Magazine Marvel España – Febrero 2022

Llega el Magazine Marvel, llega el análisis de las novedades que publica Panini, en España, de la casa de las ideas!!

1
2934

La maquinaria editorial no descansa, y pasada la resaca del nuevo año, ya metidos de llenos en este 2022 que tantas sorpresas editoriales alberga en territorio Marvel (algunas conocidas y otras no), llega el momento de afrontar nuestra sección favorita del mes.

El Magazine Marvel España arranca calentito en este Febrero que no por ser el mes más corto del año, es más corto en su extensión, aunque no nos importaría escribirlo y comentarlo disfrazados de nuestros superhéroes favoritos en una explosión de marvelismo en el que los profesionales de la salud mental tendrían mucho que decir.

Este mes os hablamos de lo que ha supuesto Marvel Saga en los siete años que tiene de recorrido, juzgamos al Imperio Secreto de Nick Spencer, os recomendamos la nueva etapa de Veneno y como siempre analizamos las distintas novedades editoriales desde nuesro más profundo armor marvelita.

¡Qué comience el Magazine Marvel España!

TITULARES

Columna de opinión
Juicio a…
Análisis de novedades
El cómic destacado del mes
No te puedes perder…
Otras Reediciones
Quién es quién
Hablemos de clásicos
Aquellas maravillosas novedades

Magazine Marvel España logo

Marvel Saga, evolución de un sello editorial

En el artículo de opinión de este mes, hablaremos sobre un tema que hace tiempo que en la redacción de Marvel de la web se sacó a la palestra pero que hasta ahora no se había tratado: El sello Marvel Saga, el cual lleva con nosotros desde el año 2016, y sigue perdurando hasta hoy como uno de los más estables de Panini Cómics, casa de Marvel en España.

Formatos editoriales hay muchos, y en este mundo del cómic superheroicos, podemos decir que en muchas ocasiones, más de los necesarios. Junto a la sempiterna grapa, que pese a las voces que avisan de ello, se resiste a morir, y que nos trae las novedades mensuales en el formato físico que les es propio, tenemos formatos más baratos como Marvel Young Adults o Marvel Premiere que tratan de traernos obras más o menos recientes por un precio asequible.

Si quieremos las series que hace unos cuatro o cinco años estaban saliendo en grapa, pero en un tomo que les haga justicia y que perdure en el tiempo, tenemos el formato Marvel Now Deluxe!, heredero de aquel Marvel Deluxe de tomos negros que nunca olvidaremos y del que todavía existen reediciones en algunas de las obras que lo componen. Para conocer grandes hitos de la historia marvelita sin invertir demasiado dinero, tenemos Must Have, esa línea en la que podemos continuar las series más populares de la editorial tomo a tomo, o solo quedarnos con aquellos arcos argumentales definitorios y hoy auténticos clásicos para según qué personajes.

Si queremos mucho material en un solo tomo, ya sea éste clásico o más moderno, tenemos opciones menos asequibles pero mucho más agradecidas a la vista y al tacto, como Marvel Gold, Marvel Integral o Marvel Omnibus.

Como vemos, distintas opciones para distintos tipos de lectores. Sin embargo, el caso de Marvel Saga es más curioso. Y es que, estamos ante un formato hardcover o HC, que llega a la editorial antes que el 100% Marvel HC o que los formatos tipo Biblioteca que heredan espiritualmente el aspecto de Marvel Saga, con la intención, simplemente de que el lector novel o aquel que en su día no había adquirido dicho material, se familiarizara con los héroes urbanos que Netflix nos traía a su platagorma previo acuerdo con Marvel Studios.

Ahí estaba el comienzo de Daredevil en el Siglo XXI (un poquito antes realmente, en 1999) con Kevin Smith y su Diablo Guardián. O el Alias de Brian Michael Bendis y Michael Gaydos, que suponía la irrupción de dos grandes de la escena independiente en una Marvel que quería resurgir de sus cenizas, con una Jessica Jones brillante que sembró las bases de una serie de televisión que recordamos con mucho cariño.

Por supuesto, el Asombroso Spiderman de Joe Michael Straczyinki estaba ahí, y es que no hay personaje más urbano ni pegado a la calle o al ciudadano de a pie que nuestro arácnido favorito.

Por tanto, Marvel Saga se perfilaba como un formato que buscaba recopilar a aquellos héroes callejeros de la Marvel de comienzos del Siglo XXI para que sus fans o aquellos potenciales seguidores de dichos personajes pudieran disfrutar de ellos en un formato actual que hiciera justicia a sus mejores series modernas.

Sin embargo, con el tiempo el sello fue evolucionando. Por supuesto, en un principio siguiendo la estela marcada por Netflix, y de este modo el Castigador de Garth Ennis o el Puño de Hierro de Matt Fraction y Ed Brubaker con David Aja llegaban al sello dispuestos a invadir nuestras estanterías.

Puede que el proyecto Defensores de la cadena de streaming de la gran N no llegara al puerto que ésta quería, pero las ventas de Marvel Saga desde luego superaban las expectativas de Panini, por lo que el sello no podía morir, aunque las series televisivas que lo habían hecho nacer dijeran adiós tan temprano.

De este modo, colecciones nuevas como la Capitana Marvel de Kelly Sue DeConnick, o Los Cuatro Fantásticos de Jonathan Hickman se unían al plantel de Marvel Saga. El enfoque, está claro, era todo lo opuesto a lo urbano, y más cósmico que callejero, pero si Marvel Saga suponía dar a los lectores series modernas aclamadas por la crítica en un formato hardcover y seriado mes a mes, casi cualquier serie podía integrar al sello.

Con el tiempo, otras obras del propio Hickman como sus Guerreros Secretos se han incorporado al sello, estando éste muy cerca de completar las series de Daredevil hasta casi llegar a la etapa actual, y precisamente es de nuevo, el mundo televisivo del streaming el que hace que ahora, de algún modo, Marvel Saga vuelva a sus orígenes, seis años después y con mejor salud que nunca.

Así, el hecho de que uno de los vigilantes urbanos más característicos de la Casa de las Ideas, como Caballero Luna, vaya a tener serie de televisión propia en Disney+, ha hecho que Marvel Saga se decida a editar en tomo las series del personaje pertenecientes a este siglo, siendo Spiderman, que ya ha completado su reedición en tomo de todas sus etapas modernas, el que vuelve a su origen recopilándose esta vez la serie de El Espectacular Spiderman, comenzando con el arco de Paul Jenkins en la colección.

Y es que, ahora que el Peter Parker cinematográfico, es quizás, más Peter Parker que nunca, debemos pararnos a pensar que fue lo qué hizo en este siglo avanzar a nuestro Peter en la viñeta, y para eso quizás la colección más adecuada sea aquella en la que quizás no era asombroso, pero desde luego sí que era espectacular.

En el futuro, no sabemos si Marvel Saga nos va a traer colecciones que tengan reflejo en series o películas, o si se centrará en otras etapas modernas de personajes que necesitan una recopilación tomo a tomo de sus arcos más largos, pero estamos seguros de que no nos defraudará en las propuestas que elija.

Juicio a… Imperio Secreto

Este mes de Febrero, Panini Cómics recopila en un tomo Now Deluxe! el evento más importante del Capitán América durante el Siglo XXI. Y es que, Nick Spencer la lió parda al hacer nazi a Steve Rogers, pero construyó en torno a eso una trama muy interesante que tras enredarse en dos colecciones distintas del Capitán América, llega a su climax final en Imperio Secreto, un evento en el que toda este complicado juego político se resuelve como siempre se ha hecho en Marvel: A Hostia Limpia.

Pero antes de juzgarlo veamos que opinan nuestros ávidos reporteros de cierto panfleto dominical sobre este evento…

A favor… Robbie R.

Cuando Nick Spencer y Marvel Comics presentaron por primera vez al Capitán Hydra, los detractores saltaron a la palestra con fervor. La verdad es que ese momento quedó en nuestras retinas, grabada a fuego en nuestras mentes y, por qué no, en nuestros corazones, una terrible imagen en la página final de la primera entrega de esta etapa.

Steve Rogers era un integrante de Hydra. Muchas preguntas comenzaron a pasar por nuestras mentes, y ninguno vimos que la semillas habían sido plantadas en ese simple e inadvertido cruce entre series de Los vengadores llamado Avengers Stand-Off. ¿Cómo podía ser que nuestro abanderado de la libertad fuese de Hydra? Rápidamente la solución pasaba por una treta de Cráneo Rojo, una manipulación del Dr. Fausto, o bien otro clon hecho por Zola.

Pero la grandeza de Spencer fue el camino seguido que uniría el destino de Rogers con ese maldito cubo cósmico que tantos problemas le ha causado en su historia.Los viejos de la casa ya sabíamos, o preveíamos, que esto no quedaría así y que todo tendría una explicación. Siempre queda el recurso de que el loco del guionista tenga listo a Mefisto como comodín de salida a semejante embrollo.

A raíz de las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU el mundo comenzó un lento e inexorable camino que se inició con el surgimiento de una política en el país de las barras y estrellas entre autoritaria y ciertamente racista. La idea que a todos nos pasó por la cabeza fue que Marvel quería normalizar la nueva tendencia política en EEUU con un patriótico y autoritario Capitán América. ¿Cómo podría el hombre que golpeó a Hitler y que luchó contra el gobierno durante la Ley de Registro de Superhéroes ser un infiltrado de Hydra?

Claro, como todo en la vida, antes de criticar hay que indagar, informarse, y en este caso leer. Una vez que leemos con calma la etapa de Nick Spencer en el Capitán América descubrimos un trabajo profundo y rico de ficción. Un trabajo completo de tintes sociales y políticos donde comprendemos lo que defendemos de la mano de esa resistencia subversiva muy necesaria que se alza contra el autoritarismo.

Por todo lo que expongo considero que Imperio Secreto es un gran evento. Nos hace identificar y reflexionar sobre los peligros de la demagogia y los peligros inherentes al ascenso de un gobierno autoritario. Esta historia, en su totalidad, fue un toque de atención a las políticas que desde 2015 han empezado a aflorar en occidente.

Nick Spencer, ya inmerso en el evento, toma todas las diversas piezas que ha estado organizando en la serie de El Capitán América, la miniserie Avengers Stand-Off y todo el Universo, para presentar una cautivadora epopeya. El guionista de El Asombroso Spiderman orquesta todo como un director experimentado. Aquí lo encontramos mucho más suelto y seguro de sí mismo a diferencia de su paso entre redes y balanceos.

Soy sabedor que Imperio Secreto enfureció a la gente porque era la conclusión de esa historia en la que se revelaba que el Capitán América era un espía de Hydra. Fuimos testigos durante varias entregas de los pasos que como buen estratega iba dando este Steve Rogers, un autoritario con cara amigable y con los medios necesarios para subir al poder. Esa conclusión no gustó por ese regusto amargo de no haber arriesgado con el final, y ha quedado en muchos lectores como una herida abierta. Pero tenemos que quedarnos con lo que quiere contarnos el guionista en ese camino. La traición de Steve (como infiltrado de Hydra) se sintió similar a la de tantos políticos que existen en el mundo hoy. Rogers, engañó a todos, desde el amor de su vida, Sharon Carter, hasta el escuadrón de la Carol Danvers.

En definitiva miembros del tribunal, considero que Imperio Secreto debe ser considerada inevitablemente, por sus propios fundamentos, en un evento de calidad que debe pasar a esa biblioteca de imprescindibles de El Capitán América.

La verdad, nada más que la verdad.

En contra… J.J.J.

La etapa de Nick Spencer al frente de los destinos de los dos Capitanes América se puede considerar de forma justificada como una de las mejores de ambos personajes. Su tratamiento en la doble serie regular llevó a historias interesantes que culminaron en Imperio Secreto, el gran evento de su año que acaparó la atención de todo el Universo Marvel. Y por mucho que pueda apoyar sin dudas el recorrido previo, es justo reconocer que la ejecución de esta historia se vio afectada por una serie de factores que pesaron en el conjunto. Vayamos por partes para desgranar a qué me refiero.

Empecemos con la necesidad de hacer un evento. ¿Cuántas veces en los últimos años hemos visto cómo el gran final de una etapa larga con un personaje se ha visto transformado en un evento que involucra no solo a los personajes de la serie regular sino a todo el universo Marvel al completo? Imperio Secreto forma parte de esta tradición a la que también se suman historias como Secret Wars o Rey de Negro. Y esto es un problema. Sí, la construcción permite asumir que ese era el objetivo desde el inicio. Pero cualquier historia que pasa de una serie a un evento arrastra una serie de males. El foco se pierde, los protas lo son menos. La importancia de lo narrado y cómo afecta a los personajes que nos han servido de ancla se ven desplazados por la macrohistoria. De repente impacta distinto. De repente importa menos.

Esto nos lleva directamente a otro aspecto que afectó a Imperio Secreto: los tie-ins. En esta ocasión ni siquiera hablo de los habituales, sino de los números paralelos que se insertan sin vergüenza alguna en la trama principal. Tebeos como United o Underground se presentaban como esenciales para el conjunto, pero su propia estructura era un malabarismo que apenas encajaba. El punto culminante de esto fue el evento dentro del evento, Generaciones. Cuando leímos la excusa que se daba para su ejecución dentro de la historia… Uno de los momentos más flojos de todo Imperio Secreto.

Durante los nueve números del evento principal nos encontramos también con otra de las realidades del panorama mainstream del cómic superheroico estadounidense: la falta de cohesión visual en una misma historia. Está claro que Imperio Secreto es un proyecto mastodóntico. Su realización requiere algunos ajustes. Pero encontrarse con dibujantes tan distintos a lo largo de la historia supone un cierto perjuicio al resultado final. No es lo mismo cómo dibuja Steve McNiven que Daniel Acuña o Leinil Francis Yu. Todos son grandes superestrellas con fantásticos acabados, pero sus estilos pueden chocar, especialmente en una lectura completa de seguido.

Finalmente, no se puede hablar de los aspectos negativos de Imperio Secreto sin hablar de cobardía. Cobardía a la hora de enfrentarse al futuro de los dos personajes titulares. Sam Wilson llevaba desde el año 2014 siendo el Capitán América. No solo eso: llevaba desde el año 2014 siendo un excelente Capitán América. El ser un personaje distinto a Steve Rogers permitía explorar otras vías. Permitía explorar otros discursos, especialmente sobre la naturaleza de los Estados Unidos. Una vez terminada la historia, la lógica dictaba que debían existir dos Capitanes América. Pero se decidió hacer que Sam regresara a la identidad de Halcón, se le dio una serie de medio pelo y baja calidad y se empujó a su personaje al ostracismo. Relegado a un segundo plano mientras Steve Rogers se quedaba la cabecera titular. No es hasta el año 2022, con el gran motivante del MCU detrás, que se corrige esta gran injusticia. Sam Wilson volverá a ser el Capitán América junto a Steve Rogers. Dos capitanes, dos escudos. El personaje recupera la posición que le fue arrancada por cobardía. Por el camino se han tirado a la basura cinco años de historias con él. Es una lástima que esta decisión no se haya tomado antes. El final de Imperio Secreto nos robó estos cinco años. Por suerte, ahora podremos mirar al futuro de Sam Wilson con más optimismo.

He dicho.

Separador Magazine Marvel

Análisis de novedades (grapas y tomos)

Este mes de Febrero tenemos pocas novedades en grapa o tomo dignas de reseña, pero eso es porque la mayoría de las grandes novedades a destacar, ya están resaltadas en apartados concretos de este mismo Magazine.

Sin embargo, siempre hay cómics marvelitas que pueden pasar desapercibidos y que consideramos oportuno destacar y por ello aquí van los dos seleccionados de este mes.

El Inmortal Hulk 39

Helo aquí. 50 números USA más especiales. 39 grapas españolas. Al Ewing. Joe Bennett. Pero sobre todo, Bruce Banner. El periplo del Hulk Demonio ha llegado a su fin. Lo que en 2017 comenzó como un homenaje a la serie televisiva de Lou Ferrigno se ha convertido en una epopeya cósmica y lovecraftiana en la que lo mismo se dan cita los monstruos de la Universal o la Hammer, que aparecen horrores propios de lugares como Dunwich o R’lyeh.

El terror tratado desde todos sus ámbitos posibles, mezclado en una imposible coctelera que nos da el mejor de los licores con apariencia superheroica pero sabor a más, mucho más.

Una serie que desde su inicio ya teníamos claro que iba a ser un clásico moderno y que tras seis años, llega a su fin en nuestro país.

No podemos analizar lo suficiente el poso que El Inmortal Hulk ha dejado en nuestras mentes, pero sí que podemos adelantar que el broche final que se pone a esta gran aventura quizás no sea de oro, pero desde luego que es de jade.

La Muerte del Doctor Extraño. Especial 1: Los Vengadores

Cada cierto tiempo, los distintos personajes que pueblan el Universo Marvel se enfrentan a su muerte, para poder resurgir meses o años más tarde con renovadas fuerzas y popularidad. En esta ocasión, la lápida se la ponemos a Stephen Strange, en una aventura escrita por Jed Mckay que promete bastante más de lo poco que parecía dar en un principio.

Como es lógico, el resto del Universo Marvel tendrá que ir al funeral de turno, y aquí entran estos especiales en los que vemos como distintos superhéroes se enfrentan a la pérdida de su compañero y amigo.

En esta ocasión ponemos el foco en Los Vengadores, y en Ryan Bodenheim y Alex Paknadel, los por ahora desconocidos autores encargados de traernos esta aventura.

El cómic destacado del mes

Veneno 1

Cuando acabó la etapa de Donny Cates supimos que nada volvería a ser igual para Veneno. El final planteado dejaba al siguiente guionista en una complicada situación. Sin embargo, la noticia de que Al Ewing y Ram V serían los que se harían cargo del simbionte nos dejó tranquilos. Lo más sorprendente fue saber que se iba a continuar en ese punto en que se había quedado la anterior etapa.

En un movimiento no muy común en Marvel Comics ambos escritores se dividen la tarea de guionizar este cómic. Al Ewing, escritor de Guardianes de la galaxia e Inmortal Hulk, se encarga de la vertiente cósmica en la que Eddie Brock es el protagonista. Por otro lado, Ram V, quien tiene en su haber la estupenda The Many Deaths of Laila Starr, se encarga de contarnos la historia de Dylan Brock, aquí en la tierra. Gráficamente si que tenemos uniformidad, y es el artista Bryan Hitch el autor completo.

A pesar del general buen gusto de boca que nos dejó Donny Cates, este cómic no debe pasar desapercibido. ¿Qué tenemos entre manos con este primer número? Es la típica entrega donde se asienta lo que se nos quiere contar. Eddie Brock ha aceptado el manto de Rey de Negro, un título anteriormente ostentado por Knull. Nuevas responsabilidades entre las que figura ni más ni menos que el control de todos los simbiontes del universo. Mientras tanto, Dylan es un adolescente que siendo un paria en el colegio solo tiene como amigo al simbionte y a Sleeper. Tendrá que lidiar con semejante poder asumiendo lo que era su padre en la Tierra.

Ewing parece interesado en buscar el significado cósmico de la divinidad de Eddie, y está claro que tiene planes a largo alcance para este nuevo status. Por otro lado, Ram V se centra más en lo mundano, utilizando una narrativa fundamentada y orientada en no hacer de menos la historia de Dylan frente a la parte digamos cósmica de su padre.

Esta forma de contarnos esta nueva etapa en la vida de Eddie Brock y su hijo es una combinación genial y muy arriesgada a la luz del éxito precedente.

¿Por qué nos ha gustado tanto esta primera entrega? Sencillamente porque con naturalidad ambos autores continúan lo que se nos ha contado anteriormente sin romper de nuevo esquemas de manera abrupta. Aquí no vamos a encontrar un nuevo rumbo y una agitación en la vida de Veneno que ponga todo patas arriba. Más lejos de la verdad, se continúa con lo que Cates ha contado. Ello no es óbice para que el equipo creativo nos presente sus propias líneas e intrigas para enganchar a los lectores.

Finalmente, en lo que a la labor gráfica se refiere, Hitch y Currie dibujan páginas estupendas y muy detalladas, con naves espaciales a la deriva, dan a cada uno de los Brocks un diseño único (Eddie como el Rey de Negro tiene un aspecto más superheroico mientras que Dylan usa el tradicional traje de Veneno, con la adición de cadenas), y en general hacen un trabajo de mucha calidad que recuerda a ese Hitch que nos encandiló en The Ultimates.

En definitiva, una nueva entrega, una nueva ruta, y una colección que no debemos dejar olvidada aunque ya no sea Donny Cates el que lleve la batuta.

No te puedes perder… Academia Extraño

Alrededor de inicios de marzo de 2020 salió en tiendas una publicación con la intención de ser una de las más mágicas y fantásticas de Marvel. Hablamos, por supuesto, de Academia Extraño de Skottie Young y Humberto Ramos. El guionista llegó a trabajar en varias obras de Marvel como Mapache Cohete, Masacre, Mapache Cohete y Groot, entre otros. Por otro lado, Humberto Ramos es de sobra conocido por participar en El Asombroso Spiderman, Runaways, Campeones, Nación-X 2099, entre otros.

Hablar de Academia Extraño es hablar de esa carta perdida que nunca nos llegó, esa que siempre quisimos recibir para aprender magia en una escuela especial para seres mágicos. Sin embargo, aquí no hablamos del universo literario de cierta autora, sino del Universo Marvel, y hace poco se formó una gran escuela para seres especiales para que aprendan a dominar su magia y, algún día, puedan llegar a ser grandes magos/as que puedan proteger la Tierra y otras dimensiones de amenazas violentas. Quién sabe, quizás alguno se convierta en Hechicero/a Supremo/a algún día.

Con esta premisa, arranca Academia Extraño en la que un gran grupo de jóvenes de todo tipo — humanos, asgardianos, gigantes de hielo, hadas, faltine… — se reúnen tras recibir la carta en la Academia dispuestos a ser enseñados por unos excelentes profesores como Magik, El Anciano, el Doctor Vudú, Bruja Escarlata, Hellstorm, Nico Minoru, Chamán, el Doctor Extraño cuando pueda y Zelma como bibliotecaria, entre otros. No podemos negar que los campos estelares ayudan de vez en cuando a que Academia Extraño sea un cómic muy agradable de querer leer.

