría tener enmarcadas en nuestra pared.

Pero aún no hemos comentado nada sobre el argumento de esta serie, que en su edición americana abarcó doce números y un anual y que seguramente Panini nos traiga recopilada en dos tomos, siendo este el primero. Nuestro protagonista es Gabriel Cruz, antiguo soldado de la Corporación Weyland-Yutani. Veinte años atrás, fue el único superviviente de un encuentro con los brutales Xenomorfos que acabó con todo su equipo… y que sirvió para que los científicos de Weyland-Yutani se hiciesen con algo que siempre habían ansiado: un espécimen alienígena vivo. Dos décadas después, Cruz se retira como jefe de seguridad de la Estación Epsilón de Weyland-Yutani para tratar de recuperar su deteriorada relación con su hijo, Danny. Lo que no sabe es que, en secreto, su hijo pertenece a un grupo terrorista que pretende aprovecharse de las credenciales de nuestro protagonista para destapar los secretos de Weyland-Yutani. Puesto que esos secretos implican ejemplares vivos de Xenomorfo, ya nos podemos imaginar hacia dónde se encamina la historia: Gabriel Cruz tendrá que volver al espacio a enfrentarse una vez más a los alienígenas para salvar a su hijo.

Alien Linaje Salvador Larroca

Además de capturar apropiadamente el cambiante tono de la franquicia, la propuesta de Phillip Kennedy Johnson y Salvador Larroca también aporta nuevas ideas a la franquicia en la que se basa. La primera de ellas es un nuevo tipo de Xenomorfo, apodado “Alfa”, una variante cornuda mucho más grande y agresiva que los drones Xenomorfos habituales. La segunda, y puede que también la más interesante, es la insinuación de que la mente colmena de los Xenomorfos puede estar al servicio de algún tipo de entidad primigenia, algo así como una “diosa”. Esta entidad, similar a las mujeres biomecánicas habituales en el arte de H.R. Giger, el diseñador original del Xenomorfo, aparece en los sueños de Gabriel Cruz dirigiendo a su especie a través de la oscuridad, anunciando que su encuentro con la humanidad es inevitable. No queda claro si se trata de un ser real o de alguna especie de metáfora, pero lo cierto es que su presencia le otorga un agradecido toque de horror cósmico a la colección. ¿Quizá tengamos más noticias sobre ella en futuras entregas?

Está claro que Alien 1: Linajes es un producto orientado a aquellos que ya son fans de la franquicia, pero creemos que también puede ser un buen primer contacto para los que nunca han leído un cómic de Alien y tienen cierto interés por las películas. Contiene muchos guiños y homenajes, como es de esperar, pero también resulta accesible y, hasta cierto punto, refrescante. El género de terror no es muy habitual en Marvel y, cuando aparece, suele estar demasiado “contaminado” por las dinámicas superheroicas. Este cómic, ante todo, es un cómic de terror en el que priman la angustia y la claustrofobia… y en el que los autores tienen libertad para hacer lo que quieran con los personajes sin tener que contenerse. Digamos que el argumento no se queda corto en lo que a muertes truculentas se refiere.

La serie marvelita de Alien nos llega amparada por su éxito al otro lado del charco, donde sólo su primer número superó las 300.000 copias vendidas. Y, por lo que sabemos, una vez cerrada esta primera etapa de doce números, la colección seguirá adelante con el mismo guionista y relanzándose con un nuevo número uno. En esta segunda etapa dejará de lado a los protagonistas humanos para centrarse en los sintéticos, lo cual a priori nos llama bastante la atención. Así que ya lo sabes: si te interesan los Xenomorfos, vas a tener lectura para rato.

Quién es quién: Personajes LGBTIQ+ de Marvel

Como decíamos en uno de los apartados anteriores, junio es el mes del Orgullo LGBTIQ+ y Panini va a aprovechar la ocasión para publicar el especial Voces de Marvel: Orgullo, un número en el que la Casa de las Ideas pone el foco tanto sobre sus personajes como sobre sus autores LGBT+. Precisamente durante el mes del Orgullo son comunes los ejemplos de mercantilización de la cultura queer, en los que distintas empresas y marcas que durante el resto del año ignoran a los consumidores LGBT+ lanzan productos específicos para las personas no heterosexuales mientras hacen gala de la bandera del arco iris en sus redes sociales. Este especial podría ser uno de esos ejemplos de burda mercantilización de lo queer, pero lo cierto es que también es una oportunidad para visibilizar el trabajo de los creadores LGBT+ de la editorial. Muchos de ellos suelen trabajar en las colecciones de la periferia, no en las principales, aunque algunos empiezan ahora a ganar popularidad entre los lectores. Aquí son los auténticos protagonistas.

Voces de Marvel Orgullo

Esta antología de relatos cortos incluye un interesante repaso a la historia de la representación LGBT+ dentro de Marvel, desde los tiempos de la salida de Estrella del Norte del armario hasta la boda de Wiccan y Hulkling. También hay varias historias que buscan inspirar y empoderar al mismo tiempo que nos muestran la situación actual de algunos de los personajes queer de la Casa de las Ideas: los mencionados Wiccan y Hulkling, las terroristas mutantes Mística y Destino, Nico Minoru y Karolina Dean, el Hombre de Hielo… Hoy dedicamos nuestro Quién es Quién a repasar algunos de estos personajes.

Marvel LGBT Estrella del Norte y Kyle

Jean-Paul Beaubier (Estrella del Norte) y Kyle Jinadu-Beaubier

Estrella del Norte es todo un pionero que acapara dos importantes hitos dentro del Universo Marvel: fue el primer personaje en declararse abiertamente gay y también fue el primero en casarse con otro personaje de su mismo sexo, su actual esposo, Kyle. El supervelocista mutante, antiguo miembro de Alpha Flight, fue elegido para liderar la última encarnación de Factor-X, cuya primera misión consistió en investigar el asesinato de su propia hermana gemela, Aurora. Tras resolver el misterio y recuperar a su hermana, permaneció en la isla de Krakoa, llegando a recibir un permiso especial para que su esposo pudiese vivir a su lado pese a que los humanos tienen prohibida la entrada en la nación mutante. El amor no conoce fronteras.

Marvel LGBT Mística y Destino

Raven Darkhölme (Mística) e Irene Adler (Destino)

Antes de que Estrella del Norte saliese del armario, los lectores de la Patrulla-X tenían claro que lo que había entre estas dos terroristas mutantes era algo más que una simple amistad. De hecho, ellas ya estaban casadas mucho antes de que se empezase a hablar de matrimonio homosexual en los cómics. La metamorfa y la precognitiva pasaron juntas buena parte de sus largas vidas mientras intentaban alterar el futuro para favorecer sus intereses y los de la especie mutante. La muerte de Destino a manos de Legión, el enloquecido hijo del Profesor Xavier, supuso uno de los momentos más traumáticos de la vida de Mística, que estuvo perdida durante años hasta que el surgimiento de Krakoa la otorgó una nueva finalidad: conseguir la resurrección de su esposa. Tras muchas vicisitudes, ahora ambas se sientan en el Consejo Silencioso de Krakoa. El futuro les pertenece.

Marvel LGBT Wiccan y Hulkling

Teddy Kaplan-Altman (Hulkling) y Billy Kaplan-Altman (Wiccan)

Puede que Wiccan y Hulkling no fuesen la primera pareja homosexual del Universo Marvel, pero sin duda son la más popular. Desde la presentación de los Jóvenes Vengadores han sido todo un ejemplo de que los personajes gays también pueden ganarse el favor del gran público. Ambos tienen en común el hecho de tener que lidiar con un legado difícil, pues siendo uno el hijo del Capitán Marvel original y el otro uno de los vástagos perdidos de la Bruja Escarlata su historia es a la fuerza complicada. Sin embargo, han llegado a medrar y a convertirse en dos de los personajes más importantes de la editorial. No hace mucho incluso hemos podido asistir a su boda. Hulkling gobierna ahora todo un imperio galáctico mientras que su esposo, Wiccan, ejerce como consejero y mago de la corte. No se puede llegar más alto… ¿o quizá sí? Veremos qué les depara el mañana.

Marvel LGBT América Chavez

América Chávez

Y ya que hablamos sobre los Jóvenes Vengadores no podemos dejar de lado a otro de sus integrantes más populares, América Chávez. Esta aventurera interdimensional fue criada en un reino utópico por sus dos madres antes de llegar a la Tierra, donde formó parte de la Brigada Juvenil antes de ingresar en los Jóvenes Vengadores. Fue su tiempo con este grupo lo que le granjeó su actual popularidad y donde formó una sólida amistad con su compañera Kate Bishop (Ojo de Halcón). Ambas coincidieron luego en la última encarnación de los Vengadores Costa Oeste. Fue en esa época en la que conoció a uno de sus últimos intereses románticos, Ramone Watts (Aleación), hermana de uno de sus colegas de equipo. América es un alma demasiado libre como para estar atada a un único lugar durante mucho tiempo y aún tiene mucho que aclarar respecto a su pasado, así que su camino nos reserva muchas sorpresas.

Marvel LGBT Nico y Karolina

Nico Minoru y Karolina Dean

Los Runaways están formados por los hijos huidos de casa de unas familias bastante complicadas: sus padres son criminales, científicos locos, viajeros temporales o alienígenas. Dos de las integrantes del grupo son la hechicera Nico Minoru y la alienígena con poderes lumínicos Karolina Dean. Karolina estaba enamorada de Nico casi desde la formación del grupo, aunque la primera vez que le desveló sus sentimientos fue rechazada. Después de eso vivió una intensa etapa de exploración en la que estuvo relacionada con el/la Skrull Xavin (el género no es importante para un cambiaformas) o con Julie Power, de Power Pack. Mientras tanto, Nico llevó a cabo su propio viaje de autodescubrimiento, aceptando su bisexualidad y declarando su amor por Karolina cuando los Runaways volvieron a reunirse. Han pasado muchos años y ambas han cambiado desde aquella primera declaración, pero lo importante es que al fin están juntas.

Marvel LGBT Hombre de Hielo

Bobby Drake (Hombre de Hielo)

El mutante de los poderes gélidos tuvo una de las salidas del armario más complicadas de toda la historia marvelita. Si bien su posible homosexualidad había sido la comidilla de los lectores durante décadas, no fue hasta que su contrapartida del pasado viajó en el tiempo hasta nuestro presente junto al resto de la Patrulla-X original que el tema se puso en boca de todos. La joven Jean Grey del pasado, inexperta en el uso de sus poderes telepáticos y en las implicaciones éticas que conllevaban, fue quien sacó del armario “a la fuerza” al joven Hombre de Hielo, lo cual a su vez obligó al Hombre de Hielo adulto a confrontar una realidad que había pasado años ocultando. Si algo nos demuestra la historia de Bobby Drake es que nunca es demasiado tarde para aceptarse a uno mismo.

Marvel LGBT Ángela y Sera

Ángela y Sera

La complicada historia de Ángela no tiene nada que envidiarle a la del Hombre de Hielo, pues es un personaje nacido en otra editorial que por temas legales y cosas del destino acabó integrándose en el Universo Marvel. Ángela es la primera hija de Odín, hermana mayor de Thor, y pertenece al Décimo Reino, un mundo secreto que fue aislado del resto tras su guerra contra Asgard. Hemos visto a Ángela como parte de los Guardianes de la Galaxia, de la Liga de los Reinos, de los Asgardianos de la Galaxia o de Strikeforce. Su esposa, Sera, también tiene una trayectoria complicada y es uno de los pocos personajes transgénero de la Casa de las Ideas. Sera nació como uno de los Anchoritas, uno de los raros ángeles masculinos del Décimo Reino. Pasó años recluida en un templo antes de conocer a Ángela y poder asumir su verdadero género. Pero cuando ambas comenzaban su relación, Sera fue asesinada y Ángela se vio obligada a viajar hasta las profundidades de Hel para rescatarla. Ángela llegó a derrotar a la diosa de la muerte y a convertirse en la reina del inframundo con el único objetivo de resucitar a su amada. Si eso no es amor…

Marvel LGBT Prodigio y Velocidad

David Alleyne (Prodigio) y Tommy Shepherd (Velocidad)

No debería sorprendernos encontrar a más mutantes, y además miembros de los Jóvenes Vengadores, en esta lista. Tommy es el otro hijo perdido de la Bruja Escarlata, reencarnado y convertido en todo un supervelocista, mientras que David es uno de los Hombres-X más destacados de las generaciones más recientes y últimamente lo hemos visto como parte del grupo de investigación Factor-X. Ambos personajes son abiertamente bisexuales y tienen un rasgo en común: no son especialmente simpáticos ni suelen caer bien a sus compañeros. Quizá por eso hacen tan buena pareja juntos.

Voces de Marvel Orgullo

Esta lista no es exhaustiva ni mucho menos. Nos hemos centrado en los personajes más populares, pero hay muchos más personajes LGBT+ en la periferia marvelita: el Capitán América Aaron Fischer, Ayo y Aneka de las Dora Milaje wakandianas, Avril Kincaid (Quasar de los Guardianes de la Galaxia), Christian Frost (el Alfil Blanco de la Compañía Fuego Infernal), Cullen Bloodstone de la Academia Braddock (hermano de la cazadora de monstruos Elsa Bloodstone), Tempo de los Merodeadores, Graymalkin de los Jóvenes X-Men, el diseñador de moda mutante Jumbo Carnation, la Gata Negra, Hércules y Marvel Boy, el científico y hombre de negocios de Horizon Labs Max Modell, Phyla-Vell y Dragón Lunar, Daken, el inhumano Romeo, Julie Power, Viv (la hija sintezoide de la Visión), Karma de los Nuevos Mutantes, la Valquiria asgardiana Rūna, Vnn (el Marca Estelar de los Vengadores de hace un millón de años), Zoe Laveau de la Academia Extraño… y más, muchos más.

