Lo nuevo de Lapham: lo nuevo de Vertigo

Por
3
132

Young Liars es el título de la nueva serie regular de la línea Vertigo de DC Comics que se suma a títulos como Northlanders, The Vinyl Underground o The Un-Men en su última oleada. El sello sigue apostando por series de larga duración de temática muy diversa, y en esta ocasión lo hace con la garantía que da su autor: David Lapham.

Ésta es la primera serie regular en la que Lapham se embarca desde su prestigiosa y personal Balas Perdidas (Stray Bullets), y vuelve a hacerlo como artista completo, escribiendo, dibujando y entintando la obra, con Lee Loughridge dando color. Young Liars combina lo mejor de la serie negra que tanta fama ha dado a Lapham con aventura pura y dura.

El núcleo protagonista de Young Liars lo forman Danny Noonan, un mentiroso de Texas que dice tocar la guitarra pero solamente se sabe dos acordes (que toca con mucha pasión, eso sí), y Sadie Dawkins «su objeto de deseo», una niña rica a la que un buen día le metieron una bala en la cabeza; desde que la bala está ahí es una adicta a la adrenalina que solamente presta atención a Danny. ¿Por qué? Con una bala en el cerebro es difícil explicr sus motivaciones. El autor de ese disparo será solamente el primero de los misterios en el viaje que llevará a nuestros mentirosos (Danny, Sadie y su panda de perdedores) desde Manhattan hasta Ibiza, desde asesinos pobremente disfrazados y billonarios dementes a enanos psicóticos, en una absurda búsqueda de fama y riqueza. Si es que no se matan entre sí en el intento. Inadaptados, desesperados, buscando un sueño.

Esto va a ser divertido.


Originalmente el proyecto pretendía revitalizar un personaje olvidado como hizo The Sandman; se trataba de Bullet Girl, y los mandamases de DC decidieron que no podría ser porque con Bulleteer por ahí, a quien a veces se refieren con ese nombre, daría lugar a confusión (cosa que confundió a Lapham). Así que la serie se desarrolló por otros caminos, mucha acción, que era justo lo que Lapham quería escribir ahora mismo, «Nada de pensar, sólo una chica loca con montones de balas volando. Como Amy Racecar pero más realista. Por supuesto, desde entonces le he añadido enanos y castración, así que la serie es bastante más sofisticada».

El primer arco argumental, que cuenta de seis episodios, explicará la historia de la bala en el cerebro de Sadie, de quién era ella antes del disparo y en quién se ha convertido, de cómo el grupo de perdedores viaja a Europa a encontrar un cuadro de 50 millones de dólares mientras les persigue un grupo de no muy hábiles asesinos contratados por el padre de Sadie y de cómo la vida sexual de Danny mejora notablemente.

Lapham ya lleva un año trabajando en este cómic, y para cuando salga a la venta el primer número tendrá 9 o 10 números completados, con lo que por ahora no siente la presión de trabajar en una serie mensual. Ya tiene pensado algún posible final para la serie, de hecho tiene pensados siete, y espera poder usarlos todos.

Artículo anteriorExpocómic 2007: Mundo de Fábula (especial Mark Buckingham)
Artículo siguienteSoy Leyenda
...nació en 1976 en Tarragona, pero quedó atrapado en el Muro de la Fuente tras la lectura de Crisis en Tierras Infinitas y quedar subyugado por las historias en general. Se las apañó para aprender algo de psicología y algo de informática, y en 2005 fue rescatado por Zona Negativa, para la que analizó hasta los más pequeños detalles del Universo DC. Fanático de los cómics minoritarios, extraños o de lectura compleja, actualmente le encontraréis por las esquinas de ZN opinando sobre cómics de DC.
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Cabecilla de los atormentadores
Lector
19 diciembre, 2007 13:16

Madre mía, qué ganas de que publiquen esto en España.

Viva Lapham, leche.

curioso
curioso
Lector
19 diciembre, 2007 17:15

no tiene mala pinta no

habrá que esperar…

Mt
Mt
19 diciembre, 2007 19:19

¿»Balas perdidas» ha terminado ya?

Porque lo último que he leído de Lapham (su Batman y su Daredevil) no me ha matado precisamente, y cuando un autor deja de lado la serie que le ha encumbrado para abrir muchos proyectos paralelos, por lo general, es que no tiene ni idea de por dónde continuar la serie madre y sencillamente, va abriendo nuevos senderos.