Historietas desde Latinoamérica #71 – Homenaje a Diego Cortés

Por
2
340

La historieta de esta región ha perdido a uno de sus imprescindibles. En la madrugada del martes 4 de agosto falleció Diego Cortés, conocido en esta sección por algunos de sus trabajos como guionista pero mucho más por su tarea editorial encabezando Llanto de Mudo, uno de los sellos más importantes de la Argentina para este medio por su cantidad y calidad de producciones, especialmente por lo valorable de su trabajo independiente y autogestivo.

Retrato de Diego Cortés por Nacha Vollenweider
Dibujo de Nacha Vollenweider

La editorial radicada en la ciudad de Córdoba este 2015 cumple 20 años de vida, habiendo sido fundada en 1995 por el propio Diego Cortés junto a Pablo Peisino y Federico Rubenacker. Contando solamente 39 años al momento de su muerte, Diego dedicó más de la mitad de su vida a llevar adelante esta editorial con pasión.

Enorme cantidad de títulos salieron con el sello de Llanto de Mudo, de todo tipo, estilo, género y colores, no solo de historieta sino también de poesía y narrativa. Esto se explica con una definición que se ha rescatado en varias de las elegías publicadas (en el suplemento Vos, por ejemplo) en los días pasados: “Para mí la figura del editor tiene que servir para que el capricho del autor le llegue a la mayor cantidad de gente posible. Si el autor me parece bueno y lo que hace lo labura con honestidad, creo que hay que jugarse por él y por lo que hace. Así que no le imponemos ni estéticamente ni desde el contenido ninguna restricción, salvo opiniones sobre qué puede funcionar más, para mejorar”.

En esa tarea marcó la senda a transitar para muchos que lo siguieron, siguen, y seguirán, convirtiéndose entonces en un referente sin proponerse ser tal cosa. En el camino, por sus cualidades humanas, hizo también muchos amigos y a ellos, y a su familia, es a quienes se les envían nuestros respetos y fuerzas.

Tomándome la licencia de hablar a título personal, a Diego no lo conocía más que por breves momentos y cruces de palabras, opiniones, y saludos en eventos, como comprador-vendedor, lector-guionista y periodista-editor siempre hablando de historietas. Especialmente en ese aspecto último tuve la fortuna de haber gozado de su pasión por el cómic y por hacer llegar sus libros a la mayor cantidad de gente, siendo de los primeros en reconocer el esfuerzo de esta sección instándome a que me llevara sin más todas las novedades que Llanto de Mudo presentó en la convención Crack Bang Boom de 2014. Me quedaré también con las varias veces que me dijo que Zona Negativa era de sus webs favoritas (inclusive en comentarios por aquí mismo) y la alegría que le generó que alguna reseña de un cómic escrito por él saliera en este espacio.

Para complementar, entonces, el pequeño homenaje que sentí necesario dedicar desde esta sección a Diego Cortés, reproducimos la reseña de Bone Machine.

Reseña de Bone Machine Vol. 1
 
portada_bone_machine

Edición original: Bone Machine: Hunter of Books (BookMaker Comics).
Edición nacional Argentina: Bone Machine: Hunter of Books Volumen 1 (Llanto de Mudo Ediciones).
Guión: Diego Cortés.
Dibujo: Nicolás Brondo.
Entintado: Nicolás Brondo.
Color: Nicolás Brondo.
Formato: Rústica, 100 páginas.

 

“Los que aún tienen poder y armas,
lo que más odian es aburrirse”

Nos situamos en un mundo post apocalíptico en el cual lo más valioso es el agua y la comida, obviamente, y los libros. Extraño, ¿no? Quizás una expresión de deseo de los autores, Diego Cortés y Nicolás Brondo, amantes de la literatura y los libros en su formato físico de siempre (no en vano ellos también son editores de libros, de este propio y de muchos otros de géneros diversos), o quizás un futuro posible ante la falta de otros medios de entretenimiento tecnológicos e incluso de actuaciones en vivo.

En efecto, tal como refleja la cita inicial (de este texto y también en las páginas iniciales del cómic) los hombres poderosos de este mundo que ya tienen sus necesidades básicas resueltas se preocupan por no aburrirse y los libros, como todos sabemos, son un gran medio de entretenimiento.

En ningún momento, al menos en este primer volumen, se especifica cómo se ha llegado a esta situación, cual ha sido el causante del “apocalipsis” que generó esta nueva sociedad de personas vagando por el desierto buscando agua y comida para sobrevivir. Cortés y Brondo directamente nos introducen a este mundo y nos presentan al protagonista que da título a esta historia: Bone Machine, cazador de libros. Y no cualquier cazador de libros sino el mejor de todos ellos, rótulo que ha conseguido valiéndose de un ritual místico que le permite hablar con los muertos y así hallar los tesoros perdidos que en este mundo son los libros.

