La Era Marvel #13: las portadas pin-up

    Por
    15
    199

    No hay nada como llevar un producto al gran público para que prolifere el merchandising como las setas en otoño. En el terreno de Marvel el espaldarazo definitivo para la comercialización de pelotas, cromos, videojuegos o material escolar de diversa índole lo ha dado el desembarco de los personajes de la editorial en el océano cinematográfico.

    El primero en generar en masa material con su marca ha sido Spider-Man. Debe de haberse tirado de los pelos el pobre Mark Bagley como no le hayan pagado ni un dólar por el uso continuado del Spidey ultimate dibujado por él que han estampado en una infinidad de objetos dirigidos mayoritariamente a jóvenes y niños. Su jovencito Peter Parker enfundado en las mallas que diseñó allá en los sesenta Steve Ditko ha sido explotado de tal forma que hasta han vendido pinballs (¿no pasaron ya de moda?) con su imagen.

    No me extraña que las portadas de Ultimate Spider-Man fuesen una sucesión de pin-ups del arácnido número sí y número también, eso facilitaba enormemente la manipulación y reutilización de esos dibujos para el merchandising que se diseñará después. De vez en cuando variaban la tónica y la portada estaba relacionada con la historia del cómic en cuestión, pero por lo general teníamos al trepamuros en una pose característica, pegando algún saltito o subido en una farola. Que hay que lanzar un balón de playa con el hombre-araña , pues se echa mano del Photoshop para reciclar un dibujo de Bagley y un quebradero de cabeza menos.

    Cuando la franquicia es coral como sucede con los X-Men o los 4 Fantásticos el juego es en el fondo el mismo con la salvedad de que hay un reparto que permite mayores combinaciones. Se empieza con una portada de grupo y después en cada número un personaje en solitario, hasta agotarles y volver a empezar con otra foto de grupo. También existe la posibilidad de coger a dos o tres componentes del equipo y colocarles en la misma portada, aunque esta modalidad no da tanto juego como las anteriores de cara al reciclaje de la ilustración.

    Si bien las portadas pin-up eran el pan de cada día en la línea Ultimate su uso también se extendió al Universo Marvel tradicional durante una temporada, sobre todo durante la estancia de Bill Jemas como presidente de la compañía. He ahí una base perfecta para la elaboración de libros de fichas, los populares Marvel Handbook que La Casa de las Ideas ha resucitado hasta convertirlos en cierta manera en un subsello propio.
    Cada ficha requiere una imagen representativa del personaje o elemento que describe, y de nuevo las portadas de las que venimos hablando resultan perfectas para este cometido.

    Centrar en un único dibujo la iconicidad de un personaje tiene las utilizades comerciales que tan bien ha aprovechado Marvel, y como todas las modas tiene sus momentos de interés, pero a la larga las portadas pin-ups acaban siendo aburridas, insípidas. La gracia de una cubierta radica en que nos incite a coger el cómic y ojear su interior, por eso las mejores son un avance de la historia que se cuenta dentro. Si la editorial se olvida de eso estará metiendo la pata y olvidando la verdadera esencia de una buena portada.

    Un saludo a todos.

    15 Comments
    Antiguos
    Recientes
    Inline Feedbacks
    View all comments
    gatosamurai
    gatosamurai
    Lector
    22 septiembre, 2008 9:47

    Estoy deacuerdo contigo. Yo también prefiero una portada característica del contenido de ese comic o de esa saga.
    Creo que en tu último párrafo lo resumes bastante bien, aunque hay que contar con el efecto Zombie, de comprar los comics a veces por inercia, sólo porque es el del mes y haces colección. Además creo que el factor “gancho” para coger nuevos lectores,que es la base de la portada relacionada con el interior, se ha perdido. Creo que ahora el “gancho” suele ser sobre todo el guionista, que siendo bueno, pues nos da igual la historia mientras la cuente bien.

    Goku_Junior
    Lector
    22 septiembre, 2008 10:07

    “a la larga las portadas pin-ups acaban siendo aburridas, insípidas”

    Que grán verdad. A mi las portadas de ultimate spiderman, la mayoria, me parecen muy feas, las veo y pienso “¿de que coño trata el comic? ¿spiderman posando?”. No me atrae nada las portadas así, con spiderman dando vueltas por la ciudad, pegado en alguna pared o algo asi.

    Ciudadano Cero
    Ciudadano Cero
    22 septiembre, 2008 13:46

    A mi, francamente, me importa un bledo. Es mas, prefiero una pin up a una que te revele la sorpresa mas importante del interior.

    Lo unico que importa es que sea espectacular.

    han mas solo que la una
    han mas solo que la una
    22 septiembre, 2008 15:58

    Yo prefiero una portada que cuente parte del comic,que no mera pose que vista una vez,no cansa,salvo que se repita,entonces si que cansa de cojones.

    Mistic
    Mistic
    22 septiembre, 2008 16:52

    A mí no me importa de qué tipo sea la portada siempre que me haga coger el cómic. ¿Que es una pin-up se agárrate? Vale. ¿Qué adelanta algo de la historia? De acuerdo. Pero no un bodrio feo o, peor aún, aburrido.

    Por eso no me gustan las portadas de Ultimate Spiderman (aunque reconozco que la serie en sí es cojonuda), y recuerdo que el primer cómic de los X-men que compré fue por su portada.

    Fidel
    Fidel
    Lector
    22 septiembre, 2008 17:14

    Además…no sé a vosotros…pero a mi me ha pasado mucho comprarme un cómic y al llegar a casa y leerlo…¡¡tenerlo repetido!!..

    Eso con las portadas de “jajajaja, los Vengadores no son rival para Nefaria”…”zaskapoom…”a eso digo no”…:-) no me pasaba.

    Que tiempos aquellos.

    Alberto Morán Roa
    22 septiembre, 2008 17:23

    Totalmente de acuerdo. Las portadas pin-up son un aburrimiento y no animan a ojear el comic, además de un recurso fácil y simplón. Luego están las portadas que directamente contradicen el contenido, o incluyen a personajes que no aparecen, pero eso es harina de otro costal. XD

    Sodan
    Sodan
    Lector
    22 septiembre, 2008 17:33

    La idea del comentario o apunte(porque no creo que llegue a rtículo) es muy interesante. Por eso me sorprende que no esté nada desarrollada.
    Habría salido un buen artículo e aquí.

    Creo que ahora en marvel hay una fusión entre el pin-up y la portada explicativa. Con portadas que representan algo del interior pero que están pintadas (o coloreadas infográfidcamente aparentando un pintado clásico). parecen portadas de revistas pulp o las antiguas de La Espada Salvaje de Conan

    Sodan
    Sodan
    Lector
    22 septiembre, 2008 17:33

    La idea del comentario o apunte(porque no creo que llegue a rtículo) es muy interesante. Por eso me sorprende que no esté nada desarrollada.
    Habría salido un buen artículo e aquí.

    Creo que ahora en marvel hay una fusión entre el pin-up y la portada explicativa. Con portadas que representan algo del interior pero que están pintadas (o coloreadas infográfidcamente aparentando un pintado clásico). arecen portadas de revistas pulp o las antiguas de La Espada Salvaje de Conan

    Dr.Doom
    Dr.Doom
    22 septiembre, 2008 18:03

    Gatosamurai dijo: “Creo que ahora el “gancho” suele ser sobre todo el guionista, que siendo bueno, pues nos da igual la historia mientras la cuente bien.”

    Para esos “lectores nuevos” no creo que ni siquiera conozcan un guionista por el nombre, por que por lo general llegan a los comics por sub productos malos como las peliculas de x-men por ejemplo… y esos si que lo que hacen primero es ver que salga por ejemplo el ultimate wolverine en la portada y comprar, comprar y comprar, por que es la moda del verano, luego a la basura con el comic…

    Blade Runner
    Blade Runner
    Lector
    22 septiembre, 2008 19:02

    Menos mal que parece que lo de este tipo de portadas esta remitiendo un poco. Pueden ser más o menos bonitas, pero personalmente también prefiero que tengan “algo” que ver con el contenido interior del comic… Lo de las portadas “pictóricas-superespectaculares” de los últimos tiempos está bien, pero me deja más bien frío. Eso sí, hay algunas que como posters quedarían estupendas.

    Siempre que se habla de este tema me viene a la cabeza aquella portada de Alan Davis en Excalibur, en la que salía un hombrecillo con la fregona en la mano, diciendo que para ver tías buenas en poses sexys y tíos supermusculosos pegándose, había que buscar dentro del comic…
    Jejeje…

    The Question
    The Question
    22 septiembre, 2008 19:03

    Un servidor encuentra a faltar aquellas portadas tan de los setenta en las que no sólo mostraba algo del interior (muy de aquella manera la mayoría de las veces) y que además había el globito con dialogo.

    Y coincido con Fidel. No es extraño no comprar un cómic porque dudo si lo tengo o no. Después de tantos años con pin-ups creo haber visto todas las poses que el Code permite.

    Deke Rivers
    Deke Rivers
    22 septiembre, 2008 20:23

    “Además…no sé a vosotros…pero a mi me ha pasado mucho comprarme un cómic y al llegar a casa y leerlo…¡¡tenerlo repetido!!..”

    A mi tambien me ha pasado. Simplemente con esas portadas ya no se distinguen los comics (y ya no tengo cabeza para recordar la numeración de todas las series que sigo)

    Peter Parker
    30 septiembre, 2008 13:22

    Estas portadas hacen difícil distinguir un número de otro. Con Ultimate Spider-man me ha pasado mucho lo de tener que abrir el cómic para ver si ese ya lo tengo o no, porque desde luego la portada no ayudaba mucho… y como comentais, a veces, llegar a casa y darte cuenta de que está repetido!