La Otra América: Surfin’ USA

Por
5
594
LOCOS

Los cómics de la EC siempre me han parecido uno de los hitos importantes en la historia de los cómics norteamericanos, y no sólo por sus historias de guerra, terror, crimen y suspense, que también, sino por ese artefacto incendiario que crease en 1952 Harvey Kurtzman llamado MAD. Por sus páginas desfilaron algunos de los más grandes autores de la casa, y si hace ya un par de meses enlazamos un artículo dedicado a Will Elder con motivo de su fallecimiento, ahora es el turno de algunos de sus compañeros.


Compañeros como Wally Wood, un tipo controvertido donde los haya. Alcohólico, amante de las armas, megalómano, depresivo, acabó con su vida en 1981 disparándose con una Magnum 44. Seguramente tuvieron mucho que ver sus problemas de salud y el saber que tendría que someterse a diálisis el resto de su vida. Wood se fue pero nos dejó un legado de buenos cómics que comprendían desde el humor hasta el terror, pasando por la ciencia ficción, la pornografía, los superhéroes o la fantasía, su género favorito. Para conocer un poco mejor al autor, aquí tenéis un pequeño artículo donde encontraréis curiosidades sobre el hombre que dio una oportunidad a Steve Ditko, casi llega a dibujar Príncipe Valiente, inventó las 22 viñetas que siempre funcionan e inspiró Mars Attacks!, entre otras cosas.

Otro de los grandes impulsores del éxito de MAD fue el virtuoso Jack Davis, el trazo más rápido y suelto a este lado del Mississippi. En 1967, junto a Harvey Kurtzman participó en un proyecto de animación que se puede calificar ya de película de culto: Mad Monster Party… o A Festa do Monstro Maluco, título que recibió en Brasil (o tal vez Portugal) y que dejamos aquí al completo. Personajes caracterizados como Boris Karloff, James Stewart o Peter Lorre, amplio repertorio de monstruos y una buena ración de risas.

Pero desde luego el gran genio (y figura) tras MAD fue el incomparable Harvey Kurtzman, que ya consiguió salirse de los cauces narrativos establecidos en EC en sus historias de guerra, dando lugar a auténticos clásicos, y que revolucionó el mundo del humor con MAD, convertida por derecho propio en una referencia inexcusable para futuras generaciones como atestiguan otros grandes del cómic: Robert Crumb y Art Spiegelman. A lo largo de su vida Kurtzman tocó muchos palos, pero se sentía especialmente cómodo en el humor y la sátira, como en las poco conocidas tiras de Silver linings que podéis ver aquí. Y de postre, otro pequeño repaso de curiosidades.

…PERO SIGO SIENDO EL REY

Y ya sabéis a quién me refiero. Cómo, ¿que Jack Kirby no es un autor independiente? No, pero ya es un clásico, se reedita su material a marchas forzadas, se publican libros y revistas dedicadas integramente a su persona y no hay semana en la que no se desvele algún dato curioso sobre su vida o su obra en la red.

Empezamos con Kirby, King of Comics, el libro que recientemente publicaba Mark Evanier, biógrafo “oficial” del Rey. En este primer libro de los dos programados, Evanier se centra en las imágenes, convirtiéndolo en una especie de artbook de rarezas. El próximo libro, cuya fecha de publicación aún es incierta, corresponderá a la biografía pura y dura, así que de momento vamos a disfrutar de los dibujos de Kirby.


Más novedades: Jeremy Kirby, nieto del autor ha creado recientemente una web dedicada a la figura de su abuelo, The Jack Kirby Universe. Un buen complemento a la web sobre El Rey por antonomasia, la indispensable Jack Kirby Museum.

Por último, un par de curiosidades: dos cameos de Kirby en series de televisión. El primero de ellos corresponde a la añorada Hulk, y el segundo, en el que aparece acompañado de su esposa Roz, a la serie Bob.

INDIES

A estas alturas uno ya no sabe si considerar a Alan Moore independiente o no, pero esta colaboración con Peter Bagge aparecida en Hate #30 (y en España, me dicen, en alguno de los últimos Mondo Idiota), seguro que lo es. Hablando de Bagge, aquí podéis ver algunas muestras de los dibujos que hizo en el Saló de Barcelona. Y hablando de Moore, aquí podíes verle peinándose la barba con un cepillo para caballos y comiendo un rico helado de tres bolas (o más).



Creo que estaremos todos de acuerdo en que rediseñar el traje ya icónico de Superman es algo que no funcionaría en los cómics, pero ¿por qué no hacerlo por diversión?



Apa Apa Còmics ya ha publicado en España La boca de mamá de Dash Shaw (adelanto en inglés), y casi apostaría a que no pasará mucho antes de que alguien publique en nuestro país su última obra, Bottomless Belly Button, un tochito de 720 páginas de nada, 20 de las cuales podéis leer en este enlace, lo que sumado a estas otras imágenes y a este (en mi opinión) magnífico vídeo, os dará una idea de qué coordenadas transita Shaw.

Hay autores personales y autores personales. Marc Bell pertenece al segundo grupo y abre blog para demostrárselo al mundo.



Volvemos a los superhéroes, aunque sea con regusto independiente, porque lo que hace Dean Haspiel en Immortal y su continuación Fear, My Dear, tiene mucho de homenaje a los cómics de Jack Kirby.



Cierto, Jason es noruego, no norteamericano, pero posiblemente se le lee y considera mucho más en Estados Unidos que en su propio país. Tanto es así que durante varias semanas él ha sido el autor escogido por The New York Times para la sección dominical The Funny Pages, puesto que ya ocuparan otras lumbreras como Seth, Jaime Hernandez, Daniel Clowes o Chris Ware. La historia que serializó, titulada Low Moon, puede descargarse completa desde aquí. Por cierto, ahora mismo, la sección The Funny Pages la ocupa Rutu Modan, autora de la multipremiada Metralla.

La web Hey Oscar Wilde! It’s clobbering time!!! presenta personajes y personalidades famosas de la mano de los más variopintos autores, desde estrellas consagradas hasta auténticos (para mí) desconocios. Allí podréis encontrar ilustraciones impresionantes… como esta de Cameron Stewart.



Casi todos habéis visto el Hulk de Louis Leterrier, ¿verdad? Y seguro que recordáis una escena en la que el coloso esmeralda se cabrea con… ¡una tormenta! Bien, pues eso ya lo hizo antes en una historia de cuatro páginas James Kochalka.



Howard Cruse, autor de Stuck Rubber Baby e invitado este año a Viñetas Desde O Atlántico, no está muy contento con Dolmen. Aunque elogia la calidad de la edición de la versión española de su obra, comenta que Dolmen se ha negado a proporcionar cifras de ventas a DC, por lo que ésta ha rescindido los derechos de traducción y por tanto “deja el libro en el limbo” (es decir, no hay posibilidad de reimpresión o reedición por parte de la editorial española). En cualquier caso, Cruse exculpa a Jaume Vaquer y Vicente García de responsabilidades.

Ah, qué tiempos aquellos en los que Lobezno o Nick Furia se podían fumar un purito sin que a Joe Quesada le subiese la bilirrubina… Aquí tenemos una pequeña lista ilustrada de (ahora) ex-fumadores del Universo Marvel.



Ya estamos más que acostumbrados a la última estauilla de Batman, de Marv o de Spiderman, pero en la liga de los muñequitos los autores independientes también juegan, aunque algunos de sus personajes sean más bien repelentes.



Y para concluir la sección de independientes con broche de oro, un viejo conocido, Jeff Smith y tres historias cortas de su Bone.


CLÁSICOS POPULARES

El mercado de la reedición no deja de crecer, lo que representa una alegría no sólo para los nostálgicos, sino para aquellos que quieran rastrear influencias y saber por qué los cómics de hoy en día son como son. Vamos con algunos jugosos anuncios.

Fantagraphics anuncia para el año que viene reedición de Príncipe Valiente, de Harold Foster. Gran tamaño, tapa dura, color, y dos años recopilados en cada tomo. La cosa promete, pero nos queda la duda de si la reproducción de los originales habrá sufrido el mismo proceso de restauración que la edición de Manuel Caldas, que a pesar de carecer de color es posiblemente una de las mejores ediciones de la serie que se han podido ver.


También de la mano de Fantagraphics y también en 2009 llegará a las estanterías de las librerías norteamericanas la reedición de Wash Tubbs y su sucesora Captain Easy, las tiras de Roy Crane, posiblemente la mayor influencia de Milton Caniff. El mercado de las reediciones crece a ojos vista y Gary Groth, presidente de la editorial afirma que, ojo al dato, se están vendiendo 10 veces más ejemplares de Peanuts en librerías generalistas que en librerías especializadas en cómics. Pero volviendo a Crane, hace poco Tom Spurgeon mostraba esta viñeta y comentaba con tono nostálgico que “ya no se dibuja así”:


También Fantagraphics (y van…) anuncia para finales de este año la reedición en un solo tomo de Blazing Combat, revista de corta vida (4 números) publicada por Warren Publishing entre 1965 y 1966, con Archie Goodwin como editor y guionista y autores de primera fila como Gene Colan, John Severin, George Evans, Alex Toth, Al Williamson, Russ Heath, Reed Crandall, Joe Orlando, y Wally Wood. Todas las historias eran de temática bélica, muchas de ellas desde un punto de vista pacifista. 200 páginas, tapa dura y ya se puede reservar en Amazon.



Cambiamos de registro y de editorial, porque será Dark Horse quien reedite en un tomo los dos únicos números que aparecieron en su día de la revista Trump, creada en 1957 por Harvey Kurtzman con financiación del todopoderoso propietario de Playboy, Hugh Hefner. Entre sus páginas, además de a Kurtzman, muestras del excelente trabajo de Jack Davis, Will Elder y Al Jaffee, entre otros.



Y pasamos de las reediciones a algo mucho más barato, como son las muestras de autores clásicos en la red.

Impresionantes las 352 páginas del Krazy Kat de George Herriman que se pueden disfrutar aquí. Por cierto, que quien quiera saber un poco más sobre Krazy Kat, no tiene más que visitar este estupendo artículo (en español). Eso sí, recordamos que Krazy Kat, aunque la más recordada, no fue la primera obra de Herriman, que ya se había fogueado en varias tiras y en ilustraciones editoriales, como las que ofrece cada sábado Stripper’s Guide.

Y si con Herriman ya nos hemos quedado con la boca abierta, ahora los comentarios sobran, 328 páginas (y subiendo) del Little Nemo de Winsor McCay. Que empiecen los fuegos artificiales.



Menos conocido que los anteriores pero igualmente importante en cuanto a experimentación se refiere es Cliff Sterrett. Un buen puñado de páginas de su Polly and her Pals, aquí.

También en ASIFA – Hollywood Animation Archive, otros dos clásicos indiscutibles, Jimmy Swinnerton y Al Capp el autor que John Steinbeck propuso para el Nobel de literatura.

Hablando de Capp, en 1946 éste había creado en Lil’ Abner a un personaje llamado Lena The Hyena, supuestamente la mujer tan fea del mundo, tanto que todo aquel que veía su cara se volvía loco instantáneamente. Tan fea que no podía ser mostrada en un periódico, por lo que en cada aparición en la serie su rostro se cubría aduciendo que se hacía por el “beneficio de la humanidad”. Obviamente, el chiste era ingenioso, pero el público comenzó a demandar con insitencia conocer el rostro de Lena para saber si tanto secretismo estaba justificado. Finalmente Capp convocó un concurso en el que los lectores debían enviar su propia versión de Lena The Hyena y el ganador sería seleccionado (supuestamente) por un jurado compuesto por Boris Karloff, Frank Sinatra y Salvador Dalí entre otros. El número de versiones del personaje recibidos por Capp fue inmenso (incluyendo versiones realizadas por Carl Barks y Jack Cole), y de entre ellos se selecciono el de Basil Wolverton, que fue recompensado con 500 dólares y con la aparición de su personaje en Lil’ Abner y en la portada de la revista Life.


Sí, la verdad es que le salió feíta. Años más tarde Wolverton pasaría a formar parte de los autores habituales en la revista MAD, que en su número 11 parodiaba la portada de Life.



Aunque sólo sea por su influencia en la generación underground que le siguió, Wolverton merece el calificativo de clásico, y no está de más recordar algunas de sus obras, como las impresionantes 16 ilustraciones para el Apocalipsis bíblico, o las historias de ciencia ficción chunga que Datajunkie ha recopilado en tres pdf muy recomendables. Y un poquito del Wolverton más cachondo en su serie Powerhouse Pepper, aquí y aquí.

Igual de recomendables que las dos docenas, dos, de ilustraciones de Floyd Gottfredson para Mickey Mouse que podéis encontrar en este enlace.



Y terminamos el repaso de cómics clásicos en la red con un enlace a través del cual podéis acceder a media docena de historias de Alex Toth, el dibujante con más mala leche de la historia, como muy bien sabe Steve Rude.


DE CINE

No sólo iban a ser Marvel, DC y Dark Horse las que explotasen el potencialo cinematográfico de sus cómics. Preparémonos pues para una avalancha en nuestros cines de películas basadas o relacionadas con el noveno arte.

Ni más ni menos que John Woo será el director de la adaptación de Caliber, un cómic recientito creado y guionizado por Sam Sarkar para Radical Comics que traslada a los personajes de los mitos artúricos al oeste americano. Eso sí, la cosa va para largo, que Woo todavía tiene que dar salida a proyectos previos.



¿Nunca habéis pensado que con las cosas que suceden en vuestra librería se podría hacer una película? Pues bien, Shayne Barker ha dirigido The Comic Book Lady, una película independiente centrada en la propietaria de una tienda de cómics y basada en las anécdotas reales sucedidas a dicha propietaria y protagonista, Kathleen Miller, que en la vida real regenta la tienda de cómics Comic World. Entre los actores, Harvey Pekar y la voz de Kitten Natividad. La cinta se estrenará este 11 de Junio en el International Film Festival England. El trailer, aquí.


Elfquest, la serie de culto creada por Wendy y Richard Pini, si las cosas no se tuercen como ya ha sucedido en el pasado, será adaptada al cine por Rawson Marshall Thurber, que se encargará del guión, la dirección y la producción de la cinta. De paso os recuerdo que la serie se está digitalizando y colgando semanalmente en la red en su totalidad.

Y aunque esta sección se centra en Norteamérica, me despido con una muestra del más fino humor inglés. La última película de Will Smith, Hancock, se estrenaba en Londres y los encargados de montar el rótulo decidieron empezar por el final…

Alberto García Marcos
www.entrecomics.com

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
5 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
el tio berniRobMar Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Mar
Lector

“Allí podréis encontrar ilustraciones impresionantes… como esta de Cameron Stewart.”

Que viene a ser el presonaje de Javier Bardem en la última de los hermanos Cohen… o su primo hermano!!

Besitos

Rob
Lector
Rob

Impresionante artículo Alberto… La de cosas que me quedan por conocer de los cómics, madre mia…

Muchas gracias!
(secundo lo de Bardem)

Rob
Lector
Rob

Por cierto, una duda: el enlace para ver las ilustraciones de Floyd Gottfredson en Mickey no funciona? O soy yo que no lo encuentro?

el tio berni
Lector

Hola Rob, seguro que se me pasó en enlace a lo de Gottfredson… Allá va:

http://comicrazys.wordpress.com/2008/07/07/mickey-mouse-paintings-floyd-gottfredson/

Rob
Lector
Rob

Gracias tio berni! La verdad que son estupendas; me gustan especialmente las que tienen atmósfera de miedo, de fantasmas. Y la de Mickey ayudando a Minnie… es un pelín verde jeje.

De nuevo, estupendo artículo. Enhorabuena
(y gracias por poner los videos de Kirby!)