Las chicas del Pillar 1-2, de Teresa Radice y Stefano Turconi

De vuelta al Plymouth que los autores nos dejaron ver en El puerto prohibido.

Por
0
836

Edición original: Le ragazze del Pillar ITA (BAO Publishing, 2019-2021)
Edición nacional/España: Las chicas del Pillar 1-2 (Nuevo Nueve, 2020-2022)
Guion: Teresa Radice
Dibujo: Stefano Turconi
Traducción: Amaiur Fernández (Tomo 1) y Inés Sánchez Mesonero (Tomo 2)
Realización técnica: Gabriel Regueiro Poza
Formato: Cartoné. Primer tomo 148 páginas y 22€. Segundo tomo 132 páginas y 22€.

Historias de tierra & mar, marineros & prostitutas.

«Bienvenido al Pillar to Post»

Aprovechando que hace unos pocos meses Nuevo Nueve publicó el segundo álbum de Las chicas del Pillar, reseñamos los dos aparecidos hasta el momento en España. Se trata de una serie de los italianos Teresa Radice (1975) y Stefano Turconi (1974) que retoma algunos personajes y situaciones presentadas en El puerto perdido, un tomo editado en España de la mano de Dibbuks y del que este próximo octubre podremos comprar la nueva edición que Nuevo Nueve para la que ha usado un formato similar al empelado en el resto de tomos que han editado de la pareja de autores. Su aparición en Italia en 2015 supuso un giro en la trayectoria de ambos autores que hasta ese momento habían estado centrados en la creación de obras para un público infantil. La obra fue todo un éxito de crítica y público, obteniendo premios como el prestigioso Premio Attilio Micheluzzi a la Mejor Obra de 2015 y también el Gran Guinigi como mejor novela gráfica, un galardón que se otorga en el certamen Lucca Comics & Games. Con este nuevo impulso comenzaron a crear obras destinadas a un público más adulto como las notabilísimas No te canses de caminar (Dibbuks), La tierra, el cielo, los cuervos (Nuevo Nueve), a las que hay que unir las dos entregas aparecidas hasta el momento de Las chicas del Pillar. Una trayectoria que les ha convertido en unas de las figuras más destacadas del cómic italiano de la última década, un lugar que esperemos que mantengan siga muchos años más, ya que todos sus trabajos son, como mínimo, lecturas de los más agradables y siempre nos ofrecen algo novedosa huyendo de caminos que ya habían transitado en trabajos anteriores, pero conservando su personalidad. Algo de lo que esta obra es un ejemplo perfecto, ya que en lugar de haber creado una historia que continuara directamente de El puerto prohibido nos proponen un trabajo que, pese a compartir personajes y lugares comunes, se transforma en algo diferente y con entidad propia.

Las chicas a las que hace referencia el título de la serie son un grupo de prostitutas que viven y trabajan a comienzos del siglo XIX en el Pillar to Post, un burdel de alto standing frecuentado por oficiales de la marina situado en la ciudad inglesa de Plymouth. Un lugar que había tenido una importancia capital El puerto prohibido, si bien no es necesario conocer esta obra para disfrutar de la serie. Hasta la fecha se han publicado dos tomos tanto en España como en su país de origen y en cada uno de ellos podemos leer dos historias, en las que el protagonismo principal recae en una de las chicas del prostíbulo, aunque con subtramas que se van continuando en las otras historias de manera que se van entrecruzando y continuando de una a otra. Al leer las cuatro seguidas podemos ver como los autores van construyendo un precioso tapiz que adquiere nuevos matices con el paso de las páginas y los tomos y el protagonismo de la obra pasa a ser más coral. De momento, la serie sigue abierta así que todavía quedan varias tramas inconclusas que prometen seguir deleitarnos en las siguientes entregas.

Las historias publicadas hasta ahora recuerdan a las historias románticas que escribieran autoras como Jane Austen o Emily Brontë, entre otras, pero con el añadido de elementos propios de las historias de aventuras de marineros y militares, así que en ellas podemos ver tramas amorosas aderezadas con tesoros escondidos, persecuciones en barcos, tramas de espionaje y política. Pero, pese a la influencia de esas grandes novelas románticas clásicas, Radice sabe añadir a sus guiones una visión más moderna y menos estirada y cándida de las situaciones que viven las chicas, de manera que la lectura resulte muy fresca, picante y divertida sin perder ese romanticismo que caracteriza a esas novelas, pero sin convertirse en melodramas con un aire de impostura.

