La Era Marvel de las Mujeres Empoderadas

Por
75
8643

A veces los lectores de cómic americano podemos ser bastante recalcitrantes. No solemos tolerar bien los cambios, lo cual se hace evidente cada vez que alguien osa modificar nuestra bienamada continuidad o cada vez que nuestro héroe favorito cambia de traje. Nuestra situación ideal es el inmovilismo, donde las cosas cambian sólo para volver a ser iguales que antes… por no decir iguales que siempre. En realidad no nos gusta el cambio, sino la ilusión de cambio, que no es lo mismo. Cuando nos encontramos con un cambio real, drástico y dramático, no solemos reaccionar muy bien, con posturas que van desde la indiferencia (“esto ya lo hemos visto mil veces”) a la indignación (“¡esto es un ultraje y se merece un boicot!”) pasando por todo el abanico de posibilidades intermedias. Sin embargo, nada levanta tantas ampollas entre los lectores más tradicionales como mencionar las palabras “diversidad” o “feminismo”. La representación de la mujer en la cultura popular, no sólo en el cómic sino también en el cine, la televisión o los videojuegos, es un tema del que se ha hablado mucho en tiempos recientes y del que se seguirá hablando aún más en el futuro. Y esto es así porque nos encontramos ante uno de esos cambios reales, drásticos y dramáticos de los que hablaba, sólo que éste no tiene que ver con usar la retrocontinuidad o con cambiarle el color del spandex a algún personaje, sino que es el reflejo de un cambio mucho mayor que se está obrando ahora mismo en la estructura de nuestra sociedad.

A Force Marvel Comics

Reflexionar acerca de la representación de la mujer en la cultura audiovisual no es una mera moda pasajera, sino una preocupación social sobre una problemática compleja que abarca aspectos que van mucho más allá de los cómics y de las editoriales que los publican. Indagar en dicha problemática sería algo que superaría con creces los objetivos de este artículo, pero la situación es bien conocida por todos: nuestra cultura siempre ha sido sexista, en el sentido de que ha tratado de forma distinta a hombres y a mujeres por el simple motivo de haber nacido con un género u otro. También nuestro campo, el de los cómics, ha sido desde sus orígenes un mundo sexista, donde los hombres han predominado siempre entre los autores, los editores y, por supuesto, los lectores. Los cómics de superhéroes eran hechos por hombres y para hombres y, si bien es cierto que siempre ha habido mujeres tanto entre las filas de autores y editores como entre las de los lectores, se consideraban excepciones que confirmaban la regla. Pues bien, esta situación dejó de ser sostenible hace tiempo. Con la expansión de los universos superheroicos al cine y su conversión en potentes franquicias, los cómics ahora forman parte de la cultura popular en un sentido más amplio que nunca. Habiendo protagonizado películas de recaudaciones millonarias y gran popularidad, estos personajes han pasado al dominio público de una forma que antes sólo estaba reservada a Batman y a Superman, los dos grandes iconos del género. Sin embargo, hoy la mayoría de la gente no sólo reconoce a los sempiternos Superman y Batman, sino también a personajes como la Viuda Negra, Ojo de Halcón, la Visión o la Bruja Escarlata. Y no olvidemos que la mitad de ese público, como la mitad de la sociedad en la que vivimos, está compuesta por mujeres, por lo que es lógico cuestionarse cómo está representado su género en esa forma de ficción que hasta hace poco era un feudo predominantemente masculino.

Muchas de estas mujeres quizá quieran ir más allá del cine o la televisión y dar el paso hasta los cómics, lo cual significaría nuevos lectores y, por tanto, más ventas para las editoriales. No es de extrañar que por primera vez en mucho tiempo Marvel y DC se hayan empezado a tomar en serio lo de producir un tipo de cómic orientado hacia ese público potencial. Pero hace unos años ese segmento del mercado ni siquiera era tenido en consideración, por lo que en ocasiones los editores parecen dar palos de ciego intentando acceder a él. Y lo cierto es que no todas las series orientadas hacia un tipo de lector “no tradicional” (entiéndase por “no tradicional” a cualquier lector que no sea un varón blanco heterosexual) consiguen funcionar en ventas. De hecho, este es el principal argumento que esgrime el sector más recalcitrante del fandom cuando se encuentra con colecciones orientadas hacia lectores no tradicionales, esto es, colecciones de corte más juvenil, con un marcado tono reivindicativo o con un personaje protagonista que se sale de los estereotipos tradicionales y que la mayoría de veces es una mujer y/o pertenece a una minoría étnica o racial.

Marvel Women

Pese a todo, que muchas de estas series acaben teniendo un corto recorrido antes de ser canceladas no las descalifica como productos. Por supuesto, el cómic es un negocio y los beneficios mandan, pero las colecciones de este tipo pueden cumplir otras funciones más allá de su funcionamiento comercial y esto es algo que suele olvidar con frecuencia ese sector tan crítico del fandom que antes citaba. Estas series son la avanzadilla que está intentando expandir un mercado caracterizado hasta el momento por su inmovilismo y con una clara dificultad para hallar el relevo generacional en sus lectores. Seamos claros: puede que algunas de estas series con protagonista femenina no se vendan y estén destinadas a la cancelación, pero no es que al mercado del cómic americano le vaya especialmente bien en general. Basta comparar las cifras de ventas de los títulos más exitosos con el número de habitantes que tiene Estados Unidos para poner las cosas en perspectiva y ver que en realidad el porcentaje de lectores es bastante pequeño. Es imperativo expandir dicho mercado y alcanzar a todos esos potenciales lectores, por lo que es necesario ofrecerles series que resuenen con ellos, series que giren alrededor de preocupaciones actuales y que reflejen la realidad del día a día en el que viven. Eso es lo que han hecho series como Ms. Marvel, que ha ofrecido un personaje protagonista fresco, conectado con el mundo presente, con sus inquietudes y con su diversidad social, racial y cultural. No obstante, alcanzar a todos esos lectores potenciales no es tarea fácil ni será un proceso rápido. Más bien habría que considerarlo un proceso a largo plazo en el cual no todas las colecciones encontrarán su público como lo hizo Ms. Marvel. Algunas se quedarán por el camino, pero el hecho es que habrán contribuido a abrir ese camino que antes era inexistente.

Contribuir a ese proceso de expansión es algo que nos beneficia a todos, pues supone que el mercado se verá reforzado y revigorizado con el tiempo. Pero hay otro motivo más por el que este tipo de colecciones son importantes: la responsabilidad social. Prácticamente todos conocemos esa famosa máxima marvelita de “todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Pues bien, además de ser un bonito lema también expresa un principio ético que debería ser fundamental: aquellos que tienen mayor influencia por su papel en la sociedad tienen una mayor responsabilidad para con esa sociedad. Aplicado al mundo del cómic, esto quiere decir que las editoriales que llegan a miles de lectores y que inspiran películas multimillonarias también tienen un deber hacia la sociedad de la que forman parte. La ficción puede ser una poderosa herramienta para inspirar, educar o reivindicar, pero hay que emplearla de forma ética y poner el foco sobre aquellas problemáticas que realmente preocupan a la población. Hace años Stan Lee decidió que la colección de Spiderman renunciase a llevar el sello del Comics Code Authority en su portada para poder publicar una historia denuncia sobre un problema acuciante de la sociedad de la época: las drogas. Era una historia de ficción que sólo pretendía vender cómics, pero al mismo tiempo también estaba ejerciendo su responsabilidad social y denunciando un problema del momento. Si hoy en día nuestra sociedad está en pleno proceso de cambio y se preocupa por temas como la diversidad o la representación de la mujer, ¿por qué los cómics no deberían abordar esos temas si es lo más ético y responsable?

Entre las dos editoriales más tradicionales, Marvel y DC, probablemente sea Marvel la que más y mejor está explorando esta responsabilidad social. Sin perder de vista su objetivo de arañar unas cuantas ventas, muchas de sus colecciones más recientes han sabido ejercer esa responsabilidad de una forma admirable, convirtiendo a la Casa de las Ideas en una editorial mucho más progresiva de lo que había sido nunca. ¿Cuántos de sus personajes estrella actuales pertenecen a minorías sociales? El número es considerable. ¿Cuántas cabeceras están protagonizadas por una mujer? Muchas más de las que ha tenido en cualquier otro momento de su historia. Esto es algo que en lugar de ser criticado debería ser aplaudido, pues además de poner su granito de arena en el lento proceso de expansión del mercado del cómic de superhéroes también está cumpliendo una labor social. Quizá no seamos conscientes de lo importante que es que una niña pueda leer un cómic de Thor y desear convertirse en Thor porque ha visto que una mujer puede levantar el martillo del Dios del Trueno, pero sin duda supone un gran avance tanto para el medio que tanto nos gusta como para la sociedad a la que pertenecemos.

Por eso vamos a dedicar el resto de este texto a repasar algunos de esos títulos progresistas que ha venido publicando Marvel en tiempos recientes; esos en los que el papel protagonista recae sobre una mujer y en los que la representación del género femenino se ha alejado de los sesgados cánones tradicionales y ha ofrecido una imagen mucho más ajustada a la realidad contemporánea. Se trata también de cabeceras bajo las que subyace cierto tono reivindicativo, cierto deseo de cambio. Esta no pretende ser una lista exhaustiva, sino más bien orientativa, que ofrezca una imagen del panorama en su conjunto y permita al lector interesado poder explorar con más detalle aquellos títulos que más le llamen la atención. A continuación voy a comentar desde un punto de vista subjetivo algunas de estas series y a exponer los motivos por los que creo que son importantes para los lectores, para el mercado del cómic y para nuestra sociedad en general.

Capitana Marvel: el icono del empoderamiento

Una lista de estas características sólo podía empezar de una forma: con Carol Danvers, la Capitana Marvel. En los últimos años, gracias sobre todo a la reivindicativa etapa escrita por Kelly Sue DeConnick, la Capitana Marvel se ha erigido en el gran icono feminista de Marvel. Puede que su cabecera no estuviese en lo más alto de las listas de ventas, pero no muchas colecciones pueden presumir de haber dado pie a un movimiento social como los Carol Corps. Hombres y mujeres de todas las edades han abrazado a la Capitana Marvel y la han convertido en un símbolo que les sirve como inspiración, de tal forma que disfrazarse como ella ha pasado de ser una simple excentricidad a ser un acto de empoderamiento y protesta. Hoy en día Carol es un icono para los que defienden la igualdad de género, además de una celebración de la fuerza femenina.

Capitana_Marvel_Portada

El primer arco de la cabecera actual de la Capitana Marvel corre a cargo de Michele Fazekas y Tara Butters, dos mujeres con amplia experiencia dando vida a mujeres empoderadas gracias a su papel como showrunners de la serie de televisión Agent Carter, protagonizada por el otro gran icono feminista de Marvel: la Peggy Carter del Universo Marvel Cinematográfico. Del dibujo se encarga Kris Anka, posiblemente el dibujante actual que mejor dibuja abdominales, tanto masculinos como femeninos. De hecho, entre el fandom se ha producido cierta polémica por el aspecto físico de la Carol que ilustra Anka, alejada de las formas voluptuosas de antaño y más próxima al cuerpo de una atleta o de una luchadora profesional. Desde mi punto de vista, esto es una buena prueba de que el trabajo del equipo creativo de la serie está poniendo en evidencia los prejuicios de los lectores.

En esta serie Carol ha adoptado un nuevo papel como protectora de la Tierra ante amenazas procedentes del espacio profundo. Por este motivo se ha trasladado a una estación en órbita operada por el programa espacial de Alpha Flight, el supergrupo de héroes canadienses. Esto hace que la serie tenga cierto aire a lo Star Trek, donde la aventura y la diplomacia son elementos igual de importantes. No obstante, Carol es una mujer de acción y la diplomacia no es uno de sus puntos fuertes, lo que la coloca en un conflicto interesante. Siguiendo el paralelismo con la franquicia Star Trek, diría que Carol no se parece mucho a la Capitana Janeway de Star Trek: Voyager, disciplinada, metódica y apegada a las reglas, sino más bien a una versión femenina del Capitán Kirk del Star Trek clásico que se caracteriza por su impulsividad, su predisposición a la acción y su tendencia a saltarse las normas.

Civil War II Equipo Capitana Marvel

No hay duda de que Marvel tiene intención de mantener a la Capitana Marvel en un lugar destacado de su universo, pues no en vano protagonizará su propia película producida por Marvel Studios y cuyo estreno se prevee para 2019. Mientras tanto, además de en su propia serie regular podemos encontrarla a la cabeza de uno de los dos bandos que se enfrentan en el evento más reciente de los cómics de la editorial: Civil War II. Aún es pronto para saber cómo afectará este conflicto al statu quo de Carol, pero lo más probable es que su relevancia siga aumentando durante los próximos años y que la tengamos ocupando un papel aún más central si cabe dentro del cosmos marvelita.

Ms. Marvel: el rostro de las futuras generaciones

Hace una década, publicar un cómic protagonizado por una chica que además perteneciese a una minoría social era poco menos que un suicidio comercial. Sin embargo, uno de los grandes bombazos recientes de Marvel, cuyo primer número arrasó en las plataformas de venta digitales, es una serie centrada en la historia de una adolescente musulmana de origen americano-pakistaní creada para la ocasión. Repasémoslo una vez más porque parece increíble: se trata de una serie protagonizada por un personaje de nueva creación, que además es un personaje femenino y que para más inri pertenece a una minoría. Lo que podría haber sido la receta para un sonado fracaso ha acabado convirtiéndose en un gran éxito para la editorial, admirado tanto por la crítica como por los lectores y con un inesperado impacto mediático. El por qué una cabecera que parecía ir en contra de lo que el mercado dictaba que funciona se ha convertido en todo un fenómeno es algo digno de estudio y evidencia que algo está cambiando dentro del propio mercado del cómic americano.

Ms. Marvel_2_Cover

La editora Sana Amanat, la guionista G. Willow Wilson (ambas musulmanas) y el dibujante Adrian Alphona se unieron para dar vida a Kamala Khan, una joven que se veía expuesta a las nieblas terrígenas y, como consecuencia, se convertía en una inhumana con el poder de alterar su cuerpo de formas asombrosas. Kamala procedía de una familia de origen pakistaní educada en la religión musulmana, pero era una adolescente normal y corriente que idolatraba a sus héroes (en especial a la Capitana Marvel) y que tenía las mismas preocupaciones que cualquier otra chica de su edad que va al instituto. La terrigénesis le concedió poderes, pero la voluntad de ayudar a la gente y de convertirse en una superheroína provenía únicamente de ella misma. De esta forma, Kamala se vio compartiendo aventuras junto a sus admirados héroes e incluso formando parte de las filas de los Vengadores.

El personaje es un claro reflejo del mundo en el que vivimos, un mundo multiétnico y multicultural donde los valores tradicionales tienen que evolucionar y adaptarse. Se trata también de un mundo en el que la convivencia entre distintas clases sociales no siempre es fácil y los prejuicios están a la orden del día, como bien sabe cualquier familia musulmana que viva en Estados Unidos. Sin embargo, lo que más caracteriza a la serie de Ms. Marvel es la pasión y el optimismo de Kamala. Kamala ha crecido fijándose en las proezas de los héroes del Universo Marvel y cree de forma genuina en que lo que hacen es valioso e importante. Por eso, pese a su juventud e inexperiencia, Kamala quiere ayudar a construir un mundo mejor para todos, independientemente de su sexo, etnia o religión. Eso es lo que hacen los auténticos héroes, después de todo.

Aunque al principio Kamala destacó por su origen americano-pakistaní y su religión, hoy en día esas características ya se dan por hechas y Kamala empieza a ser considerada como el Peter Parker del siglo XXI. No cabe duda de que se pueden establecer ciertos paralelismos entre las historias primigenias de Spiderman y las aventuras de Ms. Marvel, pero que ha hecho el personaje de Willow Wilson y Alphona ha sido trasladar la esencia de aquel Spiderman fundacional que tan bien supo conectar con las pasadas generaciones al presente. De esta forma, Kamala es el Peter Parker para la generación actual, la de unos jóvenes que viven en un mundo multicultural cuyos valores sociales parecen encontrarse en caída libre, que están decepcionados con la sociedad y que claman por un cambio. Y lo que es aún más importante: a esos jóvenes les ha mostrado un mensaje de tremendo optimismo. Mientras que lo que motivaba a Spiderman a luchar contra el mal era la culpa por no haber podido salvar a su tío Ben, lo que motiva a Kamala no es ninguna tragedia sino el amor hacia su familia y hacia su comunidad.

Spider-Gwen: la revolución indie

La Capitana Marvel y Ms. Marvel no han sido los únicos fenómenos recientes de la Casa de las Ideas. Durante Spider-Verse, el evento arácnido en el que unieron fuerzas diferentes versiones de Spiderman procedentes de realidades alternativas, se introdujo un buen puñado de nuevos personajes, pero el recibimiento de uno de ellos superó con creces las expectativas tanto de autores como de editores. Se trataba de una Gwen Stacy de un mundo paralelo en el que fue ella quien recibió la picadura de la araña radioactiva y desarrolló poderes arácnidos en lugar de Peter Parker. A pesar de que el personaje usaba el nombre de Spider-Woman, los fans pronto comenzaron a referirse a ella como Spider-Gwen y ese fue el término que se utilizó finalmente para titular la cabecera que no tardó mucho tiempo en protagonizar tras su paso por Spider-Verse, escrita por Jason Latour e ilustrada por Robbie Rodriguez.

Spider-Gwen_3_Cover

Es probable que una de las principales razones de la popularidad del personaje fuese el excelente diseño que realizó Rodriguez, un dibujante de marcado tono indie. Antes de que el personaje tuviese serie propia, los cosplays de Spider-Gwen ya se habían vuelto frecuentes en los eventos y convenciones. Pero a mí me gusta pensar que su popularidad también se debe al hecho de que este personaje se sustente sobre las bases de uno de los héroes más queridos e icónicos del Universo Marvel pero jugando a alterar los roles masculinos y femeninos clásicos, otorgando una visión nueva a una historia que ya todos conocíamos y que nos permite apreciar lo mucho que ha cambiado nuestra sociedad en pocas décadas.

En el Universo Marvel tradicional, Gwen Stacy fue la novia de Spiderman que murió a causa del malvado Duende Verde, dejando al trepamuros con unas secuelas emocionales que rivalizaban en intensidad con las que le provocó la pérdida de su tío Ben. La muerte de Gwen Stacy se ha convertido con el tiempo en uno de los momentos fundacionales del personaje. Gwen se ha idolatrado desde entonces… pero lo cierto es leyendo los cómics de la época no resultaba un personaje especialmente memorable (después de todo, se decidió que el Duende Verde la matase para permitir que Mary Jane, a quien se consideraba mejor personaje, ocupase un rol de mayor relevancia en la vida de Peter). No obstante, el hecho es que su muerte hizo crecer tanto el mito que ya todos nos hemos olvidado de cómo era la verdadera Gwen: un personaje femenino anclado en su época y que hoy en día resultaría tremendamente retrógrado.

Spider-Gwen_1_Portada

En cambio, en Tierra-65, el mundo de origen de Spider-Gwen, quien murió fue Peter. Abrumado por la situación de bullying en la que se encontraba en el instituto, el joven quiso imitar a su admirada Spider-Woman y usó sus conocimientos científicos sobre sí mismo con tal mal suerte que acabó convertido en el Lagarto, luchando contra ella y perdiendo la vida. Esta tragedia marcó el destino de la heroína, a quien se consideró responsable de la muerte de Peter. Aunque la policía estaba convencida de que era una criminal, Gwen decidió entonces redoblar su lucha contra el crimen para que la muerte de Peter no hubiese sido en vano. De esta forma, lo que hicieron con gran habilidad Latour y Rodriguez fue contarnos una historia con muchas reminiscencia de uno de los grandes clásicos del Universo Marvel, pero jugando con la transformación de los roles tradicionales. El hombre no es aquí el héroe torturado ni la mujer es la damisela en apuros que se convierte en víctima inocente, porque esos arquetipos ya hace mucho tiempo que quedaron desfasados.

Spider-Gwen puede recordar a la Gwen que murió aquella trágica noche, pero es un personaje muy distinto, tanto en actitud como en personalidad. Ha lidiado con su tragedia de manera distinta a como lo hizo nuestro Peter con la suya. Esta Gwen es más independiente, más dura, más rebelde. Es más, la Gwen Stacy de hoy es una mujer de su tiempo, que sigue unas tendencias estéticas y musicales (no en vano forma parte de un grupo musical: las Mary Janes) muy conectadas con la moda del momento. El estilo de Robbie Rodriguez, muy cercano al cómic de corte independiente, encaja como un guante con esta versión moderna e insumisa de Gwen Stacy; una versión que si se compara con la original evidencia los cambios por los que ha pasado el género femenino desde aquellos lejanos años 70 en los que el Duende Verde arrojó a Gwen Stacy desde un puente.

Viuda Negra: la ejecución perfecta

La Viuda Negra es uno de los personajes femeninos más antiguos de la Casa de las Ideas y a lo largo de los años ha estado presente en diversas colecciones e incluso ha tenido serie propia muchas veces. También es un personaje que goza del favor del gran público gracias a su presencia en el Universo Marvel Cinematográfico, donde la interpreta la popular actriz Scarlett Johansson. No obstante, eso no quita que también haya estado en el ojo del huracán de grandes polémicas como la que suscitó su relación con Bruce Banner en Vengadores: La Era de Ultrón. Sea como sea, la Viuda Negra vive un momento de gran popularidad e incluso empieza a hablarse de la posibilidad de que protagonice su propia película en solitario.

Black Widow (2016) cover

La editorial confía en ella hasta tal punto que su nueva serie regular corre a cargo de uno de los equipos creativos más sólidos que ha tenido Marvel en los últimos años: Mark Waid y Chris Samnee (acompañados del color de Matt Wilson, uno de los mejores coloristas del medio). Tras firmar una memorable etapa de Daredevil y haber sido premiados con el Eisner, Waid y Samnee se han embarcado ahora en la realización de la nueva cabecera de Natasha; una cabecera en la que la acción tendrá un papel fundamental. De hecho, la acción es el gran reclamo del primer número, en el que Natasha se ve obligada a huir de SHIELD de forma espectacular cuando algunos de sus viejos secretos como espía salen a la luz.

La ficción está plagada de héroes de acción masculinos como James Bond o Jason Bourne. La Viuda Negra ha abrazado ese arquetipo de héroe de acción, asumiendo que el género no es impedimento para realizar las mismas proezas por las que conocemos a sus contrapartidas masculinas. Si te gustan las series de acción, las tramas sobre espionaje y conspiraciones y quieres disfrutar de algunas de las páginas mejor ejecutadas que puede ofrecer el mercado del cómic americano, la cabecera de la Viuda Negra debería ser una lectura imprescindible.

Thor: la prueba de la valía

Al principio de este texto hablaba sobre lo mal que los lectores habituales solemos tolerar los cambios. No hace mucho que el Hijo de Odín perdió la posesión de su martillo y que éste pasó a manos de una mujer, la nueva Diosa del Trueno. Puede que este cambio despertase cierto escepticismo en su momento, pero hoy apenas veo críticas negativas al papel de Thor. Tampoco veo comentarios afirmando que su tiempo como Diosa del Trueno vaya a ser temporal y que esté a punto de acabar. Puede que sea porque Marvel ha manifestado su interés en que el personaje continúe tal y como está, pero quiero creer que la auténtica razón es que los lectores que fueron escépticos al principio han acabado sucumbiendo a la tremenda calidad que alberga la cabecera centrada en la Diosa del Trueno.

Thor_7_Hans_Portada_Women

Hoy en día quien empuña el martillo Mjolnir es Jane Foster, aliada y amante humana del Hijo de Odín en diversas ocasiones. Puesto que su portador original ya no es digno, Jane ha ocupado su lugar y ha probado que no sólo es digna de alzar el martillo sino también de reclamar el nombre de Thor. Hay que destacar que Jane se encuentra combatiendo contra un cáncer que consume su cuerpo poco a poco y que la quimioterapia no está teniendo buenos resultados. Sin embargo, la magia del martillo obra una transformación en ella que le otorga un cuerpo rebosante de fuerza y energía con el que combatir por la justicia. Pero esta transformación es temporal y, cuando vuelve a su forma humana, el cáncer sigue estando ahí. Es más, las transformaciones mágicas anulan el efecto del tratamiento médico, por lo que cada vez que se convierte en Thor, Jane pierde terreno en su lucha contra el cáncer. Y lo que es aún más increíble: Jane ha renunciado a ser tratada por medios mágicos, ya que considera que eso no sería justo para aquellos que no disponen de amigos asgardianos y que sufren la misma enfermedad contra la que ella está combatiendo. Y así, la Diosa del Trueno se convirte en una patada en la cara del destino, en un grito rabioso de una mujer que quiere demostrar su valía de una vez por todas, en una especie de entierro vikingo en el que Jane se consume en un estallido de gloria dejando una huella indeleble de su paso por el mundo.

THOR2014-05-53ce6

El guionista Jason Aaron, responsable de infinidad de cómic destacables y de una etapa extraordinaria de la propia cabecera del Hijo de Odín, y el dibujante Russell Dauterman son los encargados de dirimir el destino de la Diosa del Trueno todos los meses, en una colección cargada de combates espectaculares, villanos carismáticos y entornos rebosantes de imaginación. Pero sobre todo es una serie tremendamente inspiradora. Tras un primer arco en el que se jugó con el secreto de la identidad de la nueva Thor, ahora el misterio se ha desvelado y la serie ha adquirido connotaciones apasionantes. Puede que la carne de Jane Foster sea débil, pero el trueno que ruge en su interior es fuerte y está dispuesta a sacrificar lo que haga falta para que todos conozcan su fuerza. ¿No es esto algo inspirador? ¿Y acaso no es inspirar a la gente el mayor objetivo al que puede aspirar un superhéroe?

Chica Ardilla: la heroína para todos los públicos

Tarde o temprano todo héroe del Universo Marvel acaba conociendo la derrota. Después de todo no se puede salvar a todo el mundo ni salir airoso de todas las vicisitudes a las que se enfrentan los personajes de este cosmos de ficción. Sin embargo, hay una heroína que se ha ganado a pulso el título de “imbatible”: la Chica Ardilla. Villanos de la talla del Doctor Muerte o Thanos (certificado por el propio Vigilante que se trataba del verdadero Titán Loco y no de un clon o un androide) han caído derrotados por la Chica Ardilla.

Doreen Green es una adolescente con el increíble poder de hablar con las ardillas. Además tiene la fuerza proporcional de una ardilla y ha decidido emplearla para hacer del mundo un lugar mejor. Este personaje de vertiente cómica fue miembro de los Vengadores de los Grandes Lagos durante la divertida miniserie que escribió Dan Slott y llegó a pasar por las páginas de los Vengadores de Brian Michael Bendis cuando ocupó el puesto de niñera de la hija de Jessica Jones y Luke Cage. Hoy protagoniza su propia cabecera, en la que acompañada de su fiel ardilla Patitas compagina sus actos heroicos con sus estudios en la universidad, donde se prepara la carrera de ingeniería informática.

Imbatible-chica-ardilla-1-portada

La colección de la imbatible Chica Ardilla es una serie cómica dirigida a un público algo más joven que el resto de propuestas de Marvel. De hecho, los autores responsables vienen de BOOM! Studios, donde se han encargado de elaborar cómics basados en la famosa serie de dibujos animados Hora de Aventuras. Los guiones corren a cargo de Ryan North, mientras que Erica Henderson aporta su dibujo de estilo amigable y simpático. A veces se critica a las grandes editoriales por no incluir al público infantil dentro de su target, pero esta crítica ya no es válida teniendo en cuenta que Marvel publica esta serie, que además de ser una accesible lectura para los más jóvenes también puede resultar muy divertida para los mayores.

Uno de los puntos fuertes de la propuesta de North y Henderson es la candidez con la que presentan a su protagonista. Doreen no lleva mucho tiempo como superheroína y además es bastante ingenua. Esto no quiere decir que sea estúpida ni mucho menos, pero lo cierto es que le cuesta creer que todos los villanos deban ser derrotados a base de puñetazos. Esto salió a relucir cuando se enfrentó a su primer enemigo en el inicio de la cabecera, nada más y nada menos que Kraven el Cazador, mítico enemigo de Spiderman. En lugar de darle una paliza y seguir adelante, Doreen trató de comprender al villano para encontrar una manera de que dejase de resultar una amenaza para los demás pero, al mismo tiempo, pudiese quedar contento. La solución que se le ocurrió no sólo fue hilarante, augurando el divertidísimo papel que tendrá Kraven en el resto de la colección, sino que también dice mucho acerca de la protagonista: puede que la Chica Ardilla sea imbatible, pero su deseo de ayudar a todo el mundo es tan grande que incluye incluso a los supervillanos.

Spiderwoman: el reto de la moderna maternidad

La reinvención a la que Dennis Hopeless y Javier Rodriguez sometieron no hace mucho a Spiderwoman fue muy sonada. No sólo el cambio de uniforme le sentó tremendamente bien, sino que el viaje de Jessica Drew para redescubrirse a sí misma sirvió para otorgarle un nuevo puesto dentro del Universo Marvel. Quizá ya no esté con los Vengadores y ya no se enfrente a las terribles amenazas contra las que combatía antaño, pero ha podido conectar de nuevo con los problemas de la gente real. Jessica vuelve a ejercer su viejo papel de detective privado, acompañada del periodista Ben Urich y del ex-villano conocido como el Puercoespín. No obstante, en el nuevo volumen de su serie regular Jessica ha tenido que enfrentarse a un reto muy superior al que podría suponer cualquier villano: la maternidad.

Spiderwoman-2

Spiderwoman no es la primera heroína en tener descendencia, desde luego, pero es la primera en la que la maternidad se aborda con una óptica liberal propia del tiempo en el que vivimos. El embarazo de Jessica no fue producto de un romance ni de una relación de pareja, sino de la inseminación artificial. Eso convierte a Jessica en madre soltera, lo cual habría estado muy mal visto socialmente hace unos cuantos años, pero hoy en día se considera completamente normal e incluso habitual. Las familias monoparentales no son frecuentes en el cómic de superhéroes, donde con frecuencia las familias de los protagonistas (en el improbable caso de que hayan logrado sobrevivir a algún acontecimiento trágico y no hayan dejado huérfano al personaje) suelen seguir un esquema muy tradicional. Desde mi punto de vista, es importante que el cómic muestre que existen otros tipos de familia distintos a la familia tradicional y la colección de Spiderwoman ofrece uno muy interesante.

spiderwoman-2

Ahora el nacimiento del bebé ha dejado a Jessica en una posición delicada, teniendo que dividir su responsabilidad entre el recién nacido y los inocentes a los que debe proteger como superheroína. ¿Debería optar por colgar el traje y convertirse en madre a tiempo completo? ¿O debería seguir ejerciendo su labor heroica aunque eso la ponga en peligro sabiendo que otra vida depende de ella? Creo que la decisión por la que ha optado Jessica habla por sí misma: lo mejor que puede hacer por su bebé es darle ejemplo y enseñarle cómo ser un héroe.

Lobezno: el legado reclamado

Cuando muere un personaje de cómic todos asumimos que no tardará mucho en resucitar. Lobezno no fue una excepción, sobre todo teniendo en cuenta la facilidad con la que los mutantes suelen regresar del más allá. Sin embargo, Marvel tenía otros planes y de momento el bueno de Logan sigue descansando eternamente. El hueco que ha dejado en el microcosmos mutante parecía destinado a ser ocupado por ese Viejo Logan procedente del futuro alternativo concebido por Mark Millar que aterrizó en nuestra continuidad tras Secret Wars. Sin embargo, el Viejo Logan no tiene ningún interés en asumir el papel ni el nombre de Lobezno. En su lugar, el legado de Lobezno ha pasado a manos de Laura Kinney, también conocida como X-23.

Al igual que la Harley Quinn de DC, Laura debutó en una serie animada antes de dar el paso a los cómics, concretamente en X-Men: Evolution. Su popularidad televisiva llevó a que pronto apareciese su contrapartida en las viñetas y desde entonces ha estado presente en la actualidad mutante con mayor o menor intensidad. Ha poseído los poderes del Capitán Universo, ha formado parte de X-Force y de la Patrulla X y ha luchado junto a los jóvenes X-Men originales desplazados en el tiempo. Ahora, entristecida por la muerte de Logan, ha decidido asumir su manto para honrarle, sabiendo que no será tarea fácil.

All-New Wolverine 2 portada

De su cabecera actual se encargan Tom Taylor, Bengal, David López y Marcio Takara y en ella Laura, además de cargar con el legado de Logan, se enfrenta a sus propias raíces. X-23 nació como producto de un experimento que pretendía crear a un clon de Lobezno y durante su primera misión en esta nueva serie descubre que alguien la ha clonado a ella. Alchemax Genetics ha creado a las Hermanas, tres clones de Laura entrenados como armas vivientes que responden a los nombres Bellona (X23_1BEL), Zelda (X23_2ZEL) y Gabby (X23_4GAB). Laura sabe lo que es ser tratada como un experimento etiquetado con un número y de hecho le costó mucho tiempo encontrarse a sí misma y asumir que no era una simple arma biológica, por lo que el conflicto está servido.

Asumir el legado de Lobezno implicaba tener que enfrentarse a situaciones así, pero el reto no ha amedrentado a Laura. Quizá muchos piensen que X-23 no está a la altura del nombre y que su tiempo como Lobezno no se extenderá demasiado, pero lo mismo dijeron de Thor cuando su manto fue asumido por una mujer. ¿Puede ocupar una mujer el puesto del héroe más duro y feroz del Universo Marvel? Laura piensa demostrar que sí.

Ángela: la asesina progresista

Durante la introducción de este texto decía que no todas las cabeceras que pretenden alcanzar a un grupo de lectores más diverso conseguirán hacerlo y que muchas desaparecerán por el camino. Por desgracia, ese ha sido el caso de la serie protagonizada por Ángela, que ya ha alcanzado su conclusión. Ha sido una etapa corta, dividida entre el volumen titulado Ángela: Asesina de Asgard y el volumen que lleva el título de Ángela: Reina de Hel (más el cruce con Secret Wars de 1602: Ángela, Cazadora de Brujas), pero que merece ser mencionada porque ha ofrecido algo extremadamente raro dentro de la amplia oferta de series de Marvel Comics.

portada-angela#1

Ángela es un personaje con un pasado editorial complicado, pues ni siquiera nació dentro del Universo Marvel. De hecho, hizo su debut en la colección de Spawn antes de formar parte de una larga batalla legal entre el guionista que escribió su primera aparición (Neil Gaiman) y el padre de aquella serie (Todd McFarlanne). El destino quiso que al final Gaiman se quedase con los derechos del personaje y que éste pasase al Universo Marvel, donde se encuentra plenamente integrada a día de hoy tras haber pasado por las filas de los Guardianes de la Galaxia de Brian Michael Bendis.

Ángela es en realidad la primera hija de Odín y Freyja y por tanto la heredera al trono de Asgard. Sin embargo, fue secuestrada siendo un bebé por la Reina de los Ángeles durante una guerra entre su reino y Asgard. Su intención era chantajear a Odín, pero como el dios no cedió a su estratagema, la Reina de los Ángeles pareció acabar con la vida de la niña. En represalia, Odín usó su poder para desconectar el reino rival de las ramas del Yggdrasill, el Árbol del Mundo, de forma que quedó aislado de los Nueve Mundos restantes. Con el tiempo, ese Décimo Reino quedó olvidado, hasta que una fractura en el espacio-tiempo permitió que uno de sus habitantes regresase. Ángela, que en realidad había sobrevivido al intento de asesinato de la Reina, fue criada como uno de los Ángeles del Décimo Reino y se convirtió en una fiera guerrera angelical. Cuando se vio arrastrada fuera de su dimensión se mostró confusa y colérica, deseando vengarse de quien la hubiese traído allí. Su primer encuentro con los Guardianes de la Galaxia no fue amistoso y lo mismo se puede decir del momento en que conoció a Thor.

Angela Queen of Hel_3_Cover

Tras decidir que ya no formaba parte de Asgard ni del Décimo Reino, Ángela decidió lanzarse a descubrir el cosmos en solitario, aunque no tardó mucho tiempo en reencontrarse con un rostro conocido: su antigua amante Sera, a quien creía perdida. Sera es un personaje curioso por la manera en la que se ha tratado su identidad sexual. Aunque se trata de un personaje relacionado con el mundo místico, se pueden establecer interesantes paralelismos entre ella y las personas transexuales. De hecho, a pesar de haber nacido mujer, Sera fue obligada a vivir entre los hombres del Décimo Reino en contra de su voluntad. Los Ángeles masculinos son raros en dicho reino y viven una existencia de reclusión muy distinta a la de las exuberantes guerreras femeninas. Ángela liberó a Sera de ese tipo de vida y compartió aventuras con ella hasta que murió a manos de uno de sus enemigos. Para recuperar a su amante, Ángela se embarcó en la conquista de Hel, el reino nórdico de los muertos, en la que es una de las pruebas de amor más grandes de la historia del Universo Marvel. ¿Cuántos héroes pueden decir que han conquistado el mismísimo infierno para reunirse con su amada?

Aunque Marvel cuenta con un buen puñado de personajes LGBT como Wiccan y Hulking de los Jóvenes Vengadores, Estrella del Norte de la Patrulla X o Karolina y Xavin de los Runaways, la mayoría de ellos son secundarios dentro de otras series. Ángela, en cambio, ha protagonizado su propia cabecera, en la que la guionista Marguerite Bennett (con una pequeña ayuda de Kieron Gillen) y los dibujantes Phil Jimenez y Stephanie Hans han narrado su historia de amor junto a Sera y han hablado de temas tan importantes como la identidad de género. Puede que la serie ya haya sido cancelada, pero ha sido un pequeño avance para una Marvel que cada día es más progresista y que se preocupa por ofrecer historias a colectivos de lectores, como los lectores LGBT, que con demasiada frecuencia han sido olvidados por las grandes editoriales.

A-Force: ¡Vengadoras, reuníos!

Todas las series que he mencionado hasta el momento están protagonizadas por un personaje femenino, pero se trata de cabeceras individuales. A-Force (o Fuerza-V en la edición en castellano) es una serie grupal en la que todos los miembros del grupo son femeninos. De hecho, se trata de un grupo de Vengadores compuesto de forma íntegra por mujeres. La serie nació de manos de G. Willow Wilson, Marguerite Bennett y Jorge Molina durante Secret Wars y lo hizo con una clara intención reivindicativa. No en vano A-Force se concibió como el grupo de supermujeres que se encargaba de proteger la nación matriarcal de Arcadia; un grupo formado por personajes tan distintos como América Chavez, Medusa, Hulka, Nico Minoru o Dazzler.

a-force-1-cover-h724-141346

Publicar una serie protagonizada por una mujer ya es una jugada arriesgada, pero lanzar una serie en la que todos los personajes son mujeres es todo un desafío al mercado y lo curioso es que de momento el mercado he respondido de forma positiva. Tras la miniserie ubicada dentro de Secret Wars, A-Force continúa existiendo. Singularidad, ese universo de bolsillo que había adquirido consciencia y cuerpo femenino durante las guerras secretas, ha llegada hasta el Universo Marvel y, a su alrededor, se ha reunido un nuevo grupo de Vengadoras que lucha por hacerse ver en las estanterías de las tiendas de cómics. De nuevo se trata de un grupo de lo más diverso, donde hay personajes de distintos orígenes sociales, etnias e incluso especies (pues hay tanto inhumanos como mutantes). Esta colección tiene todos los elementos para convertirse en un hito importante dentro de la historia editorial de la Casa de las Ideas.

El anuncio de A-Force dio mucho que hablar en su momento, aunque ahora se ha convertido en una serie más de las muchas que publica Marvel y ya no se encuentra bajo los focos. ¿Esto se debe a que ya no nos interesa o a que hemos asumido que ya es algo normal que haya un equipo de Vengadores formado sólo por mujeres? Yo apuesto por lo segundo. Es más, apostaría a que pronto veremos más grupos formados sólo por mujeres.

Y muchas más…

La Bruja Escarlata, Pájaro Burlón, la Gata Infernal, la Chica Luna y el Dinosaurio Diabólico, Seda… otros muchos personajes femeninos del Universo Marvel cuentan hoy con su propia cabecera. Algunas de estas series tendrán un recorrido breve antes de desaparecer, pero otras quizá funcionen lo suficientemente bien como para hacerse un hueco dentro del panorama editorial. No hace mucho la serie de Ms. Marvel fue una apuesta arriesgada, pero hoy en día cuesta imaginarse un Universo Marvel en el que Kamala Khan no esté presente. Quién sabe si dentro de unos años la Diosa del Trueno ocupará un puesto tan importante dentro de este cosmos de ficción que ya nadie echará de menos que el Hijo de Odín alce el martillo. O puede que nadie se cuestione cuándo volverá a la vida Logan porque la encarnación femenina de Lobezno se ha convertido en la favorita de los lectores. Sólo el tiempo lo dirá, pero lo que está claro es que todas estas mujeres han ido ganando protagonismo y lo seguirán haciendo durante los próximos años. Lo tiempos cambian y Marvel cambia con ellos.

Scarlet_Witch_1_Cover

Es hora de olvidarse de los viejos y rancios clichés y aceptar que el Universo Marvel se está expandiendo para alcanzar a nuevos lectores y está ofreciendo un abanico de personajes cada vez más diverso y representativo. A la editorial aún le queda mucho por hacer, claro está, pero al mostrar a un mayor número de mujeres empoderadas en roles protagonistas no sólo está llevando a cabo una estrategia comercial inteligente, sino que también está ejerciendo su responsabilidad social. Nuestra sociedad está cambiando y todos debemos cambiar con ella, asumiendo los progresos en materia de representación que se han ido consiguiendo a base de grandes esfuerzos y reivindicaciones.

Si es cierto que los cómics ofrecen un reflejo del mundo en el que vivimos, entonces algo hemos empezado a hacer bien. En otros tiempos las mujeres Marvel eran damiselas en apuros o simples objetos sexuales. Hoy son iconos de empoderamiento y diversidad como la Capitana Marvel o Ms. Marvel. Algunas mujeres han tomado el nombre y el rol de otros héroes masculinos y han probado que son más que dignas de hacerlo, como Thor o Lobezno. Hoy el Universo Marvel está repleto de mujeres como Spiderwoman, la Chica Ardilla, Ángela, la Viuda Negra, Hulka, Seda, la Bruja Escarlata, la Gata Infernal, Dazzler, la Chica Luna, Medusa…

¿Y tú? ¿Aún dudas de que vivamos en la Era Marvel de las Mujeres Empoderadas?

75
Déjanos un comentario

Please Login to comment
26 Comment threads
49 Thread replies
10 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
26 Comment authors
frankbanner49SithbillyboynthnyIgor Álvarez Recent comment authors
Recientes Antiguos
Damián González
Lector
Damián González

Excelente artículo, Marvel en unos pocos años de tener 0 series protagonizadas por mujeres, ahora tiene bastantes, y es una buena señal.

Yo de todas que aparecen me quedo con Ms. Marvel, Kamala <3.

Cristian Miguel Sepulveda
Autor

Fantástico artículo Miguel Ángel. Aún estamos recorriendo el duro camino de la igualdad y el feminismo, pero parece que las editoriales, y sobre todo Marvel, empiezan a dar la representación merecida a las mujeres y a los personajes femeninos. Además, se está demostrando que las historias protagonizadas por mujeres no solo interesan a éstas si no también a nosotros, los hombres, así que una absurda excusa más por fin derribada. Si una serie tiene calidad, no importan las características del protagonista, como demuestra la nueva Thor, que es quizás la mejor etapa del personaje desde Simonson.

Aún queda mucho por mejorar, especialmente en aspectos como la cosificación, pero la dirección establecida es muy buena. Espero que otras editoriales y especialmente otros sectores artísticos tomen nota de Marvel y se apliquen el cuento.

Thorin_II
Lector
Thorin_II

Yo creo que desde que cogió las riendas de la serie el señor Aaron, Thor/Thora goza de una salud envidiable. Y opino como usted, es quizás la mejor etapa desde Walter Simonson y no es decir poco. Para mi es la serie que más me gusta y esta nueva Thor para mi gusto le sienta fenomenal el martillo.

Dultyx
Lector
Dultyx

Ahora que sacas el tema, la serie de Thor me la recomendarías? Dejé Marvel hace cuatro años porqué no encontraba ninguna serie que me llenase, pero todo el mundo pone muy bien la nueva de Thor y ahora me estás diciendo que esta se acerca a Walt Simonson. SI no he leído nada de Thor tras la Era Heroica, puedo leerlo? Y ya que estamos, la serie de Thor de la Era Heroica estaba bien?

Thorin_II
Lector
Thorin_II

Dultyx yo la serie de Thor sí te la recomiendo. Como digo, la etapa de Jason Aaron para mi está siendo de lo mejor de Marvel. La saga del Carnicero de Dioses con Esad Ribic a los lápices es cuanto menos sublime. Es muuuy épico. Yo diría que sí puedes leerlo sin problema. Y otra etapa que también puedo recomendar es la de Strazinsky (o como se escriba). Y la etapa de Fraction que creo que empezaba en la edad heroica, aunque me gustó, la veo algo flojilla. Prometía pero a mi me dejó un tanto frío. Pero vamos a pesar de ser una etapa algo floja sigue siendo entretenida. Y volviendo a la etapa actual, de la nueva Thor solo puedo hablar hasta el evento de las Secret Wars porque aun me faltan algunos números pero vamos la nueva Thor mola un huevo y parte del otro. Totalmente recomendable por mi parte.

Dultyx
Lector
Dultyx

¿El Thor de Jason Aaron empieza con la nueva Thor o antes?

Igverni
Lector

Aaron comenzó ya en la colección anterior, que empieza con la saga del Carnicero de Dioses. Esa serie tuvo ¿25? números más o menos. Después llegó Thor-Jane Foster antes de las Secret Wars, serie relanzada ahora. De momento, llevamos unos 40 números que rozan la perfección y que puede acabar siendo una de las mejores etapas del personaje.
Para mi la mejor serie actual de Marvel.

AlbierZot
Lector
AlbierZot

Yo te recomendaría el Thor de Fraction, muy en la línea mitológica y superior al de Strac y Aaron. El de Strac me gustó mucho también pero no así el de Aaron, que alargaba mucho las tramas e iban perdiendo intensidad. Pero Aaron suele ser cara o cruz, así que le daría (daré) una oportunidad a su “Thora” de la que hablan tan bien.

Dultyx
Lector
Dultyx

Si el Thor de Estrafriskis, Fraction y Aaron está bien (siendo por lo que parece este último el mejor), me haré con los tres. Es una gozada poder disfrutar de varias etapas del tirón más que cuando son salteadas.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

A mí el de Fraction me pareció una Castaña. Pero bueno, a mí es que Fraction no me gusta.

Dultyx
Lector
Dultyx

Primero de todo, fantástico artículo, completísimo que te prepara perfectamente si quieres engancharte. Pero, que me perdonen, pero lo que le hacen a Laura es lo contrario a feminismo por el siguiente motivo (que de hecho creo que me he repetido demasiado en otros hilos). Precisamente uno de los (muchos) problemas de dispersión de la identidad de Laura era que era el sustituto de Lobezno como asesina, y que la su única función era hacer lo mismo que él. Incluso tomando su manto para algo más superheroico, lo que están haciendo es que Laura no se desarrolle como ella misma sino como sombra de Lobezno. Eso fue algo que necesitaba un personaje que había sido manipulado y usado por todo el mundo y que Marjorie Liu (lo sé, soy un pesado, pero es que es verdad!) acentuó con su serie en el que debía encontrarse a si misma, primero dejando los X_Men aunque fuera temporalmente, y luego cortando con Hellion. Si ahora me la enfundas en el traje de Lobezno te cargas todo el girl power que había logrado el personaje fuera de su agresividad. Porqué esa era otra, los números en los que hacía de canguro de los críos Richard puede parecer una infantilada, pero realmente eran muy importante para que se diese cuenta que Laura tenía una función más allá de sencillamente matar, y que también podía servir para cuidar y salvar. Si (volvemos a lo mismo) la metemos en un manto que siempre ha simbolizado agresividad, violencia y ser el mejor en lo que hace aunque esto no sea agradable, yo sólo veo pasos atrás.

De las demás no opinaré porqué no he seguido sus historias, y en general me parece que el hecho de que sitúen a una mujer superhéroe en una situación protagónica es siempre motivo de buena noticia (aunque Marvel lleva ya muchísimos años haciéndolo con la Avispa, la Bruja Escarlata, Jean Grey, Tormenta, Pícara, Susan Storm, etc.), excepto cuando tome el manto de otro hombre porqué entonces estamos igual (con excepciones como Sam Wilson, Bucky Barnes y Carol Danvers, ya que la toma de manto que hacen es lógica con su trayectoria), pero en el caso de Laura es un grave error.

Thorin_II
Lector
Thorin_II

Aaah se me olvida comentarlo, aquí otro servidor que se alegra de todo esto. Me alegra que las series protagonizadas por mujeres gocen de buena salud. Siempre me ha gustado ver a las tías repartiendo estopa. Por otra parte, ya aprovecho y os pregunto ¿qué tal está la serie de Fuerza V, recomiendan comprarla?

dhaldon
Lector
dhaldon

“Sin embargo, nada levanta tantas ampollas entre los lectores más tradicionales como mencionar las palabras “diversidad” o “feminismo” y hasta ahí pude leer… Un artículo que parte de esa premisa, que pone al lector veterano de cómics poco menos que como un machista retrógrado no es para mi.

Jordi T. Pardo
Autor

Dhaldon, yo creo que Miguel Ángel cuando habla aquí de los lectores “más tradicionales” no se refiere a veteranos sino simplemente a “conservadores”, independientemente de que sean veteranos o novatos, porque eso no tiene nada que ver con la edad o los años que se lleven leyendo cómics. Y él mismo se incluye en el lote cuando habla de esa postura respecto al cambio y la continuidad que a veces tenemos los lectores que por otro lado, a mí entender, no tiene porque estar relacionado con nada malo ni ningún “-ismo”. Yo con algunos personajes soy muy talibán, Spider-Man o Daredevil, mientras que con otros acepto mucho mejor los cambios que me pueda presentar el guionista de turno.

Jordi T. Pardo
Autor

Muy buen artículo, Miguel Ángel.

Por aquí otro encantado con la etapa de Thor de Jason Aaron, y con esta versión de Thor, o más bien versiones, porque Odinson también me parece un personaje más interesante desde que se ha convertido en indigno. Ms. Marvel también me ha parecido una gran incorporación de la nueva hornada de personajes de la Casa de las Ideas, y en otro nivel distinto también Spider-Woman y la Chica Ardilla. La de Lobezna la probaré cuando se se publique por estos lares. Y también me gustó mucho la Hulka de Charles Soule, lástima que durase tan poco porque prometía.

Por otra parte, ya aprovecho y os pregunto ¿qué tal está la serie de Fuerza V, recomiendan comprarla?

Pues yo sigo Fuerza V, no es una gran serie pero sirve para matar el rato. Ligera y fresca, si te gustan sus personajes es interesante, pero por ahora no parece que vaya a ningún sitio concreto.

Thorin_II
Lector
Thorin_II

Gracias Jordi, la seguiré de cerca y lo mismo me animo y pruebo algunos números a ver que tal

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Me declaro abiertamente recalcitrante, y si no protesto más por lo de Thor es porque es algo temporal

Aegon
Lector
Aegon

¿Qué el movimiento de Thor es efectista y bastante influenciado por la editorial? Sí.

¿Qué la obra de Aaron no ha perdido calidad en el cambio? También.

Señores, hay afrentas actuales al arte que es el cómic como para quejarnos de que metan a más mujeres…

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Nadie se queja de que metan a más mujeres. El problema es que sustituyan a los personajes que te gustan por otros. Pero vamos, que como digo, esto es temporal. Ya volveré a la colección cuando vuelva Thor y mientras me ahorro la pasta.

Cristian Miguel Sepulveda
Autor

Cada uno es libre de leer lo que quiera ultron, pero es una pena que te pierdas la mejor etapa de la colección desde Simonson. Y lo que es más, está vendiendo bastante más “la Thor” que “el Thor”, y no por su género, si no por su calidad. Y no quiero spoilearte por si no lo sabes, pero es que no es una sustitución… Bueno, te animo a que le des una oportunidad si tienes tiempo 😉

Un saludo

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Simplemente es un personaje que no me interesa.

De hecho la etapa de Aaron incluso antes del cambio ya me estaba decepcionando bastante.

Además me parece inverosímil que los amigos de Thor, Steve y Tony, por ejemplo, hayan aceptado sin más que su amigo ya no sea Thor. ¿Han abordado siquiera ese tema? ¿Van a aceptar sin más que una mujer desconocida asuma sin más el papel de su amigo?

Damián González
Lector
Damián González

Pues Tony si que ha cuestionado el tema de Thora en la actual etapa de Waid en los Vengatas, al no saber quien leches es ella y la extraña forma en la que actua.

Aegon
Lector
Aegon

Depende. Yo leo el Thor de Aaron porque este consigue hacer una obra entretenida con buena calidad artística, sea con el Thor original, sea con su sustituta.

A mí personalmente no me incomoda que cambien a personajes por otros si la obra que me dan tiene unos mínimos de calidad artística. Eso es que la continuidad del cómic evoluciona, se vuelve ágil y progresa coherentemente. Ya pasó hace años con el Capi y USAgente, o con Thor y su sustituto de la construcción. Es algo normal en el medio y que puede llevarse bien.

Deberíamos dejar de rasgarnos las vestiduras por temas tan nimios más propios de niños y empezar a plantearnos, como bien acierta Moore en este sentido, pedir como consumidores una evolución al medio a nivel artístico.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Bueno, es que yo sigo ante todo y sobre todo a los personajes. Si me cambian el personaje deja de interesarme. De todas formas los primeros 25 números tampoco me mataron, así que con el cambio me dieron un motivo perfecto para bajarme.

Rafa Reyes
Lector
Rafa Reyes

Hombre, yo creo que el empoderamiento REAL sería dejar paso a más voces femeninas (guionistas) en lugar de que hombres usen a personajes femeninos o de que Thor sea Thora, que no deja de ser lo de siempre. Independientemente de que después esas escritoras escriban sobre mujeres o sobre termitas, creo que es más un asunto de “otras voces, otros ámbitos”.que del tema a tratar.

Pese a los avances siguen siendo muy pocas las escritoras femeninas con espacio en el mainstream. Muy pocas.

De todas las series que mencionáis la mejor con diferencia creo que es Mrs Marvel, un engendro bien chulo y bien fresco. Guionista mujer, por cierto.

Enhorabuena por el artículo ¡

Jose Maria Vicente
Autor

Me temo que no conecto con ninguna de estas series… excepto Lobezno. En lo que a mí respecta, espero que nunca resuciten al Lobezno original. Laura Kinney es genial como la nueva Lobezno y su serie es divertidísima. La recomiendo a todos los lectores de ZN.

Ms. Marvel me encantó en su primer año, pero ahora no sé por qué no me convence tanto. Algo raro.

EDIT: ¿Cómo pude haberlo pasado por alto? Mis felicitaciones, Miguel Ángel, el artículo es muy bueno. 😉

Pikachito
Lector
Pikachito

Mientras dejen de vestirlas como strippers y se les conceda un trato igualitario manteniendo la buena calidad, por mi perfecto.
No veo necesario dedicar un artículo al tema.

Ed
Lector
Ed

Me hubiera gustado leer la opinión de alguna de las colaboradoras de ZN.

dhaldon
Lector
dhaldon

O las lectoras, esas que se están subiendo al carro de esto de los cómics a puñados…

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Imagino entonces que este no será el mejor post para decir que me parece una cagada que Valkiria vaya a ser interpretada por una actriz negra…

Ed
Lector
Ed

Desarrolle, por favor.

GCuadrado
Lector
GCuadrado

Con Heimdall se ha establecido que en el MCU no toda la población asgaardiana es blanca. A estas alturas no es más que coherencia.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Pues espero que el papel de la Valquiria sea tan secundario como el de Heimdall.

Con respecto a Ed, han anunciado el reparto completo de Thor Ragnarok. Aunque espero que aún haya alguna sorpresa.

Ed
Lector
Ed

Me refiero al por qué es algo negativo que Valkyrie no sea una mujer blanca, como si eso pudiera afectar en alguna forma la historia.

Igor Álvarez Muñiz
Autor

En Marvel hay una Valkiria nativoamericana

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Para qué discutir si no nos vamos a poner de acuerdo.

Dultyx
Lector
Dultyx

Porqué si es mitología nórdica lo normal es que los rasgos sean caucásicos. ¿Afecta a la historia? No. Tampoco afecta a la historia que Spider-Man pase a vestir leotardos verdes y amarillos en vez de rojos y azules, o que Gámbito cargue fichas del dómino en vez de naipes, ni tampoco que Lobezno se afeite las patillas, pero te cargas parte de la congruencia e identidad

Jordi T. Pardo
Autor

Eso ya a partir de esta tarde en el recopilatorio de noticias de cine de la semana 😛

Igverni
Lector

Enhorabuena por el artículo, Miguel Ángel, muy interesante de leer.

Lo primero que me viene a la mente tras leerte es que aunque está claro que el artículo es “La era Marvel…”, me parece sinceramente un pequeño fallo que no menciones p.ej. la serie de “Batwoman” de Rucka primero y J.H. Williams III después, con la primera lesbiana protagonista de un comic mainstream (que yo recuerde ahora mismo). Más que nada porque inicias el artículo hablando en general de la situación de sector de los comics, y casi parece que solo es Marvel la que está haciendo pasos positivos en este aspecto, aunque si es cierto que es la que más y mejor parece haber entendido esta necesidad de ampliar la base lectora de sus colecciones.

Por otro lado, yo veo muy clara una realidad en el sector en los USA que no ayuda a esta expansión: Las librerías especializadas.

Marvel y DC hacen muy bien en buscar nuevos clientes como son las niñas/mujeres y nuevos canales para vender sus productos, dado que ese nuevo cliente “potencial” sinceramente creo que NO está en las librerías. Pero de momento las librerías sigue siendo el principal canal de ventas, y sus clientes son/somos hombres blancos heterosexuales, y me da la sensación que esta manía de señalarnos con el dedo como sexistas / machistas / conservadores / etc… tampoco está haciendo ningún bien al sector, y yo desde luego no estoy de acuerdo. De hecho, me parece que Marvel y DC están despreciando en parte al cliente que les ha dado la vida todos estos años, y de hecho es el que les sigue manteniendo, porque ese nuevo cliente aún no está y no se si alguna vez llegará.

De lo que yo he leido, Thor de Aaron es la mejor serie de Marvel ahora mismo. Fuerza-V es un buen comic de entretenimiento. Ms. Marvel la leí y aunque la reconozco carisma y cariño de los autores por el personaje, no es una serie para mi. Tampoco son para mi Chica Ardilla, Ángela y todas las del Spideverso aunque en estos casos su calidad no me ha convencido. Y sinceramente pienso que la serie de Capt. Marvel de Deconnick era muy, muy montonera, pero como era Carol (una mujer), parece que haya que alabarla más de lo que realmente merecería simplemente por la calidad de ese tebeo. Comento esto porque yo creo que he leído bastante y no me he cerrado nunca a los cambios, de hecho, otra serie que me gusta mucho actualmente es el Capitán América Sam Wilson. Mis compras siempre han sido en función de la historia y sus equipos creativos, no en el género u orientación sexual del protagonista.

Pero yo como lector decido con mi dinero y mis gustos lo que quiero comprar, no estoy para nada de acuerdo el comentario de que el lector tiene que “evolucionar”. ¿Evolucionar hacia donde? Es como si yo comprara tebeos de Aliens y Archie y de repente el “mercado” me dijera que ya no puedo comprarlos, que los de Robocop y Buffy son mejores. Mientras sigan publicado mis tebeos de Aliens y Archie, me da igual si además existen los de Robocop y Aliens, y de hecho ójala que encuentren a su público y tengan éxito. Ahora bien, si para publicar a Robocop Dark Horse me cancela Aliens, entonces si tendremos un problema, y lo más probable es que me pierdan a mi como cliente.

Estoy divagando, quizá mi resumen es que ójala el sector de los comics sea cada vez más variado pero no solo en el sexo de los protagonistas, sino también en el tipo de historias, estilos, géneros, etc.. que es lo que realmente necesitan los comics para de verdad poder alcanzar a un público diverso y variado. Porque el “nuevo” lector a lo mejor no quiere leer Thor con independencia de que sea hombre o mujer, quiere leer sci-fi, terror, noir, romance, humor, etc… con independencia del sexo del protagonista. Y ójala esta ampliación pueda hacerse sin necesidad de quitar nada. Y que se haga sin necesidad de demonizar o señalar con el dedo a los que de momento son los que hemos mantenido el mundo del comic con nuestro dinero.

Perdón por el rollo, ya me conoceís, me resulta imposible condensar. ¡Saludos!!!!

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Estoy bastante de acuerdo. No creo que nadie esté en contra de que haya diversidad en los cómics y que amplíen el espectro de posibles lectores. Me parece bien que cada cual encuentre series y colecciones a su gusto. Lo que no me parece tan bien es usar eso como excusa para alterar personajes que ya tienen su historia. En el cómic me da un poco igual porque todo acaba volviendo a la casilla de salida, pero en las pelis me sienta a cuerno quemado.

KatarHol
Lector
KatarHol

Una puntualización: A pesar de llevar una A bien grande con el logotipo de los Vengadores, A-Force no es un grupo de Vengadores. En la serie se lee bien claro que son un grupo independiente sin ningún lazo con los V.
Sobre el tema del artículo. Artificios de Marvel para venderse con lo que está políticamente correcto hoy día. Acepto que hay ahora mogollón de series en solitario con mujeres de protagonistas, pero las mujeres llevan siendo personajes vitales en Marvel desde hace lustros, antes de que la moda del feminismo de selfie que ahora impera. Tormenta fue durante años la protagonista de XMen(mujer, negra y líder de la franquicia multiventas de Marvel en los años Claremont). En los Vengadores de Englehart la protagonista fue una mujer vietnamita, Mantis, a la postre ex prostituta. A principios de los 80 los Vengadores de Roger Stern estaban compuestos casi solo por mujeres (Avispa, Mónica Rambeau, Hulka, Wanda vs Starfox y Visión) y al final acabaron liderados también por Mónica, otra mujer negra, independiente y una de las más poderosas del grupo. En tiempos de Busiek se repitió la situación y de nuevo los Vengadores tenían un grupo con 5 mujeres por dos hombres. En los Vengadores de Hickman la mitad del grupo eran mujeres y minorías, mientras que los New Mutants de Claremont estaban compuestos por una multitud de chicas y a penas 2-3 chavales (más un robot). Lo dicho, en Marvel las mujeres llevan décadas siendo las protagonistas alternándose con los hombres.

KatarHol
Lector
KatarHol

Tampoco estaría mal tocar el lado negativo. Kelly Sue DeConnick tuvo la oportunidad de ser la 1a mujer en solitario en guionizarme los Vengadores (sin contr a Dann Thomas)y sin embargo se marcó una de las peores etapas en años del grupo. Tanto que consiguió cerrar una serie de Vengadores (Vengadores Reuníos) en plena época de efervescencia del grupo por la peli de Wheddon. Guionistas malos los hay tanto hombres como mujeres y no me parece bien fichar a alguien por su sexo. Hay que contratar a los.mejores profesionales sean del género que sean.

Rafa Reyes
Lector
Rafa Reyes

Vamos a ver chicos, en todo este “empoderamiento” de las series que estamos tratando hay dos mujeres guionistas ( dos, joder ¡DOS¡). ¿De qué supuesto empoderamiento hablamos?¿Por qué, porque no hay guionistas talentosas, porque no son tan buenas como todos los tíos que una y otra vez guionizan turnándose los personajes? No, porque no hay espacio para ellas, así de simple. Nadie da un paso atrás, de mometo.
De todo este montón de guionistas que se han empoderado (repito, dos):
– Una es Kelly Sue de Connick, que no se ha marcado la peor etapa del grupo ni de coña, pero si quieres te lo concedo.
– La otra es Willow Wilson, que se ha marcado uno de los mejores cómic Marvel en años, al menos en su primera etapa.

Un 50 % de acierto. Así que si subieran el número de escritoras y mantuvieran el porcentaje, todos y todas estaríamos de enhorabuena, ¿no?

Porque gustarán más o menos las obras de estas autoras, pero lo que es indiscutible es que tienen otra “frescura”, otra “visión”. Y guste más o menos es necesario que haya más de ESO. Al menos yo me sentiría más cómodo si en una disciplina que me gusta tanto hubiera más de ESO.
Insisto, no se trata de cambiar el sexo de los súpers, no se trata de que Mrs Marvel sea musulmana, eso es un asunto puramente comercial, está claro. No es eso, es que HABLEN ELLAS, usen a personajes masculinos o femeninos, que aporten su visión, que es otra. Y muy interesante como queda claro en estas DOS obras. Esto es lo mollar.

Y a ver si aparece alguna chica, leches.

Un saludo ¡

KatarHol
Lector
KatarHol

Y lo de que las.minoríad necesitan sentirse representadas ya es de traca. Yo soy gay y obviamente no tengo nada en contra de personajes como Hulkling y Wiccan porque han sido creados desde 0 y en general han sido bien usados por los guionistas, pero vamos, no voy a comprar un cómic sólo porque salgan ellos y yo sea gay como ellos. Te aseguro que si el.comic es truño ya pueden salir 25 personajes gays que no lo compraré. De hecho llevo leyendo DC y Marvel toda la vida y no he necesitado que los personajes fuesen gays para engancharme a sus historias.
Más terrible es el caso de DC que convirtió al venerable Alan Scott en un gay para que de ar como “superprogues” . Al.menos conmigo consiguieron todo lo contrario, un profundo rechazo por un cambio tan ofensivamente gratuito y de cara a la galería de un personaje clásico y muy querido. Otro ejemplo, en los comentarios de Newsarama montones de fans negros se quejaban amargamente del nuevo Wally West negro, alegando que el Wally West del que ellos se hicieron fans fue el pelirrojo de toda la vida, y veían al actual un burdo intento.de la editorial de .epatar con ellos, consiguiendo justamente todo lo.contrario.

Pedro Pascual Paredes
Autor

Gracias por el artículo, Miguel Ángel, en ocasiones resulta muy interesante el tratar temas de la realidad social desde la visión o el punto de vista de los cómics. Yo por ideología estoy contigo en la cuestión del feminismo (y estarás conmigo que la lucha es contra el patriarcado dominante, y alcanzar que en las labores domésticas el hombre y la mujer hagan las mismas funciones, al igual que en el cuidado de los hijos, así como conseguir la igualdad en condiciones laborales y salariales). Pero en cómo has tratado el tema del empoderamiento de la mujer en los cómics, entiendo la postura crítica de algunos comentarios.
¿Qué a los lectores, conservadores o no, no les gustan los cambios? Pues posiblemente de inicio no nos gustan, pero lo importante al final es si el cambio se ha desarrollado de manera coherente y mostrando sus motivaciones o con algún objetivo dentro de la mitología del personaje. (En Dc Hal Jordán o Barrie Allen fueron “sustituidos” y en lugar de generar polémica – ¿creo?- los lectores apreciaron, incluso al nivel de los originales, a los nuevos personajes. En el caso de Batman, tenemos varios casos diferentes; por un lado tenemos que el manto le fue “entregado” a Dick y nadie se rasgó las vestiduras, sino lo contrario, siendo una corta época recordada, incluso Morrison ha planteado que muerto Bruce, Damián sea Batman. Y actualmente tenemos a Gordon, y las quejas de los lectores es por no creerse a Jim como Batman o no entender el objetivo de Snyder y por otro lado a Carrie Kellye tomando el traje del murciélago, y la gente no se ha llevado las manos a la cabeza).
Es decir, lo que molesta no es el cambio, sino que este sea gratuito o no entendido. Por ello la “sustitución” de sexo de un héroe clásico por vender o por mostrar más presencia femenina creo que no ocasiona “empoderamiento”. Ello lo consigue o bien creando nuevos personajes femeninos o los que hay aupándolos en la jerarquía de poder de cada universo. ¿Me gustaría y/o sería una forma de empoderamiento una JLA con una Batman, una Green Lantern, una Superwoman, una Flash, creadas porque si, y sin historia detrás? No. Pero si lo sería, al menos para mí, y hablo de Dc al no conocer con profundidad Marvel, una JLA liderada por Wonderwoman ( he ahí el ejemplo de personaje mujer que no se critica porque es original) con Batgirl (u Oráculo), Súpergirl, y la Green Lantern Jessica Cruz, ya fuese porque los lectores lo han demandado gracias al aumento de popularidad de esos personajes o por una historia que se quiera contar con relación de continuidad (por ejemplo, ¿os imagináis qué con los acontecimientos de Darkseid war, y con la JLA convertida en dioses, se reclutará una nueva liga con personajes ya existentes (es decir, no un mero cambio de sexo) de género femenino? En este caso, a los lectores les gustará la historia o no, pero no lo criticaran como mera decisión de marketing.
Como bien han dicho KatarHol, estó también está relacionado con las “minorías”, Midnighter mola desde su inicio como personaje (cuestión secundaria y baladí es su condición sexual), lo que es criticable es el cambio de raza o de gusto sexual por ser “progre”. Otro ejemplo es poner a Ciborg en la JLA no por su “aumento de fama”, sino por ser negro, en ese caso mejor el lento desarrollo de Duke (lo importante será como aumenta su presencia acorde a buenos guiones no por su raza, ¿ya veremos?)

De igual manera choca, como bien ha dicho Igverni (y como él pido perdón por extenderme en demasía), que se relacione esta presencia femenina a Marvel (he de suponer, Miguel Ángel, que es a causa de conocer más Marvel que Dc, pero es que en ocasiones parece que Marvel es sinónimo de molar y de innovar, y Dc de carcas y así les va por no ser valientes). Igverni ha mencionado ha Batwoman, pero ya solo el Bativerso está lleno de mujeres: batgirl, catgirl, Spoiler, Harper Row, Cassandra (y una estupenda villana como Mother).

Y lo dicho gracias por el artículo y por el interesante debate que has generado

billyboy
Lector
billyboy

Por ejemplo Pedro a la gente le encanto que Bucky fuera el sustituto de Steve porque era el cambio logico,el problema es que nunca pero NUNCA vimos un tratamiento de Jane para ser ni medio sustituta de Thor,joder si hasta Sif seria algo mas logico…..y siempre pensare que las peliculitas tuvieron algo que ver conque Foster sea “Thor” antes que otro personaje.

Daniel Gavilán
Autor

KatarHol, todo lo que dices es cierto, pero tampoco hay que olvidar que:

a) Gran parte de lo que se consiguió a lo largo de los setenta y ochenta para dar una mayor representación femenina durante los setenta y ochenta se tiró por tierra entre tangas y culos en pompa de los noventa. Este movimiento actual no es tan meritorio por ser único en la historia, sino por reconducir las aguas a su cauce y seguir llevándolas a buen puerto

b) La mayoría de los casos que citas son series grupales. Quitando la Hulka de Byrne y alguna que otra más pocas fueron las que verdaderamente dejaron huella por si solas más allá del factor nostálgico

c) Algo que se achacaba mucho a la contribución de aquel entonces y que con esta nueva ola se ha conseguido solventar en gran medida, es lo que se señalaba entonces de que todos los personajes femeninos venían a ser prácticamente el mismo, algo que se ha subsanado en gran parte, pudiéndose ver una mayor variedad dentro de los tonos, enfoques y caracterizaciones de los personajes femeninos.

Por lo demás, un inciso: No dejemos de lado el hecho que la colección que le dieron a DeConnick era poco menos que las sobras, sin oportunidad de desarrollar nada entre crossover. Y aun así, su contribución a Vengadores Desunidos no solo está mejor valorada que la de Bendis o Ewing a la misma http://comicbookroundup.com/comic-books/reviews/marvel-comics/avengers-assemble sino también que los Vengadores actuales de Waid http://comicbookroundup.com/comic-books/reviews/marvel-comics/all-new-all-different-avengers

De lo que otros comentabáis más arriba, tampoco es que falten actualmente guionistas en Marvel. Algunas a cargo de series con mujeres como G, Willow Wilson y Chelsea Cain y, lo que es todavía más importante para superar la barrera de género, otras a cargo de series con protagonismo integramente masculino como Becky Cloonan en Punisher o Marjorie Liu en Han Solo

Aegon
Lector
Aegon

c) Algo que se achacaba mucho a la contribución de aquel entonces y que con esta nueva ola se ha conseguido solventar en gran medida, es lo que se señalaba entonces de que todos los personajes femeninos venían a ser prácticamente el mismo, algo que se ha subsanado en gran parte, pudiéndose ver una mayor variedad dentro de los tonos, enfoques y caracterizaciones de los personajes femeninos.

This.

Cuando vi que en el All New All Different Adolfo Suarez Barajas Vodafone Marvel iba a haber un cómic donde se tratase el tema de la maternidad en una superheroina, supe que algo en la industría está cambiando. No el hecho de que ahora haya más superheroinas, sino que haya mayor variedad en sus personajes y perfiles.

Diomedes
Lector
Diomedes

Que ya no oyes críticas a la nueva Thora? Táctica de la avestruz,supongo.
La serie ha pegado un bajonazo de calidad, adicionalmente.

Que empeño en meternos por el gaznate la feminizacion/etnificacion de los personajes clásicos.

Que pasa, no se fian que los personajes femeninos de siempre o nuevo cuño triunfen en esta era empoderada por si solos xD? De verdad hay que secuestrar y transexualizar a los clásicos para suplicar fans femeninas que nunca acaban de llegar?

Daniel Gavilán
Autor

Críticas siempre habrá, pero tanto como bajonazo…

El primer volumen de Aaron http://comicbookroundup.com/comic-books/reviews/marvel-comics/thor-god-of-thunder

El segundo http://comicbookroundup.com/comic-books/reviews/marvel-comics/thor-%282014%29

Y el actual http://comicbookroundup.com/comic-books/reviews/marvel-comics/the-mighty-thor-%282015%29

Vamos, que me da que más que “bajona” la recepción de la calidad serie de Thor me da que atraviesa uno de los mejores momentos de su historia reciente

flashpoint
Lector
flashpoint

Perdón por lo que voy a decir. Pero esta bien que a la persona que escribe el artículo no le guste DC pero decir que Marvel explora mas el tema femenino es estar a años luz de la realidad.
Marvel precionada por Disney busca a la fuerza un personaje femenino que rivalice con Wonder Woman, Batgirl, Gatubela o Superchica. Incluso Muerte, Harley Quinn y Luisa Lane tienen mejor posicionamiento que las heroínas Marvel.
Lo que hace Marvel son golpes de efecto para llamar la atención. Eso es todo porque no lo hicieron en 56 años.
Lo mismo que ver a un Capitán América negro.
El personaje femenino mejor posicionado de la compañía hasta el 2012 era Tormenta, le seguían Elektra, Roughe y Kitty Pride.
Hoy no he visto las encuestas porque la Wizard ya no existe. Pero ninguna rivalizaba con los de DC.
Si hasta Robin del Regreso del Caballero Nocturno y Witchblade eran más recordadas.

Igor Álvarez Muñiz
Autor

Posicionamiento, fama y feminismo (es decir, explorar los personajes femeninos bajo la perspectiva de la igualdad) son cosas distintas. Te aconsejo que estudies el terrible caso de Wonder Woman y su origen para que veas lo que es machismo en estado puro, su creador, una persona con una mente avanzada muere y el personaje no se recupera como mujer hasta los 80, solo como atrezzo. Respecto al feminismo solo dos palabras Chris Claremont.
Saludos.

flashpoint
Lector
flashpoint

Leíste algún Comic de WW en los sesentas y setentas. Hay momentos fabulosos y que exploran el feminismo de buena manera.
Pero igual la Marvel no tiene ni una sola fémina que compita contra ella. Y los últimos 30 años DC la posicionó muy bien gracias a Perez, Madness-Loeb, Jimenez y Azzarello.
Además Marvel no es capaz de competir contra Witchblade ya es vergonzoso.
El único que vio una oportunidad fue Byrne con Hulka y hasta hacia unos años la compañía le hecho piedras.
Ahora que intenten de manera desesperada cambiar las cosas. No crees que es un poco tarde?

Dultyx
Lector
Dultyx

Yo creo que la progresión de Wanda, Carol, Ororo, Jean, Kitty, Rogue, Susan y hasta de Janet (sí, incluso Janet) son buneos ejemplos de que Marvel ha potenciado mucho a las mujeres. Que no digo que DC no lo haya hecho, tú mismo has citado a Wonder Woman, Harley Quinn, Batgirl… y no entraré en un debate sin respuesta de qué editorial ha modernizado más la imagen de la mujer en los cómics, pero vamos, no creo que Marvel haya tardado mucho teniendo en cuenta los tiempo que corrían, sobretodo porqué muchos de esos personajes a principios de los ochenta ya estaban firmement asentados.

Igor Álvarez Muñiz
Autor

Sí, de hecho hice un trabajo sobre el concepto de superhéroe y su evolución para la universidad y en él hablaba precisamente de Wonder Woman, y no, no estoy de acuerdo en que los cómics de WW de los 60/70 exploren el feminismo, lo que hacen es supeditar su imagen a la del hombre, hasta los 80 no hay un autor que explote su feminidad sin pensar en EL lectOr masculino.
El tema es que esto no es una competición de fama, ese es el error, esto se trata de tratar a la mujer como tal y no como un objeto.
Dejame que te ponga tu ejemplo: Witchblade es un personaje hecho para un público masculino, no es una mujer ni un icono de la misma sino lo que un hombre desea ver. Es cierto que en los 60/70 números que me he leído del personaje hay alguna historia buena, pero no es una historia feminista, no de igualdad. Al hombre adolescente de los noventa le interesaba más ver a Sara Pezzini medio en pelotas que a la Capitana Marvel de hoy en día.
Por el contrario un ejemplo de igualdad es Claremont, él puso en una misma colección a Jean Grey, Tormenta, Kitty o Picara entre otras, personas distintas, mentalmente reales y apartadas de roles sexuales.
Con respecto a lo de que es tarde: NO, NUNCA. Llevamos miles de años de historia documentada ¿cuánto hace que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres? joder si en la mitad de países del mundo ni siquiera tienen. A lo que tu llamas tarde yo te digo que aun estamos en pañales.
Saludos.

nthny
Lector
nthny

La única pega que le encuentro a esta tendencia progresista en los comics es que el tipo de discusión que se genera atrae más a lo peor de ambos extremos, en pro o en contra, al fandom.

billyboy
Lector
billyboy

Bueno,leo esto y ciertos comentarios y me quedo con este pensamiento ¿de verdad en DC han tratado mal a los personajes femeninos?

Y otra cosa ¿de verdad que no pueden existir ya personajes femeninos que muestren cacho?,joder me alegro que no pase lo mismo con los personajes masculinos,podremos seguir viendo a uno a pecho descubierto.

No se,es que lo mismo se me paso por la cabeza cuando retocaron a Lara Croft y le quitaron el tamaño de su pecho para hacerla mas parecida a una mujer de hoy en dia…..de verdad es que hoy en dia no existen mujeres con el pecho grande?,tambien creo que esto es cuestion de moda….me explico: un modista dijo que en esta decada se estilan las mujeres con el pecho pequeño y que incluso modelos se han operado para “estar a la moda”.

El probema a mi modo de ver no es que una heroina (o heroe) muestre algo de carne o que todos parezcan modelos,sino que tiene que existir diversidad,heroes gordos,heroes con problemas fisicos,joer que si una persona se queda en silla de ruedas como el profesor X y Barbara Gordon estan minusvalidos sigan asi,que existan superheroes cojos o con sobrepeso (o cierto sobrepeso) y que no sean un chiste como Mole.mujeres con pecho y mujeres extremadamente planas,heroes y heroinas cachotas y otros tirillas.

Sacar muchos personajes de otras etnias esta bien,pero tambien hace falta ir mas alla y no solo “para quedar bien”.

Dultyx
Lector
Dultyx

Coincido. El otro día leí un artículo que hablaba de potenciar las capacidades que típicamente habían sido de las mujeres (ternura, empatía, bla bla bla) sin adoptar rasgos masculinos. El artículo hubiera estado bien si no fuera porqué consideraba casi ilícito que hubiera mujeres que fueran “masculinas”. Está de puta madre que haya gente de rasgos “arquetípicamente femeninos” como también que comparta rasgos “arque´tipicamente masculinos”, porqué una mujer por gustarle el deporte o aburrirle las muñecas, y un hombre que detesta el fútbol pero le encanta la moda, no son menos mujer ni hombre respectivamente. Si criminalizamos una de las opciones no único que se está cambiando es un machismo por otro. El avance no es prohibir sino ofrecer opciones.

Recuerdo que se criticó a Riley de Star Wars 7 por ser demasiado delgada y promover la anorexia. Yo flipé. Si la tía vive en un desierto malnutrida, ¿cómo esperas que esté? ¿Rolliza? Es más, ¿acaso no hay mujeres que están acomplejadas por ser demasiado delgadas? Porqué yo conozco unas cuentas, que se sienten mal por ser planas y sin caderas. ¿Ellas no merecen una representación tampoco?

Aegon
Lector
Aegon

“Y otra cosa ¿de verdad que no pueden existir ya personajes femeninos que muestren cacho?,joder me alegro que no pase lo mismo con los personajes masculinos,podremos seguir viendo a uno a pecho descubierto.”

Dos cosas:

-El problema no está en que “enseñe cacho”, sino que al final la caricatura física monopolice al carácter y lo convierta en un objeto sexual más que en un personaje rico y con matices.

-Que haya personajes hipermasculinizados no es lo mismo que haya mujeres hipersexualizadas. Los primeros son fantasias de poder, las segundas fantasias eróticas. ¿Ambos grupos salen perjudicados como personajes? Sí, pero el segundo, y todo el colectivo femenino, mucho más.

billyboy
Lector
billyboy

Si claro,cuando a Grayson se le trata como un cacho de carne me da una sensacion de poder increible…..venga que esta claro en esos momento lo que te quiere vender.

Y para mi el perfecto ejemplo de esto es la de loki agente de shied donde fueron honestos y dijeron que la serie tendria fanservice de Loki porque el personaje en el cine les guataba a las mujeres…..pues muy bien,perfecto,y tendria que haber mas,como las portadas de Marvel dedicadas a las mujeres con mucho superheroe mostrando el pecho palomo,pero por eso quiero igualdad,un tio guapo y fasenvicero y otro mas bien normalito o tirando a feote,y lo mismo para las mujeres.

Que no digo que lo de Grayson me parezca mal,si por cada serie de Harley que tiene fanservice tiene que haber otra serie como Grayson que tiene fanservice para mujeres,me parece bien,pero bueno si algun dia sale Hulka y se pone en plan retacada y diciendo que nunca mas va a lucir piernas ya creo que algo malo a pasado en el mundo del comic.

Aegon
Lector
Aegon

Si, claro, porque el chiste sobre el culo de Grayson es representativo del género…

No. No. Esos dos personajes, aunque haya intentos de guiños a mujeres y hombres homosexuales (colectivos a los que no atrae y demuestra la incapacidad del cómic para comprenderlos), están bien definidos y caracterizados. En el cómic muchísimos personajes femeninos están construidos para ser estereotipos, solo arquetipos destinados al público masculino.

Ms Marvel en Civil War sí es representativo, Grayson no.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Bueno, yo es que creo que ninguno de los dos grupos salga perjudicado por nada de eso, pero me gustaría saber por qué salen más perjudicadas las mujeres por el hecho de que las dibujen atractivas

¿Debo entender que los que habláis de “objetivizar” a las mujeres nunca habéis visto porno, ni mirado un poster de las páginas centrales del playboy y que cada vez que veis una chica atractiva por la calle miráis para otro lado, no sea que vayáis a pensar que está buena?

Aegon
Lector
Aegon

Pero el porno, por ejemplo, es un producto dentro de un medio audiovisual de entretenimiento y arte como es el cine.

¿Resultaría cómodo que en el cine y televisión todas las mujeres fuesen seres ultrasiliconados con encefalograma plano mientras todos los tíos sean Stallones de la vida? No.

Pues en el cómic lleva siendo así un tiempo. Y uno se alegra no de que no representen a las mujeres como atractivas, sino de que solo sean un par de tetas diseñadas para el püblico masculino.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

A todo esto, ¿a nadie más le sangran los ojos con la traducción Panini de “Lobezna”?

Sith
Lector
Sith

Gran artículo, felicitaciones, coincido con algunos puntos y con otros no tanto.
Más allá de la cantidad de series que tiene en este momento Marvel en el mercado sobre personajes femeninos, el tema es la calidad de las mismas y sobre ese punto yo tengo bastantes criticas, la mayoria me parecen de muy poca calidad y antes de que me salten con temas de machismo, que soy intolerante o algo por el estilo advierto que opino lo mismo en cuanto a la gran mayoria de las series que edita Marvel en la actualidad, sin importar que él o los portagonistas sean femeninos o masculinos para el caso.
Respecto a la serie de Thor lamentablemente no coincido en nada, como ya dije antes me parece que lo que esta haciendo Aaron al frente de esta cabecera es terrible, se ha marcado una etapa peor que la de Fraction y eso ya de por si es bastante dificil de lograr, a varios de los personajes principales los arruino sin contemplaciones con el único fin de enaltecer a Jane Foster en su nuevo rol y sin contar todos los misterios e incoherencias que dejo en el camino sin explicar y que dudo que lo haga en algún momento, una pena de verdad. Lo peor de todo que el concepto de cambiar de genero a un personaje no es nuevo ni siquiera a nivel de la editorial, causa pena que no tengan ideas más decentes para desarrollar.
Lo mismo aplica a Wolverine o no se como llamarla ahora, en vez de crear un personaje femenino interesante solamente le cambiamos de sexo y ya esta, me parece muy básica la estrategia de Marvel.
La incorporación de Angela al Universo Marvel la espere con muchas expectativas pero hasta ahora todo lo hecho con este personaje me parece como mínimo mediocre, desde el vamos incorporarlo al panteón asgardiano resulto malo y todo lo que siguio fue peor, no es casualidad que hayan cancelado al cabo de tan pocos números la serie que la tenía como protagonista, era terrible. Sigo considerando que es un personaje con mucho potencial pero hasta ahora solo han cometido un error tras otro, veremos como sigue.

frankbanner49
Lector
frankbanner49

sinceramente,si pensais tratar (imagino que sí) lo de la revelación del capi en el numero 1 de la serie de nick spencer y jesús saíz,hacedlo con el spoiler por delante,porque,total,ya lo sabe todo dios(chris evans desde luego).
y lo de christine brown tambien tiene su coñita. 🙂