Last Man

Por
14
3748
 

Guión: Bastien Vivès, Yves “Balak” Bigerel y Michaël Sanlaville
Dibujo: Bastien Vivès, Yves “Balak” Bigerel y Michaël Sanlaville
Edición España: Diábolo Ediciones (2014)
Contiene: Last Man FRA (Casterman, 2013)
Formato: Tomo rústica con sobrecubiertas de 216 páginas
Precio: 14,95€

 

“¡Recuerda por qué estás luchando! […]
Y cuando lo encuentres… Entonces podrás empezar a pelear”

Después de haberse preparado a conciencia estudiando artes marciales durante todo un año con el Maestro Jansen el joven Adrian Velba está entusiasmado con poder participar en el Gran Torneo Anual de su región patrocinado por Rey Vigil y la Reina Efira. Desgraciadamente, el reglamento obliga a competir en parejas y cuando llega el día Vlad, el timorato compañero de Adrian, se encuentra indispuesto para combatir, y este se verá obligado a hacer equipo a última hora con un misterioso desconocido llamado Richard Aldana que acaba de llegar a la ciudad para medir sus fuerzas en el certamen. Esta es la sencilla premisa de Last Man, un auténtico “manga francés” en el que colaboran algunas de las grandes promesas del panorama actual de la historieta francófona, con el reconocido y multipremiado guionista y dibujante Bastien Vivès a la cabeza del proyecto y el entregado apoyo de dos especialistas del cine de animación como son el dibujante y teórico del cómic digital Yves “Balak” Bigerel y el ilustrador, diseñador y autor Michaël Sanlaville.

El primero hace ya tiempo que se ha ganado su hueco en el mundo de la viñeta demostrando su talento y personalidad y una creatividad enormemente prolífica responsable de obras como El gusto del cloro, Polina, En mis ojos o Los melones de la ira. Por otro lado tenemos a sus escuderos, con los que Bastien Vivès coincidió en la Escuela Gobelins de París, Yves “Balak” Bigerel , el cual sigue haciendo carrera como consejero de Marvel Comics en cuestiones relacionadas con el cómic digital, y Michaël Sanlaville, que ha dejado entrever su potencial y habilidad en trabajos como Hollywood Jan y La plaga verde. Estas mentalidades en continua combustión colisionan finalmente en Last Man, un producto prefabricado e hijo de su misma generación, en el mejor sentido del concepto, un encuentro entre la cultura pop de oriente y occidente publicado previamente en internet y recopilado por la editorial Casterman. La historia también pretende ser adaptada en una serie de animación y un videojuego siguiendo de esta manera los pasos de la mercadotecnia y vitalidad del cómic japonés. No por casualidad estamos ante una propuesta generacional, una obra en la que sus autores se rinden a sus influencias y se entregan decididamente a ellas favoreciendo un sencillo, curioso y divertido pastiche intercultural lleno de fantasía, magia, aventuras y grandes combates.

LastMan_1_balak_sanlaville_vivesLastMan_2_balak_sanlaville_vivesLastman_3_balak_sanlaville_vives
Páginas de muestra de Last Man

El relato rinde homenaje a los clichés y temáticas propias del manga, las historias de superación, amistad y artes marciales, sin olvidar algunos pequeños toques de erotismo, tan ligados también a la producción más personal de Bastien Vivès, y con una narrativa que busca replicar el tono ágil, rápido y fresco de las publicaciones japonesas. No obstante, Last Man se mantiene anclada a su “sello territorial”, su ritmo se relaciona más con la tradicional bande dessinée y la idiosincrasia de sus personajes tiene la marca de fábrica de su triada de creadores. El resultado es una obra confeccionada para intentar emparejar dos maneras de entender la viñeta pero también estilos, los de sus autores, compactando el pausado dibujo de Bastien Vivès, un trasunto deliciosamente imperfecto de la escuela de animación americana tradicional representada por Walt Disney o Hanna & Barbera, y el dinamismo y efervescencia propio del anime japonés al que rinden culto más decididamente Yves “Balak” Bigerel y Michaël Sanlaville. La identidad de la obra no deja traslucir complejos, incluso se atreve a reírse de sí misma, como podemos comprobar en la contraportada de este primer tomo -echad un vistazo bajo las sobrecubiertas de la edición española de Diábolo Ediciones– donde se avisa al lector del sentido original de lectura del libro “de izquierda a derecha”.

Esto sin contar las pegatinas de regalo que se pueden encontrar al principio de este volumen o el simpático Diario de Producción, incluido en los extras de Last Man, en el cual el alter ego caricatuesco de alguno de sus protagonistas asegura con cierta sorna e ironía que “las ideas de Last Man surgían a menudo después de que el señor Vivès pasase un rato en el retrete con un manga de Naruto”. En todo caso, dejando a un lado el gag, en la práctica, el argumento de Last Man está trabajado a seis manos por sus autores, pasando luego Yves “Balak” Bigerel a encargarse del diseño y Bastien Vivès y Michaël Sanlaville a dividirse sus tareas en la mesa de dibujo. En un princicio las aventuras de Adrian Velba y Richard Aldana están programadas para extenderse durante doce volúmenes pero esto, como han comentado sus creadores en alguna entrevista, dependerá, aparte de la recepción del público, de su energía y deseos, porque incluso se podría estirar más allá de lo previsto teniendo en cuenta el vasto universo por el que se mueve Last Man y la historia amplia y poderosa que buscan desarrollar. En definitiva, estamos en los preámbulos de una obra cuyo viaje pretende ser mucho más largo, un relato sin más pretensiones que las obvias, para los amantes del trazo de Bastien Vivès y para aquellos que les gustaría leer manga pero su moralidad se lo impide.

  Guión: Bastien Vivès, Yves "Balak" Bigerel y Michaël Sanlaville Dibujo: Bastien Vivès, Yves "Balak" Bigerel y Michaël Sanlaville Edición España: Diábolo Ediciones (2014) Contiene: Last Man FRA (Casterman, 2013) Formato: Tomo rústica con sobrecubiertas de 216 páginas Precio: 14,95€   "¡Recuerda por qué estás luchando! [...] Y cuando lo…

Review Overview

Argumento y guión - 60%
Apartado gráfico - 80%
Interés - 70%

70%

Vosotros puntuáis: 7.3 ( 7 votos)
14 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
23 mayo, 2014 12:40

Le eché un ojo por encima el otro día. Pero no me decidí a cogerlo. Y me gusta Bastián Vivès; El Gusto del Cloro y En Mis Ojos me sorprendieron muy gratamente. Y con Hollywood Jan me lo pasé muy bien. Y la verdad es que el dibujo de este tebeo (al menos, en un vistazo rápido) mola y anima a llevártelo.

Pero… no sé, no sé… Entre que tengo una lista de pendientes enorme y, sobre todo, que cuando lo hojee pensé, si con este tamaño (porque es un tomo canijo) y este precio luego resulta que no me gusta me voy a cagar en todo.
Que sí, son más de 200 páginas, pero, para mí, a ese tamaño es un tebeo caro. ¿Y si luego me llevo un chasco como con el de los 47 Ronin?

¿Y por qué cojones me enrollo como una persiana? Bueno, el caso es que me lo pensé pero al final no me decidí a pillarlo. Esperaré a ver más opiniones.

Ocioso
Ocioso
Lector
23 mayo, 2014 12:53

Me da la sensación de que Vivés se ha apalancao.

samanosuke
samanosuke
23 mayo, 2014 13:45

Venga Ocioso, que te están editando manga en sentido oriental, ahora no puedes quejarte. ¡Compra!

Jose Angel Ares
Jose Angel Ares
Lector
23 mayo, 2014 15:22

Está genial, muy recomendable!

Bajavoz
Bajavoz
Lector
23 mayo, 2014 15:50

Lo hojeé en Angouleme y el dibujo me llamó muchísimo la atención. No recuerdo el precio de la edición original, el de Diábolo me parece carillo.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
23 mayo, 2014 18:43

Es imposible que Oci compre manga habitualmente.Tiene dos “defectos” que le cabrean: sentido de lectura oriental (en esto a mi me suele pasar igual) y tomos pequeñajos.
En este caso el sentido de lectura es occidental (como es lógico, porque no es un manga), pero el tamaño lo veo pequeño para lo que le gusta al agüelo. A lo mejor si hubiera tetas….(TODO es mejor con tetas).

Mathieu
Mathieu
Lector
23 mayo, 2014 20:18

Yo lo pillé en Francia el año pasado (12 euros aprox.). Es una gamberrada de Vives y sus colegas. Entretenido.

Ocioso
Ocioso
Lector
23 mayo, 2014 20:21

El manga es para niñas y adolescentes maricas.
Bueno, tambien estan los de niñas en bragas para perdedores pajilleros.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
23 mayo, 2014 22:31

Mira que habéis realizado artículos sobre manga. Pero nada; me sigo perdiendo con lo de shonen, shojo y demás… No hay manera de que se me quede en la cabeza.

Tampoco es que sea un gran lector de manga, la verdad. Los que tengo en casa se cuentan con los dedos de una mano. Así, a bote pronto, sólo tengo Akira, El Libro de los Insectos Humanos, Ikkiu… y alguno más que ahora no recuerdo.

Que no estoy seguro de que este tebeo sea para mí, vamos.

Ocioso
Ocioso
Lector
24 mayo, 2014 11:09

A mí me mola Yotsuba. Tenemos un muñequito y todo.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
24 mayo, 2014 20:26

Pues yo tengo Ghost in the shell y algunos bélicos de Kobayashi (el de Vietnam con conejitos me encanta) y pare usted de contar.

Bajavoz
Bajavoz
Lector
24 mayo, 2014 20:37

Os perdéis la vida… Grandes series como Planetes, Say Hello To Black Jack o cualquier obra de Taiyo Matsumoto o Urasawa.

Y en el shonen (género juvenil “para chicos”) no dejan de haber joyas como Full Metal Alchemist o la desgraciadamente longeva One Piece.