A través de las mujeres que habitan en el Pillar to Post, de sus clientes y de las gentes que habitaban Plymouth podemos tener una visión general de los diferentes estratos y costumbres que regían la sociedad inglesa de esa época, en la que el Imperio estaba en plena expansión, además de poder ver algunas alusiones a la situación política del momento con referencias a los conflictos que se estaban produciendo en Europa y en el resto del mundo. Por las páginas de la obra se pasean personas de diferentes clases sociales desde las clases más altas hasta las de las clases más bajas, de diversas creencias y diversas procedencias así que vemos a familias inglesas de rancio abolengo junto a habitantes de venidos de las colonias situadas en los confines del mundo que tienen unas costumbres que nada tienen que ver con lo que los habitantes de la zona conocían, lo que provoca que se deban enfrentar a prejuicios. Un gran trabajo de documentación por parte de los autores, que hace que la obra se convierta en un reflejo veraz de la época, algo que contrasta con la visión que se da de la prostitución en la que todo está idealizado y no hay espacio para hacer ninguna referencia a los aspectos más sórdidos y denigrantes de ese mundo.

Aunque casi todos los personajes que aparecen en la obra son muy interesantes como Jasser Allali o Tane, los que más destacan son las chicas que viven, trabajan y sueñan en el burdel. Juntas se constituyen como una autentica familia, aunque sus lazos no sean sanguíneos, sino que están unidos por sus ansias de ser las dueñas de su destino, su fortaleza ante la adversidad y sus sueños de una vida mejor. A lo largo de las cuatro historias las vamos conociendo poco a poco y vemos como la fachada que han erigido para protegerse se derrumba y nos permite descubrir a unas mujeres inteligentes, decididas y de una fortaleza que les permite superar cualquier problema que la vida les presente. Un retrato lleno de humanidad, lirismo y una alegría y luz que hacen de los dos volúmenes aparecidos hasta la fecha una lectura de esas que te calientan el corazón mientras las lees con una sonrisa.

Como ya conocerán quienes hayan leído sus trabajos anteriores Turconi demuestra que es un artista capaz de plasmar con maestría tanto los escenarios en los que sucede la trama, como los diferentes ropajes y objetos de la época sin que sus personajes dejen de transmitir sus emociones. Gracias a su estilo forjado en sus trabajos para Disney es capaz de lograr que capa personaje tenga un aspecto tan característico y único como su personalidad. Narrativamente estamos ante un trabajo muy sólido y claro, en el que no hay recursos gráficos rompedores, pero que se lee con extraordinaria facilidad, Como siempre hay que destacar su capacidad para narrar sin tener que usar textos como muletas para que se comprenda lo que sucede además de su capacidad para crear escenas que evoquen más que muestren. Por último, hay que destacar el uso de un color tan lleno de luz y alegría como las historias que nos cuentan, aunque en el segundo tomo no se pueda apreciar tan bien.

Habitualmente las ediciones de Nuevo Nueve brillan a gran altura. Sin embargo, en esta ocasión el cambio de papel que se produce en el segundo tomo no sienta nada bien a la reproducción del dibujo y el color haciendo que el resultado quede muy apagado comparado con lo visto en la primera entrega de la serie y en otros trabajos previos de Turconi. Aunque es un problema que resulta comprensible posiblemente motivado por la crisis de suministros de papel que está sufriendo el sector, no es menos cierto que es una pena que nos impida no poder disfrutar del dibujo como pudimos hacer con el primer álbum de la serie. Como extras ambos volúmenes contienen sendas galerías de imágenes acompañadas de unos textos explicativos en las que vemos las diferentes indumentarias que se usaban en la época en la que transcurre la historia.

Teresa Radice y Stefano Turconi firman con Las chicas del Pillar una serie fantástica que aprovecha a la perfección el potencial de unos personajes secundarios que ya brillaron en El puerto perdido, pero que aquí se hacen querer desde el primer momento en el que leemos sus desventuras en las que se entremezclan distintos géneros con un resultado extraordinario. Ojalá la tercera entrega llegue lo antes posible.

Lo mejor

• Las protagonistas, llenas de vida y personalidad propia.
• El delicioso espíritu de novela romántica clásica, aunque adaptada a nuestro tiempo, que tiene cada una de las historias que componen la serie.
• El dibujo de Turconi.

Lo peor

• La forma tan romantizada de tratar la prostitución sin ofrecer una mirada crítica.
• El cambio del tipo de papel del segundo número que hace que la reproducción del dibujo de Turconi se resienta.

Edición original: Le ragazze del Pillar ITA (BAO Publishing, 2019-2021) Edición nacional/España: Las chicas del Pillar 1-2 (Nuevo Nueve, 2020-2022) Guion: Teresa Radice Dibujo: Stefano Turconi Traducción: Amaiur Fernández (Tomo 1) y Inés Sánchez Mesonero (Tomo 2) Realización técnica: Gabriel Regueiro Poza Formato: Cartoné. Primer tomo 148 páginas y 22€.…
Guión - 8.5
Dibujo - 9
Interés - 9.5

9

Espíritu clásico.

Una serie llena de romanticismo que mezcla lo clásico con lo moderno para conseguir unas historias que nos emocionan, pero sin resultar demasiado almibaradas con unas protagonistas tridimensionales.

Vosotros puntuáis: 8.92 ( 1 votos)
Artículo anteriorMarvel Saga. Caballero Luna 3. Dios y Patria
Artículo siguienteNot All Robots 1, de Mark Russell y Mike Deodato Jr.
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments