Vertigo Bazar: Lucifer (La Divina Comedia)

Por
1
2366
 

Guión: Mike Carey
Dibujo: Peter Gross, Dean Ormston, Ryan Kelly

Edición Original: Lucifer Nº 24 al 28 USA
Fecha Edición: marzo de 2006
128 páginas, color.
9,95 €

Planeta-DeAgostini

 

“Las cosas son o blancas o negras. Él es como es. O no sería nada”.
Claudicar nunca ha sido una de las virtudes de Lucifer Estrella del Alba, quien una vez fue el favorito del Cielo y gobernante del Infierno y, desde luego, eso no cambió cuando creó su propio Universo. Ahora, se encuentra en una situación familiar: reclutando almas para su reino. Sin embargo, en vez de sufrir el tormento eterno, los inmigrantes que llegan al reino de Lucifer son libres de hacer lo que quieran.
El único mandamiento que les ha dado es que no deben idolatrar a nadie. Después de todo, no reconocer a nadie como superior es motivo de orgullo para El que Trae la Luz.
Pero el Cielo ha hablado: el cosmos de Lucifer supone una afrenta al orden natural de las cosas, y ha de ser clausurado a cualquier precio. Como se suele decir, el orgullo precede a la caída, y la Muerte tampoco ha sido nunca dada a claudicar.

La última vez que vimos a Lucifer no tenía muy buena pinta. Una serie de visiones proféticas sembradas desde el principio de la serie se habían hecho realidad, haciendo que el Lucero del Alba fuese devorado por propio poder, que no era precisamente poco, dejando un churruscadito cadáver.

En La Divina Comedia asistimos al resurgir de las cenizas del Ángel Caído, pero por el camino adquirirá una deuda, su atención se dirigirá a un antiguo enemigo, se cerrarán líneas argumentales presentes desde el inicio de la serie y se abrirán nuevas. Se completa el primer tercio de la serie, aún queda mucho camino por recorrer, y yo que me alegro.

Mike Carey demuestra con solvencia ser un digno sucesor de Neil Gaiman como narrador de las crónicas de Lucifer. Desde luego no hay punto de comparación entre los guionistas, pues esta serie es mucho menos lírica, y sí más directa, más tradicional, en el sentido de que está llena de acción. Sin embargo Carey ha sabido aprovechar (que no explotar) el universo creado por Gaiman de una forma natural, elegante y muy imaginativa. Contrariamente a la curiosa pero fallida The Dreaming, Lucifer no se limita a aprovechar el tirón de la serie de Gaiman, sino que rápidamente hace suya la mitología de Sandman y la desliga de la misma.

En La Divina Comedia tenemos el enfrentamiento final con los Basanos, con el ejército de los Lilim comandados por Mazikeen de por medio. Aunque, como es habitual, después de la épica batalla es mediante el ingenio como se soluciona la situación. El autor ha desarrollado un Ángel Caído más cercano a John Constantine que al Lucifer creado por Gaiman, en cuanto a métodos, motivaciones y personalidad, y aun así se mantiene fiel a su esencia como personaje. El cambio más importante, y el que más se agradece, es que el de Carey es mucho más carismático.

Uno de los principales atractivos de la serie es que, paralelamente a la historia principal se narran pequeños relatos en su mayoría muy interesantes, y muy a menudo llegan en momentos incómodamente inapropiados, justo cuando más quieres saber más de Lucifer. Es cruel, este Carey, pero mantiene al lector interesado en todo momento. En este tomo encontramos uno sobre una centauro que vive en el mundo creado por Lucifer, y asistimos a todo su viaje vital hasta que decide buscar al Creador para darle un mensaje de advertencia. Una historia preciosa.

Como curioso epílogo del recopilatorio, también encontramos un divertido número protagonizado por dos ex-querubines, ahora pequeños demonios arrugados, que se internan en el hogar de un gigante en busca de algo que podría otorgarles el perdón divino, y así poder volver a la Ciudad de Plata.

Lucifer se ha convertido, ahora que ha concluído en EEUU, en una de las series más longevas de la línea Vertigo manteniendo su guionista y único responsable. Es una serie a tener muy en cuenta, aunque por desgracia no se haya dado mucha publicidad… El tomo de Planeta cuenta con un eficaz artículo introductorio, pero echo de menos un buen resumen que sitúe al lector. Es un detalle que se ha corregido en la edición de Fábulas, y aquí habría sido igualmente adecuado, debido a la riqueza argumental que arrastra ya la serie. ¿Quién sabe? Tal vez próximamente… Ahora mismo no pienso en ello, me muero de ganas de ver qué le espera a Lucifer en su regreso al Infierno

1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments