Helter Skelter

Kyoko Okazaki golpea a los estereotipos físicos en esta dura obra.

Por
0
1191

Edición original:Helter Skelter.
Edición nacional/ España:Ponent Mon.
Guion:Kyoko Okazaki.
Dibujo:Kyoko Okazaki.
Formato:Rústica con solapas, 320 páginas.
Precio:22€.

Hoy me salgo de mi ámbito de confort, el Universo Marvel que tanto me da cada día y cada mes, para pagar dos deudas cuyos intereses van creciendo inexorablemente. La primera de ellas, es la que tengo con Mònica Rex y Jordi T. Pardo, grandes redactores y podcasters de esta casa, y sobre todo dos grandes amigos que este verano, cuando el covid-19 me permitió verlos, me obsequiaron con el manga objeto de esta reseña.

La segunda, es esa deuda que como miembro masculino de esta sociedad tengo con todas aquellas personas, especialmente mujeres, que caen en la vorágine de los estereotipos físicos, que serían capaces casi de cualquier cosa con tal de encajar en unos compartimentos estéticos y artificiales que, desgraciadamente dirigen nuestro día a día como seres humanos.

Helter Skelter, obra adscrita al Josei (manga cuyo target son en principio y según lo encorsetado de estas etiquetas, mujeres adultas) llamada así por la famosa canción de The Beatles, que a su vez hace referencia a la montaña rusa que es la vida, con sus constantes idas y venidas, subidas y bajadas, habla por boca de Kyoko Okazaki, su autora, exactamente de eso. Y es que, su protagonista, Liliko es una supermodelo, ídolo de millones que cada mes se somete a diversos ajustes en sus ya muchas operaciones estéticas. Llegó a lo más alto tras operar y prácticamente reconstruir su cuerpo desde cero, cambiando la fealdad con la que ella y la sociedad veían su físico, por una apariencia espectacular.

Pero el podio no es eterno, y mantenerse en el mismo es muy duro. Liliko llegó a él en su adolescencia, y en el mundo de la moda, alcanzar la mayoría de edad, supone envejecer, y con ello, la obligación de volver a operarse, para ser eternamente joven. Liliko sufre, como sufre cualquier miembro de una sociedad tan superficial y mezquina como aquella que forma parte de los círculos de supermodelos, pero no por ello es menos egoísta.

Y es que, aquí está la riqueza de esta obra, y desde luego uno de sus puntos fuertes, puesto que no es fácil empatizar con un protagonista cuya personalidad resulta tóxica, inmadura, y cruel hacia todo lo que le rodea. Pero el carácter de Liliko no es si no una exteriorización de la sociedad que la rodea, que la obliga a mejorar su cuerpo cada minuto, que le recuerda que envejece por milésimas de segundo y que, muy pronto, será inservible para la industria, puesto que se habrá convertido en un juguete roto.

Todo ello lo veremos a través de la coprotagonista de la obra, la asistente de Liliko que es elegida tras un duro proceso de selección para dicho trabajo y que experimentará en sus propias carnes la crueldad tanto de su jefa, como del mundo que rodea a ésta, siendo ella una chica normal, que sin ser poco agraciada está muy lejos de poseer ese cuerpo tan perfecto como artificial que las supermodelos como Liliko solo consiguen a golpe de talonario y de negarse a sí mismas.

El debate abierto por esta obra es muy interesante, y es que Okazaki utiliza a la cirugía estética como elemento a combatir durante la trama, pero solo en la medida en que las operaciones de este tipo contribuyen a alimentar estereotipos sociales de carácter muy dañino, quedando siempre en el aire la pregunta de hasta qué punto es válido el consentimiento prestado por el sujeto de estas operaciones, debate de resolución muy difícil que yo personalmente, no encuentro forma de abordar.

Y es que, el juego de la superficialidad y de cómo éste dirige muchos de nuestros actos, hasta el punto de ser la responsable de nuestro porvenir académico, laboral y/o sexual es un problema global; que aunque se cuente en esta obra centrándose en la sociedad japonesa, tan distinta a la occidental, en este aspecto, desgraciadamente nos es muy familiar.

Edición original:Helter Skelter. Edición nacional/ España:Ponent Mon. Guion:Kyoko Okazaki. Dibujo:Kyoko Okazaki. Formato:Rústica con solapas, 320 páginas. Precio:22€. Hoy me salgo de mi ámbito de confort, el Universo Marvel que tanto me da cada día y cada mes, para pagar dos deudas cuyos intereses van creciendo inexorablemente. La primera de ellas,…
Guión - 8.5
Dibujo - 7
Interés - 8.5

8

Desgarrador

Kyoko Okazaki golpea a los estereotipos físicos en esta dura obra.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments