Las 100 primeras películas de Nicolas Cage, por Paco Alcázar y Torïo García

Aprovechando la publicación de Paco Alcázar y Torïo García, Las 100 primeras películas de Nicolas Cage, debatimos en la redacción sobre los mejores trabajos del actor californiano.

Por
1
1294

Edición nacional/ España: Astiberri.
Guion: Paco Alcázar y Torïo García.
Dibujo: Paco Alcázar.
Formato: Rústica.
Precio: 20,00 €.

“Con una política capilar desquiciada, Nic participa en películas de todo pelaje”

Instaurado por la ilustradora Ana Belén Rivero, el 7 de abril es el Día Internacional de los GIF de Nicolas Cage. No sabemos si fruto de la casualidad o, tal vez, el destino hace que Astiberri publique ocho días después Las 100 primeras películas de Nicolas Cage con su sello ¡Caramba! Como no podía ser de otra forma, esta obra ilustrada gira alrededor de este personaje tan peculiar del mundo del séptimo arte. Un libro que repasa una filmografía compuesta por películas geniales, buenas, normales, malas y deficientes. El análisis, obra de Paco Alcazar y Torïo García no está exento de sentido del humor y nos arrancará más de una carcajada.

Cage es un individuo cuya realidad está a la altura de sus papeles más bizarros. Los autores diseccionan la figura de un actor ganador de un Oscar gracias a Leaving Las Vegas, pero cuyas excentricidades han acabado mutando su carrera profesional. Aunque muchos aficionados lo consideren un mal intérprete, lo cierto es que este miembro de la familia Coppola (además de con su tío Francis Ford) ha trabajado con directores de la talla de David Lynch, Oliver Stone, Brian de Palma, Spike Jonze, Martin Scorsese o los hermanos Coen. Alcazar y Torïo comentan acertadamente en el prólogo que Nicolas Cage es un género cinematográfico en sí mismo. El histrionismo en su máxima expresión. Siguiendo la máxima de Salvador Dalí “Lo importante es que hablen de ti, aunque sea bien”. Cage siempre parece estar en boca de todo el mundo, independientemente de sus logros cinematográficos.

Tanto Torïo García como Paco Alcazar profesan gran admiración por el personaje en cada página, pero no por ello blanquean su imagen. Todo lo contrario. Cage provoca atracción tanto por sus éxitos como por sus fracasos. Su paulatino ascenso al olimpo de los dioses es proporcional al descalabro sufrido posteriormente como consecuencia de su crisis financiera. Tan patético y tan humano al mismo tiempo, Cage ha sabido reinventarse en los últimos años con una hiperactividad laboral que apenas tiene filtro. Como si de un viejo campeón se tratara, Cage aguanta contra las cuerdas para, de repente, lanzar un puñetazo que nadie esperaba con forma de película de culto. Ni se crea ni se destruye, únicamente se transforma.

El trabajo de documentación para llevar a cabo este libro se antoja meritorio. A una media de dos horas por película, Alcázar y García han tenido que dedicar unas 200 horas de su vida a una experiencia cuyas secuelas aún desconocen. Si bien algunas cintas son dignas de ver en repetidas ocasiones, lo cierto es que han comulgado con ruedas de molino. Probablemente, esta dualidad es lo que permite a Las 100 primeras películas de Nicolas Cage ser tan divertida como interesante. Cage se aleja del realismo en sus interpretaciones y sus gestos quedan grabados a fuego en nuestro recuerdo. El hombre meme por antonomasia parece no ser tomado demasiado en serio aunque cuente con seguidores a lo largo y ancho del globo.

El plato principal de esta guía tan peculiar es el apartado que se centra en sus filmes. Sin contar con fichas técnicas al uso, cada uno de sus trabajos dispone de dos páginas y está organizado con una plantilla común. Por un lado, Alcázar realiza una icónica ilustración del rostro en cuestión y, por el otro, varios datos y curiosidades se nos presentan tras una breve sinopsis. Además, para cada una de las películas se incluye una escena memorable, la opinión de los autores sobre la misma y la “Intensidad Nic” que mide el grado interpretativo diferenciado en rangos como “máxima”, “muy a tope”, “cerebro en llamas” o “bomba H”.

TOP-10 NICOLAS CAGE

La publicación por parte de Astiberri de esta obra ha supuesto la excusa perfecta para que quienes formamos Zona Negativa libráramos una encarnizada lucha dialéctica centrada en la carrera del actor californiano. Para que no llegase la sangre al río, emulando a Elrond, convocamos un concilio a fin de elaborar el ranking definitivo que permitiese separar el grano de la paja. Sin más preámbulos, demos a conocer las películas favoritas de la redacción.

10 – CORAZÓN SALVAJE

“Corazón latino, de sangre caliente pegado a tu piel” cantaba David Bisbal mientras soltaba unas patadas que ni en Cobra Kai… Los orígenes italianos de Nicolas Cage salen a flote en la pasional interpretación que ejecuta en su única participación con David Lynch. Las lechuzas no son lo que parece, y Nicolas Cage tampoco. La cinta, que ha podido verse de nuevo en salas de cine recientemente, gira alrededor de una pareja que se da a la fuga pero que se ve perseguida por personajes de lo más variopinto. Corazón Salvaje ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes y la veterana Diane Ladd consiguió sendas nominaciones en los Oscar y Globos de Oro merced a su trabajo. Ángel García, Jose María Vicente y, como no podía ser de otra forma, Juan Luis Daza fueron los únicos que abogaron porque esta adaptación de la novela de Barry Gifford ocupase puestos de privilegio.

Se puede ser más hortera pero no tener peor gusto

9 – LA BÚSQUEDA

Años antes de que Indiana Jones retornará con su infame cuarta entrega y Nathan Drake revolucionara el mundo de los videojuegos con las intensas aventuras de Uncharted, el bueno de Nic tuvo a bien emular a Harrison Ford en esta cinta de Jon Turteltaub. Cage se metió en la piel de Benjamin Franklin Gates, cazatesoros que anda tras los pasos de una fortuna templaria. Así pues, realizará una gincana en el país del Tío Sam fantásticamente acompañado de Diane Kruger, Sean Bean, Jon Voight, Harvey Keitel y Christopher Plummer. Entretenimiento para toda la familia que vuelve loco a nuestros Nacho Teso y Jordi Molinari.

Cage montado en el dólar

8 – CARA A CARA

Juntar en un mismo largometraje a John Woo, Nicolas Cage y John Travolta es algo así como invocar al Anticristo. Sin embargo, Cristian Miguel Sepulveda, Samuel Secades y Alejandro Ugartondo consideran que Cara a Cara es una obra a reivindicar. Trasplantes de cara mediante, el guion no hay por donde cogerlo y el director asiático no acabó de dar con la tecla en Hollywood. En el duelo interpretativo destacaron algunas expresiones faciales dignas para el recuerdo. El cine de acción no se crea ni se destruye, únicamente se transforma.

¡Hay que tener cara!

7 – LEAVING LAS VEGAS

Sin lugar a duda, el trabajo por el que más reconocimiento obtuvo el bueno de Nicolas Cage fue esta cinta escrita y dirigida por Mike Figgis a mediados de los noventa. La trama giraba alrededor de Ben (Cage) un guionista que se queda sin trabajo por sus problemas con el alcohol. Sin objetivos en la vida, Ben decide ir a la ciudad del pecado para beber hasta morir. Allí conoce a Sera (una estupenda Elisabeth Shue), prostituta con la que comenzará una desgarradora relación. Diego García Rouco, Aitor Aguileta y Cristian Miguel Sepulveda brindan por ella. Por su parte, Gustavo Higuero, en su cruzada contra las bebidas espirituosas, le casca puntuación negativa.

A ver qué me dicen las cartas…

6 – EL SEÑOR DE LA GUERRA

Tras un prometedor inicio de carrera gracias a Gattaca, el cineasta Andrew Niccol no estuvo a la altura de las expectativas que él mismo creó. Pero si hay una película que destaca del resto de su filmografía, esta es sin duda El señor de la guerra. El tráfico de armas era el tema sobre el que orbitaba un filme que contaba con Ethan Hawke, Jared Leto e Ian Holm en su reparto. Una sátira que encandiló a todo un wrestler como Jordi Molinari.

Armas, montones de armas

5 – OJOS DE SERPIENTE

Con guion de David Koepp y Brian De Palma detrás de las cámaras, Ojos de serpiente llegó a carteleras en 1998. Un plano secuencia para el recuerdo se encargó de inaugurar esta película cargada de intriga. De Palma volvió a demostrar que Alfred Hitchcock fue mucho más que un referente para él. El Secretario de Defensa de los Estados Unidos está en el punto de mira en un combate de boxeo. Una conspiración en la que Cage estuvo acompañado de Gary Sinise, Luis Guzmán y una Carla Gugino que se dio a conocer con este papel. Nuestros compañeros Gustavo Higuero, Jordi T. Pardo y Alejandro Ugartondo adoran esta película. Aunque el mes que viene se estrena Snake Eyes: El origen, avisamos a los despistados de que no se trata de una precuela, sino de un spinoff de la franquicia G.I. Joe.

Cara a cara

4 – LA ROCA

Quedándose a las puertas del podio final, aparece la película que a Dwayne Johnson le hubiese gustado protagonizar. La isla de Alcatraz es el escenario en el que transcurre una de las cintas de acción más icónicas de los años noventa. Michael Bay, quien venía de reventar taquillas gracias a Dos policías rebeldes, se consagró como director especialista en el género. Sean Connery y Ed Harris acompañaron a Nic en un tridente de muchos quilates. Armas biológicas, la icónica prisión y la ciudad de San Francisco hicieron el resto. Jose María Vicente, Alejandro Ugartondo y Jordi Molinari opinan que solo por la banda sonora de Hans Zimmer, La Roca merecía estar más arriba.

He aquí los embriones de Dennis Nedry

3 – CON AIR

Aunque Diego Garía Rouco hizo todo lo posible para que esta película no saliese nominada, la insistencia de Luis Javier Capote, Nacho Teso, Jordi T. Pardo, Samuel Secades y Aitor Aguileta propició que este filme dirigido por Simon West alcanzase la medalla de bronce. Un guion de lo más hilarante (a pesar de estar firmado por Scott Rosenberg que un año antes había hecho lo propio con la maravillosa Beautiful Girls) nos presentaba a un grupo de presos de lo más peligroso que en un traslado aéreo montan la de San Quintín (nunca mejor dicho) para conseguir la libertad cueste lo que cueste. Con Air tuvo el curioso privilegio de estar nominada a mejor canción original tanto en los Oscar como en los Razzie. A pesar de que en el plantel nos encontramos con nombres de la talla de Steve Buscemi, John Cusack, John Malkovich, Ving Rhames o Danny Trejo, la imagen más icónica sin lugar a dudas es la de Cage, melena al viento, oliendo a napalm por la mañana.

Orange is the new black

2 – ARIZONA BABY

En 1985, los hermanos Coen consiguieron que su ópera prima, Sangre Fácil, se hiciese con el Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance. Apenas un par de años más tarde presentaron su segundo trabajo, Arizona Baby, una comedia que presentaba varios de los elementos con los cuales esta pareja de cineastas trufaría su prolífica carrera. Cage y Holly Hunter se metían en la piel de dos perdedores que, al no poder tener hijos biológicos, deciden secuestrar a un bebé de una familia que acaba de tener quintillizos. Diego García Rouco, Alejandro Ugartondo, Juan Luis Daza y Aitor Aguileta continúan riéndose cada vez que recuerdan el bigote de Nic.

Padre del año

1 – Adaptation. El ladrón de orquídeas

Charlie Kaufman y Spike Jonze repitieron colaboración tras Cómo ser John Malkovich para abordar el delicado tema de la crisis creativa. Tal vez por este motivo Juan Luis Daza, Samuel Secades, Diego García Rouco, Aitor Aguileta, Ángel García, Jose María Vicente y Gustavo Higuero decidieron que Adaptation. El ladrón de orquídeas es, de largo, el mejor trabajo de Nicolas Cage hasta la fecha. (Todos ellos se han visto en varias ocasiones en la misma situación cuando toca elaborar la reseña de turno). Curiosamente, fueron Chris Cooper y Meryl Streep quienes consiguieron varios galardones por su interpretación en una cinta que también tuvo en su reparto a Tilda Swinton, Maggie Gyllenhaal, Brian Cox, Judy Greer y Catherine Keener. Casi nada lo del ojo.

Niki y su variante

Seguramente, muchos de vosotros echaréis en falta algún que otro trabajo que podría haber entrado perfectamente en el listado. Son los casos de Al límite, Asesinato en 8mm o Mandy. En el otro lado de la balanza, las películas más vilipendiadas por parte de los redactores de Zona Negativa fueron (en este orden) Ghost Rider. El espíritu de la venganza, World Trade Center, Windtalkers, Wicker Man y Ghost Rider. El motorista fantasma. ¿Estáis de acuerdo con las votaciones?

Independientemente de que te gusten más o menos sus películas, te caiga más o menos bien el personaje, Las 100 primeras películas de Nicolas Cage es una obra hecha con mimo que se aleja por completo de las biografías al uso. Alcazar y García entretienen y divierten a partes iguales mientras aguardan a preparar la segunda parte. Es probable que Nic no tarde mucho en hacer las 100 siguientes.


¡Es la hora de la encuesta!

[poll id=”913″]

1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jordi català
jordi català
Lector
14 julio, 2021 16:26

Iba a votar Adiós a la Inocencia, pero no está…