Aunque aún queda mucho camino por recorrer, la representación de géneros y sexualidades diversas no deja de crecer en el Universo Marvel y, de hecho, en el especial Voces de Marvel: Orgullo le daremos la bienvenida a un nuevo personaje LGBT+ que pronto pasará a formar parte de los Merodeadores: Somnus. No es mala forma de celebrar este mes del Orgullo.

Separador Magazine Marvel

Hablemos de clásicos

Una de las novedades más interesantes de este mes es el primer tomo de la biblioteca dedicada a Alpha Flight, el grupo de súper-héroes canadiense que John Byrne y Chris Claremont presentaron durante su colaboración en la colección protagonizada por la Patrulla-X y que el dibujante se encargó de desarrollar, ya como autor completo, en las páginas de su propia cabecera.

Alpha Flight es uno de los productos más destacados, de cuantos firmó «Pataletas» Byrne, durante su primera etapa en la casa de las ideas, cuando llegó a ser conocido como «el de las cien páginas mensuales» y tenía una vinculación en exclusiva con cifras un tanto mareantes. Durante poco más de dos años, don John desarrolló las aventuras y desventuras de un grupo al que empezó desbandando y se empleó en contar historias donde el terror, la fantasía y la ciencia-ficción se dieron la mano, dando como resultado uno de los tebeos más inusuales de la Marvel de los ochenta.

En este tomo inicial, empero, no tendremos ningún material de la colección de los «alfalfa light», sino una recopilación de sus apariciones previas, comenzando con sus primeras andanzas en las páginas patrulleras -con Lobezno como punto de conexión- y pasando por encuentros con personajes tan dispares como la Masa, la Cosa o el Hombre Máquina.

En la parte autoral, nombres ilustres de la Marvel de esos años: por supuesto, John Byrne pero, también, Ron Wilson, Sal Buscema, Steve Ditko, Chris Claremont o Roger Stern.

En definitiva, una oportunidad magnífica para acercarse a un clásico marveliano ochentero, que contrasta con el olvido en el que han vivido sus protagonistas desde que su padre fundador decidiera largarse a prados más verdes. Ésta es la cuarta edición del material en cuestión, mientras más de la mitad del primer volumen continúa inédita en nuestro país… por buenos motivos, debe añadirse. Como apuntara en su momento José María Méndez, en uno de los artículos que acompañaban las ediciones de Forum, la relación entre autor y personajes era tan estrecha, que ninguno de los sucesores del primero pudo manejar a los segundos de forma consistente. Sin embargo, ésa es otra historia.

El lanzamiento más esperado en junio para los completistas es sin duda este Marvel Héroes. El poderoso Thor de DeFalco y Frenz 3. Estamos hablando de unos cómics inéditos en España durante 30 años nada menos. Aquellos aficionados que comenzamos a leer el Thor de Tom DeFalco y Ron Frenz en los (no añorados) Marvel Two-in-One de Forum, que seguimos con los dos tomos de Grandes Sagas Marvel y que, años después, nos tuvimos que conformar con llegar hasta la muerte de Loki en otro volumen sin continuidad, podemos ahora sí en español conocer al menos cómo terminaba esta etapa

Los dos primeros volúmenes de la larga saga que crearon a cuatro manos DeFalco y Frenz entre 1987 y 1993 ya han sido reseñados en ZN por si alguien necesita que le refresquemos la memoria. Aún así, recordar que hablamos de cómics muy deudores de aquellos creados por Stan Lee y Jack Kirby, con un claro aroma retro que no será del gusto de todos los lectores pero que alcanzan casi siempre un buen equilibrio entre acción y drama telenovelesco. Al final del tomo anterior, y tras matar a Loki, Odin castiga al Dios del trueno (a su alma al menos) a un exilio en el que Mefisto acabará metiendo sus zarpas. El cuerpo de Thor será ocupado por el humano Eric Masterson, permitiendo a DeFalco jugar con las posibilidades que da tener a un ser humano normal dentro del cuerpo de un superhéroe. Que nadie se preocupe que el hijo de Odín retornará a su cuerpo como colofón a esta etapa.

Los 90 y su sensibilidad más “adulta” (ejem) se iba trasladando a la mayoría de las series Marvel y Thor no sería una excepción. A ideas ya desarrolladas por DeFalco como el Thor del futuro, habrá que sumar un villano muy noventero como Hacha Sangrienta, fundamental para el futuro de Eric Masterson como Thunderstrike. El tomo, hay que recordar, no incluye los números correspondientes al cross-over Operación Tormenta Galáctica (sí incluidos en su homónimo americano), algo que personalmente considero un error. A pesar de ello, compra segura para los que ya han adquirido los volúmenes anteriores o a los que lleven casi tres décadas esperando.

Segundo tomaco con las aventuras de T’Challa de Wakanda, el portador del manto de la Pantera Negra.

En esta segunda entrega encontramos material bastante interesante, que cubre las peripecias en solitario del héroe africano entre los ochenta y los primeros noventa de la década pasada. Por un lado, tenemos la serie limitada que firmaron Peter B. Gillis y Denys Cowan, en la que el monarca hace frente a las insidiosas maniobras de un país vecino, Azania, que no es sino un obvio trasunto de la Unión Sudafricana de los días del apartheid. El resultado es una historia que combina política internacional y misticismo, profundizando en la combinación tecnológico-mágica que sostiene a Pantera Negra y poniendo el dedo en una llaga que estaba muy presente en aquellos días.

A continuación, asistimos al regreso de uno de los guionistas más importantes en la historia del personaje, Don McGregor, que, a través de diversos formatos, vuelve a contar más aventuras, en las que deja bien presente su candidatura a escritor definitivo de la Pantera Negra. Por un lado, y aprovechando las posibilidades seriales de Marvel Comics Presents, aborda la búsqueda de la madre de T’Challa, Ramonda. Por otro y aprovechando el otrora popular formato prestigio, aborda una nueva historia en la que Pantera Negra decide retomar su relación con Mónica Lynne, su antiguo amor. Este relato debía concluir con otra parte, centrada en el matrimonio de la pareja, pero ésa es otra historia.

En resumidas cuentas, mucho y muy buen material de esos años, protagonizado por un personaje que tiene bien ganada la vitola de héroe de culto.

Lejos quedan los años de Roy Thomas como guionista de Conan en este sexto volumen de la recopilación vía Omnibus de la colección original protagonizada por el cimmerio, Conan el Bárbaro. Tras las aportaciones de J.M DeMatteis en el volumen 5, para el que aquí nos ocupa es Michael Fleisher quien toma las riendas de la colección. Fleisher es conocido sobre todo por su trabajo para DC en las décadas de los 70 y 80 en series no superhéroicas como Weird Western Tales, House of Mistery, House of Secrets, y especialmente Jonah Hex. En Marvel su labor se centraría sobre todo en el personaje de Conan, ya fuera en Conan el Bárbaro o en La Espada Salvaje de Conan.

Lo más interesante de este tomo es el retorno de John Buscema a los lápices y su creciente participación en los argumentos de la serie. Las historias de Fleisher están muy influenciadas por el estilo de Roy Thomas y podemos ver cómo intenta replicar los elementos reconocibles de aquella etapa: chicas, monstruos, tesoros, Conan dando mandobles a diestro y siniestro. Cuando Buscema comienza a aparecer en los créditos, también podemos apreciar cómo los relatos buscan presentar un Conan ligeramente más humano, o al menos con un rango de expresiones emocionales mayor al que el lector de la época estaría acostumbrado. El dibujo del propio Buscema, pocas sorpresas aquí, continúa a alto nivel; para algo se suele decir que el mayor de los Buscema nació para dibujar a Conan. Las tintas de Ernie Chan le dan un plus de “suciedad” al dibujo que funciona a la perfección en los relatos protagonizados por el Cimmerio.

Un detalle sobre la edición de este volumen 6 y es que contiene una llamativa reducción de páginas para lo que nos habíamos acostumbrado en los tomos anteriores. Recapitulando lo publicado hasta ahora por Panini, nos encontramos con que el #1 tenía 766 páginas, el #2 856, el #3 832, el #4 848, el #5 se marchó a la friolera de 1.048 páginas, y este #6 cuenta tan solo con 672 (al mismo precio que los 3 y 4). Diría que los Omnibus se están convirtiendo en productos de lujo pero… ¿cuándo no lo han sido?

Otras reediciones

Marvel Omnibus. Los Nuevos Vengadores de Brian Michael Bendis 1. Desunidos y Reunidos

Lo prometido es deuda. En lo que no es si no una prueba viva de que Panini Cómics trata de adaptar las obras más vendidas de Marvel a todos los bolsillos, llega el primer omnibús (de unos cantos), de Los Nuevos Vengadores de Brian Michael Bendis.

Mientras que desde hace unos meses, podemos disfrutar de esta colección en formato Must Have, reuniéndose en cada tomo, y con cadencia más o menos mensual, unos seis números de la colección, para aquellos que quieran ahorrar algo de dinero, y sobre todo espacio, pero con un desembolso en cada ocasión, mayor para sus carteras, Panini nos trae esta aclamada etapa de los Héroes Más Poderosos de la Tierra en voluminosos tomos integrales.

En este primer tomo tenemos nada más y nada menos que veinte números USA, que incluyen, los cuatro números de la saga Vengadores Desunidos que dio pie a esta nueva formación vengadora, los quince primeros números de la serie principal, y el especial Giant Size de Spiderwoman.

Una sola obra, varios formatos. Cero excusas para no adquirirla.

100% Marvel HC. Pantera Negra 4. Contemplad Wakanda y Morid

Marvel Collection ha muerto… ¡larga vida a 100% Marvel HC! Panini Cómics sigue una máxima que hasta ahora podemos decir que no ha incumplido: Si comienza una colección, la acaba. Podrán variar los formatos, pasando de grapa a tomo, de una línea editorial a otra, en función de como responda cada una en ventas, pero si como lectores y consumidores hemos gastado nuestro dinero en una etapa concreta, hoy por hoy, inacabada en su reedición, no temamos, puesto que la veremos terminar.

Evidentemente, tocará esperar más que con otras obras más vendidas, pero al final, veremos esa etapa concreta enterita y adornando nuestra estantería. Está pasando con el Capitán América de Ed Brubaker, y este tomo demuestra, que también con el Pantera Negra de Reginald Hudlin.

Lo que empezó como una colección en formato Marvel Collection, una línea editorial que recopilaba material moderno de la editorial, confluyendo en muchas ocasiones con otras líneas como Marvel Saga, Marvel Integral, Omnibus, o la más reciente Must Have, ahora pasa a cajón de sastre que es 100% Marvel HC. Pero no temáis. Se mantiene la numeración correlativo y el diseño del lomo, así como las dimensiones del volumen, por lo que este cuarto volumen de la primera etapa moderna del Rey de Wakanda, lucirá perfectamente al lado de sus tres hermanos, alumbrados en otra línea editorial distinta.

En este caso, Hudlin se aproxima al final de su etapa, otorgando el inevitable espacio a Invasión Secreta, y dando paso a una nueva Pantera Negra, Shuri, quien tomará el manto que una vez fue de su hermano.

Sepadarador Magazine Marvel

Aquellas maravillosas novedades

Otro mes se acaba y de nuevo llega el momento favorito de los más viejunos del lugar: el momento de visitar el pasado para rememorar todos esos tebeos semiolvidados de los que hoy apenas nos acordamos. ¿Estás desencantado con la Marvel actual? ¿No te interesa prácticamente nada de lo que Panini va a lanzar este mes? ¡Pues bienvenido al club de Aquellas Maravillosas Novedades! ¡Ya eres uno de los nuestros! Hoy hemos pensado en revisitar algunas propuestas que a nosotros nos encandilaron pese a que en su momento no gozaron de la aprobación de la mayoría del público. ¿Será que somos un poco masoquistas? Písale al pedal de la máquina del tiempo, que vamos a viajar…

… un año atrás: En junio de 2021, la más reciente encarnación de los Campeones se encaminaba hacia su abrupto final. Parecía que toda la línea de héroes juveniles de la Casa de las Ideas iba a ser relanzada tras ese pequeño evento titulado Proscritos, pero entonces llegó la pandemia, empezaron los retrasos y llegaron las cancelaciones. ¿Recuerdas a esos nuevos Nuevos Guerreros que iban a surgir del evento y de los que nunca más se supo? Los propios Campeones no tardaría mucho en desaparecer, tras un cambio de equipo creativo y una de esas cancelaciones silenciosas tan propias de la Marvel de hoy en día, que cierra sus colecciones sin decir nada con la esperanza de que nadie se de cuenta… y consiguiendo por lo general el efecto contrario. Puede que la idea detrás de Proscritos tuviese potencial, pero está claro que, más allá de los problemas logísticos, la editorial no sabía cómo manejarla. La reacción de los lectores, exageradamente negativa y cargada de prejuicios, tampoco ayudó. El resultado final fue que nos quedamos sin los Campeones y eso es algo bastante lamentable.

… cinco años atrás: En junio de 2017 teníamos al Doctor Muerte viviendo su particular crisis de identidad y tratando de redimirse convertido… en Iron Man. Cuando conocimos el planteamiento de esta cabecera nos pareció una idea de bombero, pero la verdad es que cuando nos pusimos a leerla todo empezó a cobrar sentido con rapidez. Después de todo, la rivalidad entre Tony Stark y Victor Von Muerte venía de muy antiguo y Muerte tenía la misma experiencia vistiendo armadura que Tony. La idea no gozó del favor del público, desde luego: no conocemos a nadie a quien le gustase el papel de ese Muerte en busca de la redención tras los sucesos de Secret Wars y mucho menos a alguien que disfrutase de esta Victor Von Muerte: Iron Man. Pero tenemos que admitir que a nosotros nos encantó… ¡pese a estar escrita por nuestro archinémesis Brian Michael Bendis! ¿Qué podemos decir? Cuando Bendis se junta con su colega Alex Maleev sabe muy bien cómo camelarnos.

… diez años atrás: En junio de 2012, arrancaba una de las mejores series que ha escrito Jason Aaron para la Casa de las Ideas, una que pese a compartir algunos rasgos con sus actuales Vengadores está a años luz en lo que a calidad se refiere. Se trata de Lobezno y la Patrulla-X, una desenfadada cabecera en la que la acción y el humor se dieron la mano para presentarnos una de nuestras escuelas mutantes favoritas. Estaba repleta de ideas disparatadas, sí, pero también frescas y divertidas. Aquí Aaron consiguió a la perfección ese tono excéntrico y alocado que hoy no acaban de encontrar sus Vengadores. ¿Y si el jardín de la escuela resultaba ser Krakoa? ¿Y si el nuevo Club Fuego Infernal estaba compuesto por niños? ¿Y si unos alienígenas microscópicos invadían el cuerpo de Kitty Pryde y los Hombre-X tenían que encogerse para viajar a su interior? Fue la época de personajes como Nydo, Chica Tiburón y Kid Gladiator. La época en la que los traviesos Bamfs recorrían la escuela a sus anchas. ¡Una época memorable! Puede que se distanciase bastante del tono al que nos tenían habituados las series mutantes, lo cual no fue del gusto de todos los lectores, pero aquella fue una de las mejores series de aquellos años y acabó siendo reconocida como tal. Ay, Jason Aaron, quién te ha visto y quién te ve.

… veinte años atrás: En junio de 2002, con Grant Morrison convertido en el artífice principal del destino de los mutantes, el veterano Chris Claremont se vio exiliado a una colección menor como X-Treme X-Men, en la que tuvo que apañárselas como pudo con los pocos personajes que le dejaron, que eran justo los que Morrison no quería. Todas las miradas estaban puestas sobre los Nuevos X-Men del escocés, así que la propuesta del viejo Patriarca Mutante pasó bajo el radar de muchos lectores. No obstante, gozó de mucha promoción en nuestras tierras. Después de todo, estaba dibujada por un artista español como Salvador Larroca (siendo quizá uno de sus mejores trabajos para Marvel, si nos preguntas a nosotros) y contenía no pocas referencias a España. Cómo olvidar a los mutantes visitando Valencia y siendo perseguidos por… ¿Guardias Civiles con armadura cibernética? O esa base futurista de los servicios secretos españoles escondida bajo las Torres de Serranos. Y el villano, Vargas, también era español… ¡y aficionado a la tauromaquia! Claremont y Larroca, inspirados por películas como Matrix o Misión: Imposible, nos ofrecieron una serie cargada de acción, muy divertida y, además, con regusto español. Nunca antes nos habíamos sentido tan orgullosos de ser españoles como en esa época… ¡y ya nunca más volvimos a sentirnos igual!

Aquellas Maravillosas Novedades Magazine Marvel España Junio 2022

Artículo anteriorComic Barcelona – Entrevista a Dominique Grange y Jacques Tardi
Artículo siguienteReseña DC USA – Flashpoint Beyond #0 #1
Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis... mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.
Naci un día caluroso de agosto de 1979, Sauron ya había sido destruido tiempo atrás, y la magia había desaparecido progresivamente de nuestro mundo......, pero estudiando pergaminos y libros ocultos, que me hicieron perder puntos de cordura, encontré esa magia en los comics, o "tebeos" como los han llamado toda la vida mis padres. Desde ese momento, hace casi 30 años, nunca me han dejado solo, y han estado en mi vida, en lo bueno y en lo malo, dándome esa magia que nos hace falta para afrontar la vida. Comics, rol, miniaturas,,,,en fin, una amalgama de hobbies que hacen que este abogado y profesor universitario, disfrute de grandes momentos con grandes amigos, mi "tribu", y junto con este equipazo que conforma ZN. A vuestra disposición para lo que se tercie.
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Autora de "Sídhe: El reino de las hadas". Maestra de Primaria.
Madrileño desde 1983. Fan de Spiderman desde los años 90 que, si lo piensas, tiene mucho mérito. Amante tanto del cine de superhéroes como del cine coreano de festivales porque la esquizofrenia siempre está de moda. Con 15 años quería escribir libros como Julián M. Clemente pero al terminar Comunicación Audiovisual un ladrillo me cayó en la cabeza y terminé escribiendo una tesis doctoral sobre la geopolítica en el Universo Cinematográfico Marvel.
Empecé con series animadas como 'Spider-Man y sus Asombrosos Amigos' y el 'Spider-Man' de los 90. En las viñetas, mis primeros números fueron unos 'Marvel Team-Up' de Bill Mantlo, Chris Claremont y John Byrne. A eso le siguió Gerry Conway en 'Amazing Spider-Man', con la muerte de Gwen Stacy. El asunto continuó con los 'X-Men de Claremont' desde que se afianzan en Australia, y fui creciendo acompañado del 'Ultimate Spider-Man' de Bendis, cuyos 'Nuevos Vengadores' me abrieron al resto del actual universo Marvel. La Casa de las Ideas es mi sitio, y actualmente disfruto del 'Venom de Cates/Stegman', el 'Immortal Hulk de Ewing/Bennett', 'Daredevil de Zdarsky/Checchetto'... y de cualquier buena serie que me haga recordar por qué disfruto con esto de los cómics.
Nacido en Murcia en 1984. Lector de todo tipo de tebeos desde niño, pero sobre todo de Marvel. Aprendió todo lo que sabe sobre cómics (y sobre la vida en general) leyendo la Patrulla-X de Chris Claremont. Psicólogo. Parte del colectivo LGBT+. Redactor del área Marvel de Zona Negativa.
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Vielmehr
Vielmehr
Lector
2 junio, 2022 15:42

