La hermandad de la Biblia Perry

Reseña de la tira de prensa que se convirtió en obra de culto desde el primer día de su aparición.

0
466
 

Edición original: The Perry Bible Fellowship Almanack (Dark Horse Comics)
Edición nacional/ España: Astiberri
Guion: Nicholas Gurewitch
Dibujo: Nicholas Gurewitch
Entintado: Nicholas Gurewitch
Color: Nicholas Gurewitch
Formato: Cartoné. 152 páginas a color
Precio: 20 euros

 

La carrera de Nicholas Gurewitch no deja de ser sorprendente: de “niño prodigio” (comenzó con 19 años) a artista maldito. Gurewitch, pese a tener 37 años, lleva casi dos décadas en dedicadas al mundo del cómic. En 2001, apareció por primera vez la tira cómica La hermandad de la Biblia Perry para convertiste en un clásico moderno instantáneo. Lo que comenzó como comic strip para el periódico The Daily Orange de la Universidad de Siracusa, Nueva York, acabó por desembarcar en multitud de publicaciones entre las que destacan The Guardian o New York Press. Asimismo, el autor, que se caracteriza por una obsesiva perfección, fue colgando en la web pbfcomics.com, versiones modificadas y ampliadas de las tiras aparecidas previamente en prensa.

Esta obra de culto, rápidamente se hizo eco en la industria, y Gurewitch recibió todo tipo de premios gracias a esta publicación: Ignazt, Harvey y Eisner, se sucedieron en una carrera que iba viento en popa hasta que el autor anunció allá por 2008 un semirretiro para poner foco en otros proyectos. En este sentido, es muy interesante leer la entrevista que el también creador de tiras cómicas David Malki (Wondermark) le hace a Gurewitch en 2008, y que está recogida al final de la edición de Astiberri. En dicha entrevista, el artista se muestra cansado de este proyecto, y manifiesta cierto temor al ser encasillado con esta publicación. Deja claro, que no quiere ser un nuevo Charles M. Schulz, ya que el creador de Peanuts estuvo 50 años trabajando de forma ininterrumpida con su tira de prensa; algo que Gurewitch no quería para sí mismo, bajo ningún concepto. El problema, de ahí a “autor maldito”, es que pese a renegar, en cierto modo, de su obra, éste tuvo que volver a ella un tiempo después. Si me permiten las distancias, un poco como el caso de Arthur Conan Doyle con Sherlock Holmes. La edición de Astiberri recoge todo el material que se publicó entre 2001 y 2008. Ese semirretiro se rompió en 2010, año en el que volvía de forma totalmente aperiódica a la publicación hasta 2018, que fue cuando colgó su última tira. Gurewitch, que estudió cine, probó las artes audiovisuales sin demasiado éxito. Además de esto, en la entrevista se recoge la idea que este artista tiene sobre el merchandising de una obra: más allá de las camisetas (algo que más o menos aceptaba), lo mejor que se puede seguir en estos casos es la estela de Bill Watterson; es decir, no hacer merchandising de ningún tipo. Lamentablemente, más de una década después de estas declaraciones, el infinito talento y esfuerzo de este gran artista han sucumbido a una triste realidad: en su web podemos encontrar merchandising diverso de su obra que hubiera sido impensable para él mismo hace 10 años.

Con La hermandad de la Biblia Perry estamos ante una tira de prensa única que, pese a su corta e infructuosa carrera, entra directamente en el Olimpo del género. Sí, no estamos hablando de una publicación pionera de más de 100 años de historia. No es el caso, pero tampoco lo necesita. Y es que Gurewitch es capaz de trascender con una sucesión de solo 3 o 4 viñetas usando temas de todo tipo: religión, sexo, relaciones, amor, ciencia ficción, violencia… Con un humor que pivota entre lo negro y lo surrealista, el autor juega a la yuxtaposición de elementos: ante una aparente candidez, se esconde una terrible realidad. Este humor, bastante abrupto, puede que no sea del gusto de todos; es más, si uno no entra al juego y no conecta con este tipo de humor y tono, es posible que rechace de pleno esta obra. Sería, en tal caso, una respuesta lógica, pero, si sucediera justo lo contrario, nos daríamos cuenta de que estamos ante una obra maestra.

Pocas veces podemos ver cómo todos los elementos de una obra están tan pulidos y casan tan perfectamente como aquí. Cada tira; cada viñeta, desprende horas y horas de trabajo en las que Gurewitch pone todo justo en su sitio. Ni sobra ni falta nada. Cada comic strip es un golpe seco y directo hacia nuestras conciencias y nuestros convencionalismos. Si bien es cierto, que más de una, aparentemente solo pretenden hacernos reír; todas ellas apelan a la complicidad del lector. El artista hace gala de una doble característica que lo eleva como autor: la honestidad y tratar al lector como un ser inteligente.

En cuanto al dibujo, es digno de asombro no solo la evolución Gurewitch, sino la versatilidad que demuestra al tocar todo tipo de estilos (incluso llegando al pixel art). La hermandad de la Biblia Perry funciona también como un pequeño tratado o manual sobre el dibujo en los cómics. Se merece mencionar la cantidad de homenajes que se suceden a lo largo de la obra. No solo destacan en cantidad, sino también en calidad, siendo algunos de ellos, puras genialidades. Así pues, aparecen sentidos tributos a artistas tan diversos como los dibujantes Quentin Blake (inseparable ilustrador de Roald Dahl) y Edward Gorey; Hergé y la línea clara (en una demoledora strip con brutal desenlace), y tiras en las que Gurewitch directamente pide disculpas debido al carácter blasfemo de las mismas, ya que rompen con la idea original con la que fueron concebidas las obras a las que “homenajea”. En este sentido, nos encontramos con guiños hacia The Family Circus de Bil Keane y The Far Side de Gary Larson. Ambas comic strips se caracterizaban por ser chistes en una sola viñeta; en cambio, Gurewitch ejecuta su particular visión de éstas en 4 viñetas.

Como se ha mencionado antes, la edición de Astiberri recoge todas las tiras que se publicaron entre 2001 y 2008. En teoría, ahí iba estar toda la obra sintetizada en una sola publicación, pero debido a la relación del autor con su obra al más puro estilo “ni contigo ni sin ti”, éste volvió a la misma en 2010. Con esto, queremos decirles que, para completar su lectura, les recomendamos que visiten la web de La hermandad de la Biblia Perry, ya que ahí podrán encontrar el material que no aparece en el tomo de Astiberri.

¿Qué le depara el futuro a Nicholas Gurewitch? El artista lleva más de una década embarcado en la creación de un cómic titulado Notes on a Case of Melancholia, Or: A Little Death. Haciendo gala a su carácter obsesivo y maldito, Gurewitch ha puesto todo su esfuerzo en una obra que todavía no ha visto la luz. De este modo, su nombre se sigue vinculando a su primer trabajo, ya que su bibliografía es muy limitada más allá de la mencionada tira de prensa. Podemos verle, por ejemplo, en las recopilaciones Strange Tales Vol. 1 y 2, que hizo Marvel hace unos años, y que se caracterizaban por reunir a artistas del cómic independiente y underground. Les dejamos el link a la página de Kickstarter que Gurewitch creó para recoger fondos para llevar a cabo su nueva publicación. El artista creó esta página en 2014, y llegó a recaudar más de 100.000 dólares para acometer tal empresa. En principio, se había comprometido para su finalización y entrega en 2015, pero la realidad es que estamos en 2019 y todavía no sabemos cuándo tendrá publicada esta obra. Asimismo, concluimos con un pequeño documental sobre el autor y este proyecto, en el que ustedes podrán observar este carácter obsesivo y perfeccionista que rodea a Gurewitch hasta tal punto que apenas le deja progresar en su obra.

  Edición original: The Perry Bible Fellowship Almanack (Dark Horse Comics) Edición nacional/ España: Astiberri Guion: Nicholas Gurewitch Dibujo: Nicholas Gurewitch Entintado: Nicholas Gurewitch Color: Nicholas Gurewitch Formato: Cartoné. 152 páginas a color Precio: 20 euros   La carrera de Nicholas Gurewitch no deja de ser sorprendente: de “niño prodigio”…
Guion - 9.5
Dibujo - 9.5
Interés - 9

9.3

Obra maestra

Si llegan a conectar con esta obra, les dejará una huella imborrable. Irreverente, excesiva, ofensiva, y absolutamente maravillosa. La hermandad de la Biblia Perry es todo un prodigio al alcance de muy pocos.

Vosotros puntuáis: 6.88 ( 4 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame