La Venganza del Conde Skarbek

Por
0
1154
 

LA VENGANZA DEL CONDE SKARBEK (1 y 2)
Guión: Yves Sente.
Dibujos: Grzegorz Rosinski.
Norma Editorial
Cartoné, 56 pàg., Color, 14 €

 

”Del guionista de BLAKE Y MORTIMER (LA MAQUINACIÓN VORONOV y LOS SARCÓFAGOS DEL 6 ºCONTINENTE) y del dibujante de THORGAL, LA BALADA DE LAS LANDAS PERDIDAS y EL GRAN PODER DEL CHNINKEL, nos llega una interesante historia de estilo pictórico ambientada en la Francia de mediados del siglo XIX donde un noble demostrará que la venganza es un plato que hay que servir frío.”

La Venganza del Conde Skarbek es un entretenido experimento formal que busca transportarnos hasta las claves de la cultura francesa de mediados del sigo XIX.

El apartado argumental de la obra hurga en las entrañas del folletín para brindarnos una historia de revanchas, máscaras y falacias. Graciosamente, la grandilocuencia y el melodrama, propios de este género literario, sirven para hacer avanzar la historia desde el interés por descubrir la urdimbre de mentira que intuimos en cada “escenificación” de los protagonistas. La ampulosidad de sus discursos nos resulta artificial y, por ello, falsa. Medio adivinamos la verdad que se esconde tras sus engaños y devoramos las páginas para confirmar nuestras sospechas. Pero, tras cada nueva confesión, volvemos a intuir nuevas falsedades y el trayecto no hace más que continuar. Así hasta el final. Argumentalmente, es éste uno de los principales intereses de la obra, su juego de apariencias que intrigan, más que no lo que luego hay de verdadero “tras sus cortinas”.

Norma/ Rosinski

El apartado gráfico es, por otro lado, apabullante. Rosinski es un dibujante, ya hace mucho, excelente… que con los años no ha dejado de mejorar. En este relato nos sirve un exquisito trabajo pictórico. Voluptuoso, colorista y bello. Viñetas que son cuadros en movimiento, como portales a otro tiempo. Se sitúa pues, desde la pintura, en las coordenadas gráficas propias de la época que retrata. Haciendo uso del arte que por excelencia ofrecía el retrato visual de ese siglo. Cuando fotografía, cine y cómic aún andaban en pañales.

 Norma/ Rosinski

De esta manera, el folletín y el arte pictórico se funden ahora en nuestro tan querido arte secuencial para crear algo nuevo. Un hijo bastardo de la pintura y de la literatura decimonónicas. Nacido fuera de tiempo. Siendo, quizás por eso, intemporal.

 Norma/ Rosinski

También hablaron de la Venganza del Conde Skarbek en La Cárcel de Papel, El Coleccionista de Tebeos y El Wendigo… que yo sepa.

Artículo anteriorNuevo anuncio (y poster) de X-Men-3 : The Last Stand
Artículo siguienteNN: Arranca Negativo Nacional
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments