Historietas desde Latinoamérica #28 – Reseñas breves: Fierro #93; Valizas

Por
0
925

Es una costumbre ya revisar el más reciente número de la publicación de historieta argentina regular, la revista Fiero. Además de visitar el número de julio de esta, viajamos en tiempo y espacio a la costa uruguaya en la década de 1970 para adentrarnos en una historia interesante y profunda de Rodolfo Santullo y Marcos Vergara titulada Valizas.


portada-Utrera-Fierro-93Fierro #93, de varios autores; Juan Sasturain (Director) y Lautaro Ortiz (Jefe de Redacción). Editorial La Página (Argentina); grapa. 74 páginas.

Tal como señalábamos en los últimos dos meses, la revista Fierro está penando un poco de la falta de una mayor renovación de material y eso queda en claro en este nuevo número, correspondiente al mes de julio.

Una muestra de eso está en la paradoja de que lo mejor que tiene este ejemplar es la recuperación de una historieta de la década de 1950: una historia breve de la humorística tira Don Pascual de Roberto Battaglia. Desde ya que se celebra la publicación de este material que de otra manera no sería tan fácil de leer, pero no es una buena señal que sea lo principal de la revista (lo cual no sólo queda en valoración personal, sino que así lo evidencia también la editorial de Sasturain que dedica la mitad de su texto a estas páginas).

don_pascual_fierro_93

Contrarrestando esta situación, se destaca la incorporación de Emilio Utrera, la cual al parecer será a largo plazo: es el segundo número consecutivo en el que colabora y para este también realizó su portada. La historia que publica acá no es de barrabravas, personajes que hasta ahora fueron su marca entre su autoeditada publicación Barras y lo realizado en el ejemplar anterior de esta revista. No obstante, no se aleja de los submundos al situar su narración en torno a la prostitución, la policía corrupta y mafias relacionadas. En pocas páginas construye y nos introduce a este ambiente, con dibujos de cada vez mayor calidad. Utrera se va posicionando así como un nombre a tener en cuenta en el circuito de la historieta argentino (de quien estaremos hablando nuevamente por su nuevo libro, muy pronto).

utrera_fierro_93

Otro trabajo destacable de esta Fierro #93 es la tercera entrega de Lo blanco del ojo de Fernando Calvi, una saga de historias autoconclusivas enlazadas estilísticamente (utilización de blanco, negro y rojo como únicos colores) y temáticamente (personajes y narraciones oscuras). Como en las anteriores dos ocasiones, en contadas páginas ofrece una historia potente e impactante.

Por fuera de esto, encontramos material conocido que no sobresale por algo en particular ni merece especial atención, pero que igualmente tiene su interés y su público cautivo: una nueva entrega de Noelia, en el país de los cosos de Minaverry oscilando entre la aventura de fantasía y las analogías políticas, el humor con Gustavo Sala y Max Cachimba y más, otra historia de Barrio Gris de Spósito y Maicas que siempre suma, las páginas con carga poética de Lautaro Ortiz y El Tomi

blanco_ojo_calvi_fierro_93

En conjunto redondea un número con una muestra diversa de historieta nacional, lo cual es absolutamente bienvenido y esperable de la Fierro, con elementos de calidad indiscutible y otros que irá por los gustos del lector.

Si bien no está nada mal, sería mejor encontrar más apuestas a proyectar nuevos autores como el reciente caso de Utrera, así como también es muy bueno recuperar material de otra manera difícil de leer, del tipo de Don Pascual. Del mismo modo, le vendría muy bien ser el sitio de publicación original de material de autores actuales reconocidos, como era Angela de Salvador Sanz, o mismo lo experimental de Calvi.

Veremos que depara agosto para esta revista, y en lo personal espero el protagonismo sea una combinación de las tres puntas mencionadas en el párrafo anterior.


Valizas_portada_Santullo_VergaraValizas de Rodolfo Santullo y Marcos Vergara. Grupo Belerofonte y Estuario Editora (Uruguay). 80 páginas.