Intenté empezar con el Alien de Johnson y Larroca por gustarme mucho el trabajo del primero en Action Comics. Para mí mala suerte no pude ni terminar el primer número por que la labor del segundo me parece horrenda. Cada cara parece una máscara de plástico y el color no le hacía muchos favores. Si los siguientes números cambian de artista me lo pienso, pero con Larroca no.

Mario Soto Molina
Mario Soto Molina
Lector
2 junio, 2022 15:46

Me pasa lo mismo con Marvel hace tiempo, un eterno deja vu, eventos «refritos», donde es dificil saber si es el Inferno antiguo o nuevo, si es la nueva Secret Wars, si en cuantas Civil Wars ya vamos… Es agotador, es decepcionante.

Sigo pensando que el modelo debe cambiar. Eso de las «temporadas» quizás era buena idea, pero hay que darle una vuelta, no solo pensar en el #1, sino en hacer cosas atractivas.

Mi idea siempre ha sido, llegados a este punto de la «continuidad» (la que para muchos se acabó hace tiempo), es hacer «series de miniseries». Algo así como en DC han hecho con Caballero Blanco (que al menos a mí me ha parecido mucho mejor y entretenido que las series regulares de Batman). En Marvel algo parecido ha pasado con las minis que ha escrito Peter David, de Spider-Man durante la época del traje negro… algo así, pero no tan ligado a la retrocontinuidad, sino que hacer algo para cualquier lector.

No me interesa el #900 de Spider-Man, me interesa una historia buena, cerrada, que se entienda por si sola, sin rellenos, sin 5 dibujantes.

En vez de runs de 2-3 años, contratar buenos equipos para hacer una historia buena.

Mjollnir
Mjollnir
Lector
En respuesta a  Mario Soto Molina
2 junio, 2022 18:59

Pues siento decirte que Marvel sigue en el mismo plan. Allí están publicando ahora mismo: Spiderman 2099, los Nuevos Cuatro Fantásticos (Spider, Motorista, Lobezno y Hulk), una nueva Invasión Secreta, Claremont haciendo al Gambito que conoció a la Tormenta niña, Venom: Protector Letal (Michelinie), un nuevo volumen de X-Men Legends, Lobezno:Parche (Larry Hama), X-Men ’92. Al menos, todo este «revival» nos trae a Milligan y Allred.

En cuanto a lo último que comentas, si un buen equipo tiene una buena historia en mente y, desde arriba, les dejar hacer, por mí puede durar lo que quieran: Brubaker (Daredevil, C. América), Al Ewing (Hulk), Hickman (Vengadores, 4F), Spencer (C. América).

También veo importante que, con series secundarias, vayan a por miniseries o series cortas, para que puedan cerrar la historia planteada desde el principio de manera satisfactoria. O, en series principales, si algún autor tiene una buena historia para 12 números, que la cuente y le dejen ir, que algunos se quedan más sin tener nada que contar y se nota el bajón.

Ziggy
Ziggy
Lector
3 junio, 2022 0:15

Siempre me acuerdo del Marvel Legacy porque llego en 2017, un año que fue en particular malísimo para Marvel en lo que a relaciones publicas se refiere y creo que eso fomento la salida de Alonzo. Parecia que cada mes había una polémica muy sonada en torno a la editorial (Desde espoilear su propia saga en el NYT a sacar un comic con una empresa de armas o el bluff que supuso la iniciativa que iba a «cambiar la historia de los comics» con las portadas lenticulares). Con razón quisieron salir de esta etapa lo más rápido posible porque fue un año con mucho mal sabor de boca. Lo único bueno quizás, con la perspectiva del tiempo, fue que DC les liberó de Bendis que se fue a hacer daño en la competencia y dejo de descarrilar a los personajes de Marvel.