Por ser el mejor es también el preferido de uno de los hombres poderosos de la distópica sociedad que conocemos en estas páginas, quien lo tiene a su servicio para proveerlo de libros que eviten su aburrimiento, a cambio de lo que él quiera y necesite. Pero le pedirá más, y es aquí donde comienza la trama del cómic: los libros eventualmente se agotarán, por lo que necesita un escritor que idee nuevas historias por tiempo indefinido.

La tarea asignada a Bone Machine parece simple y apenas diferente de lo que ya realiza (cazar una persona en lugar de libros), pero se topará con el conflicto de la narración. En este mundo post apocalíptico existe una sociedad secreta que decide qué libros pueden existir y cuáles deben ser destruidos y olvidados, así como también los escritores que pueden contar sus historias y los que deben ser eliminados. Ellos son los críticos.

bone_machine_17_interior bone_machine_18_interior

Desde allí en adelante, las interesantes y atractivas ideas (con varias metareferencias incluidas) de Diego Cortés se desenvuelven en una narrativa simple, directa y tradicional, con dos grupos de personajes persiguiendo lo mismo y enfrentándose por ello. En esta segunda mitad el libro es más sostenido por el trabajo de Nicolás Brondo con sus dibujos provocativos, llamativos, con montones de seres fuera de este mundo notablemente diseñados y una dinámica en su narración secuencial que mantiene la acción y la atención. En esta parte el guionista destaca más que nada por los diálogos, pero en verdad ya ha hecho lo más importante en la presentación del mundo, de los personajes y de la premisa de esta historia, logrando captar la curiosidad del lector. Si bien uno destaca más que el otro en diferentes momentos del libro, en pocas palabras se trata de una muy buena colaboración entre ambos, en la cual se complementan de gran manera.

Mencionábamos antes “seres imposibles” que circulan por este cómic y entre ellos cabe destacar la peculiar compañera del protagonista: una mujer con dos cabezas, o mejor dicho dos mujeres en un mismo cuerpo. Este/os quizás sea/n el/los perosnaje/s más interesante/s de todo Bone Machine, utilizado/s para guiar la narración desde su tercera persona, desde una perspectiva externa al principal, al tiempo que evita caer en el lugar común de la mujer que sigue al cazador solitario y, en efecto, no se trata de cualquier mujer. Sirva esto de ejemplo de la clase de creaciones de los autores que atraviesan estas páginas, sorprendiendo, tendiendo hacia lo experimental.

bone_machine_03_interior bone_machine_04_interior

Con esa misma palabra puede definirse el trabajo de Brondo, quien no se aferra a un mismo estilo de dibujo a lo largo de todo el libro sino que se permite jugar con trazos más estilizados o más crudos, coloreados en tonalidades y paletas diferentes, predominando cierto aspecto deliberadamente sucio, desprolijo, oscuro, que resulta apropiado para la historia que se cuenta.

En cuanto a la edición, se trata de un buen trabajo de Llanto de Mudo en el cuidado de los detalles gráficos y calidad del libro, a la que sólo puede achacársele algunas (pocas) imperfecciones en bocadillos de texto y fallas de impresión, corregibles para futuras ediciones. Es de destacar que se trata de un trabajo publicado originalmente en capítulos de manera digital por una editorial italiana (BookMaker Comics), la cual también ha editado un libro impreso.

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Mariano AbrachHoracio Recent comment authors
Recientes Antiguos
Horacio
Lector
Horacio

Dentro de la tristeza que causa la muerte de Diego Cortés es una alegría poder ver que Zona Negativa le haga un pequeño homenaje. Homenaje más que merecido por múltiples razones. En lo personal, no vivo en la ciudad de Córdoba, soy del interior de la provincia, pero cada vez que viajaba a la capital me acercaba al local de la editorial Llanto de Mudo, situado en una tradicional galería comercial de la ciudad. Era la visita obligada, pero no sólo por la inmensa cantidad de comics y libros disponibles, muchos de ellos editados por el propio Diego, sino porque también siempre tenías la posibilidad de hablar, aunque sea por un par de minutos, con un tipo muy humilde, que siempre tenía un minuto para escuchar a todo el mundo. Gracias a su predisposicion y su capacidad de trabajo innumerables autores llegaron a ver sus obras impresas y la vida cultural de Córdoba se hizo más rica. Su partida deja un legado muy fecundo, pero también un vacío enorme.