Los años dulces

Por
7
1878
 

Autor: Jiro Taniguchi
Editorial: Ponent Mon
Formato: 200 paginas de B/N – tapa dura con sentido de lectura occidental
Tamaño: 15 x 21 cm.
Precio: 18€

 

No se como lo consigue Jiro Taniguchi que hace que con cada obra suya me convierta un poquito más en fan suyo. Sus historias cargadas de momentos íntimos y reflexivos, historias por encima de todo humanas en las que priman las relaciones – no tienen porque ser amorosas – y en las que el entorno en el que se desenvuelve la acción es tan importante como su protagonista.

Este es el caso de los años dulces, su última obra publicada en España de la mano de Ponent Mon en una edición más que cuidada en tapa dura. Los años dulces trata sobre el reencuentro en una taberna – detalle importante como vereis más adelante – de un profesor de escuela ya entrado en edad y una de sus antiguas alumnas estableciendose a partir del primer reencuentro una relación de compañía por ser dos almas circunstancialmente solitarias. La edad no supone ningún impedimento para ambos, al contrario, a Tutskiko Oomachi le hace sentir especialmente cómoda hablar con Harutsuna Matsumoto y rápidamente surge una bonita amistad entre ambos más allá de la relación de respeto profesor – alumno que existía cuando ambos ejercian ese rol.

Ahora la situación ha cambiado para ambos, las distancias no son tantas aunque el respeto sigue estando ahí, y a ojos de Tutskiko el profesor ha pasado de ser aquel encargado de su formación educativa a una persona interesante con la que paliar su buscada soledad y con el que poder compartir pequeños instantes de su vida.


El maestro Taniguchi nos enseña pues lo bonito de la construcción de una amistad desde casi la nada, algo que nos puede suceder a cualquiera de nosotros simplemente por iniciar una conversación con la persona que tenemos al lado y descubrir en esa persona que quizás se ajusta un poco al perfil de persona con la que invertir el tiempo para crecer como ser humano o simplemente disfrutar de una buena velada.

Jiro es un autor inteligente como pocos y lo que podría ser una obra soporifera en la que toda la acción reside en una pequeña trifulca con el pesado bebido de turno tratando de increpar al profesor por estar manteniendo una conversación con una chica mucho más joven, Jiro la convierte en una obra de agradable lectura, de sentimientos encontrados y como no, en una lección que nos lleva a ver cuan importante es disfrutar de esos pequeños momentos que pasamos al lado de esa persona que tan comodos/as nos hace sentir. Hay que decir eso si, que esta obra no es 100% creación suya pues está basada en la novela de nombre El cielo es azul y la tierra blanca de Hiromi Kawakami publicada en España por la editorial Acantilado.



Los años dulces es una obra difícil de recomendar y a la vez tan fácil de hacerlo… se trata de un tipo de historia que gustara a los que disfruten de historias más intimas en las que primen las relaciones personales, de aquellos que disfruten viendo como se construyen las relaciones, gente a la que no le importe leer una buen historia exenta de acción pero cargada de una especial sensibilidad.

En cuanto a la edición de Ponent Mon tengo que decir que es sencillamente perfecta, la obra está publicada en tamaño bolsillo en tapa dura, el papel es de una calidad muy buena y se por sus dimensiones se hace muy agradable de leer, el sentido de lectura es occidental – perdonad mi desconocimiento pero desconozco si la obra originalmente fue publicado en ese sentido o en el oriental – yo que no soy tan purista de los formatos es algo que no me desagrada y más en el caso de Taniguchi que por el tipo de historia que explica podría pasar a la perfección por BD o comic nacional. El precio del primer volumen (de dos) es de 18€, un precio que un lector de manga considerará caro, acostumbrado a volumenes en tapa blanda por poco menos de 10€ para tomos de 200 páginas como este tiene, pero no perdamos de vista que se trata de una edición en tapa dura con un papel de bastante calidad de ahí el incremento de precio. Se que probablemente esto será motivo de discusión, a mi me gusta valorar lo barato o caro en función de lo que obtengo a partir de lo que adquiero, y en esta ocasión el disfrute obtenido bien valen los 18€ invertidos.

Artículo anteriorX-Factor Forever
Artículo siguienteSobrevivir al Salón con 120 € (IV)
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Karuo
Karuo
Lector
4 abril, 2011 15:49

Es de lo mejorcito de Taniguchi..Y es un soplo de aire fresco para gente que sobrepasamos la treintena y no vamos buscanso Shonen y Shojo para adolescentes.
Recomiendo asimismo “Barrio Lejano” Y “El  Almanaque de mi padre”, ambas también de Taniguchi.

Wolvie
Wolvie
4 abril, 2011 17:02

Anotado!!!! Próxima obra a tratar de conseguir ya que soy de argentina.

Carlo
Carlo
4 abril, 2011 17:37

Yo nunca suelo ser seguidor de uno u otro autor, pero Taniguchi me conquistó desde Barrio Lejano, y desde entonces me he pillado todo lo que ha sacado.
No os voy a recomendar uno u otro, sino que os aseguro que disfrutareis de toda su obra por igual. (aunque quizás “Mi año: Primavera” y “Lobo” no llegan tanto al nivel, pero les sacareis mas jugo que muchos comics actuales).
Este tomo lo tengo en la lista de cosas pendientes por leer encima de mi mesa, y ya tengo echado el ojo a otro nuevo volumen que se llamaba “El Gourmet” o algo así.

Nomade
Nomade
4 abril, 2011 19:26

El Gourmet Solitario, tomo único editado por Astiberri. Pendiente de lectura.

David
David
Lector
4 abril, 2011 19:53

Joder, Barrio Lejano y el Almanaque de mi padre son muy vbuenas, pero os dejais la mejor serie, la cumbre de los dioses, eso si es lo mejor de lo mejor!!.
 
Un saludo.

Roskat
Roskat
Lector
4 abril, 2011 20:38

Mientras iba leyendo, me iba diciendo a mi misma “Este es el argumento de El cielo es azul, la tierra blanca”. Y he acertado, jejeje…
Entonces, si se han unido Jiro Taniguchi y la preciosa historia de Hiromi Kawakami, entonces tiene que estar en mi estantería.
 
p.d: Por si no lo he dicho, recomiendo la lectura de “El cielo es azul, la tierra es blanca”.