Valizas es el nombre de un balneario en la costa de Uruguay. En este apenas poblado sitio transcurre la historia que se cuenta en estas páginas, dando consecuentemente el título al libro. En la década de 1970, momento en que se sitúa la narración, Valizas estaba aún menos poblado que en la actualidad. El contexto de playas poco habitadas y una época difícil para Uruguay (y prácticamente toda Latinoamérica) se completa con la ambientación precisa del invierno, julio de 1974. El escenario está perfectamente planteado para contar una historia melancólica, muy emotiva.

Eso es precisamente lo que hicieron Rodolfo Santullo y Marcos Vergara entre 2009 y 2011, cuando se publicó originalmente este trabajo en el blog Historietas Reales, para luego ser editado en formato de libro por Grupo Belerofonte y Estuario Editora.

Al guionista uruguayo Santullo, ya se lo ha nombrado bastante en esta sección por diferentes motivos (Zitarrosa, Far South y más). Vergara, dibujante y editor argentino, no ha aparecido tanto como aquel, pero no porque no lo merezca con lo cual aquí hacemos un poco de justicia a ello. En conjunto, Santullo y Vergara cuentan varios títulos y Valizas es una buena muestra de lo que ambos son capaces, en dúo y por su propia cuenta.

Valizas_interior_01_Santullo_Vergara

Desde el guión, Santullo se vale de su capacidad para articular ficción con historia real, aprovechándose de un contexto que está atravesado de incontables maneras y que ha sido el escenario de también infinitas narraciones en todo tipo de medios, y plantea una trama que no es repetitiva ni pretende dar lecciones de política o moral. Por el contrario, si bien la dictadura militar es parte importante de la historia de Valizas, lo más importante aquí no es el escenario histórico sino las personas con sus dramas familiares y personales entremedio de aquellos conflictos.

Justamente otra de las cualidades puestas en prácticas por el escritor es la de construir personajes bien elaborados, con sus características, trasfondos, problemas y ambigüedades, que es tan propio a ese momento de la historia preciso pero también trasladable a cualquier otro.

Valizas_interior_03_Santullo_Vergara

Asimismo, despliega su capacidad narrativa de varias maneras a lo largo de estas páginas. Es especialmente destacable, por un lado, la articulación de la historia principal con otras más breves, que son cuentos mitológicos narrados por un personaje secundario (pero aún así, muy importante) que tienen sus moralejas relacionadas directamente con el tema central de Valizas.

Por otro lado, y ya en conjunto con el dibujante, se logra mantener a lo largo de toda la historia un clima de tensión por una amenaza de posible de llegada inminente que mantiene en vilo al lector, generando esa carga emotiva que se mencionaba.

La labor de Vergara en este punto es esencial, con su trabajo de luces y sombras, su composición de páginas, los encuadres, la expresividad de todos los personajes y, para coronarlo, el tono de sepia y marrones que utiliza en todas sus páginas que es absolutamente acorde con lo que se cuenta y cómo se lo cuenta.

Valizas_interior_02_Santullo_Vergara

La tensión no es completamente asfixiante debido a que se matiza con un trazo algo suelto y relajado, con tramas y texturas deliberadamente irregulares, al igual que los recuadros están realizados a mano alzada y nunca perfectamente rectangulares. . Del mismo modo, en las historias mitológicas dentro de la narración principal, Vergara juega con otros estilos que descomprimen el contexto de cierto agobio.

Sin embargo, esas sensaciones están presentes durante la mayor parte de la narración y no abandonan al lector cuando llega a su final. En efecto, es de esas historias que saben tocar fibras emocionales precisas y no dejan indemne a quienes pasan por ellas. Para mayores méritos, logra este efecto sin necesidad de ser muy explícito en la presentación de la triste situación, con lo cual consigue calar aún más hondo.

En conclusión, Valizas es un trabajo notable en varios aspectos al mismo tiempo (personajes, guión, narrativa, dibujos, emociones), recomendable por sí misma y para conocer a dos autores de historieta de la zona que bien lo merecen.

Déjanos un comentario

Please Login to comment