Innocent

¿Pueden unas manos manchadas de sangre construir un mundo mejor?

Por
3
1269

 
Innocent

Edición original:Shueisha
Edición nacional/ España:Milky Way Ediciones.
Guión:Shin’ichi Sakamoto
Dibujo:Shin’ichi Sakamoto
Formato:Rústica con sobrecubierta
Precio:8,50 €

 

Entre todo el maremágnum de demografías, géneros y subgéneros en los que se divide el manga, podemos identificar una corriente que sitúa el foco central de la historia en la narración de hechos históricos. Son bien conocidos las historias de samuráis, desde los clásicos de los senseis Koike y Kojima o Hirata, hasta obras posteriores, como La espada del Inmortal, Rurouni Kenshin, o Vagabond. Sin embargo, no es ese contexto espacial y temporal el único susceptible de servir de escenario de mangas históricos. Así, encontramos otras que, dando respuesta a cierta fascinación japonesa por la cultura europea, en general, y francesa, en particular, cuentan historias ubicadas en épocas pretéritas del viejo continente. Es el caso de Innocent, la interpretación en viñetas que Shin’ichi Sakamoto realizó del libro Shikei shikkônin Sanson (El verdugo Sanson), escrito por Masakatsu Adachi. Este manga fue publicado en las páginas de la Weekly Young Jump de Shueisha entre 2013 y 2015, siendo recopilado en 9 tomos.

La historia se desarrolla en la segunda mitad del siglo XVIII, a las puertas de la Revolución Francesa. Cien años atrás, Francia se había erigido como una potencia mundial a nivel geopolítico y económico, pero también se encontraba inmersa en una época de esplendor cultural, con personalidades muy destacadas en los campos de la literatura, la pintura, la escultura, la arquitectura, la música, las ciencias y la filosofía. Por desgracia, esta bonanza era disfrutada en exclusiva por una pequeña parte de la población, puesto que solamente la nobleza y el clero, los estamentos privilegiados, eran considerados merecedores de tales dádivas de la existencia. Debajo de ellos se encontraba el Tercer Estado, formado por el grueso de la población, que carecía de la mayoría de derechos de los que gozaban sus dirigentes y sostenía con su trabajo y penurias un régimen que se encontraba en sus últimos estertores de vida.

Innocent

A mediados del siglo XVII nació la Ilustración, un movimiento cultural e intelectual que tuvo como consecuencia profundos cambios políticos, culturales y sociales que llevarían al pueblo a alzarse frente a la tiranía del poder de los privilegiados. Con el firme convencimiento de que la razón y el conocimiento eran los instrumentos más eficaces para combatir a la ignorancia, la superstición y la tiranía, los pensadores ilustrados, que se consideraban a sí mismos la élite de la sociedad, persiguieron el objetivo de promover una sociedad más culta, inconformista y reaccionaria que hiciese frente a los desmanes del Estado y la Iglesia.

El iluminismo de pensadores como Diderot, Montesquieu, Rousseau y Voltaire fue una de las causas de la Revolución Francesa, un violento conflicto social y político que ocasionó profundos cambios en el orden mundial, introduciendo el concepto de soberanía popular y sentando las bases de la democracia moderna, ocasionando así el fin del Antiguo Régimen, personificado en la figura del Rey.

Luis XIV, el Rey Sol, había desarrollado un régimen absolutista y centralizado, considerado el paradigma de la monarquía absolutista, durante sus 72 años de reinado, que había alcanzado la cima de su gloria cuando sus herederos, Luis XV y Luis XVI, subieron al trono en 1715 y 1774, respectivamente. En esta obra se narra la vida de Charles-Henri Sanson, el cuarto cabeza de familia de los Sanson, los verdugos oficiales de París, figuras esenciales para que los monarcas mantuvieran sometido al pueblo y sofocaran mediante el terror que infundían cualquier atisbo de revuelta.

La familia Sanson

Los Sanson son el eje sobre el que gira Innocent y alrededor de ellos suceden los acontecimientos que cambiarán el devenir del país y del resto del mundo. En la tradición de las grandes sagas familiares, asistiremos a enfrentamientos en el seno del clan entre el amor y el odio, la sumisión y la rebeldía, los anhelos y la realidad, o la moral y el deber. Si bien al comenzar la narración conocemos a los miembros restantes de la segunda y tercera generación, serán sus descendientes de la cuarta generación los encargados de llevar el peso de la historia.

InnocentA pesar de tener una posición económica cómoda, los Sanson eran percibidos por todos los estamentos sociales como mensajeros de la muerte, figuras tenebrosas e inmisericordes, personas sin escrúpulos que hicieron de quitar la vida a otra gente su oficio. Podemos observar que el resto de población rehusaba tener trato con ellos, hasta el punto de que creían que si tocaban a uno de ellos serían poseídos por el diablo y tenían que purificar con agua el suelo que habían pisado.

InnocentCharles-Jean-Baptiste Sanson es el cabeza de familia en el momento que arranca la historia en mayo de 1753. Ostenta el cargo de Monsieur de Paris, título que recibía el verdugo oficial de Versalles, desempeñando su labor de manera impecable y mostrándose impasible ante los ideales que cuestionan su trabajo, llegando al punto de torturar a su propio hijo para convencerlo de que el suyo es el camino correcto. A pesar de todo, también se acabará mostrando como una persona frágil, incapaz de mantener intacta su coraza y que acaba sucumbiendo a los horrores de su día a día.

InnocentAnne-Marthe Jouënne es la “matriarca de hierro”, auténtica líder del clan desde las sombras. Su principal preocupación es la de asegurar el futuro y la posición de su familia sin importarle el precio que deban pagar para ello. Se nos muestra como una mujer autoritaria, sin escrúpulos, que tiene el orden social imperante tan asimilado que ni siquiera puede imaginar un cambio en él, capaz torturar a sus descendientes para que estos cumplan sus deseos y continúen la tradición familiar.

InnocentNicolas-Charles-Gabriel Sanson es el hermano menor del Monsieur de Paris y desempeña el cargo de Prévôt de l’Hôtel, cuya jurisdicción eran el Louvre y la casa real, juzgando las causas criminales que concernían a la corte y ajusticiando a los culpables. Es ambicioso y aspira a ocupar el puesto de su hermano cuando este muestra un resquicio de debilidad, enfrentándose a su sobrino y el resto de su familia.

InnocentCharles-Henri Sanson es el personaje principal de la obra. El heredero del clan se caracteriza por ser un joven apocado, avergonzado de su herencia familiar y por tener ideales pacíficos que contrastan con la tarea que el destino le tiene reservada. El constante choque entre sus creencias y sus obligaciones forjará su personalidad y lo convertirá en un hombre complejo, casi en un anacronismo para su época. Aunque ha habido miles de verdugos a lo largo de nuestra historia, pocos pueden presumir de que su nombre haya pasado a formar parte la misma, y es que entre las alrededor de 3.000 personas a las que administró la pena de muerte se encontraron el Rey Luis XVI, la figura que se valía de sus servicios para mantener el orden y administrar justicia, y revolucionarios como Danton, Robespierre, Saint-Just, Hébert y Desmoulins.

InnocentMarie-Josèphe Sanson es la hermana menor de Charles-Henri y sirve de contrapunto al protagonista de la historia. Tiene asumida desde una temprana edad la carga familiar que la nueva generación debe soportar sobre sus hombros y se muestra interesada en las obligaciones reservadas a los varones, rebelándose contra los roles de género de la época y demostrando que las mujeres también podían desempeñar tareas que les estaban vetadas.

Además de los miembros de la familia Sanson, por las páginas de esta historia se produce la aparición de personajes históricos como los reyes Luis XVI y Luis XVI, además de otros miembros de la familia real, Marie Antoinette (hija de la casa de Habsburgo y Reina de Francia en el momento en que estalla la revolución), un joven Wolfgang Amadeus Mozart, etc.

Innocent

La pérdida de la inocencia

Innocent se revela desde un primer acercamiento como una obra de múltiples dimensiones, donde la narración es abordada desde distintas perspectivas que se complementan y enriquecen mutuamente, dando lugar a una obra más compleja de lo que pudiera esperarse en un principio.

Es al mismo tiempo una recreación y una ficción histórica, puesto que hay hechos alterados al servicio de la narración, como nos avisa el propio autor, por lo que no debe ser tomada como una rigurosa biografía de la familia Sanson o de la Francia del siglo XVIII. Sin embargo, se trata de una obra que ha requerido una extensa documentación bibliográfica y que adquiere un componente divulgador, ya que es fácil que el lector se contagie de esta labor historiográfica y acuda a las fuentes documentales en busca de más información sobre la época y los protagonistas de la historia.

Otra interesante perspectiva es la psicológica, que nos demuestra que los seres humanos somos animales en constante cambio y que por mucho que alguien pretenda aferrarse a las condiciones de una etapa de su vida o a unas convicciones ideológicas, en cualquier momento pueden verse alteradas por los vientos de la existencia. Así, podemos observar que la estricta y convencida figura de Jean-Baptiste se desmorona ante la culpa de una vida dedicada a dar muerte a los reos, perdiendo la razón y teniendo que apartarse de la opinión pública para no perjudicar el nombre de su familia.

InnocentCuriosamente, es su hijo Charles-Henri el que recorre un camino inverso y al que vemos pasar de ser un joven temeroso y dubitativo, avergonzado de sí mismo y de su familia, a un hombre que asume la responsabilidad que el azar le entregó el día de su nacimiento para convertirse en el Monsieur de Paris. El autor desgrana las distintas etapas de este camino y muestra mediante el acertado uso de anécdotas concretas, elipsis temporales y sutiles cambios en el dibujo, de forma que el lector percibe la confrontación entre la moral y el deber a la que el personajes se ve sometido y cómo la una se va imponiendo a la otra, lenta pero inexorablemente.

Charles-Henri aprenderá su oficio bajo la estricta enseñanza de su padre y el incesante control de su abuela sobre cada uno de sus movimientos, pero también forjará su carácter gracias a hechos relevantes como las ejecuciones de un joven conocido y un hombre al que no consideraba merecedor de la pena capital, el descubrimiento de las relaciones sexuales o el definitivo desplazamiento de su padre, su ascenso a cabeza de familia y su nombramiento como verdugo oficial.

Se trata también de una obra que abraza el terror de forma perturbadora, que ahonda en las profundidades del ser humano y muestra las atrocidades de las que somos capaces y el violento pasado del que procedemos. Hablamos no ya del evidente horror y la carnicería de las ejecuciones, sino de las muestras de vileza de todos los estamentos. A pesar de todas sus diferencias, tanto los aristócratas como el pueblo daban rienda suelta a su sadismo ante cada ajusticiamiento y se disputaban los sitios con mejores vistas al cadalso para no perderse ni un detalle de la muerte de los condenados.

En este contexto represivo también hay lugar para el discurso de igualdad de derechos entre géneros ya que asistimos a la firme oposición de Marie-Josèphe a asumir el papel de mujer sumisa y a su obstinación por demostrar sus habilidades, que serán irremediablemente reconocidas por todos los que la rodean, incluyendo tanto a sus familiares como a sus adversarios y a los responsables políticos y administrativos de la corona y otros estamentos.

La inocencia del título es el leitmotiv de la obra y hace referencia a la ausencia de culpa y al estado de pureza del alma que se atribuye su protagonista. A lo largo de la misma se dan muestras de la batalla interna que libra el Monsieur de Paris antes, durante y después de cada ejecución, entre su deseo de abolir la pena de muerte y el hecho de ser el encargado de poner fin a la vida de miles de persona, llevándolo a sus límites y haciéndolo cruzar frecuentemente la línea de la inocencia.

Una conexión entre el qué y el cómo

Sakamoto da muestras a lo largo de toda la obra de un depurado estilo para contar los sucesos, gracias a una escritura pausada, sosegada, sin caer en grandes estridencias, a pesar de que la obra pudiera prestarse a ello. El autor marca perfectamente el tempo narrativo y evita caer en la dilatación excesiva, centrándose exclusivamente en los momentos vitales que llevarán al lector a transitar el oscuro camino del protagonista, a acompañarlo en su intenso debate moral, a sumergirse en la espiral de violencia de la época y a sentir el asfixiante aura de perversión que impregna a toda la obra. No obstante, en ciertas ocasiones cae en artificios fáciles en pos de dotar a la obra de mayor espectacularidad, crear un relato más polémico y transgresor y abarcar a un público más amplio.

El estilo gráfico realista del mangaka, sin caer en la deformación de los cuerpos y rostros humanos en ningún momento, dota a la obra de una sensación agobiante y opresiva, que ayuda a percibir elementos como el sufrimiento de los condenados o el hedor de las calles de París. Nos encontramos ante un dibujo digital, limpio, con predominio del blanco, pocas tramas y sombreados y un cuidado uso de los negros para destacar detalles y apoyar visualmente la narración. Los personajes tienen un diseño muy estilizado, con una impecable corrección anatómica y unas facciones delicadas, casi porcelánicas, en las que llaman la atención unas bocas y unos ojos muy expresivos.

Se produce un contraste entre la belleza de las figuras humanas y la muerte que estas provocan y que están presentes a lo largo de toda la obra. Además, el autor juega sutilmente con el uso de metáforas visuales, como la sustitución de los rostros humanos por cabezas de animales o las cuerdas de un violín rompiéndose durante una ejecución por desmembramiento.

Innocent

El autor cuenta con la colaboración de cinco asistentes especializados en tareas muy concretas, de forma que cada uno de ellos se encarga de documentar y dibujar apartados como el vestuario, los edificios, o el mobiliario, facilitando así el trabajo de todos de forma simultánea en una misma página.

Otra de las características más llamativas del estilo gráfico de Sakamoto es la ausencia de onomatopeyas, contribuyendo a la sensación de limpieza del dibujo y apoyándose en el orden de las viñetas, en el uso de los diferentes planos y en la experiencia del lector para que los sonidos resuenen en su cabeza sin necesidad de explicitarlos.

De esta forma, gracias a todos los recursos anteriormente mencionados, observamos que se produce una estrecha relación entre el dibujo, la intención del autor y los hechos narrados, ya que este se apoya en las líneas de su dibujo para transmitir los sentimientos expresados mediante los diálogos e incluso detalles ambientales, produciéndose una sinergia entre ambos.

Innocent es una obra que reverbera en la mente del lector días después de su lectura, ya que nos sorprenderemos rumiando las motivaciones y decisiones de los personajes, la crudeza y la crueldad de sus acciones y sus consecuencias, así como aspectos filosóficos como la condición efímera de nuestra existencia o el objetivo de la misma. Se trata, por tanto, de una de esas historias que irremediablemente deja un poso en el lector y cuya lectura enriquece nuestra personalidad.

La edición

Este manga fue editado en España por Milky Way entre mayo de 2016 y febrero de 2018 en 9 tomos en formato B6, con el mimo, cuidado y dedicación que siempre ponen en sus productos. Todos los tomos incluyen un resumen de lo acontecido con anterioridad, el árbol genealógico de la familia Sanson y un par de páginas con ilustraciones a color. Además, en el cuarto volumen se adjunta un pequeño dossier con información sobre el contexto histórico, la familia Sanson e incluso los distintos tipos de ejecuciones que se llevaban a cabo.

En un principio la obra pasó desapercibida para la mayoría de aficionados y no tuvo un gran impacto en el mercado, obteniendo unas ventas menores de lo esperadas. Afortunadamente, una serie de factores han propiciado que la serie goce de mejor salud, sus ventas hayan aumentado y alcance el estatus que merece.

Innocent

Por una parte hay que destacar el buen hacer de la editorial asturiana, que provoca el interés de cada vez más personas en cualquier producto que lleve su sello y hace que la gente bucee en su variado catálogo en busca de alguna joya que les pasara desapercibida. También hay que mencionar el aura de obra de culto que la historia ha ido adquiriendo gracias a las entusiastas críticas, como el hecho de ser incluida por la ACDCómic (Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic de España) entre los mejores cómics editados en nuestro país en 2018 y a la buena fama que merecidamente se ha ganado entre los lectores.

Esto ha provocado que recientemente se haya anunciado la próxima publicación de su secuela, Innocent Rouge, después de que hubiera sido descartada en primera instancia. Este hecho y la reimpresión del primer tomo, que llegó a agotarse y a convertirse en un libro muy buscado, denotan el creciente interés en nuestro país por este excelente manga.

  Edición original:Shueisha Edición nacional/ España:Milky Way Ediciones. Guión:Shin'ichi Sakamoto Dibujo:Shin'ichi Sakamoto Formato:Rústica con sobrecubierta Precio:8,50 €   Entre todo el maremágnum de demografías, géneros y subgéneros en los que se divide el manga, podemos identificar una corriente que sitúa el foco central de la historia en la narración de…

VALORACIÓN GLOBAL

Guión - 8.5
Dibujo - 9.5
Interés - 8

8.7

La inocencia del verdugo

Drama en la Francia del siglo XVIII, con un dibujo espectacular al servicio de una narrativa fluida y contenida, que hace evolucionar a sus protagonistas en función de sus dilemas morales y los convulsos acontecimientos políticos de la época.

Vosotros puntuáis: 6.64 ( 3 votos)
Artículo anteriorZNP Presenta – Juego de Tronos 8×06 y Conclusiones (SPOILERS)
Artículo siguienteDC Solicits: Cómics de DC para Agosto
Doppelgänger. Abandoné la Logia Negra y llegué a Málaga, España, en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa. Un día, un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana, a través de la banda de Moebius. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron las posibilidades del medio y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
billyboyFer GarcíaRaúl López Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Raúl López
Admin

Excelente debut Fernando, mi más sincera enhorabuena tanto por el artículo como por la obra escogida, toda una declaración de intenciones.

billyboy
Lector
billyboy

Excelente obra que quizas lo que menos me gusta es que algunos personajes tienen personalidad yo-yo,sobre todo Charles,al final de la obra no sabes si es un loco, un inocente, una persona piadosa o un puto psicópata (lo que le hace a su hijo, por mucho que quiera repetir las enseñanzas de su padre es demencial, sobre todo por sea sonrisa sádica).

Algo que también quiero dejar claro de la obra es que toca mucho el tema de la homosexualidad, y esto esta bien, pero no me gusta y esto me a pasado con alguna obra que algunos personajes al dejar salir sus sentimientos o cuando están en situaciones muy sexuales les cambian el dibujo para parecer muy femeninos, Charles algunas veces parece el doble de su tamaña cuando quiere el autor quiere impresionar con su dibujo y en el siguiente capitulo lo convierte en “una dama”, es de lo mas curioso,y a mi me descolocaba en la obra.