Historietas desde Latinoamérica #122 – Maldito planeta azul

Volvemos a Colombia, a través de las historias de Joni B.

Por
0
178
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Maldito planeta azul (Editorial Periférica).
Guión: Joni B.
Dibujo: Joni B.
Entintado: Joni B.
Formato: Rústica con solapas, 128 págs.
Precio: 14,75 €.

 

No solamente volvemos a sumar una entrada a esta sección que sufre intermitencias -pero estamos trabajando para repararlas- sino que también volvemos a visitar Colombia (lamentablemente, solo a través de un libro) y nada más que por su autor, ya que la edición es española. Hace más de tres años hablábamos de Raquel y el fin del mundo de Mariana Gil Ríos y hoy lo hacemos de Maldito planeta azul de Joni B. Desde el propio título de ambos libros es imposible no trazar algunos paralelos, que quizás marquen algo del espíritu de época tanto de la historieta colombiana reciente (aunque no exactamente actual, que los dos títulos cuentan ya varios años) como del panorama latinoamericano y global, con una sensación de pronto apocalipsis constante. Y como bien señala la contraportada del libro, nos habla también del tedio que suele sentirse en los años de juventud y de querer siempre escapar… pero a la vez regresar.

Abocándonos a este libro en particular, consta de cuatro historias de diferentes extensiones, que están relacionadas temáticamente por ese clima ya referido y por un tono autobiográfico siempre interrumpido por la ciencia ficción, el terror, la fantasía. La que da título al volumen no es la primera sino la segunda, aunque si parece ser la primera cronológicamente tanto por la fecha de la firma (que coincide con la tercera) como por el estilo de dibujo, que se nota sin pulir tanto respecto al trazo y la narrativa de las demás. Y aunque ni siquiera es la historieta más larga de las cuatro, es acorde el título de esta para el libro. Maldito planeta azul es la breve historia de un joven que quiere irse de la Tierra, apuntando a Marte como destino. Si bien tiene esa cuota apocalíptica de querer huir del estado actual de situación de nuestro mundo, en el final tiene una vuelta de tuerca con algo de optimismo.

La primera de las historietas y la más larga, es Supermán (sí, con tilde), una versión completamente paródica del kryptoniano de DC ambientada en Colombia. En esta es amigo de Lex Luthor y en cierta forma pareja de Luisa Lane, y se cruza con Linterna Verde y Spider-Man (perdón, Espíderman). Este Supermán no tiene mucho del boy scout norteamericano, y fuma, se droga con kryptonita en pequeñas dosis, usa su visión de rayos X para ver a las mujeres desnudas, que maltrata a Luisa y no le importan demasiado los demás. Y aunque sea una sátira, es notable el conocimiento y el uso del autor de la historia ficcional del superhéroe original, jugando con argumentos como el exilio de Superman de la Tierra a planetas lejanos, siempre para volver (otra vez, el mismo tema). En torno a todo esto, Joni B. ensaya una cómica crítica al gobierno colombiano, y al trato que este da a los terroristas y narcotraficantes, utilizándolos politícamente para sus propios fines oscuros.

En ese mismo tema se involucra la tercera de las tres historietas de esta antología, titulada Los Evasores, en la cual combina además un par elementos de la ficción post apocalíptica: la plaga zombie y el control de las máquinas. Entre medio de eso también llueve cocaína, generando un problema al gobierno y a todas las organizaciones vinculadas al tráfico de drogas. Pero una vez más los protagonistas de la historia, los sobrevivientes que ni siquiera están tan interesados en sobrevivir, y por quizás eso lo hacen, son jóvenes aburridos de la sociedad, del mundo, de todo; el tedio. Y otra vez el coqueteo con la muerte, el suicidio, y el escaparse que en este caso no es físico sino mental, con drogas, alcohol, fiesta, etcétera.

Por último, vemos 2112 en clara alusión futurista, que no es más que una escena en una colonia de Marte con un hombre y dos mujeres, en las que nuevamente se ensaya una crítica social y política desde un futuro lejano. Como detalle, la primera viñeta de esta historia es la portada del libro editado por Periférica.

En conclusión, como fuimos diciendo en cada comentario breve, encontramos en Maldito planeta azul una voz particular con su propio estilo artístico también, que logra combinar de manera excelente el género autobiográfico con otros más tradicionales, y generando con esa mixtura historias cómicas y terribles a la vez, que nos dicen mucho de un momento y de una generación. El libro es de 2012, así que quizás no sea tan fácil de conseguir. Pero si lo ven, esta es una nueva recomendación de Historietas desde Latinoamérica.

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
  Subscribe  
Notifícame