Laughter in the End of the World

Por
4
1542
 
Laughter_in_the_end_of_the_world_portada

Edición original: Shuumatsu no Laughter, Shogakukan 2012.
Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones 2017.
Guión: Yellow Tanabe.
Dibujo: Yellow Tanabe.
Formato: Tomo manga rústica con sobrecubierta, 184 páginas.
Precio: 8€.

 

Durante este verano Milky Way ha ido poniendo a disposición del público diversas propuestas de tomos únicos o series cortas que encajaban a la perfección con el período veraniego. Este mes de septiembre entre las novedades de la editorial recibiremos una de esas obras que se anunciaron al comienzo del período estival, Laughter in the End of the World, un shônen de corte clásico que sin embargo aporta una historia y unos personajes bastante interesantes como para resultar todo un acierto al momento de decidir su compra. Una historia de demonios que ponen en peligro a la humanidad creada por la mangaka Yellow Tanabe, que forma un fantástico tomo individual y que incluso deja la sensación de poder tener un recorrido un poco más largo.

Yellow Tanabe es la artista que firma este Laughter in the End of the World. Natural de Tokyo, comenzó su andadura en el mundo del cómic nipón licenciándose en la Universidad de Arte Musashino, incorporándose posteriormente a la plantilla de ayudantes de autores ya consagrados como Mitsuru Adachi o Makoto Raiku, especializándose en la creación de escenas de lucha y comedia en sus obras. A nivel individual, la primera historia que le publicaron a Tanabe fue Yami no Naka, con la que recibió una mención en la revista Shinjin Comics Taisho de Shogakukan, y que le dio la posibilidad de publicar en esta misma editorial la mini serie Lost Princess. Siempre vinculada al mundo del shônen, Tanabe consigue su gran éxito y reconocimiento con Kekkaishi, la primera serie de larga duración en la que se embarca (2004-2011) y por la que recibe el Shogakukan Manga Award de 2007 como mejor shônen, así como una adaptación al anime. A partir de entonces la autora ha desarrollado su trabajo sobre todo en series cortas, entre las que destacan Birthday (2009), Mori no Naka (2012) y este Laughter in the End of the World (2012-2013) que Milky Way publicará a finales de septiembre. Actualmente la mangaka continúa trabajando en la Shônen Sunday con la obra Birdmen, iniciada en 2013.

Laughter_in_the_end_of_the_world_1

Como digo, Tanabe se ha caracterizado durante su carrera por trabajar en shônens con cierto toque de comedia, y Laughter in the End of the World no es una excepción. La historia nos sitúa en un mundo en el que una terrible profecía se ha cumplido para sus habitantes y que dice que cuando la corrupción se extienda por el planeta, el demonio de 101 bocas aparecerá para consumirlo todo. La humanidad olvida la existencia de esta profecía hasta el momento en que el demonio se materializa y la oscuridad invade el mundo. Solo un pequeño grupo de personas consigue sobreponerse al mal y trabaja para acabar con el demonio gracias a sus espadas de luz. Consiguen terminar con él y desvanecerlo, pero no exterminarlo del todo, y los fragmentos de este demonio se desperdigan por todo el territorio contaminando y poseyendo a los humanos que tienen la desgracia de entrar en contacto con ello. Estos nuevos demonios están marcados con una especie de sello demoníaco que les hace ser identificados por el resto de la gente, que los repudia, lo que da lugar a dos tipos dentro del grupo: los demonios malvados que masacran a los humanos y consumen a otros demonios para ser más poderosos; y los devoradores de demonios, una suerte de cazadores que aceptan contratos con los humanos para acabar con el mal a cambio de diversas recompensas.

Uno de estos cazadores de demonios es nuestro protagonista, un joven con la marca demoníaca en pleno rostro y nombre desconocido que, sorprendentemente, viaja por el mundo en su peligrosa misión acompañado de su hermana pequeña Haru. Un día, al llegar a un pueblo asolado por el peligroso Godot, es reclamado por el alcalde y varios de los vecinos para que acabe con el chantaje y el terror al que les está sometiendo, algo que acepta a cambio de un puñado de oro. A partir de ese momento veremos como el cazador comienza una investigación minuciosa acerca de los comportamientos, aspecto e interacciones del demonio con el fin de enfrentarse a él y derrotarlo, al mismo tiempo que intenta superar los prejuicios y la hostilidad que los otros humanos muestran hacia él sin motivo aparente.

Laughter_in_the_end_of_the_world_2

Vemos que la premisa inicial y el desarrollo de la trama no dista mucho de cualquier shônen arquetípico, con sus correspondientes peleas y momentos cómicos entre medias (personificados en el personaje de Haru y algunas reacciones del protagonista), pero lo cierto es que tanto la dupla protagonista, como la manera de narrarnos la historia y algún que otro giro argumental que hay en sus páginas, consigue que Laughter in the End of the World se destaque un poco dentro de su demografía, adquiriendo una fuerte personalidad propia. La manera de trabajar que tiene el protagonista, no buscando desde el primer momento el enfrentamiento de poder, sino investigando, interrogando a los aldeanos acerca de su enemigo, preparando el terreno y a sí mismo para lograr ventajas en sus combates, me parece todo un acierto, y me recuerda muchísimo a la saga literaria, famosa actualmente por los videojuegos, The Witcher. En efecto, nuestro protagonista es una suerte de Geralt de Rivia juvenil, y la historia del manga se nos expone como si de un contrato de caza del Brujo se tratase, muy similar a las historias que Andrzej Sapkowski nos plantea en los primeros libros de la saga. De hecho incluso las interacciones con los aldeanos son similares a las de Geralt, visto con recelo y prejuicios por los demás y tratándole como el mal menor a pagar con tal de deshacerse de otros demonios, y sin valorar en ningún momento el alto valor moral que tiene. En eso la historia de Laughter in the End of the World es bastante clara, y nos habla sobre la nula humanidad que muestra muchas veces el ser humano hacia aquello que no entiende y no comprende, y que muchas veces es esa falta de empatía la que provoca los horrores que, en primer lugar hicieron llegar los demonios al mundo, y en segundo, que estos continúen atacando. El hombre es un lobo para el hombre y la verdadera lacra del mundo, con honrosas excepciones que dan pie al canto de esperanza que supone el final de la historia.

Esta manera de trabajar de los protagonistas es lo que me lleva a decir que la historia daba para algo más que un tomo, y realmente apena acabar el volumen y saber que no vas a volver a leer las andanzas de los dos hermanos. El misterio y la acción principal están perfectamente cerrados en este libro, de manera muy redonda diría yo, pero es una obra con un potencial latente bastante importante, que daría perfecto pie a una serie de tomos del estilo de Master Keaton, por poner un ejemplo: historias autoconclusivas en las que el protagonista caza un demonio con el hilo de sus orígenes demoníacos y su tragedia personal como conductor por debajo de estos. Como tomo individual y cerrado es una obra fantástica, y siempre se corre el riesgo de estirar demasiado el chicle y ser repetitivos, pero en mi opinión Laughter in the End of the Wolrd aguantaría sin problemas un par de tomos o tres más.

Laughter_in_the_end_of_the_world_3

Por otro lado, ya digo que la historia no deja de ser bastante cliché, y de hecho no creo que sea el único que vea las reminiscencias de la obra, tanto en diseño como en guión, a esa hornada de shônen de la década del 2000, especialmente al trabajo de los hermanos Masashi y Seishi Kishimoto. Recordemos que partimos de una profecía que habla de un demonio de 101 bocas que va a devorar el mundo, rechazado por un grupo de valientes y que es encerrado en los cuerpos de diversos humanos que portan una marca demoníaca. Todo bastante similar a lo visto en Naruto y/o 666 Satan. También el estilo gráfico es similar, sobre todo en el diseño del personaje principal, aunque Tanabe sabe darle luego una personalidad y una intrahistoria que lo hace personal. Quizá a nivel argumental el gran problema de Laughter in the End of the World sean los personajes secundarios, enemigo incluido, que si bien poseen una historia y unas motivaciones detrás, están bastante más desdibujados y son más prescindibles que los protagonistas, mucho menos carismáticos y recordables, demasiado encorsetados en los arquetipos del género. Pero en general es una obra con un buen nivel de guión y personajes, y sobre todo, con un gran estilo narrativo y un buen dominio de la estructura y el tempo del mismo.

Para terminar, hablando del apartado artístico, encontramos que Tanabe tiene un dibujo de corte shônen, claramente influenciado por los últimos 15/20 años del género, y que destaca sobre todo por el nivel en la construcción de las escenas de presentación de personajes y de los momentos de acción, así como en la introducción de alivios cómicos no solo a nivel argumental sino también a nivel expresivo con las reacciones de los personajes. El diseño de los protagonistas es excelente, muy memorable y acorde a su historia personal y a lo que nos cuentan en la obra, mientras que los secundarios de nuevo pecan de ser demasiado aleatorios, poco memorables y algo insípidos. Lo mismo ocurre con Godot, el demonio enemigo, que queda eclipsado por el estilo del protagonista al compartir escenas, o el demonio de 101 bocas, que pese a su espectacularidad me resulta demasiado simple. En cuanto a fondos, no hay un excesivo uso de los mismos, aunque la autora tiene varios momentos en los que demuestra un gran nivel de detalle dentro de su estilo cuando lo necesita. Como digo, lo mejor en lo gráfico lo encontramos es las escenas de acción, espectaculares y con un gran uso de planos y efectos y en las apariciones/presentaciones de personajes y primeros planos de los mismos, especialmente del protagonista, con algunas poses muy buenas. En general es un dibuja aceptable para el estilo y el género que tenemos entre manos.

Laughter_in_the_end_of_the_world_4

Laughter in the End of the World es un buen shônen, simple y clásico en su planteamiento, pero que gana enteros por su narración, sus protagonistas y cómo trata su argumento. Es una lástima que el tomo sea único porque es un tema que podría dar algo más de sí sin necesidad de alargarse artificialmente, pero la historia es redonda, con buenos momentos a lo largo de sus páginas y con un cierre perfecto y acorde incluso con el título. Un manga ideal para aquellos que tengan ganas de un shônen clásico o que gusten de ese toque de investigación fantástica que se produce en la caza del demonio, y que no quieran embarcarse en una serie de muchos tomos como suele pasar en este género. Gran acierto de Milky Way con su licencia y una manera fantástica de culminar sus anuncios de verano con la llegada al mercado de este Laughter in the End of the World a finales del mes de septiembre.

  Edición original: Shuumatsu no Laughter, Shogakukan 2012. Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones 2017. Guión: Yellow Tanabe. Dibujo: Yellow Tanabe. Formato: Tomo manga rústica con sobrecubierta, 184 páginas. Precio: 8€.   Durante este verano Milky Way ha ido poniendo a disposición del público diversas propuestas de tomos únicos o…

Valoración Final

Guión - 7
Dibujo - 7
Interés - 7

7

Con un argumento y un planteamiento clásicos, Laughter in the End of the World consigue hacer un hueco gracias a sus protagonistas y la estructura de su interesante historia. Un gran shônen de tomo único con un dibujo cumplidor.

Vosotros puntuáis: 9.7 ( 1 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Rubén MerinoZpyro Recent comment authors
Recientes Antiguos
Zpyro
Lector
Zpyro

Pues yo me haré con esta obra en cuanto pueda, le había echado el ojo hace unos meses y cuando vi que la iban a publicar aquí me lo planteé. Un tomo autonconclusivo simplemente para pasar el rato y entretenerme, perfecto.
Muchas gracias por la reseña y un saludo!