Sin embargo, los cameos no es lo más positivo de estos cómics, sino todos los personajes y las dinámicas que hay entre ellos, puesto que algunos se llevan bien y otros… se llevan a matar por prejuicios y linaje. De ahí que la mayor parte de la trama enganche por cómo estos jóvenes aprenden magia mientras la usan adecuadamente, resuelven sus propios problemas, aprenden a ser mejores personas, se meten en líos y se ayudan entre sí, se guardan algunos secretos…

Además, hay una trama oscura de fondo que se deja ver de vez en cuando cuanto más avanzan los números y que sólo hace que prometer más y más, dejándonos con la intriga sobre cómo irá afectando a la vida sobre algunos muchachos y si la Academia Extraño podrá florecer como tenía previsto o acabarán solucionando el problema. Por ahora, ya sabemos que la serie tiene una conexión con La muerte de Doctor Extraño y que está anunciado que los personajes de Academia Extraño comenzarán pronto su segundo año aprendiendo magia, por lo que solo nos queda esperar qué nos tienen preparados. Como ya se ha demostrado en muchas obras literarias y cómics de escuelas de magia, no todo es bonito y siempre se acaba torciendo algo o hay algo oscuro en el fondo. Veremos lo que ocurre.

Por último, en el apartado artístico, Humberto Ramos es querido por algunos y no tanto por otros, pero aquí aporta una gran expresividad a los personajes y un dinamismo sin igual que los hace sentir muy naturales y casi vivos. Y, cuando los personajes hacen gala de su magia, las viñetas son una preciosidad y de verdad puedes notar que están realizando un hechizo precioso, temible, ligero o poderoso, gracias a su detallismo y a la dedicación que hace a cada magia lanzada.

En definitiva, no podemos sino recomendaros encarecidamente Academia Extraño si os gusta la fantasía, la magia, personajes que van a la escuela a aprender, la profundización de personajes y sus dinámicas.

Otras Reediciones

En este ya habitual apartado, dedicado a hablar de aquellas reediciones a las que merece la pena echar un vistazo, más allá de las que destacamos en otros apartados dedicados tan solo a comentar una o varias de ellas traemos en esta ocasión tan solo dos obras, pero dos que consideramos de compra obligada en este corto y frío mes de Febrero.

Marvel Must-Have. Spiderman y la Gata Negra. El mal que hacen los hombres

En el año 1999, Kevin Smith, el director de Mallrats o Dogma, relanzó a Daredevil con la hoy clásica historia conocida como Diablo Guardián, en la que el villano Misterio conocía su muerte. El hoy showrunner responsable de Masters of the Universe: Revelations sabía que la había liado matando al villano, y entre los años 2002 y 2006 se juntó con los Dodson para enmedar aquel error pero también para hacer más, mucho más.

Y es que, El Mal que hacen los Hombres es una historia que habla de Me Too mucho antes de Me Too. Un personaje explosivo y habitualmente sexualizado como es Felicia Hardy, se desnuda ante los lectores en el sentido metafórico de la palabra y confiesa haber sido víctima de abusos sexuales, decidiendo años después, tomar cartas en el asunto.

Un tema muy incómodo en el que Smith se inundó por completo para sacar lo peor de la sociedad occidental que normaliza comportamientos que marcan a muchas mujeres de por vida. Hoy tenéis la posibilidad de adquirir esta maravillosa historia en un formato muy barato y en una edición que quedará para el recuerdo.

Marvel Saga. Caballero Luna 1

Mientras que en el apartado de clásicos comenzaremos a hablaros de los inicios editoriales de Marc Spector, en otras reediciones le llega el turno al comienzo de las aventuras de Caballero Luna en el Siglo XXI, con Charlie Houston y David Finch a la cabeza de lo que sería una larga estela de autores que contarían las aventuras y desventuras del vigilante de la media luna y la personalidad múltiple.

Marvel Saga vuelve a sus orígenes más urbanos y televisivos con este primer tomo, que no veíamos en nuestro país desde el coleccionable Marvel Heroes que, por su espíritu y su objetivo, lógicamente, no recopiló el resto de la etapa.

Comienza aquí un largo y placentero camino gracias al que conoceremos todo lo que necesitamos saber sobre el próximo héroe del MCU, existiendo material clásico y moderno para poder iniciarse en el mismo y siempre, a gusto de consumidor.

Separador Magazine Marvel

Quién es quién: Jóvenes Vengadores

Aprovechando que el primer volumen de la colección de los Jóvenes Vengadores de Allan Heinberg y Jim Cheung llega este mes de febrero al formato Marvel Must-Have hemos pensado que ya era hora de dedicarle uno de nuestros Quién es Quién a estos personajes tan populares. Surgidos en 2005, poco después de la saga inaugural de la etapa de Brian Michael Bendis al frente de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, los Jóvenes Vengadores jugaron al despiste durante su presentación. Puesto que los Vengadores se habían disuelto a causa de la crisis nerviosa de la Bruja Escarlata, este grupo de jóvenes héroes pretendía ocupar el hueco ofreciendo versiones juveniles de algunos de los Vengadores más conocidos. Sin embargo, en realidad ninguno de los miembros de estos Jóvenes Vengadores era exactamente lo que parecía.

Jóvenes Vengadores

Si aún no has leído la serie y vas a hacerlo aprovechando su lanzamiento en la línea Marvel Must-Have te recomendamos que no sigas leyendo, ya que a lo largo de los próximos párrafos vamos a comentar tanto los orígenes como las verdaderas identidades de Patriota, Iron Lad, Asgardiano y Hulkling, además de los de las posteriores incorporaciones al grupo. Créenos, si todavía no conoces los secretos de estos émulos del Capitán América, Iron Man, Thor y Hulk deberías descubrirlos leyendo estos cómics, no leyendo nuestro magazine. Merecerá la pena.

Jóvenes Vengadores Iron Lad

Nathaniel Richards (Iron Lad)

El nombre de Nathaniel Richards resuena a lo largo de la historia, pues está conectado con otros tan conocidos como los del faraón Rama-Tut, el Centurión Escarlata, Kang el Conquistador o Immortus. Nacido en la avanzada Tierra del siglo XXX, el joven Nathaniel Richards soñaba con una vida de emoción y aventuras, lejos del aburrimiento de su tiempo y del acoso al que era sometido por sus compañeros. Su deseo se hizo realidad cuando su yo futuro, el tirano temporal conocido como Kang el Conquistador, se presentó en su época para conducirle por el camino que le había reservado el destino. Sin embargo, horrorizado por las acciones de su futura encarnación, Nathaniel viajó al pasado del siglo XXI usando una armadura neuroquinética en busca de los únicos capaces de derrotar a Kang: los Vengadores. Sin embargo, al descubrir que el equipo de héroes se había disuelto recientemente, decidió reunir a su propio grupo. Era el momento de unos Jóvenes Vengadores que ayudasen a Iron Lad a escapar de su futuro como conquistador temporal.

Jóvenes Vengadores Patriota

Elijah Bradley (Patriota)

El diseño original de este personaje incluía una máscara que le cubría la cara para evitar que el color de su piel nos desvelase que su legado no estaba relacionado con Steve Rogers, sino con otro Capitán América mucho menos conocido: Isaiah Bradley, el Capitán América negro, abuelo de Elijah. Aunque había nacido sin poderes, Elijah mintió cuando se formaron los Jóvenes Vengadores, ya que dijo que había recibido una transfusión de sangre de su abuelo que le había proporcionado todas las ventajas del Suero del Supersoldado. Esto no era así, aunque con el tiempo esa transfusión llegó a producirse en realidad. Equipado con el escudo triangular original del Capitán América, Patriota se convirtió en uno de los integrantes más valiosos del equipo, compartiendo el liderazgo junto a su compañera Ojo de Halcón.

Jóvenes Vengadores Wiccan

Billy Kaplan (Asgardiano, posteriormente Wiccan)

Tanto su primer nombre código como su atuendo original, que incluía un casco alado y un bastón de madera, parecían conectar de alguna forma a Billy con Thor. Sin embargo, el origen de este joven hechicero estaba conectado con la Bruja Escarlata. De hecho, Billy es el espíritu reencarnado de uno de los dos hijos perdidos de Wanda (el otro es Tommy Shepherd, otro futuro Joven Vengador) y como tal es el heredero de uno de los mayores poderes místicos del Universo Marvel. Billy fue acosado frecuentemente en el instituto a causa de su sexualidad y su afición por los superhéroes, pero pronto destacó como uno de los integrantes más poderosos de los Jóvenes Vengadores. El inicio de su historia de amor con su compañero Hulkling fue una de las tramas más celebradas de esta etapa.

Jóvenes Vengadores Hulkling

Teddy Altman (Hulkling)

Puede que su nombre, su piel verde y sus grandes brazos nos hicieran pensar automáticamente en algún parentesco con Hulk o con algún otro personaje irradiado con energía gamma, pero lo cierto es que Teddy no tenía nada que ver con Bruce Banner. De hecho, tanto el color de su piel como sus poderes metamórficos provenían de su herencia Skrull… y aquella no era su única herencia alienígena. Resulta que, aunque se había criado como un humano normal, Teddy era sin saberlo un híbrido Kree-Skrull, hijo de padre Kree y madre Skrull… y no de cualquier Kree y cualquier Skrull: nada menos que del Capitán Mar-Vell y de la Princesa Anelle, un legado que con el tiempo le llevaría a reclamar el trono de un imperio intergaláctico. Y a convertir a Wiccan en su consorte imperial, claro.

Jóvenes Vengadores Estatura

Cassie Lang (Estatura)

Si bien las conexiones de los anteriores personajes con los Vengadores podían ser engañosas, las de Cassie estaban bien claras: era la hija de Scott Lang, el Hombre Hormiga, que por entonces había muerto a causa de la crisis provocada por la Bruja Escarlata. Cuando las tensiones con su madre se volvieron insoportables, Cassie se escapó de casa con la intención de unirse a los Jóvenes Vengadores. El hecho de haber estado tomando en secreto Partículas Pym le había conferido la capacidad de alterar su tamaño, aunque sus poderes estaban fuertemente modulados por su estado emocional. Pese a su inestabilidad, llegó a ser un valioso recurso para el equipo y, con el tiempo, volvió a reunirse con su padre.

Jóvenes Vengadores Ojo de Halcón

Kate Bishop (Ojo de Halcón)

Otro personaje cuya conexión es innegable: si hablamos de arqueros en el Universo Marvel, la gran referencia siempre será Clint Barton, Ojo de Halcón. Kate nació en una familia rica que escondía más de un secreto desagradable y siempre fue una joven inquieta que demandaba mucha atención, aunque muy capaz. Conoció a los Jóvenes Vengadores durante una de sus primeras misiones, cuando el grupo trató de evitar que un grupo de secuestradores tomase el control de la boda de su hermana. Sin embargo, al final fue la propia Kate quien acabó solucionando el entuerto, despertando así su interés por la vida superheroica. Llegó a ser colíder de los Jóvenes Vengadores junto a Patriota y a vivir numerosas aventuras junto al primer Ojo de Halcón, que acabó siendo su mentor. De hecho, ambos comparten el nombre código de Ojo de Halcón.

Jóvenes Vengadores Visión

Visión

Cuando el joven Nathaniel Richards llegó al siglo XXI se encontró la Mansión de los Vengadores destruida. El viajero del tiempo halló entonces los restos de la Visión, el sintezoide que había formado parte del grupo, y descargó su sistema operativo en su armadura neuroquinética. Esto le permitió acceder a los archivos de los Vengadores, en los que se contemplaba la posibilidad de que el grupo tuviese que ser sustituido en una situación de emergencia. La lista de candidatos de esos archivos fue lo que le llevó a reunir a los Jóvenes Vengadores. Tiempo después, cuando Iron Lad se deshizo de su armadura, el sistema operativo de la Visión tomó el control, dando lugar a lo que muchos llamaron entonces una “Joven Visión” que fue integrante del equipo durante algunas de sus aventuras. Llegó a desarrollar una identidad propia y a rebautizarse como Jonas antes de ser destruido durante una misión. Sin embargo, la Visión original fue reconstruida y continuó existiendo como parte de los Vengadores.

Hablemos de clásicos


Una de las grandes novedades, o casi diríamos la gran novedad en lo que se refiere a clásicos este mes, es sin duda esta nueva Biblioteca Caballero Luna que promete reeditar el material ya publicado sobre el personaje en dos tomos de Marvel Héroes en 2015/2016. A nivel de precio saldrá más caro completar esta nueva colección que hacerse con los dos tomos. Curiosamente, la web de Panini anuncia para este mismo mes de febrero la reimpresión del primero de los tomos de Marvel Héroes en una extraña decisión editorial, no porque ambos formatos se dirijan a públicos diferentes (que lo hacen) sino por el timing.

Sea como fuere, esta colección es una buena manera de introducirse, independientemente del tomo elegido, a las aventuras del Caballero Luna. Nacido como enemigo más que villano en las páginas de Werewolf by Night en 1975, el personaje consiguió ir desarrollando una identidad propia gracias al trabajo de su creador, Doug Moench en sucesivas historias. Las dos primeras entregas incluyen sus primeras apariciones como antagonista, su primer serial como héroe en el magazine setentero dedicado al Increíble Hulk y el inicio de su serie en solitario.

Estos primeros tomos permiten también ver no solo la evolución gráfica (ese diseño original con la capa enganchada a las muñecas) sino psicológica del personaje (con sus personalidades múltiples, al principio bastante inofensivas). Por último, podremos ver también el debut de Bill Sienkiewicz con el personaje, quien transicionará de clon de Neal Adams a artista de estilo inconfundible.


Tras la recopilación completa de la etapa de Peter B. Gillis escribiendo las aventuras de Stephen Extraño, Panini se adentra, con este, en el retorno de Roy Thomas al personaje. En este caso Thomas se hace con las riendas de la nueva colección Doctor Extraño: Hechicero Supremo ayudado por su esposa Dann, con la que haría duo también en Los Vengadores Costa Oeste.

Aunque el declive de los cómics protagonizados por el Doctor Extraño se hace evidente desde la marcha de Roger Stern en 1985, todavía se pueden ver destellos de calidad en la serie. Los Thomas dejan de lado el desarrollo del personaje y se centran en contar aventuras de corte palomitero con toques de terror (pero sin pasarse que esto no es Hellstorm). Precisamente esta combinación es la que destaca la saga que da nombre al tomo, los versos vampíricos, en la que Thomas recupera al Barón Sangre o Morbius entre otros elementos de la mitología vampírica del universo Marvel.

Como decimos, una etapa esta que mira más al pasado (Dormammu, Clea, Mordo) que al futuro del personaje, con historias entretenidas y un tanto vintage que debieron chocar mucho en la época en que se publicaron; la misma que vio el ascenso imparable de Jim Lee y Rob Liefeld. El precio del tomo es elevado, 53 Euros (me temo que tendremos que acostumbrarnos a más ediciones en este formato más cerca de los 55 que de los 45 Euros), pero a cambio tenemos uno de los Marvel Héroes más extensos, 720 páginas.


El éxito o casi mejor, la trascendencia que ha tenido en el público español la primera serie de Marvel en Disney+, Wandavision, ha llevado a Panini a aprovechar la ola y publicar en apenas 10 meses absolutamente todo el material referido a estos personajes cuando todavía eran pareja o matrimonio. Tras 100% Marvel HC. Los Vengadores: La Visión y la Bruja Escarlata y 100% Marvel HC. La Visión y la Bruja Escarlata: Un año en sus vidas, nos llega 100% Marvel HC. La Vision y la Bruja Escarlata: La vida en Leonia Street.

Para este tomo, Panini ha tenido que hacer una auténtica labor arqueológica de recuperación. Sin más mini o maxiseries que publicar, lo que queda son historias cortas, relleno más o menos bien hecho o apariciones especiales en colecciones ajenas. Tan solo en la mitad de las historias aquí incluidas, podremos ver tanto a la Visión como a la Bruja Escarlata interactuando como pareja, lo que puede dar lugar a que ciertos lectores se sientan un poco contrariados

La calidad, teniendo en cuenta el material, es forzosamente desigual. Personalmente destacaría los team-up con Spiderman, especialmente por el apartado gráfico a cargo de Sal Buscema, Sandy Plunkett y P. Craig Russell.

Sepadarador Magazine Marvel

Aquellas maravillosas novedades

Aquí termina otro de nuestros magazines, lo que significa que vuelve la sección que nadie nunca pidió: llega el momento de rememorar aquellas maravillosas novedades del pasado. Sube con nosotros a nuestra máquina del tiempo y acompáñanos en este pequeño viaje por algunos de los lanzamientos de los últimos veinte años, con especial énfasis en los tebeos malos. Cuesta creer que nos sigan pagando por hacer esta sección, porque… ¿Qué? ¿Cómo dices? ¡¿Cómo que no nos pagan?! ¡¿Me estás diciendo que hacemos esto gratis?! ¡Pero qué &@€%$! Písale al pedal de la máquina del tiempo, que vamos a viajar…

… un año atrás: En febrero de 2021 nos llegó, tras un buen puñado de retrasos, la conclusión de la tan cacareada miniserie en la que el director J.J. Abrams y el enchufado de su hijo Henry nos mostraron su historia definitiva del trepamuros. Ilustrada por Sara Pichelli, nada menos. Fue una de esas colecciones cuyo lanzamiento se anunció a bombo y platillo como si fuera todo un acontecimiento, una especie de hito histórico imprescindible, pero a medida que pasaba el tiempo y se iban acumulando tanto los retrasos como las malas críticas la editorial empezó a informar de la llegada de los siguientes números con la boca pequeña. Y con razón, porque la serie, además de ser mala con avaricia, contaba con un total de cero unidades de originalidad. No era nada que no hubiésemos visto antes, desde luego. Lo único que aprendimos con ella es que si tu padre es lo suficientemente rico y famoso te puede comprar la oportunidad de guionizar un tebeo de Marvel.

… cinco años atrás: En febrero de 2017 Panini comenzó a publicar por estos lares La Conspiración del Clon, uno de los últimos eventos de la etapa arácnida de Dan Slott. Hablando sobre tener poca originalidad, ¿dónde habíamos leído antes una historia como esta, en la que regresaba el Chacal y se ponía a clonar a todo quisqui mínimamente relacionado con Spiderman? Traer de vuelta a Gwen Stacy, eso sí que no se había hecho nunca. O a la Araña Escarlata, ya puestos. Que sí, que el bueno de Slott se guardaba algún giro inesperado bajo la manga, pero nosotros desarrollamos una preocupante alergia a los clones arácnidos allá por los años noventa. Desde entonces, cada vez que vemos algo que tenga que ver con spiderclones nos da urticaria. Nos basta ver la palabra clon en un tebeo del trepamuros para que nos entren los picores… y con este nos tuvimos que rascar, vaya que sí.

… diez años atrás: En febrero de 2012 llegó a su final Círculos dentro de círculos, la conclusión de los Guerreros Secretos de Jonathan Hickman. Esta fue la serie con la que el guionista empezó a desfogarse en la Casa de las Ideas y la responsable de buena parte de su posterior popularidad, que le llevó a pasar luego por los Cuatros Fantásticos y los Vengadores. A todo el mundo le flipó en su momento, claro, porque Hickman estaba de moda y parecía que todo lo que tocaba se volvía oro. Sin embargo, las banderas rojas ya estaban ahí para el que supiera verlas: tras veintiocho números desgranando una complejísima trama repleta de conspiraciones y secretos, el final de Guerreros Secretos seguía sin aclarar absolutamente nada. ¿S.H.I.E.L.D. había trabajado todo el rato para Hydra o quizá había sido al revés? ¿Acaso Nick Furia lo había planeado todo? ¿Y cómo lo había visto venir? Hickman estaba demasiado ocupado contando los ceros del cheque que le había llegado desde Marvel como para molestarse en explicarlo de una forma comprensible para sus lectores.

… veinte años atrás: En febrero de 2002 llegaba la primera entrega de Vísperas de destrucción a las páginas de la Patrulla-X. No nos cuesta reconocer que le tenemos una tirria especial a esta historia de Scott Lobdell, en la que Jean Grey reclutaba a una nueva alineación del equipo a base de personajes de tercera división. Parece que Estrella del Norte no tenía nada mejor que hacer que juntarse con Frenesí (a la que le habían lavado el cerebro y actuaba más como tu abuela que como uno de los ferviente acólitos de Magneto), la hermana de Fuego Solar (vaya, ¿es que tenía una hermana?), un mafioso con el poder de hacerse invulnerable y un chaval con el asombroso poder de hacer que su piel se volviera transparente. ¡Lo que tuvo que ahorrarse en radiografías este muchacho! Magneto debía estar temblando en Genosha mientras esperaba a que semejante esperpento de grupo se presentase en su portal. En fin, esta es posiblemente la peor Patrulla-X de la historia… pero sin el posiblemente. Si los spiderclones nos dan urticaria, rememorar Vísperas de destrucción directamente nos provoca convulsiones, así que mejor le pisamos al freno de la máquina del tiempo antes de que nos entre un parraque. ¡No nos pagan suficiente por este trabajo! ¿Qué? ¿Cómo dices? ¿Que no qué? ¡Serán &@€%$!

Aquella maravillosas novedades febrero 2022

Subscribe
Notifícame
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mario Soto Molina
Mario Soto Molina
Lector
6 febrero, 2022 21:46

Siento un poco de amor y odio por los Marvel Saga. Estuve siguiendo los de Spider-Man, pero es una locura, ya van cuántos? Cómo 50? Para etapas más cortas creo que es perfecto (tengo los MS 4F de Hickman), pero ya superando los 10 tomos me parece excesivo el formato.

Creo que tomos tapa dura que contienen 6 números USA o menos deben ser más parecidos a los que edita ECC o Planeta, pues son más delgados. El gramaje de los Marvel Saga y las tapas tan gruesas me genera un poco de rechazo, pues ocupan mucho espacio y no las siento necesarias.

Mi lógica de edición favorita es: grapa, tpb barato (Premiere) y luego ya saltar a tapa dura pero recopilando un año entero, o sea unos 12-15 números USA.