Los Vengadores Costa Oeste: Reunión

Por
21
801
 


Edición original: Marvel Comics – septiembre 1983 – diciembre 1984
Edición España: Panini Comics – abril 2012
Guión: Mark Gruenwald, Roger Stern, Bob Harras
Dibujo: Mark Gruenwald, Bob Hall, Luke McDonnell
Entintado: Brett Breeding, Danny Bulanadi, Peter Berardi, Ian Akin, Brian Garvey
Color: Bob Sharen, Christie Scheele, Julianna Ferriter, Ken Feduciewicz
Portada: Bob Hall, Brett Breeding
Precio: 22,95 euros

 

El presente tomo de la línea Marvel Gold presenta la particularidad de recopilar dos series limitadas diferentes pero igualmente necesarias para complementar la reedición de las historias de los Vengadores escritas por Roger Stern. Tiene además la curiosa circunstancia de que uno de los dibujantes implicados es alguien a quien conocimos como guionista, editor y enciclopedia con patas del conocimiento marveliano: el inolvidable Mark Gruenwald.

La primera parte del tomo presenta la serie limitada que don Mark realizó como guionista y dibujante para mayor gloria de Ojo de Halcón. A esas alturas el arquero seguía siendo el entrañable bocazas que compensaba su falta de poderes con su habilidad para manejar el arma. Sigue conservando esa capacidad para armar bulla que pasa por decirle a cualquiera que ocupe la presidencia de los vengadores lo de “si a mí me dejaran…” pero ahora parece haber sentado la cabeza: vuelve al equipo y mantiene su condición de jefe de seguridad de una importante empresa vinculada al mundo tecnológico. En cuatro números Gruenwald contará el origen del personaje, explicará a los lectores quién es Ojo de Halcón y luego lo volverá del revés, para más tarde incorporar a su existencia a uno de esos secundarios que están en el guardarropa de la casa de las ideas y hacer algo que solo los mejores artesanos saben ejecutar: que en un mundo tan de usar y tirar como el de los tebeos-franquicia una idea siga siendo objeto de explotación casi treinta años después de su creación. En este caso, la relación entre Clint y Barbara “Bobbi” Morse, Pájaro Burlón. Lo que no ha aguantado tan bien el paso del tiempo ha sido la miniserie propiamente dicha, que desde la perspectiva actual resulta un tanto tontorrona, si bien esa misma perspectiva sirve para detectar la influencia de Gruenwald en la evolución posterior del personaje. Roger Stern tomará el testigo de don Mark y nos presentará a un Ojo de Halcón más maduro, responsable y listo para el liderazgo del proyecto que le ofrecerá la Visión: la división costa oeste de los Vengadores. El guionista sería en esta ocasión también dibujante y, cosas de la vida, demostraría tener más mano con los lápices que unos cuantos, aunque una parte considerable del mérito en cuanto al producto final hay que otorgárselo a Brett Breeding, uno de los mejores entintadores de la época, dotado del arte necesario para embellecer los originales más boniateros y convertirlos en algo presentable.

Volvemos a encontrar a don Brett en la segunda parte del tomo, cargando las tintas sobre los lápices de otro viejo conocido de la parroquia vengativa, Bob Hall, que en esta ocasión hará uno de sus mejores trabajos para la franquicia. Roger Stern desarrolla la trama arrancada en la colección principal (a caballo entre los volúmenes cuarto y quinto de la recopilación) y aprovecha para contar historias con vengadores que, por aquello del límite de números impuesto por el Gobierno estadounidense (sobre el papel) y por Jim Shooter (a nivel creativo) no pueden aparecer con regularidad. Ojo de Halcón y Pájaro Burlón darán la bienvenida a los miembros a los que la Visión ha echado el lazo. El Hombre de Hierro (un Jim Rhodes que sustituía a un alcoholizado Tony Stark y que había probado su valía en Secret Wars), Tigra (cuya estancia previa en el grupo había resultado en su opinión un desastre) y el Hombre Maravilla (batallando con una carrera artística que no terminaba de despuntar) se incorporarían con ciertas aprensiones a un proyecto que también había despertado suspicacias en el grupo principal. El grupo tendrá ocasión de probarse mediante el enfrentamiento con Gravitón, un poderoso enemigo que había logrado derrotar a diez de los vengadores más poderosos en su primera aparición. La miniserie es un buen ejemplo de lo que Stern sabe hacer, con Hall y Breeding en estado de gracia, una buena caracterización de los personajes y el uso del villano como un adversario a temer. Cuando los “wacos” consiguieron serie regular, no fue este equipo el responsable de contar sus historias, siendo en cambio los escogidos Steve Englehart, Allen Milgrom y Joe Sinnott. De esta forma, Stern dejó de tener bajo su control a la división de la costa oeste y con ella a personajes tan básicos para la franquicia como Ojo de Halcón o el Hombre Maravilla, pero ésa es otra historia.

Completa el tomo un número anual de la colección del Hombre de Hierro escrita por un novato que respondía y responde aún al nombre de Bob Harras y dibujada por tres artistas que en esos años estaban muy relacionados con las andanzas del cabeza de lata: Luke McDonnell, Ian Akin y Brian Garvey (estos últimos entintadores con muy buena mano para mejorar los lápices iniciales). Aprovechando que Rhodey está con el grupo, Harras rescata a un viejo enemigo del grupo y lo transforma en Goliat, otro de esos personajes que cada cierto tiempo volverá para dar y recibir unas cuantas formas y que en la década siguiente formaría parte de una de las colecciones más interesantes de ese momento: Thunderbolts. La historia no es gran cosa pero presenta el aliciente de ver qué ha sido de autores y personajes, comprobando las vueltas que da la vida.

21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Pedro Monje
15 mayo, 2012 11:26

Este tomito es gloria pura y dura. Autores de primera (por aquel entonces) haciendo historias que oye, cambiaban las cosas y no las dejaban como las habian cogido. Pasaban cosas. Y en pocos numeros.

Y joder, estamos hablando de los primeros pasos de los Nuevos Vengadores. A nada que este titulo venda bien, quien sabe si el futuro nos deparará sorpresas y tendermos marvel golds de los primeros numeros de los Vengadores Costa Oeste de Englehart. Por soñar, que no quede. Comprad todos tres tomos!!

Juanete Chupete
Juanete Chupete
Lector
15 mayo, 2012 11:37

Te creo, debe de ser gloria pura celestial, por el despropósito del precio. Esos tebeos antes los vendían en retapados por menos de 10€ (me hinché a comprar retapados cuando Planeta perdió los derechos de Marvel y su distribuidora sacó el material almacenado al mercado de prisa y corriendo para deshacerse de él antes de que se acabase el año).  La verdad es que Panini debería repensarse esa colección Marvel Gold. O meten más páginas o bajan los precios.

samanosuke
15 mayo, 2012 11:58

Totalmente de acuerdo con Juanete, con las ganas que le tenía a éste tomo, los Vengadores de Stern o Los defensores, pero a estos precios y con ese papel, lo siento mucho pero voy pasando. Se han colado y mucho, no entiendo el porqué para un material antiguo cuando, por ejemplo, los CES (con reducción de tamaño y tapas cahpuceras, sí, pero la edición es correecta y las historias que leemos las mismas) o los Omnigold sí que tienen mucho más ajustado el precio.

fiti23
fiti23
Lector
15 mayo, 2012 12:20

Comparado con la guerra de Kree skrull,la saga de korvac,la corona serpiente o esta,¿cual considerais mejor?? o cual es más divertida para vosotros?

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
15 mayo, 2012 17:40

 Pedro, siento desilusionarte, pero no tienen en mente sacar más Marvel Gold de Vengadores Costa Oeste (o Nuevos Vengadores, lo que tú prefieras)

Mariano.
Mariano.
Lector
15 mayo, 2012 17:50

Un off de topic que no es tan off de topic.
Muchos se quejan del color rompecórneas de estos marvel gold de páginas satinadas, pero ¿soy el único al que el color del omnigold de Thomas-Buscema le parece aún más rompecórneas a pesar de ser con papel normal?
El color en los omnigold me empieza a tener escamado. Los de de X-men de Claremont-Cockrum-Byrne los tengo y están perfectos, el color no es de puntitos pero es clavado al original. Sin embargo los omnigolds que recogen material de los sesenta me interesaban pero me estoy pensando muy mucho comprármelos.
Cuando salió el del capitán américa de Lee-Kirby lo ojeé y no me pareció que tuviera una gran reproducción pero me pareció lo suficientemente decente. Cuando salió el de los 4F de Lee-Kirby lo ojeé y ya empecé a ver cosas que no me gustaron. Por un lado tengo tanto la BM como aquellos números veintimuchos y treintaypocos de la última colección de Vértice de los 4F que allá por 1981 reeditaron en grande y A COLOR los números 52-60 USA, con lo que pude comparar con el omnigold. Y había dos cosas que me mosquearon: por un lado los negros en el Omnigold son de peor calidad, las líneas parece como más gruesas, más toscas (y por arte de magia le salen puntitos a la Cosa en sus rocas) y por otro lado el color, en principio sigue el original aunque sin puntitos pero hay variaciones de tono, algunos marrones no son exáctamente aquellos marrones, los grises cambian de tono (a más feo), me parecieron unas variaciones sensibles a peor pero bueno, en fin, todavía aceptables. Bueno, salvo las páginas de galáctus con ese color infernal de brazos y piernas al aire que le dieron en dichos números, pero eso creo que viene del original de los 60.
El tema es que con el Omnigold de los Vengadores la cosa ya pasa de castaño oscuro. Los negros son peores, lo que en BM me pareció de los mejores trabajos de Buscema aquí pierde bastante, pero bueno, tampoco me parece un desastre. Lo que sí es un desastre es el color, los colores serán los mismos, pero mucho más saturados más oscuros, tapando bastante a veces el trabajo a tinta, y estos excesos, como si le hubieran dado a contrastar a tope, hace que en muchas ocasiones se pierda la armonía de color porque un naranja clarito que sombreaba un amarillo se ha convertido en un naranjazo chillón. Ver por ejemplo la última página del 58 USA (que no es ni mucho menos de las peores) pero, aun siendo decente se ve en esa clásica viñeta de la Visión cómo el verde oscuro que sombrea el verde claro del uniforme de dicho personaje es DEMASIADO oscuro. Y así a cascoporro los azules claritos que deben dar el tono plateado al color blanco de Ultrón son unos azulones insufribles, etc. etc. Y ya cuando se juntan estos excesos con un coloreado creativo de los uniformes de algunos personajes de la época (Segador…ejem… Caballero negro…ejem) ya te dan ganas de sacarte los ojos en plan última escena de “El hombre con rayos X en los ojos”.
Yo no sé si es que ese color ya lo dieron pensando en papel satinado o qué pero es que consiguen el mismo efecto en un papel mate. En los marvel gold los colores serán más brillantes pero al menos están armonizados entre sí y no estorban el dibujo tapando demasiado los negros. En el de la guerra Kree-Skrull por ejemplo quedan un poco chillones con Sal Buscema, pero con Neal Adams que mete más negro quedan bastante bien, por ejemplo. Supongo que el color de estos Omnigolds está repintado siguiendo el color original, pero da la impresión de que el colorista que se haya encargado de esta tarea lo ha hecho MUY deprisa y corriendo. En fin aún me interesa pillarme estos omnigolds pero me lo estoy pensando muy mucho por estos temas.
Un saludo gente.

Sergio
Sergio
15 mayo, 2012 18:23

Ojalá sigan publicando Gold de los primeros Nuevos Vengadores (West Coast), la etapa de Byrne, y la saga de la Bruja Escarlata Oscura son geniales!!!

german
german
15 mayo, 2012 18:33

No entiendo como puede alguien obsesionarse a tal punto con el papel, la tinta, etc, obviamente que uno desea y exige una buena calidad en los comics, pero vamos son comics, hay que disfrutarlos, leerlos, sacar algo de ellos, qué sentido tiene examinarlos con lupa a ver si falla un color?? Es hacer foco en la forma y no en el contenido. Uno es asi de puntilloso cuando se trata de otras publicaciones graficas? O de un film? o de una serie de television? O en esos casos uno mira el contenido? Tengo comics nuevisimos y super bien editados, y revistas viejas con un color muy flojo, y sin embargo uno las disfruta a pleno. No sean obsesivos!!!!

Odinson
Odinson
15 mayo, 2012 18:48

Lo del papel no lo veo una obsesión, simplemente es encontrar el adecuado para una buena reproducción del negro y del color, en los omnigold el negro es muy flojo y las paginas parecen todo colorines, en los marvel gold sobran brillos, demasiado satinados……  

khonshu
khonshu
Lector
15 mayo, 2012 19:06

A mí ambas miniseries me han defraudado. La De Ojo de Halcón debió estar pasable para su época, pero hoy día ha envejecido muy mal (aunque el plan del villano me pareció una idea bastante interesante). Y la de los Wackos la ví un poco floja también, le falta garra… A pesar de enfrentase a un villano bastante poderoso quedan como unos Vengasdores de saldo.

Creo que cambiar a Stern por Englehart fue una buena idea a pesar de que considero al primero como mejor guionista. Englehart con sus bizarradas supo darle un toque especial a la serie.

Eso sí, aunque todos los comics que se incluyen son reguleros, para los fans de los Vengadores es un tomo esencial: La primera aventura en solitario de Halcón, primera aparición de Pajaro Burlón, fundación de los Wackos, Josten se convierte en Goliath… Este tomo contiene muchas efemérides vengativas.

Eme A
16 mayo, 2012 10:12

“Esos tebeos antes los vendían en retapados por menos de 10€”

Estos tebeos, los de este tomo en concreto, nunca se han retapado. En España se publicaron directamente en tomo en 1985 y nunca más desde entonces

“O meten más páginas o bajan los precios”

Es lo que han hecho, meter dos miniseries en un tomo para que el pvp sea menor que editándolas por separado

Y sí, es un producto caro. Entre otras cosas, porque se espera que las ventas sean menores, que el público sea más específico. Por comparar, en EEUU los contenidos de este tomo están en catálogo en volúmenes separados: la miniserie de los Costa Oeste cuesta $30 en tapa dura y $25 en tapa blanda, y la de Ojo de Halcón $25 en tapa dura, y no ha salido en tapa blanda

Eme A
16 mayo, 2012 10:14

“primera aparición de Pajaro Burlón”

Ojo, que el personaje tenía un pasado. Primero con Ka-Zar sin el traje, y luego en un Marvel Team-Up con Spiderman, donde adopta esa identidad

Erik Lensherr
Erik Lensherr
16 mayo, 2012 12:24

EStaría bien que continuaran la colección,pero con la etapa de John Byrne,. porque lo de Al Milgrom es de verguenza ajena….

Authority
Authority
Lector
16 mayo, 2012 13:22

La etapa Milgrom era una risa por los villanos. Me acuerdo de la portada en plan pasatiempos con el cartel de:”en esta portada hay 7 villanos escondidos”. Los guiones eran delirantes, y pese a ello la disfruté mucho en su momento. El que me caía muy gordo era Simon Willians en esa etapa, siempre dando la vara con Iron Man.

Nate Ryan
Nate Ryan
16 mayo, 2012 21:18

Es que la edicion americana de estas series es en formato premiere (uno negro en tapa dura muy feo) que tiene unos precios muy elevados independienetemente de los contenidos caundo los tomos son de pocas páginas.

De todos modos, estos tomos de a 25 euros de los vengadores son un palo para cualquier bolsillo. Venderan pocos, pero el que lo compre, que se acuerde.

marcus
marcus
Lector
16 mayo, 2012 22:56

Pues me lo compré y me encantó recordar ese sabor ochentero. ¿Y soy el único que piensa que el potencial de Gravitón nunca ha sido totalmente aprovechado? Realmente es uno de los personajes con más poder del Universo Marvel.