Las Series de Marvel NOW! (Parte I: La Avanzadilla, Abriendo Camino)

Por
30
339

¿No os ha pasado alguna vez que, de tanto oír hablar de algo, su nombre acaba erigiéndose en una entidad en si misma y acabáis perdiendo la noción de aquello a lo que representaba en un principio? Es muy probable que como todo hijo de vecina alguna vez os hayáis encontrado en dichas circunstancias por lo que no dejo de plantearme si, con todo lo que hemos hablado de Marvel NOW!, tenéis todos claro lo que es.

Vale, probablemente ya sepáis todo eso de que es un nuevo episodio en la historia del Universo Marvel, que muchas colecciones se relanzan con un nuevo número uno en una nueva dirección, que no es un reboot y bla, bla, bla… Sí, perfectamente claro. Pero, ¿qué es exactamente de Marvel NOW!?

Resumiéndolo a lo más básico podríamos decir que son… cómics. Comics con los que desde octubre hasta febrero, Marvel Comics pretende lanzar al mercado nuevas series protagonizadas por la práctica totalidad de sus personajes estrella y autores de primera línea para que todos aquellos que os quejabais de que os daba pereza incorporaros a las historias de Mapache Cohete y los Vengadores Mascota a partir del número 3.457 podáis hacerlo sin que os tengáis que sentir como si os hubierais subido a mitad de trayecto ni invalidar todo lo que ha acontecido hasta la fecha.

Dentro de esta premisa hay series que se relanzan con un nuevo equipo creativo y una nueva dirección, series que que se mantienen como lo estaban haciendo hasta el momento y otras que, por motivos desconocidos, no han aguantado hasta el inicio de Marvel NOW! y llevan publicándose desde hace un par de meses. Y aunque no son demasiados títulos, vamos a empezar hablando de estos últimos dado a que podrían servirnos para hacernos una idea de lo que nos espera con la inminente iniciativa del equipo dirigido por Axel Alonso con total libertad de Spoilers para que aquellos que sigáis los cómics por la edición español os hagáis una idea de lo que os espera los próximos meses sin necesidad de destriparos nada:



  • Ojo de Halcón de Matt Fraction: De todas las series estrenadas por la casa de las ideas en la antesala de Marvel NOW!, la colección de Matt Fraction y David Ajá se ha convertido inmediatamente en nuestra favorita. Es cierto que bien podría achacársele que es una suerte de amalgama entre el Daredevil de Mark Waid y el Flecha Verde de Kevin Smith, pero probablemente coincidáis en que puestos a beber de fuentes, siempre es mejor hacerlo de los mejores.

    Tras sus últimos traspies, Fraction saca lo mejor de si mismo limpiando de aristas al imbatible arquero para mostrárnoslo en su más pura esencia. Nos encontramos a un Clint Barton alejado de las grandes amenazas a las que hace frente en sus aventuras junto a los Vengadores para reencontrarse con el hombre de a pie retrotrayéndonos a sus orígenes como trotamundos sin más posesión que un arco y un carjac lleno de flechas mientras ayuda a los más desfavorecidos frente a un sistema asfixiante en el que la ley da auspicio a caseros sin remordimientos, artistas del engaño y una aristocracia bursatil que ven a sus conciudadanos como un mero medio para sus especulaciones bursátiles. Condenado a una carrera de éxitos y fracasos en la que sus errores son tan espectaculares como sus victorias, Fraction capta inmejorablemente la actitud de un Barton despreocupado y cabeza loca armado con sus pericia y un puñado de buenas intenciones.

  • Furia MAX de Garth Ennis y Goran Parlov: Hace una década, Garth Ennis redefinió a Punisher hasta tal punto que todos los que han escrito al personaje tras su partida lo han hecho bajo la sombra del norirlandes. Sin embargo, el justiciero de la calavera no fue el único personaje al que el guionista de Preacher supo acercarse con acierto, brindándonos un par de miniseries protagonizadas por el líder de SHIELD y los Comandos Aulladores que -si bien tenían un tono muy diferente- consiguieron hacer las delicias del curtido paladar de sus seguidores mientras Hollywood ponía el grito al cielo suspendiendo el proyecto de rodar una película protagonizada por el personaje.

    Pero como aquello supo a poco, Ennis está de vuelta para volver a ofrecernos su cara más sobria junto a Goran Parlov en este proyecto que si bien empezó como una miniserie de seis números, las solicits del mes de diciembre apuntan a que no está dispuesta a marcharse sin dar un poco más de guerra. Trasladándonos al convulso periodo de la Guerra Fría en la antesala del conflicto del Vietnam, Furia MAX no va a ofrecer ninguna sorpresa a aquellos que ya disfrutasen de la superlativa andadura de Ennis y Parlov en el sello MAX, pero sin duda les va a devolver gran parte del buen sabor de aquella etapa jugando dentro de un entorno de espías y complejos entramados políticos internacionales por los que se mueve una variopinta fauma humana con la elegancia del Hollywood de Boogart y una crudeza que podría revolverles las tripas a Ritchie o Tarantino. Mentiras, dobles verdades, diálogos sarcásticos, pasiones humanas, sexo y violencia a flor de piel se dan la mano desde los turbulentos campos de minas en Indochina hasta los cafés de la Cuba castrista.

  • Capitán Marvel de Kelly Sue DeConnick: Dispuesta a aprovechar a Carol Danvers como algo más que una cara bonita, DeConnick usa el pasado de la Vengadora como piloto para exaltar el valor de todas aquellas mujeres anónimas que a lo largo del siglo XX superaron los grilletes de las distinciones de género para ayudar a elevar su nación. En ese sentido, Capitán Marvel es una serie que podría resultar ofensiva para los lectores más susceptibles a ciertos temas de exaltación de género, pues su manifiesto podría resumirse perfectamente en el famoso cartel al que homenajea la portada del primer número. En Capitán Marvel, las mujeres son las que llevan la voz cantante mostrando un sevilismo prácticamente nulo mientras hablan de tú a tú con sus congéneres masculinos mientras destilan carácter, estrógenos y bravura por cada poro de su piel.

    Desde una caótica adolescente antisistema en lucha contra la opresión de las grandes corporaciones hasta el más que posible anacronismo de plantar a un escuadrón de mujeres piloto en plena II Guerra Mundial (aunque también es cierto que los japos tienen naves Kree, así que vaya usted a saber) o un escuadrón de aviadoras inspiradas en un triste episodio de discriminación de género ocurrido en los sesenta… lo cierto es que si uno entra en el juego, Capitán Marvel puede llegar a ser una colección divertida, con cierto punto de chulería descarada, que personalmente me esta sirviendo para descubrir detalles interesantes acerca del rol de la mujer dentro de la sociedad americana del siglo XX (combinando su lectura con la adecuada labor de investigación claro está). Dejándose llevar por algunos elementos de serie B, quizás no vaya a cambiar los esquemas de la industria del cómic, pero entre DeConnick y Dexter Soy saben crear un producto simpático y con cierto tono autoconsciente, con algunos alardes narrativos (como la divertidísima mofa a costa del sexismo de la edad de plata) capaces de elevarla por encima de la media.

  • Gambito de James Asmus: Dentro de la tendencia actual de la casa de las ideas de apostar por propuestas de “género” por encima de los comics de superhéroes “genéricos”, la serie de James Asmus se mueve por un nicho en el que podríamos encajar tanto a los proyectos de Nathan Edmonson para Image Comics o el Ladrón de Ladrones de Robert Kirkman y Nick Spencer. Y aunque todavía le queda mucho que demostrar para ponerse a la altura de las citadas, el tono desde luego lo clava. La culpa de ello es de un Clay Mann que pronto va a acabar siendo más Coipel que el propio Coipel y que en este tipo de historias repletas de ladrones absurdamente atractivos, millonarios excéntricos con secretos turbios y mercenarios con pasión por el elegante vintage paramilitar encaja como un guante (como ya nos demostró en la miniserie de Elektra durante el Reinado Oscuro).

    Leyendo los dos primeros números de la serie no he podido evitar acordarme de los cómics de Tomb Raider que publicaba Top Cow a finales de los noventa. Bastante mejor resueltos gracias al oficio de Asmus (que para ser francos, tampoco es que fuese muy dificil) pero con un tono francamente similar en el que, retomando su carrera como ladrón, Gambito se ve atrapado en una extraña conspiración internacional. Tras intentar robarle por mero deporte un misterioso artefacto a un acaudalado “filántropo”, Remi se convertirá en el objetivo de ladrones y asesinos a sueldo cuando un aureo parásito estelar se incrute en su cavidad torácica, iniciando una carrera contra reloj para resolver el misterio antes de que sea descubierto por los interesados en hacerse con la pieza o por las propias autoridades.

  • Era de Apocalipsis de David Laphan y Roberto de LaTorre: La más veterana de la lista, Era de Apocalipsis nació como spin off de la Imposible X-Force para aprovechar el escenario de esta mítica realidad alternativa creada a mediados de los noventa y explorar la tétrica situación en la que la dejó Rick Remender. Sin embargo, la serie dista mucho de ser un spin off al uso dado que lejos de proseguir en la línea de la macrosaga original o en la línea de lo visto en la serie de Remender, se sale completamente por la tangente para aprovechar este futuro apocalíptico con una premisa tan contundente como efectiva.

    Los protagonistas de la colección no son ni los X-Men ni ningún alineación de héroes conocidos, sino un grupo de humanos que podrían haber salido de los Malditos Bastardos de Tarantino lucha contra la tiranía de un régimen opresor totalitario dirigido por el sucesor de Apocalipsis y la legión de monstruosidades genéticas a su servicio. Con nuestra especie al borde de la extinción, subsistiendo entre ruinas mientras los mutantes medran a sus anchas, la serie tiene un estilo sobrio, sucio y árido al más puro estilo de las distopias futuristas a la tradición de Mad Max, Juez Dredd, Dragonhead o Soy Leyenda que quizás no sea lo que busquen los seguidores de la saga original pero si que puede resultar interesante para los amantes de este tipo de historias.

  • X-Treme X-Men de Greg Pak: A lo largo de su carrera, Pak ha dejado más que claro que es un nostálgico de la Marvel de entre finales de los setenta y la primera mitad de los ochenta con una gran pasión hacia la obra de Bill Mantlo y otros de sus contemporáneos. Y con tales precedentes en la cabeza, casi puedo llegar a entender que es lo que está buscando con esta serie, tan deudora de los Exiliados de Judd Winick como de la serie de Dazzler de los 80. Con Alison Blaire como estrella de la función y una banda de naúfragos temporales de diferentes realidades haciéndole los coros, la serie nos lleva por escenarios tan exóticos como un mundo steam punk en el que los superhumanos se han erigido como un nuevo panteón con un enefermizo gusto por la estética a lo Saint Seiya o un mundo al más puro estilo far west que perfectamente podría haber surgido de los decorados de Almería.

    Todo con cierto aire a lo entrañable serial casposo de ciencia ficción de los noventa en el que su protagonista se erige como una suerte de Barbarella más preoccupada en lucir modelitos sexies o en los abdominales de aquel mozo de pelo rizado que en tomarse en serio su situación. O lo que viene a ser lo mismo, una aventura desenfadada y ligera con cierto tono naiff en el que en cada mundo que visitan guiados por una cabeza de Charles Xavier metida en una bola de cristal (¿por qué os he dicho que el grupo está bajo la tutela de una cabeza de Charles Xavier metida en una bola de cristal, no?) nos encontramos una nueva aventura, y que bien podría haber dado para un serial con doblaje en español neutro que tanto abundaban en los tiempos de Embrujada.

  • Lobezno MAX de Jason Starr: De todas las series citadas esta es de la única que no podemos hablar por la sencilla razón de que todavía no se ha estrenado. Prosiguiendo con la línea de abordar a personajes clásicos del Universo Marvel con perspectivas completamente libres de la continuidad oficial, al frente de la misma están el escritor de novela negra Jason Starr (quien ya se ha encargado recientemente de los relatos “jamás contados” de Punisher MAX) y un nutrido grupo de dibujantes, para devolver al canadiense de las garras de adamantiúm a su esencia más básica como amnésico ronin sin hogar ni patria en los lúgubres suburbios de Japón. Nuestro compañero Marcos Martin nos habló largo y tendido de los planes que tiene el guionista para la colección (que al parecer también será regular) en este post de principios de verano, pero dado a que la serie no se estrena hasta el mes que viene, todavía es pronto para saber como si el equipo estará a la altura y sabrán aprovechar las posibilidades que ofrece el personaje dentro del sello adulto de Marvel Comics.



Estas son, en resumidas cuentas, las colecciones que han ido estrenándose durante los últimos meses de la mano de de la editorial de Axel Alonso, quien antes de su llegada a Marvel fue uno de los principales promotores de la Vértigo de mediados de los noventa (donde fue editor de las colecciones de Garth Ennis) y que ya en la casa de las ideas fue responsable de títulos como Punisher MAX o de la franquicia mutante durante el período que transcurrrió entre Complejo de Mesías y Advenimento. ¿Qué podemos deducir de ellas? En principio cierta tendencia a crear títulos diferenciados que pese a moverse dentro del género de superhéroes parecen buscar una personalidad propia y cierta tendencia autoral. De momento también parecen ser títulos alejados de los cruces y las injerencias editoriales (aunque dado a que la mayoría son títulos jóvenees o pertenecientes a líneas apartadas, por lo que todavía es pronto para decir si esto esto es una tónica o se trata de un falso espejismo) aunque por otro lado todas están ligadas de alguna forma a las grandes marcas de la editorial. En lo que respecta a los equipos creativos, se alterna entre nombres ya afianzados y jovenes promesas, pero en la mayoría de los casos se trata de talentos cuya trayectoria no debe de superar los siete u ocho años como media. ¿Será esta la tendencia que tendremos en los cómics de la editorial a partir de Marvel NOW! o solo la calma antes de la tempestad? Para responder a dicha pregunta todavía tendremos que esperar.


30
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
30 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
17 Comment authors
Daniel Gavilántrain hard. fight hard. party hard.AlexCruzSpiritKravinoff Recent comment authors
Recientes Antiguos
I´m with a Skrull!
Lector

” De todas las series citadas esta es de la única que no podemos hablar por la sencilla razón de que todavía no se ha extrenado”

Lo de extrenado es intencionado verdad?

erickop7
Lector
erickop7

deberian meter a Ghost rider en la linea max con Ennis y Maleev seria grandioso!

Mighty Ultimate
Lector
Mighty Ultimate

 ¿Soy yo o Marvel quiere convertir la línea MAX en su linea Vertigo? (Y soy marvelita, no un decene)

@Mister_Air
Lector
@Mister_Air

Hombre, en esencia Max y Vertigo son lo mismo, los sellos adultos de Marvel y DC pero en la practica los Deceitas han sabido hacerlo mucho mejor.
P.D. Y The Last Man es una seriacaaaa.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

 Ni de coña creo que sean lo mismo. Que ambos se enfoquen a público más adulto no quiere decir que ofrezcan el mismo producto. Vertigo, aparte de para adultos, nació como una forma de editar comics de mucha calidad, y de hecho muy poco de lo que han hecho en Vertigo estaba ambientado en el Universo DC. Max simplemente para poder hacer con los personajes Marvel cosas que no se pueden hacer en los tebeos más mainstream.

Mr. X
Lector
Mr. X

La mejor serie MAX fue, sin duda, el Punisher de Ennis, a mí me gusta incluso más que Predicador.

¿Alguien está leyendo La Era del Apocalipsis de Lapham? Es un tío bastante irregular, pero al autor de Balas perdidas siempre hay que darle un voto de confianza.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

 El dibujo de De La Torre es espectacular, en el especial Point One consiguió picar mi curiosidad por esta serie.

Reverend Dust
Lector

Obviando la presencia de la serie de Gambito, si la calidad media de MARVEL NOW! es igual o superior a la que presentan estas series, auguro una nueva Edad de Oro para esta déca… ¿Qué? ¿Cómo? ¿Que Loeb sigue en plantilla? Err… Circulen, circulen.

Damián González
Lector
Damián González

 La contrapartida de vertigo en marvel seria  Icon con ejemplos como Criminal, Incognito, Kick-Ass, Superior etc.

Mr. X
Lector
Mr. X

 Hablando de Icon, Panini podría animarse a traer Kabuki de David Mack, que es uno de los cómics más “Vertigo” que han salido jamás en ese sello. Aunque sea con el formato Cult Cómic…

Mr. X
Lector
Mr. X

 Y otro motivo para publicarlo es que Kabuki es un cómic cojonudo, pero claro, el autor no es Mark Millar ni nadie tan mediático.

@Mister_Air
Lector
@Mister_Air

Cierto, me retracto de lo dicho.

Titan
Lector
Titan

 La única que me ha llamado la atención es Era de Apocalipsis precisamente por tratarse de humanos tratando de sobrevivir en un mundo dominado por el sucesor de Apocalipsis.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Venga ya, reconoce que esa cole es la que más te llama porque tiene un personaje llamado “Profeta”…
http://i1170.photobucket.com/albums/r528/jorgenexo/Prophet_zps648bc820.jpg
…y por las “armas” que parece portar…

@Mister_Air
Lector
@Mister_Air

Joder con el profeta jajaja

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

Yo recomiendo Captain Marvel, serie tremendamente buena(por lo menos en sus tres primeros números).

Reverend Dust
Lector

Y a mí que Captain Marvel sólo me ha producido femeninamente fornidos bostezos…

Mr. X
Lector
Mr. X

 El único profeta bueno es el de Liefield.

Titan
Lector
Titan

Que te jodan, jorgenexo.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Vaya, qué carácter. Sólo bromeaba, hombre, esperaba que te lo tomaras con el humor que creo merece: seguro que lo ves en el Blog de JC (del otro JC) y te descojonas.

erickop7
Lector
erickop7

 este chico clay mann si tiene tintes de Coipel he visto su trabajo en comic con y es bastante bueno es unos 4 años tendra grandes series dibujando

Dultyx
Lector
Dultyx

Yo solo estaba siguiendo las series de ojo de Halcón y Gámbito, pero Capitán Marvel la tengo pendiente de echarle un vistazo, a mi me llamó el interés el nuevo enfoque que quiso darle la guionista con sus “polémicas declaraciones” (que de hecho no me lo parecieron, más allá de una simple opinión con la que puedes estar o no de acuerdo y yo lo estaba bastante). Cuando acabe el priemr arco argumental me lo pillaré

Kravinoff
Lector
Kravinoff

 Umm, de esta tanda solo me llama Ojo de Halcón…y el nombre de Fraction me echa un poco para atrás.

Supongo que me decidiré por como lo edite Panini, no haga como con El Immortal Puño de Hierro.

Spirit
Lector

Pues se agradece este artículo porque yo andaba un poco perdido con tanto nuevo lanzamiento y tal…hombre, unas cosas me interesan más, otras menos, pero hay que reconocer que es algo así como los 52, que de no hacerme ninguna colección voy a pasar a hacerme un par o tres mínimos fijas….

AlexCruz
Lector

 Zeb Wells y Clay Mann hicieron una serie increible de Elektra, lastima que su guion estaba muy cargado a ser un evento secundario de mega-evento de ese año. Pero su guion estuvo muy bueno. Ojala se atrevieran a darle manga ancha a una buena serie de Elektra que no sea un guion secundario de un mega-evento anual.

train hard. fight hard. party hard.
Lector

 solo me interesan fury max (muy buena so far), capitan marvel (no la he leido ni conozco a la autora, pero segun los reviews escribe bien y las portadas me hacen ojitos para que las compre) y wolverine max (wolvie + max + autor “reconocido” = ¿buena idea?)

david laphan si que es irregular, me gustan sus historias de crossed, me gusto caligula, pero deadpool max me ha parecido una serie sin mucho rumbo y un poco aburrida y pues esta de la era de apocalipsis no me interesa en lo mas minimo, nunca me han gustado ni interesado las tierras paralelas (salvo ultimates) y los personajes y los dibujos me dan sueño

Reverend Dust
Lector

Recogería tu testigo, pero no sé si soy apto, que me quedaría un artículo muy chuchurrío o demasiado literario como para que le interese a la gente. Del mismo modo, el Batman de Finch no tiene por aquí muchos fans 😛 Pero gracias. Y le daré una oportunidad a Kelly-Sue (esto parece la Casa de la Pradera).

Reverend Dust
Lector

Es que no me gusto. Para mí es un dolor releerme (salvo en formato poema, que por brevedad me duele menos), desde lo creativo hasta lo académico. Entonces no, no me gusto. Pero bueno, si al final Raúl me concede permiso, satisfaré sus deseos, señor Hawk.

Y a Kelly Sue le daré 3 números más de gracia. Si es no, es no, pero a lo mejor veo ese “algo” 😉 Y ya tengo apuntado a Osborn desde aquellas macrorrecomendaciones para mi proyecto (futuro ¿lejano?) novelístico.